Sie sind auf Seite 1von 22

4

Caolín

4.1 Introducción

Creen algunos que la palabra caolín deriva del chino kao ling (cresta de tierra
entre dos surcos) de donde procede la arcilla. En Inglaterra, la arcilla blanca de
Cornualles se llamaba arcilla china (china clay), término que aún se usa en esta
comarca. Sin embargo, utilizaremos la palabra caolín.
El caolín es una arcilla bastante pura, blanca tanto en seco como cocida.
Además de ser el principal ingrediente de la cerámica fina tiene muchas aplica¬
ciones, como se ve en la tabla 4 . 1 . La industria de la cerámica fina utiliza hoy
solamente el 5 por ciento del caolín producido en los Estados Unidos. En la
tabla 4.2 se dan las proporciones de caolín para la preparación de varias pastas
de cerámica fina.

4.2 Origen del caolín

El caolín se encuentra en dos tipos de depósito: 1) de caolín residual, donde


la arcilla sustituye la roca pegmatita (roca granítica de grano grueso compuesta
en su mayor parte por feldespato y cuarzo) a partir de la cual se formaba por
descomposición de la roca u otras alteraciones; y 2) como caolín sedimentario,

28 Cerámica fina Caolín 27


Tabla 4.1 Aplicaciones del caolín dos que parece improbable que se hayan formado por el proceso normal de
desintegración. En estos casos se piensa en una caolinización por neumatolisis,
o sea, una exposición a los fluidos activos procedentes de la masa rocosa. En
Porcentaje total en el año
muy pocos casos, como en la formación de la dickita y de la caolinita en Nuevo
Aplicación México, se cree que la cristalización era debida a un magma (masa desintegrada
1929 1945 1953 1964
que origina las rocas ígneas al enfriarse) rico en agua.
Como el caolín residual se forma in situ, es un producto directo de la degra¬
Preparaciones y capas para el papel . 52 59 53 50
dación de las rocas y, por tanto, raramente se encuentra un producto final de
Preparaciones para caucho . . . . 7 12 13 14
Refractarios 7 10 10 13 caolín puro, sino una mezcla de caolín, de feldespato parcialmente descom¬
Cerámica fina 18 9 9 5 puesto y de minerales rocosos inalterados. La pureza del caolín depende d e :
Otros 16 10 15 18
1) la pureza de la roca, original; 2) el grado de desintegración de la misma;
3) la cantidad de materias extrañas perdidas por disolución, y 4) la cantidad de
impurezas de otras procedencias.
formado por partículas de arcilla transportadas desde el punto de origen por En rarísimas ocasiones se encuentran depósitos de caolín residual con una
la acción de los torrentes y sedimentado en el fondo de aguas tranquilas, a elevada proporción de minerales arcillosos, porque suelen abundar los fragmen¬
menudo con ulterior alteración. tos de roca no descompuestos. Por lo tanto, no es raro tener que excavar 10 tm
Depósitos residuales. El caolín suele producirse por descomposición de de depósito para extraer 1 tm de arcilla pura, aunque en algunos casos se
pegmatitas o de esquistos micáceos. Esta acción consiste en la pérdida de sílice extraigan porcentajes superiores.
e hidratación, que pueden expresarse así:
Depósitos sedimentarios. Los caolines sedimentarios son materiales arci¬
K A l S i O + H Q -4 H A l S 1 0 + KOH hidrólisis
3 8 2 3 8
llosos que provienen del lavado de masas rocosas y que se depositan en estratos
H A l S i O -> HAlSiCX, + 2 S i 0 pérdida de sílice
3 s 2
por la acción del agua. La purificación tiene lugar tanto durante el transporte
2 H A l S i 0 + H 0 -> (OH) Al Si 0 hidratación
4 2 4 2 2 5
como en el depósito.
Sin embargo, no está c o m p r o b a d o que estas reacciones ocurran paso por paso Las partículas de la degradación de rocas, como el granito, los esquistos,
tal como se han escrito. Lo más probable es que ocurran simultáneamente. Se gneises, pizarras, calizas y arenisca producen fragmentos que contienen, en su
cree que dichas reacciones prosiguen no sólo por medios químicos sino también mayor parte, minerales como la moscovita, biotita, cuarzo, óxido de hierro,
por transferencia coloidal. rutilo y granate, así como algunos minerales arcillosos. Estos minerales se distri¬
En la descomposición intervienen los procesos físicos normales debidos al buyen de forma que la caolinita y la moscovita, más finos, se depositen en las
hielo, al agrietamiento térmico, a la abrasión y a las raíces de las plantas. Pero aguas tranquilas de lagos, pantanos y lagunas. Asimismo, la acción floculante del
el cambio principal de la roca tiene lugar por infiltración de aguas subterráneas, agua salada precipita las partículas más finas cuando llegan a aguas salobres.
que contienen C 0 , S 0 y ácidos vegetales. Sedimentadas las partículas, estos cienos y arcillas pueden experimentar
2 3

Algunos depósitos de caolín, por ejemplo los de Cornualles, son tan profun- procesos químicos como la hidrólisis, carbonatación, pérdida de sílice, e hidra-
tación para formar otros minerales arcillosos. En general, estos depósitos len¬
ticulares son notablemente uniformes en cuanto arcilla se trata, pero hay ligeras
TABLA 4.2 Producción de caolín en variaciones en la naturaleza de las partículas de caolinita, en la cantidad de
las pastas *
impurezas y en el tipo de iones adsorbidos.

Tipo de artículo Porcentaje


4.3 Depósitos de caolín en el mundo
Accesorios sanitarios vitreos . . . 28-33
Aisladores de alta tensión ........... 17-31 Los depósitos de caolín se extienden por las zonas t e m p l a d a s . En las zonas más
Porcelanas eléctricas 28-39 frías, la acción desintegradora de la intemperie es mucho más lenta y en los
Azulejos............................................ 0-47
Baldosas 20-32 trópicos es tan completa que lo más corriente es que el producto final sea bauxi-
Porcelana («china») de hotel . . . 18-33 ta. Algunos yacimientos son más puros que otros o más económicos de explo¬
Cerámica semivítreS 18-25 tación y así adquieren importancia comercial.

28 Cerámica fina Caolín 29


Los grandes depósitos sedimentarios de Georgia y de Carolina del Norte se
extienden en una franja de 800 km de largo y 80 de ancho justamente al sur
de la línea de falla como se ve en la figura 4.2. Estos depósitos de caolín, del
29,36
cretáceo se encuentran en lechos de arena y grava. Las capas de caolín son
de 3 a 9 m de espesor y de 4,5 a 36 m de recubrimiento. La extracción es a
cielo abierto y los caolines de papel y de cerámica fina suelen someterse a lavado
con agua. Las pocas compañías grandes que dominan la producción han sido
ayudadas por el Bureau of Mines en el desarrollo de los procesos de lavado
y por el Central of Georgia Railroad en la comercialización. Estos depósitos
son tal vez los mayores del m u n d o y actualmente suministran el 90 por ciento
de la producción interior. Se estima que contienen 100 millones de toneladas
por lo menos.
Los materiales de los depósitos residuales de la región de Spruce Pine, de
Carolina del Norte, son excelentes para la industria alfarera y comparables a los
mejores materiales ingleses. El coste de producción es más alto que para las
arcillas de Georgia porque en la extracción y el proceso se manipula mucho
más material para obtener una tonelada de caolín. Los depósitos no son muy
Fig. 4.1 Situación de los principales depósitos de grandes comparados con los de Cornualles, pero se prevén reservas para muchos
caolín de los EE.UU.
años. El contenido en T i 0 es bajo y hay algo de hallosita.
2

Los depósitos de Florida en Putnam County los explotan solamente una


2
Antes de la Primera Guerra M u n d i a l , casi toda la producción provenía de
Inglaterra, de los Estados Unidos, Checoslovaquia, Alemania, China y Japón. In-
glaterra y Checoslovaquia eran los principales exportadores. Este último país
exportaba mucho a Alemania, mientras que Inglaterra lo hacía a escala mundial.
I )cspués del carbón, el caolín es el mineral más importante de Inglaterra.
Estados Unidos. En el mapa de la figura 4.1 se sitúan los yacimientos de
1 , 7
caolín más importantes en este p a í s . Para la cerámica fina sólo se considera
29
el caolín producido en tres z o n a s : 1) el caolín sedimentario de Georgia y de
Carolina del Sur; 2) el caolín residual de la región Spruce Pine de Carolina del
11 13
N o r t e , y 3) el caolín de grano fino de Putnam County, F l o r i d a .
La producción de estas zonas se da en la tabla 4.3.

i'AIII.A 4.3 Producción estadounidense de caolín, en 1964*

Fig. 4.2 Área de los depósitos de caolín


* D e l «Minerals Yearbook». sedimentario al sur de los EE.UU.

