Sie sind auf Seite 1von 8

Club%de%Lectura%y%Cine%“Leer%en%Imágenes”%

Biblioteca%Jesús%Delgado%Valhondo.%%Mérida%
Marzo%2014%
http://www.bibliotecaspublicas.es/merida&

WILLIAM&&FAULKNER&
NOBEL DE LITERATURA 1949

El Ruido y la
furia

HOMENAJE A MARTIN RITT


WILLIAM FAULKNER
William Faulkner (bautizado William Cuthbert Falkner) nació el 25 de septiem-
bre de 1897 en New Albany, Mississippi. Pertenecía a una familia tradicional y su-
dista, marcada por los recuerdos de la guerra de Secesión, sobre todo por la figura
del bisabuelo, el coronel William Clark Falkner, personaje romántico, soldado,
político, constructor ferroviario y autor de una novela de éxito efímero. En 1902 se
trasladaron a Oxford, situada en el mismo estado. Junto a su padre, Murray Charles,
y tres hermanos aprendió a disfrutar del aire libre, cazando, pescando y buscando
huellas en la naturaleza, mientras que su madre, Maud Butler, y su abuela materna
(grandes lectoras, pintoras y fotógrafas) les inculcaron el amor por la literatura
desde una temprana edad, siempre acompañados de Caroline Barr, la sirvienta negra
que les cuidó.

Siendo adolescente, empezó a escribir poesía y


relatos cortos bajo la guía del abogado Phil Stone
quien le introdujo en la obra de James Joyce. En 1915
abandonó sus estudios para trabajar en el banco de
su abuelo. Debido a una errata de imprenta, en 1918
cambiará para siempre su apellido Falkner por
Faulkner. Durante la Primera Guerra Mundial fue re-
chazado en su país por su corta estatura, pero se
alistó en Toronto como reservista del ejército
británico para luchar con la RAF. En contra de lo que
él contaba, nunca llegó a participar en la misma.

Concluido el conflicto bélico, regresó a los Estados Unidos e ingresó en la


universidad de Mississippi (1919-1921). Realizó trabajos como contrabandista de ron,
bombero, pintor, o cartero en la Universidad de Oxford, (de donde lo echaron por su
costumbre de leer la correspondencia antes de entregarla) y publicó sus primeros
libros de poemas: Vision in Spring (1921) y El fauno de mármol (1924). Un año después
se trasladó a Nueva Orleans donde ejerció como periodista y conoció al escritor de
cuentos Sherwood Anderson, que le ayudó a encontrar un editor para su primera no-
vela La paga de los
los soldados (1926), más tarde le publicaron Mosquitos (1927). Aconse-
jado por un crítico de teatro, se marchó a Nueva York, pero no obtuvo ningún éxito
y se volvió a Oxford.

Pasó una temporada viajando por Europa. A su regreso comenzó a escribir una
serie de novelas ambientadas en el condado ficticio de Yoknapatawpha (inspirado
en el condado de Lafayette, Mississippi). Durante tres años buscó editor para Bande-
Bande-
ras sobre el polvo,
polvo, y el que la editó, suprimió 40.000 palabras y la publicó como
Sartoris en 1929, que trata del coronel Sartoris, basada en su bisabuelo William
Clark Falkner quien, como el personaje, llevó a sus tierras el ferrocarril, fue des-
tituido por sus soldados y murió a manos de un socio. En 1973, fue editada la

— 1 —
versión íntegra con el título original. En ella presenta a algunas de las familias
-Sartoris, Snopes, MacCallum, Peabody- que irán protagonizando sus obras.

