You are on page 1of 8

La química de los incas

 Diorita

o La diorita es una roca plutónica de composición química intermedia, es

decir que tiene alrededor de 52.0%-63.0% de 𝑆𝑖𝑂2, su origen es debido al

enfriamiento del magma, tiene una textura fanerítica, su color intermedio

es decir que no es una roca ni oscura ni clara. Su color medio es el verde

claro, aunque también tiene variaciones de colores como el azul.

Antiguamente los incas la utilizaron para crear sus edificaciones, tanto

como sus castillos, como sus casas, dado a que esta roca es tan fuerte y

resistente como el acero inoxidable. Estos encontraban bloques gigantes de

esta roca, que pesaban toneladas, pero las cortaban y las enviaban a los

diferentes puntos donde se requería este material.

El templo principal donde vivía el Inca, esta constituido con bloques

grandes de diorita el cual tiene una dureza comparable con el diámetro.

Todavía existen casas en Cuzco que aun tienen diorita y granito.

Con el granito se construían en ese mismo lugar de las casas de la gente y

cuando encontraban diorita la transformaba o la movilizaba hacia el lugar

donde estaba la construcción de algún palacio real.

 La chicha de jora

o La chicha de jora fue una bebida sagrada de los incas, usualmente

reservada para las ceremonias más preciadas. La bebida de maíz se ofrecía

primero a la pachamama —o Madre Tierra en el lenguaje inca, el

quechua— vertiéndola sobre el próspero terreno en símbolo de gratitud por


la fertilidad de la tierra, de la cual proviene el maíz. El siguiente paso era

saludar a las montañas, conocidas como apus, levantando el kero (cáliz)

hacia el cielo. Luego llegaba el momento de beber la chicha para trascender

de la existencia humana normal, y así elevarse más cerca de los dioses y

acercarse a la consciencia de la propia existencia.

Ocultos en medio de montañas monstruosas, una serie de productores

clandestinos sirven una bebida antigua andina conocida como chicha de

jora, una cerveza de maíz fermentado originada en los tiempos del antiguo

Imperio Inca. Todavía se consume mucho en los altiplanos andinos, los

lugareños elaboran de forma casera el brebaje siguiendo una serie de pasos

metódicos que implican la germinación de la jora (un tipo de maíz

amarillo), un grano venerado por sus propiedades nutritivas.

o Su preparación se puede aprender en este video de la plataforma de

YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=zHLK97AiHDA

 Mate de coca

o Tengo que reconocer que no es el primer acercamiento que tengo con esta

bebida, ya había estado en situaciones de altura donde la hoja de coca

resultó ser el mejor aliado, pero eso mucho antes de que comenzara a

dedicar mi vida al té y a las infusiones. Por lo mismo, en esta ocasión,

despertó en mí una curiosidad por averiguar y conocer más de algún dato

para poder compartirlo con todos los amantes del té y las infusiones en

general.

Primero me gustaría aclarar que hablar de té de coca como mucha gente

lo hace, está incorrecto, llamamos té y sólo té, a la infusión producida de


las hojas de la planta de té, conocida científicamente como Camellia

Sinensis. Si proviene de alguna otra planta podemos referirnos a ella,

como infusión, tisana, agua de hierba, o en este caso como se conoce a la

coca, mate de coca.

Es decir, la hoja de coca entra dentro del grupo de las infusiones y a mi

juicio, una con un pasado, presente y futuro bastante interesante. Más que

mal las hojas de esta planta vieron nacer, crecer y morir al grandioso

Imperio Inca, y es hoy en día una de las tradiciones que ha perdurado, uno

de los últimos afanes de esa misteriosa cultura por aferrarse y seguir

presente en el Perú del mundo moderno.

La leyenda dice que fue Mama Quilla (Madre Luna) quien, por encargo

del Dios del Sol, Inti, esparció la planta de coca por las cálidas montañas

amazónicas, como consuelo para los habitantes del Imperio con el fin de

que pudieran calmar el hambre, la sed, y adquirir fuerza y vigor durante

todos los días de su vida. Por esto mismo, no es extraño imaginar que la

palabra Coca que proviene del Aymará significa “alimento para

trabajadores y viajeros”. Por lo visto la Coca hace algo más que curar el

mal de altura.

Si bien es bastante incierto el cuándo apareció la planta de coca y cuándo

se comenzó a cultivar, evidencia arqueológica nos dice que ya era utilizada

por culturas previas a los Incas como las culturas Chavín y Tiahuanaco.