28 Cerámica tina Caolín 31


o dos compañías. Estas arcillas se usan casi exclusivamente para cerámica blanca razones de la reputación de los caolines ingleses es el cuidado con que se realiza
debido a su gran plasticidad y a su resistencia en seco. Su coste es intermedio su proceso de extracción. Los geólogos han discutido mucho sobre los medios
entre el de las arcillas de Carolina del Norte y Georgia. No se dispone de cifras que se han empleado para caolinizar los granitos y aún hoy no existe un acuerdo
exactas de producción actualmente. general.
Sudamérica. Hay varios yacimientos de caolín en explotación en Sudamé- Las reservas de caolín en Cornualles son enormes, es fácil que alcancen los
14
rica, principalmente para uso en cerámica fina. Brasil tiene yacimientos al sur 100 millones de toneladas de arcilla lavada. Antes de la Primera Guerra Mun¬
d é ' M i n a s Gerais que abastecen gran parte de la d e m a n d a del país. Argentina dial esta industria inglesa constaba de 70 plantas que funcionaban independien¬
tiene depósitos de buena calidad en Chubut, a lo largo de este río. Hay depósitos temente. Después se unieron en un gran monopolio que se disolvió en 1924.
pequeños en otras provincias. En Paraguay, Bolivia y Chile los hay en explota¬ Hubo otros intentos de reunificación con éxito variable. Hoy en día el comercio
ción muy activa. Colombia cuenta con una p e q u e ñ a producción procedente de es regulado por un acuerdo, el China-Clay Agreement, de 1937-38. Este grupo
Antioquía y Chile tiene minas en Chimboraye y Bolívar. Perú produce caolín se ha esforzado en estimular la investigación de los métodos de trabajo y en
cerca de Lima, pero actualmente las cantidades son escasas. En Venezuela lograr una comercialización agresiva de cara al mercado mundial.
existen depósitos, pero no se han aprovechado en absoluto. El continente europeo. Hay muchos yacimientos de caolín en el conti-
8
Inglaterra. Tal vez los yacimientos más famosos de caolín son los de nente, pero relativamente pocos se explotan a fondo para la industria de la
Cornualles Si 9
al sur de Inglaterra. cerámica fina.
Estos depósitos son residuales y de una profundidad inusitada (más de En Francia, toda la Región central consiste en un macizo granítico en el que
100 m). Se presentan en cinco intrusiones graníticas, según el mapa de la figu¬ se encuentran varias zonas importantes de caolín residual. En la parte central
ra 4.3. Hay minas en explotación en Dartmoor, Bodin Moor y Hensbarrow, pero del macizo, hacia el norte, hay un importante depósito de caolín cerca de la
esta última produce más del 75 por ciento del caolín total. Las refulgentes pilas ciudad de Echassieres, muy similar al de Cornualles. Este depósito se ha explo¬
blancas de desechos de estas minas son muy familiares a los visitantes de esta tado durante muchos años y sigue siendo el principal suministro de caolín para
región. Como en la mayoría de los depósitos residuales se extrae de cinco a diez la gran industria de la porcelana en Limoges. Otro depósito de explotación aún
veces la cantidad de material recuperable como arcilla refinada. Una de las más antiguo es el cercano a St. Yrieix, que se empezó a excavar en 1786. Bien
lavado, este caolín se considera uno de los más puros y durante años suministró
a Sévres y Limoges, pero, debido a su irregularidad y a que se necesita mucha
mano de obra para extraer el material de mayor calidad, ya no se explota activa¬
mente. Depósitos menos importantes se localizan en Zubelette, Macaye y Lou-
hossoa, en los Pirineos, en la fosa de l'Allier (base de la alfarería de du Berry)
y en Niévre (Fleury-sur-Lovie). También hay depósitos sin explotar en Plemeur,
Riec y Plenet.
3 0 4 1
En A l e m a n i a - hay muchos yacimientos de caolín primario. En Baviera,
el de Hirschaun, es uno de los más importantes para la industria de la cerámica
fina alemana. En Tirschenreuth existe un depósito muy similar al de Cornualles.
Uno de los primeros depósitos activos en este estado está cerca de Passan, en el
Danubio, pero actualmente ya no es importante. Algunos de los más impor¬
tantes están en Sajonia, sobre todo en Schneeberg y en Seilitz. Estos depósitos
han abastecido a la industria alemana de cerámica fina durante muchos años.
Algunos de los yacimientos de caolín de la mejor calidad se hallan en Che¬
coslovaquia. El más famoso es el de Zettlitz, cerca de Carlsbad, que constituye
la principal fuente de suministro para la industria de porcelana en Alemania
debido a que la arcilla es pura y bastante plástica. Otro depósito importante
que abastece a la industria checoslovaca de la cerámica blanca es el de Pilsen, al
noroeste de Bohemia.
En el mapa de la figura 4.4 se sitúan los yacimientos de caolín más impor¬
Fig. 4.3 Intrusiones graníticas en Cornualles. tantes de Europa.

32 Cerámica fina Caolín 33


Otros yacimientos. En otras partes del mundo existen numerosos depósi¬
tos de caolín, pero no han adquirido importancia industrial.

4.4. Beneficio y tratamiento

Métodos de extracción. Prácticamente todo el caolín se extrae a cielo


abierto. Se hace la prospección de un depósito por sondeos a intervalos suficien¬
tes para hacerse una idea de las posibilidades de la zona. Luego se descubre la
montera y se deposita a buena distancia para que no interfiera las siguientes
operaciones. El despoje puede hacerse con scraper de dragalina, con palas
mecánicas o con excavadoras autocargadoras. El último método es el más em¬
pleado hoy en día si el recubrimiento o montera no está demasiado consolidado.
La profundidad de recubrimiento despojable económicamente depende del valor
de la arcilla descubierta y de la naturaleza de dicho recubrimiento. Algunas
minas despojan 36 m de recubrimiento, pero si la capa supera el triple del
espesor de arcilla raramente resulta rentable el trabajo.
La arcilla se extraía manualmente al principio, pero hoy casi siempre se
emplean palas mecánicas o excavadoras. La arcilla suele transportarse en camio¬
nes a la instalación de proceso. Los ferrocarriles de vía estrecha que antes se
utilizaban no se adaptan bien a la mayoría de los depósitos. Algunos yacimientos
de caolín, por ejemplo los de Cornualles, se trabajan hidráulicamente y se bom¬
bea la pasta líquida a la zona de proceso. El material de desecho se apila
mediante cintas transportadoras. Algunos caolines de Georgia se benefician con
esquistos que pasan a un fluidificador portátil desde el que la pasta líquida se
13
bombea a la planta. Los caolines de Florida se extraen en una draga de suc¬
ción y se bombean directamente a la planta.
Tratamiento del caolín. Excepto el caolín para refractarios, toda la pro¬
ducción se somete en mayor o menor grado a un proceso de eliminación de mica
y de arena fina. Los depósitos residuales que sólo contienen del 10 al 20 por
ciento de arcilla requieren un tratamiento muy a fondo.
Fig. 4.4 Depósitos importantes de caolín en Europa. El caolín suele tratarse por lavado con agua. La materia prima se dispersa
(frecuentemente en polifosfato sódico o silicato sódico) y las partículas de arcilla
más finas son arrastradas por la corriente mientras que las más gruesas sedi¬
El Oriente. La industria de la porcelana dura en China se basa en una mentan. Los antiguos canales de sedimentación han rido reemplazados en
19
materia prima compuesta de feldespato parcialmente desintegrado que propor¬ algunos casos por clasificadores de cubeta, de paletas, h i d r o c i d o n e s , y centrífu¬
ciona simultáneamente la arcilla y el fundente. Algunos opinan que la decaden¬ gas continuas de gran velocidad. Eliminada la arena, la arcilla se recupera por
cia de esta industria se debe a la variabilidad de este material. Sin embargo, se filtrado a presión o centrifugado y secado.
puede extraer un caolín excelente de varios depósitos en el centro y en el norte En los diagramas de proceso de las figuras 4.5 y 4.6 se describen los diversos
de China, especialmente en las provincias de Hopeh, Kiangsi y Fukien. métodos, cualquiera de los cuales puede dar buena arcilla si se aplica correcta¬
La gran industria de la porcelana en Japón obtenía gran parte del caolín de mente. No obstante, el uso de centrífugas continuas o hidrocidones permite 23

Corea y China antes de la última guerra mundial. Hoy, sin embargo, se han el fraccionamiento del caolín por tamaños, lo que resulta importante para la
abierto muchos recursos domésticos. Se han aprovechado depósitos de caolín futura fabricación de cerámica.
en Hokkaido, Y a m a g a t o , F u k u s h i m a , Tochigi, Okayama, Kagoshima, Nagasaki Un tonelaje considerable de caolín elutriado se vende a las alfarerías para
e Hiroshima. pastas amasadas en seco. El elutriado del caolín consiste en pasar los terrones

34 Cerámica fina Caolín 35


4.5. Composición química

Un cristal puro de caolinita tiene la siguiente composición: ( O H ) A l S i 0 o


4 2 2 5

A l 0 - 2 S i 0 - 2 H 0 . Esto nos daría una composición teórica de 39,8 por ciento


2 3 2 2

de A 1 0 , 46,3 por ciento de SiO y 13,9 por ciento de H 0 . En realidad, la com¬


2 3 2 2

posición de los caolines puede diferir de ésta por dos razones: 1) las sustitucio¬
nes en la red de caolinita y 2) los minerales accesorios. La última es, con
mucho, la que provoca las diferencias más importantes.
Análisis químico. En la tabla 4.4 se enumeran los componentes químicos
de algunos caolines comerciales bien conocidos. No obstante, existen pocos
análisis que alcancen a los constituyentes secundarios. En el gráfico de la figu¬
ra 4.7 vemos las variaciones en la composición de los diversos grupos de
caolines. En comparación con las arcillas grasas, los caolines son de composición
bastante uniforme. Obsérvense las particularidades siguientes:

Fig. 4.5 Diagrama de proceso del caolín de Georgia. 1. La sílice y la alúmina vienen a tener el mismo intervalo de porcentajes
en todos los grupos.
2. El óxido de hierro es algo más escaso en los caolines de Georgia.
de caolín por un molino de rodillos de gran velocidad que pulveriza, seca y se¬ 3. El bióxido de titanio es escaso en los caolines de Carolina del Norte y en
para parte de la arenilla por la acción del aire. Esta arcilla resulta algo más los ingleses y máximo en los de Georgia.
económica que la lavada con agua, pero no es de uso universal. En el capítulo 4. Los caolines de Georgia son los que contienen menos óxido calcico.
siguiente veremos más detalles de este proceso. 5. El potasio abunda en los caolines ingleses y en los de Carolina del Norte.

