You are on page 1of 18

Universidad Nacional Autónoma de México

Colegio de Ciencias y Humanidades


Plantel: Vallejo

Concursante: Mtro. Manuel Alejandro Jordán Espino

Para profesor de asignatura “A” definitivo en el Área Histórico Social


(asignaturas: TEMAS SELECTOS DE FILOSOFÍA I-II)

Ciudad de México a 15 de octubre de 2018

Exposición escrita

1
Índice

Solidaridad, inmunidad y biopolítica 3


Una perspectiva del panorama de violencia generalizada en la actualidad desde
los conceptos de solidaridad e inmunidad. 3
1. Introducción 3
1.1 Antecedentes 3
1.2 Definición del problema 4
1.3 Justificación 4
1.4 Propósitos de aprendizaje 5
1.5 Objetivos de aprendizaje 5
1.6 Hipótesis 6
2. Desarrollo 6
I. La vida en comunidad y su dominio 6
II. La inmunidad como fundamento de la política del terror por el Otro 7
III. La solidaridad en la Alteridad: un camino hacia una paz abarcante 11
2.2 Planteamiento didáctico 13
2.2.1 Síntesis del planteamiento didáctico 13
2.2.2 Secuencia 17
3. Conclusiones 17
4. Bibliografía 18

2
Solidaridad, inmunidad y biopolítica
Una perspectiva del panorama de violencia generalizada en la actualidad desde
los conceptos de solidaridad e inmunidad.

1. Introducción

El presente ensayo tiene por objeto estimular al alumno para


que logre desarrollar el hábito de una reflexión racional, pero
también intuitiva, acerca de la problemática de la violencia en
la actualidad; asimismo, cómo se pueden replantear las
relaciones intersubjetivas para encontrar caminos diversos a
modos de entendimiento acerca de lo que resulta común, esto
en aras de propiciar un ambiente de paz y de respeto por las
propiedades heterogéneas que conforman el horizonte
geopolítico contemporáneo. Se trata, pues, de despertar en
cada alumno el germen de una postura crítica ante los valores,
normatividades y problemáticas políticas tanto a nivel
práctico, como discursivo y simbólico.

Palabras clave: comunidad, inmunidad, amistad, enemistad, solidaridad, vida y muerte.

1.1 Antecedentes
La relevancia de propiciar en el alumno una tendencia hacia la reflexión racional acerca
de los problemas de la vida en relación con lo político es uno de los objetivos que
persigue el modelo educativo del Colegio de Ciencias y Humanidades (aprendizajes
declarativos, procedimentales y actitudinales), siendo este tema a través del cual el
alumno tendrá la oportunidad de ver estímulos y desarrollar los tres tipos de
aprendizajes contemplados por el Colegio, sin perder de vista, de este modo, las vías
para una evaluación pertinente de los avances obtenidos durante el curso por parte del
docente. Los aprendizajes declarativos están contemplados en el estudio y delimitación
de los ámbitos de la política en tanto ciencia, acción y filosofía; los aprendizajes
procedimentales son desarrollados gracias al ejercicio de la lectura de los textos
previstos en el temario, así como su ponderación y discusión a través de ejemplos de la
vida corriente en la actualidad. Por último, se espera que los aprendizajes actitudinales
se expresen en el alumno a través de su capacidad de tomar una postura crítica ante las
problemáticas sociales y políticas que encara, así como de seguir un curso de acciones

3
en concordancia con la racionalidad y sensibilidad, ambas necesarias para la
conciliación ante los desacuerdos o las controversias suscitadas en su horizonte socio-
político.

1.2 Definición del problema

El tema Biopolítica: violencia política y la moral, se presenta en la segunda unidad,


Repercusiones de la filosofía política en el mundo actual, dentro del segundo curso de
Temas selectos de filosofía. Estos contenidos son posteriores al estudio de algunas de las
teorías de la epistemología en su relación con las humanidades y la tecnología; cada uno
de los temas y subtemas siempre son sometidos a un escrutinio crítico y reflexivo con
miras a la construcción de una ética, un ideal de vida reflexivo y práctico en comunidad.
Ya dentro de este segundo curso, gracias al tema preparatorio de la unidad uno,
Filosofía política, el alumno ha conocido el campo de reflexión propio de la filosofía
política en el contexto de la democracia con una perspectiva de participación
republicana (respublica), así como la amplitud de fenómenos susceptibles de ser objeto
de esta clase de examen. Con el aparato conceptual provisto por los temas citados, el
alumno estará facultado para vislumbrar, entender y aprender a reflexionar acerca del
rendimiento político de la dominación de la vida en toda su complejidad psíquica, como
bios, y su distinción de la vida como zoe, en tanto organismos que llanamente poseen
vida.

