Sie sind auf Seite 1von 4

DATOS INFORMATIVOS:

Nombre: Mónica Ramos Vargas


Curso: Noveno Semestre Paralelo “1”
Fecha: 07-11-2018

TEMA: Espirometría

1. Definición de espirometría
La espirometría es una prueba de función respiratoria que evalúa las propiedades mecánicas
de la respiración; mide la máxima cantidad de aire que puede ser exhalada desde un punto
de máxima inspiración. El volumen de aire exhalado se mide en función del tiempo. Los
principales parámetros fisiológicos que se obtienen con la espirometría son la capacidad vital
forzada (FVC) y el volumen espiratorio forzado en el primer segundo (FEV a partir de estas
dos se calcula el cociente FEV/FVC. (1)

2. Maniobra de espirometría
Una vez que el paciente ha sido preparado para la prueba, se procede a instruir al paciente
sobre el procedimiento. Se le debe explicar que se encontrará sentado (de preferencia en una
silla fija y con soporte de brazos), con el tronco erguido y con la cabeza ligeramente elevada;
además se le expresa que utilizará una boquilla y una pinza nasal y que realizará una
inhalación máxima y posteriormente una exhalación con inicio explosivo y sostenido. La
maniobra puede realizarse en circuito abierto o circuito cerrado. A continuación, el técnico
debe demostrar la maniobra, poniendo especial atención en la inhalación máxima y la
exhalación explosiva y sostenida. Se procede entonces a que el paciente realice la maniobra
la cual puede ser en circuito abierto o circuito cerrado. (1)

3. Aplicaciones
Resulta imprescindible para el diagnóstico y el seguimiento de la mayoría de las enfermedades
respiratorias. Además, permite valorar el impacto sobre la función pulmonar de enfermedades
de otros órganos o sistemas (cardiacas, renales, hepáticas, neuromusculares, etc.). Por todo
ello, debería formar parte de cualquier examen rutinario de salud, especialmente en los sujetos
con riesgo de desarrollar enfermedades pulmonares. Se recomienda la realización sistemática
de espirometría a personas mayores de 35años con historia de tabaquismo (>10paquetes-
año) y con algún síntoma respiratorio. (2)
4. Variables

4.1. La espirometría simple: Consiste en solicitar al paciente que, tras una inspiración máxima,
expulse todo el aire de sus pulmones durante el tiempo que necesite para ello. Permite la
medición de los llamados “volúmenes estáticos”, por lo que obtendremos algunos de los
siguientes volúmenes y capacidades:

1. Volumen normal, volumen corriente o volumen tidal (Vt ó VC): es el volumen de aire
inspirado o espirado en cada respiración normal (aprox. 500 ml).
2. Volumen de reserva inspiratoria (VRI): corresponde al máximo volumen inspirado a partir
del volumen corriente (aprox. 3.000 ml).
3. Volumen de reserva espiratoria (VRE): corresponde al máximo volumen espiratorio a partir
del volumen corriente (aprox. 1.100 ml).
4. Volumen residual (VR): es el volumen de aire que queda tras una espiración forzada. No
se puede determinar con una espirometría, por tanto sería preciso utilizar una técnica de
dilución de gases o una plestimografía corporal (aprox. 1.200 ml).

En ocasiones es deseable considerar juntos dos o más volúmenes. Estas combinaciones


de volúmenes es lo que conocemos por capacidades pulmonares.

5. Capacidad vital (CV): es la máxima cantidad de aire que puede expulsar una persona de
los pulmones después de una inspiración máxima, Vt + VRE + VRI (4.600 ml).
6. Capacidad pulmonar total (TLC ó CPT): es la suma de la capacidad vital y el volumen
residual, CV + VR (aprox. 5.800 ml). (2)

4.2. La espirometría forzada: Es aquella en la que tras una inspiración máxima se pide al paciente
que expulse todo el aire que sea capaz en el menor tiempo posible. Se utiliza para valoración
de diversas patologías respiratorias, ya que una vez alcanzada una capacidad vital forzada
adecuada, el flujo va a depender de la presión elástica y de la resistencia de la vía aérea. No
dependerá por tanto del esfuerzo del sujeto. Nos aporta entre otros los siguientes flujos y
volúmenes:

1. Capacidad vital forzada (FVC): volumen espirado durante una espiración lo más forzada
y completa posible a partir de una inspiración máxima, expresado en litros.
2. Volumen máximo espirado en el primer segundo de una espiración forzada (FEV1): es el
volumen que se expulsa en el primer segundo de una espiración forzada, expresado en
litros.
3. Cociente FEV1/FVC: indica el porcentaje del volumen total espirado que lo hace en el
primer segundo. (2)

5. Análisis de mediciones
Se seleccionará las mayores VC, IC, FVC y el mejor FEV1 de todas las maniobras aceptables
y sin artefactos, aunque sus valores no provengan de la misma maniobra. El resto de los
parámetros se obtendrán de aquella curva aceptable donde la suma de los valores de FVC y
FEV1 alcance su máximo valor. (3)

En la actualidad, prácticamente todos los espirómetros incorporan algoritmos matemáticos


que permiten evaluar de forma automática la calidad de la maniobra, seleccionando la mejor
maniobra realizada. A pesar de su utilidad, es recomendable que sea el técnico quien verifique
que la selección es la adecuada o que realice la selección de los mejores resultados de forma
manual. (3)

5.1. Valores espirométricos: Al tratarse de una espirometría normal, los parámetros


considerados serán normales, es decir:
• FEV1/FVC ≥ 70%.
• FVC ≥ 80% de su valor de referencia
• FEV1 ≥ 80% de su valor de referencia. (3)

6. BIBLIOGRAFIA

1. Rosaura Esperanza Benítez-Pérez ea. Medigraphic. [Online].; 2016. Available from:


http://www.medigraphic.com/pdfs/neumo/nt-2016/nt162g.pdf.

2. Carrera JM. Fisterra. [Online].; 2011. Available from: https://www.fisterra.com/ayuda-en-


consulta/tecnicas-atencion-primaria/espirometria/.

3. Francisco García-Río ea. Archivos de Bronconeumología. [Online].; 2013. Available from:


https://www.archbronconeumol.org/es-espirometria-articulo-S0300289613001178.