Sie sind auf Seite 1von 5

Los 3 Ecosistemas del Perú

Más Importantes
Por
Tatiana Mejia Jervis

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Los ecosistemas del Perú se dividen en tres grandes subregiones que


cuentan con 84 de los 103 ecosistemas y 28 de los 32 climas existentes
en el planeta.

Todo esto hace del Perú el país ecológicamente más diverso del mundo
(Crystal, 2017). El Perú cuenta con tres ecosistemas principales, el
desértico costal, el amazónico y el altiplano andino.

Playa Supay, Perú en la reserva natural de Paracas.


Gracias a esto, en el país puede ser encontrada una amplia variedad
de animales: aves, mamíferos y mariposas. Incluso, en la región de
Tambopata y Manu se puede encontrar la flora y fauna más diversa del
mundo.

Este vasto país es el hogar de más de 1.750 especies de aves, 13.000


especies de plantas y el 25% de las especies de mamíferos que habitan
América del Sur. En muchos lugares de la selva amazónica se pueden
encontrar entre 150 y 300 especies de árboles diferentes contenidas en
menos de tres acres de bosque.

Se cree que en el ecosistema de la selva amazónica, cerca del Cañón de


Pongo de Manique, sobre el río Urubamba, está el lugar más biodiverso
del planeta, comparado con áreas de tamaño similar. Puede que también
te interese ver cuáles son los recursos naturales de Perú.

Los 3 ecosistemas principales del Perú

1- Ecosistema amazónico

Selva amazónica

El río Amazonas nace en la selva amazónica peruana, por esta razón, el


bosque amazónico peruano es uno de los más importantes del mundo, ya
que posee una alta concentración de fauna y flora en terrenos que todavía
no han sido explorados.

De esta manera, Perú cuenta con 133 millones de acres de selva tropical,
la cual cubre el 57% del territorio boscoso original del país.

Desgraciadamente, la mayor parte de la selva amazónica en Perú se


encuentra amenazada. Gracias el boom del caucho a principios del siglo
XX, innumerables políticos peruanos han convertido en prioridad la
extracción de caucho del Amazonas. Por esta razón, la selva está siendo
deforestada.
Este ecosistema también ha sido enormemente afectado por el turismo,
la extracción de petróleo, el vertimiento de químicos y la erradicación de
la vegetación con el afán de destruir cultivos ilícitos (principalmente de
coca).

La conversión de los indígenas y la creación de granjas de pastoreo por


encima de las tradiciones de la caza responsable y la pesca, han afectado
la biodiversidad dentro de este ecosistema (Discover Perú, 2017).

El territorio de la selva peruana ha cedido a las presiones del mundo


occidental. Por esta razón, en pueblos como la Madre de Dios al sur del
Amazonas peruano, la fiebre por el oro ha tenido lugar desde los años 70
y grandes campamentos han sido establecidos, desplazando a las culturas
de Mashco-Piros, Yaminahuas, Yora y Amahuaca, casi a su extinción.

Cuenca del Amazonas

Casi la mitad del territorio peruano depende de la cuenca del Amazonas,


su selva es el hogar de aproximadamente el 50% de la selva tropical del
mundo. Su ecosistema es vasto, y en su mayoría inaccesible y ligeramente
poblado por los seres humanos.

Dentro de este ecosistema se encuentra una de las concentraciones más


altas de especies endémicas del mundo, es decir que, las especies
encontradas dentro de este ecosistema no se encuentran en ninguna otra
región del mundo (NCI, 2017).

Selva tropical

La selva tropical del Perú es el ecosistema más rico del mundo. Tiene una
mayor cantidad de biomasa que los bosques templados y se estima que
es el hogar del 50% de las especies del mundo en únicamente el 2% de
territorio del mundo.

Se caracteriza por tener altos niveles de lluvia y muchas horas de sol al


día, lo que favorece el desarrollo y crecimiento de innumerables formas
de vida. Este territorio incluye ecosistemas tropicales en tierras bajas y
regiones montañosas, dependiendo de la altitud de la zona (Hebert &
Osswald, s.f.).

2- Ecosistema andino

La cordillera de los Andes en Perú se eleva hasta los 6,000 metros sobre
el nivel del mar (msnm), y hace las veces de barrera entre el ecosistema
de la selva amazónica y el desierto costal. Va desde las profundidades de
la fosa de Atacama hasta la costa del Perú, variando en altitud
significativamente en distancias menores a 80 kilómetros.

Este ecosistema ha sido gravemente afectado por El Niño, un fenómeno


climático que periódicamente hace que las temperaturas de la zona se
eleven, y la fauna y la flora de la zona sufran las consecuencias del cambio
drástico en las temperaturas.

Bosques Nublados

Los Andes cuentan con un ecosistema particular dentro de bosque


nublados que cubre las pendientes de las montañas. Dentro de este
ecosistema pueden ser encontradas numerosas especies de animales y
plantas. Las flores, especialmente las brómelas, las orquídeas, cientos de
especies de colibríes, mariposas, polillas y anfibios habitan esta región.

De manera conjunta, en la mayoría de las categorías, puede ser


encontrada una de las mayores concentraciones de especies endémicas
del planeta dentro de este ecosistema. Esta profusión de vida es posible
gracias a las abundantes lluvias y gran cantidad de horas luz que riegan
a este ecosistema (Pomperú, 1994).

Gracias a la variación en la altitud de los Andes, la existencia de múltiples


ecosistemas es posible, por lo tanto, hay cabida para numerosas especies
que dependen de la conservación de estas zonas para poder sobrevivir
(World View Of Global Warming, 2017).
3- Desierto Costal

Dentro de esta región pueden ser encontrados diversos ecosistemas,


desde manglares, hasta estuarios, lagunas y arrecifes. Esto permite la
existencia de una fauna y flora marina diversa y única que hace las veces
de fuente de alimento para las aves de la zona.

Los ríos que fluyen desde la parte más alta de los Andes y bajan por los
bosques nublados, llegan a los bosques secos aledaños al Océano Pacífico.
De esta manera, se han creado arrecifes y montes marinos que hacen las
veces de hogar para múltiples especies de peces, corales y plantas
marinas.

Las aguas costeras del Perú son famosas por tener el sistema de
afloramiento más grande del planeta, el cual permite que en el Perú se dé
el 20% de la pesca del mundo. El 70% de la biodiversidad marina de Perú
se encuentra localizada en el lado este del Océano Pacífico e incluye
numerosas especies endémicas de pingüinos, tortugas y leones marinos.

La zona de la costa peruana está conformada por numerosos ecosistemas,


que incluyen playas, valles fértiles y desiertos ubicados entre el océano y
las montañas (Seeliger & Kjerfve, 2001).