You are on page 1of 6

1 Homilética I

TEMA

PERSPECTIVA TEOLÓGICA DE LA PREDICACIÓN

1. INTRODUCCIÓN

Este tema es de vital importancia para nosotros como predicadores. Porque existe una
gran necesidad de conocer y aplicar ese conocimiento en la preparación de nuestros
bosquejos, donde todo predicador genuino necesita enyugar la teología en sus
predicaciones.

Por tal motivo según esta investigación podemos deducir que la Teología es más
importante que la metodología. Porque la homilética pertenece al departamento de
teología práctica y no puede ser enseñanza sin fundamento teológico sólido.

Es decir podemos adoptar técnicas y demás; pero la técnica sólo puede hacernos
oradores, pero si queremos ser predicadores; la teología es lo que necesitamos.

En el libro “La Predicación como puente de entre dos mundos” de John W. Stott. en el
capítulo fundamentos teológicos para la predicación se muestran “Cinco” convicciones
en la que deben estar tras la acción y propósito de la predicación:

PRIMERA: Convicción acerca de Dios.

Dentro del Concepto y el acto de predicar yace una doctrina: Dios, una convicción de su
ser, su acción y propósito. Tres afirmaciones de Dios.

 Dios es Luz. 1 Juan 1:5


 Dios ha actuado. Salmos 19:1
 Dios habló. Salmos 115:5

SEGUNDA: Convicción acerca de la Biblia.

 Las escrituras son la palabra de Dios escrita. 2 Timoteo 3:16-17


 Dios sigue hablando mediante lo que ya ha dicho. Gálatas 4:22-26
 La palabra de Dios es poderosa. Isaías 55:11

TERCERA: Convicción acerca de la Iglesia.

 La Iglesia es creación de Dios realizada mediante su Palabra.

La palabra de Dios es el Cetro mediante el cual Cristo gobierna la Iglesia y


el alimento con que la nutre. Juan 6:35

Grupo 6
2 Homilética I

CUARTA: Convicción acerca de la labor pastoral.

 La labor pastoral era y es Ministerio de la Palabra. Puesto que la


responsabilidad del Pastor es apacentar=alimentar a sus ovejas. Salmos 23

QUINTA: Convicción acerca de la predicación. 1 Timoteo 3:1

PRINCIPALES BENEFICIOS DE ESTA DISCIPLINA:

 La exposición fija límites para nosotros.


 La exposición exige integridad.
 La exposición identifica los escollos ocultos.
 La exposición nos da confianza para predicar.

Estas convicciones son esenciales para que nuestra base del ministerio de la predicación
sea sólida, bíblica y teológicamente.

2. SENTIDO TEOLÓGICO DE LA PREDICACIÓN

Se desprende del hecho de que es la trasmisión de un mensaje que se origina en Dios, y


se transmite por orden de Dios.

Donald G. Miller dice:

Predicar es venir a formar parte de un evento dinámico en el cual el Dios viviente, el Dios redentor,
reproduce su acto de redenci6n en un encuentro viviente entre EI y los que escuchan a través del
predicador.

3. EL CARÁCTER TEOLÓGICO DE LA PREDICACIÓN

La predicación tiene su punto de partida en el amor de Dios y en la revelación de ese


amor. Amor infinito que dio origen a la auto-revelación de Dios, y que es a la vez la causa
de la predicación de ahí que Miller nos advierta que la predicación "no se centraliza en
ideas humanas acerca de Dios, sino en lo que Dios ha hecho.

La predicación deriva su energía del poder de Dios. Por tanto, es un mensaje poderoso.
Es tan poderoso que Dios mismo lo ha hecho el vehículo para salvar a los hombres.

De igual manera, la predicación recibe su autoridad de parte de Dios. Esa autoridad se


desprende del hecho de que es un mensaje que está arraigado en lo que Dios ha dicho.

