You are on page 1of 56

EL CONCEPTO DE ESTRÉS

El estrés es una respuesta inespecífica del organismo ante un estímulo inespecífico(cualquier demanda
específica que se le solicite). El estrés es siempre una respuesta de carácter fisiológico, ante un agente
estresor externo o interno se produce una segregación de hormonas que producirán cambios a distancia
en diversas partes del organismo. Estas catecolaminas llegaran a afectar el comportamiento produciendo
un efecto social en relación a uno o varios agentes estresores que afectan a cada persona de un modo
concreto.

El agente que es capaz de generar distrés en una persona produce eustrés en otra, existen factores de
aprendizaje que predisponen a experimentar un tipo de estrés u otro en relación con cada agente causal.
En cierta forma podemos considerar el estrés negativo como el elemento responsable de producir un
aumento del esfuerzo en relación al mantenimiento de la homeostasia. Si constantemente el organismo
debe realizar un esfuerzo para realizar acciones que habitualmente apenas lo requieren, el cuerpo se
acerca al agotamiento, cuando las contracturas aprietan la estructura de nuestro cuerpo y los músculos
antagonistas se oponen al movimiento en vez de allanarlo relajándose, cualquier tarea se transforma en
un esfuerzo penoso. Es precisamente en este punto cuando cualquier estímulo externo puede convertirse
en un agente estresor, el timbre del teléfono, una llamada a la puerta, pueden causar alarma y un exceso
de reacción; cuando esta experiencia se vuelve habitual, no resulta extraño levantarse agotado por las
mañanas, y permanecer todo el día en ese estado hasta la noche que de nuevo dará lugar a un sueño en
absoluto reparador.

Hemos de entender que no existen respuestas objetivas, todas las respuestas que generamos son de
carácter estrictamente particular: la interpretación, emoción y sensación que acompañan al estrés son
intransferibles, el estrés es un particular e íntimo mecanismo de defensa que puede transformarse en un
medio de autodestrucción. Nos hallamos en el mundo y frente al mundo, lo necesitamos y a veces nos
hiere, las cicatrices nos fortalecen o nos debilitan, aprendemos a adaptarnos o nos acomodamos a la
inadaptación sin esfuerzo, el mundo interno y el externo interactúan, si como resultado de ello me siento
mejor, puedo realizar un movimiento físico o mental más adecuado mi adaptación progresa en caso
contrario una inestabilidad se produce, y facilita la siguiente.

Se considera que existe estrés cuando un estímulo somete al cuerpo a una carga que actuará en un
deterioro del funcionamiento armónico del mismo, este estímulo puede ser de carácter físico, químico o
de orden social o intelectual, lo que importa es la respuesta, ello nos hace considerar la necesidad de
preparar al cuerpo ante los retos a que se enfrente y como dotarlo de un ramillete de nuevas y adecuadas
respuestas evolutivamente estables. Un nuevo aprendizaje se hace hoy indispensable en general y de
forma particular en Empresas y Colegios.

ESTRÉS

1. INTRODUCCION:

La palabra estrés (stress) viene de la ingeniería y se refiere a tensión o estiramiento excesivo, pero no es
hasta la formulación de H. Selye del Síndrome General de Adaptación (SGA) cuando se generaliza en el
ámbito humano (H. Selye, 1954,1983).

Síndrome General de Adaptación (SGA) comprende tres fases:


1).- Reacción de alarma.
2).- Fase de resistencia.
3).- Fase de agotamiento.
El concepto de estrés se ha aplicado a los fenómenos psicosociales con lo que ha llegado a designar
diversos aspectos. Se da un estado de estrés psicosocial cuando una serie de demandas inusuales o
excesivas amenazan el bienestar o integridad de una persona. En el intento de dominar la situación se
corre el peligro de que los recursos de afrontamiento se vean superados, llevando a una perturbación en
el funcionamiento, dolor, enfermedad o incluso, muerte.

Los estudios de psicología del estrés han llamado la atención sobre la importancia de los actos de
evaluación cognitiva que determina un valor de la amenaza (Folkman y Lazarus, 1984).

Estos mismos autores distinguen entre:

evaluación primaria (se centra en la situación)


evaluación secundaria (se centra en la eficacia o resultados que tendrán las medidas que se
adopten para hacer frente a la situación o acontecimiento).

Los factores de personalidad determinan la importancia del estresor y la vulnerabilidad o tolerancia de la


persona al estrés en general.

Entre las situaciones estresantes podemos destacar:

1. Incertidumbre y subestimación.

2. Sobrecarga de información.

3. Peligro.

4. Fracaso en el auto-control.

5. Fracaso del auto-dominio.

6. Amenaza a la auto-estima.

7. Amenaza a la estima de otros.

2. EVALUACIÓN DEL AFRONTAMIENTO AL ESTRÉS Y HABILIDADES DE SOLUCIÓN DE


PROBLEMAS.

Cohen y Lazarus (1979) definen las estrategias de afrontamiento como:los esfuerzos, tanto
intrapsíquicos como orientados hacia la acción, para manejar las demandas ambientales e internas, y los
conflictos entre ambas, que se evalùan como que exceden los recursos de una persona.

El afrontamiento puede servir a una de dos funciones (Cohen, 1987) :

1. Resolución de problemas.

2. Regulación de la emoción.
Los recursos de que dispone una persona para hacer frente a situaciones o acontecimientos
estresantes son muy diversos. Según Folkman y Lazarus (1986) podemos señalar los siguientes:

1. Materiales y económicos.

2. Vitales: salud y energía.

3. Psicológicos: creencias positivas.

4. Técnicas de solución de problemas.

5. Habilidades sociales.

6. Apoyo social.

Según estos mismos autores el estrés se investiga a nivel fisiológico, psicológico y sociológico. Es estrés
experimentado a un determinado nivel de análisis no significa forzosamente que sea experimentado en
otro distinto. La evaluación cognitiva representa el vínculo psicológico entre los distintos niveles.

El planteamiento dominante en la evaluación del estrés ha sido el de evaluar los cambios ambientales
principales o acontecimientos vitales (Live events). Este planteamiento es defectuoso (segùn Folkman y
Lazarus, 1986) en las principales premisas de las que parte, según las cuales, el cambio por sí mismo ya
es estresante, y los acontecimientos de la vida han de ser de orden superior para crear estrés o de una
magnitud determinada para producir un deterioro en la salud. Según estos autores, los acontecimientos
vitales tienen poca importancia práctica en la predicción de las consecuencias sobre la salud, pero se
continúa con este planteamiento porque es fácil de aplicar y se confía en que las modificaciones que se
introduzcan resulten de utilidad.

Una medición del afrontamiento como proceso debe:

1. Hacer referencia a pensamiento, sentimientos y actos específicos, y no a los informes de un individuo


de lo que podría o quería hacer.

2. Ser examinada en un contexto específico.

3. Ser estudiada en diferentes períodos de tiempo.

La forma propuesta por Folkman y Lázarus, para evaluar el afrontamiento es hacer que los sujetos
reconstruyan situaciones estresantes recientes y describan lo que pensaron, sintieron e hicieron para
afrontar las distintas demandas de una determinada situación. Su medición de la evaluación se ha
centrado en los conceptos de evaluación primaria y secundaria.

Conciben el autoinforme como la primera fuente de datos sobre el estrés, evaluación, emoción y
afrontamiento. Las ventajas del autoinforme superan las desventajas y resumen su trabajo en un
autoinforme sobre los modos de afrontamiento (Revisado) (Folkman y Lázarus, 1986). Este autoinforme
consta de 67 ítems que se pueden valorar de 0 a 3.

Para la evaluación del afrontamiento tenemos también otros instrumentos como:

- Inventario de Mecanismos de Defensa. Gleser e Ihilevich.


- Inventario de Preferencia de Operaciones de Afrontamiento (Yoffe y Naditch, 1977).

- Escala de Atributos de Competencia Psicosocial (Tyler y Pargament).

Como hemos visto antes la solución de problemas esta relacionada con el concepto de afrontamiento, y
forma parte de él. Por ello los autoinformes propuestos son medidas también de las habilidades del sujeto
para la solución de problemas, pero si queremos una evaluación diferencial podemos utilizar el SPSI de
D'Zurrilla y Nezu (1990).

Meichembaum (1987) establece el proceso de evaluación de afrontamiento y habilidades de solución de


problemas en base a las siguientes técnicas:

1.- Entrevista.

2.- Autoregistros.

3.- Evaluaciones conductuales.

4.- Tests psicológicos.

1.- ENTREVISTA: Tiene como finalidad:

a). Obtener ejemplos de acontecimientos y reacciones estresantes.

b). Evaluar las expectativas del cliente.

c). Proporcionar un análisis cognitivo-funcional de los determinantes internos y externos de las reacciones
estresantes.

d). Examinar los elementos comunes o temas presentes en las situaciones estresantes.

e). Considerar el impacto que ejerce el estrés en el funcionamiento cotidiano del cliente.

f). Formular objetivos y planes de tratamiento.

Meichembaum propone una entrevista clínica de Peterson en la que se puede utilizar indistintamente la
palabra estrés o problema al dirigirse al sujeto. ("Estudio clínico de la conducta social". D.R. Peterson,
1968).

2.- AUTOREGISTROS: Este procedimiento puede variar desde un diario sin límite fijo hasta el registro o
clasificación sistemática de pensamientos, sentimientos y comportamientos específicos.

3.- EVALUACIONES CONDUCTUALES: Se intentan efectuar evaluaciones en la vida real, la clínica o el


laboratorio, estas evaluaciones del comportamiento ayudan a determinar si la incapacidad de
afrontamiento del paciente es un reflejo de un repertorio inadecuado o de interferencias transmitidas
interna y/o externamente.

4.- TESTS PSICOLOGICOS: En la evaluación es conveniente una serie de tests psicológicos


estandarizados, que pueden ser útiles para comprender mejor la naturaleza del estrés que sufre el
paciente. Las medidas específicas a elegir van en función de las exigencias de la población en donde se
va a intervenir.
En esta línea Valdés y Flores (1985), citan la escala de Yoffe y Naditch (1977), que confeccionada a
partir del Inventario Psicológico de California pretende evaluar los mecanismos defensivos y las
conductas de afrontamiento. El análisis funcional ha dado lugar a seis subescalas, dos generales (de
afrontamiento y defensa) y cuatro suplementarias (control, expresividad, defensa primitiva y defensa
estructurada).

Otra escala de interés es la de Burke y Weir (1980), confeccionada a partir de 38 conductas específicas
para manejar tensiones de la vida cotidiana.

A continuación se describen una serie de estrategias de evaluación del estrés que aunque no se
establezcan directamente bajo el epígrafe de afrontamiento o solución de problemas pueden ser de
interés.

- Peso de los acontecimientos vitales (Holmes y Rahe, 1967; Dohrenwend y Dohrenwend, 1984).

- Locus de control (Rotter y cols. 1972; Lefcourt, 1980).

- Percepción de apoyo social (Bruhn y Philips, 1984).

- Patrón A de conducta (Tenkins, 1979; Price, 1982).

- Dureza (Kobasa, 1981).

- Estilo cognitivo (Gur y Gur, 1975).

3. AUTOCONTROL Y AUTORREGULACIÓN.

Según Huber (1986), en psicología, se habla de autocontrol en dos casos:

1. Cuando alguien no ejecuta una determinada forma de comportamiento, aún cuando experimentaría
inmediatamente consecuencias agradables (refuerzo) con ello.

2. Cuando alguien se expone a una situación desagradable (aversiva) incluso cuando no está obligado a
ello.

Kanfer (1978) habla del dominio del autocontrol: "como aquel que cubre los procesos psicológicos que
llevan aparejados cambios de conducta en los cuales las influencias externas son suplementadas por
individuos y refuerzos autogenerados en casos en que existen conflictos entre posibles elecciones de
conducta.

Según este autor al que se adhiere también Huber, la autoregulación (autocontrol) constaría de una serie
de fases:

a). Autoobservación.

b). Autovaloración.

c ). Autorecompensa o autocastigo.

Para Kanfer la autoregulación está influida por variables situacionales (alfa), autogeneradas (beta) y
biológicas (gama).
Mayor y Labrador (1984), encuadran el marco global de las técnicas de autocontrol se deriva de los
intentos por combinar el enfoque skinneriano, con los resultados de algunas investigaciones que
demuestran la repercusión positiva para el individuo de atribuir los resultados de sus acciones a sí mismo,
percibirse con algún control sobre su medio, y gozar de cierta capacidad decisoria.

Mediante las técnicas de autocontrol, se enseña al paciente a conocer los principios de la conducta, para
que él mismo pueda aplicarse procedimientos para modificarla. Para ello el individuo debe poseer las
siguientes habilidades (Kanfer, 1980):

1.- Que sepa observar y registrar objetivamente su propia conducta.

2.- Que establezca normas o criterios específicos y razonables a los que pueda ajustarse en el futuro.

3.- Que sepa buscar un medio favorable que le permita conseguir dichas normas.

4.- Que discrimine correctamente cuando su conducta se ajusta o se aparte de las normas establecidas.

5.- Que sepa programar consecuencias reforzantes para aplicarlas a la nueva conducta.

El control de la propia conducta sigue los principios de la modificación de conducta:

a). Manipulación de las contingencias (técnicas de programación conductual).

b). Manipulación de los antecedentes de los que la conducta es función (planificación ambiental).
En un programa de autocontrol se tendría que recoger los siguientes puntos:

1.- Técnicas para facilitar el cambio de conducta.

a). Autoobservación.

b). Contratos de contingencias.

2.- Técnicas de planificación ambiental.

a). Técnicas de control de estímulo.

b). Organización previa de las consecuencias de la conducta.

c). Modificación del medio interno (pensamientos, creencias, expectativas).

d). Desensibilización sistemática autoadministrada.

3.- Técnicas de programación conductual.

a). Autorrecompensa.

b). Autocastigo.
OTRAS TÉCNICAS DE AUTOCONTROL.

- Técnicas cognitivas para el manejo de situaciones.

a). Inoculación al estrés (Meichembaum) consta de las siguientes fases:

1.- Fase educativa.

2.- Fase práctica.

3.- Fase de aplicación.

- Técnicas de solución de problemas.

a). Entrenamiento en solución de problemas (D'Zurrilla y Coldfried) consta de las siguientes fases:

1.- Orientación general.

2.- Definición y Formulación del problema en términos de conducta.

3.- Generar el mayor número posible de alternativas al problema.

4.- Toma de decisiones.

5.- Verificación.

Tipos de Estrés

Hay 6 tipos diferentes de estrés o diferentes maneras de vivirlo ya que lo importante no es tanto lo que te
ocurre, sino como te lo sueles tomar.

¿Eres un Loco Acelerado, un Debilucho o un A la Deriva? o bien ¿Eres un Solitario, un Va en


Picado o un Señor Preocupación?

El Dr. Hans Selye, considerado el padre de los estudios sobre el estrés y fundador del Instituto
Canadiense de Estrés, contestando a la pregunta de porqué algunas personas se estresaban en
determinadas situaciones y otras no, dijo: "Lo importante no es tanto lo que te ocurre, sino como te lo
tomas". Esta afirmación subraya el carácter muy personal del estrés. De hecho nosotros no nos
estresamos todos por las mismas causas o con la misma intensidad en las mismas situaciones: así
alguien puede probar excitación cogiendo un avión y otros pueden estar estresados todo el viaje; algunos
hacen del hablar en público su profesión mientras otros pueden sentirse incómodos hablando incluso
frente a una sola persona.

Pues, el estrés no nos afecta a todos de la misma manera. De hecho, según el Instituto Canadiense de
Estrés, existen 6 diferentes patrones de comportamiento ineficiente en la gestión del estrés, que nos
indican maneras específicas de vulnerabilidad al estrés. Les llamamos los Tipos de Estrés.

Todos tenemos algo de cada tipo de estrés y ninguna persona cabe perfectamente en uno solo: estos
tipos describen más bien extremos. Solemos tener un Tipo de Estrés primario y uno o dos secundarios.
Leyendo la descripción de algunas de las características de cada tipo, uno puede probablemente
reconocerse en un par de ellos. Sin embargo, para establecer exactamente los propios Tipos de Estrés es
necesario hacer un test detallado.
Los 6 Tipos de Estrés
Pasamos a mirar brevemente las características principales de cada Tipo de Estrés.
 El Loco acelerado: es una persona que tiene constantemente el pie en el "acelerador del
estrés"; está siempre dos pasos por delante de todos, incluso de si mismo. Pone en todo lo que
hace más del esfuerzo requerido, independientemente de su prioridad e importancia; en el
trabajo es conocido como el work-alcoholic, el que se siente insatisfecho si no trabaja más que
todos. De habla rápida, interrumpe frecuentemente los demás. Esta persona experimenta largos
periodos de fatiga después de esfuerzos intensos. Su vulnerabilidad al estrés nace de su
costumbre a malgastar energía manteniéndose a tope en todo momento cuando necesita
energía adicional ya no tiene más y se hunde.
 El Señor Preocupación: es una persona que tiene dificultad en apagar los pensamientos.
Siempre está excesivamente preocupado, pero raramente consigue resultados "constructivos".
Piensa que preocupándose soluciona los problemas, pero de hecho no hace nada más que
preocuparse por ellos. Frecuentemente tiene ansiedad sobre el futuro y angustias por el pasado.
Suele crear problemas que no existen y convertir los pequeños en cuestiones de vida o muerte.
Sujeto a dolores de cabeza por tensión. Su vulnerabilidad al estrés deriva del desperdicio de
energía causado por el mucho debate interno que le sirve para mantener alto el nivel de
preocupación.
 El va en Picado: es una persona que vive al límite, con un estilo de vida de indulgencia y auto-
abuso. Tiene hábitos de salud y alimentación muy malos (fuma y/o bebe en exceso, usa
tranquilizantes y estimulantes, antiácidos, etc.) A menudo obeso; no consigue mantenerse en un
programa de ejercicio y/o dieta. Es un excelente candidato para un ataque de corazón en sus 30
o 40 años y suele tener una gran variedad de molestias o enfermedades (migrañas, artritis,
nauseas) Su vulnerabilidad al estrés nace de su comportamiento auto-destructivo que debilita su
físico solo es cuestión de tiempo que el sistema corpóreo más débil falle y el cuerpo caiga
enfermo.
 El a la Deriva: es una persona que tiende a desperdiciar su energía en muchas opciones y
actividades o bien concentrándose solo en una (la familia, el deporte, el trabajo, etc.), sin que
nada de esto le haga satisfecho. De hecho tiene dificultad en saber de verdad lo que quiere.
Parece en perpetua "crisis de media edad" y por lo tanto siente que algo está seriamente
faltando en su vida, duda de que existan objetivos y satisfacciones, se siente como que está
imposibilitado en convertirse en la persona ideal que quiere ser. Su vulnerabilidad al estrés nace
del desperdicio de energía causado por la incertidumbre psicológica sobre lo que le da
satisfacción y le gusta.
 El Solitario: es una persona que tiende a sentirse solo, a menudo insatisfecho en las relaciones
aunque, paradójicamente, pueda parecer "el rey de la fiesta". Puede sentirse incomodo con los
demás, aunque a menudo lo camufla tras una sonrisa. No sabe como establecer relaciones de
confianza con la gente y por lo tanto se siente solo en manejar preocupaciones y cargas. A
menudo en el lugar de trabajo no se siente integrado. Las relaciones emotivas son un ancla
emocional importante en la gestión del estrés y la vulnerabilidad al estrés de este tipo nace
exactamente de la falta de estas anclas que le obliga a desperdiciar energía en el intento de
controlar o suprimir sus emociones más fuertes.
 El Debilucho: es una persona que vive constantemente en "crisis de energía"; su energía a
menudo desvanece antes del mediodía. Siente que cualquier actividad es demasiada cosa para
hacerla. Sufre frecuentes dolores musculares y molestia en los lumbares así como dolores de
cabeza y periodos de intensa depresión. Su vulnerabilidad al estrés es debida al estar
físicamente en baja forma y no tener vigor y energía para responder a los estresores de una
manera sana.

