Sie sind auf Seite 1von 34

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE

CHOTA

ESCUELA ACADÉMICO PROFESIONAL DE


ENFERMERÍA

PROYECTO DE TESIS
Emociones del profesional enfermero frente a un paciente con
paro cardiorrespiratorio. Hospital José Soto Cadenillas de
Chota, 2018

Autor

Cesar Ulises Burga Saavedra

Docente

Dr. José Ander Asenjo Alarcón

CHOTA – PERÚ

2017
ÍNDICE

Pág.

ASPECTOS GENERALES
1.1. Título del proyecto
1.2. Datos del autor
1.3. Datos del tutor
1.4. Área y línea de investigación
CAPÍTULO I
PROBLEMA DE INVESTIGACIÓN
1.1. Descripción del problema científico
1.2. Objeto de estudio
1.3. Preguntas orientadoras
1.4. Objetivos
1.5. Justificación
CAPÍTULO II
MARCO TEÓRICO
2.1. Antecedentes del problema
2.2. Bases conceptuales
2.2.1. Bases teóricas
2.2.2. emociones
2.2.3.parocardiorespiratorio
2.3. Definición de términos básicos
CAPÍTULO III
MARCO METODOLÓGICO
3.1. Ámbito de estudio
3.2. Diseño de investigación
3.3. Muestra y sujetos de estudio
3.4. Descripción de la metodología
3.5. Técnicas e instrumentos de recolección de datos
3.6. Interpretación de datos
3.7. Aspectos éticos y rigor científico
CAPÍTULO IV
ASPECTOS ADMINISTRATIVOS
4.1. Cronograma
4.2. Presupuesto
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
ANEXOS
Anexo 1. Formato de Consentimiento informado
Anexo 2. Formato de Instrumentos de recolección de datos
ASPECTOS GENERALES

1.1. Título del proyecto


Impresiones del Personal Enfermero Frente A Un Paciente Con Paro
Cardiorrespiratorio En El Hospital José Hernán Soto Cadenillas –Chota 2018

1.2. Datos del autor


1.2.1. Apellidos y nombres
Burga Saavedra Cesar Ulises
1.3. Datos del tutor
1.3.1. Apellidos y nombres
1.3.2. Título profesional
1.3.3. Grado académico

1.4. Área y línea de investigación


1.4.1. Área de investigación

1.4.2. Línea de investigación


CAPÍTULO I
PROBLEMA DE INVESTIGACIÓN

1.1. Descripción del problema científico


Las experiencia es una forma de conocimiento que se produce a partir de las
vivencias u observaciones, se refiere a la práctica prolongada que proporciona
la habilidad para hacer algo frente a un paro cardiorrespiratorio. Las
enfermedades cardiorrespiratorios (ECR) son un conjunto de trastornos del
corazón y de los vasos sanguíneos. Son la principal causa de defunción en todo
el mundo.

Las enfermedades cardiorrespiratorio afectan en mucha mayor medida a los


países de ingresos bajos y medianos: más del 80% de las defunciones por esta
causa se producen en esos países. 17,5 millones de personas murieron por
enfermedades cardiovasculares en 2012. 80% de los infartos de miocardio y de
los ACV prematuros son prevenibles. Mayor 75% de las muertes causadas por
ACV se producen en países de ingresos bajos y medios. [1]

Las enfermedades cardiovasculares y cerebro vasculares ocupan los primeros


lugares de morbilidad y mortalidad en el mundo, y representan en la actualidad,
un problema de salud pública mundial. Ya que estas enfermedades comienzan
a desarrollarse desde la infancia, y pueden en la edad adulta presentarse de
manera súbita con un paro cardiorrespiratorio como primer, único y último
síntoma, produciendo un impacto negativo en nuestras sociedades. Ello se
debe a que existen factores de riesgo, que influyen directamente en las
personas, como el tabaquismo, la hipertensión arterial, el nivel alto de
colesterol, obesidad, sedentarismo y estrés, aumentando con ello la incidencia
de muerte súbita o paro cardiorrespiratorio.[2]

La muerte súbita es responsable de aproximadamente la mitad de los


fallecimientos de enfermedad cardiorrespiratorio, es decir de aproximadamente
300.000 a 400.000 fallecimientos al año en Estados Unidos con una tasa en
torno a los 100 casos por 100.000 habitantes y año. Estudios hechos en varias
ciudades españolas muestran valores inferiores y sitúan dicha tasa entre 24 y
39 muertes súbitas por 100.000 habitantes y año. [3]

En el Perú, al igual que en muchos países del mundo, cada vez es más
frecuente la muerte súbita producto de las emergencias cardíacas, cerebro
vascular y el trauma. El Perú se encuentra en un periodo de transición
epidemiológica y nutricional, con una distribución desigual 4 del desarrollo
centralizado en zonas de la costa y con dificultad en el acceso a los servicios
de salud, con un mayor peso en las enfermedades no transmisibles debido a la
presencia de los factores de riesgo cardiorrespiratorio , sumándose además, la
elevada amenaza territorial para los maremotos y terremotos de alta intensidad
e inundaciones por lluvia que periódicamente producen deslizamientos
ocasionando periódicamente problemas de salud y vivienda. [4]

En nuestro país se desconoce la real incidencia de las muertes súbitas y las


causas que la producen, sólo hay algunos reportes de casos publicados; sin
embargo, esta situación es común a otros países de Latinoamérica, por lo que
algunos países como Colombia y México han iniciado esfuerzos por tener un
registro de la muerte súbita. [5]

El paro cardiorrespiratorio se define como la interrupción brusca, inesperada y


potencialmente reversible de la respiración y circulación espontánea, que se
traduce en la persona en pérdida de conciencia, apnea y ausencia de pulsos
centrales. Por ello que la prevención, el reconocimiento y la acción en los
primeros minutos son cruciales para la sobrevida de las personas. [6]

