Sie sind auf Seite 1von 5

Concepto de incendio: Un incendio es todo aquel fuego grande que se produce en forma no

deseada, propagándose y destruyendo lo que no debía quemarse. Puede ser natural o


provocado por descuidos humanos o realmente adrede por personas inescrupulosas.

El fuego, no es más que una reacción química entre dos sustancias, una que se
denomina combustible y la otra comburente. Se considera que para que exista fuego deben
estar presentes tres factores: combustible, aire (oxígeno) y calor.

El incendio es un fuego no controlado en el espacio ni en el tiempo. Por ejemplo, un


fuego forestal. A diferencia el fuego podemos calificarlo como controlado en el espacio
(combustible limitado) y en el tiempo (se apaga cuando se quiere); por ejemplo, un fósforo
ardiendo.

Maneras de prevenir un incendio:

Medidas de prevención de incendios en casa

1. Las habitaciones en las que hay cocinas, calentadores o estufas de gas tienen que
disponer de ventilación que comunique con el exterior, ya que en caso contrario hay
peligro de intoxicación o de explosión si se produce un escape de gas.
2. Las estufas pueden originar un incendio. Manténgalas alejadas (como mínimo un
metro) de otros objetos que puedan quemarse, como por ejemplo sofás, cortinas, ropa
puesta a secar, etc.
3. Las velas también pueden ser peligrosas. No las deje nunca encendidas sin vigilancia
ni tampoco cuando se acueste o salga de casa.
4. No deje nunca a los niños pequeños solos en casa. Si tiene que salir, aunque sea un
momento, déjelos al cuidado de alguna persona (un vecino o una vecina, por
ejemplo).
5. Mantenga las cerillas y los encendedores fuera del alcance de los niños.
6. Antes de salir de casa o de acostarse, compruebe que no se queda encendido ningún
aparato que pueda originar un incendio (estufas, fogones, etc.) ni ninguna vela, y
cierre las llaves de paso del gas.
7. No conecte varios aparatos en un solo enchufe múltiple y mantenga en buen estado
la instalación eléctrica. No hacerlo supondría un grave peligro de incendio.
8. No utilice aparatos de ningún tipo en mal estado (estufas, cocinas, neveras, etc.) y no
los manipule ni los repare si no sabe hacerlo correctamente.
9. No fume en la cama y no tire las colillas en cualquier sitio. Asegúrese de que queden
bien apagadas.
10. No dude en llamar a los bomberos cuanto antes mejor.

¿Cómo evitar que comience un fuego?

 Mantener áreas de trabajo y de almacenamiento libres de basura.


 Colocar trapos grasosos y/o impregnados con disolventes en recipientes tapados.
 Evitar suministrar combustibles a equipos ubicados en espacios cerrados o que estén
todavía calientes.
 Mantener líquidos inflamables almacenados en recipientes cerrados.
 Almacenar líquidos inflamables lejos de fuentes de ignición.
 Evite sobrecargar interruptores y tableros de distribución eléctrica.

Medidas preventivas

•Cualquier edificación construida o por construir debe tener diseños arquitectónicos y de


ingeniería que permitan la protección de personas en caso de incendio, como escaleras y
salidas de emergencia, materiales resistentes al fuego, entre otros.

•El mobiliario y el uso que se haga de la edificación deben ser concebidos de manera que no
constituyan fuente de incendios. Se deben prever sistemas de seguridad contra el fuego como
alarmas, equipos eficaces de extinción, salvamento y rescate, sistemas de detección.

¿Qué hacer antes...?

 Identifique dos rutas de evacuación desde cada pieza de la casa.


