Sie sind auf Seite 1von 4

ROL DEL PSICOLOGO EDUCATIVO

Carolina Correa.

Sharon Marquez.

Jose Rojas.

Universidad de la Costa.

Facultad de ciencias humanas y sociales.

Programa de psicología.

Barranquilla, Atlántico.

2018
Relatoría. Psicología Educativa.

La psicología es una ciencia que estudia la conducta humana y los procesos

mentales. Desde sus inicios siempre ha tratado dar una respuesta acertada a nuestras

acciones en diferentes contextos. Por esa razón no se ha quedado con una sola visión del

comportamiento si no que ha trascendido mucho más, dividiéndose en enfoques y áreas

que apuntan a un objetivo específico. Uno de ellos y no menos importante es la

Psicología Educativa, encargada de los procesos de aprendizaje y desarrollo; desde

cómo se aprende, cómo se procesa, cómo se registra, cómo se conserva y se evoca esa

misma información. Estos procesos requieren de una preparación ardua y de calidad

para que se puedan obtener resultados satisfactorias para todas las partes involucradas.

La necesidad de una educación de calidad en los países, fue lo que le dio vida al rol

del psicólogo educativo. Básicamente el trabajo de este debe estar centrado en la

solución y/o transformación de las problemáticas en el ámbito educativo, convirtiendo a

estas en una oportunidad de aprendizaje para los “afectados”.

En este orden de ideas, las funciones que deben hacer parte de la preparación de un

psicólogo educativo son: “a) la evaluación diagnóstica en contextos Educativos; b) el

asesoramiento psicológico a alumnos, padres, profesores y autoridades académicas; c) la

intervención de tipo correctivo, preventivo y optimizador; d) la coordinación sistemática

con otros profesionales y la adecuada derivación en tiempo y forma”. (Escudero, I;

León, J, 2015, pág. 4)

Para profundizar a cerca de cada una de esas funciones, nos dedicaremos en este

párrafo a desglosar cada una, de esta forma comprenderemos mejor el trabajo del

psicólogo educativo que, a pesar de ser una figura determinante en los espacios
educativos, pocas veces es considerado tan valeroso por lo que es. Primero, la

evaluación diagnóstica es esencial en el trabajo del P.E pues esta es la permite clasificar

y ordenar las problemáticas en una jerarquía, en pocas palabras, la base de cualquier

diagnóstico educativo está en identificar el obstáculo que aqueja. Segundo, el

asesoramiento holístico es necesario para cualquier tipo de abordaje educativo, este es el

que le da la estructura a la P.E para facilitar los procesos que se lleven a cabo, y

fomentar un ambiente armónico donde se necesite. Tercero, las intervenciones deben

estar enfocadas en una motivación al cambio, herramienta que se logra con disposición,

entrega y conocimiento de ambas partes. Cuarto y último: la coordinación sistemática

con otros profesionales y la adecuada derivación en tiempo y forma porque esta es la

que proporciona la información clave para el éxito de cualquier tipo de intervención

educativa. Palabras más palabras menos, tal como como lo plantean diversos

investigadores: “la psicología es a la educación lo que la biología es a la medicina”,

(Newcombe, 2000), citado por Leon, 2015, en su artículo El Psicólogo Educativo en

Europa

Para concluir, consideramos relevante la labor de un psicólogo educativo, porque

este nos brinda un mar de posibilidades en la adquisición del conocimiento. Además, es

menester su partición en la dinámica escolar ya que sus saberes son el puente de toda

armonía educativa. Siendo así, la P.E es una rama de la psicología que necesita mayor

escrutinio desde la formación académica del profesional hasta su compromiso con la

actualización de sus herramientas con el tiempo.

Creemos que trabajando de esta forma la Psicología Educativa puede consolidarse y

seguir siendo ese bálsamo en las dinámicas escolares.


Referencias
Escudero, I; León, J. (2015). Hitos y Retos del Psicólogo Educativo. Psicologia educativa, 3-11.

Leon, J. (2015). El psicologo educativo en Europa. psicologia educativa, 65-83.