You are on page 1of 14

APÉNDICE 1

COMO DIRIGIR EXITOSAMENTE UN ESTUDIO BÍBLICO


La manera más fácil, pedagógica y sistemática de llevar a una persona al conocimiento de Cristo y su
verdad, es a través de un estudio bíblico (cf. Lc 24:27). Y aunque es verdad que este proceso no entraña
complejidad, también es cierto que muchos obreros no saben cómo conducirlo. Este apéndice ha sido
creado de la manera más sencilla posible, para que sea accesible a todos, y para que su incesante
repetición lo convierta a Ud. en un especialista en el arte de conducir estudios bíblicos.

Características de un evangelista bíblico


 Profundamente espiritual: El ganar a otros para Cristo, tiene dos aspectos uno humano y otro
divino. Las técnicas y los consejos son la parte humana, pero la conversión solo es producto de la
obra del Espíritu Santo. Por tanto, el éxito, no depende tanto de su habilidad como de su dependencia
de Dios. Siempre ore por los nombres de sus estudiantes, y tendrá la alegría de llevar a otros a
Jesús.

 Profundo conocedor de las Escrituras: Este libro ha sido preparado para ayudarlo, pero esfuércese
por conocer la Biblia directamente. El conocimiento es una habilidad que se adquiere con
preparación, pero también con práctica. Mientras más trabaje por enseñar a otro, mas conocimiento
adquirirá en el camino.

 Perseverante en todo sentido: Este puede ser una de las mayores debilidades de los obreros
bíblicos. Algunos pueden empezar pero nunca terminar los estudios comenzados. Esto se puede
deber a que algunas veces el estudiante no es encontrado en casa, otras veces porque nos
amedrenta el hecho que nos hace muchas preguntas, o pensamos que tiene tantos problemas en su
vida que jamás se convertirá. Cuidado con estos pensamientos. Muchos se salvarán de la
destrucción porque hubieron obreros que fueron perseverantes hasta el fin.

 Conocedor de las relaciones humanas: El obrero debe desarrollar formas de llegar a la gente de la
mejor manera, con respeto y gentileza. Qué nuestra personalidad pueda impactar profundamente a
aquellos por quienes trabajamos.

El método de Cristo tiene éxito al alcanzar a otros


“Solo el método de Cristo tendrá éxito en alcanzar al pueblo... El Salvador trataba a las personas como
quien deseaba su bien. Les mostraba simpatía, atendía sus necesidades y se ganaba su confianza.
Entonces les decía: Seguidme” (Elena de White, Servicio Cristiano, Buenos Aires: ACES, p. 149)

Por tanto, la prioridad para todo obrero bíblico no está tanto en dirigir un estudio bíblico como en
GANAR la CONFIAZA DE LA GENTE, pues la gente le cierra la puerta a desconocidos, pero nunca a los
amigos. De modo que si desea tener éxito en conducir a otros a la verdad, debe especializarse en
maneras de ganar la confianza de sus estudiantes. Algunas ideas podrían ser: (1) Siendo amigable; (2)
Sonriendo mucho; (3) Escuchando con atención; (4) Llevando algún pequeño detalle u obsequio; (5)
Ayudando en lo que se pueda (barrer, cocinar, cargar, etc); (6) Invitando a tus estudiantes a comer en
casa, etc.
La habilidad de conducir estudios bíblicos
A. Preparación del obrero bíblico

 Debe haber elegido la guía de estudio a enseñar.

 Debe asegurarse que sabe lo que va a enseñar. Por eso es vital preparar la lección previamente.

 Llegue a tiempo pues lo están esperando. En caso de fuerza mayor, llame y avise que no irá.

 Ore en su casa por el interesado antes de dirigirse al hogar de este, y pida el poder del Espíritu
Santo para compartir la verdad. Si su interesado es un conocido puede orar con él desde la 1era
vez; pero si es desconocido (tal vez fue encuestado recién), es mejor empezar a orar al final de
la lección que habla de la oración, y de ahí al comienzo y al final de cada tema.

1
Aunque orar es conversar
ENSEÑA PEDAGÓGICAMENTE A ORAR con Dios, hay quienes tienen
dificultades para empezar. En
 Padre nuestro que estás en los cielos... estos casos un pequeño
 Te doy gracias por... bosquejo puede ayudar al
 Te pido que... principio. Lo importante es
 En el nombre de Jesús. Amén. enseñarles a orar

B. Creando un contacto exitoso



Piense en la siguiente pregunta: ¿Qué es más importante en la predicación del evangelio, el mensaje
En el nombre de Jesús. Amén.
o el mensajero? Una buena respuesta debe incluir a ambos. Para los cristianos, ciertamente es el
mensaje; pero para los no creyentes es el mensajero. Pues antes que usted tenga la oportunidad de
dar el mensaje, el no creyente, observará como viste, como vive, como habla. Por eso, cuando los
obreros bíblicos hacemos énfasis en el mensaje, sin tomar en cuenta la forma en que lo llevamos,
podemos llevarnos chascos innecesarios. Recuerde que no tendrá una segunda oportunidad para
una primera buena impresión.

 Sea cuidadoso al vestir.

 Hombres: camisa planchada, zapatos limpios, afeitado, buen aliento, no sea tan informal
para comunicar seriedad en el estudio.

 Mujeres: no use pantalones ni minifaldas en el trabajo misionero, cuidado con la clase de


cosméticos que violen el principio bíblico de sencillez. Que su ropa sea sencilla pero
atractiva.

 A su llegada siempre salude sonriendo y apretando calurosamente la mano

 Memorice el nombre de sus interesados y pronúncielos con respeto. No hay mejor melodía para
la amistad, que sus interesados escuchen su nombre con respeto.
 Elogie con sinceridad, el hogar, o el jardín frondoso, la habilidad para coser, tejer, entonar algún
instrumento, etc. Busque algo que pueda apreciar con sinceridad.

 Hable y escuche con atención. Recuerde, que a los hombres les gusta hablar sobre su trabajo; y
a las mujeres sobre los hijos y el hogar. Converse sobre lo que interesa a su interesado. Y
cuando hable no lo interrumpas, escúchelo mirándolo a los ojos.

 Entérese de si es casado o no desde las primeras veces. Pues de no serlo, mientras más rápido
lo sepa, más rápido podrá ayudarlo. Pero no vaya a ser imprudente. Permite que él o ella diga
su estado civil. Práctica la siguiente técnica muy sencilla:

PREGUNTANDO EL ESTADO CIVIL


(1) ¿Cuántos años tiene de casado?
(2) ¿En dónde se casó?

Si es casado, confírmelo preguntando si fue civil o eclesiástico. Si no lo es,


continúe con su dialogo con NATURALIDAD, pues ya tiene la información que
necesitaba saber sobre su estado civil.

 Jamás discuta ni critique a personas o religiones. Ni se asuste si sus interesados viven de una
forma que lo escandaliza. Ore y deje que el Espíritu Santo haga la obra a través de su Palabra.

C. Enseñando inteligentemente

 Siempre es ideal estudiar en el hogar del interesado, pero en última instancia, cualquier lugar
donde sea posible está bien. Sea flexible, adáptese al lugar y a las circunstancias.

 Intente integrar a toda la familia al estudio bíblico. Esta es la mejor forma de evitar la apostasía.
En ese caso, asegúrese que todos tengan Biblia, lecciones y lapicero. Es importante que todos
participen.

CÓMO CONSEGUIR QUE SE APAGUE LA TV Y LA RADIO SIN DECIRLO


DIRECTAMENTE

Dilo a tu estilo: ”¿Tendrías la bondad de bajarle un poquito el volumen a


tu TV / radio?”
2
Por lo general, las personas lo apagan; y si no, con menos volumen es mejor
que como estaba.
 Conduzca el estudio bíblico, siguiendo los siguientes pasos:

1. Confraternice unos minutos, pero recuerde la misión por la que fue: a compartir la verdad.
No se desvíe de eso en la conversación inicial.
2. Luego de confraternizar diga: “Bueno, ahora vamos a comenzar el estudio”

3. Anuncie lo que van a estudiar: “Hoy vamos a estudiar acerca de...”

4. Indague un poco en la mente del estudiante el tema a estudiarse, pero sin refutar si
estuviera equivocado: “¿Qué piensas acerca de...?”; “¿Qué has escuchado acerca de...?”;
“¿Qué es para ti el / la...?”