 Mantenga las puertas y ventanas libres de muebles u otros objetos que puedan
bloquear la salida.
 No deje fósforos, encendedores y otras fuentes de calor al alcance de los niños.
 Si fuma, hágalo en un lugar seguro. No fume en la cama y apague bien las colillas y
los fósforos.
 Antes de encender un artefacto a gas, revise que no haya olor.
 Al salir de su hogar, apague todos los artefactos. Nunca deje a los niños encerrados.
 Mantenga los objetos inflamables como ropa, muebles, diarios y revistas lejos de la
chimenea, estufa o cocina.
 Ponga las estufas fuera del alcance de los niños.
 Al botar la cenizas de la chimenea hágalo lejos de su casa. Limpie el hollín de las
chimeneas anualmente.
 Limpie periódicamente el artefacto de la cocina y la campana.
 Evite usar triples o enchufar varios artefactos eléctricos al mismo enchufe.
 Mantenga en buen estado las instalaciones eléctricas. No las recargue ni haga
reparaciones provisorias.
 Mantenga en buen estado el sistema de calefacción y estufas.
 Mantenga en buen estado todos los electrodomésticos, y realice sólo mantenciones
con garantía.
 Mantenga aislada la plancha mientras se calienta y enfría. Desenchúfela si debe
interrumpir el planchado.
 Reemplace los cables en mal estado y no cubra los cables con la alfombra.
 Mantenga ordenada su casa. Tenga especial cuidado con los útiles de aseo, ya que
son inflamables.
 Almacene los líquidos inflamables como parafina, fuera del hogar.
 No utilice jamás bencina como limpiador.
 Ponga alarmas de humo en cada piso de su casa y especialmente en la zona de los
dormitorios.
 Verifique en las instrucciones que la alarma se active en caso de desgaste de la
batería.
 Pruebe las alarmas periódicamente.
 Tenga un extintor manual en su hogar.
 Mantenga instalada una manguera larga de jardín, que le permita cubrir todos los
sectores en caso de fuego.
 Establezca un lugar de encuentro fuera de la casa, de modo de identificar a todos los
miembros de la familia rápidamente.

¿Qué hacer durante...?

 En caso de humo gatee hasta la salida y tápese la boca y nariz con una toalla
mojada.
 Utilice una linterna para la evacuación.
 Trate de llevar consigo un extintor al evacuar, para abrirse paso.
 Si está en un edificio no utilice los ascensores.
 Toque las puertas antes de abrirlas. Si la puerta está caliente, no la abra y use una
salida alternativa.
 Cierre las puertas a su paso, de modo de aislar el fuego y disminuir la cantidad de
oxígeno.
 Si al salir sus ropas se prenden, deténgase de inmediato, tírese al suelo, cúbrase el
rostro con las manos y ruede rápido hacia atrás y adelante hasta extinguir las llamas.

Si el humo y el fuego han invadido las escaleras de su edificio y es imposible


salir:

- Remueva las cortinas y otros materiales combustibles de las ventanas y balcones.

- Cierre la puerta, abra las llaves de agua y acumule toda el agua que sea posible.

- Moje toallas, frazadas u otra ropa.

- Colóquelas por dentro de las puertas tapando las junturas. Manténgalas húmedas.

- Sólo en caso de necesidad abra las ventanas.

- Alerte de su presencia a través del teléfono o de un paño llamativo en la ventana.

 Alerte al resto de las personas en el edificio y llame a bomberos a la brevedad, aún


en casos de incendios aparentemente pequeños.
 No vuelva a entrar a un edificio en llamas.

¿Qué hacer después...?

 Llame al servicio de asistencia de su compañía de seguros.

Si bomberos lo autoriza a seguir ocupando su hogar:

- Evalúe si es posible hacerlo considerando los daños sufridos.

- Rescate la documentación importante que pueda.

- Efectúe una revisión de la luz, agua, gas y teléfono, tomando las precauciones
indicadas en inspección de servicios básicos.

El mapa de riesgos es un instrumento, que mediante relevamiento y representación de


riesgos y agentes contaminantes, permite localizar los factores nocivos en un espacio de
trabajo determinado.

Entre los objetivos más importantes de la elaboración de un mapa de riesgos de una


empresa o sector de la misma se puede enumerar:

 Implementar planes y programas de prevención, en función de las prioridades


observadas.
 Permitir una identificación, análisis y seguimiento periódico de los riesgos mediante la
implementación de sistemas de control de gestión de prevención participativos.
 Evaluar la eficacia de las intervenciones preventivas que se adoptan desde la gestión
empresarial
 Mejorar las condiciones de trabajo a través de la participación de los trabajadores y sus
representantes.

El mapa de riesgo es parte de una metodología de análisis y es un medio que ayuda a las
empresas a priorizar sus intervenciones con el objetivo de mejorar las condiciones de trabajo.
Un mapa de riesgos debe permitir la identificación de los riesgos derivados de los procesos
de trabajo, con especificación de las fuentes, población expuesta y daños potenciales a la
salud.