Sie sind auf Seite 1von 7

Biocomb ustibles

Los biocombustibles son combustibles obtenidos de la biomasa (cultivos agrícolas


como aceite de palma, caña de azúcar, soja, etc.) o de los residuos orgánicos. El
combustible generado es un combustible líquido que se puede utilizar en los
motores de los vehículos.
Esta fuente de energía se considera energía no renovable debido a que el tiempo
de generación y recuperación de los campos es inferior al del consumo.
Los biocombustibles generados pueden ser de dos tipos:

 El bioetanol, sustitutivo de la gasolina, producido a partir de la caña de


azúcar, remolacha, maíz, trigo y avena.
 El biodiesel, sustitutivo del gasóleo, producido por plantas como el girasol,
el colza, palma o soja.

Generaciones de biocombustibles

Desde sus inicios la producción de biocombustibles ha sufrido diferentes avances


tecnológicos. Hasta el día de hoy, ya existen hasta 4 generaciones de producción
de esta fuente de energía no renovable . Cada nueva generación pretende superar
los inconvenientes de la generación anterior. Todas las generaciones tienen dos
objetivos en común: no perjudicar la producción de cultivos destinados a la
alimentación y simplificar el proceso.
De este modo distinguimos las siguientes generaciones de biocombustibles:

 Biocombustibles de primera generación. Se trata de biocombustibles


generados a partir de cultivos alimentarios. Los cultivos alimentarios se
cultivan explícitamente para la producción de combustible.
 Biocombustibles de segunda generación. Se trata de combustibles
fabricados a partir de varios tipos de biomasa. Se considera biomasa cualquier
fuente de carbono orgánico. La biomasa se deriva de materiales vegetales,
pero también puede incluir materiales animales. Esta fuente de energía no
renovable debería crecer en tierras que no pueden utilizarse para cultivar
alimentos de manera efectiva.
 Biocombustibles de tercera generación. Se trata de generar
biocombustibles mediante el uso de algas. La producción de algas para
cosechar petróleo para biocombustibles aún no se ha llevado a cabo a escala
comercial. Este tipo de combustible no implica una disminución de la
producción de alimentos.
 Biocombustibles de cuarta generación. Los biocombustibles de cuarta
generación se fabrican utilizando tierras no cultivables.

Origen de los biocombustibles

Este tipo de combustibles se presentaban como una alternativa a la extracción


del petróleo y con el objetivo de reducir la contaminación atmosférica y el cambio
climático. Aún así el resultado no fue el esperado y su uso está siendo muy
criticado por las plataformas ecologistas.
Problemática de los biocombustibles

A nivel medioambiental, los


biocombustibles presentan los mismos problemas de efecto invernadero que
los combustibles fósiles y algunos contaminan más. Los terrenos donde se
cultivan no se regeneran lo suficientemente rápido para satisfacer la demanda de
este combustible, por lo que no puede considerarse una fuente de energía
renovable .
Para cultivar la materia prima de los biocombustibles se utiliza grandes
superficies de terreno que conlleva problemas de deforestación, eliminación o
desplazamientos de cultivos destinados a la alimentación o pastos. Este hecho,
sumado a que generalmente se cultivan en países poco desarrollados acentúa los
problemas de hambre en la población.

A nivel energético tampoco suponen ninguna mejora. La Tasa de Retorno


Energético (TRE) es inferior a 1 o muy cercana a él, lo que significa que el
balance energético es cero o negativo: se necesita más energía para producirlo
que la que se obtiene de su combustión. Como referencia, el carbón en las
centrales térmicas actualmente tiene una TRE de 9, la de la energía
hidroeléctrica es más de 11 y la del petróleo, en los años 40, era 100, es decir,
que para obtener cien calor ías de petróleo había que invertir una sola calor ía en
su obtención y tratamiento.