5. Luego diga: “Ahora veamos lo que nos dice la Biblia al respecto.”

6. Lean la pregunta del estudio y ayude / enseñe a buscar los textos. Cite la página, el capítulo
y versículo. Es preferible que tan solo guíe a su estudiante en la búsqueda del texto y no
que lo busque usted. Deje que su interesado se familiarice desde el principio con la Biblia.

7. Si no sabe leer bien, no corrija. Ud. puede leer después de él, dando énfasis a las palabras
importantes

8. No olvide transmitir entusiasmo en su estudio. Contagie la convicción que tiene sobre la


verdad que enseña.

 Concluya el estudio haciendo lo siguiente:

1. Asegurándose que tu estudiante comprendió todo: “Está todo claro en tu mente, o tienes
alguna pregunta del tema?”

2. Finalmente obtenga una decisión de su interesado. En el apéndice # 1, en la sección


“Niveles en la toma de decisiones” se encuentra la técnica de dos preguntas para tomar una
decisión. Practíquela y aplíquela.

3. Una vez tomada la decisión invite a su estudiante a leer y firmar la resolución tomada. La
mayoría de estudios bíblicos diseñados por la Iglesia Adventista del Séptimo Día traen una
decisión impresa en el estudio bíblico.

4. Una vez que la persona ha firmado la decisión, estreche su mano y felicítelo.

5. Comprométalo con Dios en oración: “Ahora vamos a orar para contarle a Dios la decisión
que acabas de tomar”. Mencione su nombre en la oración.

6. Terminado el estudio (de 30 a 45 minutos, aunque pueden haber excepciones) no te pongas


a conversar. Anuncie su próxima visita, despídase y salga inmediatamente para permitir que
el Espíritu Santo mantenga resonando las palabras del estudio en la mente del estudiante.

En la siguiente visita, asegúrese que su estudiante está practicando las decisiones hechas. Si aún no lo
hace. Anímelo a hacerlo sin presionarlo, y recuérdele que Dios lo va a ayudar, pero es importante que él
se preocupe de su salvación (Fil 2:12).

3
APÉNDICE 2
MINIMIZANDO OBJECIONES
Respuestas perspicaces frente a objeciones comunes en la tarea de
evangelizar
Nótese que este apéndice no se titula “evitando objeciones”, la razón para esto es que es imposible
evitar alguna clase de objeción en la tarea de la evangelización. Aún Jesucristo y los apóstoles tuvieron
que enfrentar durante su ministerio objeciones tanto de personas que sinceramente buscaban la verdad,
como de aquellos que eran sus enemigos (Mt 16:1; Mr 10:17-22). Eso nos muestra que las objeciones
que se presentan en la tarea de evangelismo no nos tienen que hacer creer que no somos aptos para
esta tarea, pensando talvez en que estamos haciendo las cosas mal, sino más bien deben ser aceptadas
como un hecho normal y corriente en el proceso de conducir personas a Cristo, y que en lugar de
desanimarnos constituyen un medio para conocer la mente del objetor y saber realmente que es lo que le
impide decidirse por Cristo. Sin embargo, esto no significa que no debemos hacer algo para minimizar la
posibilidad de objeciones, al contrario la esencia de 1 Pedro 3:15 consiste exactamente en “prepararnos”,
esto es, ser capaces de presentar la verdad con convicción, pero también hacerla entendible y asequible
a la mente de las personas que por alguna razón se resisten ir a Cristo mostrándoles el alcance de una
decisión equivocada.

Este apéndice contiene sugerencias de respuestas perspicaces para razonar a partir de las Escrituras
con personas sinceras pero con dificultades para decidirse por la verdad. También encontrará recursos
intelectuales con los cuales deberá familiarizarse para hacer más eficaz su respuesta a las objeciones.
Estos recursos usados sabiamente con las repuestas sugerentes, pueden facilitarle la tarea de responder
inquietudes y transformar una objeción en una oportunidad para hacer que la verdad brille más. No tema
enfrentar objeciones, algunas serán sencillas, otras complejas, pero en cada caso la obra final es del
Espíritu Santo (Jn 16:7, 8) Algunos rechazarán la verdad aun ante las mejores evidencias (Hch 28:23-29);
no obstante, trabaje valientemente por Cristo, confiando en que Dios, aun ante la más fiera oposición,
puede hacer que lo que parece una derrota se transforme en una victoria para su verdad. Pablo así lo
vivió cuando dijo de su ministerio: “Porque nada podemos contra la verdad, sino por la verdad” (2 Cor.
13:8).

Origen de las objeciones


Toda objeción se origina en por lo menos tres clases de personas:

1. Objetores que desconocen o no entienden la verdad: Son aquellos equivocados sinceramente.


Sus objeciones se originan en una experiencia religiosa diferente (otra religión), en la falta de
información o en la posesión de información incompleta (parte de la verdad origina interrogantes),
defectuosa (la escuchó de personas prejuiciadas) o presentada de manera inadecuada. Por lo
general, muchas de las personas que componen esta clase tienen inquietudes verdaderas y
necesitan respuestas a sus preguntas. Quienes objetan defendiendo su religión, necesitan ser
confrontados con la verdad. Una exposición clara y completa de las doctrinas bíblicas puede ayudar a
estas personas a decidir por Cristo.
Objetores que aunque conocen y entienden la verdad, existen circunstancias que les impiden
vivirla: Son aquellos convencidos de la verdad, pero no se deciden por distintas circunstancias:
temor al que dirán los amigos, la familia o el cónyuge; temor al cambio en el estilo de vida; temor al
rechazo; miedo a fracasar; temor para comprometerse; malos testimonios, etc. Por lo general esta
clase de personas objetan con el propósito de calmar sus conciencias o justificar sus acciones. Con
paciencia, amor y perseverancia se los puede instar a ser valientes por la verdad.

2. Objetores que no les interesa la verdad sino únicamente polemizar o burlarse: Esta es la clase
de personas a las que se refirió Jesús cuando dijo: “No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras
perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen“ (Mt 7:6) No
tiene objeto el intentar razonar con alguien que no tiene respeto por la verdad o que buscan hacerlo
tropezar en lo usted dice. A menos que haya un cambio de actitud, en estos casos, no es prudente
insistir. Jesucristo mismo prefirió callar cuando fue interrogado por el malvado rey Herodes, quien junto
con los fariseos se mofaba de él (ver Lc 23:8-11).

Niveles en la toma de decisiones


Una objeción puede ser definida como una resistencia intelectual que impide aceptar y vivir la verdad
del evangelio. Por tal razón, para que una persona se decida a vivir la verdad con la menor resistencia,
debe pasar por lo menos por cuatro niveles relacionados. Los tres primeros niveles han sido presentados
por el escritor Mark Finley en su libro Decisions. Persuading People for Christ, el cuarto nivel es el

4
resultado de los anteriores y constituye el clímax en el proceso de enseñar la verdad. Esto niveles son
fundamentales en la toma de decisiones:

1. Información: Todo estudio bíblico debe ofrecer toda la información necesaria para entender una
verdad. Esto significa que usted como instructor deberá presentar evidencias bíblicas suficientes para
que cada tema quede claro en la mente de su estudiante. Intentar conseguir decisiones sin dar este
paso es infructuoso y falso (resultados efímeros). Por tanto, antes de concluir un estudio bíblico
asegúrese que todo ha sido entendido:

(a) Recapitulando rápidamente lo estudiado

(b) Con preguntas como: “¿Tiene alguna pregunta al respecto?”; “¿Le ha quedado claro que...?”;
“¿Existe alguna inquietud con respecto a...?”

2. Convicción: Este nivel es el resultado del anterior. La fuerza de las evidencias bíblicas crearán
convicción en la mente del estudiante. Sin embargo, es innegable que la autoridad con la que usted
enseñe creara otro impacto en quien lo escucha (cf. Mt 7:28, 29). Por tanto, estimule la convicción del
estudiante de la siguiente manera:

(a) Enseñando con autoridad

(b) Con preguntas como: “¿Crees que el sábado es el verdadero día de reposo?”; ¿Crees que la
Biblia es la palabra inspirada de Dios?”; “¿Comprendes que la salvación no se la obtiene por
obras, sino por aceptar a Cristo como nuestro Salvador?”; etc.
3. Deseo: La convicción producirá el deseo de actuar en consecuencia con las evidencias. Este nivel se
estimula grandemente cuando al estudiante se le presentan los beneficios y las promesas que Dios
tiene para quienes obedecen al evangelio (perdón de pecados, paz mental, bendiciones materiales,
etc.).