Es importante entender que los Tipos de Estrés no explican ni analizan comportamientos o problemáticas
psicológicas o sociológicas. Son simples formas de describir "patrones" de gestión ineficiente del estrés.
Eso quiere decir, por ejemplo, que definimos Solitario a una persona que no consigue controlar
eficazmente su estrés a causa de problemas en las relaciones sociales y no queremos con eso decir que
esta persona es asocial, ni que tiene determinados problemas psicológicos o comportamentales.
¿Cómo aprovechar el conocimiento de los propios Tipos de Estrés?

No todas las habilidades y las técnicas de gestión de estrés son igualmente eficaces para cualquier Tipo
de Estrés. De hecho, en sus investigaciones científicas, el Instituto descubrió que las personas que
empezaban un programa de control de estrés usando técnicas inapropiadas, en realidad acababan
aumentando su nivel de estrés en lugar de reducirlo. Según el Instituto Canadiense de Estrés, hay 5
Habilidades Vitales efectivas en gestionar el estrés y aumentar la vitalidad: aclaración de valores y
objetivos, relajación a comando, relaciones gratificantes y asertivas, nutrición energética y buena forma
física; y no son todas igualmente eficaces en cualquier orden y para cualquier persona.

Por ejemplo, si tu Tipo de Estrés es el Loco Acelerado, aprender a relajarte como primera medida de
control del estrés es contraproducente, ya que solo la idea de "decelerar" tus ritmos te crearía aún más
ansiedad; aclarar valores y objetivos es la intervención más eficaz en este caso. Así mismo, una
alimentación energética si tu Tipo de Estrés es el Sr. Preocupación solo representaría "más energía para
tus preocupaciones"; la relajación sería la habilidad más apropiada para ti. Pues, como ves, por donde
empiezas tu viaje hacia un mejor bienestar es muy importante y puede determinar su éxito o fracaso ya
después de poco camino.

Los distintos tipos de estrés

El manejo del estrés puede resultar complicado y confuso porque existen diferentes tipos de estrés:
estrés agudo, estrés agudo episódico y estrés crónico. Cada uno cuenta con sus propias características,
síntomas, duración y enfoques de tratamiento. Analicemos cada uno de ellos.

Estrés agudo

El estrés agudo es la forma de estrés más común. Surge de las exigencias y presiones del pasado
reciente y las exigencias y presiones anticipadas del futuro cercano. El estrés agudo es emocionante y
fascinante en pequeñas dosis, pero cuando es demasiado resulta agotador. Una bajada rápida por una
pendiente de esquí difícil, por ejemplo, es estimulante temprano por la mañana. La misma bajada al final
del día resulta agotadora y desgastante. Esquiar más allá de sus límites puede derivar en caídas y
fracturas de huesos. Del mismo modo, exagerar con el estrés a corto plazo puede derivar en agonía
psicológica, dolores de cabeza tensiónales, malestar estomacal y otros síntomas.

Afortunadamente, la mayoría de las personas reconocen los síntomas de estrés agudo. Es una lista de lo
que ha ido mal en sus vidas: el accidente automovilístico que abolló el parachoques, la pérdida de un
contrato importante, un plazo de entrega que deben cumplir, los problemas ocasionales de su hijo en la
escuela, y demás.

Dado que es a corto plazo, el estrés agudo no tiene tiempo suficiente para causar los daños importantes
asociados con el estrés a largo plazo. Los síntomas más comunes son:

 agonía emocional: una combinación de enojo o irritabilidad, ansiedad y depresión, las tres
emociones del estrés;
 problemas musculares que incluyen dolores de cabeza tensos, dolor de espalda, dolor en la
mandíbula y las tensiones musculares que derivan en desgarro muscular y problemas en
tendones y ligamentos;

 problemas estomacales e intestinales como acidez, flatulencia, diarrea, estreñimiento y síndrome


de intestino irritable;

 sobreexcitación pasajera que deriva en elevación de la presión sanguínea, ritmo cardíaco


acelerado, transpiración de las palmas de las manos, palpitaciones, mareos, migrañas, manos o
pies fríos, dificultad para respirar, y dolor en el pecho.
El estrés agudo puede presentarse en la vida de cualquiera, y es muy tratable y manejable.

Estrés agudo episódico

Por otra parte, están aquellas personas que tienen estrés agudo con frecuencia, cuyas vidas son tan
desordenadas que son estudios de caos y crisis. Siempre están apuradas, pero siempre llegan tarde. Si
algo puede salir mal, les sale mal. Asumen muchas responsabilidades, tienen demasiadas cosas entre
manos y no pueden organizar la cantidad de exigencias autoimpuestas ni las presiones que reclaman su
atención. Parecen estar perpetuamente en las garras del estrés agudo.

Es común que las personas con reacciones de estrés agudo estén demasiado agitadas, tengan mal
carácter, sean irritables, ansiosas y estén tensas. Suelen describirse como personas con "mucha energía
nerviosa". Siempre apuradas, tienden a ser cortantes y a veces su irritabilidad se transmite como
hostilidad. Las relaciones interpersonales se deterioran con rapidez cuando otros responden con
hostilidad real. El trabajo se vuelve un lugar muy estresante para ellas.

La personalidad "Tipo A" propensa a los problemas cardíacos descrita por los cardiólogos Meter Friedman
y Ray Rosenman, es similar a un caso extremo de estrés agudo episódico. Las personas con
personalidad Tipo A tienen un "impulso de competencia excesivo, agresividad, impaciencia y un sentido
agobiador de la urgencia". Además, existe una forma de hostilidad sin razón aparente, pero bien
racionalizada, y casi siempre una inseguridad profundamente arraigada. Dichas características de
personalidad parecerían crear episodios frecuentes de estrés agudo para las personalidades Tipo A.
Friedman y Rosenman descubrieron que es más probable que las personalidades Tipo A desarrollen
enfermedades coronarias que las personalidades Tipo B, que muestran un patrón de conducta opuesto.

Otra forma de estrés agudo episódico surge de la preocupación incesante. Los "doña o don angustias"
ven el desastre a la vuelta de la esquina y prevén con pesimismo una catástrofe en cada situación. El
mundo es un lugar peligroso, poco gratificante y punitivo en donde lo peor siempre está por suceder. Los
que ven todo mal también tienden a agitarse demasiado y a estar tensos, pero están más ansiosos y
deprimidos que enojados y hostiles.

Los síntomas del estrés agudo episódico son los síntomas de una sobre agitación prolongada: dolores de
cabeza tensos y persistentes, migrañas, hipertensión, dolor en el pecho y enfermedad cardíaca. Tratar el
estrés agudo episódico requiere la intervención en varios niveles, que por lo general requiere ayuda
profesional, la cual puede tomar varios meses.

A menudo, el estilo de vida y los rasgos de personalidad están tan arraigados y son habituales en estas
personas que no ven nada malo en la forma cómo conducen sus vidas. Culpan a otras personas y hechos
externos de sus males. Con frecuencia, ven su estilo de vida, sus patrones de interacción con los demás
y sus formas de percibir el mundo como parte integral de lo que son y lo que hacen.

Estas personas pueden ser sumamente resistentes al cambio. Sólo la promesa de alivio del dolor y
malestar de sus síntomas puede mantenerlas en tratamiento y encaminadas en su programa de
recuperación.

Estrés crónico

Si bien el estrés agudo puede ser emocionante y fascinante, el estrés crónico no lo es. Este es el estrés
agotador que desgasta a las personas día tras día, año tras año. El estrés crónico destruye al cuerpo, la
mente y la vida. Hace estragos mediante el desgaste a largo plazo. Es el estrés de la pobreza, las familias
disfuncionales, de verse atrapados en un matrimonio infeliz o en un empleo o carrera que se detesta. Es
el estrés que los eternos conflictos han provocado en los habitantes de Irlanda del Norte, las tensiones del
Medio Oriente que afectan a árabes y judíos, y las rivalidades étnicas interminables que afectaron a
Europa Oriental y la ex Unión Soviética.
El estrés crónico surge cuando una persona nunca ve una salida a una situación deprimente. Es el estrés
de las exigencias y presiones implacables durante períodos aparentemente interminables. Sin
esperanzas, la persona abandona la búsqueda de soluciones.

Algunos tipos de estrés crónico provienen de experiencias traumáticas de la niñez que se interiorizaron y
se mantienen dolorosas y presentes constantemente. Algunas experiencias afectan profundamente la
personalidad. Se genera una visión del mundo, o un sistema de creencias, que provoca un estrés
interminable para la persona (por ejemplo, el mundo es un lugar amenazante, las personas descubrirán
que finge lo que no es, debe ser perfecto todo el tiempo). Cuando la personalidad o las convicciones y
creencias profundamente arraigadas deben reformularse, la recuperación exige el autoexamen activo, a
menudo con ayuda de un profesional.

El peor aspecto del estrés crónico es que las personas se acostumbran a él, se olvidan que está allí. Las
personas toman conciencia de inmediato del estrés agudo porque es nuevo; ignoran al estrés crónico
porque es algo viejo, familiar y a veces hasta casi resulta cómodo.

El estrés crónico mata a través del suicidio, la violencia, el ataque al corazón, la apoplejía e incluso el
cáncer. Las personas se desgastan hasta llegar a una crisis nerviosa final y fatal. Debido a que los
recursos físicos y mentales se ven consumidos por el desgaste a largo plazo, los síntomas de estrés
crónico son difíciles de tratar y pueden requerir tratamieTIPOS DE ESTRÉS

Podemos nombrar varios tipos de Estres:

a) Estres positivo: es un mecanismo normal que se activa automáticamente frente a un problema


percibido claramente e interpretado con verdadera rapidez, tomándose una decisión inmediatamente. Una
vez resuelto el problema, el organismo vuelve a su normal funcionamiento, recuperando su equilibrio.

b) Estres negativo: al que denominamos “distrés” que puede producir diversas enfermedades y
trastornos. El organismo no puede recuperarse, sufriendo por lo tanto un gran desgaste ( carga
alostática).

c) Estres sociológico: es el que se produce ante una situación de crisis social, ante la proliferación
comunicacional de noticias negativas, ante la violencia cotidiana, la irritabilidad urbana, etc.

d) Estres laboral: ocasionado por condiciones laborales que violenten la resistencia física o la dignidad de
las personas quienes reaccionan de distinta manera frente a las condiciones y contingencias del trabajo,
según su vulnerabilidad y personalidad. Comprenden el síndrome de burnout, mobbing, etc.

e) Estres fisico: es que se produce por la agresión al organismo por causas físicas, por ejemplo
enfermedades.

f) Estrés emocional : se produce por el impacto que producen las emociones cuando no pueden ser
moduladas por la razón.

g) Estres ecoambiental producido frente a los cambios ambientales desfavorables, poluciones, ruidos,
luminosidad, alteraciones del ecosistema, etc.

En realidad, la palabra Estrés, que en realidad se refiere a un proceso normal, automático, instantáneo y
autónomo que se produce en el organismo en su totalidad psicofísica ante hechos o contingencias
percibidas como potencialmente peligrosas para la integridad física o psicoemocional, ha dejado de
usarse con esa asepción. Universalmente se utiliza como sinónimo de “trastornos o enfermedades por
estrés prolongado”

En el ser humano siempre el estrés comienza como percepciones que llegan al cerebro por los órganos
sensoriales, las fibras interoceptivas del sistema nervioso autónomo y la información del sistema
inmunológico. Particularmente llegan al tálamo de donde parten conexiones hacia núcleos inferiores
donde reside la memoria emocional, ancestral, del peligro (las amígdalas cerebrales y el hipotálamo) que
sin discriminar activan las reacciones de los tres ejes del estrés, comenzando primero y de manera
inmediata con la activación del sistema nervioso autónomo, predominantemente del sistema simpàtico
catecolaminérgico. Desde el tálamo también parten conexiones a la corteza cerebral y al neocórtex
frontoorbitario dónde se procesa la información, se evalúa, compara, etc. y desde allí podrá inhibirse,
modularse o incrementarse la reacción primaria amígdalo-hipotalámica

Cómo se ve, la primera activación ante la percepción del estresor siempre va a estar comandada por los
centros de las emociones primarias ligadas a la supervivencia. Siempre será entonces un mecanismo
“percepción-reacción” de tipo emocional. Pasarán algunos instantes para que la razón pueda tomar el
control de dicha reacción.

Por diversas razones, muchas veces este mecanismo de control falla. La palabra estrés que resume el
concepto de “síndrome general de adaptación” está ligada íntimamente al concepto de la
supervivencia, es decir de la vida. En esta concepción, la vida y la salud serán la resultante del
permanente interjuego entre la emocionalidad y la razón. .

Autor: Francisco Barrios Marco


Fisioterapeuta.
Instructor en Técnicas de Relajación.

INDICE
- Introducción.
- Estrés.
- El concepto de estrés.
- El estrés actual.
- Orígenes del estrés. Causas.
- Personalidades tipo.
- Síndrome general de adaptación: Fase de alarma, fase de resistencia, fase de agotamiento.

INTRODUCCIÓN

Nuestro cuerpo es mucho más que una máquina, por separado cada pieza parece el componente de un
aparato mecánico, bomba ,filtros, depuradora, sistemas de control, pero unidas engarzan un ser vivo con
capacidad de comprenderse a si mismo y a su entorno .Este ser es capaz de desarrollar un estado
consciente y tranquilo, o ceder a la presión social y vivir en un mar de estrés, hay un mar interior de calma
o de tensión..

Este ser que surge de la unidad ha sobrevivido a múltiples peligros, desde el comienzo de su proceso
evolutivo hasta el instante más reciente, ha tenido que enfrentarse a retos que han puesto en riesgo su
supervivencia. Siempre ha contado con un aliado interno :el estrés, el estrés nos ayudó a enfrentarnos a
un medio hostil que requería una respuesta rápida y eficaz, se volvió automática para ser más eficiente
aún, y esta respuesta inconsciente, muy rápida e instintiva, desarrollada para facilitar la supervivencia es
hoy el problema, porque el medio que nos dio origen ya no existe y nosotros solo estamos adaptados
genéticamente a ese específico medio que ha desaparecido y jamás retornará.

La respuesta correcta en nuestro medio original frente a un elevado estrés era: lucha o huye, y en ambos
casos las substancias que se vertían a la sangre para prepararnos ante un esfuerzo intenso y explosivo
eran consumidas, hoy hay que aguantar situaciones tensas ante personas que se hallan en una posición
de autoridad, sin embargo aguantar contracturado me intoxica, resistir en calma es lo correcto, pero todo
mi acervo genético se rebela, solo una adaptación cultural como la relajación puede permitir adoptar
formulas adecuadas de comportamiento que impidan que la tensión me envenene. La fuente primordial
del estrés es hoy de origen social , es permanente y de una intensidad en ocasiones intolerable. El cuerpo
resiste con dificultad esta presión y llegado cierto punto se desencadenan patologías cuyo origen es el
estrés, combatir el estrés es como ninguna otra cosa cuidar la salud y permitir que suceda un nuevo
proceso evolutivo basado en el desarrollo de la conciencia tranquila.

EL ESTRÉS

No existe un recurso tan valioso para movilizar los recursos vitales en nuestro cuerpo como el estrés, no
existe un peligro mayor para nuestra vida que ser consumidos por la energía capaz de ser desplegada
por el estrés. Enemigo o aliado ese es el puesto del estrés en nuestras vidas. Existe un estrés positivo: el
eustrés capaz de llenar nuestra vida de energía y vigor, de permitirnos experimentar la existencia como el
mejor de los regalos, permitiendo una activación de todos nuestros sistemas de forma que sus procesos
se lleven a cabo de la forma más armoniosa posible dando por resultado una vida saludable y sublime.
Existe un estrés negativo: el distrés, capaz de convertir nuestra vida en la antesala del infierno, de
arruinar nuestros órganos internos y nuestra existencia entera, de quebrantar nuestro cuerpo y nuestra
alma.

EL CONCEPTO DE ESTRÉS

Definición de Estrés

El estrés es una respuesta inespecífica del organismo ante un estímulo específico(cualquier demanda
específica que se le solicite, CALOR, FRÍO, SUEÑO, ETC.) . El estrés es siempre una respuesta de
carácter fisiológico, ante un agente estresor externo o interno se produce una segregación de hormonas
que producirán cambios a distancia en diversas partes del organismo. Estas substancias llegaran a
afectar el comportamiento produciendo un efecto social en relación a uno o varios agentes estresores que
afectan a cada persona de un modo concreto.

El agente que es capaz de generar distrés en una persona produce eustrés en otra, existen factores de
aprendizaje que predisponen a experimentar un tipo de estrés u otro en relación con cada agente causal.
En cierta forma podemos considerar el estrés negativo como el elemento responsable de producir un
aumento del esfuerzo en relación al mantenimiento de la homeostasia. Si constantemente el organismo
debe realizar un esfuerzo para realizar acciones que habitualmente apenas lo requieren, el cuerpo se
acerca al agotamiento, cuando las contracturas aprietan la estructura de nuestro cuerpo y los músculos
antagonistas se oponen al movimiento en vez de allanarlo relajándose, cualquier tarea se transforma en
un esfuerzo penoso. Es precisamente en este punto cuando cualquier estímulo externo puede convertirse
en un agente estresor, el timbre del teléfono, una llamada a la puerta, pueden causar alarma y un exceso
de reacción; cuando esta experiencia se vuelve habitual, no resulta extraño levantarse agotado por las
mañanas, y permanecer todo el día en ese estado hasta la noche que de nuevo dará lugar a un sueño en
absoluto reparador.

Hemos de entender que no existen respuestas objetivas, todas las respuestas que generamos son de
carácter estrictamente particular: la interpretación, emoción y sensación que acompañan al estrés son
intransferibles, el estrés es un particular e íntimo mecanismo de defensa que puede transformarse en un
medio de autodestrucción. Nos hallamos en el mundo y frente al mundo, lo necesitamos y a veces nos
hiere, las cicatrices nos fortalecen o nos debilitan, aprendemos a adaptarnos o nos acomodamos a la
inadaptación sin esfuerzo, el mundo interno y el externo interactúan, si como resultado de ello me siento
mejor, puedo realizar un movimiento físico o mental más adecuado mi adaptación progresa en caso
contrario una inestabilidad se produce, y facilita la siguiente.

Se considera que existe estrés cuando un estímulo somete al cuerpo a una carga que actuará en un
deterioro del funcionamiento armónico del mismo, este estímulo puede ser de carácter físico, químico o
de orden social o intelectual, lo que importa es la respuesta, ello nos hace considerar la necesidad de
preparar al cuerpo ante los retos a que se enfrente y como dotarlo de un ramillete de nuevas y adecuadas
respuestas evolutivamente estables. Un nuevo aprendizaje se hace hoy indispensable en general y de
forma particular en Empresas y Colegios.

Ansiedad

Cuando se mantienen elevados niveles de estrés, durante un período grande de tiempo, comienzan a
aparecer comportamientos inadecuados(o la realidad se interpreta en forma equívoca), uno de ellos es la
ansiedad, un estado que sin ser patológico al principio, acaba siéndolo, debido a la suma de tensiones y
sobrecargas musculares por la hiperactivación del sistema simpático-adrenérgico el cuerpo se va
volviendo cada vez más sensible a estímulos menores que aún careciendo en condiciones normales de
capacidad de alterar la respuesta metabólica, en una situación de hipersensibilidad acaba generando una
respuesta excesiva. Un simple timbre puede hacer saltar a una persona de su asiento, o acelerar sus
pulsaciones, repetido hasta la saciedad cualquier estímulo externo parece ser capaz de desencadenar un
estallido, que se traducirá en un aumento del ritmo cardíaco, aceleración de la respiración, elevación de la
presión arterial, vertido de lípidos al torrente sanguíneo, y un largo etc. Absolutamente innecesario para
tan mínimo detonador.