Diferencia entre biocombustibles y agrocombustibles

En principio, el prefijo griego bio (en griego, bios, que significa vida, vivo) de la
palabra biocombustible quería dar a entender que se trata de un combustible
formado a partir de materia orgánica, en contraposición a los combustibles
fósiles .
Pero no siempre este prefijo bio se ha añadido con suficiente rigor. Muchas
marcas han etiquetado sus productos como bio para indicar que han sido
elaborado según unos procedimientos específicos que incluyen valores éticos,
ecológicos y medioambientales. Actualmente, mucha gente asocia erróneamente
el prefijo bio de los biocombustibles en este criterio.
Por este motivo, muchas organizaciones ecologistas utilizan el término
agrocombustibles, en referencia a la agricultura como origen de estos
combustibles.

¿Qué son los biocombustibles?

 Los biocombustibles son combustibles para el transporte derivados de fuentes


renovables como plantas y animales
 Cuando se queman, los biocombustibles liberan CO2 sin emisiones netas de carbono
 Hay muchos tipos de biocombustibles en desarrollo

Los combustibles sólidos, líquidos o gaseosos producidos a partir de biomasa se denominan


biocombustibles. Los biocombustibles son renovables y buenos sustitutos de los combustibles
fósiles. La mayoría de los biocombustibles disponibles en el mercado hoy en día están
elaborados a partir de plantas. Con frecuencia se utilizan como combustibles para el transporte.

Ciertas plantas están siendo cultivadas específicamente para la producción de biocombustibles.


En los Estados Unidos, el pasto varilla (Panicum virgatum), las semillas de soja y el maíz son
importantes fuentes de biocombustible. Brasil utiliza la caña de azúcar, mientras que Europa
procesa la remolacha y el trigo. Otros productos agrícolas que son transformados en
biocombustibles son la mandioca y el sorgo en China, el miscanthus y el aceite de palma en el
Sureste de Asia, y la jatropha en India.

Algunos ejemplos de biocombustibles son el biodiesel, los bioalcoholes (bioetanol, biometanol,


biobutanol), el biogás, el gas de síntesis y biocombustibles sólidos como la madera, el carbón
vegetal y el aserrín. Entre los países que han promovido firmemente el desarrollo y uso de los
biocombustibles se encuentran Brasil, Estados Unidos, Francia, Suecia y Alemania.

Tipos de biocombustibles

Los biocombustibles se clasifican en tres grupos: primera generación, segunda generación y


tercera generación.

Los biocombustibles de primera generación se producen por medio de tecnología convencional


que utiliza azúcar, almidón, aceite vegetal o grasas animales como fuentes. Dado que sus
materias primas también son fuentes de alimento, el debate “alimentos vs. combustibles” es un
tema mayor dentro de los combustibles de primera generación.

La producción de biocombustibles de primera generación tiene limitantes debido a que podría


amenazar el suministro de alimentos y la biodiversidad. Para atender la creciente demanda de
biocombustibles se desarrollaron los biocombustibles de segunda generación. Estos
biocombustibles de segunda generación se producen a partir de cultivos no destinados a la
alimentación o de porciones de cultivos alimentarios no comestibles y considerados como
desperdicios, entre ellos los tallos, las vainas, las virutas de madera y las cáscaras de fruta.

De acuerdo con los expertos, los biocombustibles de segunda generación generan mayores
ahorros en emisión de gases de efecto invernadero que los biocombustibles de primera
generación. Sin embargo, la producción de biocombustibles de segunda generación es más
complicada porque involucra la extracción de materias primas útiles de biomasa leñosa o
fibrosa.
La tercera generación de biocombustibles corresponde a aquéllos que se producen a partir de
algas. La producción de aceite o combustible de algas conlleva la fermentación del carbohidrato
del alga.

Los biocombustibles de segunda y tercera generación también se conocen como


biocombustibles avanzados. Un ejemplo de un biocombustible avanzado que todavía se
encuentra en desarrollo es el diésel renovable derivado de hidrogenación (HDRD por sus siglas
en inglés). El HDRD se produce a partir de grasas animales o aceites vegetales que han sido
refinados en refinerías de petróleo. Este combustible puede mezclarse con el petróleo.