En ésta circunstancia, las personas que están entrenadas en técnicas de


Reanimación Cardiopulmonar (RCP), deben contar con un programa de
desfibrilación temprana y saber cómo activar el Servicio Médico de
Emergencias Local (SMEL) para la llegada del soporte cardíaco avanzado de
vida. La Reanimación o Resucitación Cardiopulmonar (RCP) es un conjunto de
acciones cuyo objetivo principal es proporcionar oxígeno al cerebro y al corazón
hasta que un tratamiento médico más avanzado y 5 definitivo (soporte cardíaco
avanzado) pueda restaurar las funciones cardíacas y respiratorias normales
evitando el daño en el sistema nervioso central. En un paro respiratorio, el
porcentaje de sobrevivida es alto si se inicia un control adecuado de las vías
aéreas y apoyo ventilatorio. En cuanto al paro cardíaco, la mayor incidencia de
éxitos es cuando la RCP se da en los primeros minutos y la desfibrilación antes
de los cinco minutos de ocurrido el paro. [7]

Los profesionales de la salud que intervienen en las maniobras de reanimación


deben estar preparados y los servicios de atención deben poseer capacidad
técnica, científica y humana. Cabe destacar el papel protagónico del profesional
en enfermería, el cual debe poseer una serie de características, entre ellas
conocimientos sobre RCP básico Y RCP avanzado, ya que se considera una
regla de oro, que si la atención es inmediata y oportuna antes de los cuatro
minutos tiene mayor posibilidad de recuperación total. El RCP avanzado,
corresponde al conjunto de procedimientos que se realizan en el Hospital, para
salvar la vida de la persona, como mantener la vía aérea permeable aplicando
la maniobra de frente, mentón y apertura de boca y la colocación de tubo
endotraqueal para mejorar la ventilación en el paciente; la desfibrilación del
paciente y la administración de drogas que ayudan a mejorar la contractibilidad
miocárdica, según el ritmo cardiaco del paciente. [8]

El departamento de Puno no es ajena a esta realidad, la incidencia de los


factores de riesgo de paro cardiorrespiratorio va en aumento, según el Instituto
Nacional de Estadística e Informática (INEI) la prevalencia de hipertensión
arterial es de 27.2%, la prevalencia de obesidad es de 17.5% y de diabetes
mellitus es de 3,9%. 12 Además la hipertensión arterial es la cuarta causa de
atención en emergencia con 10% en el hospital Regional Manuel Núñez Butrón.
En el año 2013 se registró una tasa de mortalidad en el adulto y adulto mayor
de paro cardiorrespiratorio de 40% en el servicio de cardiología; mientras tanto
fue la primera causa de mortalidad en el servicio de medicina de esta institución
con un 14.9%. 15 Constituyendo a sí las enfermedades cardiovasculares en
general el 28% del fallecimiento de la población 16 Además la tercera causa de
muerte intrahospitalaria lo constituyen las enfermedades cerebrovasculares con
un 5.8%. [9]
1.2. Objeto de estudio
Impresiones frente a un paciente con paro cardiorrespiratorio

1.3. Preguntas orientadoras


¿Cuáles son las impresiones del profesional enfermero frente a un paciente con
Paro Cardiorrespiratorio?

1.4. Objetivos
1.4.1. Objetivo general
 Comprender las impresiones del personal enfermero frente a un
paciente con cardiorrespiratorio en el hospital José soto cadenillas

1.4.1. Objetivos específicos


 Interpretar los contextos en que el profesional enfermero, estuvo
frente a un paciente con paro cardiorrespiratorio en el hospital
José Hernán Soto Cadenillas –Chota 2018
 Describir las emociones del profesional de enfermería frente al
paciente con parocardiorspiratorio el Hospital José Hernán Soto
Cadenillas Chota – 2018

1.5. Justificación
Entre un 0.4% y un 2% de los pacientes hospitalizados y hasta un 30% de los
fallecidos requieren de maniobras de Reanimación Cardiopulmonar; del
personal de salud que comúnmente tienen el primer contacto con los pacientes
en Paro Cardiorrespiratorio es el personal de enfermería. Alrededor del mundo
se están implementando en los centros hospitalarios programas de
actualización sobre Reanimación Cardiopulmonar dirigidos a este grupo, que
permiten una mejor identificación de pacientes en Paro Cardiorrespiratorio, la
oportuna puesta en marcha del sistema de alarma y el inicio de compresiones
eficaces.
Dado el incremento de muertes súbitas por ECR, es importante que todo
personal de salud y en especial el enfermero (a) participe en la reanimación
cardiopulmonar básica, ya que es la persona que hace el primer contacto con
el paciente, con el objetivo de realizar una atención oportuna y de calidad, para
salvar la vida de la persona.

El profesional de enfermería posee competencias cognitivas, procedimentales


y actitudinales, las cuales se sustentan en la formación profesional que
contempla las diversas situaciones a las que está expuesto un enfermero, por
ello es importante que conozca la situación en que se encuentra actualmente,
ya que deben de mantener su conocimiento y competencia, buscando
capacitarse y actualizarse; para así brindar un cuidado integral y sin
comprometer la vida de la persona.

Si el profesional no está preparado y capacitado adecuadamente para una RCP


de alta calidad, no podrá realizar una buena atención y por ende el paciente no
lograr salir del estado en que se encuentre produciéndose así la muerte.
CAPÍTULO II
MARCO TEÓRICO

2.1. Antecedentes del problema


Después de haber realizado una búsqueda minuciosa de la literatura no se
encuentran antecedentes o estudios relacionados al presente investigación
propuesta por lo tanto se hace, más relevante más importante realizar la
siguiente investigación la cual va contribuir a la investigación científica.
2.2.2. Emociones
A. Emociones
Hoy en día se carece de una definición e incluso de un acercamiento al
concepto que acepten una mayoría de autores. [10]. Aspectos
fundamentales del término considerados por Vivas, Gallego y González
(2013) podrían ser los siguientes:
a) Es un proceso complejo y multidimensional.
b) Son indispensables para la toma de decisiones porque orientan
hacia una dirección correcta.
c) Un estímulo que sea capaz de producir dicha emoción.
d) El sujeto que percibe dicha situación, como la procesa y reacciona
ante ella.
e) El significado que el sujeto otorga a la situación vivida consiguiendo
así clasificar la emoción.
f) La experiencia previa de la emoción que se vive ante la situación.
g) Una reacción corporal que se traduce en respuestas involuntarias.
h) Una expresión motora-observable en las diferentes partes del
cuerpo.
i) Son importantes para el razonamiento ya que, como hemos dicho
antes, guía nuestras decisiones junto con la mente racional.