1.3 Justificación

A través del tema Repercusiones de la filosofía política en el mundo actual, se espera que
el alumno sea capaz de argumentar y analizar la construcción de la ciudadanía hacia
(desde) una cultura para la paz como alternativa contra la violencia generalizada actual.
Para reflexionar acerca de esta problemática se expondrá el tema Biopolítica: violencia
política y la moral, facilitado por los conceptos de inmunidad del filósofo italiano
Roberto Esposito, expuesto éste en El dispositivo de la persona, así como el concepto de
solidaridad que el filósofo argentino, naturalizado mexicano, Enrique Dussel expone en
Filosofías del sur. Descolonización y transmodernidad. Así, se espera que el alumno sea
capaz de reflexionar y generar argumentos para construir un ideal de vida civil acorde
con el compromiso con la legalidad y la institucionalidad.

4
1.4 Propósitos de aprendizaje

El propósito de estos aprendizajes es estimular en el alumno el hábito y la capacidad de


criticar los límites de la noción de lo que significa ser ciudadano en una comunidad y su
relación directa con los caracteres heterogéneos que constituyen tales comunidades, a
las cuales el alumno aprenderá a enfrentarse con una apertura fundada en la
responsabilidad para con sus conciudadanos y en el reconocimiento hermenéutico de
lo extraño.

1.5 Objetivos de aprendizaje

A través de los conceptos por desarrollar, inmunidad y solidaridad, se espera que el


alumno sea capaz de proyectar y ejercitar un ideal de conducta civil fundado en el
diálogo, la racionalidad y la tolerancia en aras del fortalecimiento y normalización de
un ambiente de paz.

Para plantear los conceptos que el alumno debe desarrollar y aprehender con
miras a alcanzar autosuficiencia y criterio respecto a los problemas políticos de su
entorno, el presente ensayo está distribuido de tres secciones. En la primera se
expondrá la acepción del término biopolítica en la concepción del filósofo francés
Michel Foucault, para quien este concepto consiste en la tensión existente entre la vida
y los impulsos por su control. En la segunda sección se versará acerca de lo que aquí se
ha denominado "la política del terror por el Otro", la cual consiste en la anulación,
invisibilización y aniquilación, por ejemplo, de los inadaptados, los lumpen, los parias,
los desposeídos, etc.; y cómo esta forma de dominio se sostiene en una actitud
inmunitaria que se yergue en nuestras sociedades como una forma de proceder
cívicamente deseable y provechosa para la preservación de ciertos modos de vida; estos
conceptos son propios de Enrique Dussel y Roberto Esposito, respectivamente.
Finalmente, en la tercera sección, se recuperará el concepto de solidaridad, el cual
consiste en una resignificación, reestructuración y nueva fundación de los lazos
afectivos y sensitivos entre las comunidades otrora totalizadas y lo que se ha tenido,
hasta antes del vínculo solidario, como ajeno, extraño, nocivo, repulsivo e indeseable.
Lo que se espera es que la vigencia y aceptación de esta forma de solidaridad
transontológica funcione como una respuesta para la constitución de un ideal ético,
teórico-práctico, que reafirme la heterogeneidad de la vida como el principio del orden
legal y democrático.

5
1.6 Hipótesis

La hipótesis del presente ensayo es que el concepto de solidaridad de Dussel, al ser


estudiado, comprendido y asimilado por el alumno, no solo en un sentido intelectual
sino llevado a la práctica en el propio contexto comunitario, estimule en éste el restituir
la relevancia y la pertinencia del cuidado y procuración por la consumación de la vida
en toda su complejidad y su abanico de diversidades.

2. Desarrollo

I. La vida en comunidad y su dominio

A través de los conceptos propios de la reflexión filosófica en relación con la política y


la vida de las comunidades se podrá comenzar a vislumbrar el problema de la violencia
generalizada en la actualidad. Así, pues, se iniciará por aclarar el horizonte de reflexión
de lo tenido por biopolítica; para ello, se retomará la concepción de Michel Foucault
sobre esta área de la filosofía política.

Foucault percibe la biopolítica como el vínculo existente entre la vida pensada


en tanto “la manera como el mundo se nos presenta inmediatamente en el transcurso
de nuestra existencia” (Foucault, 2002: 464), aquello a lo que denominó como bios, y
las relaciones de poder. Este autor no ve dicha relación como un a priori a cuyos límites
debiera ceñirse nuestro pensamiento con respecto a las formas de dominio y la vida de
las comunidades; para Foucault, el bios, nos dice, “es también un ejercicio, es decir,
aquello a partir de lo cual, a través de lo cual, a pesar de o gracias a lo cual, vamos a
formarnos, transformarnos, encaminarnos hacia una meta o una salvación, marchar
hacia nuestra propia perfección” (Foucault, 2002: 464). Es decir, parece que los modos
e ideales de vida se constituyen como mecanismos de control en tanto la vida de la
comunidad se consuma a través de sus propias prácticas.

