Sie sind auf Seite 1von 6

UMSS – FCyT Fuentes Luminosas

________________________________________________________________________________________

En estas condiciones la luz emitida, de color azul verdoso, no contiene radiaciones rojas.
Para resolver este problema se acostumbra a añadir sustancias fluorescentes que emitan en esta zona
del espectro. De esta manera se mejoran las características cromáticas de la lámpara. La temperatura
de color se mueve entre 3500 y 4500 K con índices de rendimiento en color de 40 a 45
normalmente. La vida útil, teniendo en cuenta la depreciación se establece en unas 8000 horas. La
eficacia oscila entre 40 y 60 lm/W y aumenta con la potencia, aunque para una misma potencia es
posible incrementar la eficacia añadiendo un recubrimiento de polvos fosforescentes que conviertan
la luz ultravioleta en visible.

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
( Fig. 2.26) Balance energético de una lámpara de mercurio a alta presión

Los modelos más habituales de estas lámparas tienen una tensión de encendido entre 150 y
180 V que permite conectarlas a la red de 220 V sin necesidad de elementos auxiliares. Para

Dn.co
encenderlas se recurre a un electrodo auxiliar próximo a uno de los electrodos principales que
ioniza el gas inerte contenido en el tubo y facilita el inicio de la descarga entre los electrodos
principales. A continuación se inicia un periodo transitorio de unos cuatro minutos, caracterizado

F.zeo
porque la luz pasa de un tono violeta a blanco azulado, en el que se produce la vaporización del
mercurio y un incremento progresivo de la presión del vapor y el flujo luminoso hasta alcanzar los

D
valores normales. Si en estos momentos se apagara la lámpara no sería posible su reencendido hasta
que se enfriara, puesto que la alta presión del mercurio haría necesaria una tensión de ruptura muy

P w w
alta.

w
o n
Z e
(Fig.2.27) Lámpara de mercurio de alta presión

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 37
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Esencialmente existen dos tipos característicos de lámparas de vapor de mercurio:

Ø De ampolla clara, cuyo espectro corresponde a la propia emisión del tubo de


descarga, carente de rayas rojas (por lo que el IRC es bajo, del orden de 25).
Ø De color corregido, que incorpora sustancias fluorescentes en la pared interna
de la ampolla, capaces de aprovechar la radiación ultravioleta emitida por el
tubo de descarga, para su conversión en radiación visible (fundamentalmente
roja).

a) Componentes

a l
Tubo de descar ga

r i
T
De cuarzo, para soportar la alta temperatura registrada en el mismo (750ºC) durante su
funcionamiento.
Su forma es cilíndrica, con los extremos semiesféricos y contiene dos electrodos principales (uno en

e r
cada lado), un electrodo auxiliar y el gas de llenado junto con la dosificación exacta de mercurio,
para que todo él se vaporice cuando la lámpara alcance sus características de régimen.

ir vm.tw
Electr odos pr incipales

Similares a las lámparas fluorescentes, con una base de tungsteno en espiral, recubierta por
sustancias emisoras de electrones (óxidos o carbonatos de estroncio, bario, torio y otros aditivos

Dn.co
alcalino – térreos).

Electr odo auxiliar

F.zeo
Es un simple hilo de tungsteno o molibdeno, colocado muy próximo a un electrodo
principal, pero conectado a lámpara polo opuesto, a través de una resistencia de 10–30 (Ω).

Gas de llenado
D
P w w
Normalmente Argón, y en ocasiones, Argón con Neón, para lámparas destinadas al
funcionamiento en bajas temperaturas.
w
Ampolla exter ior

o n
De vidrio endurecido, diseñado para soportar temperaturas del orden de los 350ºC. Entre el

Z e
tubo de descarga y esta ampolla existe un gas de relleno (mezcla de Argón y Nitrógeno) para
proteger a los componentes metálicos interiores del riesgo de oxidación, y mantener las condiciones
de temperatura del tubo de descarga. Las formas características de estas ampollas son:

Ø Ovoide (la más común)


Ø Globo
Ø Parabólica reflectora

Sustancias Fluor escentes

Solo existen en las lámparas de color corregido. Actualmente se emplea el vanadato de


Itrio, activado con europio, por su mejor resistencia a la temperatura que los antiguos compuestos
de magnesio, y porque ofrece una eficacia luminosa mas elevada.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 38
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Casquillos

En general, rosca Edison (E)

b) Car acter ísticas de funcionamiento

Encendido

Estas lámparas arrancan a la tensión de la red, con la ayuda del electrodo auxiliar. En el
encendido, la tensión de suministro se aplica entre los dos electrodos principales, pero la distancia

a l
i
entre ellos es demasiado grande para iniciar la descarga. Simultáneamente, esa misma tensión

r
aparece entre el electrodo auxiliar y el principal adyacente, de modo que se produce una descarga
entre ellos, limitada por la resistencia del electrodo auxiliar.