En 1929 contrajo matrimonio con su amor de juventud Estelle Oldham, y compró


una enorme casa señorial en el pequeño pueblo de Oxford, donde transcurrió la
mayor parte de su vida y que le serviría de inspiración literaria casi inagotable.
En sus creaciones se apreciaba la influencia de la historia de su familia y de la
región donde vivía, la esclavitud, el Ku Klux Klan y la trágica lucha entre blan-
cos y negros. Comenzó entonces a escribir sin descanso obras como: El ruido y la
furia (1929) que confirmó su madurez como escritor; Mientras agonizo (1930),
Santuario (su único éxito de ventas, 1931), Luz de agosto (1932), Pylon (1935), Mientras
agonizo (1930), Luz de agosto (1932), ¡Absalom, Absalom! (1936), Los invictos (1938), Las
palmeras salvajes (1939), El villorrio (1940), Desciende Moisés (1942), Intruso en el
polvo (1948), Una fábula (1954, Pulitzer 1955), La ciudad (1957), La mansión
mansión (1959) y La
escapada o Los rateros (1962, Pulitzer 1963). Requiem para una mujer o Requiem para
una monja (1951) fue su única obra de teatro.

Considerado como uno de los padres de la novela contemporánea, William


Faulkner fue uno de los mayores innovadores de la narrativa anglosajona del
siglo XX. En 1946, el crítico Malcolm Cowley, preocupado porque el escritor era poco
conocido y apreciado, publicó The portable Faulkner,
Faulkner libro que reunía extractos de
sus novelas en una secuencia cronológica.

Aunque sus obras eran bien aceptadas entre los lectores, no conseguía el
reconocimiento comercial que deseaba y gracias al éxito de Santuario logró trabajo
como guionista de Hollywood junto al director Howard Hawks. En algunas películas
firmó el guión con su nombre: Vivamos hoy (Howard Hawks, 1933), Camino a la gloria
(Howard Hawks, 1936), Redención (1937), Tener o no tener (Howard Hawks, 1944) basada en
la novela de Ernest Heminway, El hombre del sur (Jean Renoir, 1945), El sueño eterno
(Howard Haws, 1946) basada en la novela de Raymond Chandler y Tierra de Faraones
(Howard Hawks, 1955). En otras películas ayudó en el guión pero no apareció en los
créditos: Gunga Din (George Stevens, 1939), Corazones indomables (John Ford, 1939), Air
Force (Howard Hawks, 1943) y Alma en suplicio (Michael Curtiz, 1945), entre otras.

Algunos de sus trabajos fueron llevados al cine: Vivamos hoy (1933) basada en
su novela Turn about;
about Secuestro (1933) basada en Santuario;
Santuario Han m,atado a un hombre
blanco (1949); Ángeles sin brillo (1957) basada en Pylon;
Pylon El largo y cálido verano
(1958); El sonido y la furia (1959); Réquiem por una mujer (1961); Los rateros (1969) y
Tomorrow (1972).

Escribió, además, un total de 125 relatos cortos y artículos, y seis colecciones


de poesía. Faulkner tuvo un reconocimiento tardío aunque generalizado, siéndole
otorgado en 1949 el Premio Nobel de Literatura. Fue galardonado en dos ocasiones
con el premio Pulitzer: en 1955 y póstumamente en 1963. También recibió el National
Book Award (póstumo) por sus Cuentos Completos.
Completos

— 2 —
William Faulker recibiendo el Premio Nobel de Literatura 1949

En el siguiente enlace se puede leer el discurso que el escritor pronunció al


serle entregado el Premio Nobel.

http://www.retoricas.com/2010/05/discurso-faulkner-entrega-nobel.html

Faulkner, que arrastró problemas con el alcohol durante gran parte de su


vida, continuó escribiendo tanto novelas como cuentos hasta su muerte, ocurrida en
Byhalia, Mississippi, el 6 de julio de 1962 a causa de un infarto de miocardio a la
edad de 64 años.

