Sie sind auf Seite 1von 11

PAPILLAS

Las papillas para bebé son muy importantes porque previenen de las
deficiencias de proteínas y de nutrientes favoreciendo el correcto
desarrollo de tu bebé. La alimentación complementaria se introduce a
partir de los 6 meses para que tu bebé reciba una correcta alimentación.

La alimentación de los bebés es una cuestión que genera muchas


dudas, sobre todo, a los padres primerizos. En muchas ocasiones tienen
miedo de no saber cuándo hay que empezar a ofrecerle a su bebé otro
tipo de alimentos que no sea la leche, materna o en biberón, y tampoco
saben muy bien cuáles son los alimentos más idóneos para empezar
con la alimentación complementaria. Las papillas son muy importantes
para los bebés porque favorecen a su correcto desarrollo.
¿CUÁNDO SE INTRODUCE LA ALIMENTACIÓN
COMPLEMENTARIA?

La alimentación complementaria se empieza a introducir a partir de los


6 meses, hasta ese momento la Organización Mundial de la Salud,
OMS, recomienda en exclusiva la lactancia materna. Según explica la
Asociación Española de Pediatría, AEP, la composición de la leche
materna en los 6 primeros meses de vida aporta una serie de ventajas
a nivel nutricional e inmunológico y se adapta a las limitaciones
fisiológicas del tubo digestivo, del metabolismo intermediario y de la
función renal del bebé.

Según señala la Asociación Española de Pediatría de Atención


Primaria, AEPap, cuando el bebé ha llegado a los 6 meses ha adquirido
un grado de maduración suficiente y está preparado para la introducción
de otros alimentos. Su función digestiva es suficientemente madura
para digerir la mayor parte de los almidones, las proteínas y las grasas.
Además, ha avanzado en su desarrollo psicomotor, de modo que:

 Hacia los 5 meses el bebé empieza a


llevarse objetos a la boca.

 A los 6 meses inicia movimientos de


masticación.

 Hacia los 8 meses la mayoría de los bebés


tienen suficiente flexibilidad lingual
para tragar alimentos más espesos.

 Hacia los 10 meses pueden beber con una


taza, además de coger y manipular una cuchara para comer.

Es importante considerar que ablactación no significa destete


pues la leche –preferentemente materna - sigue siendo un
alimento indispensable en su dieta diaria.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la
lactancia materna exclusiva durante seis meses, la
introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros
a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia
materna hasta el año o más.

La ablactación es un tema controversial, pues mientras la


Norma Oficial Mexicana (NOM-043-SSA2-2012) encargada de
los servicios básicos de salud, promoción y criterios para
brindar orientación propone la introducción tempran a de
alimentos como huevo o trigo, recientes investigaciones
sugieren incorporarlos después de los 12 meses, sobre todo
cuando existen antecedentes genéticos de intolerancia. Por lo
tanto, debemos considerar que cada niño es único y este texto
solo brinda recomendaciones generales, cada pediatra las
adaptará de acuerdo al beneficio individual de cada bebé.
¿POR DÓNDE COMENZAR?

* Ex cept o em but i dos o carne s f rí as el abor ad os co n cual qui era d e e st a s carn e s.


IMPORTANCIA NUTRICIONAL DE LAS PAPILLAS

Hasta los seis meses la leche materna aporta todos los nutrientes
necesarios y es a partir de ese momento cuando será necesario
introducir de otros alimentos. Las papillas son importantes para el bebé
porque:

 Previenen la deficiencia de energía, de proteínas y de


nutrientes que tan necesarios son para su crecimiento.
 Al probar los alimentos se estimula el gusto por los diferentes
sabores y texturas.
 Favorecen a que el bebé adquiera hábitos alimentarios que
influirán en su futuro comportamiento alimenticio y le ayudan a
ser más independendiente a la hora de comer.

Aportes nutricionales de los alimentos


Un experto indicará cuándo empezar a introducir los cereales, las frutas,
las verduras, la carne y el pescado. Los beneficios
que a nivel nutricional aportan los diferentes grupos
de alimentos:

 Los cereales: proporcionan energía en forma de


hidratos de carbono, pocas proteínas, sales
minerales, vitaminas y ácidos grasos esenciales. Es el primer alimento
que puede complementar la lactancia.

 Frutas: su contenido en azúcares, fibras


vegetales, vitaminas y otros antioxidantes
constituyen un gran aporte energético. Se
introducen siguiendo las pautas del pediatra,
que suele ser poco a poco para comprobar su
tolerancia, entre los 4 y los 6 meses.
 Verduras y hortalizas: son fuente de
fibra, vitaminas y minerales. Se suelen
introducir a partir de los 6 meses,
preparadas en purés y evitando la col, la
remolacha o las espinacas, siempre
siguiendo el consejo del pediatra.