4. Acción: Este nivel es el resultado lógico de los anteriores. El evangelista no solo deberá dar
información y crear convicción, sino que su objetivo principal será convertir al estudiante en un
discípulo o seguidor de Jesús. Esto significa que no solo debemos mostrar el camino, sino debemos
invitar al estudiante a caminar por él. La siguiente técnica basada en dos preguntas claves, son una
excelente forma de tomar decisiones:

(a) ¿”Hay algo que te impida...?”. Ejemplo: “Juan, después de haber estudiado que la Biblia es
la Palabra inspirada de Dios, ¿hay algo que te impida aceptarla como la voluntad de Dios
para tu vida?”

Una respuesta positiva (“si”), significa que existe algún obstáculo, y por tanto es probable que se
presente una objeción. Averigüe que es lo que le impide a su estudiante tomar la decisión.

Una respuesta negativa (“no”) implica un “si” oculto. Esto indica que el estudiante está listo para
la siguiente pregunta que es de confirmación inmediata.

(b) “Entonces, ¿estarías dispuesto a...?.” Ejemplo: “Entonces, siguiendo las indicaciones de
Jesucristo, ¿estarías dispuesto a estudiarla diariamente?”

La mayoría de estudios bíblicos que usa la Iglesia Adventista del Séptimo Día, traen al final de cada
tema una decisión ya impresa. Por tanto, este es el momento de invitar al estudiante a leer la decisión
escrita y a colocar su nombre o firma en señal de compromiso visible ante Dios.

Recomendaciones al enfrentar objeciones


Una objeción no solo se presentará al final de un estudio bíblico, sino que podría aparecer al principio o
durante el mismo, y aun en un dialogo común. Las siguientes son recomendaciones que pueden ayudarle
a enfrentar una objeción con éxito:

Prepárese de antemano: Estudie continuamente las posibles objeciones que se podrían presentar en
su trabajo misionero y las mejores formas de abordarlas a partir de la Biblia. Este apéndice se ha
preparado con el objeto de proveerle material útil en el momento de enfrentar una objeción, por tanto
repásaselo hasta familiarizarse con cada una de las situaciones. Podría practicar las distintas objeciones
con otra persona de su congregación para hacer correctivos y familiarizarse con la mejor manera de
responder. También es recomendable escribir en alguna sección disponible de su Biblia una selección de
textos principales que usted podría usar en distintas circunstancias. No espere prepararse hasta que se
halle en apuros, hágalo con tiempo y sentirá la satisfacción de servir a Dios de la manera más útil (cf. 1
Pd 3:15).

5
Anticipe la objeción: El conocer con tiempo como piensa la persona, sus creencias y costumbres,
pueden ayudarnos a anticipar puntos de discrepancia, y a proveer la información necesaria sobre esos
puntos aún antes de que surja la objeción. El hacer preguntas previas antes de empezar el estudio bíblico
puede mostrarle la forma como piensa su estudiante: “¿Qué opina acerca de... ?”; “¿Qué es para
usted...?”; etc.
Concuerde hasta donde sea posible: No necesitamos ser imprudentes al enfrentar una objeción
diciendo bruscamente: “Eso es un error”. Mas bien intentemos concordar con el estudiante los mas que
nos sea posible (en puntos comunes) para impedir que el prejuicio haga morada en él. En algunos casos
no tendremos necesariamente que concordar, ni censurar solamente escuchar; luego, a medida que el
estudiante vaya adquiriendo mayor conocimiento bíblico podrá ir discerniendo entre la verdad y el error.

Elena de White escribió: “Manifestaos de acuerdo con la gente sobre todo punto donde podáis hacerlo
en forma consecuente. Vean ellos que amáis sus almas, y que queréis estar en armonía con ellos hasta
donde sea posible... y la verdad brotará y llevará fruto para su gloria” (El Evangelismo, Buenos Aires,
ACES, 1978, p. 107).

Asegúrese que entiende la objeción: Algunas personas al no tener claros los conceptos pueden
confundir los hechos y generalizar en su objeción. O pueden estar argumentando contra una idea que
nosotros no enseñamos. Por eso es necesario asegurarnos que entendemos la objeción. Por ejemplo,
alguien puede objetar contra la ley porque cree que usted guarda el sábado como medio de salvación. En
este caso el aclarar que usted no usa la ley como medio de salvación sino como una respuesta a la gracia
puede eliminar la objeción. En otros casos el repetir parafraseando la objeción puede aclarar que es lo
que su estudiante dijo. Por ejemplo: “Quiero estar seguro de que le entiendo bien. Lo que usted quiso
decir es que no hay necesidad de entregar nuestra vida a Cristo porque al final como Dios es amor
terminará salvando a todos. ¿Es esta su inquietud?”

Sea cortés: 1 Pedro 3:15 dice que nuestra “defensa” debe ser presentada con “mansedumbre y
reverencia”, otra traducción puede ser: “con gentileza y respeto”. El tratar con mansedumbre y respeto a
las personas significa sencillamente que las trataremos como Jesús las trataría en nuestro lugar, no
importando la actitud que puedan tener hacia nosotros (cf. Mt 11:29). Esto en vez de poner a la defensiva
a la persona, prepara su mente para que se abra a la respuesta. He aquí algunos ejemplos de respuestas
respetuosas acompañadas de un rostro sonriente: “Gracias por tu pregunta. Me he encontrado con otras
personas que tienen la misma inquietud”; “Comprendo cuán difícil puede ser para ti aceptar esto, en un
tiempo yo también pase por lo mismo”; “Agradezco que hayas menciona este asunto. Hay pocas
personas que se interesan de verdad por comprender estos temas tan trascendentales”; “Me agrada
escucharlo. Me parece muy interesante su forma de pensar, pero, ¿me permite preguntarle si siempre
creyó eso o hubo algo que lo hizo cambiar de parecer?”; “Realmente puedo entender tu disgusto. Me he
encontrado con muchas personas sinceras que tienen problemas para entender como un Dios de amor
puede permitir el sufrimiento”; etc.

Pase la carga al objetor: A veces nos encontramos enseñando y una tercera persona objeta con el
propósito de interrumpir, en esos casos el ejemplo de Jesús nos enseña a pasar la carga de las
evidencias al objetor. Jesucristo usó varias veces preguntas con el propósito de hacer callar a sus
oponentes (ver Mt 21: 41-46; Lc 20:1-8). En una ocasión cuando le preguntaron sobre la cuestión del
tributo, Jesús pidiendo una moneda hizo que los mismos objetores respondieran cuando él les preguntó
diciendo: “¿De quién es esta imagen, y la inscripción?” (Mt 22:15-22). En este caso, una pregunta hizo
que ellos dijeran que la moneda pertenecía al Cesar, por tanto la conclusión de Cristo se basó en la
misma respuesta de sus enemigos. Por tanto, pasar la carga al objetor quiere decir que debe ser él quien
responda apropiadamente a sus objeciones. Por ejemplo: Si el objetor le dice: “Pero ustedes no creen que
la virgen María está en el cielo”, usted gentilmente podría decir: “Yo acepto todo lo que la Biblia dice, por
eso ¿tendría usted la bondad de mostrarme en que parte de la Biblia se enseña esto?” Ahora será el
objetor el que deberá proveer pruebas para su afirmación.

Siempre use la Biblia al responder: Nunca olvide que sobre todo razonamiento esta la Palabra de
Dios. Hebreos 4:12 dice que “la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos
filos”, esto indica que la Escritura tiene poder para penetrar hasta las intenciones del ser y producir un
efecto transformador. En Isaías 55:11 Dios afirma que “mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí
vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié”. Por tanto, al
responder una objeción cite dos o tres textos claros y comente a partir de ellos, mostrando que su
argumento no se sustenta en filosofías humanas sino en la Palabra de Dios (2 Tm 3:16, 17).