Fundación Faulkner
En 1960 el escritor invirtió los ingresos obtenidos con el premio Nobel en la
creación de la Fundación William Faulkner.
Faulkner Ésta era una organización caritativa
fundada para apoyar diversas causas benéficas educativas y literarias relaciona-
das con la naturaleza. Se crearon los siguientes premios: el Premio de la Fundación
William Faulkner a la mejor primera novela; el Premio Iberoamericano;
Iberoamericano una beca pa-
ra el primer año de universidad a los estudiantes de Virginia con talento en es-
critura creativa; becas para los afroamericanos de Mississippi que estudiaran una
educación superior y una aportación monetaria a la organización de Boy Scouts
"Campamento Negro de Verano" en Mississippi. Miguel Ángel Asturias, Augusto Roa
Bastos y Juan Carlos Onetti fueron algunos de los escritores que ganaron el
Premio Iberoamericano.

Faulkner también donó todos sus manuscritos que se encontraban bajo la


custodia de la biblioteca de la Universidad de Virginia. Los miembros fundadores
fueron: William Faulkner, su hija Jill Faulkner Summers, su marido Paul Summers y
Linton R. Massey. Estelle Faulkner, viuda del escritor, pasó a formar parte de la
misma después de la muerte de éste. La institución se disolvió en 1970 y todas las
pertenencias del escritor volvieron a la universidad citada anteriormente.

— 3 —
EL RUIDO Y LA FURIA
“Mañana, y mañana y mañana
se arrastra con paso mezquino día tras día
hasta la sílaba final del tiempo escrito,
y la luz de todo nuestro ayer guió a los bobos
hacia el polvo de la muerte. ¡Apágate, breve llama!
La vida es una sombra que camina, un pobre actor
que en escena se arrebata y contonea
y nunca más se le oye. Es un cuento
que cuenta un idiota, lleno de ruido y de furia,
que no significa nada.”

Macbeth,
Macbeth (Acto V, Escena V). William Shakespeare.
Edición original

En 1929, William Faulkner escribió El ruido y la furia (The Sound and the
Fury),
Fury) novela de marcado tono experimental, en que la historia es narrada por
cuatro voces distintas, entre ellas la de un deficiente mental, siguiendo la
técnica del «torrente de conciencia», es decir, la presentación directa de los
pensamientos que aparecen en la mente antes de su estructuración racional. El
título de la novela alude a un soliloquio de Macbeth en la obra de Shakespeare.

Existen varios aspectos que hicieron de El ruido y la furia una obra


revolucionaria en su época desde el punto de vista literario y que marcaron ten-
dencia. Por una parte la forma de tratar el pasado, presente y futuro como uno
solo, desprovisto de orden, y que se basa en la concepción de William Faulkner de
que el tiempo es percibido por cada persona de una manera diferente, no necesaria-
mente en forma cronológica. Destaca el uso del monólogo interior, el impetuoso
retrato de los escenarios e interacciones en el paisaje y, como algunos hechos que
lo rigen todo, jamás se dicen. Por otro lado, la combinación de narraciones en boca
de diferentes protagonistas y, en consecuencia, con tonos distintos. Ello hace que
la personalidad de aquellos se desvele de manera natural, sin que tenga que ser
explicada por un narrador.

Faulkner estuvo muy influido por su estado natal, así como por el ambiente
general del Sur. Misisipi marcó su sentido del humor y mantuvo una fuerte presen-
cia a lo largo de toda su obra, en la que el carácter típico sureño fue una
constante y que, junto a la atemporalidad de sus temas, marcarían la base de todas
sus recreaciones literarias. Miraba con nostalgia crítica la era anterior a la
guerra civil americana. Hacía un análisis negativo de la esclavitud pero no
terminaba de entender que sin ella su forma de vida hubiera sido imposible. Por
eso, como dijo Sartre, el relato faulkneriano no conoce el futuro, camina mirando
hacia atrás, hacia el pasado.

— 4 —
HOMENAJE A MARTIN RITT
(I CENTENARIO DE SU NACIMIENTO)

El 2 de marzo se cumplió el I centenario


del nacimiento de Martin Ritt (Nueva York, 2 de
marzo de 1914), director, actor y guionista neo-
yorkino que trabajó en cine y teatro.

