Sie sind auf Seite 1von 7

MARCO CONTEXTUAL

En la educación de la participante, predomino la función paterna autoritaria, la


relación entre sus padres era conflictiva, el padre era muy dominante, la madre era
muy sumisa, esto le afecto a la participante; de tal forma que ella aprendió a
visualizar a la figura paterna de manera dominante, con la imagen del hombre como
el proveedor, en donde la parte económica recaía en el padre; en este ambiente
familiar no falto la protección en la alimentación, ni la de cuidados en general, como
espacios para el juego con sus hermanos, la familia de la participante fue una
familia costumbrita de clase media alta, acostumbrada a vivir de manera familiar,
teniendo los hábitos de comer todos juntos, con normas de educación y teniendo
que terminar lo que se servía, pues era bueno para crecer sanos, se podía platicar
de situaciones cotidianas y el padre como el líder fuerte, que en ocasiones
bromeaba y la madre siempre como la que sustentaba la elaboración de la comida
a petición y gustos del padre. La participante aprendió a ser sumisa igual que la
madre, pues es la mayor de sus hermanas y ponían de ejemplo a sus hermanas
menores las cuales eran tres y sus hermanos varones más adultos que ella, esto
marco una posición de guía para las hermanas menores y para los padres como el
ejemplo de seguir en modales y buenos comportamientos. Como era la primera
mujercita después de dos varones, el padre la consiente de manera especial, fue a
la única de las hijas que le pago una carrera universitaria privada, le compro un auto
en la etapa del bachillerato, el cual cuido por varios años. Después con el tiempo el
padre la nombro albacea de la herencia familiar, apoyándose moralmente en ella
hasta su muerte. En la parte económica también se estableció el sentido del trabajo,
como parte del ejemplo del padre que influyo entre los hijos varones e hijas
mayores, tanto a la participante como a la hermana siguiente de ella; las dos más
chicas están ejerciendo como amas de casa. Los hermanos varones tuvieron una
relación buena con la participante, más el hermano en segundo lugar genealógico,
quien convivio de más cerca con la participante hasta su muerte. En lo político se
mantiene una idea de la igualdad y lucha social, recordando escuchar en su
ambiente familiar música de protesta, así también música clásica, en general era
variada esta influencia social y económica, sin tener un interés por participar de
manera directa ante las amistades que se hicieron en los años 60, 70, 80. Pues
estas relaciones no se cuidaron y la participante no le intereso este aspecto como
parte importante en su vida, el dinero o el poder económico fueron siempre
reforzados con los hermanos varones, nunca con la participante ni con sus
hermanas. En lo cultural la participante estuvo ligada a las artes en la danza (ballet
clásico) pues fue uno de los ejercicios que le agradaron y ella se sentía libre y
alejada de problemas que presentaban su padres, pues siempre fue una relación
conflictiva que se vivió de cercas, en donde nutrió una celopatia generalizada entre
las imágenes de la relación de pareja. Por el carácter tan difícil que tenía su padre
y su madre tan sumisa que esto provocaba mal entendidos entre ellos, que con el
tiempo fueron más visibles entre sus padres. Lo cual fue un área muy explotada
para ausentarse de casa y de manera relajante ante la situación de sus padres. En
este ámbito de cultura siempre vivió la participante en escuelas públicas pues el
pensamiento del padre fue no a la idea de pagar la educación, pues el gobierno
tenía la obligación de abarcar, el ideal del padre era la educación gratuita, después
del divorcio de los padres. La participante le pide al padre estudiar en una
universidad privada, a pesar de la forma de pensar del padre; este accede a cumplir
la petición de la hija. Para la participante fue grato que el padre la apoyara en esta
decisión, sintiéndose tomada en cuenta por él, pues ya se vivía, la separación del
padre, como se señaló anteriormente. En el aspecto de religión, la participante vivió
una dualidad: el no tener un ideal religioso, pues el padre era ateo, no creía en un
Dios, y la madre de niña fue criada con la religión católica, al casarse con el padre
de la participante deja por completo su religión. Con el tiempo la abuela materna
influye de manera asertiva y convence a los padres de la participante a que fueran
bautizados, de hecho la participante fue bautizada a los 6, 7 años más o menos, y
el padre se reusó siempre a poner nombres católicos como Guadalupe, María, etc.
