You are on page 1of 7

Qué es un alcoholímetro?

El término "alcoholímetro" es en realidad el nombre de la marca de los productos de análisis


del aliento fabricados por Smith and Wesson a finales de 1950, una mejora del mucho más
engorroso "drunkometer" desarrollado en 1938. El término, sin embargo, ha llegado a ser un
término genérico para cualquier marca o modelo de instrumento diseñado para determinar la
cantidad de alcohol en la sangre de un sujeto mediante el análisis de la respiración.
Literalmente docenas de modelos de alcoholímetros existen, la mayoría son de mano. Debido
a su frecuente uso como prueba en los tribunales penales, su diseño y funcionamiento está
sujeto a regulaciones altamente prescritas.

Cómo funciona?

El alcohol no se digiere en el cuerpo, simplemente se absorbe en los tejidos de la boca,


garganta, estómago e intestinos y se excreta finalmente. En parte, el alcohol sale del cuerpo a
través de la respiración; debido a que el porcentaje total de alcohol en la sangre que existe de
esta manera es predecible, el contenido de alcohol de la respiración se puede utilizar para
calcular el contenido total de alcohol en sangre, o BAC (por sus siglas en inglés). El
alcoholímetro de mano utiliza la tecnología de células de combustible electroquímico para
identificar los elementos presentes en la muestra, por supuesto, buscando específicamente el
alcohol. Algunos dispositivos utilizan un espectrofotómetro de infrarrojos para analizar la
muestra, identificar el alcohol y calcular el contenido en porcentaje. El BAC es entonces
calculado sobre la base de una relación de partición, la proporción de alcohol en el aliento a
alcohol en la sangre, de cualquier lugar entre 1.700 y 2.400. El resultado del alcoholímetro es
una lectura de alcohol en la sangre expresada como un porcentaje.

MECANISMO DEL ALCOHOLÍMETRO

El mecanismo del alcoholímetro usado comúnmente en la detección de alcohol en los


conductores de cualquier tipo de vehículo está fundamentado en la electroquímica ya que es
necesario que se genere una reacción de oxido –reducción con sustancias que al reducirse o
oxidarse presenten un cambio de color que sirva como indicador a la persona que está
realizando la prueba.

Una de las sustancias que pueden ser utilizadas para la construcción de celdas
electroquímicas es una dilución ácida de dicromato potásico (tendrá el papel de indicador). Al
entrar en contacto el dicromato potásico con el etanol (alcohol) se produce una reacción
oxido reducción. El etanol se oxidaría dando lugar al ácido acético y en el dicromato potásico
se generaría una reducción, generando un cambio de color de naranja a verde. Por tanto, el
cambio de naranja a verde será el indicador de que la persona ha ingerido alcohol.

Químicamente:

3CH3CH2OH + 2K2Cr2O7 + 8H2SO4 ->3CH3COOH + 2Cr2(SO4)3 + 2K2SO4 + 11H2O


-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Los primeros dispositivos utilizados para la detección de alcohol etílico en el aliento estaban
basados en reacciones de oxidación-reducción. En el siguiente experimento se utiliza una
disolución ácida de dicromato potásico como indicador. El paso de etanol a ácido acético
(oxidación), producirá la reducción de dicromato (naranja) a Cr3+, (de color verde intenso). Así,
el viraje de naranja a verde pondrá de manifiesto la presencia de etanol.

En el experimento que se muestra en el video existe un primer frasco lavador de gases que
contiene una pequeña cantidad de etanol, que simula el etanol contenido en el aliento. Al
soplar, parte de este alcohol, pasará a la disolución de dicromato (en el segundo frasco lavador
de gases) produciendo su reducción a Cr3+ y por lo tanto el viraje de naranja a verde, según la
reacción:

3CH3CH2OH + 2K2Cr2O7 + 8H2SO4 ->3CH3COOH + 2Cr2(SO4)3 + 2K2SO4 + 11H2O

En la actualidad se utilizan sistemas de detección de alcohol etílico en el aliento más selectivos,


basados fundamentalmente en absorción infrarroja o células electroquímicas.
Alcoholímetro con sensor de infrarrojo

Estos dispositivos se basan en la propiedad de absorber la radiación infrarroja (IR) del espectro
electromagnético.

Los gases de la atmósfera absorben muy poco esta radiación mientras que el alcohol
volatilizado, presente en el aliento, absorben esta radiación en mayor cantidad.

En la siguiente imagen se puede ver un esquema del funcionamiento del dispositivo.


El dispositivo emite una radiación infrarroja. El aire exhalado que entra en el dispositivo
absorbe parte de esta radiación electromagnética, disminuyendo de esta forma su intensidad.
Cuando mayor sea la concentración de alcohol, más se reducirá su intensidad. Al final del
dispositivo se encuentra un sensor que recoge la radiación infrarroja que llega y mediante un
algoritmo la transforma en una señal eléctrica, que indica la cantidad de radiación absorbida y
por tanto, la cantidad de alcohol presente en el aire exhalado.

Alcoholímetro con célula electroquímica

Estos dispositivos funcionan como pequeñas baterías que producen una corriente eléctrica
gracias a una fuente externa de “combustible” (aire exhalado con presencia de etanol).

Se basa en la reacción electrolítica, en la que existe un paso de electrones de una especie con
tendencia a oxidarse a una especie con tendencia a reducirse y que se encuentran separadas.

Estas “baterías” están compuestas por electrodos de platino y un electrolito ácido.

Por un de los extremos pasa el aire exhalado, mientras que por el otro extremo entra oxigeno
(aire exterior), se produce así un paso de electrones que produce una corriente eléctrica, cuyo
voltaje sirve para calcular el nivel de alcohol en la muestra de aire exhalado.
Aunque no es exactamente igual, la reacción producida en este tipo de alcoholímetros es muy
similar, pues el aire exhalado pasa al ánodo, donde el etanol se oxida dando lugar a ácido
acético y generando una corriente eléctrica que será proporcional a la cantidad de etanol
presente en el aire.