Sin embargo, este autor, como Esposito o Dussel, de quienes abrevaremos


ulteriormente, observa una discordancia entre las necesidades de las comunidades y
los marcos jurídicos de nuestras sociedades. Nos dice que ya no puede ser admisible
que se sigan imponiendo leyes desde arriba y desde afuera de las sociedades, como
objetos extraños, las cuales pretenden dibujar una relación aparentemente dislocada
entre la vida como bios y la relación de fuerzas que atraviesan a los cuerpos políticos.
Nos dice, pues, que “es la vida, en su composición al mismo tiempo corpórea e
inmaterial, la que debe hacer de sus propias normas la referencia constante de un

6
derecho cada vez más ajustado a las necesidades de todos y cada uno” (Foucault, 2009:
51-52). Esto querría decir que la heterogénea circunscripción de la existencia debería
de ser la medida del marco de legalidad de las sociedades, equilibrando, así, la relación
de tensiones entre la afirmación de la vida, su dominio y su administración. Esta idea se
aclara cuando Roberto Esposito nos dice que la vida, para Foucault, consiste en la
tensión entre el sometimiento y la resistencia frente al poder (Esposito, 2009: 49-50).

Entonces, el campo de operación de la biopolítica atañe a la reflexión sobre las


relaciones que existen entre la vida teórica-práctica de las sociedades en toda su
complejidad y las representaciones, los imaginarios, las normas, los estatutos y las
reglamentaciones diseminadas en de tales sociedades con miras a la constitución de la
subjetividad, a la imagen de lo tenido por individuo circunscrito a un todo definido,
delimitado y totalizado.

II. La inmunidad como fundamento de la política del terror por el Otro

En el capítulo 6, De la fraternidad a la solidaridad. Más allá de Nietzsche, Schmitt y


Derrida, en su obra Filosofías del sur. Descolonización y transmodernidad, Enrique
Dussel conduce sus elucidaciones a partir de un adagio de Nietzsche, que no será
reproducido aquí para demostrar cómo los órdenes políticos pretenden identificar los
ideales de vida de las comunidades con un estado totalizado, en el cual la afirmación de
la diversidad y su relación con las instituciones es presentada como una contradicción,
un atentado en contra de la vida, una enfermedad1.

Para Dussel, la vida en su condición emotiva, sensitiva y afectiva, no debería


estar escindida de la política, o, mejor dicho, la política, los modos de dominio, gestión,
interpelación y confrontación dentro de la vida en comunidad, no debiera ser
presentada ante las sociedades como un estado abstracto y formalista de las cosas,
escindido de la vida práctica y espiritual de las sociedades. Este filósofo retoma la
postura de Jacques Derrida,2 y a su vez la de Carl Schmitt y su concepción pulsional
acerca de lo político; rechaza la idea de que la política concierne únicamente al
aprendizaje y aplicación discursiva de un marco jurídico. Dussel se vale de la antinomia
‘amigo’ y ‘enemigo’ de Carl Schmitt para marcar la diferencia entre una “política de la

1 Habría sido imposible constituir una ciencia de lo viviente sin tener en cuenta como esencial a su objeto
la posibilidad de la enfermedad, de la muerte, de la monstruosidad, la anomalía y el error (Foucault, 2007:
53).
2 En vez de hablar de la razón práctica-política, del contrato o del “acuerdo” discursivo, aunque sin
negarlos, Derrida intenta plantea lo político desde el lazo afectivo, desde la dimensión pulsional, cordial.
[…] No es una consideración procedimental, formal, sino más bien a través de los contenidos de la vida
humana política, las pulsiones, las virtudes; es decir, el aspecto material de la política (Dussel, 2015: 175).

7
legalidad liberal y otra política de la voluntad, material (Dussel, 2015: 177). Para este
autor, una política crítica está fundada en dos categorías, “primero, el ‘orden
establecido’, la totalidad, como el presupuesto a ser deconstruido; y la trascendencia
horizontal de la temporalidad histórica como exterioridad política, futura en el tiempo,
es decir, la exterioridad” (Dussel, 2015:194). Esto querría decir que, efectivamente, los
límites de lo propio de la circunscripción para un régimen normalizador requieren, con
urgencia, ser puestos en duda, repensados y reconstruidos, a través de la búsqueda de
los pliegues de acción y los espacios de interpelación para lograr atravesar las capas de
los significados, los imaginarios, los estatutos y las normatividades que ya débilmente
sostienen la ilusión del Estado omnipresente de lo Uno.

Ahora bien, cabe la pregunta: ¿en qué consiste dicha circunscripción del Estado
totalizado? Una de las respuestas que ofrece este autor es la asociación y discriminación
entre amigos y enemigos. Nos dice que los criterios mediante los cuales se ejerce el
poder de la “libre” asociación (de amigos con amigos y su distinción para con los
enemigos) están sesgados, al interior de los cuerpos sociales normalizados, por fuerza
de una supuesta tendencia del vínculo metafísico que el Estado-Uno reconoce y
atribuye entre todo lo que se expresa a las afueras de las fronteras de control y el estado
de homeostasis del cuerpo social homologado. Es necesario aclarar que aquello que está
quedando por fuera del Estado totalizado es precisamente lo que escapa de la
identificación biológica-jurídica, académica, financiera (crédito-débito) o nominal.
Asimismo, que son estos afueras, presentados, por medio de las legislaciones y el
reparto estético de los ideales de vida propuestos por el Estado-Uno para asegurar su
propia perpetuidad, como lo indeseable, la infelicidad, el peligro, la enfermedad y la
muerte.