Sugiera estudiar ese tema antes de pasar a responder otras inquietudes: La falta de información
crea objeciones. Por tanto, proponga a su alumno estudiar los detalles de la inquietud que se ha
presentado y no pasar a otro tema hasta que todo haya quedado claro en la mente de su estudiante.

Objeciones comunes
Debajo del título de cada objeción o pregunta se han colocado como ayuda textos bíblicos que se
pueden usar al responder. Luego se presentan modelos de como abordar una objeción o pregunta

6
particular; como no hay comentarios exhaustivos si necesitara mayor información bíblica deberá remitirse
a la sección de temas. En estos modelos los pronombres están escritos en lenguaje formal (usted, su, etc.),
sin embargo, de acuerdo a quien se esté dirigiendo puede usar pronombres informales (tú, etc.)

CADA UNO INTERPRETA LA BIBLIA A SU MANERA


(2 Pd 3:15, 16; Dt 4:2; Prov 30:5, 6; Apoc 22:18, 19)

Respuesta: “Usted tiene mucha razón, y es lamentable que esto esté ocurriendo. La Biblia nos advierte
de dos cosas al respecto: (1) Que ‘torcer’ las Escrituras es perderse (2 Pd 3:15, 16); (2) Las Escrituras no
son de ‘interpretación particular’ (2 Pd 1:20, 21) Esto significa que no podemos interpretarla como nos
parece. Por eso cuando estudiamos la Biblia, en lugar de intentar que esta se ajuste a nuestra forma de
pensar, debemos ser humildes y sinceros para permitir que ella se interprete a sí misma y nos guíe a la
verdad (Si la persona ya ha estudiado acerca del sábado usted podría decir: “Por ejemplo, existen
personas que leen en la Biblia que el día de reposo es el sábado, pero como eso va contra sus
costumbres y tradiciones, prefieren ignorar esa parte, o malinterpretarla para hacer que diga otra cosa
que no amenace sus ideas. Eso no es correcto). Por tanto, si a usted le preocupa el no poder encontrar la
verdad al estudiar la Biblia, déjeme decirle que Jesús prometió que todo aquel ‘que quiera hacer la
voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios’ o no (Jn 17:17)”

LA BIBLIA ESTA LLENA DE CONTRADICCIONES


(2 Pd 3:15, 16; 2 Tim 3:16)

Respuesta: He escuchado a otras personas decir aquello; sin embargo, a estas mismas personas se
les ha hecho bastante difícil probarlo. Yo mismo en mi estudio personal no he encontrado contradicciones.
Sin embargo, me he dado cuenta que lo que las personas llaman contradicción en realidad es otra cosa.
A veces encuentran dos pasajes que tienen la misma historia pero que difieren en la cantidad de detalles,
eso a primera vista les parece contradicción, cuando en realidad es complementación. Otras veces, han
leído pasajes que les han suscitado preguntas que no han podido contestar, y eso ciertamente no es una
contradicción. Le voy a dar unos ejemplos... (Use la información de las páginas )

NO CREO EN DIOS PORQUE NO LO VEO


(Sal 19:1; 53:1; Rom 1:20, 21)

Respuesta 1: Realmente le agradezco por su sinceridad. Pero permítame preguntarle, ¿siempre ha


pensado así o ha tenido alguna experiencia que lo llevó a esta conclusión?... Le pregunto esto, porque es
muy común encontrar hoy en día personas que al ver las corrupciones de muchos grupos religiosos, han
llegado a la conclusión que un Dios que permite eso no puede existir. Si ese es el caso, permítame decirle
que ni Dios ni su Palabra respaldan los actos inicuos. Dios mismo nos asegura que los grupos religiosos
que han jugado con su verdad, siendo piedra de tropiezo para muchas personas sinceras como usted,
serán llamadas a juicio y condenación (Apoc 18:1-5). Pero existe un destino diferente para aquellas
personas que confiando en él deciden abrazar su verdad (Apoc 21:3-7)”

Respuesta 2: “Puedo comprender porque piensa así. Viviendo en una era tan tecnificada pareciera que
no hay lugar para creer en un Dios que no se ve. Pero, es interesante que a pesar que no creemos en un
Dios que no se ve, aceptamos con mucha facilidad otras cosas que tampoco vemos como el aire, el amor,
la electricidad, la gravedad, el tiempo, los olores, etc. Creemos en todas estas cosas aunque no las
vemos porque tenemos evidencias que nos confirman su existencia. De la misma manera aunque no
vemos a Dios, él se ha revelado en evidencias que nos permiten no solo saber que existe, sino aun llegar
a conocer los planes que él tiene para nosotros (Jn 17:3)”. (Use la información de las páginas de la
pregunta ¿Qué evidencias tenemos de que Dios existe?)

“NO CREO QUE DIOS EXISTA”


(Sal 19:1; 53:1; Rom 1:20, 21)

Respuesta 1: “He conversado con otras personas que me han dicho lo mismo. En varios casos he
encontrado que esto se debe a que las personas no pueden conciliar la idea de un Dios de amor en un
mundo donde hay tanto dolor y sufrimiento. ¿Es este su caso?” (Si es así, use la información de la página
)

Respuesta 2: “Puedo entenderlo perfectamente, porque en un tiempo yo pensaba así, y aun era capaz
de dar argumentos de porque Dios no podía existir. Pero un día llegue a descubrir que esa forma de
pensar me estaba colocando en una posición muy peligrosa. ¿Qué quiero decir con esto? Bueno, usted
dice que Dios no existe, ahora yo digo que sí. Esto significa que para ser justos y razonables, ambos
tenemos el 50% de posibilidades de que cada uno tenga razón. Ahora, supongamos con su 50% que Dios
no existe y no existe cielo ni juicio final, entonces al final de mi vida, después de haber tenido una vida en
paz, con una familia feliz, sirviendo a la humanidad, y guiando a los hijos por ideales elevados; moriré, y
como no existe cielo ni juicio final, quedaré allí y nada habrá pasado. Como se da cuenta nada habré

7
perdido. Pero ahora, deme el 50% de mi razón y piense que Dios en verdad si existe, y si hay cielo y juicio
final; entonces después de haber dedicado mi vida al servicio de Dios me toca bajar a la tumba, en la
resurrección Dios me llamará a la vida eterna como lo dice su Palabra, y tampoco habré perdido nada; mas
en cambio usted está en peligro de perderlo todo. Sin embargo, aun no es tarde. Todavía usted puede
buscar a Dios mientras él aún puede ser hallado (Is 55:6)

YO NO TENGO FE EN NADIE, PEOR EN DIOS


(Mt 21:18-21; Lc 17:5, 6; Hb 11:6; Rom 10:17)

Respuesta 1: Si usted no tiene confianza en nadie, ¿cómo usted hace cuando el médico le envía a
tomar medicina?... ¿cómo puede estar seguro que le está enviando a tomar algo que le va a hacer bien y
no mal?... Y, cuando va a la farmacia, ¿cómo está seguro que lo que están vendiendo es lo correcto, que
aunque el paquete puede decir una cosa por dentro no va otra cosa?... Y cuando sube a un autobús,
¿cómo sabe que el chofer está capacitado para manejar bien?... Y si alguien le otorgó el permiso,
tenemos que confiar que lo probaron o que por lo menos ese día el chofer no ha bebido y manejará bien,
¿no le parece?... En todos estos casos, comprendemos que el sentido de confianza existe aún en las
relaciones humanas, relaciones que en cualquier momento nos pueden fallar; pero aun así, aprendemos a
ejercer cierto grado de confianza para que la vida pueda ser normal. Por eso si somos capaces de tener
confianza en seres imperfectos, cuanta más confianza podríamos tener un ser que nos ama tanto que
estuvo dispuesto hacer todo por salvarnos (Jn 3:16)”

Respuesta 2: Sé todo lo difícil que puede ser llegar a confiar en alguien en estos días, especialmente si
no lo conocemos. ¿Estoy seguro que usted no le daría las llaves de su casa a un desconocido?, pero
¿cuán diferente es hacerlo a la esposa o a un familiar? ¿Verdad?... Eso nos muestra que la mejor manera
de llegar a confiar en alguien es conociéndolo. De la misma manera se llega a conocer a Dios. Permítame
mostrarle un texto en el cual se nos muestra la importancia e llegar a conocer a Dios y a Jesucristo (Jn
17:3)” (Usted podría mostrar que se puede llegar a conocer a Dios a través del estudio de la Biblia)

CREO EN LA EVOLUCIÓN PORQUE SE SUSTENTA EN LA CIENCIA


(Rom 1:20-25; Col 2:8; 1 Tim 6: 20, 21)

Respuesta 1: “Creo que no me equivoco cuando digo que usted es una persona que le gusta tener
evidencias para creer. Sin embargo, ¿sabía usted que ciencia y evolución no son sinónimas? Para que
una teoría puede ser aceptada como hecho científico tienen cumplirse algunos pasos (si le preguntaran
cuales puede usar la información de las página ) Uno de ellos es la repetición en los laboratorios, y
hasta ahora ningún experimento ha logrado repetir la evolución. Por esa razón la evolución aún no ha
dejado de ser tan solo una hipótesis, que igual que la creación tiene que ser aceptada únicamente por fe”.