Pues no se encontraba a sacerdote que quisiera bautizar con nombres de índole
indígenas, todos los hermanos y la participante tienen nombres náhuatl,
purépechas, aztecas, etc. La participante y sus hermanas se bautizaron, hicieron la
primera comunión, se confirmaron, y se casaron por la iglesia, de igual forma por lo
civil, los hermanos varones solo por lo civil, igual que los padres, como una
influencia entre varones. En esta formación religiosa la participante se siente libre
de ejercer su espiritualidad, quedándose con la influencia de la abuela materna con
la religión católica, practicándola de manera sencilla, sin caer en lo dogmático. El
dominio que ejerció la figura paterna hace resaltar un apego a una educación
estricta, las reglas en casa eran muy marcadas entre sus hermanos varones y entre
sus hermanas, se debía de cuidar a las mujeres de lo sexual y creció con una
educación sexualmente reprimida, con dos hermanos varones mayores que ella y
las demás hermanas marco el trato en permisos con respecto a los noviazgos,
fiestas, convivencias con amigos y primos, familiares. En la familia de la participante
se acostumbraba a que vinieran las primas y amigas a dormir los fines de semana,
se podía convivir con todos, se tenía el espacio de la casa, con áreas de jardín y
lugar de juegos. En el lapso de la adolescencia se cambió de las personas que
hacían el aseo de la casa, por personas mayores, pues se temía al contacto sexual
de los hermanos varones con personas jóvenes que hacían el aseo o cuidaban de
la participante y sus hermanas. La madre de la participante participa de manera
restrictiva de igual forma, comentando a la participante cuando a sus 14 años tiene
su primer periodo (menstruación), que ella ya tenía que cuidarse de los hombres.
Situación que tuvo un afecto emocional, manifestándose una inseguridad ante los
hombres y desconfianza ante ellos. Lo que recuerda haber sentido una confusión
sobre este comentario, sin tener una explicación abierta por parte de la madre. El
padre prohibía el acceso de los amigos de los hijos varones por temor del contacto
sexual de la madre y las hijas. Cuando la participante tuvo su primer novio, se le
permitió, solo podía verlo en casa junto con la hermanas menores, no podía salir
con el novio a solas. Durante este periodo el segundo hermano mayor embarazo a
la novia en turno y esto marco más las reglas de la convivencia entre las amistades
y el noviazgo. Después del divorcio de los padres de la participante se vivieron
situaciones en donde se marcó la vida sexual de cada uno, las hermanas y la
participante se unieron más de lo que ya estaban pues como siempre se vivió con
el cuidado mutuo entre ellas, se salía a fiestas y convivios juntas la mayor parte de
esta época, el padre al separarse de la madre, atemoriza de manera amenazante
que si alguna de las hermanas de la participante o ella salían embarazadas venia
de donde estuviera y mataría a la madre de la participante. Esto marco de manera
emocional y restrictiva de tener una vida sexual sana, para todas. El efecto fue que
las hermanas de la participante se casaron después de los 27 años, ya todas
profesionistas, y la participante hasta los 40 años, no tuvo hijos por infertilidad, de
igual forma el hermano mayor. Todos lo demás hermanos tuvieron hijos. Con
respecto a la limpieza y orden en la educación de la participante siempre se tuvo a
personas que lo hicieran, sin embargo el padre ponía comisiones los fines de
semana, barrer patios, cocheras, limpiar jardín, etc. Siempre vivió en espacios
limpios y en orden, no existe ningún rasgo de obsesión por este campo, cuando la
participante se siente con ganas ordena closet, cajones, siempre se saca la basura,
y se tiene orden en los objetos dentro del hogar. Los valores dentro de la familia de
la participante son el respeto a los adultos y a los de su igual, la educación entes
sentido fue respeto a la autoridad, el padre ejercía el control, por ser autoritario y
con solo al dar un mandato, se ponían de inmediato hacerlo, con la mirada se
ordenaban situaciones de control, se le tenía miedo y respeto. El padre corrigió a
los hijos varones algunas veces con cintarazos, castigos pocos, pues todos fueron
bien portados, la madre era quien corregía de manera física a las hijas con
nalgadas, jalones de cabellos y de orejas, y en algunas ocasiones a los hijos
varones. En pocas ocasiones se castigó para corregir conductas; de niños y
adolescentes se convivió de manera tranquila y solidaria, se jugaba en la calle,
participando en las actividades de la colonia y con los vecinos. En varias ocasiones
se hicieron fiestas, teatro en la cochera de la casa en donde vivía la participante,
todos teníamos que estudiar y portarse bien. Se convivió de manera unida pues los
padres estaban ocupados en su relación conflictiva y la participante y sus hermanos
se mantenían unidos por reacción emocional, pues se vivió que el padre golpeara a
la madre, en cuanto paso esto la participante en edad de la adolescencia intervino
para separar al padre de la madre y dejara de golpearla, suceso que fue una sola
vez pero que marco a la participante ante la relación de pareja. En donde se sintió
insegura en las relaciones con los hombres; no confiaba fácilmente en ellos, dejo
de tener noviazgos, dejando pasar lapsos de tiempo muy prolongados, y con
dificultad se involucró sentimentalmente. La madre reforzaba la ayuda colaborativa
entre los hijos, siempre con el valor de ayudar, la colaboración, la unión entre la
participante y sus hermanos, que hasta la fecha se sigue ejerciendo ya de adultos.
