You are on page 1of 4

Un momento filosófico el ajedrez y la vida

por Dr. Shrirang Joshi

Dicen que el ajedrez puede ser útil en muchas fases de la vida. Esa será una
conclusión lógica para aquellas personas que se dedican al deporte ciencia, pero
la gente que no haya tenido mucho contacto con él, tendrá dudas sobre cuales
son los beneficios. Hasta para los jugadores más experimentados puede ser
difícil enumerar todas las cosas buenas que puede deparar. El psiquiatra indio Dr.
Shrirang Joshi ha pasado gran parte de su vida estudiando los beneficios que
tiene el ajedrez para la salud humana y la vida en general. Nos ha preparado un
resumen de los más importantes que ha constatado. | Foto: Val Vesa
"[El ajedrez] hace más sabio y perspicaz al hombre"
— Vladimir Putin, durante el Campeonato del Mundo de Ajedrez 2001 en Moscú
A mucha gente les parece que jugar al ajedrez es una pérdida de tiempo.
Únicamente los aficionados pueden experimentar el placer que se puede sentir al
jugar. El encanto de encontrar el mejor movimiento, jugar con un espíritu
competitivo, intentar ganar, procurar recuperarse tras haber cometido un error y
finalmente ganar la partida se puede percibir como lucha, pero a la vez es algo
muy placentero para una persona aficionada al ajedrez. Otros dirán que es
masoquismo puro. ¿Únicamente es placer lo que se puede sentir al jugar al
ajedrez? No. Los principios del ajedrez en gran parte también son válidos para la
propia vida. Veamos por qué y como nos pueden ayudar a mejorar y progresar.
Las tres fases de la partida
Después de una mala apertura, hay una esperanza en el mediojuego. Tras un mal
mediojuego, queda esperanza para el final de la partida. – Edmar Mednis
Una partida de ajedrez tiene tres fases: apertura, mediojuego y final. La vida
también tiene las fases correspondientes: los años como estudiante, la vida
laboral y la jubilación.
Jugar lo que reclame el tablero
Una partida de ajedrez puede tener un enfoque más táctico o más estratégico. En
cualquier caso hay que adaptarse a lo que ocurre sobre el tablero durante el
trascurso de la partida. No deben influir en eso ni el estado de ánimo en el que
estamos, ni las decisiones que hayamos tomado. En la vida ocurre lo mismo.
Muchas veces nos vemos forzados a afrontar situaciones y circunstancias sobre
la marcha y sin que estuviésemos preparados para ellas de antemano.
La seguridad del rey
"Haz el enroque temprano y a menudo" — Rob Sillars
La seguridad del rey tiene la máxima prioridad en todas las fases de la partida. En
la vida es lo mismo y deberíamos poner a nuestra salud antes de nada. Cualquier
actividad que afecte a la salud es como descuidar la seguridad del rey en una
partida de ajedrez. El rey no debería quedar expuesto a los ataques. La salud
debería tener la prioridad en todas las fases de nuestra vida.
Evitar errores
"Los errores se encuentran todos sobre el tablero, esperando a ser
cometidos" — Savielly Tartakower
Los errores son costosos. La mayoría de las partidas se pierden debido a los
errores que se cometen. Cualquier jugador serio suele hacer un esfuerzo
importante para evitar los errores. En la vida es necesario que identifiquemos y
evitemos los errores de manera proactiva, porque si no podrán causar grandes
daños.
Evitar perder el tiempo
Es recomendable, desarrollar los peones y las piezas colocándolas en las
mejores casillas lo antes posible durante la fase de la apertura. Cada movimiento
debería tener un propósito y servir para cumplir nuestro plan. No se debería
perder el tiempo en ningún momento de la partida. En la vida tampoco
deberíamos perder el tiempo. Cada acción debería tener un fin y nos debería
conducir en la dirección que sirva para alcanzar nuestras metas.
Encontrar el mejor movimiento
"Un mal movimiento sirve para anular cuarenta buenos"– Israel Albert Horowitz
Cada uno de los movimientos es importante. Un jugador de ajedrez siempre
procura encontrar el mejor movimiento en cualquier situación. El mejor
movimiento se puede encontrar al considerar las alternativas y evaluar la