Minerales secundarios. Los depósitos de caolín intactos contienen mu¬


chos minerales accesorios, algunos conservados, como la roca original y otros
que son producto de disgregación. Estos minerales suelen presentarse en frag¬
mentos de gran tamaño en comparación con el de los minerales que forman la
arcilla, lo que facilita su eliminación por lavado. Entre ellos se encuentran el
cuarzo, el feldespato inalterado, la turmalina, etc. Pero, si los minerales secun¬
darios aparecen en fragmentos pequeños, ya no es tan fácil separarlos y se
quedan en la arcilla lavada. Estos minerales varían según los depósitos y llegan
a porcentajes del 2 al 10 por ciento en la arcilla lavada. Los minerales secunda¬
rios típicos de un caolín sedimentario de Georgia han sido clasificados por
10
Main.
S. C. Lyons cita los siguientes minerales secundarios, por orden de abundan¬
cia, en un caolín de Georgia Central (Tuscaloosa): leucoxeno, ilmenita, rutilo-
38
brookita, moscovita, cuarzo, óxidos de hierro y circonio. Konta y Borovec
registraron en el caolín de Zettlitz minerales como anatasa, rutilo, pisita, turma¬
lina, circonio, hematita, magnetita, fluorita y moscovita.
La naturaleza de los minerales accesorios se determina por centrifugación
en líquidos densos y clasificación en grupos, después de lo cual, cada uno de los
minerales se identifica por ensayos petrográficos. Un ingenioso método para
identificar el cuarzo consiste en el ensayo térmico diferencial de una muestra
Fig. 4.6 Diagrama de proceso del caolín inglés.

36 Cerámica fina Caolín 37


previamente calentada. Los minerales de arcilla tienen efectos caloríficos irre¬
versibles, mientras que la cresta endotérmica del cuarzo es reversible y propor¬
ciona así una medida cuantitativa.
Trosas de elementos. Un minucioso análisis espectográfico ha revelado
la presencia de varias trazas de elementos en el caolín, pero éstos no suelen
influir en las propiedades útiles del material.

38 Cerámica lina Caolín 39


4.6 Minerales del caolín
3,1
Nuestro conocimiento de los minerales que se hallan en el caolín se ha am¬
pliado rápidamente en los últimos 30 años debido en gran parte a. los instru¬
31
mentos de análisis que han ido apareciendo. La difracción de rayos X , el
análisis térmico diferencial, el microscopio electrónico y el espectofotómetro de
2 0 , 2 2 , 32
infrarrojos han servido para darnos una clara imagen de estos diminutos
cristales.
No disponemos de espacio para detallar los descubrimientos realizados en
este campo, pero daremos una breve descripción de los minerales de arcilla en
los apartados siguientes.
Estructuras de silicato. Los silicatos están formados por el tetraedro
silicio-oxígeno como unidad. Se forman
varias estructuras según como se unen los Fig. 4.9 La lámina octaédrica.
tetraedros, cada uno de los cuales com¬
parte tres oxígenos y nos interesa ahora
particularmente porque es la forma que
se encuentra en los minerales de arcilla.
La relación Si/O es de 2 : 5 . La lámina
tiene el aspecto de un panal con orificios Entre los minerales con dos láminas se cuentan los de caolín y los de tres se
bastante grandes en el centro de cada dan entre las micas y los montmorillonitas.
celda. La célula unitaria o elemental de los minerales de arcilla puede tener dos
La lámina tetraédrica de iones es la o más capas superpuestas. Cuando una capa queda exactamente sobre la infe¬
estructura de bisilicato antes descrita. El rior, resulta una estructura ortorrómbica. Sin embargo, por lo general, las capas
dibujo de la figura 4.8 nos da una buena están desplazadas en una dirección (monoclínico) o en dos (triclínico). Algunos
idea del modelo. Como en todos los sili¬ minerales como la montmorillonita parecen tener una disposición completamente
catos, la estructura la determinan los gran¬ al azar de una capa sobre la contigua.
O Oxígeno
• Silicio
4
des O— y el pequeño Si + intercalados. Minerales de caolín. Estos minerales son de primordial interés para los
La lámina tetraédrica Todos los tetraedros presentan su vértice ceramistas porque forman parte de las arcillas de alta calidad. La estructura
Fig. 4.8
orientado hacia arriba. básica tiene por fórmula: ( O H ) A l ( S i 0 ) .
4 2 2 5

La lámina octaédrica aparece en la Como los nombres de los minerales de arcilla se han confundido en las pu¬
figura 4.9. Consiste en un par de láminas blicaciones, conviene ceñirse a la nomenclatura del Clay Minerals Group Sub-
-
de O H empaquetadas en octaedro y estrechamente superpuestas, con cationes Comittee (Subcomisión del Grupo de Minerales de Arcilla).
+3 + + ++
entre ellas. Los cationes pueden ser A 1 , Fe o Mg . En las arcillas de alta La caolinita es el mineral de arcilla más corriente. Pauling sugirió que su
3+
calidad sólo se encuentra A l . Los espacios disponibles para los cationes pue¬ estructura es una capa formada por una lámina tetraédrica y otra octaédrica. El
den rellenarse por completo (seis en la simple lámina de la célula unitaria) o en primer análisis detallado lo intentó Gruner, quien estudió la superposición de
dos tercios (cuatro en la simple lámina de la célula unitaria). Los minerales del capas y decidió que la caolinita era de estructura monoclínica con dos capas en
25
primer tipo se llaman trioctaédricos y los del segundo dioctaédricos. La lámina la célula unitaria. Luego Brindley y Robinson, con medidas más precisas, de¬
tetraédrica encaja en la octaédrica para formar las capas típicas de los minerales mostraron que la estructura es realmente triclínica, con una capa en la célula,
-
de arcilla. Esto ocurre al sustituir cuatro de los seis O H , en la zona de la como se aprecia en la figura 4.10. Los parámetros de la célula unitaria son: *
--
célula unitaria por el cuarto vértice superior O de la capa tetraédrica. Tam¬
bién son posibles las estructuras de dos láminas, una tetraédrica y otra octaédrica * a , b y c son las dimensiones- de la célula unitaria a lo largo de los ejes x, y y z, respectiva-
o 0 0

mente; , es el ángulo del eje c con el z; p, el ángulo con el eje x, y y, el ángulo entre los
a
entrelazadas y los de tres láminas con una octaédrica entre dos tetraédricos.
ejes a y b.

40 Cerámica fina Caolín 41


a = 5,14 A
0 a = 91,8°
b = 8,93 A
0 B= 104,5º-105"
c0 = 7,37 A y = 90º
Fig. 4.11 Célula unitaria de la dickila.
Dickila. Es mucho menos frecuente que la caolinita, pero se encuentra
a veces en depósitos residuales. Gruner determinó su estructura como mono-
clínica, como se ve en la figura 4 . 1 1 . La célula unitaria presenta las siguientes
18 Hallosita. Este mineral es de considerable interés para el fabricante de
características:
cerámica fina porque es capaz de dar pastas muy blancas. El microscopio elec¬
a trónico ha revelado que este mineral no se presenta en forma de placas como
0 = 5,14 A a = 90°
b = 8,94 A B = 96°50º los tres anteriores, sino que está compuesto por diminutos tubos enrollados.
0

c0 = 14,42 A y = 90º La estructura tiene por fórmula: ( O H ) A l ( S i 0 ) 2 H 0 . A 50° C, el agua


4 2 2 5 2

(2H20) empieza a desprenderse y se forma metahallosita. La estructura de la


Hay dos capas en la célula, pero no se conoce aún con certeza el plan exacto hallosita no se conoce exactamente, pero puede tratarse de una capa de mo¬
léculas de agua entre capas de caolín apiladas al azar. Al calentar este mineral,
de empaquetamiento.
se forma metahallosita por eliminación gradual del agua y queda una estructura
Nacrita. Este mineral raro tiene una célula de seis capas con simetría casi
muy similar a la de caolinita. La altura de capa (dirección c) es 10,1 A en la
ortorrómbica. La célula unitaria tiene las siguientes p r o p i e d a d e s :
hallosita, pero sólo de 7,2 A en la metahallosita.
Más recientemente se dispone de experimentos que confirman que la hallo-
a = 5,14 A
0
a = 90°
sita se encuentra ocasionalmente en plaquitas o que la caolinita puede formar
b = 8,94 A B = 90,3° 2 7 3 4
0
tubos. '
co = 4 3 , 0 A y = 90°