a) Definición
Las emociones son reacciones a las informaciones que recibimos en
nuestras relaciones con el entorno. [11]. La intensidad de la reacción
está en función de las evaluaciones subjetivas que realizamos sobre
como la información recibida va a afectar nuestro bienestar. En estas
evaluaciones subjetivas intervienen conocimientos previos, creencias,
objeticos personales, percepción de ambientes provocativos… una
emoción depende de lo que es importante para nosotros. Si la
emoción es muy intensa puede producir disfunciones intelectuales o
trastornos emocionales (fobia, estrés, depresión).

Tal como Margulis en el 2010 afirma que la emoción es el cunjunto de


cambios en el cuerpo y en el cerebro por incitación de un estímulo
emocional. [12]

Las emociones pueden ser consideradas como la reacción inmediata


del ser vivo a una situación que le es favorable o desfavorable; es
inmediata en el sentido de que está condensada y, por así decirlo,
resumida en la tonalidad sentimental, placentera o dolorosa, la cual
basta para poner en alarma al ser vivo y disponerlo para afrontar la
situación con los medios a su alcance, así lo señala Yankovic. [13]

Según Omar Rosas considera que la emociones son estados


afectivos, actuales o potenciales, que conciernen a un objeto
emocional específico. [14]

Tal como es considerado por Estrés Medicina Integral, que las


emociones son un cambio súbito en el estado de ánimo o humor. La
palabra emoción viene del latín e-motio, mover, poner en movimiento.
Las emociones son rápidas e inestables, transitorias. En general
duran menos de un día. Tienen gran componente físico: El cerebro
percibe algo que le dispara una emoción en la amígdala cerebral. Las
emociones pueden acompañar a un hecho o recuerdo; por ejemplo,
recordar un momento agradable nos puede hacer sentir alegría. O son
la simple respuesta afectiva a un estímulo externo. Por ejemplo: está
nublado y me pongo triste, veo una cucaracha y me da asco, me
empujan y me da ira. En estos ejemplos, hablamos de la tristeza, el
asco y la ira como emociones. Duran poco. Algunas emociones son:
alegría, tristeza, miedo, angustia, ira, asco, vergüenza, culpa,
asombro. [15] La misma institución de salud hace notar una diferencia
entre emociones, pasiones y sentimientos, y señala que las
emociones son cambios súbitos en el estado de humor. Duran horas.
Las pasiones son respuesta afectiva a algo que sucede afuera y nos
afecta. Duran días, a veces semanas. Y los sentimientos son afectos
profundos, interviene la inteligencia y la voluntad, no cambian a lo
largo de los años.

Tal como fue señalado por la Psicología de la Salud que, desde la


enfermería, va a tener importancia porque desde el punto de vista del
que trabaja con pacientes, van a aparecer situaciones donde hay
sentimientos no siempre positivos, y hay que saber cómo
concordarlos y como trata con ellos. … La emoción surge ante una
situación que aparece de repente, bruscamente. No es instintivo, ni
tampoco innato y es el resultado de un aprendizaje. Por lo tanto, es
adquirido por procesos complejos de aprendizajes de una cultura y
por incorporación de vivencias personales. [16]

b) Tipos
Al realizar la clasificación, se llega a la idea de que existen
determinadas emociones que no son aprendidas, si no que se
encuentran de manera innata en todas las personas (idea ya
mencionada al hablar sobre la teoría conductista de Watson). [17]. A
esta conclusión se llega por el hecho de que son capaces de
identificarse por personas de diferentes culturas. Estas emociones
innatas son las consideradas emociones básicas, entre las que nos
encontraríamos la alegría, la aflicción, la tristeza, la ira, el miedo, la
sorpresa y el asco. Todas estas emociones no guardan ninguna
relación con la cultura a la que pertenezca la persona que las
experimenta.

También hacen mención de las emociones primarias y secundarias.


Señalan como los bebes son capaces de detectar las señales
emocionales de su entorno al poco tiempo de nacer siendo a finales
del primer año cuando la habilidad para interpretar significativamente
las expresiones emocionales de los demás. [18]. Y es labor difícil la
de los padres, cuidadores etc. el aprender a reconocer los indicios de
emociones de los niños, lo que consiguen a través de la observación.
Estos autores coinciden en la idea de las emociones primaria, siendo
las que pueden inferirse directamente de las expresiones faciales, y
las emociones secundarias que incluyen aspectos de autovaloración
de sí mismos. Se detienen en analizar este tipo de emoción de manera
particular.
Esto significa que se considerarían universales, pero se observan
algunas limitaciones que vienen dadas desde las diferentes formas
expresivas características de cada sociedad en las que intervienen
elementos como el aprendizaje. [19].