Desde siempre con un fin cultural y religioso. Al llegar los españoles al

Perú, éstos intentaron prohibir la coca, a toda costa, argumentando que era

una “costumbre diabólica” y una “enemiga del cristianismo”. Por lo visto


todos estos pensamientos, se vieron disipados al ver lo productivo que los

indígenas podían ser consumiendo la hoja de Coca, se decía que la coca

era tan agradable para los indios que la preferían al oro, la plata y las

piedras preciosas.

Uno de los primeros cronistas españoles, Oviedo, escribe en el año 1535:

“Los indios cargan una hierba cuya hoja puede sostenerlos dos días sin

comer ni beber, con sólo masticar estas hojas en la boca”. La productividad

de los miembros del imperio del Tahuantinsuyo, hizo que los españoles

hicieran vista gorda del consumo y comercialización de la coca, negocio

que al contrario tuvo un auge sin parangón, con el cual se vieron muy

favorecidos, primero por el exhaustivo trabajo que realizaban los

descendientes del sol en minería y luego por los impuestos que se pagaban

por la coca.

Esta tradición milenaria del consumo de la hoja de coca ha tenido una

evolución y a lo largo de la historia se ha utilizado para diversos motivos

y de diversas formas. Infusionar la hoja de coca, al igual como se hace con

el té, es sólo una de las formas de consumirla y utilizarla, en este caso con

un fin medicinal, pero también se mastica para sociabilizar, se queman

como ofrenda a la Pacha Mama o madre tierra, se arrojan al aire para ver

la suerte y determinar lo que el destino te tiene deparado, a través de la

adivinación, o son ocupadas por curanderos para ayudar a los enfermos

con sus males.

Estudios de la Universidad de Harvard han comprobado todos los

beneficios que se les atribuyen a la hoja de coca y que nos explica cómo
esta tradición ha sido y seguirá siendo parte de esta cultura y pueblo.

Además, del hecho que hasta el día de hoy siga beneficiando incluso a

turistas como yo o ustedes mismos a los cuales les pueden llegar a afectar

los 3.400 metros de altura.

Evidentemente he obviado algo muy importante al hablar de la coca y es

el gran debate entorno a si es una droga o no. Fue en la década de 1850

cuando científicos dieron con lo que probablemente podría ser

considerado uno de los peores descubrimientos de la historia: “la cocaína”,

hecha a base de la hoja de coca, claro que, con aspectos bastante distintos,

la química ha sabido hacerle de mala fama a esta hierba. No dudo que

Atahualpa, Manco Capac y el mismo Inca Pachacuteq deben ver con rabia

e impotencia como la hoja de coca fue completamente sacada de su

contexto social y religioso y hoy es vista con ojos más inquisidores. Los

mismos habitantes de estas zonas hablan con frustración al ver como: “su

planta sagrada pasó a ser considerada una maldición, el consumirla en

forma de cocaína no tiene nada que ver con el equilibrio espiritual y

cultural de la comunidad rural andina”.

Ya lo saben si la altura u otro mal los afectan, nunca está de más, tómese

un mate de coca y santo remedio o si bien quieren probar algo nuevo, qué

tal un ¿coca sour? Sí pisco sour, pero saborizado con hoja de coca,

delicioso.
o Propiedades de la coca

 Posee virtudes medicinales ya sea sola o combinada con

otras sustancias.

 Contra las cefaleas se aplican las hojas, mascadas o enteras

sobre las sienes para mitigar los dolores ventrales, según

los antiguos.

 Se toma una tacita de mate de coca para el mal de altura.

 Controlar la diarrea y los vómitos originados por la

tuberculosis según los pobladores de la sierra central.

 Su uso más común y que ha trascendido a través del tiempo

es que mitiga la sensación de hambre y cansancio, chacchar

es una acción ritual con grandes implicaciones sociales

para el hombre andino.


 Se usaba y se usa en algunas comunidades para los rituales.

Con ella inicia la ceremonia el Chamán andino, los cuales

la soplan al viento para obtener ciertas premoniciones en

lugares sagrados, según las comunidades andinas.

 Cuenta con vitaminas como la D y la K. Además de calcio

y fósforo.

 Personajes

o Tinkuchi: estos maestros y científicos hacían mezclas de amalgamas

químicas, y también hacían mezclas de hierbas para sacar medicamentos.

o Hampi Kamayuq: estos maestros conocían todos los conocimientos de las

yerbas andinas que hay una infinidad, como, el molle, marcu, arrayan,

hortiga, maycha, y muchos más que servían para curar.


 Linkografía

o https://www.nuevamujer.com/gourmet/2012/08/22/el-te-de-los-incas.html

o https://qorichaskaperu.com/es/blogviajes/cientificos-imperio-inca.html

o https://www.boletomachupicchu.com/hoja-coca-de-los-incas/

o https://www.aboutespanol.com/propiedades-de-la-coca-en-peru-1190791