Biocombustibles y CO2 sin emisiones netas de carbono

Los biocombustibles son buenas alternativas a los combustibles fósiles porque


producen dióxido de carbono sin emisiones netas de carbono al ser quemados. El CO2 sin
emisiones netas de carbono no tiene una huella de carbono porque no tiene un efecto neto en
la concentración de carbono en la biósfera.

Cuando es quemada, la biomasa libera dióxido de carbono, el cual es absorbido


inmediatamente por las plantas – la fuente de biomasa. A través de este ciclo, las plantas
remueven carbono de la atmósfera, y el carbono se libera nuevamente a la atmósfera cuando las
plantas son quemadas. Este balance hace que la biomasa no genere emisiones netas de
carbono.

El Senado de los Estados Unidos aprobó un proyecto de ley que contiene una provisión (RFS)
que obligaría a utilizar bioetanol en gasolina hasta una cantidad de 5 billones de galones para el
año 2012. El Comité Conjunto de Tributación ha estimado que esta provisión costará a los
contribuyentes $5 billones en el curso de los próximos diez años. Debe realizarse un monitoreo
adecuado para verificar que el espíritu de la ley (su mandato sobre bioetanol) no sea
quebrantado, particularmente mediante el uso de etanol importado.

Regulaciones e incentivos

En los Estados Unidos, hay muchos incentivos y leyes para el uso de biocombustibles a nivel
estatal y federal. Tan solo el estado de Washington cuenta con 4 programas de incentivos y 13
leyes. El biodiesel puro (B100) y mezclas de biodiesel de B20 o más son elegibles para obtener
créditos por el uso de combustibles alternativos conforme a la Ley de Política Energética de
1992. La mayoría de los estados ofrecen exenciones y deducciones de impuestos por el uso de
biocombustibles.

Otros países, especialmente en Europa, también ofrecen incentivos similares para estimular el
uso de productos de origen biológico como los biocombustibles.

Los Biocombustibles

Los biocombustibles son combustibles de origen biológico obtenido de


manera renovable a partir de restos orgánicos. Estos restos orgánicos
proceden habitualmente del azucar, trigo, maiz o semillas oleaginosas.

Todos ellos reducen el volumen total de CO2 que se emite en la atmósfera, ya


que lo absorben a medida que crecen y emiten prácticamente la misma
cantidad que los combustibles convencionales cuando se queman, por lo que
se produce un proceso de ciclo cerrado.

Los biocombustibles son a menudo mezclados con otros combustibles en


pequeñas proporciones, 5 o 10%, proporcionando una reducción útil pero
limitada de gases de efecto invernadero. En Europa y Estados Unidos, se ha
implantado una legislación que exige a los proveedores mezclar
biocombustibles hasta unos niveles determinados. Esta legislación ha sido
copiada luego por muchos otros paises que creen que estos combustibles
ayudarán al mejoramiento del planeta a través de la reducción de gases que
producen el denominado ‘Efecto Invernadero’.

¿Qué es el Biodiésel?
El biodiésel es un biocombustible que se fabrica a partir de cualquier grasa
animal o aceites vegetales, que pueden ser ya usados o sin usar. Se suele
utilizar girasol, canola, soja o jatropha, los cuáles, en algunos casos, son
cultivados exclusivamente para producirlo. Se puede usar puro o mezclado
con gasoil en cualquier proporción en motores diésel. El principal productor
de biodiésel en el mundo es Alemania, que concentra el 63% de la
producción. Le sigue Francia con el 17%, Estados Unidos con el 10%, Italia
con el 7% y Austria con el 3%.

El sistema más habitual es la transformación de estos aceites a través de un


proceso de transesterificación. De este modo, a partir de alcohol metílico,
hidróxido sódico (soda cáustica) y aceite vegetal se obtiene un éster que se
puede utilizar directamente en un motor diesel sin modificar, obteniéndose
glicerina como subproducto. La glicerina puede utilizarse para otras
aplicaciones.

