Sie sind auf Seite 1von 6

Mary Douglas.

Sobre la Naturaleza de las Cosas (La evidencia)

Hume: “no existe necesidad en la naturaleza, existe en la mente”. La causalidad es interpretación


de la experiencia pasada, se debe a la fuerza de la costumbre. Todas las teorías causales
provienen de la parte sensible de nuestra naturaleza, no cognoscitiva.

Este artículo propone una forma de discusión metódica en la que puedan compararse los sistemas
causales. Sino, lo único que le queda al antropólogo es la traducción intercultural. Pero la
traducción fracasa cuando la experiencia no coincide. Acá aparece el problema del pensamiento
nativo. Cuando no hay coincidencia cultural, lo que hay que hacer es ascender en la interpretación
desde el dato desconcertante en particular a niveles más elevados de generalización hasta
descubrir la raíz del conflicto de opinión.

Cuestión de la evidencia. La afirmación evidente o analítica encierra en sí su propia demostración,


se puede convertir, mediante la operación de sustituir unos sinónimos por otros, en una muestra
de forma lógica. La sinonimia es “la relación entre expresiones que tienen el mismo significado. El
significado es la clase de todas las expresiones sinónimas de ella”. Es un círculo, pero desde el
material antropológico puede explicarse como se reconoce la relación de sinonimia.

La estrategia de este artículo va a consistir en comenzar con la


descripción de Quine de las intuiciones de identidad y mejorarla
insertando la dimensión sociológica. De esta forma se obvia el
racionalismo y el relativismo cultural de Quine. Pero MD consigue
una salida del círculo que permita llegar a la generalización.

Quine. El reconocimiento de la identidad está asentado en la experiencia social. El individuo


experimenta sinonimias-estímulo que se aproximan a la identidad de las experiencias
corroboradoras y a las que no lo son. Da un esquema de las bases psicológicas y sociológicas para
producir palabras a las que asigna el mismo significado. Además, propone despreocuparse por los
sinónimos pequeños: las traducciones más engañosas son las más cortas. La traducción del “Es”
en “X es Y” suele ser errónea, Y la perplejidad que generan en el antropólogo está vinculada con la
ignorancia de la línea divisoria de significados, como cuando se presentan categorías humanas
como sinónimos de especies animales. La forma de proceder es ampliar la forma corta y examinar
las partículas lógicas de la forma larga que se genera.

No puede haber reconocimiento de identidad sin una comprensión


de las relaciones lógicas que refiere la clase formada por cosas de
igual significado a las mismas experiencias particulares de la misma
forma.

Descripción intuitiva: usa términos en las formas habituales sin reflejar cómo podrían definirse o
qué proposiciones podrían ocultar. La intuición figura en el caso de la analiticidad (afirmación
evidente). Las intuiciones de analiticidad tienden a instalarse en los casos de desconcierto por no
saber de qué podrá estar hablando la persona que contradice la frase. La evitación del
desconcierto y la experiencia del desconcierto son los dos extremos en que resulta fácil ver cómo
la lógica afecta la vida emocional. Entre la psicología del individuo y el uso público del lenguaje,
debería intercalarse una dimensión del comportamiento social. En dicha dimensión las relaciones
lógicas tienen validez. De acá se forman las intuiciones de la evidencia.

La intuición de la lógica de dichas experiencias sociales es la base para


encontrar el a priori de la naturaleza. La pauta de las relaciones sociales va
cargada de fuerza emocional. La base de la sociedad es la comprensión de
una pauta general sobre lo que es correcto y necesario en las relaciones
sociales: dicha comprensión es la que engendra el a priori o la serie de causas
necesarias que se van a encontrar en la naturaleza. Durkheimismo puro.

Interesa a MD liberar el concepto de intuición o reacción instintiva de cualquier tipo de oposición


con respecto a la racionalidad, al instalarla en la experiencia que tiene el individuo de las
propiedades lógicas de las formas sociales. Dentro de un continuum de sistemas sociales, si en
un extremo los elementos exteriores quedarían excluidos, mientras que en el otro se los admitiría
a través de cambios, cada punto del continuum tendría su correspondiente mundo natural, con
una forma característica de relacionarse con los seres anómalos.