Caolín 43
42 ConUnlca lina
Anauxita. Los modelos de difracción por rayos X de la anauxita son muy
parecidos a los de la caolinita, pero, químicamente, aquélla presenta una rela¬
ción sílice-alúmina de más de 2:1 que da la caolinita. Hendricks ha indicado
que las láminas de sílice neutra se disponen al azar entre las capas de caolinita
4 3
y Gruner opina que el Si sustituye al Al .
Minerales de arcilla refractaria. Brindley y Robinson llaman la atención
sobre el mineral tipo caolinita encontrado en muchas arcillas refractarias. Dichos
investigadores descubrieron en este mineral capas desordenadas en la dirección
21,24
del eje c. Así cabría considerarlo como miembro i n t e r m e d i o , entre la per¬
fectamente ordenada caolinita y la metahallosita completamente desordenada.
En la figura 4.12 vemos la fotografía a través de un microscopio electrónico
de unos cristales típicos de caolinita hexagonal, y en la figura 4.13, los tubos Fig. 4.13 Micrografía electrónica del tubo de
de hallosita. hallosita; 20 000 X.

4.7 Propiedades físicas

Debemos hacer hincapié, al empezar este apartado, en que al ceramista no le


interesan realmente las propiedades intrínsecas de los caolines, sino las que éstos
confieren a las pastas que emplea. No obstante, conviene tener idea de las pro¬
piedades de las arcillas para predecir las características de las pastas que las
contienen.
Tamaño de partícula. Propiedad importante dada su estrecha relación
con la plasticidad y la contracción al secar. Las curvas típicas del tamaño de
partícula se dan en la figura 4.14. Las arcillas sometidas a fraccionamiento se
preparan con cualquier distribución de partículas que se desee. Asimismo, es una
37
medida importante el área total de la superficie de la fracción de arcilla.
Forma de la partícula. Las partículas de caolinita suelen ser placas hexa¬
gonales cuyo diámetro varía de 0,05 a 10 mieras, con un promedio del orden
de 0,5 mieras. Hasta hace poco no se conocía bien el espesor de las placas.
Actualmente la técnica de sombreado y el microscopio electrónico permiten
medir mejor esta dimensión. Aunque la relación media diámetro/espesor puede
considerarse igual a 12, hay mucha dispersión de valores. Ello se debe, en parte,
a la tendencia de dos placas, al secarlas en una pasta líquida, a juntarse por sus
caras con la misma orientación cristalográfica. Sólo ocasionalmente podemos
estar seguros de efectuar la medición de un solo cristal. En estos pocos casos la
relación diámetro/espesor se aproxima más bien a 25.
En casi todos los caolines, las partículas más grandes tienden a ser placas
33
apiladas, procedentes de la desintegración de cristales vermiformes, de caoli¬
nita con un espesor casi del mismo orden que su diámetro. Como veremos
luego, estas partículas confieren propiedades especiales al sistema arcilla-agua.
Capacidad de intercambio de base. La capacidad de intercambio de base
30
Fig 4.12 Micrografía electrónica de los caolines es escasa porque es poca la sustitución de redes posible. Algu¬
de la caolinita; 16 000 X.
nos autores opinan que los cristales puros de caolinita no deben tener capacidad

44 Cerámica fina Caolín 45


TABLA 4.5 Capacidad de intercambio de base
de los caolines

Capacidad de intercambio de
Procedencia base, miliequivalentes por 100
de arcilla secada a 105" C

Bath, Carolina del Sur. 5,1


Devonshire, Inglaterra 9,0
Cornwall, Inglaterra . 3,3
Cornwall, Inglaterra . 1,6
Bavaria, Alemania . 2,8
Écharsiéres, Francia . 1,5

Los valores de la capacidad de intercambio de base para algunos caolines


figuran en la tabla 4.5.
Secado. La contracción por secado de un caolín puro tiene poco interés
porque raras veces se fabrica sin mezclar. No obstante, en general, los materiales
de grano más fino se contraen más que los de grano más grueso, como cabía
esperar. En la tabla 4.6 se dan unos cuantos valores de contracción al secar.
Resistencia en verde. La resistencia en verde del caolín es muy impor¬
tante cuando este material se emplea en pastas con poca arcilla grasa o sin ella.
3 4
En la tabla 4.7 se dan algunos valores. '
Cochura. Los caolines puros se contraen mucho con la cochura y por lo
3
tanto nunca deben utilizarse solos en alfarería. La contracción lineal - * a
1 300° C varía del 6 al 17 por ciento, y en la vitrificación llega hasta el 20 por
Diámetro esférico equivalente, mieras
ciento.

A - Georgia (n.° Carb)


B - Florida E.P.K. 4.8 Estadísticas de producción
c - Carolina de Sur
D - Carolina del Norte
E - Caolín inglés [VC-1) Producción. El caolín es uno de los minerales más extendidos y abundan¬
F - Caolín ingles (M.W.M.) tes. En casi toda la zona templada hay yacimientos. Pero no todos ellos son
G - Fraccionado fino, Georgia
H - Fraccionado grueso, Georgia
I - Fraccionado Fino, Carlsbad TABLA 4.6 Contracción de secado de los caolines

Fig. 4.14 Distribución de tamaños de partículas


Contracción de secado,
de algunos caolines. Tipo de caolín lineal, %

de intercambio en base y que, si encontramos valores positivos, es sólo porque


se trata de cristales imperfectos o porque hay adsorción de finísimos cristales de
tres capas a las caras.
5
Johnson y L a w r e n c e demostraron que la capacidad de intercambio de base
crecía proporcionalmente al área de la superficie de la fracción en ensayo. Pero
cabe objetar que las fracciones más finas pueden muy bien contener más mine¬
rales de tres capas que las fracciones gruesas. Su cantidad no tiene por qué ser
grande para justificar el efecto observado, de ahí la posibilidad de que no se
delecten. Caolín 47
46 Cerámica fina
TABLA 4.7 Resistencia en verde de los caolines