Ahora bien, los criterios de la asociación amigo-enemigo pueden verse


explicitados a través del concepto de inmunidad de Esposito. Este autor nos explica que
este concepto ha permeado de manera consistente la vida pública al interior de las
sociedades a partir de la transferencia psicológica de la idea del bienestar y su supuesta
vulnerabilidad ante el compromiso con lo diverso. Este autor nos dice:

[…] inmunitas, en su formulación latina, resulta lo contrario a


communitas. Ambos vocablos derivan del término munus —que
significa “don”, “deber”, “obligación—, pero uno de ellos, la
communitas, lo hace en sentido afirmativo, mientras que el otro, la
inmmunitas, en sentido negativo. Es por ello que, si los miembros de
la comunidad se caracterizan por esta obligación de donación, por
esta ley del cuidado frente al otro, la inmunidad implica, en cambio,
la exención o la derogación de tales condiciones: es inmune aquel que

8
está a salvo de obligaciones y peligros que afectan al resto (Esposito,
2009: 111).

Esto podría apuntar a que las sociedades, de manera paradójica, son capaces de
renunciar a su derecho de acción republicano al entregarse a un proceso de
enajenamiento por el cultivo de una suerte de hiperindividualidad, fenómenos que el
mismo filósofo nombra, en El dispositivo de la persona, como un exceso de
personalización. Lo que esto significa es que cada individuo decide no ocuparse de las
cuestiones que atañen a su deber civil, a sus obligaciones y responsabilidades con
respecto de lo común3. No se está admitiendo aquí que la retracción hacia la vida del
culto por la individualidad suponga un acto apolítico, sino que, por el contrario, se hace
evidente que esta apatía con la actitud republicana genera, precisamente, este gesto
político del abandono del compromiso por la otredad. De este modo, la inmunidad
supondría, en primera instancia, un estado de indolencia e indiferencia por la vida, en
todas sus facetas, en el propio contexto4. En términos prácticos es posible apelar al
momento en el que una persona en la calle toca la ventanilla de un auto y ésta es
ignorada; en ese momento ésta no ha sido llanamente ignorada sino nulificada, ha
perdido, se le ha quitado o se le ha negado, cada vez, el estatuto de ser persona, por
quien se asume como tal y quien supone, tras ese acto de cerrazón, está asegurando su
propio bienestar, supervivencia y prosperidad, así como la continuidad y perpetuidad
de su modo de vida.

Ahora bien, Esposito observa que en este tipo de conductas se expresan,


precisamente, los límites de lo supuesto como lo propio y aquello que Dussel tiene por
lo externo, la exterioridad, y cómo esto, de manera radical, implica una política de la
aniquilación; ambos, Dussel y Esposito, coinciden en este punto, cada uno en sus
propios términos. Primero, la exterioridad consiste, precisamente, en lo que
anteriormente se dibujó gracias a la tendencia con la que se desconoce la relación entre
los asumidos como personas conformantes de la sociedad-Uno y todo aquello que no
coincide con alguna de las líneas de identificación al interior del marco legal. Este afuera
es una afuera alegórico; también es geográfico, sin embargo, como consecuencia de la
carga significativa ulterior al conjunto de juicios. Es decir, los contenidos y significados
del afuera, efectivamente, son contenidos y significados y en esa medida son

3Así como las communitas remite a algo general y abierto, la inmmunitas reconduce a la particularidad
de una situación definida precisamente como algo que se sustrae a la condición común (Esposito, 2009:
17).
4El paradigma inmunitario de la política moderna, entendiendo por tal la tendencia, cada vez más
poderosa, de proteger la vida de los riesgos implícitos en la relación entre hombres a costa de la extinción
de los vínculos comunitarios (Esposito, 2009: 129).

9
susceptibles de ser reconocidos, acogidos y comprendidos, no en el sentido de la cadena
de negación-tolerancia-homologación-incorporación, sino por virtud de un vínculo que
va más allá de la llana alianza funcional con el “igual” en la conciencia de la pertenencia
a un mismo estatus social, económico y político. Ese más allá es aquello a lo que Dussel
denominó como solidaridad.