Según Yankovic en el 2011 señaló que existen dos tipos de


emociones: la básicas y las cognoscitivas superiores. Las básicas, …
existe consenso para incluir entre ellas, la alegría, la aflicción, la ira,
el miedo, la sorpresa y la repugnancia. No existe cultura alguna de la
que estén ausentes estas emociones. Además, no son aprendidas,
sino que forman parte de la configuración del cerebro humano. Esto
se corrobora, por ejemplo, con los bebés ciegos de nacimiento, donde
se observan las expresiones faciales típicas de estas emociones:
sonrisas, muecas de dolor, etcétera. Las expresiones emocionales
no son como las palabras, que difieren de una cultura a otra; se
asemejan más a la respiración… porque forman parte de la naturaleza
humana. Las cognoscitivas superiores, Las emociones cognoscitivas
superiores difieren de las emociones básicas en varios aspectos. No
son tan rápidas y automáticas como las emociones elementales ni
están asociadas universalmente a una única expresión facial. El amor
puede servir como ejemplo; aunque es posible el amor a primera vista,
es relativamente infrecuente. Es más normal que el amor crezca de
manera gradual a lo largo de varios días, semanas o incluso meses.
Esto contrasta con el sentimiento de temor, que se apodera de una
persona en cuestión de milisegundos. Mientras el temor resulta
fácilmente reconocible por su expresión facial típica, no hay expresión
facial específica asociada al sentimiento amoroso. [20]

Según Mirella Vives y otros señalan que Fernández-Abascal, Martín y


Domínguez (2001: 308), clasifican las emociones en primarias,
secundarias, positivas, negativas y neutras. Las describen de la
siguiente manera: Emociones primarias: parecen poseer una alta
carga genética, en el sentido que presentan respuestas emocionales
preorganizadas que, aunque son modeladas por el aprendizaje y la
experiencia, están presentes en todas las personas y culturas.
Emociones secundarias: emanan de las primarias, se deben en gran
grado al desarrollo individual y sus respuestas difieren ampliamente
de unas personas a otras. Emociones negativas: implican
sentimientos desagradables, valoración de la situación como dañina
y la movilización de muchos recursos para su afrontamiento. Ej.: el
miedo, la ira, la tristeza y el asco. Emociones positivas: son aquellas
que implican sentimientos agradables, valoración de la situación como
beneficiosa, tienen una duración temporal muy corta y movilizan
escasos recursos para su afrontamiento. Ej.: felicidad. Emociones
neutras: son las que no producen intrínsecamente reacciones ni
agradables ni desagradables, es decir que no pueden considerarse ni
como positivas ni como negativas, y tienen como finalidad el facilitar
la aparición de posteriores estados emocionales. Ej.: la sorpresa. [21].