REFERENCIAS
Módulo de rotura con
Tipo de caolín 50 % de pedernal, 1. Ries, H., W. S. Bailey, y otros: High-grade Clays of the Eastern United States,
lb/pulg." US. Geol. Surv. Bull. 708 (1922).
2. Anón.: China-clay (Kaolin), Mineral Industry of the Brítirh and Foreign Countries
GeorgiaPioneer. 327 1931.
Georgia n.º Carb 21 3. Klinefelter, T. A., W. W. Meyer y E. J. Vachuska: Properties of English China
Florida E.P.K 400 Clays, J. Am. Ceram. Soc, 16:269 (1933).
North Carolina Kamek.......................................275 4. Klinefelter, T. A. y W. W. Meyer: Properties of Some. American Kaolins and
Inglés, VC-I.......................................................100 Comparisons with English China Clays, J. Am. Ceram. Soc, 18:163 (1935).
Inglés MWM 54
Inglés n.º 17......................................................70 5. . Johnson, A. L. y W. G. Lawrence: Fundamental Study of Clay: IV, Surface Área
Czechoslovakia Zettlitz 300 and Its Effect on Exchange Capacity of Kaolinite, J. Am. Ceram. Soc, 25:344 (1942).
6. Mitcheil, L. y E. C. Henry: Nature of Georgia Kaolin: I, Evidence of Chemical and
Colloidal Analysis, J. Am. Ceram. Soc, 26:105 (1943); II, Evidence of Mineralogical
Analysis, J. Am. Ceram. Soc, 26:113 (1943).
aptos para la extracción económica de mineral de alto contenido en caolín. Los 7. Ries, H.: Report of Committee on Geological Surveys, Bull. Am. Ceram Soc 24:
principales productores son: Estados Unidos, Inglaterra, Checoslovaquia y 234 (1945).
8. Holmes, R. J.: Reference Clay Localities: Europe, Am. Pelrol. Inst Pro] 49 Prelim
Japón. No se dispone de estadísticas recientes de la U R S S y de países satélites, Rept. 4 (1950).
pero indudablemente su producción es importante. Cantidades considerables se 9. Clark, N. O.: China Clay Resource in Cornwall, Trans. Brit Ceram Soc 49:409
producen en Francia, India, Italia, Australia, España, Bélgica y Portugal. Se (1950).
pueden hallar datos completos a escala mundial en «Statistical Summary of the 10. Main, M. S.: Occurrence and Microscopic Examination of Reference Clay Mineral
Mineral Industrie» del Colonial Geological Surveys. Specimens, Am. Pelrol. Inst. Pro). 49, Prelim. Rept. 5 (1950).
11. Enloe, S. W., Jr.: North Carolina China Clay, Am. Ceram. Soc. Bull., 29:224 (1950).
Producción en Estados Unidos. En la tabla 4.3 se daba la producción 12. Gaskin, A. J. y H. R. Samson: Ceramic and Refractory Clays of South Australia,
total de los Estados Unidos. Si bien la producción total de caolín ha experimen- Australia (South) Dept. Mines Bull. 88 (1951).
tado un firme aumento, la cantidad utilizada en la cerámica fina ha experi¬ 13. Lañe, G. L.: Mining and Refining of Florida Plástic Kaolin, Am Ceram. Soc. Bull
mentado pocos cambios en varios años. 35:157 (1956).
14. Anón.: Prívate Communication, Bureau of Foreign Commerce, U.S. Dept. of Com-
Precios del caolín. El precio a pie de mina por tonelada métrica de caolín merce, Washington, D.C., 1956.
es del orden de 24 dólares. Los derechos sobre el caolín importado son de 15. Worrall, W.: Absorption of Basic Dyestuff by Clays, Trans Brit. Ceram Soc, 56:
1,72 dólares por tonelada métrica. Las importaciones de caolín inglés en los 210 (1957).
Estados Unidos han disminuido constantemente desde la Primera Guerra Mun¬ 16. Norton, F. H.: «Elements of Ceramics», Addison-Wesley, Reading, Mass., 1957.
dial y en la actualidad se emplean poco en la cerámica fina. 17. Clark, N. O.: Standardized China Clay for the Pottery Industry, Trans Brit. Ceram
Soc, 56:389 (1957).
18. Newnham, R. E.: A Refinement of the Dickite Structure and Some Remarks on
4.9 Polymorphism in Kaolin Minerals, Miner. Mag., 32:683 (1961).
Resumen
19. Fontein, F. J., J. G. Van Kooy y H. A. Leniger: The Influence of Some Variables
Parecería razonable la suposición de que el fabricante de cerámica fina prefiere upon Hydrocyclone Performance, Brit. Chem. Eng., 7:410 (1962).
20. Keeling, P. S.: Infrared Absorption Characteristics of Clay Minerals, Trans. Brit.
adquirir su arcilla según especificaciones bien determinadas más que por mar- Ceram. Soc, 62:549 (1963).
cas. Quizá la futura tendencia sea hacia el suministro de arcillas a medida de los 21. Hinckley, D. N.: Variability in «Crystallinity» Valúes among the Kaolin Deposits
requerimientos, con un estricto control del contenido en mineral, del tamaño of the Coastal Plain of Georgia and South Carolina, Proc llth Nat. Conf Clays
y forma de las partículas, de los iones adsorbidos y de materia orgánica. Uno de and Clay Minerals. 299, 1963.
21 Serratosa, J. M., A. Hidalgo y J. M. Vinas: Infrared Study of the OH Groups in
nuestros más progresivos productores de arcilla ya suministra el caolín con bas¬
Kaolin Minerals, in I. T. Rosenqvist and P. Graff-Petersen (eds.), «International
tante control del tamaño y de la forma de las partículas. Los productores de Clay Conference 1963», Pergamon, New York, 1963.
caolín británicos han venido ofreciendo arcillas preparadas para usos específicos, 23. Klyachin, V. V. y Yu. I. Nikitin: Centrifugal Classification of Kaoli ns in a Hydro-
cuyas características, como el tamaño de partículas, iones adsorbidos y otras cyclone, Glass Ceram. (USSR) (English Trans.), 20(1 1):600 (1963).
propiedades, se ajustan para dar los mejores resultados en una pasta determi- 24. Seth, S.: Progress and Problems of China-clay Industry in India, Indian Ceram,
15 2U
10:43 (1963).
nada. ' 25. Steadman, R.: The Structures of Trioctahedral Kaolin-type Silicates, Acta Cryst
17:924 (1964).

48 Cerámica tina
Caolín 4 9
26. Clark. N. O.: Control o( China Clays, I. Brit. Ceram. Soc., 1(2):262 (1964).
27. Hope, E. W. y J. A. Kittrick: Surface Tensión and the Morphology of Halloysite,
Am Mineratogist, 49:859 (1964).
28. Clarke, O. M.: Clay Deposits of the Tuscaloosa Group in Alabama, Proc. 12th Nat.
Conf. Clays and Clay Minerals, 19:495 (1964).
29. Bates, T. F.: Geology and Mineralogy of the Sedimentary Kaolins of the South- 5
eastern United States: A Review, Proc. 12th Nat. Conf. Clays and Clay Minerals,
19:177 (1964).
30. Kóster, H. M.: M ¡neralogical and Technological Investigations on Industrial
Arcillas grasas y otras arcillas para alfarería
Kaolins—111, Ber. Deut. Keram. Ges., 41:277 (1964).
31. Keeling, P. S.: The Nature oí Clay, J. Brit. Ceram. Soc, 2:236 (1965).
32. Keeling. P. S.: Investigation of Hydroxyl Groups in Kaolinitic Clays by Infrared
Spectrophotometer, Trans. Brit. Ceram. Soc, 64:137 (1965).
33. Grim, R. E.: The Clay Mineral Concept, Am. Ceram. Soc Bull., 44:687 (1965).
34. Weiss. A. y J. Russow: The Rolling Up of Kaolinite Crystals to Halloysite Tubes
and the Difference between Halloysite and Tubular Kaolinite, in I. T. Rosenqvist
and P. Graff-Peterson .(eds), «International Clay Conference 1963», Pergamon, New
York, 1965..
35. Murray. H. H.: Mining and Beneficiation ol Kaolin, All'red University Pub., 1965.
36. Hinckley, D. N.: Mineralógica! and Chemical Variations in Kaolin Deposits of the
Coastal Plain of Georgia and South Carolina. Am. Mineratogist. 50:1865 (1965).
37. Boardman. G. y W. E. Worrall: Adsorption Mechanisms of Certain Dyes on Clays,
Trans. Brit. Ceram. Soc, 65:343 (1966).
38. Konta, J. y Z. Borovec: Heavy Minerals in a Raw Zettlitz Kaolin, Keram. Z., 18:
627 (1966).
39. Storr. M.: The Mineralogy of Washed industrial Kaolins of the Germán Demo-
cratic Republic, Sprechsaal, 99:1035 (1966).
40. Storr, M. y G. Schwerdtner: Mineralogical and Technological Investigations of
Kaolin from Kemmíttz in Saxony, Ber. Deut. Keram. Ges., 43:539 (1966).
41. Baburek, J. y M. Storr: Mineralogical and Technological Examination oí Kaolín
From Ledice, Keram. Z., 1 8:560 (1966).
42. Alietti, A.: Identification of Disordered Kaolinites, Clay Minerals Bull., 6:229 (1966). 5.1 Introducción

Si bien el caolín es el principal constituyente en la industria de la cerámica fina,


a menudo se necesitan otras arcillas de cochura blanca de mayor plasticidad y
resistencia en verde. Las arcillas grasas son de la mayor importancia y se estu¬
diarán p r i m e r o . Otras arcillas utilizadas en la cerámica fina son las de gres, las
de barbotina, la hallosita y la bentonita.

5.2 Arcillas grasas

¿Qué es una arcilla grasa? La cuestión es muy difícil de responder de


forma cuantitativa porque las llamadas arcillas grasas varían mucho tanto en
composición como en propiedades al confundirse, por un lado, con las arcillas
refractarias y, por otro, con los caolines. Una definición general de una arcilla
grasa vendría a ser la siguiente: arcilla sedimentaria de grano fino que suele
contener algo de materia orgánica y tiene buena plasticidad, gran resistencia
en verde y adquiere un color blanco o crema después de la cochura.
Arcillas grasas en la industria cerámica. Las arcillas grasas se emplean
en los Estados Unidos para casi todo tipo de cerámica fina, y en Inglaterra, en

Cerámica tina Arcillas grasas y otras arcillas para alfarería 51


TABLA 5.1 Arcilla grasa utilizada en paslas y el sulfuro de hierro. Cosa extraña, el feldespato raramente se encuentra en las
de cerámica fina arcillas grasas.
La materia orgánica es bastante característica de las arcillas grasas. Su com¬
Porcentaje de posición es muy parecida a la del lignito. Existe gran confusión en cuanto a la
Tipo de pasta arcilla grasa, %
influencia de la materia orgánica en las propiedades generales, pero la opinión
de que realmente se da dicha influencia está muy extendida. Las arcillas grasas
Porcelana eléctrica:
Proceso en seco 10-20 son plásticas, se contraen mucho al secar y presentan gran resistencia en verde.
Extrusionado .......25-30 Muchas de ellas son de largo intervalo de vitrificación, con lo que mejoran las
Colada .......20-35 propiedades de cochura de las pastas a las que se adicionan.
Loza sanitaria 15-35
Porcelanadehotel 6-9 Procedencia de las arcillas grasas. Estas arcillas se encuentran en zonas
Cerámica semivítrea 15-35 más bien limitadas. Gran parte de la producción mundial procede de cinco dis¬
Porcelana de frita 0
Baldosas: tritos: Kentucky occidental, Tennessee occidental (Estados Unidos), South De-
De suelo, vitrificadas................................................0-60 von, North Devon y Dorset (Inglaterra).
Azulejos 0-35
Gres 0-25
5.3 Yacimientos de arcilla grasa