- Problema de pensamiento-palabras-mundo en la anomalía. Hay seres que no encajan


en la taxonomía local. Criaturas que muestran su morfología heterogénea, o de rasgos
insuficientes para considerarse a una clase, o con costumbres de otra clase, o que se
introducen en el medio ajeno. Las reacciones ante estos seres son reacciones
instintivas. La reacción instintiva está sujeta a la lógica de la sociedad. En Pureza y
Peligro, MD supuso que la reacción instintiva de rechazar la anomalía era la más
normal, pero no. Se olvidó del factor social, las clasificaciones animales están
determinadas por preocupaciones sociales. Para los lele muchas anomalías son
favorables, especialmente el pangolín. La taxonomía puede, por ejemplo, organizar la
naturaleza de forma tal que las categorías animales reflejen o refuercen las reglas
sociales referentes al matrimonio o a la residencia.
o Acá está la Síntesis DK y L-S.
 DK: los sistemas de pensamiento están derivados del
sistema social.
 L-S: los sistemas de pensamiento totémicos guardan una
relación estructural con el sistema social.
- Está la hipótesis que sostiene Heursch del pangolín como mediador entre
componentes antagónicos en la sociedad y entre naturaleza y cultura. Pero falta
especificar las particularidades del caso; existen otras clases de síntesis que no
expresan cultos a mediadores.
o Ej: nutria de los thai y casuario de los karam: pasa que la interpretación del
mundo natural está presidida por reglas sobre el incesto y relaciones entre
parientes. La intensidad del sentimiento dirigido a animales anómalos
procede de la intensidad con la que se contienen pasiones y sentimientos
violentos del ámbito social.
o La mediación sería “la introducción de una tercer categoría, anómala en
términos de las categorías ordinarias. Es foco característico de tabúes y
prácticas rituales.” (Leach) pero
 A. muchas veces son las normas sociales el foco de tabú
 B. la mente humana no siempre tiende a inventar mediadores para
reconciliar oposiciones. Muchas veces es el procedimiento de análisis el
que inventa el mediador.
o La posta es entender el monstruo del mito como producto de procedimientos
analíticos y sintetizadores enteramente racionales, y al tabú como encargado
de rechazar la monstruosidad como parte del proceso de formación cotidiana
de significados. Ambos fenómenos deben ser entendidos mediante
procedimientos racionales de investigación. Para investigar la formación de
significados, será postergado el estudio del mito x su ambigüedad y su libertad
frente a la vida social. Por eso se atenderá a las creencias explícitas.

Argumentación general: en cada uno de los mundos naturales construidos


por el hombre el contraste entre el hombre y lo que no es hombre
constituye una analogía de contraste entre el miembro de la comunidad
humana y el extranjero. En el conjunto de “extranjero”, que es el que
incluye más categorías, la naturaleza representa el extranjero. Si los límites
que definen la pertenencia al mundo social han dispuesto intercambios
utilitarios, entonces el contraste entre hombre y naturaleza recibe la
impronta de dicho intercambio. La cantidad de intercambios previstos, sus
posibles resultados y las reglas que los rigen se proyectan en el mundo
natural. Una sociedad que permite intercambios generosos posibilitará
mediadores positivos, si los intercambios son sospechosos, deberá ser
necesario singularizar una porción de la naturaleza para representar al
intruso abominable que traspasa los límites. Resumen y posta: cuando está
prohibido traspasar los límites una teología de la mediación resulta
inaceptable, y los partidarios de una teología de la mediación son siempre
miembros de una sociedad que confía en obtener buenos resultados del
intercambio regulado.

Casuario entre los karam

- Representa a los afines no dignos de confianza. En la caza, se usa una lengua especial
que es la misma q se usa con afines y primos cruzados. Para saber por qué se
identifica al casuario con afines y primos cruzados hay que atender al sistema total de
clasificación de animales y vegetales. La regla de la lengua especial aparece también
en el caso de la nuez pandán, cosecha silvestre, inversamente al taro cultivado. El
concepto de status taxonómico especial presupone un sistema en que cada clase
principal de la naturaleza se representa mediante la especie. Las reglas de evitación
entre los animales de caza y las cosechas de alimentos recuerdan a la evitación entre
parientes políticos. Estas reglas de evitación relacionan las cosechas silvestres y
cultivadas con el casuario de acuerdo con el modelo de la sociedad humana.
- El casuario, como otros animales de caza, “planta” las cosechas silvestres desde su
aparato digestivo.
 A. vincula los grupos de filiación de los animales de caza con las
nueces silvestres que propaga (por ser clasificado como madre)
 B. Cruza los límites entre silvestre y cultivado, queda como lazo de
afinidad entre hombre y naturaleza. Pues se lo pone en relación con la
cosecha cultivada primordial mediante una réplica de las reglas de
evitación referentes a los afines.
o Como animal de caza, el casuario guarda la misma relación con dos sistemas
opuestos de reproducción vegetal, el natural y el cultivado. Por eso el
casuario se convierte en mediador, no precisamente beneficioso. Dependen
de la ayuda de los hijos de sus hermanas, pero estos pueden traicionar.
- Para obtener el sentido de las diferentes reglas, debe atenderse al modelo de
parentesco y a una serie de homologías. El mundo social karam gira entre los agnados
y los afines al ego, y ese cuadro es aplicable al mundo vegetal silvestre.
- Bulmer
o Las reglas clasificatorias forman parte de una teoría general causal.
[Fundamental para pensar la articulación representación/acción!!!] Hay que
considerar la fuerza del hábito por el que se imponen las conexiones causales
en la naturaleza.
o El status taxonómico especial está derivado de la categoría social que
representa. Es status del casuario es el del afín karam, y refleja el sistema de
intercambios en vigor.
o Pero, aunque útil, la obra de Bulmer es una obra de traducción, traduce de las
categorías con que se piensa la naturaleza a las categorías sociales. El desafío
consiste en superar la traducción para examinar las propiedades de los
sistemas de clasificación en cuanto tales. Las propiedades de los sistemas
clasificatorios derivan de las propiedades de los sistemas sociales. Por lo
pronto, y en función de la escala de disposición para el intercambio, se
espera que los límites de las categorías de la naturaleza muestren un
paralelo con las inclusiones y rechazos de los límites sociales. Este
intercambio puede referirse a las cesiones de mujeres.