Al parecer de Mirella Vives y otros dicen que a partir de los aportes


realizados por Marina y López (1996), Fernández-Abascal, Martín y
Domínguez (2001), Greenberg (2000) se presenta a continuación la
descripción de algunas emociones:
El miedo.- Es una emoción primaria negativa que se activa por la
percepción de un peligro presente e inminente, por lo cual se
encuentra muy ligada al estímulo que la genera. Es una señal
emocional de advertencia que se aproxima un daño físico o
psicológico. El miedo también implica una inseguridad respecto a la
propia capacidad para soportar o manejar una situación de amenaza.
La intensidad de la respuesta emocional de miedo depende de la
incertidumbre sobre los resultados. El miedo es una de las emociones
más intensas y desagradables. Genera aprensión, desasosiego y
malestar. Su característica principal es la sensación de tensión
nerviosa, de preocupación y recelo por la propia seguridad o por la
salud, habitualmente acompañada por la sensación de pérdida de
control. Otro de sus efectos subjetivos más típicos es la sensación de
cierta tendencia a la acción evitativa. Se asocia al miedo los siguientes
términos: alarma, terror, nerviosismo, pánico, tensión, pavor,
desasosiego, susto, temor, preocupación, horror, ansiedad.
La ira.- Es una emoción primaria negativa que se desencadena ante
situaciones que son valoradas como injustas o que atentan contra los
valores morales y la libertad personal; situaciones que ejercen un
control externo o coacción sobre nuestro comportamiento, personas
que nos afectan con abusos verbales o físicos, y situaciones en las
cuales consideramos que se producen tratamientos injustos y el
bloqueo de metas. La ira produce efectos subjetivos o sentimientos
de irritación, enojo, furia y rabia. También va acompañada de
obnubilación, incapacidad o dificultad para la ejecución eficaz de los
procesos cognitivos. La ira a su vez produce una sensación de
energía o impulsividad, de necesidad subjetiva de actuar física o
verbalmente de forma intensa e inmediata, para solucionar de forma
activa la situación problemática. Se aprecia como una experiencia
aversiva, desagradable e intensa. Es la emoción potencialmente más
peligrosa ya que su propósito funcional es el de destruir las barreras
que se perciben. Desde una perspectiva evolutiva, la ira moviliza la
energía hacia la autodefensa. Se asocian a ella los siguientes
términos: enfado, enojo, malhumor, indignación, amargura, venganza,
desprecio, irritación, exasperación, furia, odio, desagrado, cólera,
aversión, resentimiento, celos, hostilidad, menosprecio, violencia,
rencor.
La tristeza.- Es una emoción que se produce en respuesta a sucesos
que son considerados como no placenteros. Denota pesadumbre o
melancolía. La tristeza es una forma de displacer que se produce por
la frustración de un deseo apremiante, cuya satisfacción se sabe que
resulta imposible. Los desencadenantes de la tristeza son la
separación física o psicológica, la pérdida o el fracaso; la decepción,
especialmente si se han desvanecido esperanzas puestas en algo.
Los efectos subjetivos se caracterizan por sentimientos de desánimo,
melancolía, desaliento y pérdida de energía. Se asocian a la tristeza
los siguientes términos: pesimismo, pesar, decepción, remordimiento,
rechazo, bochorno, sufrimiento, añoranza, depresión, aislamiento,
melancolía, vergüenza, abandono, desánimo, infelicidad, desaliento,
condolencia.
El asco.- Es la respuesta emocional causada por la repugnancia que
se tiene a alguna cosa o por una impresión desagradable causada por
algo. Es una emoción compleja que implica una respuesta de rechazo
a un objeto deteriorado, a un acontecimiento psicológico o a valores
morales repugnantes. Los desencadenantes del asco son los
estímulos desagradables, fundamentalmente los químicos, los
potencialmente peligrosos o los molestos como, por ejemplo, comida
descompuesta, los olores corporales o la contaminación ambiental. El
suceso es valorado como muy desagradable. Los efectos subjetivos
del asco se caracterizan por la necesidad de evitar o alejarse del
estímulo desencadenante.
La felicidad.- Es el estado de ánimo que se complace en la posesión
de algún bien. La felicidad facilita la empatía, lo que promueve la
aparición de conductas altruistas. Asimismo, contribuye al rendimiento
cognitivo, la solución de problemas, la creatividad, el aprendizaje y la
memorización. Los desencadenantes de la felicidad son los éxitos o
los logros, la consecución de los objetivos que se pretenden.
Igualmente se produce por la congruencia entre lo que se desea y lo
que se posee, entre las expectativas y las condiciones actuales, y en
la comparación con las demás personas. Se asocia a la felicidad los
siguientes términos: jovialidad, contento, triunfo, dicha, alegría, júbilo,
entusiasmo, alborozo, deleite, regocijo, buen humor, gozo, embeleso.
La sorpresa.- Es la más breve de las emociones. Es una reacción
causada por algo imprevisto o extraño, como un trueno o una
celebración no anunciada. Los acontecimientos cognitivos también
provocan sorpresa. La sorpresa también se da cuando se producen
consecuencias o resultados inesperados o interrupciones de la
actividad en curso. El significado funcional de la sorpresa es preparar
al individuo para afrontar de forma eficaz los acontecimientos
repentinos e inesperados y sus consecuencias. La sorpresa suele
convertirse rápidamente en otra emoción. Se asocian a la sorpresa
los siguientes términos: asombro, pasmo, estupefacción, extrañeza.
La ansiedad.- Es un estado de agitación, inquietud y zozobra,
parecida a la producida por el miedo. La ansiedad es
desproporcionalmente intensa con relación a la supuesta peligrosidad
del estímulo. La ansiedad, como todas las emociones, es en principio
un conjunto de procesos adaptativos, reacciones defensivas innatas
garantes de la supervivencia de las personas. Hay dos tipos de
ansiedad: la ansiedad inespecífica, que no está asociada a estímulos
determinados y la ansiedad específica, que está suscitada por un
estímulo concreto que puede ser real o simbólico. La ansiedad es, a
su vez, el componente patológico de los llamados “trastornos por
ansiedad”, los cuales están relacionados con una reacción de miedo
desmedida e inapropiada: sin duda, también es la reacción que
produce la mayor cantidad de trastornos mentales, conductuales y
psicofisiológicos. La ansiedad produce efectos subjetivos de tensión,
nerviosismo, malestar, preocupación, aprensión e incluso puede
llegar a sentimientos de pavor o pánico. Asimismo, produce
dificultades para el mantenimiento de la atención y la concentración.
La hostilidad.- Es una emoción secundaria negativa que implica una
actitud social de resentimiento que conlleva respuestas verbales o
motoras implícitas. Es un sentimiento mantenido en el tiempo, en el
que concurren el resentimiento, la indignación, la acritud y la
animosidad. Los desencadenantes de la hostilidad son la violencia
física y el sufrir hostilidad indirecta. La hostilidad se desencadena
cuando percibimos o atribuimos en otras personas, hacia nosotros o
hacia personas queridas de nuestro entorno, actitudes de irritabilidad,
de negativismo, de resentimiento, de recelo o de sospecha. Los
efectos subjetivos de la hostilidad implican usualmente sensaciones
airadas. El componente afectivo incluye varios estados emocionales
como el enojo, el resentimiento, el disgusto o el desprecio. Los efectos
fisiológicos son básicamente similares a los de la ira, pero más
moderados en intensidad y, en cambio, más mantenidos en el tiempo.
El amor/cariño.- Es el afecto que sentimos por otra persona, animal,
cosa o idea. La reacción de amor puede implicar dos tipos de
reacción: el amor apasionado y el de compañero. El amor apasionado,
llamado también “amor obsesivo” o “enamoramiento”, es una emoción
intensa que se refiere a un estado de intenso anhelo por la unión con
el otro. El amor de compañero, llamado “amor verdadero”, “cariño”,
“amor conyugal”, es una emoción menos intensa, que combina
sentimientos de profundo cariño, compromiso e intimidad. El
procesamiento cognitivo del amor se inicia ante una situación que
suele poseer una alta novedad, pero con cierto grado de
predictibilidad. El suceso se valora como relevante para el bienestar
general y psicológico. Los efectos subjetivos del amor, especialmente
del apasionado, son sentimientos que están mezclados con otras
experiencias emocionales intensas como la alegría, celos, soledad,
tristeza, miedo e ira. Se asocia al amor los siguientes términos:
atracción, añoranza, afecto, deseo, ternura, pasión, cariño,
compasión, capricho, simpatía.
La vergüenza.- Emoción negativa desencadenada por una creencia
en relación con el propio carácter.
El desprecio y el odio Emociones negativas desencadenadas por
creencias sobre el carácter de otros. (El desprecio lo induce el
pensamiento de que el otro es inferior; el odio, el pensamiento de que
es malo).
La culpa.- Emoción negativa desencadenada por una creencia sobre
la acción de otro.
El amor propio o dignidad.- Emoción positiva provocada por una
creencia sobre el propio carácter.
La simpatía.- Emoción positiva provocada por una creencia sobre el
carácter de otro.
El orgullo.- Emoción positiva provocada por una creencia sobre la
propia acción.
La admiración.- Emoción positiva provocada por una creencia sobre
la acción realizada por otro.
La envidia.- Emoción negativa causada por el merecido bien de
alguien.
La indignación.- Emoción negativa causada por el bien inmerecido
de alguien.
La congratulación Emoción positiva causada por el merecido bien de
alguien.
La compasión.- Emoción negativa causada por la desgracia no
merecida de alguien. [22]

c) Importancia de las emociones: control y educación emocional


Una vez analizada información básica sobre las emociones,
resaltamos la idea de la evolución de las emociones infantiles siendo
decisivas en su vida. De aquí se extrae la importancia de su control a
través de la educación desarrollada a continuación. [23]. conocer las
emociones es importantísimo como uno de los principios básicos de
la vida personal, pues supone conocernos a nosotros mismos. Las
emociones aparecen de manera impulsiva sin que nosotros nos
demos cuenta o hayamos hecho algo para experimentarla.