En los Estados Unidos. Los yacimientos de importancia comercial son


sus productos de cerámica fina excepto en la porcelana blanda o de huesos. En lechos del Eoceno inferior (terciario) de origen secundario que se extienden por
el continente europeo, el uso de estas arcillas es mucho más limitado y se usan el oeste de Kentucky y en la G r e n a d a Formation de Tennessee. Las arcillas
muy poco o nada en las porcelanas d u r a s . En la tabla 5.1 se relacionan las grasas se hallan todas en la formación Holly Springs y se presentan en yacimien¬
proporciones de arcillas grasas en nuestras pastas de cerámica fina. tos rodeados de arena, algunas veces junto a capas de lignito. Como la arcilla
Motivos del empleo de arcillas grasas. Los alfareros dan razones muy varía con la profundidad, la extracción debe hacerse cuidadosamente por capas
claras para la inclusión de arcillas grasas en las pastas c e r á m i c a s : 1) la pasta se bastante delgadas. Las propiedades varían considerablemente según los depósitos
trabaja mejor en estado plástico, sobre todo en el torneado con molde; 2) aumen- y las capas, por lo que la mejor arcilla grasa proviene de zonas bastante limi¬
ta la resistencia en verde y disminuyen las pérdidas en la manipulación; 3) mayor tadas.
fluidez de las barbotinas de colada incluso por adición de una pequeña dosis de El mapa de la figura 5.1 muestra la si dación de los depósitos de arcilla
arcilla grasa; 4) capacidad fundente de algunas de estas arcillas para una cochura grasa más conocidos. Sin embargo, se están realizando prospecciones en muchas
más precisa. Pero si tratamos de justificar científicamente el comportamiento de direcciones, por lo que es indudable que se descubrirán nuevos depósitos en esta
las arcillas grasas, la cuestión se presenta realmente confusa. Sobre este tipo de amplia zona.
arcillas se ha de investigar mucho más. Se mencionan otras localidades en los Estados Unidos con yacimientos de
Inconvenientes de las arcillas grasas. Por lo general, con estas arcillas, 8
arcilla grasa, pero pocas de éstas han suministrado regularmente a la industria
debido a que contienen óxido de hierro y titanio, pierden blancura las pastas de la cerámica fina. En el Mississippi se encuentran arcillas grasas muy resisten¬
cocidas. Además, aún las pequeñas cantidades hacen que disminuya la trans¬ tes. Las arcillas de grano fino de Woodbridge, en New Jersey, se han empleado
lucidez, en muchos casos tanto que, en gran parte de la cerámica de gran como arcillas grasas, pero su color es deficiente. Se han detectado depósitos en
translucidez, se eliminan por completo. Las arcillas grasas son de composición otros estados como Alabama, Arkansas, Kansas, Texas, Missouri, Maryland
más variable que el caolín y se nace difícil en ellas el control exacto de la pasta y Delaware, pero no se han explotado extensamente.
líquida. En Inglaterra. Los depósitos famosos se concentran en el suroeste de
Naturaleza de las arcillas grasas. Estas arcillas consisten principalmente Inglaterra en tres zonas distintas. Una es ¡a de North Devon, cerca de Torring-
en el mineral caolinita, pero con un tamaño de cristal menor que en las otras ton, otra la de South Devon, cerca de Newton Abbott, y otra la de Dorset, cerca
arcillas. Asimismo, la caolinita más fina no está perfectamente cristalizada en la de Wareham (fig. 5.2). Todas estas arcillas son de origen sedimentario, derivadas
19
mayoría de las arcillas grasas. Algunas de estas arcillas americanas parece que del macizo granítico de D a r t m o o r . Las de North Devon y South Devon son,
contienen, además, pequeñas cantidades de otros minerales de arcilla como la probablemente, de origen lacustre, del Mioceno. Mientras que las de Dorset son
montmorillonita y la illita. probablemente del estuario, del Eoceno algo más antiguo. Como todas las arci¬
Entre los minerales secundarios se incluyen el cuarzo, la mica, la anatasa llas grasas, varían según los lugares. Algunas contienen bastante sílice y son

52 Cerámica lina Arcillas grasas y otras arcillas para alfarería 53


Fig. 5.2 Situación de los depósitos ingleses de arcilla grasa.

mecánicas, bulldozers y scrapers de los tipos más m o d e r n o s . Es corriente que


se puedan despojar económicamente de 12 a 18 m de recubrimiento.
Los depósitos se exploran por completo con perforaciones y las operaciones
de beneficio se planifican con un plazo de varios años. Esto significa un cambio
Fig. 5.1 Principales depósitos estadounidenses de 10

arcilla grasa. total con respecto a la forma de actuar al azar, de hace pocas generaciones.
La fotografía de la figura 5.3 ilustra mejor que cualquier descripción el funcio¬
namiento de una explotación moderna de arcilla grasa.
ligeras, otras son negras porque contienen gran proporción de materia orgánica. Las arcillas grasas inglesas se trabajan subterráneamente cavando un pozo
O í r o s yacimientos. Desde luego, existen otros yacimientos de arcillas y derivando túneles hacia el exterior en varias direcciones. La explotación ha
grasas de buena calidad además de los estadounidenses e ingleses. Pero como la permanecido en un estado muy primitivo hasta hace 20 años, como demuestra el
9
industria de la porcelana del continente europeo y la oriental no emplea las informe de Jones. Es urgente la necesidad de modernizar los métodos de
millas grasas, no ha tenido un gran incentivo para explotarlos. Las famosas beneficio.
.¡i.-illas alemanas, como la Gross Allermarode y Klingingberg, pueden consi¬ Tratamiento. Hasta hace poco, las arcillas grasas se suministraban en
derarse arcillas silíceas. Recientemente se han trabajado excelentes arcillas terrones poco secos. 20
El material recibido en una alfarería durante un año
grasas en México. contenía del 12 al 28 por ciento de agua. Convendría no tener que pagar el
transporte del agua, pero el coste del secado de los terrones es considerable. Por
otra parte, muchos alfareros opinan que, una vez seca, la arcilla pierde parte de
5.4 Beneficio y tratamiento de las arcillas grasas
su plasticidad definitivamente, aunque no parece haya evidencia científica en
Beneficio. Las arcillas grasas se trabajan en los Estados Unidos a cielo esta cuestión.
abierto, después de despojar el recubrimiento. 16
Se solía creer que la única El empleo del método de preparación de las pastas en seco sobre todo en la
manera de obtener un producto satisfactorio era por excavación y selección industria de las baldosas, ha animado la producción de arcillas elutriadas, o
manuales. Pero hoy en día los suministradores más avanzados utilizan palas fluidificadas, en la mina. Esta operación consiste en pasar la arcilla en terrones

VI Crr.ímicu lina Arcillas grasas y otras arcillas para alfarería 55


Fig. 5.3 Operaciones de extracción en una mina de arcilla grasa.

por un desintegrador rotativo del que una corriente de aire caliente barre los
finos, con lo que se reduce el contenido en agua a un escaso porcentaje. Para
que esta operación sea eficaz, la temperatura del aire debe ser alta, para que las
partículas más finas se deshidraten. Así, la arcilla fluidificada suele tener propie¬
dades distintas de las de la arcilla en terrones y esto debe tenerse en cuenta. En la
figura 5.4 se ve un esquema del equipo de tratamiento de la arcilla grasa elutriada.
Cabría preguntarse por qué los proveedores de arcilla no suministran el
material lavado como hacen los de caolín. La respuesta que suele darse es que
las arcillas grasas son tan finas que no se pueden filtrar. No obstante, se pueden
deshidratar por centrifugación o por electroforesis, pero el ceramista no se ha
mostrado dispuesto a pagar el coste suplementario. Una importante industria
cerámica acostumbra añadir un poco de caolín a la arcilla grasa en terrones,
para batirla, filtrarla y ajustar el peso específico de la pasta líquida a un valor
n o r m a l i z a d o . Esta barbotina se añade luego al resto de la pasta en el batidor
principal y se sigue el procedimiento corriente.

5.5 Composición de las arcillas grasas

Análisis químico. En la tabla 5.2 figura el análisis químico de las arcillas


3,4
grasas más c o n o c i d a s . No obstante, hay pocos análisis, si es que existe alguno,
Fig. 5.4 Tratamiento de la arcilla grasa elutriada.
que sean completos y en los que consten los ingredientes secundarios de estas
arcillas, y algunos de los análisis pueden datar de muchos años. Se verá que
existe una gran variación entre las diversas arcillas, aún así se pueden sacar

56 Cerámica fina Arcillas grasas y otras arcillas para alfarería 57


ciertas conclusiones respecto a la composición general de varios distritos pro¬
ductores. El cuadro de la figura 5.5 muestra dichas variaciones en los cinco
distintos productos principales. Las conclusiones serían las siguientes:

1. El S i 0 va del 40 al 60 por ciento en las arcillas de North Devon, por-


2

centaje algo superior al de las demás.

Fig. 5.5 Composición de arcillas grasas típicas.