Comparación de casos lele, karam y hebreo.

- Interesa saber hasta dónde permiten las reglas matrimoniales a los extranjeros dentro
del círculo de parientes. Los lele son más abiertos, los israelitas más cerrados, los
karam están en el medio.
o En los israelitas el intercambio es indeseable, todas las anomalías son malas
y se las clasifica en una subclase especial que se teme desencadene una serie
desastrosa de causas y efectos.
o En los karam el intercambio es riesgoso pero necesario, las anomalías son
ambivalentes, las reglas que las delimitan evitan consecuencias peligrosas.
o En los lele ciertos intercambios son buenos, otros malos, igualmente las
anomalías: las reglas para acercarse a ellas o evitarlas son los medios para
provocar efectos buenos. Están dispuestos al ser híbrido, que muestre rasgos
conflictivos.
- Tanto los lele como los karam permiten que se cruce la línea que separa cultura de
naturaleza, bajo la custodia de cautelosas reglas. Dichas reglas representan teorías de
la causalidad: o bien protegen contra efectos dañinos o canalizan los beneficiosos.

EL pangolín de los lele

- Las características que siguen de la forma en que ponen en práctica sus reglas les
hacen desear la llegada de cuñados o novias procedentes de lugares distantes. Las
reglas matrimoniales de los lele con sus castigos y recompensas se pueden encontrar
grabadas en las categorías de la naturaleza. Su experiencia de la mediación en el
ámbito social del matrimonio les permite imaginar un mediador religioso efectivo.
Los lele consideran favorable cualquier fenómeno que traspase los límites. El más
extraordinario trasgesor de los límites es el pangolín.

El cerdo de los israelitas

- Prefieren mantenerse intacto mediante límites rígidos. Cualquier intento de


traspasarlos lo consideran intrusión. La clasificación que considera abominables a los
animales heterogenéricos como el cerdo es isomórfica respecto a la otra clasificación
de los israelitas, que no pone reparos al matrimonio con mujeres cautivas de pueblos
enemigos, pero se preocupa ante la perspectiva de matrimonios mutuos con pueblos
a medias israelitas por la sangre.

La nutria thai.

Debate Ricoeur/L-S

- Cuestión de la aplicación del método estructural en civilizaciones. Según Douglas,


existen, sí, sociedades diferentes, no hace falta apelar como L-S a la universalidad del
pensamiento. Reconociendo la existencia de sociedades diferentes, se podría ajustar
el análisis estructural a ellas.

Observó L-S en el pensamiento salvaje que un sistema clasificatorio puede pasar de


- la analogía entre sistemas de relaciones (sistemas totémicos) a
- la analogía entre un miembro y otro (cuando un grupo humano considera su
semejanza con una especie animal, como el israelita). En la teología de un grupo así
no tiene cabida el mediador. Un grupo de seres humanos que se vea a sí mismo como
una especie separada no necesitará reflejar en la naturaleza su sociedad vista como
un sistema de transacciones reguladas con otros seres humanos. Siquiera realizará
dichas transacciones.

El concepto de naturaleza salvaje puede representar al extranjero arquetípico


a muchos niveles: extranjero para la familia, para el clan, para la tribu.

Puede esperarse de sistemas totémicos una asignación de un papel definido al extranjero


en el intercambio regulado, ahora, en pueblos como el israelita, que proscriben el
trueque, la concepción de la naturaleza debe ser otra. El pueblo israelita no precisa de
representaciones animales porque no tenían razones para ellos, al no precisar de ellos
para representar la diferenciación interna de su sociedad. El límite fuerte para los
israelitas se da entre ellos y el resto de la especie humana.

Las doctrinas religiosas de la mediación han posibilitado el desarrollo de un


razonamiento referente a afirmaciones evidentes sobre su mundo. El antropólogo no
aspira a mostrar al lógico la salida al círculo de la definición de sinonimia, pero puede
sugerir nuevos problemas con mayores esperanzas de solución.