Respuesta 2: Es interesante que aunque algunos libros quieren presentar la evolución como un hecho
demostrado, existen científicos, muchos creyentes en la evolución, que admiten que esta aun no ha sido
probada. Aquí tengo algunos comentarios interesantes... (Use la información de las páginas ) Sin
embargo, en medio de toda la confusión evolucionista, existe evidencia razonable para creer que en la
Biblia que nos habla de la creación (use la información de las páginas , sección Biblia; o la pregunta
si es razonable creer en la evolución de los organismos en las páginas )

¿CREEN USTEDES EN LOS MILAGROS?


(Is 8:20; Mt 7:21-23; 24:24; 1 Jn 4:1; Apoc 16:13, 14)

Respuesta 1: “Ciertamente si creemos en un Dios Todopoderoso debemos creer que él es capaz de


hacer milagros. Sin embargo, también creemos en las advertencias de la Biblia que nos previenen de
llegar a pensar que todo milagro proviene de Dios (Mt 24:24). Es interesante que cuando Jesús vuelva
muchas personas que afirmaron hacer milagros en el nombre de Dios se perderán, sencillamente porque
no quisieron hacer la voluntad de Dios (Mt 7:21-23) Esto nos muestra que más importante que hacer o
presenciar milagros es obedecer lo que Dios ordena en su Palabra”.

Respuesta 2: “Si, creemos que Dios puede hacer milagros aun hoy en día. Por ejemplo... (cuente algún
testimonio real que usted conozca) Pero debemos ser cuidadosos pues la Biblia nos dice que Satanás es
capaz de disfrazarse como ángel de luz (2 Cor 11:14), y nos muestra que esta será una de las formas por
las cuales muchos se perderán (Apoc 16:13, 14). Entonces, ¿cómo podemos llegar a saber cuales
milagros provienen de Dios y cuáles no? Tan solo a través del estudio claro de las Escrituras (Is 8:20; 1
Jn 2:3, 4)”

AL FINAL TODAS LAS RELIGIONES SON DISTINTOS CAMINOS PARA LLEGAR AL MISMO DIOS
(Prv 14:12; Mt 7:13, 14; Mt 7:21-23; 15:7-9; Ef 4:4, 5; 1 Jn 2:3, 4)

Respuesta 1: “Si eso fuera cierto, entonces no importaría a la final la religión que sigamos, ya que Dios
aceptaría a todas. Sin embargo, es interesante que en los días de Cristo existían varios grupos religiosos
que adoraban a Dios. En una ocasión uno de estos grupos, los fariseos, le dijeron a Jesús que tenían
como padre a Dios (Jn 8:41). Sin embargo, es interesante que a pesar de que ellos pensaban que Dios

8
aprobaba su sistema religioso, Jesucristo los desaprobó cuando les dijo (Jn 8:44)... En otra ocasión les
dijo que su sistema religioso carecía de valor ante Dios, sencillamente porque enseñaban doctrinas
humanas (Mt15:7-9) Como usted puede ver, Jesús no enseñó que todas las religiones son distintos
caminos para llegar a Dios. En realidad lo que si dijo es que solo hay dos caminos, el que lleva a la vida y
el que lleva a la destrucción (Mt 7:13, 14) Por eso, ¿cómo saber cuál religión es la correcta? Usted lo
puede saber a través del estudio de la Biblia. Jesús dijo en Jn 7:17...”

Respuesta 2: Estoy seguro que en cada religión existen personas sinceras que aman a Dios con el
conocimiento que tienen. Sin embargo, ¿cuántos accidentes no se han producido cuando las personas
han jugado con armas creyendo sinceramente que no está cargada o que nada va a pasar? Esto indica
que la sinceridad no alcanza para evitar una desgracia, ¿verdad?... En asuntos religiosos lo que cuenta
es lo que Dios dice, no lo que nosotros pensamos. Por ejemplo, mire lo que dice Mt 7:21-23... ¿Sabía
usted que la Biblia habla de una iglesia y no de iglesias? (Ef 4:4, 5)... Por tanto, lo importante aquí es
saber cómo identificar la iglesia verdadera... (Use la información de la página )

¿CREEN USTEDES EN LA VIRGEN MARÍA?


(Lc 1:26-37; Jn 2:1-5)

Respuesta: “Si, creemos en ella. Creemos todo lo que la Biblia dice sobre ella. Y una de las cosas que
más impresionan al estudiar su historia, es su disposición a aceptar la voluntad de Dios aun cuando esta
al principio la perturbó (Lc 1:26-37) Esta es una gran lección para nosotros hoy (Mt 7:21)”.

LA RELIGIÓN NO SALVA SINO LA RELACION PERSONAL CON CRISTO, POR ESO NO CREO
QUE DEBA UNIRME A UNA IGLESIA
(Mt 16:16-18; Hch 2:41, 47; Hb 10:24, 25; 1 Cor 12:26-28)

Respuesta: “Estoy totalmente de acuerdo con usted cuando dice que la religión no salva, sino la
relación personal con Cristo. Pero decir eso es decir solo parte de la verdad, porque aquellos que creen
en Cristo, tal como él lo dijo, permanecerán en su Palabra (Jn 8:31), y en su Palabra leemos que los que
iban siendo salvos se unían a la iglesia de Cristo (Hch 2:41, 47), además se nos insta a ayudarnos unos a
otros y a no dejar “de congregarnos como algunos tienen por costumbre” (Hb 10:24, 25) Esto muestra la
importancia de la iglesia en la vida de un cristiano. Por eso el problema en realidad no es si deba o no
unirme a una iglesia, sino saber a que iglesia me debo unir. Los siguientes textos me ayudaron mucho
cuando tuve que tomar esa decisión (Apoc 14:12; 1 Jn 2:3, 4)”

¿CREEN USTEDES EN LOS SANTOS?


(Rom 1:7; 1 Cor 1:2; 1 Pd 1:15, 16)

Respuesta: “Ciertamente la Biblia habla de santos, y yo creo todo lo que la Biblia dice sobre ellos. Pero
he encontrado que no todas las personas conocen lo que la Biblia dice al respecto. ¿Sabe usted a
quienes la Biblia llama santos?... Si me permite quisiera mostrarle un texto que me ayudo a entender este
tema (1 Cor 1:2)...”

¿CREEN QUE DIOS HABLA POR MEDIO DE SUEÑOS?