El Estrés causas externas.

En general la respuesta excesiva que se observa en las personas alteradas por el estrés tienen un origen
múltiple. Es difícil, aunque no imposible, que un solo estresor llegue a generar una respuesta anormal de
estrés desmesurado, lo corriente es que la acumulación de estresores desencadene una situación en que
el próximo estímulo desbordará el vaso. Lo peor es que con el paso del tiempo el cuerpo va acumulando
tensión, los músculos se convierten en los discos duros de la tensión, hay una descarga en placa motora
tan permanente como innecesaria que aunque inconsciente afecta al estado de vigilia, ya que el
agotamiento que produce disminuye la energía necesaria para cosas tan sencillas como prestar atención
o realizar un esfuerzo voluntario y mantenido, un problema de origen muscular acabará afectando al
sistema circulatorio debido al sobreesfuerzo que ha de realizar el corazón para vencer la resistencia que
impone la musculatura sobre las arterias. Y así sucederá en cadena con el resto de sistemas y el
funcionamiento general del cuerpo en su conjunto: como en una pirámide de naipes cada uno cayendo
sobre el otro...... y la estructura va cediendo, todavía aguantan, ¿pero hasta cuando?. Las demandas
ingratas instalan la presión sobre nosotros, la musculatura responde a la carga con tensión, el sistema
nervioso central lee la musculatura y una emoción negativa invade nuestro ser. El veneno de la tensión se
difunde, el distrés en acción.

Distrés .

Podríamos definir el distrés como el estrés desagradable. Es un estrés que ocasiona un exceso de
esfuerzo en relación con la carga. Va acompañado siempre de un desorden fisiológico, las catecolaminas
producen una aceleración de las funciones y éstas actúan alejadas del punto de equilibrio, hiperactividad,
acortamiento muscular, somatizaciones, en suma: envejecimiento prematuro, son los efectos secundarios
del estrés negativo.

Pueden ser estresores: el trabajo, la familia, las enfermedades, el clima, el alcohol, el tabaco, las
frustraciones, en suma centenares de estímulos internos o externos de carácter físico, químico o social.
Incluso un exceso de estrés positivo puede ser causa de distrés, desde cuando gana el propio equipo a la
suerte en los juegos de azar, en ambos casos se producen infartos por exceso de júbilo.

Podemos contemplar como en pocas ocasiones tenemos a nuestro alcance elegir las impresiones que
inciden sobre nosotros, sin embargo es posible aprender a responder de una forma equilibrada, la
relajación ayuda en este sentido de forma muy eficaz.
Eustrés .

Es el estrés positivo, la relación con las impresiones del mundo externo y del interior no producen un
desequilibrio orgánico, el cuerpo es capaz de enfrentarse a las situaciones e incluso obtiene sensaciones
placenteras con ello, el eustrés permite experimentar el mundo como un lugar en que cada milímetro es
delicioso.

El eustrés es asimismo un estado de conciencia, en el cual pensamiento, emoción y sensación parecen


organizarse para proporcionar un efecto general de alegría, satisfacción y energía vital. En realidad las
técnicas de relajación nos orientan más hacia un estado de eustrés que a uno de calma boba, que nos
resulta inútil para nuestros deseos de acción y realización, el estado de eustrés es el objetivo de la
relajación, la relajación es para la acción. El objetivo de las técnicas de relajación sería lograr actuar en el
mundo sin los efectos negativos del distrés, preparándonos para una vida creativa, en la que puedan
llegar a disfrutarse sin miedos de los momentos felices y afrontando con realismo otros que sucederán de
forma inevitable. La creatividad facilita una vida en que los problemas tienden a resolverse, los problemas
existen para todos, unos demoran su solución y otros se enfrentan a ella.

Podemos comprender que el Eustrés no solo incrementa la vitalidad, salud y energía sino que además
facilita la toma de decisiones que permitirán llevar la iniciativa en el desarrollo como ser humano,
permitiendo un nivel de conciencia capaz de sentir la vida como una experiencia única y valiosa.

EL ESTRÉS ACTUAL

No somos el producto de un acto creador, todo el proceso evolutivo llevó a nuestra especie a dotarse de
unos mecanismos de respuesta capaces de adaptarnos al medio en primer lugar y más allá de esto, en
segundo lugar de adaptar el medio a nosotros. Lo primero lo hicimos bastante bien, el ser humano
evolucionó y se desarrolló ocupando todos los habitats disponibles, adaptándose a ellos, el problema vino
cuando comenzamos a modificar el medio de forma que este se adaptara a nosotros , fueron pequeños
cambios al principio . Si un poco es bueno más será mejor, esta regla es tan sencilla que no funciona casi
nunca, del fuego hemos pasado al cambio climático por exceso de anhídrido carbónico, el hombre ya no
cambia su entorno, cambia el clima global del planeta y se pone en peligro a si mismo.

Funcionamos bien mientras nuestras respuestas han de ser inmediatas y producen un efecto local,
andamos mal cuando nuestras acciones tienen efectos que se habrán de comprobar a largo plazo y lejos
de aquí. Nuestro cerebro de primate está preparado para el ahora, y hay una gran cantidad de acciones
que son fascinantes a corto plazo y espeluznantes a medio y largo término.

En este momento ya no es el medio natural el agente causante de estrés, esencialmente porque ese
medio ya no existe. Si los estresores auténticos ya no existen, no hemos de preocuparnos han venido a
ocupar su lugar multitud de estresores imaginarios y un medio ambiente virtual capaz de afectarnos más
que el real. Estamos adaptados a un aire puro, a mirar al horizonte y las estrellas, a consumir alimentos
naturales y agua limpia, consumimos alimentos con todo tipo de aditivos, agua clorada, aire
acondicionado y una pared es nuestro horizonte cotidiano. ¿De donde vendrá este estrés?.

ORÍGENES DEL ESTRÉS

Podemos comprobar que existen innumerables agentes externos e internos capaces de producir un
impacto en nuestro sistema nerviosos y hormonal, de tal intensidad que son experimentados como
distrés, no es necesario que el agente desencadenante sea muy poderoso, basta que la respuesta al
mismo lo sea. Precisamente esto es lo que nos proporciona una oportunidad, no podemos apenas influir
sobre el agente pero siempre podremos hacerlo con la respuesta, podemos intentarlo al menos.

Podemos dividir en clases las causas del estrés aunque esto solo nos proporcionará una idea
aproximada, ya que es la combinación de agentes de diversa procedencia lo que acaba provocando
respuestas excesivas.
Causas:
1.- Sociales: trabajo, familia, otras relaciones.
2.- Biológicas: enfermedades, sucesos ligados a procesos degenerativos.
3.- Químicas: alcohol, tabaco, drogas.
4.- Climáticas: Frío, calor, etc.

Cualquier clasificación es incompleta ya que todas las posibles causas interactúan entre sí produciendo
otra combinación causal que también deberíamos incluir y así hasta el infinito.

Sociales.
Todos desarrollamos una personalidad que nos libera y esclaviza a la vez, nos es muy útil porque
automáticamente reacciona frente a las situaciones cotidianas adaptándose a ellas sin apenas esfuerzo, y
nos esclaviza porque una vez que el instinto se encarga de las respuestas las aplica con gran velocidad,
aunque no sean adecuadas, y cuesta mucho esfuerzo recuperar el desatino. No hemos tenido un
entrenamiento para desarrollar nuestra personalidad como un mecanismo capaz de resolver problemas
con eficacia, y de adoptar la solución más adecuada ante la perspectiva que se nos presenta. La
personalidad ha sido educada por el palo y la zanahoria, no para elegir entre el palo y la zanahoria, ni
para vislumbrar otro horizonte que la rueda de la noria, que gira y no lleva a ninguna parte. Todos
tenemos una personalidad pero no es nuestra, nos la han puesto, nos han dicho que pensar, que religión
es la verdadera, que sistema político es el mejor, que país es el mejor, que idioma es el mas completo y
preciso para expresarse y cual es la mejor literatura, y cual el mejor clima, casualidad el nuestro es el
mejor siempre. Todas las personalidades no son exactamente iguales, como no lo son todos los naranjos,
existen diferencias debidas a los genes, a variaciones educativas y a rasgos locales propios de cada
población, este conjunto de variables facilita el que haya diversos modos de reaccionar frente al estrés.

Nos encontramos con que a nivel social el estrés dependerá del entorno local en que me encuentre y de
mi propia personalidad, quedará determinado por lo que sucede y como lo interpreto, cada cultura tiene
un patrón de respuestas en relación a la muerte, la enfermedad, el dinero o la familia, ello determinará las
respuestas y el nivel de adaptación posible. Cuantas menos opciones tenga: mas estrés, un idioma me
esclaviza completamente, ya que solo puedo expresarme o entenderme con el, las sociedades bilingües
tienen más opciones, el que añade un tercer idioma a su acervo cultural adquiere más que palabras, se
proporciona una visión distinta de los vocablos, la realidad y su significado, el que añade un idioma como
la música alcanza perspectivas que otros no pueden ni soñar.

Biológicos.
Toda enfermedad genera una sobrecarga inducida al organismo debido a la necesidad de adaptarse para
superar la patología, y todo distrés afecta al sistema inmunitario favoreciendo la enfermedad y dificultando
la recuperación, he aquí una ecuación cuyos términos son: enfermedad igual a distrés, mas distrés más
enfermedad, es una ecuación perversa de la que solo se sale cuando el organismo tiene suficiente
vitalidad para poder superar la combinación de esfuerzos requeridos para ello.
En resumen el distrés produce enfermedad y la enfermedad produce distrés.

Químicas.
Existen substancias como el alcohol, el café, el tabaco, las drogas, que son capaces de producir una
demanda de adaptación al organismo que, cuando sobrepasa ciertos limites, impone una penalización
para su funcionamiento. Esa imposición le obligará a actuar con una merma de las posibilidades
originarias que cada vez y conforme las substancias toxicas aumenten u otros estresores se manifiesten,
irán exigiendo al cuerpo desempeñar sus funciones básicas con un mayor deterioro, dificultando la nueva
adaptación a un próximo futuro esfuerzo.
También son causa de distrés biológico la carencia de nutrientes básicos para el mantenimiento del
equilibrio homeostático del organismo.

Climáticas.
Es comprensible que temperaturas extremas son capaces de afectar al funcionamiento del organismo,
modificando los requerimiento para adaptarse al medio, ya sea el frío o el calor exigen adaptaciones que
consumen recursos, lo mismo sucede con la altura, una persona que vive en lo alto de los Andes modifica
su química interna de forma que su sangre pueda absorber más oxígeno, ello la vuelve más espesa y
esta simple adaptación a la altura modifica sus expectativas de longevidad y dificulta nuevas
adaptaciones.
El problema comienza cuando cambios leves de temperatura, el viento de poniente u otros, o todos, o un
poco de lluvia son capaces de producir una alteración de importancia en la sensación o emoción. Cuando
cambios que pasan imperceptible a los demás son capaces de afectar hasta el punto de que aparecen
somatizaciones; pequeños cambios en los factores ambientales provocan alteraciones importantes en la
salud percibida. Ello no solo vendría a indicar o elevar el nivel de estrés sino que nos informa de un alto
nivel previo que ha dificultado adaptarse a pequeñas modificaciones posteriores.
El factor personalidad entra aquí de lleno a formar parte del cómo y porque el estrés percibido afecta a
cada sujeto de forma distinta. Es cierto que existen personas que son más proclives que otras a padecer
estrés que otras y con características de respuesta a los estresores muy definidas.

Personalidades tipo.

Tipo A.
Caracterizada por vivir dependiendo del distrés. Todo ha de hacerse para ayer, además de ser urgente es
importante que así sea, se ha de hacer rápido, el límite de tolerancia para los errores se aproxima a cero.
No solo se mueve rápido, sino que come de forma apresurada, habla a toda velocidad, las semanas y los
días pasan a toda prisa, y la vida se consume así como una vela azotada por el viento, el estado de
alarma y la impaciencia son su ecosistema. La vida es una batalla que hay que vencer, para que unos
venzan otros tienen que perder, es su filosofía, y en base a ella ha de actuar.
El estado de alarma permanente somete al corazón a un castigo incesante, no es de extrañar que las
patologías que afectan al sistema circulatorio causen estragos entre este particular grupo de población.

Tipo B
Una conducta tipo B supone un modelo de aceptación negativa, las cosas suceden, no parece que pueda
hacer nada por incidir sobre los resultados de las acciones, nada de lo que se hace parece dar los
resultados apetecidos, nunca cobra uno su seguro de vida. ¿Prisa para que?, de todas formas da igual,
nada bueno ocurre.
Aunque goce de una salud aceptable, de un trabajo tolerable, de una casa, etc. etc. no se da cuenta, no
percibe lo que tiene sino lo que le falta, no es de extrañar que ese estado de sufrimiento perpetuo lleva en
ocasiones a estados depresivos, y se generen patologías de carácter degenerativo, se provoca un
envejecimiento mental y físico prematuro.

Tipo C.
Es la más escasa y la más saludable, no es lo contrario al tipo A ni al B, es diferente, tiene sus urgencias
pero es paciente con ellas, sabe manejar el tiempo y cuida su cuerpo, no tiende ha hacer muchas cosas a
la vez, y establece un orden de prioridades. Por lo general intenta activamente disfrutar de la vida, sabe
que no es fácil pero aspira a ello, no espera que los demás lo comprendan, ayuda a otros pero no espera
nada a cambio, tiene confianza en si mismo y no busca la aceptación ajena, los demás no son motivo de
inseguridad en su vida, disfruta de la compañía sin sentirse coartado por ella. En resumen sabe que la
vida dura un tiempo, lo aprovecha, sabe que hay sufrimientos y deleites, sufre con unos y goza con los
otros, no se queda enganchado a la droga del sufrimiento como hace la mayoría, no critica, hace. Intenta
vivir de forma comprometida. La salud le acompaña.

Salud y estrés.
Determinadas formas de comportamiento afectan negativamente a la salud, y otras la favorecen, ¿por
qué?, porque no puede ser de otra forma: cuando el cuerpo está sometido a una respuesta de alarma
permanente todos los sistemas y funciones ven acelerados su cometido y al final un órgano diana falla,
una personalidad tipo C confía y no responde desaforada ante todo estímulo, las fases de alarma se
reducen y el cuerpo resiste. En el pasado quizás no hubiera sobrevivido, responder de forma limitada o no
responder frente a un ruido en la maleza que quizás sea un depredador puede salir bien 99 veces pero si
a la 100 hay un depredador real, se acabó, pero estamos hablando del pasado en que las fases de
alarma eran previsiblemente pocas y valía la pena responder en exceso a todas, sin embargo ahora los
estresores capaces de producir una reacción de alarma son casi infinitos y el que no va a subsistir es el
que reaccione en exceso ante todos ellos. Ello no elimina el que nuestra programación genética nos
impele a reaccionar en exceso y que solo una adaptación cultural como la relajación nos impedirá este
desatino.

SÍNDROME GENERAL DE ADAPTACIÓN.

Respuesta de estrés. Fases


El cuerpo responde frente a un peligró inminente en tres fases: alarma, adaptación y agotamiento.

FASE DE ALARMA.:
Es un medio de defensa ante una amenaza inmediata y real, el cuerpo responde incluso sin que seamos
conscientes de ello, y nos prepara para sortear el riesgo o enfrentarnos a él con todos las energías
disponibles. De la reacción inmediata se encarga el sistema neuroendocrino por medio de la segregación
de hormonas que aceleran el pulso, aumentan el ritmo respiratorio, y nos vuelven más excitables de
forma que nuestra reacción pueda producirse rápidamente. El cuerpo se prepara a velocidad de vértigo
para la lucha o la huida, y se producirán los cambios internos que reducirán pérdidas en uno u otro caso.
La lucha o la huida quemarán las energías y si todo salió bien, el cuerpo se recuperará con normalidad de
este esfuerzo.
La Adrenalina y noradrenalina activan todos los sistemas para que funcionen al límite, adecuándose a las
necesidades de un escaso espacio de tiempo, el cortisol segregado colabora en la acción de
recuperación aportando energía y produciendo efectos anti-inflamatorios.
El inconveniente es que una reacción tan poderosa repetida multitud de veces por estresores menores,
exige al cuerpo a someterse a una carga forzada no exenta de riesgos, la adrenalina nos consume y la
cortisona ataca al sistema inmunitario cuando reaccionamos de forma excesiva ante cualquier estresor.

FASE DE RESISTENCIA
Cuando la fase de alarma se repite, o se mantiene en el tiempo el cuerpo reacciona adaptándose al
esfuerzo requerido, ya sea este la altura o vivir en un piso con vecinos ruidosos, si no puede hacerse
nada para retornar al equilibrio orgánico original el cuerpo se adaptara, si ello es posible, aunque pagando
un coste, una sobrecarga en el precio de la existencia, esta sobretasa se paga por haber sacado al
cuerpo del equilibrio homeostático en que se encontraba tan a gusto, el cuerpo sigue funcionando pero no
tan fino como antes. Podemos imaginar un coche en el cual se carga en la baca un saco de 50 Kg.,
seguirá funcionando, se adapta, sus sistemas se acomodan al nuevo esfuerzo, su mecánica 0

Ley de Yerkes-Dodson (Yerkes-Dodson law)

DEFINICIÓN:
Relación entre ansiedad, tarea y rendimiento
La compleja relación entre nivel de activación o ansiedad, dificultad de la tarea, y eficiencia o
rendimiento fue demostrada por primera vez por Yerkes y Dodson (1908 ) en un estudio clásico
sobre los efectos de la motivación en el aprendizaje discriminativo.
Primero se trabajó con animales y después con personas. Tanto con unos como con otros se
vio que siempre hay un óptimo de motivación. En todos los niveles de dificultad, el rendimiento
mejora hasta un punto de motivación y después empeora. Este grado de motivación es más
débil cuanto más difícil es la tarea.
La ley de Yerkes-Dodson, en su versión original, puede formularse así: cuanto más dificultad
presenta una tarea de aprendizaje, menor es el grado óptimo de la motivación requerida por el
aprendizaje más rápido. Una ansiedad excesiva afectará negativamente al rendimiento.
Estas relaciones siguen la ley de Yerkes-Dodson y reflejan que los rendimientos se optimizan a
medida que aumenta la activación hasta llegar a un punto máximo, a partir del cual cualquier
incremento o activación exagerada coloca el organismo en el umbral del fracaso adaptativo. Se
muestra un punto P crítico, a partir del cual los incrementos de ansiedad resultan
disfuncionales.
En definitiva, una cierta cantidad de ansiedad (normal) es deseable y necesaria para la
realización de una tarea, para resolver un problema o para conseguir una acción eficaz.

Otra de las cosas con las que se suele relacionar el rendimiento es el ruido un ejemplo muy
claro de esto sería cuando una persona que esta haciendo una tarea fácil o que no requiere
mucha concentración y atención le cuesta menos y se hace más amena cuando pone música,
mientras que cuando la tarea requiere un esfuerzo mayor el mínimo sonido o ruido le molesta
muchísimo porque le descentra y se siente mal.

Ley de Yerkes-Dodson

Ley de Yerkes-Dodson es empírico relación en medio despertar y funcionamiento, desarrollado


originalmente cerca psicólogos, Roberto M. Yerkes y J. D. Dodson en 1908.[1] La ley dicta que el
funcionamiento aumenta con despertar fisiológico o mental, pero solamente hasta un punto. Cuando los
niveles del despertar llegan a ser demasiado altos, el funcionamiento disminuye. El proceso se ilustra a
menudo gráficamente como curva en forma de "U" curvilínea, invertida que aumente y después disminuya
con niveles más altos del despertar.

