You are on page 1of 2

Grecia

Los problemas de la cultura en el siglo IV

Grecia comienza el S. IV bajo la hegemonía espartana. Luego de la Guerra del


Peloponeso Atenas y sus aliados se vieron humillados frente a los vencedores de la liga
doria; Atenas y la Democracia intentan reconstruirse. La ciudad de Atenas se convierte en
la cuna de la filosofía y la retórica, consolidándose como centro cultural del mundo
antiguo. En el 323 a.C. tienen lugar dos hechos históricos trágicos para el helenismo: la
muerte de Alejandro Magno a los 33 años y la caída de la democracia de Atenas que
cambian el rumbo de la historia griega. Como consecuencia a este enfrentamiento se
modifican los ejércitos, principalmente en su financiamiento (mysthos), además de su
armamento y se cambian sus formas de combate, en forma oblicua.
La agricultura sufre una ruina, se presenta un retroceso económico y una inestabilidad
gubernamental de los vencedores. Resurge el poderío de los persas, recuperando los
territorios perdidos durante las guerras médicas. Es de este modo que la pasrticular
situación griega es decisiva para la eclosión cultural. Todos los acontecimientos surgidos
en el S. IV se orientan a la nueva monarquía macedónica; las ciudades griegas no son
capaces de subsistir sin estímulos externos, lo que lleva a sucesivas guerras en busca de
recursos naturales. Esto hace que se inicie el proceso final de las ciudades-estado.
Se ven grandes conflictos sociales internos. Los jefes de guerra terminan por convertirse
en personajes carismáticos, y sol ganan las guerras exteriores a través de ejércitos
mercenarios.
Las ciudades afrontan una división en sus teorías: por una parte se busca tratar de
conservar la antigua situación, recuperando las restricciones que desembocaban en el
poderío de la clase dominante. Por otra parte, Jenofonte busca conservar las polis
gobernadas por caballeros; no rechaza la realeza siempre y cuando ésta evite la caída d
ela tiranía, que se sustentaba en el apoyo de las clases populares.
En el ámbito de la Política, se da una participación originada por intereses personales, se
desarrolla el ostracismo, generándose así una stasis. Todo esto derivará en la democracia
de los notables en la época helenística. En la sociedad, se presenta una mayor separación
entre pobres y ricos; debido a la crisis agraria, muchos griegos libres agricultores se
convierten en dependientes, hay abundancia de mano de obra esclava, y surge el
mercenariado. En la economía, la crisis agraria deriva de la Guerra del Peloponeso;
debido a esto nace una discutida actividad comercial, y la Banca comienza a jugar un rol
importante.
En cuanto a la religión y la mentalidad, comienza un desarrollo de prácticas mágicas y
miticismo, el Orfismo, Dionisismo y los misterios de Eleusis están a la cabeza de las
"nuevas" tendencias. Así, nace una religión más individual frente a las más masiva o
cívica. Aquí radican las concepciones d elos filósofos que buscan solucionar desde su
disciplina las falencias de la Grecia clásica: Aristófanes pretende corregir los defectos de
la polis clásica, Platón, por su parte, se avoca a la creación de la "polis ideal", que
contendría dos categorías ciudadanas; por último Isócrates, quien anhela la Paz Común,
anulando cualquier estado de guerra. Es él quien propugna el Panhelenismo.
Es durante la época clásica cuando se inicia la Paideia, que hace relación con todo el
conocimiento. La educación era la manifestación del conocimiento humano, y en eso
radica la importancia que le habáin otorgado los antiguos griegos.
La cultura griega se destaca por la preocupación puesta en el hombre real, situándolo
como el eje de sus expresiones artísticas.
Por el lado de la literatura, observamos rastros tanto de poesía como la tragedia. En la
primera se da un impulso hacia la libertad, trabajando diversos tipos de composiciones.
Por otra parte, el siglo IV es el momento más brillante de la tragedia, con Esquilo,
Sófocles (con "Edipo Rey", ejemplo perfecto de la tragedia) y Eurípides a la cabeza. A
modo de respuesta por la situación que enfrenta Atenas, surge la comedia, que es
admitida en el 487 en concursos y fiestas. Aristófanes, gran observador, lleva a la
sociedad ateniense al escenario de las brulas en pleno período de dificultades económicas,
abordando temáticas políticas y sociales.
El área más científica también se hace presente durante este período; siguiendo los pasos
de Heródoto, padre de la Historia, con su "Historia Universal", surge una "corriente"
desde Tucídides en adelante, quienes buscan contar la Historia de los grandes
acontecimientos ocurridos en el Ática.
A partir del siglo IV Grecia va perdiendo gradualmente su poder político hasta
desaparecer totalmente hacia el siglo II antes de Cristo (a.C).