(Is 8:20; 2 Cor 11:3, 14; 1 Jn 4:1)

Respuesta: “No creemos que todo sueño que tengamos sean mensajes provenientes de Dios, si esto
es lo que usted quiere decir. En ese caso la explicación de esos sueños podría encontrarse en la cena de
la noche anterior. Pero si su pregunta significa si Dios puede hablar a través de los sueños cuando él
considera conveniente, creemos que Dios puede hacerlo, pues en la Biblia tenemos varios ejemplos que
nos muestran que él lo ha hecho así. Pero también creemos que para saber si un sueño es de Dios o no,
debe estar en armonía con la Escritura (Is 8:20). Por esa razón, para conocer la voluntad de Dios no
tenemos que pedir o esperar tener sueños, sino estudiar lo que él ha dicho en su Palabra (2 Tim 3:15,
16)”

EN MI IGLESIA YA ME ADVIERTIERON QUE USTEDES


SON FALSOS PROFETAS
(Mt 5:11; Jn 15:18-21; 16:1, 2; Hch 28:21, 22)

Respuesta 1: “Puedo entender porque usted se siente así. Pero estoy seguro de que si alguien le
dijera parecido, a usted por lo menos le gustaría saber el porque de esa acusación. ¿Verdad?... ¿Me
permitiría enseñarle a la luz de la Biblia cuáles son algunas de las señales que describen a un falso
profeta?...” (Use la información de las páginas )

Respuesta 2: “¿Le mostraron algo de nuestras enseñanzas que a usted le perturbó o le indica que
debemos ser descritos de esa manera?... En los días de Pablo se hablaba bastante mal del cristianismo;
sin embargo, cuando Pablo llamó en Roma a unos judíos para explicarle personalmente la razón de sus
creencias, ellos le dieron la oportunidad y estuvieron dispuestos a escucharlo (Hch 28:21, 22). Por esa
misma razón, quisiera pedirle ahora que usted me permita mostrarle como cada una de nuestras

9
enseñanzas están basadas firmemente en la Palabra de Dios... Nos identificamos como adventistas del
séptimo día porque...”

Respuesta 3: Existen pruebas bíblicas para identificar a los falsos profetas. ¿En su iglesia le mostraron
con la Biblia algo que le hiciera pensar así de nosotros?... Quisiera que me permita tan solo mostrarle
algunos textos que señalan quien es un falso profeta... (Use la información de las páginas )

DIOS NO ESPERA QUE GUARDEMOS EL SÁBADO PUESTO QUE EL SÁBADO ERA SOLO PARA
LOS JUDÍOS
(Gn 2:1-3; Mr 2:27; Is 56:6, 7; 49:6)

Respuesta 1: “¿Podría preguntarle porque piensa eso?... Indudablemente creo que concordaremos en
que es la Palabra de Dios la que debe guiarnos en nuestro entendimiento de este asunto, ¿verdad?...
Existen dos pasajes bíblicos que me han sido útiles para entender este asunto....” (Use la información de
las páginas , en la pregunta ¿es el sábado exclusivo para lo judíos)

Respuesta 2: ¿Cree usted que usted que el mandamiento de no matar era también solo para los
judíos?... (Probablemente la respuesta será negativa) Le pregunto esto porque el mandamiento de no
matar y el de guardar el sábado son parte de los mismos 10 mandamientos (Ex 20:8, 13) Por tanto, si el
sexto mandamiento (no mataras) es universal, ¿por qué no debería serlo también el cuarto (del sábado)?
Ahora si alguien tiene el poder para eliminar el mandamiento del sábado que Dios mismo mando,
entonces también tenemos poder para desobedecer el que menos nos guste, ¿no le parece?... Sin
embargo, a mas de esto existen dos pasajes que me han ayudado a entender para quienes Dios hizo el
sábado...” (Use la información de las páginas , en la pregunta ¿es el sábado exclusivo para lo
judíos)

NO PUEDO ACEPTAR LA TRINIDAD PORQUE ESTA ENSEÑANZA VIENE DE PUEBLOS


PAGANOS
(2 Tim 3:16)

Respuesta: “Estoy seguro que usted es la clase de persona que se esfuerza por agradar sinceramente
a Dios. Pero ¿eso no significa que usted rechaza los billetes verdaderos por que existen billetes falsos?
¿Verdad?... Estoy totalmente acuerdo con usted en que existen muchas enseñanzas falsas que han
tenido su origen en pueblos paganos y que debemos rechazar tajantemente, pero también es verdad que
otras verdades han sido falsificadas por el padre de la mentira (Jn 8:44) Por ejemplo, ¿sabía que también
los pueblos paganos tienen relatos tergiversados sobre de la creación y el diluvio?....” (use la información
de las páginas ). “Por eso la autoridad final para aceptar o rechazar una doctrina es la Palabra de
Dios”

TENGO PROBLEMAS PARA GUARDAR EL SABADO POR MI TRABAJO


(Sal 34:8-10; 37:25; 127:1; Mt 6:25-33; 7: 24-27; 16:24-26; Hch 5:29)

Respuesta: “Si al jugar con su hijo, usted lo subiera a un murito y luego usted se alejara un poco para
pedirle que salte a sus brazos, ¿cómo le mostraría su hijo que él realmente confía en usted?...(La
respuesta esperada sería “saltando”) Después que usted le ha pedido a su hijo que salte, ¿se haría a un
lado para dejar que se golpee en el suelo lastimándose? ¿Verdad que no?... Lo más natural es que usted
espere que su hijo confíe en usted lo suficiente como para saltar cuando usted le ha prometido cogerlo;
de la misma manera, Dios espera que confiemos en él cuando nos pide obediencia. Por tanto, aunque la
prueba puede parecer difícil, si usted cree en un Dios Todopoderoso que lo ama y que hará todo para
salvarlo, entonces ha llegado el momento de mostrar que confía en él obedeciéndole ¿no le parece?... En
su Palabra él asegura que si usted es fiel, no lo desamparará ni lo dejará pasar necesidad (Sal 34:8-10;
37:25; Mt 6:25-33) Pero, la única manera en que usted puede ser testigo de los milagros que Dios hará en
su vida es probándolo, usted busque la manera de ser fiel a Dios en su día de reposo y él hará lo que
usted no pueda hacer (Dt 11:13-15)”
NO ME CONSIDERO UN PECADOR, SOY TAN BUENO COMO USTED
(Prov 28:13; Lc 18:9-14; Rom 3:9-12, 23; Hch 10:43; Sal 51:5)

Respuesta 1: “En realidad es probable que usted sea mejor que yo. Sin embargo, el pecado no es algo
que usted pueda elegir, ya que la Escritura menciona que usted ya nació contaminado por el pecado (Sal
51:5), lo que significa que nació perdido y con la necesidad de un Salvador (Rom 3:23) Como puede
darse cuneta, usted no se salvará porque sea mejor que yo, sino por la relación personal que mantenga
con Jesucristo (Jn 3:16; 1 Jn 5:10-12). Por tanto, si aun no ha aceptado a Cristo como su Salvador se
encuentra en un grave peligro. Por esa razón quisiera invitarlo para que no demore mas su decisión, sino
que vaya a Cristo ahora mismo tal como un día lo hice yo, él esta llamando a su corazón (Apoc 3:20)”

Respuesta 2: “¿Cuantas muertes se necesitan para ser un asesino?, o ¿cuantos robos bastan para ya
ser un ladrón?, o ¿cuantas mentiras para ser mentiroso?... (La respuesta lógica es solo una) Así también

10
solo basta un pecado para ser pecador, es por esa razón que Rom 3:23 dice... Si todos somos pecadores,
todos necesitamos de un Salvador”

HE COMETIDO TANTOS MALES EN LAVIDA QUE NO CREO QUE DIOS ME PUEDA PERDONAR. ME
SIENTO PERDIDO
(Lc 19:10; 1 Tim 1:13-16; Is 1:18; 43:25; Miq 7:18, 19; Jn 6:37)

Respuesta: “Permítame decirle que no importa lo que usted haya sido o hecho en el pasado, Cristo lo
ama, porque usted es la razón por la cual él vino a este mundo. Él vino “a buscar y salvar lo que se había
perdido” (Lc 19:10) Por tanto si usted siente que está perdido, Cristo vino por usted. Pablo, que había sido
un blasfemo, injuriador, rebelde y cómplice de homicidio, encontró perdón y salvación en Cristo Jesús (1
Tim 1:13-16). Por tanto, si usted siente que es un pecador, entonces es exactamente la clase de personas
que Cristo esta buscando para perdonar y salvar. Quiero que atienda con cuidado el amoroso que Dios le
hace a usted en este día (Is 1:18)...”