Por lo que educar a los alumnos hacia la conciencia de estas supone


una contribución a que conozcan su estado de ánimo y puedan
relacionarlo con la calidad de vida que quieren llevar, preparándolos
para todo lo que se les puede presentar en la vida. [24]. Pero al
referirse a las emociones negativas, la educación hacia su
conocimiento no debe llevar a su eliminación sino más bien a su
reorientación hacia lo positivo: conocerlas, saber el que la ocasiona
guiarla hacia algo.
Según War Child Holanda menciona que las emociones son
funcionales [importantes). Se cree que sirven a los siguientes
intereses humanos: Supervivencia, nuestras emociones tienen el
potencial de servir como un delicado y sofisticado sistema guía.
Nuestras emociones nos alertan cuando una necesidad humana no
se cumple. Por ejemplo, cuando nos sentimos solos, nuestra
necesidad de conexión con otras personas no se cumple. Cuando
sentimos miedo, nuestra necesidad de seguridad no se cumple.
Cuando nos sentimos rechazados, es nuestra necesidad de
aceptación, la que no se cumple. Así, las emociones nos instan a ir a
buscar por esa conexión; seguridad y la aceptación - todo lo necesario
para la supervivencia humana. Toma de decisiones Nuestras
emociones son una fuente valiosa de información. Nuestras
emociones nos ayudan a tomar decisiones. Los estudios demuestran
que las personas con daño cerebral, cuyas conexiones emocionales
no funcionan correctamente, a menudo no pueden tomar decisiones
simples. ¿Por qué? Porque usted necesita saber cómo se sentirá para
tomar sus decisiones. Límites al comportamiento Cuando nos
sentimos incómodos con el comportamiento de una persona, nuestras
emociones nos alertan. Si aprendemos a confiar en nuestras
emociones y nos sentimos confiados de expresarnos nosotros
mismos, podemos dejar que la otra persona sepa que nos sentimos
incómodos en cuanto somos conscientes de nuestros sentimientos. O
tal vez decidamos mantener la distancia con esa persona. En
cualquier caso, las emociones nos ayudan a poner límites, lo cual es
necesario para proteger nuestra salud física y mental. Comunicación
Nuestras emociones nos ayudan a comunicarnos. Nuestras
expresiones faciales, por ejemplo, nos llevan a transmitir una amplia
gama de emociones. Si parecemos tristes o heridos nuestra señal
para los otros es que necesitamos ayuda. Si somos verbalmente
hábiles seremos capaces de expresar más nuestras necesidades
emocionales, y así, tener una mejor oportunidad de satisfacer esa
necesidad. Si somos eficaces para escuchar los problemas
emocionales de los demás, somos más capaces de ayudarlos a
sentirse comprendidos, importantes y queridos. ¡Tengo que mostrar
cómo me siento para que otros me entiendan! Felicidad La única
forma real de saber que usted está feliz, es sentirse feliz. Cuando nos
sentimos felices, nos sentimos contentos y satisfechos. Este
sentimiento se origina en querer satisfacer nuestras necesidades,
sobre todo nuestras necesidades emocionales. Podemos estar en un
ambiente cálido, secos, y bien alimentados, pero seguimos siendo
infelices. Nuestras emociones y nuestros sentimientos nos hacen
saber que somos infelices, cuando nos falta algo o cuando
necesitamos algo. La mejor forma de identificar nuestras emociones,
la más fácil, será determinar lo que necesitamos para ser felices. [25]

2.2.3. Emociones del profesional de enfermería ante un paro


cardiorrespiratorio
A. parocardirespiratorio
a) Definición PCR
La Parada Cardiorrespiratoria (PCR) se define como una situación
clínica que cursa con interrupción brusca, inesperada y
potencialmente reversible, de la actividad mecánica del corazón y de
la respiración espontánea y son según el autor son [15]

 La Resucitación Cardiopulmonar (RCP) comprende un


conjunto de maniobras encaminadas a revertir el estado de PCR,
sustituyendo primero, para intentar reinstaurar después, la
respiración y circulación espontáneas.

 La Resucitación Cardiopulmonar Básica (RCPB): Agrupa un


conjunto de conocimientos y habilidades para identificar a las
víctimas con posible parada cardiaca y/o respiratoria, alertar a los
sistemas de emergencia y realizar una sustitución (aunque
precaria) de las funciones respiratoria y circulatoria, hasta el
momento que la víctima pueda recibir el tratamiento calificado [10]
 EL Soporte Vital Básico (SVB): Concepto más actual que
supera el de RCPB. Por ejemplo, el Soporte Vital Básico Cardiaco
contempla aspectos de prevención de la cardiopatía isquémica,
modos de identificación de un posible IAM y plan de actuación
ante el mismo [16]

La posibilidad de disponer de desfibriladores automáticos y


semiautomáticos, de uso sencillo y fácil aprendizaje, ha
estimulado esta estrategia dirigida a completar la RCPB con el
tratamiento precoz de la fibrilación ventricular mediante la
desfibrilación por personal no sanitario.

 La Resucitación Cardiopulmonar Avanzada (RCPA): Agrupa


el conjunto de conocimientos, técnicas y maniobras dirigidas a
proporcionar el tratamiento definitivo a las situaciones de PCR,
optimizando la sustitución de las funciones respiratorias y
circulatorias hasta el momento en que estas se recuperen[17]

 El Soporte Vital Avanzado (SVA): Concepto que supera el de


RCPA y en el caso del SVA Cardiaco se contemplan los cuidados
intensivos iniciales para enfermos cardiológicos críticos.

b) Niveles de recomendación para los medicamentos y técnicas


de manejo en RCP:
 Clase I: absolutamente recomendable, existen muchos trabajos
que lo validan.