La investigación ha encontrado que diversas tareas requieren diversos niveles del despertar para el
funcionamiento óptimo. Por ejemplo, las tareas difíciles o intelectual exigentes pueden requerir un nivel
inferior del despertar (facilitar la concentración), mientras que las tareas que exigen stamina o la
persistencia se puede realizar mejor con niveles más altos del despertar (aumentar la motivación).

Debido a diferencias de la tarea, la forma de la curva puede ser altamente variable. Para las tareas doctas
simples o bien, la relación se puede considerar linear con mejoras en funcionamiento mientras que el
despertar aumenta. Para complejo, las tareas desconocedoras, o difíciles, la relación entre el despertar y
el funcionamiento llega a ser inversos, con declinaciones en funcionamiento mientras que el despertar
aumenta.

El efecto de la dificultad de tarea condujo a la hipótesis que la ley de Yerkes-Dodson se puede


descomponer en dos factores distintos. La parte ascendente del U convertido se puede pensar en como
el efecto de energización del despertar. La parte hacia abajo es causada por efectos negativos del
despertar (o de la tensión) en procesos cognoscitivos como atención (e.g. “visión del túnel”), memoria, y
problem-solving.

Tiene sido investigación que indica que existe la correlación sugerida por Yerkes y Dodson (por ejemplo el
de Broadhurst, 1959; Duffy, 1962; Anderson, 1988), sino una causa de la correlación no se ha establecido
todavía con éxito (Anderson, Revelle, y Lynch, 1989).[2]

I. Aspectos Generales

1.1. La Psicología como ciencia a partir del siglo XIX y enfoques actuales.

La Psicología es la ciencia que estudia el comportamiento y los procesos mentales que lo modelan. La
psicología en los últimos 100 años ha sido una disciplina formal, que se funda en el método científico. El
campo de la psicología intenta responder a una amplia gama de preguntas sobre el comportamiento:
inteligencia, herencia, agresividad, prejuicios y trastornos mentales.

Se marca su inicio como ciencia con el establecimiento del primer laboratorio de psicología en 1879 con
Wilhem Wund, en la Universidad de Leipzig, donde se proponía estudiar la mente de modo objetivo y
científico. Introdujo la medición y el experimento en esta disciplina, que hasta entonces había sido una
rama de la filosofía. Wund y Titchener (discípulo de éste) pensaban que la misión de la psicología
consiste en identificar los elementos básicos de la experiencia y en demostrar como se combinan. A esta
escuela del pensamiento se le llama Estructuralismo.

Sir Francis Galton fue el primero en estudiar las diferencias individuales y la elaboración de los tests
mentales.

William James, el primer psicólogo nacido en Estados Unidos, sostuvo que las sensaciones no pueden
ser desligadas de las asociaciones. Las asociaciones mentales, señala, nos permiten aprovechar las
experiencias anteriores. James estaba convencido de que toda actividad es funcional; aplicando los
principios biológicos a la mente, llegó a formular la Teoría Funcionalista de la vida mental y del
comportamiento.

John B. Watson se opuso a la escuela estructuralista y a la funcionalista, afirmando que no es posible


definir la " conciencia" ni el "espíritu". La psicología, a su juicio, debe ocuparse exclusivamente del
comportamiento observable y medible. La teoría de Watson forma parte de la escuela Conductista.
Watson basó gran parte de su trabajo en los experimentos sobre el condicionamiento efectuados por
Pavlov y creía que toda la conducta puede explicarse por el estímulo y la respuesta.

Mientras Watson trabajaba en Estados Unidos, una nueva escuela del pensamiento, la psicología del al
Gestalt, hizo su aparición en Alemania. En forma aproximada, Gestalt es una palabra alemana que
significa "conjunto" o "forma". Estos psicólogos afirmaron que la percepción se baza en las tendencias del
hombre a ver patrones, a distinguir un objeto contra su fondo, a completar las figuras a partir de unas
cuantas pistas.

El Conductismo lograba un arraigo en estados Unidos cuando Skinner reemplazó a Watson en el


liderazgo de esa escuela. Las ideas de aquel eran semejantes a las de éste, pero consideraba al animal
un agente activo en el proceso del condicionamiento al introducir el reforzamiento para estimular el
aprendizaje.

El Psicoanálisis no se consideró una parte de la Psicología sino hasta fines de la década de 1920,
después de que Freíd había desarrollado sus teorías sobre los efectos que en la conducta tienen los
motivos y deseos inconscientes. La importancia que dio al impulso social en la formación de la
personalidad sigue siendo el aspecto mas controvertido de su teoría. Freíd fundó además la psicoterapia
con su famoso "tratamiento mediante el diálogo".

La Psicología Existencialista se ocupa de lo absurdo y la enajenación de la vida moderna, y de cómo


esto contribuye al surgimiento de la apatía y de otros problemas como el alcoholismo o la toxicomanía. La
psicología humanística está relacionada con la psicología existencial y subraya la comunicación por
medio de los sentidos a fin de lograr la realización del potencial del individuo.

La Psicología Cognoscitiva Es el estudio de los procesos mentales en su acepción mas general.


Estudia como la gente percibe, interpreta, almacena y recupera información. Los psicólogos cognoscitivos
creen que los procesos mentales pueden estudiarse con técnicas científicas.

1.3 Pensamiento e Inteligencia

Pensamiento.- Proceso complejo mediante el cual traspasamos los límites de la percepción de la


realidad y pasamos a un plano de generalizaciones, abstracciones y conceptos. Pensar en un sentido
estricto es una actividad reflexiva muy rigurosa consistente en combinar dos o mas ideas o hechos de
forma en que se obtenga una nueva idea o hecho de esta combinación.

Componentes del proceso pensante


1. Toma de conciencia.- es la presencia conciente de un campo fenoménico en donde surgen ideas,
conceptos, juicios, raciocinios, imágenes sensibles y emocionales. El acto de pensar no solo puede
entenderse como una toma de conciencia de un fenómeno especial.

2. Presencia de representaciones.- Se refiere a los símbolos o elementos de orden mental que


constituye la base de la cual se ejerce la operación misma de pensar. Estos símbolos o representaciones
pueden tener un carácter muy variado pues incluyen tanto imágenes como ideas.

3. Combinación de representaciones.- Combinación de los símbolos y elementos de orden mental o la


combinación de una experiencia vieja con una nueva de la cual surge otra.

4. El objeto.- Se refiere a las representaciones manejadas en el acto de pensar, no requiere su


presencia ante las facultades cognoscitivas.

5. Reserva los significados latentes.- Son aquellos que también suelen intervenir como un factor clave
en el acto de pensar. Son un conjunto de elementos intangibles que están íntimamente relacionados con
el acto cognoscitivo, almacenados en la memoria pero que no han sido almacenados en forma
consciente, ni expresados con claridad.

6. Esfuerzo y pasividad.- El esfuerzo mental produce ciertos resultados positivos, sin embargo,
también ayuda un estado de pasividad, de relajamiento y de expectativa, sobre todo por lo que se refiere
a la toma de conciencia de la reserva de significados latentes.

7. Facultad intelectual.- El acto de pensar es función de nuestra capacidad cognoscitiva llamada


inteligencia, sea en su capacidad analítica o sintética.

Inteligencia

Es la capacidad de entender o aprovechar la instrucción formal para adecuar la conducta al medio


ambiente.

La inteligencia se va a definir como la facultad general de obrar con propósito determinado y enfrentarse
al ambiente con eficiencia. Se dará por supuesto que la inteligencia está determinada tanto por factores
ambientales como por factores hereditarios.

1.4 Motivación y Emoción

Los motivos y las emociones vigorizan nuestra conducta. Están estrechamente relacionados, incluso nos
pueden impulsar a entrar en acción sin que estemos conscientes de ello. Los motivos son activados por
necesidades corporales, claves ambientales y sentimientos, como soledad o culpabilidad. Cuando varios
estímulos de este tipo se combinan para dar lugar a un motivo, surge el comportamiento enfocado a un
objetivo. Al igual que con los motivos, las emociones, que normalmente se refieren a sentimientos tan
complejos como enojos, miedo o amor, desencadenan determinado comportamiento, pero es mas difícil
pronosticar el comportamiento y los objetivos derivados de emociones, que los provocados por motivos.

Uno de los primeros enfoques que determinan el comportamiento motivado se basa en los instintos,
tendencias innatas que dan lugar a cierto comportamiento. Pero como no todos los comportamientos son
innatos, los psicólogos se dedicaron a buscar otras explicaciones para la motivación. Según la Teoría de
la Reducción del Impulso, las necesidades del cuerpo dan lugar a un estado de tensión o excitación
llamado impulso; el comportamiento motivado parece ser un intento por reducir dicha tensión y devolver al
cuerpo un estado de homeostasis o equilibrio. Sin embargo, otras teorías nos recuerdan que actividades
tan comunes como el aprendizaje de nuevas actividades tienden a aumentar la excitación, lo cual indica
que el comportamiento motivado refleja nuestro esfuerzo por mantener un estado óptimo de excitación.
Además ciertos comportamientos son desencadenados por algunos de los objetivos que nos rodean (
incentivos) y no por condiciones internas.

Los Impulsos Primarios son motivos no aprendidos comunes a todos los animales. Entre ellos figuran el
hambre, la sed y el sexo. Estos impulsos son desencadenados por estímulos fisiológicos y también por
señales internas y externas. Todos ellos están sujetos al aprendizaje y la experiencia.

Un segundo grupo de motivos que en gran parte son innatos, dependen mas de los estímulos
motivantes, como la curiosidad, la actividad, exploración, manipulación y contacto, nos impulsan a
investigar y a menudo a alterar el ambiente.

Algunos estímulos se aprenden a medida que maduramos. La agresión incluye toda la conducta tendiente
a infligir daño físico o psíquico a otros. Supone la intención de hacer daño. Algunas teorías sostienen que
la agresión es un impulso innato, pero en la actualidad la mayoría de los psicólogos piensa que se trata
de una respuesta aprendida. Argumentan que se aprende a observar modelos que consiguen lo que
quieren o evitan el castigo mediante un comportamiento agresivo. Agregan que incluso observándolo por
la televisión se aprende el comportamiento agresivo.

Los motivos sociales también se aprenden, como el logro, el poder y la afiliación. El Motivo de Logro
es el deseo de sobresalir, superar obstáculos, lograr por lograr. Aparentemente, el comportamiento
orientado al logro se compone de tres aspectos interrelacionados, la inclinación por el trabajo – el deseo
de trabajar duro y bien; dominio – preferencia por actividades retadoras, y competitividad – disfrute
derivado de medir las propias fuerzas con las demás. Sorprendentemente, la competitividad en grado
sumo puede interferir con el logro, pues la preocupación por "ganar" distrae a las personas de la manera
de lograr sus objetivos. Por último el Motivo de Afiliación, que es la necesidad de estar con otros, en
general se despierta cuando nos vemos amenazados. Una teoría reciente a este aspecto sostiene que las
personas buscan compañía o aislamiento según el grado en que esperen beneficiarse con la compañía
de otros.

Abraham Maslow propuso que todos los motivos pueden ordenarse en una jerarquía, desde los más
bajos hasta los más altos. Los segundos aparecerán solo después de quedar satisfechos los primeros. La
autorrealización constituye el motivo mas evolucionado en la jerarquía de Maslow.

Influencia de las Emociones en el Rendimiento

Las emociones como los motivos, provocan y dirigen el comportamiento. Podemos clasificarlas según que
nos hagan evitar algo (miedo), aproximarnos a algo de modo agresivo (ira) o acercarnos a algo con
aceptación (alegría, amor). Las emociones pueden ayudarnos en el rendimiento u obstaculizarlo. La ley
de Yerkes-Dodson establece que, cuanto mas compleja sea una tarea, más bajo será el nivel de la
emoción que puede tolerarse antes de que disminuya el nivel de rendimiento.

1.5 La Personalidad

La personalidad se refiere a los patrones de pensamientos, sentimientos y comportamientos


característicos, que persisten a través del tiempo y de las situaciones, y que distinguen a una persona de
otra. Se han promulgado una amplia variedad de teorías para explicar no solo los tipos comunes de
personalidad, sino también cómo la gente desarrolla sellos psicológicos únicos llamados personalidad.

Sigmund Freud propuso la primera teoría Psicoanalítica de la personalidad. Puso de relieve el


inconsciente (pensamientos y sentimientos de los que normalmente no tenemos conciencia) y creía que
la personalidad está constituida por tres partes interrelacionadas, el id, el ego y el súper ego. Que
integran un todo. El id es un depósito de impulsos que buscan expresión. La energía de los instintos de
vida y de muerte es activada por un estado de privación que causa molestia o tensión. El id alivia esta
molestia mediante acciones reflejas o el cumplimiento de los deseos, que Freud llamó pensamiento de
reflejos primario. El id actúa de acuerdo con el principio de placer. El ego se basa en el principio de
realidad. Controla el pensamiento y el principio de raciocinio y rige la personalidad. El ego obtiene su
energía del id. También controla al id y dirige su energía hacia canales eficientes y realistas, proceso que
recibe el nombre de pensamiento de proceso secundario. El súper ego, el guardián moral del
comportamiento, compara las acciones del ego con un ego ideal y luego recompensa o castiga al ego.

Como parte de su teoría del desarrollo de la personalidad, Freud distinguió 5 etapas psico sexuales a
través de las cuales debe pasar un niño: oral, anal, fálica, de latencia y genital. Sentir un fuerte
apego hacia el progenitor del sexo opuesto y celos del progenitor del mismo sexo – fenómeno que se
presenta en la etapa fálica recibe el nombre de complejo de Edipo

II. El funcionamiento orgánico de la persona y su relación con la conducta

2.1 El Sistema Nervioso

Es el regulador de comunicación del cuerpo y tienen tres funciones: Sensorial, Integración y Respuesta.

Sistema Nervioso Central

Medula Espinal.- Ocupa el interior de toda la columna vertebral y a través de las aperturas de éstas
entran y salen los nervios de la médula. Tiene dos funciones principales: Coordinar ciertos reflejos
(reacciones automáticas como retirar la mano al tocar algo muy caliente), la segunda es llevar mensajes
al cerebro y desde el.

Cerebro.- El mas importante regulador físico de la conducta, controla los procesos básicos de la vida,
como la respiración y la digestión; actúa para satisfacer necesidades como la alimentación y el sueño,
interviene en el funcionamiento de los sentidos, permite que las personas elaboren información,
entiendan, hablen, escriban, razonen, una lesión puede impedir cualquiera de estas facultades. Aunque
su apariencia es la de solo un órgano, es un conjunto de estructuras que realizan diversas funciones, el
cerebro humano puede considerarse compuesto por tres formaciones:

1. núcleo central primitivo.

2. cerebro antiguo.

3. cerebro nuevo.

Se divide en frontal, occipital parietal y temporal.

Estructuras cerebrales

· Corteza cerebral.- Es la cubierta del cerebro, la corteza consta de capas de neuronas dispuestas en
pliegues y circunvoluciones, toda la información de entrada acerca el mundo sensorial como imágenes,
sonidos, sabores y tactos. Van a las regiones sensitivas específicos de la corteza.

· Formación Reticular.- Es una red masiva de neuronas situadas en el núcleo central primitivo del
cerebro, una de las funciones principales de la formación parece ser la de alertar a la corteza para que
reciba información sensorial importante.

· Sistema Límbico.- Sus estructuras funcionan de manera coordinada y en unión con la corteza para
influir en las motivaciones y emociones, especialmente en las mas primitivas, debido a que la corteza
puede inhibir la actividad del sistema límbico, las emociones nunca son ciegamente determinadas por
estos centros inferiores del cerebro.
La neurona es una célula especializada en producir y transmitir corrientes nerviosas, está formada por un
cuerpo o soma, donde se encuentra el núcleo y los elementos propios de las células y dos tipos de
prolongaciones: dendritas y axones.

Sistema Nervioso Periférico

Consiste en fibras ramificadas que conectan al sistema nervioso central con las células que son sensibles
a estímulos y con los músculos y glándulas que realizan las acciones de adaptación del organismo, el
sistema nervioso periférico tiene componentes viscerales que controlan a las glándulas y a cierto tipo
músculos como son el corazón, los ojos y vasos sanguíneos.

El control de los músculos esqueléticos puede ser voluntario, y a menos que se de un entrenamiento muy
especial será muy poco el control voluntario que se ejerza sobre las funciones viscerales.

Componentes somáticos

Son las neuronas sensoriales y motoras, que aunque llevan impulsos en direcciones opuestas
generalmente viajan por los mismos canales la mayor parte de su trayectoria.

Componentes Autónomos Viscerales

Se llama comúnmente sistema nervioso autónomo, en psicología se considera importante por que
controla todas las actividades internas y algunas externas del organismo.

Sistema Simpático

Se localiza en la parte media de la médula espinal, las funciones de la división simpática son antagónicas
a las parasimpáticas. El sistema funciona como un todo coordinado y cuando se actúa, todas o la mayor
parte entran en acción. La actividad simpática acelera la frecuencia cardiaca, hace mas profunda la
respiración y detiene la digestión.

Sistema Nervioso Somático Sensorial

Inerva los músculos esqueléticos, piel y otras partes del cuerpo a través de actos reflejos.

Los Sistemas Sensoriales

El hombre vive inmenso en el mundo físico. Ejerce sobre nosotros determinadas acciones que pueden ser
de diversas clases:

1. Las acciones mecánicas de choque y presión que provocan en nosotros determinadas sensaciones
táctiles.

2. Sensaciones químicas, proceso que origina en nosotros las sensaciones del gusto y olfato.

3. En la naturaleza se producen movimientos ondulatorios que provocan en nosotros las sensaciones


visuales, auditivas y térmicas.

Los Sentidos

Los sentidos somestésicos, son los sentidos de la piel, los sentidos vestibulares y los sentidos
anestésicos.
El olfato y el gusto son sentidos químicos que responden a moléculas gaseosas o líquidas. Hay áreas
específicas de la lengua que responden selectivamente a los sabores.

Los estímulos para que se produzca la audición son las sensaciones sonoras.

La visión es un sentido tan dominante que a menudo capta otras sensaciones.

IV. Sociedad y Grupos

4.1. La psicología Social

Aunque el estudio científico de la conducta social del hombre es relativamente reciente, el interés por el
problema clave de la psicología social es a la vez antiguo y persistente

Hollander en 1796 divide la psicología en tres periodos trasplantados:

1.- Filosofía Social.- Abarca desde la antigüedad hasta el presente y hace énfasis en la conjetura.

2.- Empirismo social.- Desde mediados del siglo XIX hasta el presente y hace énfasis en la descripción de
la conducta social.

3.- Periodo Contemporáneo.- Comenzó a principios del siglo XX y hace hincapié en el análisis social,
insistiendo en las causas de la conducta social.

Actualmente, como es de esperarse, los grupos constituyen la preocupación primaria de la psicología


social, además de que existe un interés particular por la formación y funcionamiento de grupos pequeños
e informales.

sicología Social.

Estudia aquellos aspectos de la conducta individual a los que afectan o sobre los que influyen
estímulos sociales como son otras personas o los productos de la conducta.

Tendencias y Explicaciones

La tendencia a la experimentación rigurosa iniciada en 1920 continúa. La psicología moderna utiliza el


método científico tanto en el laboratorio como en el campo. Mientras que los autores anteriores tienden a
hacer hincapié en el individuo o en el grupo, hoy en día se toma en gran medida a la psicología social
como interacción de influencias surgidas de ambos aspectos. Otra tendencia es la contemporánea.

