Sie sind auf Seite 1von 1

Una compresión fuerte del tronco encefálico en la unión entre el mesencéfalo y el cerebro, suele

inducir un estado ininterrumpido y perpetuo de coma.

Las señales nerviosas del tronco encefálico activan la parte cerebral del encéfalo de dos formas:

1: estimula directamente la actividad de fondo de amplias zonas del cerebro.

2:activan sistemas neurohormonales que liberan sustancias neurotransmisoras concretas análogas


a las hormonas, con acción facilitadoras o inhibidoras.

Áreas reticulares:

Estos sistemas se tratan en conjunto en el presente capítulo dado que ambos participan
activamente en funciones que se entrelazan con manifestaciones emocionales y conductuales
asociadas. Por un lado el sistema reticular actúa integrando información sensitiva y sensorial.

provenientes de los nervios espinales y craneanos, con información de la corteza cerebral tronco
encefálico y cerebelo. Las redes neurales que ella forma procesan dicha información para darnos
por ejemplo percepción de un dolor vagamente localizado o para modular ciclos de sueño-vigilia
asociados con manifestaciones afectivas. Por otro lado el sistema límbico integra funciones
cerebrales y diencefálicas, participando en las emociones y respuesta viscerales y conductuales
asociadas. Por ello se dice que participa activamente en mecanismos de auto conservación como
por ejemplo alimentación lucha, miedo, así como en conductas de apareamiento, procreación y
cuidado de los hijos. Por cierto asociado a lo anterior se expresan conductas de motivación,
percepción, pensamiento, autoconciencia.