 Clase II a: son aceptables y útiles, considerados buenos y muy


buenos, existen varios trabajos con buen o muy buen resultado
clínico.

 Clase II b: existen pocos estudios que lo avalan, resultados


generalmente positivos. Se pueden considerar aceptables y
útiles.
 Clase III: no existe evidencia positiva, no es aceptable ni útil y
puede ser deletéreo.

 Indeterminada: no se puede recomendar hasta que haya


información disponible al respecto.

B. Etiopatogenia del Paro Cardiorrespiratorio


a. Cardiovasculares:
 IMA.
 Disrritmias.( FV/ TVSP, bradicardias, Bloqueos A-V II y II
grado)
 Embolismo Pulmonar.
 Taponamiento Cardiaco.
b. Respiratorias.
 Obstrucción de la vía aérea.
 Depresión del Centro Respiratorio.
 Bronco aspiración.
 Ahogamiento o asfixia.
 Neumotórax a tensión.
 Insuficiencia respiratoria.
c. Metabólicas:
 Hiperpotasemia.
 Hipopotasemia.
d. Traumatismo.
 Craneoencefálico.
 Torácico
 Lesión de grandes vasos.
 Hemorragia Interna o externa.
e. Shock.
f. Hipotermia.
g. Iatrogénicas:
 Sobredosificación de agentes anestésicos.
C. Diagnostico
El diagnóstico de la parada cardiaca (PC) es fundamentalmente
clínico y los hechos anteriores se manifiestan clínicamente como:
[13]
 Pérdida brusca de la conciencia.
 Ausencia de pulsos centrales (carotideo, femoral, etc...).
Cianosis.
 Apnea y/o gaspings (respiración en boqueadas).
 Midriasis (dilatación pupilar).

D. Diagnostico eléctrico: Existen tres modalidades de PCR:

 Fibrilación Ventricular (FV) o Taquicardia Ventricular sin


Pulso (TVSP). La FV es el ritmo ECG inicial más frecuente en
pacientes que presentan PCR secundaria a enfermedad
coronaria.
La FV degenera en Asistolia, de forma que después de 5
minutos de evolución sin tratamiento solo en menos de un
50% de las víctimas se comprueba su presencia. [18]

Es de vital importancia el poder realizar una desfibrilación


precoz, ya que se han comprobado supervivencias inmediatas
de hasta un 89% cuando la FV es presenciada y la
desfibrilación es instantánea, descendiendo ésta supervivencia
en aproximadamente un 5% por cada minuto perdido antes de
realizar la DF.
 Asistolia. Constituye el ritmo primario o responsable de la
aparición de una situación de PCR en el 25% de las
acontecidas en el ambiente hospitalario y en el 5% de las extra
hospitalarias [19]
No obstante, se encuentra con más frecuencia al ser la
evolución natural de las FV no tratadas.

Su respuesta al tratamiento es mucho peor que la de la FV,


cuando es causada por enfermedad cardiaca, presentando una
supervivencia menor de un 5%.

Las tasas de supervivencias pueden ser mejores cuando se


presenta asociada a hipotermia, ahogamiento, intoxicación
medicamentosa, bloqueo A-V completo por afectación
trifascicular, bradicardia extrema, o cuando se trata de un
fenómeno transitorio tras la DF de una FV.

 Actividad eléctrica sin pulso: Se define como la presencia de


actividad eléctrica cardiaca organizada, sin traducirse en
actividad mecánica (ausencia de pulso arterial central) o TAS <
60 mmHg.

En ausencia de flujo en las coronarias las ondas coordinadas


en el ECG solo pueden existir de forma transitoria. La presencia
de DEM provoca una situación de muy mal pronóstico
(supervivencia inferior al 5% cuando está causada por
enfermedad coronaria), excepto en aquellos casos en que se
trata de un fenómeno transitorio tras la DF o es secundaria a
una causa rápidamente corregible.

Por ello desde un primer momento es sumamente importante


diagnosticar y tratar sus posibles causas, como hipovolemia,
hipoxia, neumotórax a tensión, taponamiento cardiaco,
alteraciones electrolíticas y del equilibrio ácido-base,
intoxicación por fármacos, hipotermia, infarto agudo de
miocardio y embolismo pulmonar masivo.

E. Resucitación Cardiopulmonar y Cerebral.


Comprende un conjunto de maniobras encaminadas a revertir el
estado de PCR, sustituyendo primero, para intentar reinstaurar
después, la respiración y circulación espontáneas. Se divide en:
[20]

 RCP Básica.
 RCP Avanzada.
 Cuidados Intensivos Prolongados.

F. Secuencia de Reanimación Cardiopulmonar Básica:[21]

 Vía aérea (Airway). Es básico que esté despejada, para que


entre aire a los pulmones.
 Respiración. (Breathing). Si no hay respiración, hacer
respiración boca a boca, boca-nariz, boca-estoma.
Actualmente hay dispositivos de barreras para evitar
contaminación del rescatador.
 Circulación. (Circulation). Si no hay latido, hacer
compresiones cardiacas externas. En condiciones especiales
debe realizarse masaje cardiaco directo (ver indicaciones)
 Desfibrilación. (Defibrillation). Utilizar de inicio siempre que
esté disponible el equipo.

G. Vía aérea en RCP:

 Debe garantizar una adecuada oxigenación y ventilación por un


tiempo indeterminado.
 Tener presente que todo paciente en PCR potencialmente tiene
“Estómago Lleno”.
 Dispositivos más usados:

- Tubo endotraqueal (TET).


- Mascara Laríngea (Clássica o Proseal).
- Combitube.
- Fastrach.
- Tubo Laringeo.
 Desfibrilación: Se define como el uso terapéutico de la
corriente eléctrica en la fibrilación ventricular o taquicardia
ventricular sin pulso, la FV es el ritmo más frecuente asociado
al paro en el adulto.

La desfibrilación debe considerarse parte del soporte vital


básico en reanimación cardiopulmonar (RCP).