INTRODUCCIÓN:

El uso del término estrés se ha popularizado sin que la mayoría de las personas tengan claro en qué
consiste el mismo. Al revisar la amplia literatura sobre el tema, se encuentran multitud de definiciones,
algunas de las cuales lo abordan indistintamente desde la perspectiva del estrés como estímulo, como
respuesta o como consecuencia. Sin entrar a polemizar teóricamente sobre su definición, por no constituir
objeto del presente trabajo, se aborda el estrés como: la respuesta adaptativa del organismo ante los
diversos estresores, (Hans Selye, 1936).
Alternativamente para precisar conceptos, se utiliza el término "respuesta de estrés" al referirse a la
respuesta inespecífica del organismo a cualquier demanda, y el término de "estresor" o "situación
estresante" referida al estímulo o situación que provoca una respuesta de estrés.

En la actualidad han cobrado auge las teorías interaccionistas del estrés que plantean que la respuesta
de estrés es el resultado de la interacción entre las características de la persona y las demandas del
medio. Se considera que una persona está en una situación estresante o bajo un estresor cuando ha de
hacer frente a situaciones que conllevan demandas conductuales que le resulta difícil poner en práctica o
satisfacer. Es decir depende tanto de las demandas del medio como de sus propios recursos para
enfrentarse a él (Lazarus y Folkman, 1984), o avanzando un poco más, de las discrepancias entre las
demandas del medio externo o interno, y la manera en que el sujeto percibe que puede dar respuesta a
esas demandas ( Folkman, 1984).

La respuesta de estrés es una respuesta automática del organismo a cualquier cambio ambiental, externo
o interno, mediante la cual se prepara para hacer frente a las posibles demandas que se generan como
consecuencia de la nueva situación, (Labrador, 1992). Por tanto, ello no es algo "malo" en sí mismo, al
contrario; facilita el disponer de recursos para enfrentarse a situaciones que se suponen excepcionales.

Estas respuestas favorecen la percepción de la situación y sus demandas, procesamiento más rápido y
potente de la información disponible, posibilitan mejor búsqueda de soluciones y la selección de
conductas adecuadas para hacer frente a las demandas de la situación, preparan al organismo para
actuar de forma más rápida y vigorosa. Dado que se activan gran cantidad de recursos (incluye aumento
en el nivel de activación fisiológica, cognitiva y conductual); supone un desgaste importante para el
organismo. Si éste es episódico no habrá problemas, pues el organismo tiene capacidad para
recuperarse, si se repiten con excesiva frecuencia, intensidad o duración, pueden producir la aparición de
trastornos psicofisiológicos.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS DEL ESTRÉS

El concepto de Estrés se remonta a la década de 1930, cuando un joven austriaco de 20 años de edad,
estudiante de segundo año de la carrera de medicina en la Universidad de Praga, Hans Selye, hijo del
cirujano austriaco Hugo Selye, observó que todos los enfermos a quienes estudiaba, indistintamente de la
enfermedad propia, presentaban síntomas comunes y generales: cansancio, perdida del apetito, baja de
peso, astenia, etc. Esto llamó mucho la atención a Selye, quien le denominó el "Síndrome de estar
Enfermo".

Hans Selye se graduó como médico y posteriormente realizó un doctorado en química orgánica en su
universidad, a través de una beca de la Fundación Rockefeller se traslado a la Universidad John Hopkins
en Baltimore E.E.U.U. para realizar un posdoctorado cuya segunda mitad efectuó en Montreal Canadá en
la Escuela de Medicina de la Universidad McGill, donde desarrolló sus famosos experimentos del ejercicio
físico extenuante con ratas de laboratorio que comprobaron la elevación de las hormonas suprarrenales
(ACTH, adrenalina y noradrenalina), la atrofia del sistema linfático y la presencia de ulceras gástricas. Al
conjunto de estas alteraciones orgánicas el doctor Selye denominó "estrés biológico".

Selye consideró entonces que varias enfermedades desconocidas como las cardiacas, la hipertensión
arterial y los trastornos emocionales o mentales no eran sino la resultante de cambios fisiológicos
resultantes de un prolongado estrés en los órganos de choque mencionados y que estas alteraciones
podrían estar predeterminadas genética o constitucionalmente.

Sin embargo, al continuar con sus investigaciones, integró a sus ideas, que no solamente los agentes
físicos nocivos actuando directamente sobre el organismo animal son productores de estrés, sino que
además, en el caso del hombre, las demandas de carácter social y las amenazas del entorno del
individuo que requieren de capacidad de adaptación provocan el trastorno del estrés.
A partir de ahí, el estrés ha involucrado en su estudio la participación de varias disciplinas médicas,
biológicas y psicológicas con la aplicación de tecnologías diversas y avanzadas.

Pero ahora bien de acuerdo a lo anterior el concepto de estrés proviene desde la década de los 30’s y de
ahí en adelante empezaron a surgir diversos tipos de estrés, tanto nuevas formas de tratamiento así
como nuevas características. Es por ello que en esta investigación que realizo tengo como fundamento
describir los diferentes tipos de estrés que existen en la actualidad, sus características, conceptos, sus
diversos tratamientos, así como varios puntos derivados de este mismo.

Bueno para empezar con este proyecto de investigación debemos iniciar por analizar el concepto que se
tiene acerca del estrés, debo mencionar que existen sin fin de definiciones acerca del tema, es por ello
que me di a la tarea de recopilar e investigar algunas de las más importantes que existen en la actualidad
y por supuesto, hacer mención de ellas a continuación.

ESTRÉS

Desde 1935, Hans Selye, (considerado padre del estrés) introdujo el concepto de estrés como síndrome o
conjunto de reacciones fisiológicas no especificas del organismo a diferentes agentes nocivos del
ambiente de naturaleza física o química.

El estrés (stress) es un fenómeno que se presenta cuando las demandas de la vida se perciben
demasiado difíciles. La persona se siente ansiosa y tensa y se percibe mayor rapidez en los latidos del
corazón.

"El estrés es lo que uno nota cuando reacciona a la presión, sea del mundo exterior sea del interior de
uno mismo. El estrés es una reacción normal de la vida de las personas de cualquier edad. Está
producido por el instinto del organismo de protegerse de las presiones físicas o emocionales o, en
situaciones extremas, del peligro".

El estrés es la respuesta del cuerpo a condiciones externas que perturban el equilibrio emocional de la
persona. El resultado fisiológico de este proceso es un deseo de huir de la situación que lo provoca o
confrontarla violentamente. En esta reacción participan casi todos lo órganos y funciones del cuerpo,
incluidos cerebro, los nervios, el corazón, el flujo de sangre, el nivel hormonal, la digestión y la función
muscular.

El estrés es un estímulo que nos agrede emocional o físicamente. Si el peligro es real o percibido como
tal, el resultado es el mismo. Usualmente provoca tensión, ansiedad, y distintas reacciones fisiológicas.
Es la respuesta fisiológica, psicológica y de comportamiento de un sujeto que busca adaptarse y
reajustarse a presiones tanto internas como externas.

Bien ya analizamos diferentes conceptos del estrés. Pero ahora

¿QUÉ CAUSA EL ESTRÉS?

Según Jean Benjamin Stora "el estrés es causado por el instinto del cuerpo de protegerse a sí mismo".
Este instinto es bueno en emergencias, como el de salirse del camino si viene un carro a velocidad. Pero
éste puede causar síntomas físicos si continua por mucho tiempo, así como una respuesta a los retos de
la vida diaria y los cambios.

Cuando esto sucede, (explica Jean) es como si su cuerpo se preparara para salir fuera del camino del
carro, pero usted está inmóvil. Su cuerpo está trabajando sobre tiempo, sin ningún lugar para usar toda
esa energía extra. Esto puede hacerlo sentir ansioso, temeroso, preocupado y tenso.

¿POR QUÉ SE PRODUCE EL ESTRÉS?

En principio, se trata de una respuesta normal del organismo ante las situaciones de peligro. En
respuesta a las situaciones de emboscada, el organismo se prepara para combatir o huir mediante la
secreción de sustancias como la adrenalina, producida principalmente en unas glándulas llamadas
"suprarrenales" o "adrenales" (llamadas así por estar ubicadas adyacentes al extremo superior de los
riñones). La adrenalina se disemina por toda la sangre y es percibida por receptores especiales en
distintos lugares del organismo, que responden para prepararse para la acción:

 El corazón late más fuerte y rápido


 Las pequeñas arterias que irrigan la piel y los órganos menos críticos (riñones, intestinos), se
contraen para disminuir la pérdida de sangre en caso de heridas y para dar prioridad al cerebro y
los órganos más críticos para la acción (corazón, pulmones, músculos).
 La mente aumenta el estado de alerta
 Los sentidos se agudizan

UTILIDAD DEL ESTRÉS

En condiciones apropiadas (si estamos en medio de un incendio, nos ataca una fiera, o un vehículo está
a punto de atropellarnos), los cambios provocados por el estrés resultan muy convenientes, pues nos
preparan de manera instantánea para responder oportunamente y poner nuestra vida a salvo. Muchas
personas en medio de situaciones de peligro desarrollan fuerza insospechada, saltan grandes obstáculos
o realizan maniobras prodigiosas.

EL PROBLEMA DEL ESTRÉS

Lo que en situaciones apropiadas puede salvarnos la vida, se convierte en un enemigo mortal cuando se
extiende en el tiempo. Para muchos, las condiciones de hacinamiento, las presiones económicas, la
sobrecarga de trabajo, el ambiente competitivo, etc., son circunstancias que se perciben
inconscientemente como amenazas. Esto les lleva a reaccionar a la defensiva, tornándose irritables y
sufriendo consecuencias nocivas sobre todo el organismo:

 Elevación de la presión sanguínea (hipertensión arterial)


 Gastritis y úlceras en el estómago y el intestino
 Disminución de la función renal
 Problemas del sueño
 Agotamiento
 Alteraciones del apetito
DESCRIPCIÓN

El estrés produce cambios químicos en el cuerpo. En una situación de estrés, el cerebro envía señales
químicas que activan la secreción de hormonas (catecolaminas y entre ellas, la adrenalina) en la glándula
suprarrenal. Las hormonas inician una reacción en cadena en el organismo: el corazón late más rápido y
la presión arterial sube; la sangre es desviada de los intestinos a los músculos para huir del peligro; y el
nivel de insulina aumenta para permitir que el cuerpo metabolice más energía.

Estas reacciones permiten evitar el peligro. A corto plazo, no son dañinas. Pero si la situación persiste, la
fatiga resultante será nociva para la salud general del individuo. El estrés puede estimular un exceso de
ácido estomacal, lo cual dará origen una úlcera. O puede contraer arterias ya dañadas, aumentando la
presión y precipitando una angina o un paro cardiaco. Así mismo, el estrés puede provocar una pérdida o
un aumento del apetito con la consecuente variación de peso en la persona.

CONSIDERACIONES

Los episodios breves de estrés trastornan el funcionamiento del organismo; sin embargo los síntomas
desaparecen cuando el episodio cede.

Esto ocurre con mayor facilidad si la persona posee tácticas efectivas para enfrentar el estrés y si expresa
sus sentimientos normalmente.

CAUSAS

Cualquier suceso que genere una respuesta emocional, puede causar estrés. Esto incluye tanto
situaciones positivas (el nacimiento de un hijo, matrimonio) como negativas (pérdida del empleo, muerte
de un familiar). El estrés también surge por irritaciones menores, como esperar demasiado en una cola o
en tráfico. Situaciones que provocan estrés en una persona pueden ser insignificantes para otra.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

El estrés afecta órganos y funciones de todo el organismo. Los síntomas más comunes son

 Depresión o ansiedad
 Dolores de cabeza
 Insomnio
 Indigestión
 Sarpullidos
 Disfunción sexual
 Palpitaciones rápidas
 Nerviosismo

TRATAMIENTO

Frente a la falta de respuesta al tratamiento físico, el doctor puede recomendar algún tipo de psicoterapia.

También puede recetar tranquilizantes, antidepresivos o betabloqueadores como medida a corto plazo.

Sin embargo, en general el uso de medicamentos no se recomienda como solución a largo plazo. En
estos casos no se recomienda el uso de bebidas alcohólicas

CUIDADOS
Si la causa del estrés es única, por ejemplo la pérdida de su empleo o un divorcio, enfrente la situación de
forma efectiva. Comparta sus sentimientos con los amigos. No se imponga más responsabilidades hasta
acostumbrarse a la nueva situación.

Si el estrés persiste debido a irritaciones diarias que no se pueden modificar, tal vez un cambio radical le
ayude, por ejemplo encontrar un trabajo menos agobiante.

Pero sin duda la mejor terapia es prevenirse, para ello.

 Tener siempre a disposición una válvula de escape; por ejemplo, hacer gimnasia o algún
pasatiempo
 Tener amigos con quienes compartir tanto lo bueno como lo malo
 Aprender técnicas de relajamiento; por ejemplo, yoga, medicación o auto-hipnosis
 Evitar el uso de tranquilizantes o alcohol para hacer frente a las situaciones de estrés

Se debe tener presente, que frente a los cuadros de estrés causados por factores negativos, es frecuente
que éste se acompañe de un proceso depresivo que deberá ser atendido simultáneamente por un
médico.

¿QUÉ CAMBIOS CAUSAN TENSIÓN NERVIOSA?

Cualquier tipo de cambio puede hacerlo sentir tenso, así sean cambios buenos. No es solamente el
cambio o el suceso en sí, pero también la forma como usted reacciona a éste, lo que importa. Lo que
puede causar estrés es diferente en cada persona. Por ejemplo que una persono no se sienta con estrés
al jubilarse del trabajo mientras que otras sí se sientan con estrés.

Otras cosas que pueden causarle tensión incluyen perder el trabajo, su hijo o hija marchándose o
regresando a la casa, la muerte de un esposo, el divorcio o el matrimonio, una enfermedad, una lesión,
una promoción en el trabajo, problemas de dinero, mudarse, o tener un bebé.

¿PUEDE EL ESTRÉS DAÑAR MI SALUD?

El estrés puede causar problemas de salud o empeorarlos si usted no aprende formas para confrontarlo.
Es necesario hablar con un doctor para cerciorarse de que los problemas que tiene sean causados por el
estrés. Porque también es muy importante analizar pero sobre todo cerciorarse de que sus síntomas no
son causados por otros problemas de salud.

¿QUÉ PUEDO HACER PARA REDUCIR MI ESTRÉS?

El primer paso es aprender a reconocer cuando usted se siente con estrés. Las primeras señales de
estrés incluyen tensión en los hombros y cuello, o haciendo puños con sus manos.

El siguiente paso es escoger una forma de enfrentarse al estrés. Una manera es evitar el suceso o la
cosa que lo causa el estrés pero esto frecuentemente es imposible.

La segunda forma es cambiando como reacciona al estrés. Ésa frecuentemente es la mejor forma.

ALGUNAS ESTRATEGIAS PARA DISMINUIR EL ESTRES

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos experimentado estrés. Para algunos, el estrés hace
parte de la vida diaria. Para otros, el sentirse estresados es una situación rara y ocasional -dichosos
ellos-. ¿Como se manifiesta en usted el estrés? A mi el estrés se manifiesta con dolores de cabeza y
gastritis. Algunas personas manifiestan dolor en el cuello y espalda, opresión en el pecho, tensión en
mandíbulas; para otras personas el final de un día estresante resulta en fatiga, deseos exagerados de
comer y desmotivación para hacer ejercicio.

Con las demandas diarias de la vida de hoy, un nivel leve de estrés puede ser inevitable y en ocasiones
hasta necesario, sin embargo cuando el estrés interfiere con la calidad de vida se debe actuar. Existen
varios factores concernientes al estrés que entraremos a discutir.

¿POR QUÉ ES PROVECHOSO EL EJERCICIO?

El ejercicio es una buena forma de afrontar el estrés porque es una forma saludable de relevar la energía
contenida y la tensión. También lo ayuda a estar en mejor forma, lo cual lo ayuda a sentirse mejor en todo
sentido.

¿QUÉ ES LA MEDITACIÓN?

La meditación es una forma de pensamiento guiado. Éste puede tomar muchas formas. Usted puede
hacerlo con algún ejercicio que repite los mismas movimientos una y otra vez, como caminar o nadar.
Usted puede hacerlo practicando las técnicas de relajación, con el estiramiento o respirando
profundamente.

El entrenamiento de relajamiento es fácil. Empiece con un músculo. Manténgalo tirante por unos cuantos
segundos. Relaje el músculo después de unos cuantos segundos. Haga lo mismo con todos sus
músculos. El estiramiento también puede ayudarlo a relevar la tensión. Haga rodar la cabeza en un
circulo ligero. Trate de alcanzar el techo y dóblese de lado a lado lentamente. Haga rodar los hombros.

Respiración profunda, relajada (vea la última lista al final de este panfleto) por si misma puede reducir el
estrés.

Si usted desea más ayuda para el tratamiento de los síntomas del estrés, pídale consejos a su doctor de
la familia.

SEÑALES POSIBLES DE ESTRÉS

 Ansiedad
 Dolor en la espalda
 Estreñimiento o diarrea
 Depresión
 Fatiga
 Dolores de cabeza
 Presión arterial alta
 Insomnio
 Problemas relacionándose con otros
 Falta de respiración
 Tensión en el cuello
 Malestar estomacal
 Sube o baja de peso

CONSEJOS PARA AFRONTAR EL ESTRÉS

 No se preocupe acerca de las cosas que usted no puede controlar, como el clima.
 Haga algo acerca de las cosas que si puede controlar.
 Prepárese lo mejor que pueda para sucesos que usted sabe que pueden ocasionarle estrés.
 Esfuércese por resolver los conflictos con otras personas.
 Pídale ayuda a sus amistades, familiares o profesionales.
 Fíjese metas realísticas en su casa y en el trabajo.
 Haga ejercicios.
 Medite.
 Abandone las actividades diarias que le causan estrés con deportes en grupo, eventos sociales y
pasatiempos.
 Trate de ver un cambio como un desafío positivo, no una amenaza.

PASOS PARA LA RESPIRACIÓN PROFUNDA

Recuéstese en una superficie plana.

 Coloque una mano en el estómago, justamente encima del ombligo. Coloque la otra mano en su
pecho.
 Inhale lentamente y trate de hacer que su estómago se alce.
 Exhale lentamente y deje que su estómago baje

EL ESTRÉS NO SIEMPRE ES MALO

El estrés no siempre es malo. De hecho, un poco de estrés es bueno. La mayoría de nosotros no puede
hacer bien las cosas: deporte, música, baile, trabajo, escuela, sin sentir la presión de la competición. Sin
el estrés de alcanzar la meta, la mayoría de nosotros no sería capaz de terminar un proyecto o de llegar a
trabajar con puntualidad.

El estrés es normal, ¿porqué se siente uno tan mal? Porque con todas las cosas que le pasan a uno no
es difícil sentirse estresado. Las cosas que uno no puede controlar son a menudo las más frustrantes.
Uno puede sentirse mal simplemente por ponerse presión sobre uno mismo: sacar buenas notas, tener
aspiraciones en un trabajo. Una reacción común del estrés es criticarse a uno mismo. Uno puede estar
tan abatido que las cosas ya no parecen ser divertidas y que la vida parece horriblemente preciosa.
Cuando esto ocurre es fácil pensar que uno no puede hacer nada para cambiar las cosas pero, ¡ si que se
puede!

QUÉ NO AYUDA A CONTROLAR EL ESTRÉS

Existen formas seguras y formas no recomendables para controlar el estrés. Es peligroso intentar escapar
de los propios problemas utilizando drogas o alcohol. Ambas opciones son tentadoras y los amigos
pueden ofrecérselas a uno. Las drogas y el alcohol pueden parecer respuestas fáciles, pero no lo son.
Controlar el estrés con alcohol y drogas solo añade nuevos problemas, como la adición, así como
problemas con la familia y de salud.