Los valores entre los hermanos varones y hermanas mujeres, era el de cuidarse
entre ellos, así como de ayudarse en lo económico, moral, emocional. Se respeta al
adulto hasta la fecha, el trabajo como el eje de la vida de cada uno de los hermanos
y de la participante. Las creencias de la participante son que trabajando puedes
lograr el éxito, que tienes que ser siempre honesto con lo que dices y haces, la
puntualidad es una de las maneras en que se vive en todo lo que se hace en la
familia, los padres de la participante no infundieron o formaron una educación en Commented [J1]: Te hice un ligero acomodo de redacción
en este apartado, revisa si coincide o acomódalo mejor en
las creencias religiosas de sus hijos como base de sustento espiritual. El padre tus palabras.

siempre comentaba que Dios no existía, que solo lo que tú lograras en la vida, eso
era valioso y que los tontos no destacaban. El padre se la paso trabajando y la
madre sumergida en la relación conflictiva, siempre mostrando la labor de la ama
de casa, la buena cocinera, etc. A la participante le toco vivir un alejamiento de las
creencias de Dios, y por la influencia de la abuela materna, ella y sus hermanas
solamente creen por convicción propia en Dios, y ejercen una creencia en la religión
católica de manera suelta, tranquila. Las tradiciones son por parte de la abuela
materna quien siempre les preparaba pan de muerto el día 2 de noviembre, en la
semana santa hacia capirotada y no se comía carne los días viernes, los llevaba a
la romería con la virgen de Zapopan, por ella también les toco ver al Papa Juan
Pablo II, celebran fiestas de cumpleaños, están acostumbrados a reunirse en cada
fecha de nacimiento, asistir a funerales, no permanecer mucho tiempo; esto fue todo
el tiempo que vivió la abuela materna con ellos. De hecho los abuelos maternos
murieron en la casa de la participante, pues su madre y los hijos se hicieron cargo
del cuidado de ellos. Las tradiciones fueron el convivio la noche de navidad, los
regalos llegaban, siempre fueron al gusto de la madre, no se destinaba dinero para
este detalle, solo la participante recuerda que solo en una noche buena llegaron los
regalos que cada uno de los hermanos y de ella habían pedido, el padre se encargó
de decirles a una edad escolar que no existía Santa Claus, ni el niño Dios que los
papas compraban los regalos. Actualmente se tiene esta parte costumbrista sin
ejercer una influencia posesiva sino de elección propia. La generación de la
participante es la baby boomers de los años 60, la participante nació en 1963,
generación que enmarca a las familias con bastante hijos, en el caso mencionado
una familia constituida por 7 hijos, uno que murió antes de nacer (varón) (después
del nacimiento de la participante) y otro suceso fue el deceso del hermano en
segundo lugar genealógico, (ya mayor de edad, en 2013) que ha marcado a toda
la familia, pues muere de forma trágica ; él era piloto aviador, tenía sus aviones
propios y los vendía, hizo tratos con personas no adecuadas y lo asesinaron; fue un
evento doloroso, impactante, que hasta la fecha no se supera, él era muy protector
de todos los hermanos de la participante, pues llevaban una excelente relación, muy
cercana, con todos en la familia él tenía un lugar muy especial, el hermano favorito
y el hijo predilecto. La participante lo extraña, siente una tristeza profunda por su
ausencia, fue su hermano protector, el que conciliaba situaciones de familia.
Cuando se habla de él, se siente una añoranza que remueve sentimientos
encontrados; tristeza, coraje, injusticia, se vienen las lágrimas, se acongoja el
pecho. La madre de la participante no lo supera, en la actualidad está enferma de
diversas afectaciones en el corazón, intestino, situación que se vive en la familia de
la participante. Después de 2 años del suceso del hermano se vive también el
fallecimiento del padre, curiosamente el mismo día que murió el hijo mencionado
anteriormente (2015), muere de enfermedad (Neumonía). Después del deceso del
hermano de la participante, el padre dejo de caminar y se postro en cama, estuvo
al cuidado de todos los hijos, hasta su fallecimiento. El trabajo como forma de vida,
sin dedicarle mucho tiempo al ocio y actividades recreativas, importante concepción
de la unión familiar con ideas tradicionales, la mujer de esta generación aun en
incorporarse a la vida laboral. Iniciación de romper estructuras formadas por la
época, en marca el divorcio de la participante; en donde se casa con la expectativa
de formar un hogar, con un hombre de carácter fuerte, dominante, con el tiempo se
da cuenta que no tolera el trato del esposo, siendo este obsesivo y celoso,
controlando todo lo que hace la participante. Personalidad muy parecida al del padre
de la participante; sus creencias y formas de vida asumen el rol de la mujer sumisa
igual que la madre, al principio de su matrimonio lo tolero, con el tiempo, se fue
dando cuenta de la relación toxica, y decide salir de esta relación, con dificultades,
pues el esposo reacciona de manera violenta al ver que la participante quiere el
divorcio y este se opone, hasta que la participante consigue separarse y después
de tres años puede divorciarse. Estable en lo laboral, permanece por mucho tiempo
en empleos profesionales y personales. Constante en acciones que generen logros
académicos, actualmente soltera, con una personalidad formal, responsable, unida
a su familia parental.