 Carne: aporta proteínas al bebé. Las pautas


para introducirlas suele ser primero el pollo
acompañado de verduras, y posteriormente
cordero y ternera.

 Pescado: son fuente de proteínas de alto


valor biológico, omega 3, hierro, zinc y yodo.
Este alimento tarda más en introducirse en
la alimentación del bebé, suele ser a partir
de los 8 meses.

 Huevos: son una fuente excelente de proteínas. Este


alimento no debe darse hasta los 10 meses, y hay que
seguir bien las indicaciones del pediatra porque primero se
da la yema y después la clara siguiendo las pautas que se
indiquen respecto a las cantidades.

 Legumbres: puedes ofrecerlas al bebé en


el último trimestre. Son ricas en hierro,
vitaminas, minerales, proteínas y fibras.
RECOMENDACIONES GENERALES

 Preferentemente selecciona verduras y frutas


de temporada.
 Introduce un solo alimento a la vez y ofrecerlo 2 o tres
días seguidos, así podrás conocer su tolerancia. Se
recomienda que un niño pruebe de 8 a 10 veces el
mismo alimento para que pueda aprender a disfrutarlo.
Se logra aceptación después de 12 a 15 veces de
ofrecerle el mismo alimento.
 No mezcles los alimentos, así permitirás al pequeño
reconocer y aceptar los distintos sabores y texturas de
los mismos.
 Si bien los alimentos industrializados para bebé no son
malos, siempre serán mejor las papillas caseras , por
costo y aceptabilidad a largo plazo.
 No utilices sal, azúca r, chile o miel en la preparación de
las papillas.
Es muy importante que tu bebé se alimente de
manera adecuada en cada momento para su
correcto crecimiento.

Cuando empieces a preparar las papillas si


cocinas los alimentos al vapor le aportarás
muchos beneficios a tu bebé porque se
conservan mejor las vitaminas y los
nutrientes.

Puedes guardar las papillas caseras en termos que


mantienen las comidas frías o calientes más de 12
horas. Estos termos están fabricados sin Bisfenol-A,
son 100% libres de BPA, lo cual te proporcionará
mucha tranquilidad porque no conllevan ningún
peligro para la salud de tu bebé. Estos productos de
alimentación para niños los podrás utilizar desde las
primeras papillas hasta las etapas de alimentos más
sólidos y te permiten darle la papilla en cualquier
lugar y a cualquier hora.
Recetas

Recetas para bebés de 6 meses a más:


Esta es una etapa muy emocionante, pero también puede llegar a ser
un poco difícil al comienzo. Habrá que introducir al bebé a la
alimentación complementaria, esto implica ir educando su paladar para
poder lograr una nutrición adecuada.

Papilla de Espinaca

Ingredientes:
-250 gr de espinaca bebé
- 2 cucharadas de leche materna

Preparación: Limpiar la espinaca y separar


las hojas de los tallos, solo utilizar las hojas.
Cocinar la espinaca al vapor por 3 minutos,
desde que empieza el vapor. Licuar la
espinaca con la leche. Servir.
PAPILLA DE ZANAHORIA

Ingredientes:
- 1 tz de zanahoria
- ¼ tz leche materna

Preparación: Pelar y cortar la


zanahoria en cubos o rodajas y
vaciarla en agua por 15 minutos
aproximadamente o hasta que esté
suave. Licuar la zanahoria con la
leche. Servir
PAPILLA DE FRIJOL
Ingredientes

 ½: taza de frijoles, cocidos.


 ¼ taza leche materna

Preparación:

1. Licúa los frijoles con la leche hasta integrar por completo y obtener
consistencia de papilla. Si es
necesario agrega un poco más del
caldo de los frijoles.
2. Sirve tibia la papilla.

TIEMPO DE PREPARACIÓN:
DIFICULTAD: Fácil

PAPILLA DE QUINOA

Ingredientes:
-1/2 taza de quinoa cruda
-1/2 taza de leche materna

Preparación: Poner a hervir 3/4 de taza de agua en una


olla a fuego alto, cuando rompa hervor agregar la quinoa,
bajar el fuego a mínimo. Cocinar por 15 min. Cuando esté
lista, licuar la quinua con la leche. Servir y guardar una
porción para una próxima vez refrigerado.
PAPILLAS DE POLLO Y VERDURAS

Ingredientes:
 1 pza zanahoria
 2 ramas apio
 1/2 tza quinoa lavada y cocida (10 minutos),
puedes sustituir con arroz
 1/2 tza pollo pechuga, desmenuzado
 1 pza calabaza
 1 trozo cebolla muy pequeño, para cocer
verduras

Preparación

1. En una olla cocer las verduras con un poco de cebolla.


2. Poner en la licuadora el pollo desmenuzado y las
verduras. Licuar hasta dar consistencia uniforme.
3. En otro recipiente poner quinoa y la mezcla de las
verduras con el pollo. Integrar todo y ¡listo!