Ritt se decantó en sus primeros años por


el fútbol americano, pero en medio de la Gran
Depresión, se inclinó hacia formas de expresión
más artísticas y que reflejaran mejor la desi-
gualdad de la sociedad estadounidense, encon-
trando trabajo en un grupo teatral. Su primer papel fue el de Crown en la ópera
Porgy y Bess de George Gershwin. También trabajó para la administración de
Franklin Delano Roosevelt como guionista del Federal Theater Project, un sistema
federal de subvención teatral. En la década de 1930, al igual que muchos directores
y guionistas de la época, simpatizó con el partido comunista de los Estados Unidos,
aunque siempre se mostró crítico con las líneas básicas del mismo. Después de un
largo itinerario en el mundo de la interpretación tanto en teatro como en la tele-
visión, empezó su carrera cinematográfica, a los 42 años, a causa de las represa-
lias que el Comité de Actividades Antiamericanas emprendió contra todo aquel cuya
ideología se acercase algo al partido comunista o simplemente simpatizase con
ella.

Su debut cinematográfico fue con la película Donde la ciudad


ciudad termina (1956) en
la que criticaba los años anteriores, condenando el racismo y la opresión del
gobierno. Ritt dirigió más de veinticinco filmes y cosechó innumerables premios,
entre ellos una nominación al Oscar.

Algunas de sus películas fueron: Más fuerte


fuerte que la vida (1957), Orquídea negra
(1958), El largo y cálido verano (1958), El ruido y la furia (1959), Cinco mujeres
marcadas (1960), Hud, el más salvaje entre mil (1963), Cuatro confesiones (1964),, El espía
que surgió del frío (1965), Un hombre (1967),, Mafia (1968),, Odio en las entrañas (1970),
Sounder (1972), Risas y lágrimas (1972), Conrack (1972), La tapadera (1976), Norma Rae
(1979), Dos hacia California (1982), Los mejores años de mi vida (1983), Loca (1987) y
Cartas a Iris (1989).

Trabajó como actor en series de televisión y en las películas El puente sobre


Estambul (1975) y The slugger’s wife (1985).

Dirigió a Paul Newman en cinco ocasiones y juntos fundaron una productora


para hacer las películas que les interesaban. Martin Ritt murió a los 76 años en
Santa Monica (California) el 8 de diciembre de 1990.

— 5 —
EL RUIDO Y LA FURIA

TÍTULO ORIGINAL: THE


THE SOUND AND THE FURY
FURY

DIRECTOR: Martin Ritt

AÑO:
AÑO: 1959. DURACIÓN: 110 min.

GUIÓN:
GUIÓN: Harriet Frank Jr. e Irving Ravetch (novela
El ruido y la furia de William Faulkner)

MÚSICA: Alex North

FOTOGRAFÍA: Charles G. Clarke

REPARTO: Yul Brynner (Jason Compson), Joanne


Woodward (Quentin Compson), Margaret Leighton
(Caddy), Jack Wardem (Ben Compson), Ethel Waters
(Dilsey), John Beal (Howard Compson).

SINOPSIS: Libre adaptación de la novela homónima


escrita por Faulker. La historia está localizada
en un condado imaginario al sur de Esta-dos
Unidos donde viven los Compsons: una orgullosa
familia sureña venida a menos en la que Howard ahoga sus penas en el alcohol, su
hermano Ben tiene una mente de niño en un cuerpo de hombre y Caddy, la hermana,
regresa a la mansión después de años de vida disipada. Pero la cabeza lúcida de la
familia es Jason, el hijo adoptivo con-vertido en el sostén familiar y guardián de
Quentin, la hija de Caddy abandonada por su madre poco después de su nacimiento y
criada en tan extraordinario y peculiar ambiente. Faulkner rehusó a escribir el
guión.