Antes de versar sobre esta solidaridad cabe aclarar a qué nos hemos referido con
aquello de una alianza funcional con el “igual”. Pues bien, esto quiere decir que, al
interior de los cuerpos sociales, la distinción del amigo y el enemigo puede llegar a
radicar en la suposición de que el sujeto solo puede entablar una relación de amistad
con su homólogo, es decir, solo con aquel a quien puede reconocerle el derecho a la vida
y a quien le atribuye una dignidad de iguales dimensiones a las que él mismo, supone,
ostenta. Esta dignidad está directamente relacionada con el nivel de estratificación, con
el nivel de ultrapersonalización de la experiencia de mundo que proyecta cada
individuo hacia el interior de su propio contexto. Aquí radican las dimensiones
alegórica y estética de la constitución de la política del terror por el Otro, por aquel que
vive en la exterioridad. La constitución política es alegórica en tanto la discursividad por
la que atraviesan los significados que configuran la amistad por conveniencia, y es
estética en tanto el exhibicionismo a través del cual el lego da cuenta de sí y se muestra
como amigo ante sus indiferenciados. En esta medida, aquel que no encaja en el marco
conductual-estético y jurídico-ético del Estado-Uno, se yergue como una amenaza para
la supervivencia del modo de vida que debe permanecer indiferente; el Otro, en esta
dinámica totalizadora, es el indeseable, el enemigo5. Sin embargo, como se dijo más
arriba, este enemigo está operando solo por fuera de la burbuja ilusoria que “protege”
al lego de percibir la Alteridad, no opera fuera del logos ni fuera de un horizonte que
posea una carga simbólica, aunque el Estado totalizado pueda construir y difundir esta
ilusión de manera sistemática y consistente. Esto se logra a través de un principio
propio de la actitud inmunitaria, el cual supone la sustracción de sí mismo de la
apertura a la participación en los asuntos comunes, así como la estrechez de los límites
de lo común como necesaria para proteger la vida, misma actitud que, llevada más allá
de cierto umbral, termina por negar la vida misma (Esposito, 2009: 114)

Vale ahora aclarar que la manera en la que se tiende a expresar esta negación de
la vida es a través de una tanatopolítica. Para Esposito, como para Dussel, existe una
relación directa entre la obstinación por la homologación de la vida y la obsesión por
aniquilar toda forma de ésta que se resista a tal homologación. Esposito observa que

5 Siguiendo a Dussel, Schmitt reconoce tres tipos de enemistades: dos tipos que denominó ónticas,
escindidas todavía en una “rivalidad privada” y en un “antagonismo público” o político propiamente
dicho, las cuales se oponen a la “enemistad total” del que declara la guerra a muerte (Dussel, 2015:179-
180).

10
esto engendra una paradoja en la que “la vida se protege y desarrolla solo extendiendo
progresivamente el cerco de la muerte” (Esposito, 2009: 133). Dussel nombra a este
estado jurídico como una Ley que mata. Para Dussel, esta relación al interior de una
sociedad es una suerte de fraternidad política, nos dice: “Los amigos políticos guardan
una fraternidad pública” (Dussel, 2015: 178). Esto quiere decir que los copartícipes de
la acción política de la cerrazón se hayan a raya gracias a que comparten un único
código de significaciones. Ahora bien, la consecuencia última de estas actitudes no es,
precisamente, la exaltación y expansión creativa de la vida en toda su complejidad, sino
más bien la simplificación y la castración de la vida como bios: un límite bien reconocido
sobre aquello que debiera ser la experiencia del mundo. Esposito nos dice: Se podría
decir […] que la inmunización, a altas dosis, es el sacrificio de lo viviente, esto es, de
toda forma de vida cualificada, en aras de la simple supervivencia. La reducción de la
vida a su desnuda base biológica, la reducción del bios a la zoe (Esposito, 2009: 115).

Esto último se puede interpretar, primero, como la pérdida de la posibilidad


humana de ejercer la razón y la intuición como formas de conocer y de crear un mundo,
posibilidad a la que parece que se renuncia, dicho sea de paso, de manera irreflexiva, al
permitir que se acoten, en un orden vertical, los alcances de la experiencia del mundo
que el individuo, separado de su comunidad, puede llegar a conocer. Es probable que el
dispositivo de la inmunidad instalado en el individuo genere una construcción de
enemigo que se funde por el terror a perder este pequeño resquicio (el cual, el lego,
tiene por experiencia absoluta de la totalidad del mundo al alcance de la mano) ante
una amplitud insospechada que le podría proporcionar una mirada extraña y, por
demás, diversa.

III. La solidaridad en la Alteridad: un camino hacia una paz abarcante

La posibilidad de solidaridad radica en que, como se dijo más arriba, lo que acaece en la
exterioridad no lo hace fuera de los límites de lo que puede ser objeto de
reconocimiento. Este reconocimiento se hace patente en la transgresión de los
contenidos, valores y supuestos constitutivos de la hermeticidad psicótica del Estado-
Uno, es decir, quien es capaz de atravesar los cuerpos de juicios y estatutos legales de
esa especie de caricaturización del universo (en el sentido más simple y pueril posible)
en el que vive, se hallará en la posibilidad de trabar nuevos lazos intersubjetivos con
quienes siempre se le había mostrado y parecido como un enemigo radical. El
desencuentro que se supone entre esta versión miniaturizada de la experiencia del
mundo y una Alteridad en la que confluyen y se dispersan diversas multiplicidades de
significaciones simbólicas y cursos aleatorios de los hechos en tránsito, pueden
conducir a la reformulación de los principios de justicia y legalidad que rige en los

11
grupos sociales. Lo que se desea hacer notar es que la posición en la que se encontraría
el individuo, al ver colapsados los límites de su mundo por virtud de nuevas formas de
experienciar-crear-mundo, lo situaría en una posición más abarcante, más
comprehensiva. Por su parte, Esposito contrapone a estos modos de homologación un
criterio que se desprende de manera inmanente de la configuración de los cuerpos y
que, por tal virtud, se yerga a “favor de la multiplicidad de la ‘carne del mundo’ y, por
último, una política del nacimiento entendida como producción continua de la
diferencia respecto a toda práctica identitaria” (Esposito, 2009: 139).