EL ESTRÉS Y LA ALIMENTACIÓN

Si una persona no está bien nutrida, su habilidad para soportar el estrés se verá realmente disminuida.
Comer poco, comer mucho o escoger una dieta no balanceada lo puede dejar sintiéndose débil y hasta
bajarle las defensas del organismo. Se debe intentar mejorar los hábitos alimenticios para que
físicamente la persona se sienta mejor y fuerte para manejar el estrés.

Una fórmula de nutrición para combatir el estrés seria: una dieta adecuada en calorías, (muy pocas le
quitan energía), con comidas altamente nutritivas con alimentos como carnes magras, ensaladas, frutas y
granos enteros.

Una dieta nutritiva completa sin eliminar ciertos grupos de alimentos que lo pueden llevar a una
deficiencia nutricional y a que afecten su estado de animo. Mantener una adecuada hidratación tomando
8 vasos de agua al día si es posible. Comer con un horario establecido, cada 3-4 horas para ayudar a
mantener su metabolismo y nivel de energía alto.
EL ESTRÉS Y LOS DOLORES DE CABEZA

¿Cómo puedo saber si el dolor de cabeza es como resultado del estrés o por alguna otra causa? Según
los expertos, la causa de la mayoría de los dolores de cabeza no es por enfermedad o secundaria a otra
condición médica.

Para muchas personas, el dolor de cabeza puede ser precipitado por cambios de temperatura, cambios
sensoriales de olor ó de luz, ingestión de cafeína, por sustancia aditiva de alimentos, cambios en patrones
de sueño y de alimentación. La mayoría de los dolores de cabeza son de tipo tensional los cuales son
usualmente manejados con dieta apropiada y técnicas de reducción del estrés.

Los dolores de cabeza que pueden indicar una condición mas seria son aquellos que se acompañan de
fiebre, visión doble, confusión mental, dificultad para hablar, con infección respiratoria o trauma
craneoencefálico.

ESTRÉS Y EL SUEÑO

El estrés es la primera causa de insomnio ó mala calidad de sueño. ¿Qué puedo hacer si el estrés me
está afectando el sueño?

Algunas técnicas para mejorar la calidad del sueño son el uso de la Aromaterapia; Aromas como lavanda
son reconocidos por su efecto calmante y de relajación. Salpique unas gotas en un pañuelo y póngalo
dentro de la funda de la almohada. Los aromas de pino y mejorana tienen también efecto relajante.

Otra forma de combatir el insomnio cuando nuestra mente está pensando y dando vueltas, es escribir.
Mantenga un diario en su mesa de noche y escriba todas las ideas y listas de cosas por hacer para el día
siguiente que no lo están dejando dormir; esto permite que la mente se aclara y logre el descanso y la paz
que necesita.

El ejercicio, como caminar o participar de un deporte recreativo realizado 5 a 6 horas antes de la hora de
dormir, se sabe ayuda a reducir el estrés y a mejorar la calidad del sueño. Realizar ejercicios de
estiramiento durante 5 minutos antes de ir a la cama también puede ser beneficioso para liberar la tensión
muscular y prepararlo para el sueño.

ESTRÉS Y EL TRABAJO

¿Cómo puedo reducir el nivel de estrés en mi trabajo?

Muchas personas experimentan la mayoría de su estrés en los días de trabajo. Para combatir el estrés en
el trabajo trate de seguir las siguientes recomendaciones:

 Tome suficiente agua durante el día y evite el exceso de cafeína


 No se salte las comidas y mantenga bocadillos saludables en su escritorio como frutas
deshidratadas (pasitas), nueces y maní sin sal, cereal de grano entero tipo granola, galletas de
soda.
 Tómese vacaciones frecuentes de 5 minutos, cerrando la puerta de su oficina, y durar unos
minutos haciendo estiramiento, escuchando música relajante, practicando respiración profunda,
leyendo 5 paginas de una novela o escuchar una cinta de meditación.

EL ESTRÉS Y LA MEDITACIÓN

Cada día, mas y mas profesionales de la salud están reconociendo los beneficios de la yoga y la
meditación en reducir el estrés, mejorar la presión arterial y la circulación, manejar el dolor y mejorar el
sistema inmunológico. Aquellos que practican estas técnicas manifiestan que inducen a una sensación de
calma y paz interior. Muchos pacientes han manifestado que luego de practicar la yoga por solo un corto
tiempo, su respuesta al estrés ahora es totalmente diferente. Existen diferentes tipos de técnicas de yoga
y meditación. Busque la que mas se adapte a usted.

FORZANDO TU CUERPO

Una gran fuente de estrés es exigir demasiado de uno mismo. Si estás trabajando o divirtiéndote 16 horas
del día, habrás reducido tu tiempo disponible para descansar. Tarde o temprano la perdida de energía
causará que tu cuerpo se atrase en su capacidad de repararse a si mismo. No habrá suficiente tiempo ni
energía para que tu cuerpo reponga aquellas células muertas o reestablezca los niveles de
neurotransmisores cerebrales. Ocurrirán "cambios" en tu medio-ambiente interno. Ocurrirá un declive en
tu energía. Te quedarás sin combustible! Si, a pesar de esto continúas derrochando tu energía, ocurrirán
cambios permanentes. La lucha de tu cuerpo por mantenerse sano a pesar del desgaste energético
excesivo es una "gran fuente" de estrés para tu cuerpo.

FACTORES MEDIO-AMBIENTALES

Los climas demasiado frios o calientes tambien pueden ser estresantes.

La altitud de una ciudad al igual que la contaminación por toxínas o venenos también son estresantes.
Cualquiera de estos factores amenaza a tu cuerpo con un cambio en el medio ambiente interno.

EL CASO DEL TABACO

El tabaco es una fuerte toxina. Fumar destruye las células que limpian tu traquea, bronquios y pulmones.
Fumar causa enfisema y bronquitis crónica que paulatinamente van asfixiando a la persona. El monóxido
de carbono que se encuentra en los cigarros causan una intoxicación crónica. Daña las arterias de tu
cuerpo y causa que llegue menos sangre a tu cerebro, corazón y demás órganos vitales. El cigarro
aumenta el riesgo de cáncer 50 veces.

El masticar tabaco tampoco es saludable. También daña las arterias y tiene el mismo riesgo de cáncer. (El
cáncer de la cabeza y el cuello es particularmente asesino.)

Envenenar tu cuerpo con monóxido de carbono, causarte a ti mismo enfisema, bronquitis crónica y daño
arterial es una fuente poderosa de estrés.

FACTORES HORMONALES

Pubertad:

Los grandes cambios hormonales de la pubertad son severas causas de estrés. El cuerpo del
adolescente "cambia" de forma, sus órganos sexuales comienzan a funcionar y nuevas hormonas
comienzan a ser segregadas. La pubertad, como todos lo sabemos, es muy estresante.

Síndrome Premenstrual:

Una vez que la mujer ha pasado por la pubertad, su cuerpo ha sido diseñado para trabajar mejor en la
presencia de hormonas sexuales femeninas. Para las mujeres que ya han pasado por la pubertad, la
ausencia de hormonas es una fuente importante de estrés.
Una vez al mes, antes de la menstruación, los niveles de hormonas femeninas disminuyen abruptamente.
En muchas mujeres el estrés causado por esta disminución de hormonas, es suficiente para causar un
episodio de sobre-estrés. Este sobre-estrés temporal es conocido como síndrome pre-menstrual.

Post-Parto:

Después del embarazo las hormonas "cambian" dramáticamente. Después del parto o de un aborto la
ausencia de hormonas podrá causar un episodio de sobre-estrés.

Menopausia:

Existe otro momento en la vida de una mujer cuando los niveles de hormonas disminuyen. A esto le
llamamos "menopausia". El declive de hormonas durante la menopausia es leve y constante. Sin
embargo, éste declive menopáusico es suficiente para causar sobre-estrés en muchas mujeres.

ESTRES ALERGICO

Las reacciones alérgicas son parte natural del mecanismo de defensa de tu cuerpo. Cuando eres
confrontado con una sustancia que tu cuerpo considera que es tóxica, tu cuerpo tratará de librarse de ella,
ya sea atacándola o neutralizándola de alguna manera. Si es una sustancia en tu nariz, te dará una gripa
alérgica. Si es una sustancia en tu piel, te saldrán ronchas. Si la inhalas te dará asma. Si la ingieres te
saldrán ronchas por todo el cuerpo. Definitivamente la alergia es una fuente de estrés que requiere de
grandes cambios de energía por parte de tu sistema inmunológico para luchar contra aquello que tu
cuerpo considera peligroso.

REACCIÓN GENERAL DE ADAPTACIÓN AL ESTRÉS

El Profesor Haus Selye, científico eminente, un pionero en el ámbito de la investigación sobre el estrés,
ha creado el concepto de una reacción general de adaptación al estrés. Este concepto revela las fases
fundamentales de reacción al estrés.

En la Fase A, la reacción de alarma, todas las facultades del organismo se encuentran en su estado de
movilización general, pero sin que algún sistema orgánico en particular quede implicado.

Si el estrés persiste durante un período de tiempo suficientemente largo, el organismo se habitúa al


mismo y entra en la fase de adaptación o de resistencia (Fase B). Es durante esta fase que el
metabolismo se adapta a la presencia del estrés durante un periodo de tiempo indeterminado. La reacción
del estrés se dirige hacia el órgano o la función fisiológica mejor capacitada para tratar o suprimir al
mismo.

La energía necesaria para la adaptación es limitada y, si el estrés se mantiene, puede ocurrir que el
organismo entre en la Fase C, la del agotamiento. En esta fase, el órgano o bien la función encargada de
enfrentar al estrés queda vencido y se desmorona.

¿QUÉ HACER FRENTE AL ESTRÉS?

No existe una fórmula sencilla e infalible que pueda "curar" el estrés. Se requieren acciones diversas que
permitan reducir las situaciones de sobrecarga. Para ello puede ser necesario "reaprender" a realizar las
tareas cotidianas del hogar o el trabajo: Programar las actividades para que no se acumulen ni se
conviertan en "incendios".

 Establecer prioridades claras.


 Delegar responsabilidades.
 Aprender a decir NO a los compromisos que no se pueden cumplir.
 Hacer bien y pronto lo que se puede hacer y olvidarse por completo de lo que no se puede.
 Asumir los grandes retos como secuencias de pequeños pasos.

Además, existen formas de contrarrestar los efectos nocivos del estrés, como el ejercicio físico regular y
las técnicas de relajación.

El ejercicio habitual es especialmente útil, pues proporciona una forma de escape para la agresividad y la
tensión, mejora el funcionamiento cardiovascular y genera un estado placentero de relajación después de
cada práctica.

La relajación es conveniente para aliviar el estado de tensión muscular que ocurre inconscientemente
durante el estrés. Los músculos, especialmente cervicales(de la nuca) y lumbares (de la cintura), se
contraen en forma prolongada y generan dolor. Este dolor produce incomodidad y dificulta el desempeño
de las tareas, generando más estrés.

Como diría Reinhold Niebuhr:

"Señor, dame el coraje para cambiar las cosas que debo,

serenidad para aceptar las que no puedo cambiar

y sabiduría para reconocer la diferencia"

EL ESTRÉS NO SIEMPRE ES MALO

El estrés no siempre es malo. De hecho, un poco de estrés es bueno. La mayoría de nosotros no puede
hacer bien las cosas: deporte, música, baile, trabajo, escuela, sin sentir la presión de la competición. Sin
el estrés de alcanzar la meta, la mayoría de nosotros no sería capaz de terminar un proyecto o de llegar a
trabajar con puntualidad.

El estrés es normal, ¿porqué se siente uno tan mal? Porque con todas las cosas que le pasan a uno no
es difícil sentirse estresado. Las cosas que uno no puede controlar son a menudo las más frustrantes.
Uno puede sentirse mal simplemente por ponerse presión sobre uno mismo: sacar buenas notas, tener
aspiraciones en un trabajo. Una reacción común del estrés es criticarse a uno mismo. Uno puede estar
tan abatido que las cosas ya no parecen ser divertidas y que la vida parece horriblemente preciosa.
Cuando esto ocurre es fácil pensar que uno no puede hacer nada para cambiar las cosas pero, ¡ si que se
puede!

QUÉ NO AYUDA A CONTROLAR EL ESTRÉS

Existen formas seguras y formas no recomendables para controlar el estrés. Es peligroso intentar escapar
de los propios problemas utilizando drogas o alcohol. Ambas opciones son tentadoras y los amigos
pueden ofrecérselas a uno. Las drogas y el alcohol pueden parecer respuestas fáciles, pero no lo son.
Controlar el estrés con alcohol y drogas solo añade nuevos problemas, como la adición, así como
problemas con la familia y de salud.

LOS DIFERENTES TIPOS DE ESTRÉS

" El tratamiento del estrés puede ser complicado y difícil porque existen diferentes tipos de estrés:

 Estrés agudo.
 Estrés agudo episódico y
 Estrés crónico.

Cada uno con sus propias características, síntomas, duración y distinto tratamiento. Veamos cada uno de
ellos.

Estrés Agudo

El estrés agudo es la forma de estrés más común. Proviene de las demandas y las presiones del pasado
inmediato y se anticipa a las demandas y presiones del próximo futuro. El estrés agudo es estimulante y
excitante a pequeñas dosis, pero demasiado es agotador. Por ejemplo, un descenso rápido por una pista
de esquí de alta dificultad por la mañana temprano puede ser muy estimulante; por la tarde puede añadir
tensión a la acumulada durante el día; esquiar por encima de las posibilidades puede conducir a
accidentes, caídas y sus lesiones. De la misma forma un elevado nivel de estrés agudo puede producir
molestias psicológicas, cefaleas de tensión, dolor de estómago y otros muchos síntomas.

Puesto que es breve, el estrés agudo no tiene tiempo suficiente para producir las grandes lesiones
asociadas con el estrés crónico. Los síntomas más comunes son:

 Desequilibrio emocional: una combinación de ira o irritabilidad, ansiedad y depresión, las tres
emociones del estrés.
 Problemas musculares entre los que se encuentra el dolor de cabeza tensional, el dolor de
espalda, el dolor en la mandíbula y las tensiones musculares que producen contracturas y
lesiones en tendones y ligamento.
 Problemas digestivos con molestias en el estómago o en el intestino, como acidez, flatulencia,
diarrea, estreñimiento y síndrome del intestino irritable.
 Manifestaciones generales transitorias como elevación de la presión arterial, taquicardia,
sudoración de las palmas de las manos, palpitaciones cardíacas, mareos, migrañas, manos o
pies fríos, dificultad respiratoria y dolor torácico.

El estrés agudo puede aparecer en cualquier momento de la vida de todo el mundo, es fácilmente tratable
y tiene una buena respuesta al tratamiento.

Estrés Agudo Episódico:

Existen individuos que padecen de estrés agudo con frecuencia, cuyas vidas están tan desordenadas que
siempre parecen estar inmersas en la crisis y en el caos. Van siempre corriendo, pero siempre llegan
tarde. Si algo puede ir mal, va mal. No parecen ser capaces de organizar sus vidas y hacer frente a las
demandas y a las presiones que ellos mismo se infringen y que reclaman toda su atención. Parecen estar
permanentemente en la cresta del estrés agudo.

Con frecuencia, los que padecen estrés agudo reaccionan de forma descontrolada, muy emocional, están
irritables, ansiosos y tensos. A menudo se describen a sí mismos como personas que tienen "mucha
energía nerviosa". Siempre tienen prisa, tienden a ser bruscos y a veces su irritabilidad se convierte en
hostilidad. Las relaciones interpersonales se deterioran rápidamente cuando los demás reaccionan con
hostilidad real. El lugar de trabajo se convierte en un lugar muy estresante para ellos.

20 CONSEJOS PARA EVITAR EL ESTRÉS


Habitúate a:

Dormir las siete u ocho horas recomendadas para un buen funcionamiento de tu organismo a lo largo del
día. Levántate con el tiempo suficiente para acudir al trabajo puntualmente. Si notas que las horas de
sueño son escasas, duerme una siesta no superior a 15 minutos.

Basa tus comidas en la Dieta Mediterránea. No deben faltar el aceite de oliva, cereales, pescado, ave,
verduras, legumbres y frutas. Evita las comidas copiosas con exceso de azúcar refinada, grasas, frituras o
huevos.

Reduce si eres consumidor exagerado tus cantidades de sal, café, té, mate, tabaco y alcohol.

Analízate:

Focaliza tus objetivos a corto y medio plazo tanto en tu casa como en la faceta profesional.

No permitas que ninguna circunstancia ni persona rebaje tu dignidad. Una autoestima alta minimiza y
relativiza el impacto de cualquier estrés.

Respeta tus motivaciones y haz las cosas que realmente te gustan. Trata de realizar las tareas que te
resulten más interesantes y placenteras. Si una actividad te resulta desagradable, trata de no realizarla, o
de encontrarle alguna utilidad o justificación ante ti mismo.

En el trabajo:

Adapta tu entorno de trabajo para un mayor aprovechamiento de tus tareas: Fotografías, música favorita,
amuleto de la suerte, trofeos.

Trata de ver las tareas y los contratiempos como desafíos que te permitirán crecer, y no como situaciones
amenazadoras.

Aprende y habitúate a medir tus capacidades, y no te violentes intentando hacer algo más allá de tus
posibilidades. Evita "exprimirte" hasta el agotamiento. A veces se pierde, intenta extraer lo positivo de los
sucesos negativos.

Cuando una tarea no avanza, realice otra tarea o haz una pausa, y si puedes sal del lugar donde te
encontrabas.

A veces lo trágico no son tanto las situaciones como el modo de interpretarlas. Es posible que cambiando
la forma de ver los conflictos, se reduzca tu malestar y puedas elaborar otras soluciones.
Tiempo libre y ocio:

Dedica una parte del día a alguna actividad de ocio sin remordimientos: Leer, ir al cine, deporte, escuchar
música...

Si tienes familia y amistades dedícales un tiempo, desconectando de las obligaciones. Durante la semana
dedica un día entero a descansar y realizar actividades que te gustan y no tengan ninguna relación con
tus obligaciones habituales.

Acostúmbrate en tus vacaciones a revisar y profundizar en tu escala de valores si no lo has hecho con
anterioridad.

Deporte:

Practicar deporte beneficia tu salud cardiovascular y te ayuda a quemar calorías. Sirve como relajante y
elimina tensiones. Si te gusta caminar, aprovecha para hacerlo en los desplazamientos al trabajo, a la
compra. Acostúmbrate a dejar el coche aparcado siempre que no sea indispensable. Si prefieres más
intensidad y/o regularidad en tus ejercicios puedes acudir a un gimnasio en donde también podrás
encontrar saunas y salas de masaje. Si te gustan y practicas los juegos de equipo, juega si lo disfrutas
con pretensiones competitivas, pero evita que deriven en enfrentamientos personales con los oponentes.

Tu relación con los demás:

Acostúmbrate a admitir y a demandar la crítica, así como a expresar honestamente tus puntos de vista.
Pide ayuda a las personas de tu entorno. Pedir ayuda es una muestra de reconocimiento a la otra
persona. El desahogo con terceros mitiga frustraciones.

Es sano ser algo egoísta. A veces hay que decir, no. Resulta imposible complacer a todo el mundo. Al
mismo tiempo, no permitas que los demás te presionen, te manipulen, ni te impongan unos criterios en
contra de los tuyos.

Intenta hacer el amor periódicamente, sin apresuramientos y sin rutina.

El odio y el rencor no te ayudan a avanzar. El perdón, la comprensión, la tolerancia resulta la mejor opción
para resolver algunos conflictos.

Cómo puedes conseguirlo:

Acostúmbrate a utilizar una agenda actualizada, donde apuntes todas las actividades, indicando el tiempo
que te ocuparán. No apuntes más cosas de las que podrás hacer. Planifícate el día nada más
comenzarlo.