 Desfibrilador: Es un aparato que administra de manera


programada y controlada una descarga o choque eléctrico a un
paciente con el fin de yugular una arritmia cardiaca.
 Importancia de la desfibrilación temprana:

- La FV es el ritmo inicial más frecuente en el paro cardiaco


súbito.
- La desfibrilación es el único tratamiento efectivo para la FV.
- La probabilidad de desfibrilación exitosa disminuye
rápidamente conforme el tiempo pasa, una vez iniciada la
FV.

H. Posición de las palas para la desfibrilación:

La posición de las palas debe optimizar el paso de la corriente


eléctrica a través del corazón. La posición más recomendable de
las palas es la llamada anterior-ápex. La pala esternal se aplica
en la parte alta del hemitórax derecho, cubriendo la mitad derecha
del manubrio del esternón y la porción vecina de la región
infraclavicular derecha. La pala del ápex se aplica a la izquierda
del pezón izquierdo y con el centro de la pala en la línea axilar
media.

Dos alternativas a la posición anterior-ápex son:

 Colocar la pala esternal en posición anterior, sobre la porción


izquierda del precordio, y la pala del ápex situada posterior en
el tórax, en la región infraescapular izquierda.
 Colocar la pala esternal en la cara anterior del tórax, a la
izquierda del pezón, y la pala del ápex en situación posterior,
en la región infraescapular izquierda.

 Energía para desfibrilar: Comenzar con 200 joules, valorar


ritmo sin retirar las palas, si persiste FV, aplicar un segundo
choque con 300 J, en caso de persistir dar un tercer choque
con 360 J. Si luego de tres descargas aun continua FV, aplicar
algoritmo para RCP, incluyendo intubación endotraqueal y
accesos venosos.
 Monitorización en RCP: Es fundamental observar la actividad
eléctrica cardíaca en un monitor, a ser posible en la derivación
DII.

Los monitores-desfibriladores incluyen una opción de registro


de la actividad eléctrica a través de las palas del desfibrilador,
siempre que se mantenga la posición de las palas que se
especifique en el equipo.

 Circulación:
- Masaje cardiaco externo:
En caso de que la víctima no presente pulso, se deberá
comprimir su pecho con la frecuencia indicada en el cuadro
de abajo. El auxiliador se arrodillará al costado de la víctima,
situando a esta última sobre una superficie rígida. Se
recorrerá un reborde costal de la víctima hasta llegar hasta
los apéndices xifoides (punta del esternón), localizado en el
punto donde se unen los 2 rebordes costales. Se pondrá el
dedo mayor de una mano del auxiliador sobre los apéndices
xifoides, el dedo índice a continuación y el talón de la otra
mano del auxiliador al costado del dedo índice. Una vez
apoyado el talón de la mano sobre el esternón se
entrelazarán los dedos de las manos, levantando los dedos
de la mano de abajo para no producir fracturas costales. El
auxiliar se deberá encontrar en una posición totalmente
perpendicular a la víctima y sin doblar los codos ejercerá
presión sobre el pecho de la víctima usando el peso de todo
su cuerpo, no deberá hacer fuerza con las manos.

2.2. Definición de términos básicos


CAPÍTULO III
MARCO METODOLÓGICO

3.1. Ámbito de estudio

3.2. Diseño de investigación

3.3. Muestra y sujetos de estudio

3.4. Descripción de la metodología

3.5. Técnicas e instrumentos de recolección de datos

3.6. Interpretación de datos

3.7. Aspectos éticos y rigor científico


CAPÍTULO IV
ASPECTOS ADMINISTRATIVOS

4.1. Cronograma

2016 2017
Nº ACTIVIDADES Set Dic May Jun Jul Ago Set
Nov 1 2 3 4 1 2 3 4 1 2 3 4 1 2 3 4 1 2 3 4 1 2 3 4
Elaboración del
1
proyecto de tesis
Aprobación del
2
proyecto de tesis
Conformación de la
3
muestra
4 Recolección de datos
Procesamiento de la
5
información
Interpretación de
6
datos
Formulación de
7
conclusiones
Formulación de
8
hipótesis
Planteamiento de
9
sugerencias
Elaboración del
10
informe final
Aprobación del
11
informe final
12 Sustentación de Tesis
4.2. Presupuesto

Bienes de consumo
Descripción Cantidad Precio Unit. Precio total
(s/.) (S/)
Papel bond A4
CDs
Fólderes
Lapiceros
Tipex
Resaltador de textos
Engrapador
Perforador
USB
Subtotal

Servicios

Descripción Cantidad Precio total (S/)


Internet
Servicio de telefonía
Tipeos
Fotocopias
Impresiones
Anillados
Empastados
Imprevistos
Subtotal

Presupuesto general
Rubro de bienes :
Rubro de servicios :
Total : S/

Fuente de financiamiento:
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
ANEXOS

Anexo 1. Formato de Consentimiento informado

Consentimiento informado

Título de la investigación:
“……………………………………………………………………………………...”

Objetivo de la investigación:
……………………………………………………………………………………….
……………………………………………………………………………………….

Yo…………………………………………………………, identificado (a) con


DNI N° ……………………….., mediante la información dada por el Int. Enf.
……………………………………………………..; acepto brindar la
información solicitada por el investigador de manera personal, teniendo en
cuenta de que la información obtenida será confidencial y mi identidad no
será revelada.

Chota,……de…............................ del 2017.

------------------------------------------------
Firma
Anexo 2. Formato de Instrumentos de recolección de datos

INSTRUMENTO
(Apellido A, Apellido B. Año)

UNIVERSIDAD NACIONAL
“…………………………………………………
AUTÓNOMA DE CHOTA
………………………………………………….
Escuela Académico Profesional de
…………………………………………………”
Enfermería

INSTRUCCIONES: el presente cuestionario es anónimo y será utilizado sólo


para fines de investigación científica. Se le ruega sea sincero(a) en sus
respuestas. Muchas gracias por su participación.