Por esta nueva práctica el sujeto es capaz de romper con la estrechez de su marco
normativo a nivel práctico y a nivel alegórico hasta ampliarlo a un nivel en el que no
tenga la necesidad de reconocer la dignidad de aquellos con los que comparte y hace
mundo; en ello consiste la solidaridad de Dussel. Esto no debe confundirse con el
proceso de desmantelamiento y domesticación que los aparatos de legitimación del
Estado totalizado hacen de lo subversivo. Este proceso consiste en una adaptación e
interpretación unívoca de los contenidos y prácticas ajenas con el fin de hacerlos
redituables y proyectar en ellos los valores que promueve el mismo Estado. Por el
contrario, la solidaridad, al estar desatada por la experiencia del mundo, incrementada
por el desencuentro con el Otro, “interpela a la responsabilidad política por el Otro, y
exige la superación del horizonte de la totalidad (el ‘salirse del camino” establecido’)”
(Dussel, 2015:194).

Lo que pretende plantear Dussel no es una política de la exterioridad fundada en


la tolerancia por lo diferente. Una política abierta consistiría en la transgresión de la
idea racionalista que tiene a lo político como un grupo de sentencias que limitan la
acción política y su ciencia a la discursividad, legitimada por su carácter formal, del
“acuerdo”, para llevarla a una nueva manera de plantear y cursar el deber civil fundado
en las necesidades propias de la preservación y coexistencia de los diversos modos de
vida. Los otrora enemigos son ahora amigos en la solidaridad, este autor nos dice:

[…] por la amistad trans-ontológica con el pobre, el huérfano y


la viuda, con el Otro, con los desprotegidos en la intemperie
inhóspita, en la Exterioridad del poder, de la Ley, de la
riqueza… Él establece la relación de solidaridad, que tiene
cordialidad con el miserable (miseri-cordia), supera la
fraternidad de la amistad en el sistema y se arriesga a abrirse
al ancho campo de la Alteridad (Dussel, 2015:200).

12
Entonces, solidaridad implicaría la superación del estado de apatía y cerrazón en la que
se llegan a encontrar las sociedades bajo el falso supuesto de que, a través de la
negación de la vida, se promueve y se difunde la vida misma. Superada esta actitud
contradictoria, sería posible pensar en un orden de las cosas que, en primera instancia,
no buscara la estandarización de la experiencia del mundo, y en esa medida podría
optar por alcanzar una integración y diversificación de las normatividades jurídicas de
los diferentes modos de vida. Una de las posibles consecuencias de este tipo de actitud
podría dar pie probablemente a un estado en el que la hostilidad por el otro o el
indiferenciado se viera inhibida en virtud del reconocimiento de la diferencia
constitutiva del conciudadano.

2.2 Planteamiento didáctico

2.2.1 Síntesis del planteamiento didáctico

1. Datos generales
Asignatura: Temas selectos de filosofía II (Programa 2016)
Profesor: Mtro. Manuel Alejandro Jordán Espino
Escuela: Colegio de Ciencias y Humanidades Vallejo

2. Propuesta didáctica
Unidad: 2. Repercusiones de la filosofía política en el mundo
actual.
Objetivo de la unidad: El alumno aprenderá a valorar e interpretar los valores
de la democracia. Asimismo, el profesor debe fomentar
en éste el hábito de una participación crítica y
responsable. Esto con el fin de estimular en el alumno
una tendencia por la convivencia en la diversidad
cultural, así como la disposición por la participación en
proyectos comunitarios.
Propósito de la unidad: El alumno valorará la importancia de la construcción
ciudadana al fomentar la convivencia en la diversidad
cultural, con la finalidad de lograr una mejor forma de
vida.
Aprendizaje: El alumno argumenta y analiza la construcción de
ciudadanía desde (hacia) una cultura de la paz como
una alternativa contra la violencia generalizada actual.
Temática: Biopolítica: violencia política y la moral.
Tiempo aproximado: 8 sesiones de 2 hora cada una.