SÍ VOY A ENTREGARME A CRISTO PERO NO POR AHORA, SINO MÁS ADELANTE


(Prov 27:1; Is 55:6; 2 Cor 6:2; Hb 3:7-9, 13-15; Prov 1:23-33)

Respuesta 1: “¿Sabía usted que mientras más posponemos una decisión por Cristo, la próxima vez se
nos hará más fácil decir que no? ¿Qué sucede cuando usted comienza a cortar con un cuchillo la maleza
cogiendo la herramienta con la misma mano? Los primeros días duele, pero con el tiempo la mano se
endurece y ya no sentirá nada. Lo mismo sucede en la vida espiritual. Por alguna extraña razón el
pecado tiene un poder endurecedor en el corazón del hombre, es por eso que la Escritura nos suplica a
no endurecer nuestros corazones, sino a responder hoy a la voz de Cristo que nos llama a la salvación
(Hb 3:7-15)”

Respuesta 2: Esas fueron las palabras que condenaron a Félix (Hch 24:25) Félix postergó y se perdió
para siempre. No cometa el mismo error. “Dejar para mañana su decisión por Cristo podría ser la peor
decisión que tome en su vida. Dios lo dice claramente en Proverbios 27:1, ¿qué sabemos que nos traerá
el día de mañana? Dios quiere que lo busquemos mientras aun hay tiempo (Is 55:6) Si realmente está
dispuesto a seguir a Cristo, lo insto a que lo haga hoy, pues si posterga esa decisión, mañana podría ser
muy tarde. Esto lo dice Dios con palabras fuertes en Proverbios 1: 23-33... ”
ME ENTREGARÉ A CRISTO CUANDO SIENTA QUE DEBO HACERLO
(2 Cor 5:7; Prov 1:23-33)

Respuesta 1: “He escuchado que muchas personas están esperando sentir algo para decidir por
Cristo; sin embargo, esta no es la forma como actúa el evangelio. La Biblia dice que el creyente debe
actuar no por sentimientos sino por fe (2 Cor 5:7). En Hebreos 11 tenemos muchos ejemplos que nos
muestran que la verdadera fe en Dios, lleva a actuar, y según Rom 10:17 actuamos sobre la base de la
Palabra de Dios. Por tanto, lo único que usted necesita para decidirse es el mensaje de la Escritura que lo
esta llamado a entregar su vida a Cristo hoy (2 Cor 6:2).

Respuesta 2: “Es triste escuchar estas palabras, pues la Biblia nos muestra que muchos se perderán
esperando sentir que deben aceptar a Cristo, cuando Dios ya les ha hablado a través de su Palabra (Mt
7:24-27) Tan importante es escuchar solo la Palabra de Dios para creer, que contando una parábola
Cristo dijo que quienes no se deciden por lo que dice su Palabra, tampoco se decidirán aun si se
levantará alguno de entre los muertos (Lc 16:29-31). Pero eso no tiene que necesariamente ser su caso,
Dios quiere que tome una decisión hoy (2 Cor 6:2)”

FULANO DE TAL SE BAUTIZO, PERO OTRA VEZ VIVE COMO SI NADA. POR QUE NO QUIERO QUE
ME PASE LO MISMO PREFIERO ESPERAR HASTA ESTAR SEGURO
(Mt 17:8; Hb 3:1; 12:1, 2)

Respuesta: “Puedo comprender su situación, pues si estuviera en su lugar talvez también me sentirá
molesto por los malos testimonios que viera. Sin embargo, la experiencia de Fulano de Tal no tiene que
ser necesariamente la suya. Así como usted menciona a fulano de tal, yo conozco (y tal vez usted
también) otras tantas personas que siguen firmes hasta hoy. Por tanto, el fracaso de uno no tiene que ser
un obstáculo en mi vida para que arriesgue mi salvación, después de todo nuestro modelo no es fulano de
tal, sino Cristo (Hb 12:1, 2). El secreto de la victoria consiste en cada día mirar a Jesús, y él mismo se
hace responsable cada día de irnos transformando en el camino a la perfección (Fil 1:3-6; 3:12-14)”.

AUN EXISTEN VARIOS VICIOS QUE NO PUEDO VENCER


(Jn 8:36; Rom 8:37; 1 Cor 10:13; 15:57; Fil 4:13)

Respuesta: “Sin embargo, Cristo si puede. Cuando usted va a Cristo tienes seguridad de victoria en él
(1 Cor 15:57; Fil 4:13). Cristo ya venció el pecado en la cruz del calvario, por esa razón Cristo lo llama tal
como está (Mt 11:28). Así como usted se encuentra, cansado de luchar, con su voluntad baja por tanto
luchar contra este vicio sin resultados, así lo llama Cristo que vaya a él. El ya cargó con sus pecados, por

11
tanto ya no es necesario que usted se destruya la vida por pecados y vicios que Cristo ya clavó en la cruz
del Calvario. Si usted lo acepta creyendo, Cristo unirá su poder a su voluntad y de pronto sentirá que el
poder de los vicios se debilita en su corazón y el deseo de agradar a Dios se aumentará en usted. Solo en
Cristo usted podrá ser verdaderamente libre (Jn 8:36)”

ANTES DE BAUTIZARME NECESITO MUCHO CONOCIMIETNO


(Prov 4: 18; Mr 16:15, 16; Hch 8.35-38; 2 Tim 3:7)

Respuesta: “En la Biblia tenemos algunos ejemplos de personas que no necesitaron extensos
conocimientos para tomar esta decisión. Por ejemplo, ¿Cuanto conocimiento necesitó el eunuco para
bautizarse (Hch 8:26-38)? Note que él ni siquiera entendía lo que leía en las Escrituras (vs 30, 31);
¿Cuánto tiempo necesitó el carcelero de Filipos (Hch 16:23-33)? Note como este hombre se bautizó en
esa misma noche. Por tanto, el conocimiento no es el requisito básico para ser bautizado, sino el
arrepentimiento del pecado, el creer en Jesús y una entrega sincera para obedecerlo como su Señor (Hch
22:16)”

YA FUI BAUTIZADO EN OTRA IGLESIA


(Ef 4:4, 5; Jn 10:16; Hch 19:1-5)

Respuesta: “Eso significa que usted ya fue bautizado para arrepentimiento creyendo en el nombre del
Señor; sin embargo, habían verdades que ignoraba, pero ahora que ha encontrado mas luz siguiendo el
modelo bíblico, usted puede ser bautizado en el pueblo de Dios, demostrando públicamente que
compromete su vida a la obediencia de aquellas verdades que ahora ha encontrado. Esto es lo que
sucedió en Hechos 19:1-5. Aquí Pablo volvió a bautizar a ciertos creyentes que ya habían sido
bautizados, pero no tenían un conocimiento pleno del evangelio”

CREO QUE EN LUGAR DE UNIRME A SU IGLESIA, ES MEJOR QUE ME QUEDE EN LA MIA PARA
TRABAJR POR REFORMARLA
(Jn 10:16, 26- 28; 2 Cor 6:14-18; Apoc 18:4, 5)

Respuesta: “Veo con claridad que usted es una persona sincera que ama la verdad y le gustaría
compartirla. Sin embargo, permítale preguntarle algo: ¿Si usted se encontrara en un río, y empezara a
nadar contra la corriente, ¿por cuanto tiempo podría hacerlo antes de ser arrastrado? Es claro que no
mucho tiempo. Lo mismo ocurre en sentido espiritual. No es la voluntad de Dios que una vez que hemos
conocido la verdad aun permanezcamos en un lugar en donde se fomenta el error (2 Cor 6:14-18). Como
usted puede leer el llamado de Dios es que salgamos y nos apartemos, y no que nos quedemos para
intentar reformar el error. Esto es tan importante, que se nos muestra que aun si no practicáramos el error
pero no queremos abandonar las organizaciones religiosas que lo fomentan, se nos considera cómplices
(Apoc 18:4, 5) Esto se debe a que si desoímos el llamado de Dios ya no se nos considera sinceros sino
rebeldes y por tanto dignos de ser castigados. Pero, no es la voluntad de Dios que esto ocurra con usted,
Dios tiene su pueblo al cual él lo quiere llevar, los que guardan... (Apoc 14:12)”

¿POR QUÉ DEBO BAUTIZARME NUEVAMENTE, SI YA ME BAUTICE CUANDO ERA PEQUEÑO?


