Sie sind auf Seite 1von 5
FACULTAD: DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS ESCUELA PROFESIONAL:DERECHO CURSO: ACTO JURIDICO TEMA: SEPARACION DE CUERPOS Y

FACULTAD: DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS

ESCUELA PROFESIONAL:DERECHO

CURSO: ACTO JURIDICO

TEMA: SEPARACION DE CUERPOS Y SEPARACION CONVENCIONAL

DOCENTE: Dr. SANTOS PALACIOS LLOCLLA

PERTENECE: RICARDO ESPINOZA PRADO

TURNO: NOCHE

CICLO: IV

LIMA PERU

2017- II

DEDICATORIA

Dedico este trabajo a mi familia, esposa e hijas, a Dios y a todos por su apoyo incondicional y su comprensión para conmigo. También agradecer al Dr. Santos Palacios Lloclla por la cátedra y conocimiento que nos brinda. A todos ustedes muchas gracias.

SEPARACION DE CUERPOS

La separación conyugal, se presenta en varias formas como la separación amistosa, la separación de hecho, la separación convencional, la separación de cuerpos y el divorcio vincular.

A la separación de cuerpo la doctrina también la ha denominado separación conyugal, separación

del matrimonio y con mayor propiedad separación judicial.

En ese sentido, dice Diez Picazo y Gullon se denomina separación “a aquella situación del matrimonio en la subsistiendo el vínculo conyugal, se produce una cesación de la vida en común de los casados y se transforma en un régimen jurídico de sus respectivos derechos y obligaciones, obedeciendo la terminología de hecho de que se determina un alejamiento o distanciamiento personal”. Aquí la separación puede ser puramente fáctica (separación de hecho) o una situación fundada en la concurrencia de presupuestos prevenidos por la ley y acordado en virtud de una decisión judicial (separación de derecho). (monografias.com, s.f.)

La separación de cuerpos en nuestra legislación se encuentra definida en el artículo 332 del Código Civil, según el cual consiste en la suspensión de los deberes relativos al lecho y habitación, poniendo fin al régimen patrimonial de la sociedad de gananciales, dejando subsistencia el vínculo matrimonial.

Es sólo una relajación del vínculo matrimonial, no implica su disolución de manera que los esposos separados no pueden contraer nuevas nupcias con terceras personas. Esta separación

no funciona de pleno derecho sino de previo juicio. La separación de cuerpos o divorcio relativo

es una institución en virtud de la cual cesa en los cónyuges la obligación de hacer vida en común,

es decir que suspenden los deberes de mesa, lecho y habitación y se pone fina a la sociedad legal de gananciales o comunidad universal de patrimonios, pero queda subsistente el vínculo matrimonial, lo que impide a los cónyuges contraer nuevas nupcias con distinta persona.

En la separación de cuerpos se busca obtener el cese de obligación de los esposos de “cohabitar” (vivir juntos), pero no se disuelve el vínculo matrimonial porque los separados siguen legalmente casados. La separación de cuerpos es una institución del derecho de familia que consiste en la

interrupción de la vida conyugal por decisión judicial que suspende los deberes relativos al hecho y la habitación, y pone fin al régimen patrimonial de la sociedad de gananciales. En el sistema jurídico argentino la separación personal, que no se disuelve el vínculo matrimonial y el divorcio vincular constituyen situaciones que la ley prevé frente al conflicto matrimonial. La separación personal se limita a autorizar a los cónyuges a vivir separados, sin que ninguno de ellos readquiera la aptitud nupcial en tanto, tras el divorcio vincular a los cónyuges pueden volver a contraer nuevo matrimonio. En la separación de cuerpos solo se produce el decaimiento conyugal y no precisamente su terminación o disolución, por eso podría ser tomado como una causa de divorcio, es decir como un medio de llegar a él, pero no como el divorcio mismo. (Espinoza Guanilo, s.f.)

La separación de cuerpos es aquella situación del matrimonio, en la que subsistiendo un vínculo conyugal, se produce la cesación de la vida en común de los casados y se transforma el régimen jurídico de sus respectivos derechos y obligaciones( entiéndase cese del régimen patrimonial de sociedad de gananciales), obedeciendo al hecho que determina un alejamiento o distanciamiento personal. Tengamos en cuenta que por la separación de cuerpos no se extingue el vínculo matrimonial, ya que solo podrá ser disuelto en un segundo momento denominado divorcio ulterior.

La separación de cuerpos es una institución del derecho de familia que consiste en la interrupción de la vida conyugal por una decisión judicial y como consecuencia se suspenden los deberes relativos al lecho y la habitación y se pone fin al régimen patrimonial de la sociedad de gananciales, dejando subsistente el vínculo matrimonial. (es.slideshare.net, s.f.)

CAUSALES DE SEPARACION DE CUERPOS

Según el artículo 332 de nuestro código civil las cuales por las que se puede producir la

separación de los cónyuges se puede clasificar en dos grupos:

a) Por causales especificas enunciadas en los incisos 1° al 10 del artículo 333; y

b) Por separación convencional, después de transcurridos dos años de la celebración del

matrimonio.

Causales Especificas:

Están enumeradas taxativamente en el artículo 333° de nuestro código civil y es como sigue:

1. El adulterio.

2. La violencia física o psicológica, que el juez apreciara según las circunstancias.

3. El atentado contra la vida del cónyuge.

4. El abandono injustificado de la casa conyugal por más de dos años continuos o cuando

la duración sumada de los periodos de abandono exceda a este plazo.

5. La injuria grave.

6. La conducta deshonrosa que haga insoportable la vida en común.

7. El uso habitual e injustificado de drogas alucinógenas o de sustancias que pueden

generar toxicomanía.

8. La enfermedad venérea grave contraída después de la celebración del matrimonio.

9. La homosexualidad sobreviniente al matrimonio.

10. La condena por delito doloso a pena privativa de libertad mayor de 2 años impuesta

después de la celebración del matrimonio.

11. La imposibilidad de hacer vida en común, debidamente probada en proceso judicial.

12. La separación de hecho de los cónyuges durante un periodo interrumpido de dos años.

Dicho plazo será por cuatro años si los cónyuges tuvieran hijos menores de edad. En

estos casos no será de aplicación lo dispuesto en el artículo 335.

13. La separación convencional, después de transcurridos dos años de la celebración del

matrimonio.