probabilidad de las futuras posiciones. En la vida también deberíamos realizar
esfuerzos conscientes en cada momento para encontrar así el mejor camino en
el tiempo que nos queda.
Perfeccionar la posición de las piezas
"La táctica fluye a partir de una posición superior" — Bobby Fischer
Un jugador de ajedrez siempre anda con cuidado por si se le ofrece la posibilidad
de colocar sus piezas en una casilla buena desde la que controlar una columna,
fila o diagonal abierta. En la vida siempre deberíamos estar atentos para no pasar
por alto las oportunidades que se nos ofrezcan.
Cambiar las piezas malas
Es necesario colocar las piezas en las mejores casillas. Aquellas piezas para las
que no queden casillas buenas se llaman "piezas malas" y son un lastre. Es mejor
deshacerse de ellas. En la vida también deberíamos liberarnos de aquellas cosas
y actividades que no nos hagan bien.
Sacrificios
La posición es más importante que el material. Es decir, un jugador de ajedrez no
suele vacilar a la hora de sacrificar una pieza para ganar o defender una buena
posición. Así es también en la vida deberíamos ser conscientes de las prioridades
y sacrificar lo que haga falta para tener una vida mejor.
Evitar los apuros de tiempo
Un buen jugador de ajedrez distribuye el tiempo de manera inteligente. Debe
reservar tiempo para los momentos críticos de la partida. En la vida también
debemos distribuir el tiempo de manera sabia y dedicar más tiempo a aquellas
actividades que sean importantes y productivas y evitar perder tiempo con
actividades que no sirvan para nada.
Hacer planes
"Incluso un mal plan es mejor que ningún plan" — Mikhail Chigorin
Los entrenadores de ajedrez nos enseñan a mirar hacia adelante y elaborar un
plan. Esto nos sirve también para avanzar en la vida.
Tener prioridades
"El táctico debe saber lo que hacer cuando hay algo que hacer; el estratega debe
saber qué hacer cuando no hay nada que hacer”— Savielly Tartakower
En cualquier momento de la partida suele haber varios planes posibles. El ajedrez
nos enseña tener prioridades y concentrarnos en la amenaza más peligrosa o el
plan más importante. Esta capacidad de establecer prioridades nos ayudará en la
vida cuando tengamos que elegir entre varias opciones. Al haberlo entrenado,
nos saldrá más fácil elegir la opción que más nos servirá.
Concentración
Una partida de ajedrez suele durar varias horas y un ajedrecista debería ser capaz
de mantener la concentración durante largo tiempo. Esta capacidad le servirá
también en cualquier otro campo de la vida.
Espíritu de lucha
"Nunca se ha ganado una partida abandonándola" – Savielly Tartakower
El ajedrez sirve para desarrollar una mentalidad de nunca darse por vencido y de
luchar hasta la última gota de sangre. Esa actitud también nos sirve para
sobrevivir mejor en las tempestades de la vida.
Tener pensamientos positivos
"Esta noche estoy jugando en contra de las piezas negras" — Akiba Rubinstein
Las mejores partidas de ajedrez suelen surgir si los jugadores no sienten
preocupación por los puntos Elo o las valoraciones FIDE. Incluso si el oponente
es un jugador más fuerte según su valoración, una actitud positiva puede servir
para rendir al máximo. Esa actitud positiva también es necesaria en la vida para
ser capaz de sacar lo mejor de cualquier situación.
Aprender de los errores
"Tendrás que perder cientos de partidas antes de convertirte en un buen
jugador" — José Raúl Capablanca
Aunque un jugador de ajedrez siempre aspira a ganar las partidas que juega, es
inevitable que también pierda alguna de vez en cuando. Un jugador puede crecer
al analizar las partidas perdidas. En la vida también los fracasos son inevitables.
Hay que aprender de los errores que cometemos. Únicamente un análisis
desapasionado nos podrá ayudar a evitar cometer de nuevo los mismos
errores en el futuro y acelerar nuestros progresos.
El texto original en inglés se publicó en la web de ChessBase India
Fotos: Amruta Mokal | Wfm lewis chessmen | Chess Pieces by the sea
Traducción al castellano: Nadja Wittmann (ChessBase)
https://es.chessbase.com/post/aprender-del-ajedrez-para-la-vida