13
Contenidos declarativos: 1. Exposición oral de los 2. Exposición oral por
conceptos preliminares parte del profesor acerca
tales como justicia, de los conceptos tales
legalidad, libertad, como comunidad,
democracia, bien común, inmunidad, amistad,
ciudadanía, poder y enemistad, solidaridad,
diversidad cultural. vida y muerte en relación
con la concepción
biográfica de vida y la
configuración de los
cuerpos políticos y sus
legislaciones.
Contenidos El alumno ponderará y discutirá, de manera individual
procedimentales: y grupal, a través de exposición escrita y oral, de
manera individual y grupal, el alcance y la pertinencia
de los conceptos citados en su relación con las formas
de dominio y con el estado político y social actual de su
entorno.
Contenidos El alumno adquirirá la capacidad de plantear y
actitudinales: enfrentarse a los dilemas éticos relacionados con la
actividad y la reflexión filosófica con respecto a la
política, así como su relación con la vida como forma de
experiencia del mundo.
Ejes transversales: Ciencia: Distinción de la filosofía política y los intentos
por dar un carácter científico, a partir de la
probabilidad y la estadística, al estudio de ciertos
fenómenos de la política corriente.
Humanidades: Las relaciones que guarda el tema de
biopolítica con áreas tales como la sociología, los
estudios culturales y la historia, por ejemplo. Así como
la relación de la biopolítica como una rama de la
filosofía política con otras áreas de la filosofía tales
como la ética y la estética.
Tecnología: La sustitución de la experiencia cuerpo a
cuerpo por una nueva transmisión, distribución y
manifestación de la presencia y de la experiencia del
mundo ante los conciudadanos.
Contenidos Identidad, alteridad, diversidad, democracia, sociedad
transversales civil, conflicto, territorialidad, formas de gobierno,
involucrados: proceso social, interacción social, crisis y, no incluida en
dentro de los contenidos transversales del documento
Orientación y sentido de las áreas del Plan de Estudios
Actualizado su (versión 2006), paz.
Actividades 1. El alumno 2. El alumno 3. El alumno
interdisciplinarias: buscará en sitios leerá las verá el filme El

14
web y observará Letanías a Satán método (2005)
la obra de Charles de Marcelo
fotográfica de Baudelaire y por Piñeyro y
Diane Arbus medio de una tratará de
como un autografía vislumbrar, a
ejemplo de la desvelará el través de un
distribución carácter breve ensayo
sensible de una subversivo, a individual,
concepción de nivel ético- cuáles actitudes
otredad. El político, de la en los
alumno hará imagen poética personajes
una glosa de de la maldad indican
manera que se dibuja en solidaridad y
individual en el poema. cuales una
donde pondere amistad por
el rendimiento conveniencia.
estético-político
de una
expresión
fotográfica de
tales
características.
Recursos: 1. Obra 2. Poema 3. Filme El
fotográfica de Letanías a Satán. método (2005)
Diane Arbus. de Marcelo
Piñeyro.

Problema o situación 1. El caso de la guardería 2. Un problema propuesto


como ejemplo (a escoger ABC. por los alumnos.
por el alumno, por
equipos):
Estrategias/actividades: Por equipos:
1. Recopilan información de fuetes diversas tales como
bibliografía, hemerografía, mesografía, material
audiovisual, investigaciones académicas sobre el caso y
entrevistas.
2. Ordenan, clasifican y editan la información
recopilada
3. Discriminan a detalle la información obtenida para
vislumbrar los posibles desarrollos y dilemas políticos
del caso en relación con la biopolítica.
4. Emprenden la articulación de un proyecto escrito en
el que problematizarán alguno o algunos de los
aspectos del caso.
El profesor:

15
1. Dará seguimiento y asesoría sobre los modos y las
vías pertinentes de obtener información.
2. Dará herramientas de lectura y revisión para que
cada equipo pueda hacer una revisión eficiente del
material.
3. Revisará resúmenes de la información que los
equipos consideraron relevante para la formulación de
un problema biopolítico y emitirá recomendaciones a
cada equipo.
4. Dará seguimiento al texto haciendo las correcciones
pertinentes para que cada equipo logre llevar a término
su proyecto.
Evidencias de 1. Breve ensayo preliminar sobre el caso ejemplar
aprendizaje: elegido con tres secciones: antecedentes, desarrollo del
problema y conclusiones (guardería ABC o caso
elegido).
2. Glosa en términos filosóficos (obra fotográfica).
3. Autografía con un uso libre del lenguaje (poema).
4. Breve ensayo en términos filosóficos. (filme)
Evaluación: 1. Examen de dominio de los conceptos filosóficos
principales.
2. Ensayo final de cinco secciones: introducción,
planteamiento del problema, desarrollo del problema,
conclusiones y aportaciones personales.
Bibliografía directa para Rawls, John, Teoría de la justicia, México: Fondo de
el alumno: Cultura Económica, 2003, p. 280–281.
Dieterlen, Paulette, Ensayos sobre justicia distributiva.
México: Fontamara, 2001.
Sánchez Vázquez, A., Ética y política, México: Fondo de
Cultura Económica, 2007.
Sánchez Vázquez, A. (Editor), El mundo de la violencia,
México: FCE–UNAM, 1998.
Villoro, Luis, El poder y el valor. Fundamentos de una
ética política, México: FCE-El Colegio Nacional, 1997.
Bibliografía Bergson, Henri, La evolución creadora, tr. Pablo Ires,
complementaria para el Argentina: Editorial Cactus Perenne, 2016.
alumno: Dussel, Enrique, Filosofías del sur. Descolonización y
transmodernidad, México: Edicionesakal México S. A. de
C. V., 2015.
Esposito, Roberto, Comunidad, inmunidad y biopolítica,
tr. Alicia García Ruiz, España: Amorrurto editores
España, S.L., 2009.
- El dispositivo de la persona, tr. Heber
Cardoso, España: Herder Editorial. S.L., 2011.
Florián Bocanegra, Víctor, La ética del cuidado de sí.
Moral y ética de Foucault, en Franciscanum. Revista de
16
las ciencias del espíritu, núm. 144, Colombia: Universidad
de San Buenaventura, 2006, pags. 59-68.
Foucault, Michel, La hermenéutica del sujeto, tr.
Horacio Pons, México: Fondo de Cultura Económica,
2002.
Nietzsche, Friedrich, La genealogía de la moral. Un
escrito polémico, tr. José Mardomingo Sierra, España:
Editorial Gredos S.A., 2001.