T
La descarga inicial, se verifica prácticamente en condiciones de baja presión, con emisión
intensa de radiación ultravioleta; la descarga evoluciona, se incrementa la temperatura, el mercurio
se evapora progresivamente y aumenta su presión, confinando la descarga a una región estrecha en
el eje del tubo y la emisión pasa a ser la propia del mercurio.

e r
El tiempo total de encendido es del orden de 4 – 5 minutos, durante el cual las
características de la lámpara varían como se indica en la figura.

ir vm.tw
Cabe destacar que durante la puesta en régimen, la intensidad de arranque puede supones,
dependiendo del tipo de lámpara, de 1,5 a 1,9 veces la corriente nominal, lo que obliga a
sobredimensionar el circuito de alimentación.

Dn.co
1
75% Por
centa
jede
lva
lorf
ina
l -
40%
Por
centa
jedeva
ria
ció
n
1
50

F.zeo
-
20
1
25

1
0

7
5
0

D
P w
Corr
Fluj
P
Te
w
ientedelalámpa
olumi
ote
nsió
noso
nciadelalámpa
ndelalámpa
r
r
a
r
a
a
-
20 -
10

Por
-
1
ce
0
nta
delate
jedeva
nsió
ria
c
ndelar
-
20

e
d
n
%

50

w
n
-
20

Corrientedelalámpar
a

o
25
Fluj
oluminoso
Potenciadelalámpara
Tiempoapa
rti
rde
lenc
endi
doe
nmi
nutos
Tensióndelalámpa r
a

e
0 2 4 6 8 1
0 -
40
Ca
racte
ristica
s dee
nce
ndi
do Ef
ectos dela
s va
ria
cione
s dete
nsi
ón

Z
(Fig. 2.28) Características de encendido y variaciones de tensión de lámparas de vapor de mercurio de alta

Reencendido
presión

La alta presión hace imposible el reencendido inmediato. Así, es preciso un periodo de 3 – 6


minutos para reducir la presión a los valores requeridos, antes de reiniciar el funcionamiento.

Estabilización de la descar ga
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 39
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Mediante balasto inductivo, que absorbe el exceso de la tensión de red sobre la tensión de
arco de la lámpara.
La utilización de este tipo de balastos provoca un factor de potencia bajo, que se corrige
mediante condensador de compensación, habitualmente incorporado en el equipo auxiliar de las
luminarias denominadas de alto factor.

Re
acta
ncia
Lámpa
ra

a l
Conde
pote
nsa
ncia
dorde
lfa
ctorde

r i
r T
e
(Fig. 2.29) Circuito de conexión de las lámparas de vapor de mercurio de alta presión

Temper atur a de color


ir vm.tw
Dn.co
3.500 – 4.000 K (intermedia)

F.zeo
Rendimiento de color

Normalmente 40 – 50, aunque existen lámparas con reproducción cromática mejorada que
alcanza el valor de IRC 60.

Dur ación
D
P w w
w
o n
Su vida media, como en las lámparas fluorescentes, depende de la perdida de materia
emisora de electrodos, y se establece en cifras del orden de 24.000 horas.
Su vida útil, viene determinada por la reducción de flujo luminoso, fijada para una
instalación. Para un factor de mantenimiento de flujo del 80 % del inicial y periodos de conexión de

Z e
3 horas por encendido, la vida útil es de unas 8.000 horas.

c) Car acter ísticas técnicas y ener géticas

Se indican únicamente las correspondientes a lámparas de color corregido, considerado que


las de ampolla clara pertenecen a la categoría de aplicaciones especiales. Todos los datos
corresponden a lámparas de ampolla ovoide.