Aún más, es un hecho que la autoridad inherente de la predicación es el resultado de la


presencia misma de Dios en el acto de la predicación. La predicación es autoritativa
porque el que predica no es el predicador, sino Dios a través del predicador, de modo
que la palabra predicada viene a ser verdaderamente palabra de Dios.

EI objetivo final de la predicación es el conocimiento de Dios. Por consiguiente, la


predicación no solo halla su punto de partida en Dios y se lleva a cabo por el poder y la

Grupo 6
3 Homilética I

presencia de Dios, sino que también tiene su fin en Dios, ya que procura llevar a los
hombres al conocimiento personal de Dios.

4. PERSPECTIVA TEOLÓGICA DE LA PREDICACIÓN

4.1. LA PREDICACIÓN TIENE SU ORIGEN EN DIOS.

Es Dios quien estableció la predicación como un medio para proclamar el evangelio.


1 Corintios 1:21 “Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios
mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la
predicación”.

Ser predicador es ser boca de Dios, por medio de la cual Dios habla al hombre.
“Agradó a Dios” quiere decir que nuestra predicación no es un fin en sí misma, sino
un medio con el propósito diseñado por Dios mismo, salvar a los oyentes.

4.2. EL MENSAJE A PREDICAR DEBE ESTAR BASADO EN LA REVELACIÓN DE


DIOS.

Los 66 libros del Canon Bíblico son y deben ser, la base de toda predicación
autorizada.

Melchor Suárez Prada dice: “Entre el predicador y la congregación existe un nexo,


punto de confluencia, lugar común, etc. Es la Palabra de Dios.
Como predicadores debemos leer correctamente la Palabra de Dios en público,
debemos leer de manera clara y entendible. Hebreos 4:12

La palabra de Dios no puede ser manejada con precisión de la noche a la mañana.


Requiere de entrega, estudio profundo, esfuerzo y conocimiento de principios
hermenéuticos. Eso nos muestra que como predicadores genuinos debemos ser
expertos en la interpretación correcta de la Palabra de Dios. 2 Timoteo 2:15

4.3. CRISTO ES EL TEMA CENTRAL DE LA BIBLIA.

Nuestras predicaciones deben ser Cristo céntricas. Cristo permea toda la Biblia y es
el deber de todo predicador estudiar, investigar y analizar acerca del hombre; Cristo
es la solución para satisfacer la necesidad del hombre; Cristo es el autor y
consumador de la fe. Cristo dijo de sí mismo. “yo soy el camino, la verdad y la
vida, nadie viene al Padre sino es por mí”. Juan 14:6

4.4. EL HOMBRE LLAMADO A SER PREDICADOR

Dios ha utilizado al hombre como portavoz de su palabra. El predicador debe ser


alguien con una convicción a su llamado.

Pablo nos dice en 1 corintios 9: 16-17

Pues si anunciamos el evangelio no tengo de que gloriarme; porque me es impuesta


necesidad; y ¡ Ay de mi si no anunciare el evangelio! Por lo cual si lo hago de buena

Grupo 6
4 Homilética I

voluntad, recompensa tendré; pero si de mala voluntad, la comisión ha sido


encomendada.

Pablo veía la predicación de la palabra como algo que era parte de su vida y el lo
apasionaba hacerlo, aun cuando estaba sin fuerzas el en si lo hacía porque era su
encomienda de parte de Dios.

En 2 Timoteo 4:1-2 Pablo le dice a Timoteo que predique la palabra, a tiempo y fuera
de tiempo…que redarguye…solo la palabra y eso también denota que si alguien
quiere predicar la palabra debe leerla, amarla y estudiarla para poder trasmitirla con
esencia y espíritu de Dios.

El doctor Langa Pérez, teólogo y doctor en ciencias patrísticas, en su artículo,


sagrada escritura y san Agustín predicador, escribe: “Quien se adentra por la tupida
fronda de sus sermones advertirá que las reglas y las teorías predicacionales en
Agustín, son vividas antes de redactarlas”, es decir Agustín en este trabajo de
doctrina cristiana, expone normas homiléticas para el predicador o orador cristiano y
antes las modelo en una predicación nutrida de la biblia.