58 Cerámica tina Arcillas grasas y otras arcillas para alfarería 59


2. El A l 0 alcanza porcentajes normales del 30 por ciento en las arcillas
2 3
la misma composición que el de los yacimientos cercanos. Este lignito puede
de South Devon y Dorset, algo superiores a las de las demás. separarse en ceras, resinas y humus de lignina con disolventes adecuados, tal
3 . El loess formado por agua y materia orgánica viene a ser del 10 por como se ve en el diagrama de Worrall (fig. 5.6). Se cree que el último grupo
ciento y parece ligeramente superior en las arcillas de South Devon que forma coloides protectores que afectan la fluencia del sistema arcilla-agua.
en las demás. Un típico extracto de lignito contiene:
4. El TiO , varía ampliamente, pero sin diferencias significativas.
2

El F e 0 también presenta amplias variaciones y abunda en las arcillas Ceras. 2,47 %


2 3
Resinas. 8,10 %
de Kentucky y Dorset.
6. El CaO alcanza la máxima proporción en las arcillas de Kentucky. Extracto total 10,57 %
7. Las proporciones de MgO vienen a ser las mismas que las de C a O .
8. El K 0 se halla en porcentajes muy bajos en las arcillas de Kentucky
2
La fórmula empírica de la lignina es C20H28O, y procede de las fibras de
y altos en las inglesas. De ahí la menor t e m p e r a t u r a de vitrificación de madera más o menos inalteradas en el lignito. Es insoluble en agua o en disol-
las últimas. ventes orgánicos comunes. El ácido húmico, que se extrae del lignito con álcalis
9. El porcentaje de N a 0 suele ser más bajo que el de K 0 y más constante
2 2
fuertes, tiene algo que ver con la lignina, pero no se conoce actualmente la rela¬
14

entre las diversas arcillas. ción concreta. W o r r a l l trató de los métodos de determinación de la materia
orgánica y dio los resultados para una serie de arcillas grasas. Los datos de cua-
14
Minerales de arcilla. La determinación de la cantidad exacta de minerales tro de ellas aparecen en la tabla 5.3. W o r r a l l determinó también la materia
de arcilla en las de tipo graso no es problema fácil de resolver debido a la finura
de las partículas y a la cristalización imperfecta. TABLA 5.3 Materia orgánica en las arcillas grasas inglesas
Son instrumentos importantes la técnica de difrac¬
17 18
ción de rayos X y el análisis térmico diferencial. Relación
Holdridge 15
da algunos datos minuciosamente Carbono Ceras Humus Orgánica entre mate¬
preparados sobre las arcillas grasas inglesas, frac¬ Arcilla total y resinas líquido total ria orgánica
o,
% y carbono
cionadas. Estos resultados demuestran que las
fracciones más gruesas son concretamente de cao¬ Dorset n." 13 . . . . 0,98 0,26 1,29 1,58
1,55
linita, pero que las más finas son de caolinita «de- Dorset n." 27 . . . . 0,12 0,02 0,17 0,19 1,58
sordenada». En sus trabajos no hay evidencia de Devon n." 53 . . . . 1,74 0,50 2,26 2,76 1,59
Devon n." 64. . . . . 4,44 1,31 5,37 6,68 1,51
minerales de tres capas, pero puede que no se
hayan detectado al hallarse en pequeñas cantida-
des. Las curvas de análisis térmico diferencial indi- orgánica en las fracciones de varios tamaños de una misma arcilla grasa (ta¬
Fig. 5.6 Extracción de lig can una caolinita de grano fino. bla 5.4). La mayor parte de las materias orgánicas se hallan en la fracción más
nito por disolventes. Por otra parte, numerosos investigadores han gruesa y por tanto son fáciles de separar. En las fracciones más finas, la cantidad
demostrado que las arcillas grasas americanas con¬ de materia orgánica aumenta proporcionalmente al área de la superficie, lo cual
tienen montmorillonita e illita. Lo confirman las curvas de análisis térmico dife- indicaría que se trata principalmente de un coloide orgánico adsorbido a la
7 1 1
rencial de Spiel. E n d e l l facilita algunos datos interesantes sobre las fracciones superficie de las partículas de arcilla. Esta parte de la materia orgánica es la que
12
finas de las arcillas grasas inglesas, y Qrindley demuestra el desorden de las realmente regula las propiedades Teológicas de la arcilla.
fracciones más finas. Una de las ventajas de la adición de arcilla grasa a una pasta líquida de
13
Minerales secundarios. Como indica H o l d r i d g e , son: cuarzo, mica y moldeo es la disminución de la viscosidad. En un experimento muy significativo,
anatasa. Es extraño que se encontrase poco feldespato o, a veces, nada, lo que 11
W o r r a l l demostró que, al añadir un extracto de humus de lignina a una pasta
tal vez se debe a la solubilidad en los ácidos orgánicos presentes. No se conoce líquida de caolín, se constataba un descenso de la viscosidad mínima, se reducía
ningún estudio minucioso de los minerales accesorios en las arcillas grasas la tendencia al fraguado y a u m e n t a b a la resistencia en verde. Existe una teoría
americanas. que postula que el humus de lignina forma una envolvente protectora alrededor
1 4
Materia orgánica. Worrall ha investigado la materia orgánica en las de la partícula de arcilla, en forma de coloide liofílico. Quizás el uso de arcillas
arcillas grasas inglesas y deduce que gran parte de dicha materia es lignito de grasas sólo tiene por objeto llevar este coloide a la pasta líquida.

60 Cerámica fina Arcillas grasas y otras arcillas para alfarería 61


TABLA 5.4 Carbono total en
muí arcilla grasa

Sales solubles. Las arcillas grasas contienen mayores cantidades de sales


solubles que los caolines y, a pesar de que dichas sales desaparecen en gran
parte al deshidratar la pasta,, queda la cantidad suficiente para ejercer cierta
influencia sobre las características de fluencia de la pasta plástica y de la líquida.
15 18
H o l d r i d g e ' da algunos valores para las arcillas grasas inglesas y cabe supo¬
ner que las arcillas americanas sean bastante parecidas. Sus resultados aparecen
en la tabla 5.5.

TABLA 5.5 Sales solubles en las arcillas grasas inglesas Diámetro esférico equivalente, mieras

A-Arcilla grasa de Kentucky C-Caolín plástico de Florida


B-Arcilla grasa inglesa n.° 90 D-Caolín residual de North Carolina

Fig. 5.7 Distribución de tamaños de partículas de las arcillas de bolas.

grasas americanas y un caolín residual lavado para poner de manifiesto la nota¬


ble diferencia. La figura 5.8 da idea de la finura relativa de las arcillas grasas
de los cinco principales distintos productores. Las de Kentucky son las más
uniformes y las arcillas inglesas son algo más finas que las americanas.
5 6
Plasticidad. Existe poca información cuantitativa a este r e s p e c t o . - De
Por lo general la mayor cantidad de sales solubles se encuentra en las arcillas hecho, no nos interesan especialmente las propiedades plásticas de la arcilla
21

negras y la mínima en las silíceas. Las sales son, principalmente, sulfatas y clo¬ grasa sino las que confieren a la pasta con la que se mezcla. Se puede decir
ruros de A 1 0 , Fe 0 , CaO, MgO, K 0 y N a 0 . También hay sílice en solución.
2 3 2 3 2 2
que, casi sin excepción, la adición de arcillas grasas mejora las características
Iones intercambiables. La capacidad de intercambio de base de las arci¬ de una pasta.
llas grasas oscila entre 7 y 30 miliequivalentes por 100 g. Contracción de secado. Como vemos en la figura 5.8 hay una gran varia¬
5 8
ción en cuanto a contracción de secado de las diferentes arcillas g r a s a s . ' Algu¬
nas de tipo silíceo casi no se contraen, mientras que las arcillas negras tienen
5.6 Propiedades físicas de las arcillas
una contracción hasta del 15 por ciento. Como tampoco se emplean solas las
grasas sin lavar
arcillas grasas, su efecto sobre la contracción de la pasta es lo único que importa.
Tamaño de las partículas. Las arcillas grasas suelen ser más finas que Frecuentemente sólo se conoce este efecto mediante ensayos.
los caolines, pero con amplias variaciones en su propia categoría. En la figura 5.7 Resistencia en verde. Las arcillas grasas fuertes confieren resistencia a la
2
vemos la distribución del t a m a ñ o de las partículas para algunas típicas arcillas pasta. Como veremos en la figura 5.8 el intervalo es de 7 a 70 k g / c m de resis-

62 Cerámica fina Arcillas grasas y otras arcillas para alfarería 63


5.7 Producción y precios
de las arcillas grasas

La producción de arcilla grasa en los Estados Unidos ha crecido lentamente,


hasta llegar a 567 000 tm («short ton» = 907 kg), valoradas en 7 830 000 dólares
en 1964. Los precios en 1964 eran de 18 a 22 dólares por tm de arcilla grasa
ensacada, "mientras que los terrones en cargas a pie de mina iban de 8 a 11,25 dó¬
lares por ton. La arcilla grasa importada en terrones (de Inglaterra) alcanzó las
13 000 tm, con un valor de 132 000 dólares, mientras que la arcilla grasa bene¬
ficiada llegó a las 3 000 tm, valoradas en 79 000 dólares.