Lámparas de vapor de mercurio color corregido (IRC 40 – 45)

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 40
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

FLUJ O EFICACIA CON


POTENCIA EFICACIA
LUMINOSO AUXILIARES
(W) (Lm/W)
(Lm) (Lm/W)
50 2.000 40 32
80 3.800 48 40
125 6.300 50 45
250 13.500 54 51

l
400 23.000 58 54
700 42.000 60 57

a
1.000 60.000 60 57
2.000 125.000 63 60

r i
(Tab. 2.17) Características técnicas y energéticas de lámparas de vapor de mercurio color corregido

T
(IRC 40 – 45)

Lámparas de vapor de mercurio color corregido (IRC 60)

POTENCIA
FLUJ O
EFICACIA
e r
EFICACIA CON

ir vm.tw
LUMINOSO AUXILIARES
(W) (Lm/W)
(Lm) (Lm/W)
50 2.000 40 32
80 4.000 50 43
125 6.500 52 46
250
400
14.000
24.000
Dn.co
56
60
52
57

F.zeo
(Tab. 2.18) Características técnicas y energéticas de lámparas de vapor de mercurio color corregido
(IRC 60)

d) Ventajas y limitaciones

D
P w w
Las lámparas de vapor de mercurio de alta presión, han sido las primeras lámparas de
descarga de alta intensidad utilizadas de forma masiva, en toda serie de aplicaciones en las que

w
importa fundamentalmente la cantidad de luz.

o n
En términos de eficacia luminosa las comparaciones deberían hacerse con las lámparas de
incandescencia (su competencia histórica), dado que en la actualidad han sido claramente superadas
por las restantes lámparas de descarga de alta intensidad.
No obstante, en general, presentan las siguientes ventajas:

Z e Ø Equipo auxiliar muy sencillo (balasto y condensador de compensación) y costos


de inversión moderados.
Ø Alternativa, casi única, en aquellas aplicaciones en que la altura de
implantación obliga a utilizar lámparas de alta intensidad y además se desea
crear un ambiente frío (prestación que no puede satisfacer el sodio).
Ø Reproducción fiable de los colores verdes, lo que las hace adecuadas para
alumbrado exterior en parques y jardines.

En cuanto a las limitaciones, ya se ha indicado su menor eficacia luminosa que el resto de


las lámparas de descarga de alta intensidad.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 41
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

e) Nuevos desar r ollos y per spectivas de futur o

No existen nuevos desarrollos de estas lámparas a excepción de la mejora del rendimiento


en color, como consecuencia de la mejora de las sustancias fluorescentes, en las modalidades ya
comercializadas, y que aun pueden reportar avances sustanciales en la línea de los obtenidos en las
lámparas fluorescentes.
En cuanto a la situación futura de este tipo de lámparas, no se prevee su desaparición, ni
siquiera a largo plazo, dado el elevado número de instalaciones existentes equipadas con estas
lámparas, a pesar de que, cada vez mas, se tiende a su sustitución por lámparas de sodio. Incluso, en
la actualidad se están diseñando nuevas instalaciones con vapor de mercurio, por lo que su

a l
i
permanencia se considera asegurada, si bien con una cuota de mercado claramente descendente.

2) Lámpar as de Luz Mezcla

T
Las lámparas de luz de mezcla son una combinación de una lámpara de mercurio a alta
presión con una lámpara incandescente y, habitualmente, un recubrimiento fosforescente. El
r
e r
resultado de esta mezcla es la superposición, al espectro del mercurio, del espectro continuo
característico de la lámpara incandescente y las radiaciones rojas provenientes de la fosforescencia.

ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
(Fig. 2.30) Espectro de emisión de una lámpara de luz de mezcla

P w w
Su eficacia se sitúa entre 20 y 60 lm/W y es el resultado de la combinación de la eficacia de
una lámpara incandescente con la de una lámpara de descarga. Estas lámparas ofrecen una buena
reproducción del color con un rendimiento en color de 60 y una temperatura de color de 3600 K.
w
n
La duración viene limitada por el tiempo de vida del filamento que es la principal causa de fallo.
Respecto a la depreciación del flujo hay que considerar dos causas. Por un lado tenemos el ennegrecimiento

o
de la ampolla por culpa del volframio evaporado y por otro la pérdida de eficacia de los polvos fosforescentes.
En general, la vida media se sitúa en torno a las 6000 horas.

Z e
(Fig. 2.31)
Lámpara de luz mezcla

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 42