¿COMO DEBE PREDICARSE LA PALABRA?

Pablo dice en 1 corintios 2:1-5

“Así que hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no
fui con excelencia de palabras o de sabiduría. Pues me propuse no saber entre
vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a este crucificado. Y estuve entre vosotros
con debilidad y mucho temblor; Y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras
persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y del poder.
Para que vuestra fe no este fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder
de Dios”.

PREDICADOR

EL PODER DE DIOS

PODER DEL ESPIRITU SANTO

PREDICACION

Dios es el autor de la palabra y el verdadero interprete por lo tanto, Dios le da el


poder a través del Espíritu Santo al predicador para trasmitir esa palabra con poder y
ver resultados maravillosos y cambios asombrosos en personas.

No somos nosotros en Dios en nosotros.

Grupo 6
5 Homilética I

Spurgeon escribía “Dios no bendice los grandes talentos tanto como La semejanza
que se tiene con Jesús, un ministro santo es un arma poderosa en la mano de Dios.

SANTIDAD

PREDICADOR

Es triste ver a un predicador alejado de Dios y de toda disciplina de parte de la


palabra

De Dios. El predicador debe dar evidencias de haber nacido de nuevo y una vida
llena de santidad.

Spurgeon dice: “Sean cual sea sus dotes naturales y sus facultades mentales nunca
será el ministro a propósito para una obra espiritual, si carece de vida espiritual y en
ese caso cumple con su deber al cesar en sus funciones ministeriales mientras no
adquiera la primera y más simple de las cualidades que para ello es menester ….
Mejor es abolir los pulpitos, que ocuparlos con hombres que no tienen un
conocimiento experimental de lo que enseñan” Discurso a mis estudiantes.

4.5. LA IGLESIA ES CREACIÓN DE DIOS REALIZADA MEDIANTE SU PALABRA.

Palabras de John W Stott “Aun la nueva creación de Dios (Iglesia) depende tanto de
su palabra como la antigua creación (el universo) es decir que la palabra de Dios no
solo hace La existencia de la creación sino que la sustenta Dios la dirige y la reforma.

La palabra de Dios es el cetro mediante el cual Cristo gobierna la iglesia y al mismo


tiempo la nutre y la sustenta.

La Biblia es la máxima autoridad de credo y conducta. La Biblia determina como


debemos creer y vivir.

Importante…….La fortaleza y la salud de la iglesia depende de su alimentación de su


palabra.

EL PREDICADOR ES LLAMADO A EXPONERLA CON FIDELIDAD Y EL ESPIRITU


SANTO SE ENCARGA DE APLICARLA EFICAZMENTE EN LA VIDA DEL
OYENTE.

Es importante que toda predicación sea expuesta exegéticamente.

Grupo 6
6 Homilética I

En hechos 6 los apóstoles establecen la oración y la predicación como labor principal


del ministerio apostólico. De ahí también podemos decir que todo mensaje debe ir
acompañado de una buena dosis de ORACIÓN.

La predicación es la herramienta que Dios utiliza para comunicar el mensaje al


hombre pecador sin Dios y sin esperanza; por el cual el pueblo de Dios es nutrido,
guiado, sanado y protegido.

Alberto Samuel Valdez dice: “Sea claro en su predicación”

Juan Wesley escribió: “Otra característica homilética de Jesús es que, casi


inmediatamente, la fe, el discipulado y el compromiso” esto no solo se ve en los
evangelios, también los apóstoles siguieron el precedente de Cristo.

El tener una base teológica de lo que hacemos es fundamental.

TODO EL QUE HACER PASTORAL Y ECLESIASTICO TIENE QUE TENER BASE


EN UNA TEOLOGIA SANA Y BIBLICA.

5. BIBLIOGRAFÍA

 Comunicación por medio de la Predicación – Costas


 La predicación: Puente entre dos mundos – John Stott
 Fotocopia: La perspectiva de la predicación – Lección 6

Grupo 6