5.8 Arcillas de gres

Estas arcillas se llaman así porque se emplean mucho en pastas de gres. Tienen
buenas características de plasticidad y de secado y se cuecen a una estructura
relativamente poco porosa. El componente plástico de estas arcillas es principal¬
mente el caolín, combinado con cantidades importantes de sílice y de feldespato.
Yacimientos. En los Estados Unidos son numerosos, sobre todo en la
parte oriental del país como indica el mapa de la figura 5.9. En Inglaterra, las
arcillas silíceas asociadas con las arcillas grasas de Devon y Dorset se emplean
extensivamente en pastas de gres. En el continente europeo hay excelentes arci¬
llas de gres, sobre todo en Alemania.
Composición. En la tabla 5.6 se da la composición de unas cuantas arcillas
1 2
de gres t í p i c a s . ' El gran porcentaje de sílice indica considerable proporción

3 6 9
P o r c e n t a j e de a b s o r c i ó n a c o n o 9

Fig. 5.8 Propiedades físicas de las arcillas grasas.

tencia en verde. Las arcillas de Tennessee tienden a ser algo más resistentes que
las de Kentucky.
Características de cochura. Estas características tampoco tienen impor¬
tancia en sí, pero reflejan la influencia que ejercerán en la pasta. Las arcillas
5,6,13
americanas son c o m p l e t a m e n t e distintas de las arcillas inglesas porque su
contracción de secado es m u c h o mayor (fig. 5.8). Las arcillas inglesas, con más
mica, actúan en cierto m o d o como fundentes en las pastas de cerámica fina y
promueven la vitrificación. Fig. 5.9 Depósitos de arcilla de gres en los EE.UU.

64 Cerámica fina Arcillas grasas y otras arcillas para alfarería 65


de cuarzo libre, la gran p r o p o r c i ó n de hierro y titanio confiere un color Composición. Ries da el análisis de la arcilla refractaria de Albany según
crema o ante y la gran proporción de álcali permite la cocción a estrutura no la tabla 5.7.
porosa a cono 9. Existen pocos datos sobre las p r o p i e d a d e s de las arcillas
5.10 Hallosila
de gres.
Esta arcilla es importante para la fabricación de cerámica fina porque puede dar
TABLA 5.6 Composición de arcillas de gres en porcentaje
pasta de inusitada blancura y translucidez.
Yacimientos. Esta arcilla se encuentra en bolsas relativamente pequeñas
en la región de las Great Smoky Mountains de Tennessee en Utah, en Indiana
y en Missouri. Se requiere mucho trabajo de clasificación manual para obtener
un producto de alta calidad.
Composición. Este material es de muy escaso contenido en hierro y ti-
tanio, como se aprecia en la tabla 5.8.

TABLA 5.8 Composición de la hallosita


Usos. Las arcillas de gres se emplean solas o con materiales de adición en
Peso %
pastas de gres y para cerámica artística. Debido al elevado contenido en hierro Constituyente
no se puede conseguir la pasta blanca. Bedford, Ind. Eureka, Utah
Producción. Es del mismo orden de magnitud que la de las arcillas
grasas. SlO 2
42,72 43,98
Al O
2 3
38,59 38,46
Fe O 0,17
5.9 Arcillas de cochura roja FeO
2 3
0,13 0,03
MgO Trazos Trazos
Estas arcillas suelen ser de origen glacial y contienen del 3 al 8 por ciento de
Óxido de hierro y mucha cal y álcalis. Se usan poco en pastas de cerámica CaO Trazos 0,32
Na O 0,18 0,14
blanca, pero suelen servir como pasta de vidriado, en las pastas de gres y de por¬ KO
2
0,44 0,48
2

celana eléctrica. H0+


2
14,14 14,59
H 0- 4,38 2,58
Yacimientos. Existen muchos yacimientos de arcillas de barbotina. Los 2

de Albany y Nueva York se han utilizado durante muchos años. TiO 2 Trazos 0,01
MnO 0,01
TABLA 5.7 Composición de las
barbotinas de arcilla de Albany
5.11 Bentonita
Constituyente Peso %
Esta arcilla se emplea en pequeñísimas proporciones para facilitar el trabajo
SiO 55,60 de las pastas y de los vidriados. Existen muchos depósitos, pero los más utiliza-
2

Al O 2 3
14,80 dos son los de Wyoming y Texas. Esta arcilla contiene el mineral montmorillo-
Fe O 2 3
5,80 nita al que se deben sus propiedades de hinchamienio.
CaO 5,70
MgO 2,48
K () 2
3,23 5.12 Pastas naturales
Na O 2 1,07
MnO 0,14 Gran parte de la alfarería primitiva se basaba en las rocas feldespáticas parcial-
PO 0,15
2

Comb. H O
5
5,18 mente desintegradas. Tal era el caso en China y después en Francia, el de las
2

CO + humedad 4,94 arciallas de St. Yhieux. Actualmente, parte de la cerámica artística se fabrica
2

Arcillas grasas y otras arcillas para alfarería 67


66 Cerámica lina
con pastas naturales, pero debido a que no es fácil controlar su uniformidad, ya
13. Beech, O G y D. A. Holdridge: Some Aspects of the Testing of Clays for the
no se fabrica en serie a partir de esta clase de materia prima. Pottery Industry, Trans. Brit. Ceram. Soc, 53:103 (1954)
14. Worrall, W. E.: The Organic Matter in Clays, Trans. Brit. Ceram Soc, 55(1 1 ):689
5.13 Conclusión

Las arcillas grasas son constituyentes importantísimos de muchas pastas de


16. Roberts, J. W.: Mining and Refining Ball Clays, Ceram. Age 70:5 17 (1957)
cerámica fina. Facilitan el trabajo de las pastas, sobre todo en el torno automá-
tico; incrementan la resistencia en verde; fluidifican las pastas de moldeo y a
menudo actúan como fundente promoviendo la vitrificación. En cambio, estas 18. Holdridge, D. A.: The Mineralogy of Some American (U.S.) Ball Clays Trans Brit
arcillas suelen perjudicar el color de las pastas y reducen siempre la translucidez Ceram Soc, 62(10): 857 (1963).
19. Robinson, P. C.: The Origin of English Ball Clays, Ceramics, 16(197):18 1965
de la cerámica vitrea.
20. Radford, C: Processing English Ball Clays, Ceramics, 16(198)33 (1965)
En cuanto al futuro, los productores deben esforzarse más en comercializar 21. Keeltng P. S.: IL/MA: A Practical Method of Assessing Pottery Clays, Trans Brit
arcillas grasas lavadas al mismo nivel de precios que el de los caolines lavados. Ceram. Soc, 65:463 (1966).
T a m b i é n se entrevé la posibilidad de producir una arcilla grasa sintética por 22. Berkin, L V. I. y D. A. Holdridge: Physico-chemical Properties for the Characteri-
adición de sustancias orgánicas a la fracción fina del caolín. W o r r a l l 1 4
cree zation and Control of Dorset Ball Clays, Trans. Brit. Ceram. Soc. 66(4)- 189 (1967)
firmemente en esta posibilidad. Esta arcilla no tendría la influencia adversa
sobre el color y sobre la translucidez, propia de las arcillas grasas. Por otra
parte, el coste de extracción de los húmalos y ligninas apropiados a tal fin puede
ser excesivo. Tal vez empleamos las arcillas grasas simplemente porque son una
fuente barata de estas materias orgánicas.

REFERENCIAS

1. Schurecht, H. G.: Properties of Some Ohio and Pennsylvania Stoneware Clays, J.


Am. Ceram. Soc., 1:267 (1918).
2. Ries, H.: «Clays, Their Occurrence, Properties, and Uses», 3d ed., Wiley, New York,
1927.
3. Parmelee, C. W. y T. N. McVay: An Investigaron of Some Ball and China Clays,
J. Am. Ceram. Soc, 10:598 (1927).
4. Worcester, W. G.: An Investigation of Twenty-one Saskatchewan Ball Clays, J. Am.
Ceram. Soc, 12:360 (1929).
5. Collin, L. P.: Transverse Strength of Ball Clay-Sand and Ball Clay-Flint Mixtures,
J. Am. Ceram. Soc, 13:876 (1930).
6. Russell, R., Ir.: Symposium on Testing and Classification of Ball Clays, Bull. Ám.
Ceram. Soc, 21:248 (1942).
7. Speil, S-, L. H. Berkelhamer, I. A. Pask y B. Davies: Differential Thermal Analysis,
Its Application to Clays and Other Aluminous Minerals, U.S. Bur. Mines Tech.
Paper 664 (1945), 81 págs.
8. Ries, H.: Report of Committee on Geological Surveys, Bull. Am. Ceram. Soc, 24:
234 (1945).
9. Jones, W. R.: Report of the Inquiry on the Ball Clay Industry, His Majesty's
Stationery Office, London, 1946.
10. Bell, R.: Ball Clay Mining in the United States, Ceram. Age, 52:186 (1948).
11. Endell, J.: Composition and Shapes of Minerals in English Ball Clays, Ber. Deut.
Keram. Ges., 27:1 3 (1950).
12. Brindley, G. W.: «X-ray Identification and Crystal Structures of Clay Minerals»,
The Mineralogical Society, London, 1951.

68 Cerámica fina
Arcillas grasas y otras arcillas para alfarería 69

64 cerámica fina