Sie sind auf Seite 1von 2

Que es la Evaluación de Impactos Ambientales.

La evaluación de impacto ambiental


(EIA) es un instrumento de política ambiental adoptado actualmente en muchísimas
jurisdicciones –países, regiones o gobiernos localesy por parte de entidades privadas. En
los tratados internacionales se la reconoce como un mecanismo potencialmente eficaz de
prevención del daño ambiental y de promoción del desarrollo sustentable. es el
procedimiento que incluye el conjunto de estudios, informes técnicos y consultas que
permiten estimar las consecuencias que un determinado proyecto, instalación o actividad
causa sobre el medio ambiente. Se trata de un análisis a través del que formar un juicio
objetivo y a partir del cual aprobar o rechazar un proyecto, a los solos efectos ambientales.
Su formalización ocurrió por primera vez en los Estados Unidos, a través de una ley
aprobada por el Congreso americano en 1969. A partir de entonces, la EIA se diseminó,
alcanzando hoy en día una difusión mundial. En la actualidad, más de un centenar de
países incorporaron a sus legislaciones previsiones en las que se requiere la evaluación
previa de los impactos ambientales. Si a esto se le suman los procedimientos formales
seguidos por las agencias bi y multilaterales de desarrollo, se puede afi rmar que la EIA
se emplea a nivel universal. (Sánchez, 2010)

La fi nalidad de la evaluación de impacto ambiental es considerar los impactos


ambientales antes de tomar cualquier decisión que pueda implicar una significativa
degradación de la calidad del medio ambiente. Para cumplir ese papel, la EIA está
organizada en una serie de actividades secuenciales, concatenadas de manera lógica. A
ese conjunto de actividades y procedimientos se le da el nombre de proceso de evaluación
de impacto ambiental . En general, dicho proceso es objeto de reglamentación, que defi
ne detalladamente los procedimientos a seguir, los tipos de actividades sujetos a la
elaboración previa de un estudio de impacto ambiental, el contenido mínimo de dicho
estudio y las modalidades de consulta pública, entre otros asuntos. En una primera
aproximación, es posible señalar las siguientes características del proceso de EIA:
(Sánchez, 2010)

Es un conjunto estructurado de procedimientos: los procedimientos están


orgánicamente vinculados entre sí y deben ser concebidos a fi n de que cumplan con los
objetivos de la evaluación de impacto ambiental. (Sánchez, 2010)
Está regido por una ley o reglamentación específica: los principales componentes del
proceso están previstos en una ley u otra figura jurídica que tenga instituida la EIA en una
determinada jurisdicción; en el caso de las organizaciones (como un banco multilateral o
una empresa que adopte voluntariamente la EIA), el proceso se rige por disposiciones
internas que emanan de la superioridad. (Sánchez, 2010)

Está documentado: esta característica tiene una doble connotación; por un lado, los
requisitos a cumplir están previamente establecidos; por otro, en cada caso, debe
demostrarse el cumplimiento de dichos requisitos con ayuda de registros documentales
(p. ej., la preparación de un EsIA, el dictamen de análisis técnico, las actas de una consulta
pública, etc.). (Sánchez, 2010)

Incluye diversos participantes: en todos los casos, los involucrados en el proceso de


EIA son varios (el proponente de una acción, la autoridad responsable, el consultor, el
público afectado, los grupos de interés, etc.) (Sánchez, 2010)

Está dedicado a analizar la viabilidad ambiental de una propuesta: este objetivo


mayor de la EIA es lo que guía todo el proceso, es su fi nalidad; no se establece una serie
de requisitos y de procedimientos en el vacío, sino para alcanzar determinado propósito,
perspectiva que no se puede perder al analizar el proceso de EIA, ya que los
procedimientos o exigencias que no encajen con esa fi nalidad no tienen razón de ser y
son mera formalidad burocrática. (Sánchez, 2010)

Bibliografía
Sánchez, Luis Enrique. 2010. Evaluacion del impacto ambiental: conceptos y metodos. 2010.