2.2.2 Secuencia

No. de
1 2 3 4 5 6 7 8
sesión
Exposició
Exposición
Exposició Exposició ny
y discusión
ny ny discusión
de los
discusión discusión de los
conceptos
Exposició de los de los conceptos
sobre la
Exposición ny conceptos conceptos sobre la
biopolítica
de Exposición y discusión sobre la sobre la constituci
y
planteamie discusión de de los democraci construcci ón de un Examen de
tanatopolít
nto los conceptos conceptos a y la ón de una Estado y conocimient
Activid ica en el
didáctico y preliminares. biopolític alteridad ética más una Ley os.
ad en el orden de la
secuencia. Seguimiento os. en el abarcante que Conclusione
aula vida
Planteamie del caso Seguimien orden en el reconozca s del tema.
teórico-
nto de los ejemplar. to del político- orden la
práctica del
dos casos Paso 1. caso estético. político- diversida
mundo
ejemplares. ejemplar. Seguimien ético. d de la
actual.
Paso 2 to del Seguimien vida en el
Conclusión
caso to del caso orden de
del caso
ejemplar. ejemplar. la
ejemplar.
Paso 3 Paso 4 biopolític
Paso 4.
a.
Leer las
Consultar
Letanías a
Una lectura Una lectura a la obra Ver el
Satán de
Activid a escoger escoger de la fotográfic filme El Paso 4 del
Charles
ad que de la bibliografía a de Diane método y caso
Baudelair Elaboració
el bibliografía complementa Arbus y realizar ejemplar.
ey n libre de
alumno directa para ria para el realizar trabajo Elaboraci No aplica.
realizar conclusión
realiza el alumno. alumno. trabajo escrito. ón de
trabajo del tema.
fuera Paso 1 del Paso 2 del escrito. Paso 4 del ensayo
escrito.
del aula caso caso Paso 3 del caso final.
Paso 3 del
ejemplar. ejemplar. caso ejemplar.
caso
ejemplar.
ejemplar.

3. Conclusiones

El tema acerca de la biopolítica otorga al estudiante una perspectiva crítica que lo puede
conducir a la superación de sus propias concepciones de mundo y de sí mismo como
habitante de la polis. La correcta conducción del alumno por parte del docente y la
prudente exposición de los conceptos y contenidos son indispensables para que un

17
tema de naturaleza tan subversiva no sea malinterpretado y lleve al alumno a
conducirse de manera equívoca, en cuyo caso, la misión y cometido del docente
representaría un fracaso. La temática en cuestión requiere de un acercamiento
sistemático, pero también holístico, con ello se podrá esperar un mayor éxito con
respecto a los propósitos de la cultura básica, los cuales incluyen, una formación
integral del alumno.

4. Bibliografía

Dussel, Enrique, Filosofías del sur. Descolonización y transmodernidad, México:


Edicionesakal México S. A. de C. V., 2015.

Esposito, Roberto, Comunidad, inmunidad y biopolítica, tr. Alicia García Ruiz, España:
Amorrurto editores España, S.L., 2009.

- El dispositivo de la persona, tr. Heber Cardoso, España: Herder Editorial.


S.L., 2011.
Florián Bocanegra, Víctor, La ética del cuidado de sí. Moral y ética de Foucault, en
Franciscanum. Revista de las ciencias del espíritu, núm. 144, Colombia: Universidad de San
Buenaventura, 2006, pags. 59-68.

Foucault, Michel, La hermenéutica del sujeto, tr. Horacio Pons, México: Fondo de
Cultura Económica, 2002.

- La vida: la experiencia y la ciencia, tr. Fermín Rodríguez, en Ensayos sobre


biopolítica. Excesos de vida, Argentina: Editorial Paidós SAICF, 2007.

18