YUL BRYNN
BRYNNER
Nacido en Vladivostok, Rusia, el 11 de julio de 1920, Yuli
Borisovich Bryner fue hijo de un ingeniero de minas y de una
actriz que no ejercía. En entrevistas posteriores, llegó a
asegurar que era descendiente de Gengis Khan, una de sus
frecuentes invenciones. Abandonado por su padre, se trasladó
junto a su madre y hermana a China. En 1934, la familia se
desplazó a París y Yul fue inscrito en el Lycée Moncelle pero
dejó los estudios para dedicarse a la música, tocando la
guitarra entre gitanos rusos por los locales nocturnos de
París, donde conoció al poeta y cineasta Jean Cocteau.
Consiguió entrar como aprendiz en el Teatro de los Mathurins, siendo más tarde
tramoyista y después actor.

— 6 —
Debido a sus fantásticas dotes físicas, trabajó como trapecista en el célebre Circo
de Hiver pero un serio accidente echó a perder su carrera de acróbata en 1941. Viajó
a Estados Unidos para estudiar Arte Dramático con el profesor Michael Chekhov, con
cuya compañía dio la vuelta al país, representando diferentes obras. Ese mismo año
debutó en Nueva York con la obra Twelfth Night y trabajó en varias series de
televisión. Consiguió un enorme éxito en Broadway con la obra Lute Song y fue
contratado por la CBS como director de series de televisión. La Universal le
rechazó en 1947 por resultar “demasiado oriental”, debutando finalmente en el cine
en 1949 con Puerto
Puerto de Nueva York,
York película en la que aparecía con pelo.

En 1951 representó el papel que le haría famoso y que le persiguió toda su vida, el
del enérgico rey de Siam en el musical de teatro El Rey y yo,
yo y en 1956 actuó en la
versión cinematográfica obteniendo el Oscar al mejor actor. También trabajó en las
películas: Los diez mandamientos (1956), Anastasia (1956), Los hermanos Karamazov
(1958), Salomón y la reina de Saba (1959), Rojo atardecer (1959), El ruido y la furia
(1959), Los siete magníficos (1960), Taras Bulba (1962), Los reyes del sol (1963), Morituri
(1965), El regreso de los siete magníficos (1966), La batalla del río Neretva (1969), El
serpiente (1973) y Con la rabia en los ojos (1976), entre otras.

Se casó en cuatro ocasiones y tuvo cinco hijos, entre ellos dos niñas vietnamitas
adoptadas. Eternamente marcado por el papel del rey de Siam, con su voz grave e
indefinible y exótico acento, Yul Brynner vio truncada su carrera cuando se le
diagnosticó un cáncer de pulmón, causado por su terrible adicción al tabaco, mu-
riendo a los 65 años en Nueva York el 10 de octubre de 1985.

JOANNE WOODWARD
Joanne Woodward nació en Thomasville, Georgia, el 27
de febrero de 1930. Admiradora desde pequeña de
Laurence Olivier, fue junto a su madre al estreno de
Lo que
que el viento se llevó (1939) y al final de la pe-
lícula se coló en la limusina del actor y se sentó
en su regazo. Ganó varios concursos de belleza en
Georgia y estudió interpretación en Louisana y
Nueva York. A principios de los 50 realizó pequeños
trabajos en televisión y protagonizó Picnic en Broadway junto a un joven Paul
Newman. Debutó en la gran pantalla con Cuenta hasta tres y reza (1955). En 1957 ganó
su único Oscar por Las tres caras de Eva. Al año siguiente Joanne y Paul se
casaron en Las Vegas y protagonizaron El largo y cálido verano (1958). Entre sus
películas se encuentran: Un marido en apuros (1958), El ruido y la furia (1959), Desde
la terraza (1960), Un día volveré (1961), Samantha (1963), Rosas perdidas (1963), Rachel,
Rachel (1968), El efecto
efecto de los rayos gamma sobre las margaritas (1972) dirigida por
su marido, Esperando a Mr. Bridges (1990) y Philadelphia (1993). En 1960 fue la primera
mujer con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. Tuvo tres hijas junto a
Paul Newman.

Documento realizado por Vicenta Hernández. Club de lectura y cine “Leer en Imágenes”. Mérida.

— 7 —