ENFERMEDADES POR ESTRÉS

La práctica médica ha constatado por años las enfermedades producto del estrés, los estilos de vida
actuales son cada día más demandantes, esto lleva el hombre moderno a incrementar notablemente en
mucho sus cargas tensionales y produce la aparición de diversas patologías.

Las enfermedades que sobrevienen a consecuencia del estrés pueden clasificarse en dos grandes
grupos:

1) Enfermedades por Estrés Agudo.


Aparecen en los casos de exposición breve e intensa a los agentes lesivos, en situaciones de gran
demanda que el individuo debe solucionar, aparece en forma súbita, evidente, fácil de identificar y
generalmente es reversible. Las enfermedades que habitualmente observan son:

 Ulcera por Estrés


 Estados de Shock
 Neurosis Post Traumática
 Neurosis Obstétrica
 Estado Postquirúrgico

2) Patologías por Estrés Crónico.

La persistencia del individuo ante los agentes estresantes durante meses o aun años, produce
enfermedades de carácter más permanente, con mayor importancia y también de mayor gravedad. El
estrés genera inicialmente alteraciones fisiológicas, pero su persistencia crónica produce finalmente
serias alteraciones de carácter psicológico y en ocasiones falla de órganos blanco vitales. A continuación
se mencionan algunas de las alteraciones más frecuentes:

 Dispepsia
 Gastritis
 Ansiedad
 Accidentes
 Frustración
 Insomnio
 Colitis Nerviosa
 Migraña
 Depresión
 Agresividad
 Disfunción Familiar
 Neurosis de Angustia
 Trastornos Sexuales
 Disfunción Laboral
 Hipertensión Arterial
 Infarto al Miocardio
 Adicciones
 Trombosis Cerebral
 Conductas antisociales
 Psicosis Severas

FISIOPATOLÓGIA DEL ESTRÉS

En la descripción de la enfermedad, se identifican por lo menos las siguientes tres fases en el modo de
producción del estrés:

1) Reacción de Alarma:

El organismo, amenazado por las circunstancias se altera fisiológicamente por la activación de una serie
de glándulas, especialmente en el hipotálamo y la hipófisis ubicadas en la parte inferior del cerebro, y por
las glándulas suprarrenales localizadas sobre los riñones en la zona posterior de la cavidad abdominal.

El cerebro, al detectar la amenaza o riesgo, estimula al hipotálamo quien produce "factores liberadores"
que constituyen substancias especificas que actúan como mensajeros para zonas corporales también
especificas. Una de estas substancias es la hormona denominada A.C.T.H. (Adrenal Cortico Trophic
Hormone) que funciona como un mensajero fisiológico que viaja por el torrente sanguíneo hasta la
corteza de la glándula suprarrenal, quien bajo el influjo de tal mensaje produce la cortisona u otras
hormonas llamadas corticoides.

A su vez otro mensaje que viaja por la vía nerviosa desde el hipotálamo hasta la médula suprarrenal,
activa la secreción de adrenalina. Estas hormonas son las responsables de las reacciones orgánicas en
toda la economía corporal.

2) Estado de Resistencia:

Cuando un individuo es sometido en forma prolongada a la amenaza de agentes lesivos físicos, químicos,
biológicos o sociales el organismo si bien prosigue su adaptación a dichas demandas de manera
progresiva, puede ocurrir que disminuyan sus capacidades de respuesta debido a la fatiga que se
produce en las glándulas del estrés. Durante esta fase suele ocurrir un equilibrio dinámico u homeostasis
entre el medio ambiente interno y externo del individuo.

Así, si el organismo tiene la capacidad para resistir mucho tiempo, no hay problema alguno, en caso
contrario sin duda avanzará a la fase siguiente.

3) Fase de Agotamiento:

La disminución progresiva del organismo frente a una situación de estrés prolongado conduce a un
estado de gran deterioro con perdida importante de las capacidades fisiológicas y con ello sobreviene la
fase de agotamiento en la cual el sujeto suele sucumbir ante las demandas pues se reducen al mínimo
sus capacidades de adaptación e interrelación con el medio.

ESTRÉS LABORAL

El estrés laboral se conceptualiza como el conjunto de fenómenos que se suceden en el organismo del
trabajador con la participación de los agentes estresantes lesivos derivados directamente del trabajo o
que con motivo de este, pueden afectar la salud del trabajador.

1) Factores Psicosociales en el Trabajo.

Los factores psicosociales en el trabajo representan el conjunto de percepciones y experiencias del


trabajador, algunos son de carácter individual, otros se refieren a las expectativas económicas o de
desarrollo personal y otros más a las relaciones humanas y sus aspectos emocionales.

El enfoque más común para abordar las relaciones entre el medio ambiente psicológico laboral y la salud
de los trabajadores ha sido a través del concepto de estrés. Tanto en los países en desarrollo como en los
estados industrializados el medio ambiente de trabajo en conjunto con el estilo de vida provocan la acción
de factores psicológicos y sociales negativos. Por ello la importancia de su estudio desde el punto de vista
profesional ha ido aumentando día con día, estos estudios deben incluir tanto los aspectos fisiológicos y
psicológicos, como también los efectos de los modos de producción y las relaciones laborales.

Las actuales tendencias en la promoción de la seguridad e higiene en el trabajo incluyen no solamente los
riesgos físicos, químicos y biológicos de los ambientes laborales, sino también los múltiples y diversos
factores psicosociales inherentes a la empresa y la manera como influyen en el bienestar físico y mental
del trabajador.

Estos factores consisten en interacciones entre el trabajo, su medio ambiente laboral, la satisfacción
laboral y las condiciones de la organización por un lado y por otra parte las características personales del
trabajador, sus necesidades, su cultura, sus experiencias y su percepción del mundo.
Los principales factores psicosociales generadores de estrés presentes en el medio ambiente de trabajo
involucran aspectos de organización, administración y sistemas de trabajo y desde luego la calidad de las
relaciones humanas.

Por ello, el clima organizacional de una empresa se vincula no solamente a su estructura y a las
condiciones de vida de la colectividad del trabajo, sino también a su contexto histórico con su conjunto de
problemas demográficos, económicos y sociales. Así, el crecimiento económico de la empresa, el
progreso técnico, el aumento de la productividad y la estabilidad de la organización dependen además de
los medios de producción, de las condiciones de trabajo, de los estilos de vida, así como del nivel de
salud y bienestar de sus trabajadores.

En la actualidad se producen acelerados cambios tecnológicos en las formas de producción que afectan
consecuentemente a los trabajadores en sus rutinas de trabajo, modificando su entorno laboral y
aumentando la aparición o el desarrollo de enfermedades crónicas por estrés.

Otros factores externos al lugar de trabajo pero que guardan estrecha relación con las preocupaciones del
trabajador se derivan de sus circunstancias familiares o de su vida privada, de sus elementos culturales,
su nutrición, sus facilidades de transporte, la vivienda, la salud y la seguridad en el empleo.

Algunos de los principales factores psicosociales que con notable frecuencia condicionan la presencia de
estrés laboral se señalan a continuación:

A) Desempeño Profesional:

 Trabajo de alto grado de dificultad


 Trabajo con gran demanda de atención
 Actividades de gran responsabilidad
 Funciones contradictorias
 Creatividad e iniciativa restringidas
 Exigencia de decisiones complejas
 Cambios tecnológicos intempestivos
 Ausencia de plan de vida laboral
 Amenaza de demandas laborales

B) Dirección:

 Liderazgo inadecuado
 Mala utilización de las habilidades del trabajador
 Mala delegación de responsabilidades
 Relaciones laborales ambivalentes
 Manipulación o coacción del trabajador
 Motivación deficiente
 Falta de capacitación y desarrollo del personal
 Carencia de reconocimiento
 Ausencia de incentivos
 Remuneración no equitativa
 Promociones laborales aleatorias

C) Organización y Función:

 Prácticas administrativas inapropiadas


 Atribuciones ambiguas
 Desinformación y rumores
 Conflicto de autoridad
 Trabajo burocrático
 Planeación deficiente
 Supervisión punitiva

D) Tareas y Actividades:

 Cargas de trabajo excesivas


 Autonomía laboral deficiente
 Ritmo de trabajo apresurado
 Exigencias excesivas de desempeño
 Actividades laborales múltiples
 Rutinas de trabajo obsesivo
 Competencia excesiva, desleal o destructiva
 Trabajo monótono o rutinario
 Poca satisfacción laboral

E) Medio Ambiente de Trabajo:

 Condiciones físicas laborales inadecuadas

 Espacio físico restringido


 Exposición a riesgo físico constante
 Ambiente laboral conflictivo
 Menosprecio o desprecio al trabajador Trabajo no solidario

F) Jornada Laboral:

 Rotación de turnos
 Jornadas de trabajo excesivas
 Duración indefinida de la jornada
 Actividad física corporal excesiva

G) Empresa y Entorno Social:

 Políticas inestables de la empresa


 Ausencia de corporativismo
 Falta de soporte jurídico por la empresa
 Intervención y acción sindical
 Salario insuficiente
 Carencia de seguridad en el empleo
 Subempleo o desempleo en la comunidad
 Opciones de empleo y mercado laboral

Definitivamente la evaluación de la presencia, el grado de participación de estos factores y sus efectos


sobre la población trabajadora, dependerá de la capacidad del médico de Salud en el Trabajo, de sus
habilidades y de los recursos con que cuente para el monitoreo de las situaciones de estrés laboral en
determinado centro de trabajo.

Existen diferentes técnicas para medir el estrés, tales como: medición de las variaciones de la frecuencia
cardiaca, monitoreo de la presión sanguínea o de la frecuencia respiratoria, evaluación del gasto
energético, medición de la productividad, registro estadístico de la fatiga, electroencefalograma y
medición de los niveles sanguíneos de catecolaminas, así como a través de la cuantificación de otros
neurotransmisores por espectrofotometría, fluorometría, cromatorgrafía, radioisótopos o procedimientos
enzimáticos.
Sin embargo, sería casi imposible además de muy costoso, tratar de medir el estrés laboral en los
trabajadores utilizando determinaciones químicas cuantitativas de laboratorio o de evaluaciones clínicas
del daño orgánico producido por el estrés, por ello se emplean otro tipo de herramientas más viables y
cuya de validez y confiabilidad han sido debidamente comprobadas.

Estas técnicas de medición del estrés incluyen diversas encuestas y escalas tales como: la auditoria del
estrés de Boston, el Inventario de estados de angustia de Spielberg Gorsuch y Lushene, el cuestionario
LES de T.H. Holmes y R.H. Rahe, la valoración del estrés de Adam y otros instrumentos similares que
hacen posible la cuantificación del estrés y sus efectos sobre los trabajadores.

2) Estrés y Actividad Profesional

En la práctica médica, al observar la incidencia de las enfermedades derivadas del estrés, es evidente la
asociación entre algunas profesiones en particular y el grado de estrés que en forma genérica presentan
grupos de trabajadores de determinado gremio u ocupación con características laborales comunes, entre
ellos resaltan:

A) Trabajo apresurado:

 Obreros en líneas de producción mecanizadas


 Cirujanos
 Artesanos

B) Peligro constante:

 Policías, Mineros, Soldados, Bomberos,


 Boxeadores, Toreros
 Alpinistas, Buzos, Paracaidistas,

C) Riesgo vital:

 Personal de Aeronavegación Civil y Choferes Urbanos y de Transporte Foráneo

D) Confinamiento:

 Trabajadores Petroleros en Plataformas Marinas


 Marinos
 Vigilantes, Guardias, Custodios, Celadores
 Personal de Centros Nucleares o de Investigación
 Médicos, Enfermeras

E) Alta responsabilidad:

 Rectores
 Médicos
 Políticos
 Otros

F) Riesgo económico:

 Gerentes
 Contadores
 Ejecutivos Financieros
 Agentes de Bolsa de Valores

Sin embargo, hacen falta estudios formales que permitan establecer con mayor precisión las variables
participantes y correlaciones correspondientes, a efecto de poder determinar los porcentajes y
mecanismos de participación de los agentes estresantes que ocasionan las diferentes enfermedades que
inciden notablemente sobre estos grupos de trabajadores.

MANEJO DEL ESTRÉS LABORAL

El tratamiento de las enfermedades por estrés laboral deberá siempre dirigirse a erradicarlo a través de
controlar los factores o las fuerzas causales del mismo. El criterio general que pretende curar la
enfermedad en forma aislada mediante tratamiento paliativo de las alteraciones emocionales o reparación
de las lesiones orgánicas es sumamente simplista, limitado y poco racional. Así, el tratamiento contra el
estrés deberá ser preventivo y deberá lograrse ejerciendo las acciones necesarias para modificar los
procesos causales.

La prevención y atención del estrés laboral constituyen un gran reto, los criterios para contrarrestarlo
deberán ser organizacionales y personales. Los médicos de salud en el trabajo y profesionales afines,
deben vigilar a sus pacientes y cuando sea posible a toda la organización con objeto de manejar el estrés
en forma efectiva, aunque la participación del equipo de salud para efectuar cambios sustanciales con
frecuencia es más difícil, pues los gerentes y empleadores generalmente buscan resolver el problema de
los trabajadores en forma individual, pero rechazan la intervención en el origen del problema cuando esto
implica la necesidad de cambios en el lugar de trabajo, por la posible disyuntiva entre la ganancia
económica y el bienestar de los trabajadores.

El médico debe buscar anticipar la situación y aplicar medidas profilácticas efectivas, la prevención
primaria es un objetivo primordial, las acciones eficaces han demostrado éxito económico en las
empresas, al mejorar el estado de animo y el bienestar de los trabajadores disminuyendo las
enfermedades, remitiendo el ausentismo, elevando la productividad y mejorando sustancialmente el
desempeño y la calidad del trabajo.

1) Atención Individual del Problema

Los programas de atención individual en los sitios de trabajo contemplan la difusión de la información en
cuanto al estrés, sus causas y la forma de controlarlo a través de la educación para la salud de los
trabajadores para ayudarlos a desarrollar habilidades personales que les permitan reducir el problema. Se
emplea la distribución de trípticos, carteles, conferencias, videos, etc.

La idea principal consiste en tratar de identificar los agentes causales del estrés y lograr hacerlos
conscientes al trabajador, mostrar a este las posibilidades de solución de la situación, o el manejo
inteligente del estrés para poder actuar en consecuencia y contrarrestarlo.

Es importante, mejorar los hábitos del trabajador, la alimentación adecuada, ejercicio físico moderado,
gradual y progresivo, ritmos de sueño adecuados, propiciar las actividades recreativas, disminuir las
adicciones y evitar la vida sedentaria.

Además, son de gran utilidad las denominadas técnicas de atención que consisten en métodos para
ayudar a los trabajadores a resolver sus reacciones fisiológicas y psicológicas, con estrategias para
reducir el estrés en el ambiente laboral. Consisten en ejercicios de relajación, autoentrenamiento,
bioretroestimulación, ejercicios respiratorios, autoestima, meditación y aún yoga.

En forma complementaria, se enseña el uso de estrategias para la administración del tiempo, priorización
de problemas, desarrollo de la capacidad de planeación, técnicas de negociación; así como ejercitar
habilidades para la toma de decisiones, solución del conflictos, conducta asertiva, manejo del tiempo y en
general el desarrollo de mejores relaciones humanas.

2) Medidas Organizacionales

En el manejo colectivo de los factores causales del estrés, el criterio predominante consiste desde luego,
en reducir al máximo las situaciones generadoras de situaciones tensionales dentro de la empresa u
organización. Las acciones específicas se dirigen hacia las características de estructura de la
organización, estilos de comunicación, procesos de formulación de decisiones, cultura corporativa,
funciones de trabajo, ambiente físico y métodos de selección y capacitación del personal.

Es importante considerar las mejoras físicas, ergonómicas, de seguridad y de higiene del entorno laboral
en los centros de trabajo, pues tienen particular relevancia para los trabajadores al representar la
preocupación real y el esfuerzo patente de la empresa por mejorar el bienestar de sus empleados.

Las medidas de cambio de la organización persiguen la restructuración de los procesos y tareas, que
permita desarrollar las capacidades del trabajador, mejorando su responsabilidad y formas de
comunicación por medio de programas de asistencia para los trabajadores, círculos de calidad, grupos de
asesoría, soporte, participación activa, trabajo de equipo, solidaridad laboral, desarrollo profesional,
promoción de su creatividad y procesos de mejora continua.

El cambio se debe propiciar por medio de una incorporación gradual de los trabajadores a la organización
a través de diferentes estrategias como desarrollo organizacional, adecuación de los estilos de liderazgo,
redistribución del poder y la autoridad, participación responsable y activa en los procesos de toma de
decisiones de las áreas, favoreciendo la comunicación interna formal e informal, mejorando el ambiente
de trabajo, creando un clima laboral favorable a la empresa y propicio para el desarrollo sustentable, sano
e integral de la vida productiva de los trabajadores.

EL ESTRÉS EN EL TRABAJO

"Este documento fue obtenido de NIOSHI (Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional)"

NIOSHI es la agencia federal responsable de hacer investigaciones y recomendaciones para la


prevención de las enfermedades y heridas asociadas con el trabajo.

La naturaleza del trabajo está cambiando con la rapidez de un torbellino. Tal vez ahora más que nunca, el
estrés causado por el trabajo representa una amenaza para la salud de los trabajadores y, como
consecuencia, a la salud de las organizaciones. Por su programa de investigación sobre el estrés de
trabajo y por los materiales instructivos como este documento, NIOSH está dedicado a proveer a
organizaciones del conocimiento para reducir esta amenaza.

Este documento destaca el conocimiento sobre las causas del estrés en el trabajo y esboza los pasos que
se pueden tomar para prevenir el estrés de trabajo.

EL ESTRÉS EN EL LUGAR DE TRABAJO HOY EN DÍA


Lo más que él esperaba, lo más que se preocupaba David. Por semanas él había estado atormentado por
dolores de músculo, falta de apetito, el mal descanso, y un sentido completo de agotamiento. Primero
trató de ignorar estos problemas, pero finalmente él se volvió tan irascible e irritable que su esposa
insistió que él fuera al médico. Ahora, sentándose en la oficina médica y pensando en qué sería la
decisión del médico, no notó cuando Teresa se sentó a su lado. Ellos habían sido buenos amigos cuando
ella trabajó en la oficina delantera de la planta, pero él no la había visto desde que ella salió hace tres
años para aceptar un trabajo como representante de información y reclamaciones. Ella le dio un codazo
ligero para hacerle volver en sí, y dentro de unos minutos ellos hablaban y chismorreaban como si ella
nunca hubiera salido.

"Saliste justo al tiempo," él le dijo a ella. "Desde la reorganización, nadie se siente seguro. Antes, si
hacías tu trabajo, tenías un trabajo. Eso no está seguro nada más. Esperan los mismos niveles de
producción a pesar de que dos hombres hacen ahora el trabajo de tres. El trabajo se ha acumulado tanto
que estoy trabajando turnos de doce horas seis días por semana. Juro que oigo la bulla de esas
máquinas en mi sueño. Los compañeros llaman diciendo que están enfermos solamente para tener un
día de descanso. La moral está tan baja que están hablando de contratar a unos consultores para
entender una mejor manera de cumplir el trabajo."

"Pues, les extraño mucho a Uds.," ella dijo. "Tengo miedo de haber salido de un lío para meterme en otro.
En mi trabajo nuevo, la computadora envía las llamadas y nunca paran. Aun así tengo que programar mis
descansos para ir a los servicios. Todo lo que oigo durante todo el día son quejas de clientes
descontentos. Yo trato de ayudar y comprender, pero no puedo prometerles nada sin obtener la
aprobación de mi jefe. La mayor parte del tiempo me agarro entre lo que desea el cliente y la política de la
compañía. No estoy segura a quien le tengo que complacer. Los otros representantes están tan tensos
que nunca se hablan. Todos nosotros vamos a nuestros propios cubículos y nos quedamos allá hasta que
termine el día. Para colmo de males, la salud de mi madre se deteriora. Si por lo menos pudiera usar algo
de mis días de permiso para cuidarla! No es asombro que yo esté aquí con migrañas y la presión alta.
Muchos de los representantes están visitando al consejero de asistencia para el empleado y tomando
clases sobre el manejo del estrés, lo que parece ayudar. Pero tarde o temprano, alguien tendrá que
cambiar algo de la manera en que opera el lugar."