Más Información >

¿Qué es el Bioetanol?
El bioetanol, también llamado etanol de biomasa, es un alcohol que se
obtiene a partir de maíz, sorgo, caña de azúcar o remolacha. Permite
sustituir las gasolinas o naftas en cualquier proporción y que generan
contaminación ambiental. Brasil es el principal productor de bioetanol, 45%
de la producción mundial, Estados Unidos representa el 44%, China el 6%, la
Unión Europea el 3%, India el 1% y otros países el restante 1%.

El bioetanol puede proceder del maíz como en los EEUU o de la caña de


azúcar como el que se fabrica en Brasil. En este último país se ha venido
utilizando el alcohol como combustible de automoción desde los años 60
aproximadamente.

La caña de azúcar, la remolacha o el maíz no son la única fuente de azúcar.


Puede ser utilizada la celulosa para obtener azúcar. La celulosa es una larga
cadena formada por “eslabones” de glucosa. De este modo, casi todo residuo
vegetal será susceptible de ser transformado en azúcar y luego gracias a la
fermentación por levaduras obtener el alcohol destilando el producto
obtenido.

¿Qué es el Biogás?
El biogás, resulta de la fermentación de los desechos orgánicos. Este
combustible es una alternativa más en la matriz energética del país.

¿Qué es la Biomasa?
Esta fue la primera fuente de energía que conoció la humanidad. La madera o
incluso los excrementos secos son biocombustibles. Si se administra bien la
madera de los bosques puede ser un recurso renovable y mal administrado
puede convertirse en un desastre ecológico. De este modo se propuso
la biomasa como fuente de energía. Biomasas pueden ser virutas o aserrín
de madera, producto de la limpieza de bosques o incluso de su explotación
racional.

 Para tu éxito académico es necesario saber redactar un buen ensayo.

 Con estos consejos tendrás las herramientas necesarias para realizar una buena tesis.

 Todas las partes de tu ensayo son igual de importante, conoce cómo redactarlas correctamente.
Es muy común que a la hora de escribir un ensayo todas las ideas que teníamos se esfumen y la mente
quede en blanco.

Para que las ideas logren ordenarse, es importante conocer la estructura de este tipo de monografía,
pero además hay otros factores que influyen en su calidad.
A continuación, te presentamos 4 consejos a tener en cuenta para hacerlo de forma correcta, según el
portal Cómo hacer un ensayo bien

1. Respeta la estructura

Lo principal es conocer la estructura de los ensayos, la cual cuenta con una introducción, un desarrollo
y una conclusión.

La introducción normalmente es corta, pero todo depende de la envergadura de nuestro escrito. Su


función es la de introducir al lector en el tema y ponerlo al tanto de lo que se ha dicho del tema hasta el
momento, es decir, presentar los antecedentes.

El desarrollo no es nada más ni nada menos que el cuerpo del ensayo. Aquí es donde debes exponer los
argumentos que sustentan la hipótesis. Recuerda incluir citas, fuentes y referencias, ya que dan veracidad
al trabajo.
La conclusión es la parte final del ensayo. En ella podemos hacer una recapitulación de las principales
líneas argumentativas siguiendo una línea desde la hipótesis y terminar dando nuestro punto de vista o
resolución final del tema.

2. Elegir una temática interesante

Por más ordenada que sea la estructura del ensayo, es necesario que el tema en cuestión sea de gran
relevancia. Aborda temas actuales y escribe teniendo en cuenta el público al que va dirigido. Revisa los
medios locales e interiorízate con los temas que estén sobre el tapete.

3. No abarques demasiados puntos

El ensayo no pretende agotar todas las posibilidades de un tema, sino que se enfoca solo a una parte del
mismo. Evita escribir párrafos y párrafos de otros aspectos del tema en cuestión.
¿AÚN NO SABES QUE ESTUDIAR?

ELIGE TU CARRERA IDEAL

4. Utiliza frases cortas

Esto dará dinamismo al textoy mantendrá la atención del lector. Es una forma de evitar aburrir a tu
público y que las ideas sean concretas.

5. Incluye reflexiones

Por más objetivo que deba ser tu ensayo, es recomendable que después de la conclusión incluyas un
párrafo que estimule la reflexión e intente cambiar la perspectiva del lector respecto al tema.