Sie sind auf Seite 1von 4

Estaba Pitágoras un

teorema elaborando
cuando la muerte
llego cantando.
Al ver esto Pitágoras
dijo asustado:
Aléjate muerte que estoy
cansado
te reto a un problema de
difícil resultado y la muerte
mientras tanto estaba
temblando
Pitágoras con cara de sabio
le reso todo el formulario,
la muerte asustada encontró
resultado.
Y con tono de alegrado le
dijo: ningún problema
es difícil si te esfuerzas
pensando.
¡Ay, Parca! La muy
canija
túmbale a Euler su pipa.
La quiso tomar del suelo,
no pudo y gritó: ¡Me
muero!
La flaca, sin más demora,
de Leonard la conjetura
se concentró en
demostrar.
Sigue calcula y calcula,
sumando sumas sin fin,
el suizo en el más allá,
como antes en Berlín
y la Rusia imperial.
La Muerte en la bañera
quiso prender a Arquímedes.
Salió gritando “¡Eureka!”
librándose de sus redes.
Arquímedes de
Por todita Siracusa Siracusa

no podía darle alcance


a quien supo encontrarle
al círculo su cuadratura.
Al fin con todo y palancas,
perdido en la geometría,
le dio chance a la Calaca
tomar la espada y su vida
Después de ver caer
un atardecer
galileo
encontró algo mejor que hacer
mirando al cielo
vio una manzana caer
no había algo mejor por hacer
en aquellos árboles se escondía
un misterio
en aquellos arboles hacia más
frio
trepo a buscar una respuesta
mas
y lo único que pudo encontrar
fueron delgados y fríos huesos
el asombro de galileo le costó
una vida
y aquel misterio esperando otra
vida por capturar