Las historias de David y Teresa son desafortunadas pero no inusuales. El estrés del trabajo se ha hecho
un problema costoso y común en el lugar de trabajo estadounidense, dejando pocos trabajadores no
afectados. Por ejemplo, unos estudios reportan lo siguiente:
Un cuarto de los empleados considera sus trabajos como la causa primera del estrés en sus vidas.

-Vida Nacional Noroeste

Tres cuartos de los empleados creen que hoy día el trabajador tiene más estrés en el trabajo que una
generación atrás.

-Colegiados de Investigaciones del Estudio de Princeton

Los problemas de la salud están más fuertemente asociados con los problemas en el trabajo que con
cualquier otra causa del estrés en la vida—incluso más que los problemas financieros o familiares.

-Compañía de Seguro del Fuego y de la Marina de St. Paul

Afortunadamente, las investigaciones sobre el estrés de trabajo han aumentado mucho en años
recientes. A pesar de esta atención, sigue confusión sobre las causas, los efectos, y la prevención del
estrés de trabajo. Este documento resume lo que se sabe sobre el estrés de trabajo y lo que se puede
hacer sobre este asunto.

¿QUÉ ES EL ESTRÉS DE TRABAJO?

El estrés de trabajo se puede definir como las nocivas reacciones físicas y emocionales que ocurren
cuando las exigencias del trabajo no igualan las capacidades, los recursos, o las necesidades del
trabajador. El estrés de trabajo puede llevar a la mala salud y hasta la herida.

El concepto del estrés de trabajo muchas veces se confunde con el desafío, pero estos conceptos no son
iguales. El desafío nos vigoriza psicológicamente y físicamente, y nos motiva aprender habilidades
nuevas y llegar a dominar nuestros trabajos. Cuando nos encontramos con un desafío, nos sentimos
relajados y satisfechos. Entonces el desafío es un ingrediente importante del trabajo sano y productivo.
Probablemente a la importancia del desafío en nuestra vida de trabajo refieren los que dicen "un poco de
estrés es bueno."

Pero para David y Teresa, la situación es diferente el desafío se ha convertido en exigencias del trabajo
que no se pueden satisfacer, el esparcimiento se ha convertido en agotamiento, y un sentido de
satisfacción se ha convertido en sentidos de estrés. En suma, se crea el marco para la enfermedad, la
herida, y el fracaso de trabajo.

El estrés de trabajo sigue cuando las exigencias del trabajo no igualan las capacidades, los recursos, o
las necesidades del trabajador.
¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DEL ESTRÉS EN EL TRABAJO?

Casi todos están de acuerdo que el estrés de trabajo resulta de la interacción del trabajador y las
condiciones de trabajo. Sin embargo, las opiniones difieren sobre la importancia de las características del
trabajador frente a la importancia de las condiciones del trabajo como la causa primera del estrés de
trabajo. Estas opiniones distintas son importantes porque sugieren maneras diferentes de prevenir el
estrés en el trabajo.

Según una corriente de opinión, las diferencias entre características personales como la personalidad y el
estilo de sobrellevar el estrés son más importantes para pronosticar si ciertas condiciones de trabajo
resultarán en el estrés—es decir que, lo que está estresante para una persona podría no estar problema
para otra. Esta opinión lleva a estrategias de prevención que concentran en los trabajadores y las
maneras de ayudarles a sobrellevar las condiciones exigentes de trabajo.

Aunque no se puede ignorar la importancia de las diferencias de cada uno, la evidencia científica sugiere
que ciertas condiciones de trabajo están estresantes para la mayoría de la gente. Son buenos ejemplos
las exigencias excesivas de trabajo y las expectativas opuestas descritas en las historias de David y
Teresa. Tal evidencia sostiene un énfasis más grande en las condiciones de trabajo como la fuente
fundamental del estrés de trabajo. También sostiene el rediseño de trabajo como una estrategia principal
de prevención.

En 1960, un tribunal en Michigan confirmó una demanda de indemnización para un trabajador de la


cadena de montaje automotor que tenía dificultad mantenerse al nivel de las presiones de la cadena de
producción. Para evitar rezagarse, él trató de trabajar en varios montajes en el mismo tiempo y a menudo
confundió las partes. Por consiguiente, él fue sometido a la crítica repetida del capataz. Finalmente él
sufrió una crisis psicológica.

En 1995, casi la mitad de los estados ya permitían las demandas de indemnización laboral por los
problemas emocionales y la invalidez debido al estrés en el trabajo [sin embargo, note que los tribunales
están reacios confirmar demandas por lo que se puede considerar condiciones normales de trabajo o
simplemente el trabajo arduo].

-Anuario de la Indemnización de Trabajador de 1995

EL ENFOQUE DE NIOSH EN EL ESTRÉS DE TRABAJO


Sobre la base de experiencia e investigaciones, NIOSH apoya el parecer que las condiciones de trabajo
tienen un papel principal en causar el estrés de trabajo. Sin embargo, no se ignora el papel de factores
individuales. Según la opinión de NIOSH, la exposición a condiciones estresantes de trabajo (llamadas
causas de estrés) pueden tener una influencia directa en la salud y la seguridad de trabajador. Pero como
se muestra en el esquema de abajo, factores individuales y de otras situaciones pueden intervenir para
fortalecer o debilitar esta influencia. Teresa tiene que cuidar a su madre enferma—es un ejemplo cada vez
más común de un factor individual o de una situación que puede intensificar los efectos de las
condiciones estresantes de trabajo. Unos ejemplos de factores del individuo y de la situación que pueden
reducir los efectos de condiciones estresantes incluyen los siguientes:

 El equilibrio entre el trabajo y la vida familiar o personal


 Una red de apoyo de amigos y compañeros de trabajo
 Un punto de vista relajado y positivo

CONDICIONES QUE PODRÍAN CAUSAR EL ESTRÉS

El diseño de los trabajos.

Trabajo pesado, descansos infrecuentes, turnos y horas de trabajo largos; trabajos frenéticos y de rutina
que tienen poco significado inherente, no usan las habilidades de los trabajadores, y proveen poco
sentido de control.

Ejemplo: David trabaja al punto de agotamiento. La computadora la tiene atada Teresa, permitiendo poca
flexibilidad, iniciativa propia, o descanso.

El estilo de dirección.

Falta de participación por trabajadores en la toma de decisiones, falta de comunicación en la


organización, y falta de política que está favorable a la vida de familia.

Ejemplo: Teresa necesita obtener la aprobación del jefe por todo, y la compañía está insensible a sus
necesidades de familia.

Las relaciones interpersonales.

Malos ambientes sociales y falta de apoyo o ayuda de compañeros y supervisores.

Ejemplo: El aislamiento física de Teresa reduce sus oportunidades de relacionarse con otros trabajadores
o recibir ayuda de ellos.
Los papeles de trabajo.

Expectativas de trabajo mal definidas o imposibles de lograr, demasiada responsabilidad, demasiadas


funciones.

Ejemplo: Muchas veces Teresa se ve en una situación difícil en la que trata de satisfacer tanto las
necesidades del cliente como las exigencias de la empresa.

Las preocupaciones de la carrera.

Inseguridad de trabajo y falta de oportunidad para el crecimiento personal, el fomento, o el ascenso;


cambios rápidos para los cuales los trabajadores no están preparados.

Ejemplo: Desde la reorganización en la planta de David, todos están preocupados sobre sus futuros con
la compañía y lo que ocurrirá después.

Las condiciones ambientales.

Condiciones desagradables y peligrosas como las áreas de trabajo atiborradas, el ruido, la contaminación
del aire, o los problemas ergonómicos.

Ejemplo: David está expuesto a ruido constante en el trabajo.

EL ESTRÉS DE TRABAJO Y LA SALUD

El estrés hace que el cerebro se ponga en guardia. La reacción del cerebro es preparar el cuerpo para la
acción defensiva. El sistema nervioso se despierta y las hormonas se liberan para avivar los sentidos,
acelerar el pulso, profundizar la respiración, y tensar los músculos. Esta respuesta (a veces llamada la
respuesta de luchar o huir) es importante porque nos ayuda defendernos contra situaciones
amenazantes. La respuesta se programa biológicamente. Todos reaccionen más o menos de la misma
manera no importa si la situación sea en la casa o en el trabajo.

Los episodios de estrés que duran poco o están infrecuentes representan poco riesgo. Pero cuando las
situaciones estresantes continúan no resueltas, se queda el cuerpo en un estado constante de activación,
lo que aumenta la tasa del desgaste a los sistemas biológicos. En última instancia, resulta la fatiga o el
daño, y la habilidad del cuerpo de arreglarse y defenderse se puede comprometer seriamente. Como
resultado, aumenta el riesgo de herida o de enfermedad.

Hace 20 años, muchos estudios han considerado la relación entre el estrés de trabajo y una variedad de
enfermedades. Alteraciones de humor y de sueño, el estómago descompuesto y el dolor de cabeza, y
relaciones alterados con la familia y los amigos son ejemplos de problemas relacionados con el estrés
que se desarrollan rápidamente y se ven comúnmente en estos estudios. Estas señales tempranas del
estrés de trabajo usualmente están fáciles de reconocer. Pero los efectos del estrés de trabajo en las
enfermedades crónicas son más difíciles de ver porque las enfermedades crónicas necesitan mucho
tiempo para desarrollarse y se pueden influir por muchos factores aparte del estrés. Sin embargo, la
evidencia rápidamente está acumulando y sugiere que el estrés tiene un papel importante en varios tipos
de problemas crónicas de la salud particularmente la enfermedad cardiovascular, las afecciones músculo-
esqueléticas, y las afecciones psicológicos.

Los gastos de asistencia médica son casi 50% más para trabajadores que reportan niveles altos de
estrés.

-Publicación de la Medicina Ocupacional y Medioambiental


Lo que nos dicen las investigaciones:

La enfermedad cardiovascular

Muchos estudios sugieren que los trabajos que exigen mucho psicológicamente y que permiten a los
empleados poco control sobre el proceso de trabajo hacen aumentar el riesgo de la enfermedad
cardiovascular.

Las afecciones músculo-esqueléticas

Sobre la base de investigaciones por NIOSH y muchas otras organizaciones, se cree mucho que el estrés
de trabajo aumenta el riesgo del desarrollo de afecciones músculo-esqueléticas de la espalda y de las
extremidades de abajo.

Las afecciones psicológicas

Varios estudios sugieren que las diferencias entre las tasas de problemas de la salud mental (como la
depresión y el agotamiento) para varias ocupaciones se deben en parte a las diferencias entre los niveles
del estrés de trabajo. (Las diferencias de economía y estilo de vida entre ocupaciones también pueden
contribuir a algunos de estos problemas.)

La herida en el lugar de trabajo

Aunque se necesita más estudio, se aumenta la preocupación que las condiciones estresantes se afecten
las prácticas seguras de trabajo y crean el marco para las heridas en el trabajo.

El suicidio, el cáncer, las úlceras, y las funciones inmunes afectadas

Unos estudios sugieren una relación entre las condiciones estresantes de trabajo y estos problemas de la
salud. Sin embargo, se necesitan más investigaciones antes de que se pueda sacar conclusiones firmes.

-Enciclopedia de la Salud y la Seguridad Ocupacional

EL ESTRÉS, LA SALUD, Y LA PRODUCTIVIDAD

Algunos empleadores suponen que las condiciones estresantes de trabajo sean un malo necesario que
las compañías deben aumentar la presión a los trabajadores y prescindir de las preocupaciones de salud
para seguir siendo productivas y lucrativas en la economía de hoy. Pero las conclusiones de investigación
cuestionan esta opinión. Los estudios muestran que las condiciones estresantes de trabajo están
asociadas con el absentismo, la tardanza, y un número aumentado de intenciones de dimisión—todo de
lo cual tiene un efecto negativo en lo esencial.

Los estudios recientes de las organizaciones denominadas sanas sugieren que las políticas beneficiando
la salud del trabajador también benefician lo esencial. Una organización sana se define como una que
tiene tasas bajas de enfermedad, lesiones, y invalidez en su personal y también está competitiva en el
mercado. Las investigaciones de NIOSH han identificado unas características organizativas asociadas
con el trabajo sano de bajo estrés y con niveles altos de productividad. Unos ejemplos de estas
características incluyen los siguientes:

 El reconocimiento de empleados por buen rendimiento en el trabajo


 Oportunidades para el fomento de la carrera
 Una cultura de organización que valora al trabajador individual
 Acciones de la dirección que concuerdan con los valores organizativos

LA PREVENCIÓN DEL ESTRÉS Y EL RENDIMIENTO EN EL TRABAJO

La Compañía de Seguro del Fuego y de la Marina de St. Paul hizo varios estudios sobre los programas
para la prevención del estrés en los escenarios de hospital. Las actividades del programa incluyeron (1) la
educación del empleador y de la administración en el estrés de trabajo, (2) unos cambios en las políticas
de hospital y los procedimientos para reducir las fuentes organizativas del estrés, y (3) el establecimiento
de programas de asistencia para el empleado.

En un estudio, la frecuencia de errores médicos disminuyó por 50% después de que se implementaron las
actividades de prevención en un hospital de 700 camas. En un segundo estudio, se redujo por 70% el
número de demandas de mala práctica en 22 hospitales que pusieron en práctica actividades para la
prevención del estrés. Por contraste, no hubo ninguna reducción en el número de demandas en un grupo
concordado de 22 hospitales que no implementaron actividades para la prevención del estrés.

-Publicación de la Psicología Aplicada

Según unos datos de la Agencia de Estadísticas de Trabajo [Bureau of Labor Statistics], los trabajadores
que tienen que tomar tiempo libre de trabajo por causa del estrés, de la ansiedad, o de una afección
relacionada tomarán más o menos 20 días libre.

-Agencia de Estadísticas de Trabajo


PREVINIENDO EL ESTRÉS EN EL TRABAJO: UN ENFOQUE EXHAUSTIVO

COMO CAMBIAR LA ORGANIZACIÓN PARA PREVENIR EL ESTRÉS DE TRABAJO

Asegure que el volumen de trabajo coordine con las habilidades y los recursos de los trabajadores.

Diseñe los trabajos para proveer el significado, el estímulo, y las oportunidades para que los trabajadores
usen sus habilidades.

Defina claramente los papeles y responsabilidades de los trabajadores.

Dé oportunidades a los trabajadores de participar en las decisiones y acciones afectando sus trabajos.

Mejore las comunicaciones, reduzca la incertidumbre sobre el desarrollo de carrera y las posibilidades de
trabajo en el futuro.

Provea oportunidades para la interacción social entre los trabajadores.

Establezca los calendarios de trabajo que están compatibles con las demandas y responsabilidades fuera
del trabajo.

-Psicólogo Americano

Ni enfoques estandarizados ni manuales sencillos de instrucción existen para crear un programa para la
prevención del estrés. El diseño del programa y soluciones apropiadas se influirán por varios factores el
tamaño y la complejidad de la organización, los recursos disponibles, y especialmente los problemas de
estrés que son característicos de una organización. En la compañía de David, por ejemplo, el problema
principal es la sobrecarga de trabajo. Por otra parte, Teresa está preocupada por sus interacciones
difíciles con el público y un calendario inflexible de trabajo.

Aunque no es posible dar una receta general para prevenir el estrés en el trabajo, sí es posible ofrecer
unas pautas en el proceso de la prevención del estrés en organizaciones. En todas las situaciones, el
proceso para los programas para la prevención del estrés supone tres pasos distintos: la identificación del
problema, la intervención, y la evaluación. Se empieza esbozar estos pasos en la página siguiente. Para
dar resultado este proceso, tienen que prepararse suficientemente las organizaciones. Al mínimo, la
preparación para un programa de prevención del estrés debe incluir los pasos siguientes:

 Construir la conciencia general sobre el estrés de trabajo (las causas, los costos, y el control)
 Asegurar la dedicación y el apoyo de la administración para el programa
 Incorporar la aportación y la participación del empleado en todas las fases del programa
 Establecer la capacidad técnica para llevar a cabo el programa (e.g., la capacitación
especializada para el personal en la organización o el uso de consultores del estrés de trabajo)

Reunir a los trabajadores o a los trabajadores y directores en un comité o un grupo para la resolución de
problemas puede ser un enfoque particularmente útil para crear un programa para la prevención del
estrés. Las investigaciones han mostrado efectivos estos esfuerzos participativos para tratar con
problemas ergonómicos en el lugar de trabajo. En parte es porque capitalizan en la experiencia que
tienen los empleados con los peligros encontrados en los trabajos. Sin embargo, cuando se forman tales
grupos de trabajo, se debe tomar cuidado para asegurar que acaten las leyes corrientes de trabajo.

Bueno en lo personal este documento presentado por NIOSHI es muy motivador y para mi ayudara a
mucho trabajadores quienes tienen problemas con el estrés en el trabajo.

CONCLUSIONES Y OBSERVACIONES:

El estrés es el resultado de la adaptación de nuestro cuerpo y de nuestro espíritu al cambio que exige un
esfuerzo físico, psicológico y emocional. Aun los acontecimientos positivos pueden generar un cierto
grado de estrés cuando requieren cambios y adaptaciones.

El cambio en sí mismo no es una novedad. De hecho, constituye el pilar de la evolución de la humanidad.


La innovación consiste precisamente en el ritmo sin precedentes en que se producen los cambios y que
inevitablemente repercute en forma significativa sobre la sociedad, la cual no está preparada para
enfrentar semejantes cambios en esta secuencia y, por lo tanto, se encuentra entonces a menudo
desarmada.

El cambio está en todos lados. Afecta profundamente la tecnología, la ciencia, la medicina, las
condiciones de trabajo y las estructuras de las empresas, los valores y las costumbres de la sociedad, la
filosofía y aún la religión. En realidad, la única constante que sigue persistiendo es, precisamente, el
"cambio". Como vivimos en la era del cambio, no debe sorprender que el Siglo XX se denomine "el siglo
del estrés", lo cual exige una adaptación sin precedentes, tanto por parte de la generación mayor como
de la joven.

Han pasado más de dos mil años; el filósofo griego Pitágoras definía a la adaptación como el "don de la
excelencia humana". Nunca antes el hombre debió desarrollar este talento tan intensamente como en la
actualidad y es probable que deberá superarse aun en el curso de las próximas décadas.

En el transcurso de investigación que realice acerca de este tema tuve mis complicaciones... pero pues
con tiempo y dedicación logre realizar con éxito mi investigación.

Los temas aquí expuestos son de diferentes fuentes de información, algunos de ellos adquiridos del
centro de información del tecnológico y otros directamente de paginas web..

Cabe mencionar que dentro del documento hay un tema que obtuve directamente de la pagina de
NIOSHI que fue "el estrés en el trabajo" que para mi en lo personal fue muy motivador cuando lo iba
leyendo y rescribiendo al documento, y seguramente para todo aquel que lo leo será muy motivador para
el buen desarrollo en su trabajo y no estar estresado cuando éste lo realice.

Por ultimo este tema fue muy interesante, los conocimientos nuevos que adquirido acerca del estrés
realmente los aplicare a mi vida diaria los tratamientos que se llevan acabo cuando uno esta estresado,
también eh aprendido como evitar el estrés y lo que es mas importante ayudar a las personas estresadas
por cualquier motivo a salir adelante.