(Mr 16:15, 16; Hch 2:38; Rom 6:4)

Respuesta: “Si yo tuviera una deuda de $100 dólares con usted y un día le pago con un billete falso,
¿significaría eso que la deuda ya se pagó?... (Probablemente la respuesta será negativa) Pero yo podría
decir que el billete es igual, del mismo color, tamaño, con los mismo caracteres talvez, ¿por qué no
vale?... (Escuche la respuesta) Usted tiene razón, es falso. Mientras no le pague con un billete verdadero
la deuda continua. Pero ¿cómo identificar un billete verdadero de uno falso?... (Por sus características) Lo
mismo sucede con el bautismo. No estaremos realmente bautizados hasta que no hayamos sido
bautizados con el bautismo correcto. ¿Cómo identificar el bautismo correcto? Igual que como se hace con
un billete, por sus características inconfundibles. Por ejemplo, ¿usted fue bautizado como se bautizó
Jesús? (Mt 3:13-16)... ” (Use la información de las páginas )

QUISIERA ESPERAR PARA BAUTIZARME HASTA QUE MI ESPOSO(A) (HIJO, AMIGO) SE DECIDA
PARA HACERLO JUNTOS
(Rom 14:12; Hch 16:31)

Respuesta: “Puedo entender su sentir. No habría nada más hermoso que pudiéramos dar este
paso tan importante con nuestros seres queridos. Sin embargo, cuando Cristo nos llama él desea que no
olvidemos que la salvación es personal. En Romanos 14:12 la Biblia nos muestra que “cada uno de
nosotros dará cuenta a Dios”. Eso quiere decir que para salvarnos no debemos esperar a que otros
decidan hacerlo para entonces dar nosotros ese paso, porque el enemigo podría utilizar este recurso para
posponer nuestra decisión y así alejarnos de Cristo. Cristo te llama hoy, Si tu hoy das este paso la
promesa bíblica es que serás salvo tú y prontamente también lo será tu casa (Hch 16:31)”

MI FAMILIA NO ESTA DE ACUERDO EN QUE YO TOME ESTA DECISIÓN


(Mt 10:34-39; Lc 14:26, 27; 12:49-53)

12
Respuesta 1: “Comprendo cuan difícil puede ser para usted vivir esta situación; sin embargo, aceptar a
Cristo tiene un costo, significa estar dispuesto a amarlo y a seguirlo aun cuando los miembros de nuestra
familia no estén de acuerdo (Lc 14:26, 27). Cristo nos advirtió que muchos hogares se dividirían por causa
de él (Mt 10:34-36; Lc 12:49-53). La razón para esto es que el enemigo primero intentará desanimarnos
por medio de aquellos que tienen más influencia en nosotros. Sin embargo, la instrucción de Cristo no es
que usted debe esperar hasta que todos estén de acuerdo, sino que a pesar de la oposición familiar,
usted valientemente este dispuesto a tomar su cruz y seguir en pos de él (Mt 10:37-39). En muchos casos
la fidelidad de uno ha traído al resto a los pies de Cristo. Como evidencia de esto quisiera compartir con
una usted una hermosa promesa al respecto (Mr 10:28-30)”

Respuesta 2: “Puedo entender todo lo difícil que puede ser para usted enfrentar esta situación. Pero es
ahora cuando debe recordar que Jesucristo mencionó que esto llegaría a pasarles a aquellos que están
aprendiendo la verdad (Mt 10:34-37) Probablemente algunos de sus familiares se oponen con toda
sinceridad, sencillamente porque no conocen las maravillosas promesas de vida eterna usted ha llegado a
conocer. Es por eso que si usted permite que el enemigo le impida de esta manera seguir a Cristo, ¿cómo
podrá ayudar a sus seres queridos a conocer este mensaje que tiene importancia de vida o muerte? (Dt
30:19) La mejor manera de empezar a ejercer influencia en favor de sus seres queridos, es viviendo las
enseñanzas que usted ha aprendido. Si usted lo hace así, la Escritura le asegura que la salvación
empezará por usted pero llegará a alcanzar a otros miembros de su familia (Hch 16:30, 31)

NO QUIERO FALLARLE A DIOS, POR ESO


TENGO MIEDO DE FRACASAR
(Jd 24; Is 41:10, 13; Fil 2:13)

Respuesta 1: Su preocupación demuestra que usted es una persona que toma en serio las cosas de
Dios, y eso es bueno. Sin embargo, no debe permitir que el temor al fracaso le impida entregar el control
de su vida a Cristo, pues existen numerosas promesas que le garantizan que mientras usted permanezca
en Cristo él no lo dejará fracasar. Quisiera leerle dos: Jd 24; Is 41:10, 13... (Luego sujetando un bolígrafo
verticalmente sobre un libro o al filo de la mesa diga): “¿Cree usted que este bolígrafo se mantendrá
parado?...” (Tal vez la respuesta será negativa, entonces diremos): “Y sin embargo no se ha caído. Esta
parado porque yo lo sujeto, tal como Dios le promete aquí hacer con usted”.

Respuesta 2: “El entregarse a Cristo es como unirse en matrimonio. Quienes se casan lo hacen por
amor y no están pensando en la posibilidad de que el matrimonio algún día fracase. Se casan porque el
amor los lleva a estar juntos. Lo mismo debe suceder con aquel que ama a Cristo, debemos ir a él por
amor sin pensar en la posibilidad de fracaso ya que mientras dependamos de él, no existe ninguna cosa
en el universo que pueda separarnos ni un poquito de Cristo (Rom 8:35-39). Con Cristo la victoria esta
asegurada (1 Cor 15:57)”

ME DA VERGÛENZA QUE MIS AMIGOS SE BURLEN


(Prov 1:24-26; 1 Pd 4:12-16; Jn 15:19; Mt 8:34)

Respuesta 1: Entiendo que puede ser muy incomodo sentir que la gente se burle de uno. Sin embargo,
como alguien dijo alguna vez: ‘es mejor dejar que la gente se ría o burle antes que ver a Dios dando la
ultima carcajada’ (Prov 1:24-26). Por esa razón, como dice el apóstol Pedro en lugar de permitir que las
burlas nos avergüencen deberíamos glorificar a Dios, porque ciertamente estamos experimentando lo
mismo que experimentó Cristo por nosotros (1 Pd 4:12-16)

Respuesta 2: “No debe preocuparse por las burlas pues estas no matan y menos por la causa de
Cristo. Jesús mismo dijo que en lugar de avergonzarnos deberíamos alegrarnos (Lc 6:22, 23)... La razón
para esto es que las burlas son señales de que usted está dejando de ser parte del mundo para llegar a
ser parte del reino de Dios (Jn 15:18-21). Además, rechazar la invitación de Cristo a la salvación tan solo
por vergüenza puede tener consecuencias eternas (Mr 8:38; Apoc 21:8)”

SOY MUY VIEJO PARA ENTREGARME A CRISTO


(Gn 12:11-4; Hch 7:22-34)

Respuesta: No existe edad para responder al llamado de Dios. En Génesis 12:1-4 se nos dice que
cuando Dios llamó a Abraham este tenía 75 años. Cuando Dios llamó desde una zarza a Moisés para
servirlo este tenía 80 años y la edad de su hermano Aarón 83 (Ex 7:7) Esto demuestra que la edad no
debe ser un impedimento para aceptar la salvación.

SOY MUY JOVEN PARA ENTREGARME A CRISTO, DEBO


VIVIR LA VIDA
(Ecl 12:1;Jn 10:10; 1 Jn 2:13-17)

Respuesta: “No puede haber verdadera vida lejos de Jesús, porque como él dijo: él es la vida (Jn
14:6). Déjame contarte una ilustración: El diablo usa dos relojes. Cuando eres joven te dice: No cometas

13
el error de entregarte a Jesús, eres muy joven, debes “vivir la vida”. Entonces te alejas de Jesús, te
golpeas en la vida, luchas tratando de arrancarle a la existencia migajas de amor y felicidad, y de pronto
descubres que el tiempo ha pasado y eres viejo y quieres ver a Jesús, el diablo te saca el otro reloj, y te
dice: Para que vas a ir, ya estas viejo, ya has lastimado tanta gente, ‘árbol torcido, nunca se endereza’,
eso de bautizarse es para jóvenes. Entonces, nunca te decides y te pierdes. Esto puede pasar cuando
rechazamos el tiempo de aceptar a Jesús. No permitas que eso te pase, Dios te quiere ahora que eres
fuerte y puedes servirlo mejor (1 Jn 2:13-17)”

14