Sie sind auf Seite 1von 2

SEMANA SANTA EN TIEMPOS REMOTOS

Hace muchos años atrás en los tiempos de mi abuela ocurrían hechos


inexplicables durante la semana santa en aquellos tiempos tenían muchas
costumbres y también temor a aquellos sucesos que se daban por ejemplo
me contaba mi abuela que respetaban mucho los días santos ya que sus
padres le habían enseñado a hacerlo no se podía nombrar por ningún
motivo a satanás porque si se lo hacia se escuchaba una voz la cual
respondía diciendo aki estoy.
También ocurrió que una chica muy amiga de ella desobedeció a su madre
y se fue a bañar al rio sorprendentemente ella desapareció y muchos la
veían en la noche pero convertida en un pez todos decían que se había
convertido en una sirena por haber desobedecido a su madre en esos días
santos , otro hecho era cuando se asomaba a la ventana pasado de las 11
de la noche veía una figura negra que se trataba de un hombre con una capa
y un sombrero grande que en ese entonces le llamaban pava ,montado en
un caballo al que no se le distinguía el rostro solo su silueta y lo único que
se distinguía en la oscuridad de la noche eran las espuelas brillantes de las
botas la madre de mi abuela le enseño como costumbre también a que el
jueves y viernes era sagrado no podía realizar ningún tipo de labores
domésticas es decir terminada la faena del día por que las familias debían
estar dentro de sus hogares en oración meditando el sacrificio de Jesucristo
quien dio la vida por nosotros. Todo tenía que quedar hecho y arreglado.
un ritual que realizaban cada año en esa semana causando mucha
incertidumbre y miedo, consistía en que se escogían varias chicas para
tomar una manta blanca ubicándolas una a cada punta de dicha manta
poniendo en el centro una planta de ruda la misma que nadie había tocado
desde que fue plantada porque decían que esa mata de ruda florecería a
media noche cada viernes santo, el único requisito era que las chicas tenían
que ser vírgenes y es aquí donde decía mi abuela que paso algo asombroso
antes de que floreciera había un silencio que atemorizaba para luego sentir
un viento muy fuerte que tumbó la planta sin permitir de esta manera ver
aquella flor que todos querían observar.
La madre de mi abuela le conversó que ese sucedo no solo había pasado
esa noche pus eso mas bien ocurria cuando una de las chicas que
participaban no era pura. Todo esto sucedia en presencia de los moradores
del pueblo que experimentaban lo mismo pero a pesar del miedo que
sentían debían seguir con la tradición.
La semana santa en aquellos tiempos hacia estremecer de miedo hasta al
más valiente en donde la obediencia tenía que prevalecer, pobre de aquel
que saliera a pescar en esos días seguro que aquella chica que desapareció
en el rio se les aparecía en forma de sirena para causar pánico a quien la
veía como ocurrió con un hermano de mi abuela que quedo enmudecido
por tres días cuando él la vio.
Aquellas cosas que vivió mi abuela se convirtieron en experiencias que
conto a sus hijos ,nietos y que yo contare a las nuevas generaciones porque
fueron inolvidables asombrosas y reales, no son cuentos ni leyendas en
esos tiempos todas las personas tenían miedo y respeto a las cosas
espirituales, sobrenaturales ya que existían visiones o apariciones que
aunque en nuestros tiempos no se ven con frecuencia mi abuela afirma que
existían y no son motivo de juegos o burlas.

Verwandte Interessen