Sie sind auf Seite 1von 13

LA PERICIA COMO MEDIO PROBATORIO EN EL

PROCESO PENAL.
 Mario Amoretti Pachas
Profesor de Derecho Penal y
Procesal Penal en la UNMSM.

LA PRUEBA PENAL

1.- Desde un punto de vista objetivo, La prueba es un medio que


sirve para acreditar un hecho desconocido.
2.- Desde el punto de vista subjetivo, La prueba es la convicción que
se produce en la mente del juez.
Significa que se ajusta a la realidad. Probar consiste en verificar o
demostrar la autencidad de una cosa. Ensayo o experimento, Pero
luego del ensayo hay que verificar la exactitud de la afirmación
formulada.
Clauss Roxin define la prueba como el medio u objeto que
proporciona al Juez el convencimiento de la existencia de un hecho.
Conviene diferenciar medio de prueba de la prueba propiamente
dicha. La prueba es el conjunto de razones y motivos que producen
certeza en el Juez. Los medios de prueba son los elementos o
instrumentos utilizados para producir esta certeza. La ley usa la
palabra prueba en ambos sentidos.

PRINCIPIOS RECTORES DE LA PRUEBA


1.- Principios de libertad de prueba.
Para alcanzar la verdad concreta no se requiere la utilización de un
medio de prueba determinada. Todos los medios de prueba son
admisibles, es decir, se puede probar con los medios de prueba
típicos, también con aquellos que no han sido señalados en la ley.
2.- Principios de pertinencia
En virtud del cual debe existir relación entre el hecho o circunstancia
que se quiere acreditar con el elemento de prueba que se pretende
utilizar para ello, MIXAN MASS, define la pertinencia como la
necesaria relacion directa o indirecta que debe guardar la fuente de
prueba, el medio de prueba y la actividad probatoria.
3.- Principios de conducencia y utilidad
Se refiere este principio a la relevancia que tiene los hechos
probados, si estos van a ser útiles para resolver en caso en
particular. Una razón elementos de prueba referido al mismo hecho.
4.- Principios de Legitimidad
Tiene que ver con alguna prohibición o impedimento que
expresamente, declara el ordenamiento jurídico procesal penal
respecto a un medio de prueba. Esta prohibidos aquellos medios de
prueba que van contra la dignidad o integridad de las personas.

OBJETO DE PRUEBA
El objeto de prueba es todo aquello que es susceptible de ser
probado. Florián considera que el objeto de prueba es todo aquello
sobre lo que el juez debe adquirir conocimiento y que es necesario
para resolver la cuestion sometida a su examen.
En otras palabras el objeto de prueba es todo lo que hay que
determinar en el proceso o el tema por probar (thema probandum). A
diferencia del proceso civil, no solo se prueban los hechos
controvertidos, sino también requieren probanza los hechos
admitidos por las partes, Si el procesado confiesa, se requiere que
su versión sea corroborada por otros medios probatorios.
Los hechos que son objeto de probanza comprenden:
a). Los que representan un comportamiento humano, voluntario o
no, realizado individual o colectivamente.
b). Aquellos en los que este ausente la intervención del hombreo
hechos naturales.
c)..Las cosas o realidades corpóreas creadas o no por el ser
humano.
d)..La persona humana en su estado físico.
e)..La persona humana en su estado psicológico y psíquico.

LA ACTIVIDAD PROBATORIA
La actividad probatoria se realiza durante la etapa de instrucción
porque es la etapa de preparación para el ejercicio de la acción
penal y en el juicio oral.
En el procesal penal la prueba tiene doble función: Introducir nuevos
hechos en el proceso y acreditar la veracidad de la denuncia a la
certeza que justifica la sentencia condenatoria. Artículo 155 del C.P.P
2004

PRINCIPIOS
La actividad probatoria se realiza sobre la base de los siguientes
principios:
La oralidad y escritura.- Para la permanencia de la prueba y
posterior apreciación por el Juez se exige a que la declaración oral
sea vertida en el papel.
La inmediación de la prueba.- Consiste en que el juez debe escoger
entre variedad pruebas con preferencia a los referenciales, la
inspección judicial al relato y la prueba directa respecto a la
indirecta.

ETAPAS
Siguiendo el esquema planteado por MANZIZNI, en la actividad
probatoria hay tres etapas.

1.- Producción; en los actos de producción se puede encontrar


los siguientes elementos.
Oportunidad para el ofrecimiento de los medios probatorios.- El
Fiscal Provincial al momento de formalizar la denuncia acompaña a
la prueba que ha obtenido y puede ofrecer otra en cualquier estado
de la instrucción. Así también puede ofrecer prueba el imputado y la
parte civil. Inciso 2 y 3 del Art., 155 del código Procesal Penal 2004.

La Carga De La Prueba.- En un proceso penal corresponde la carga


de la prueba a quien acusa. El Ministerio público como titular de la
acción penal y acusador tiene la carga de la prueba salvo en la
querella donde corresponde al querellante. Art. 14 de la L.O.M.P.
Sin embargo, en el proceso penal, los sujetos procesales pueden
aportar pruebas relativas a su tesis, aunque no estén obligados a
hacerlo.
El Órgano de la Prueba.- Es la persona física que suministra al
órgano jurisdiccional, en su calidad de tal el conocimiento del objeto
de la prueba recayendo dicha calidad de personas distintas del juez.
Los órganos de prueba pueden ser de percepción: Testigo o de
aportación, es el caso de los peritos.

El medio de Prueba.- Es el procedimiento que establece la ley


pendiente a lograr el ingreso de elemento de pruebo en el proceso.
Art 157 de C.P.P 2004.

2.- Recepción.- Corresponde al juez penal admitir los medios


probatorios ofrecidos teniendo presente su idoneidad, pertinencia y
utilidad.
Luego de admitidos los medios probatorios dispondrá su actuación,
como regla general los actos de prueba debe realizarse en el local
del juzgado, excepcional se realizan en otro lugar:
- La inspección judicial se realiza en el lugar donde ocurrió
el evento.
- -La declaración testimonial o preventiva de autoridades de
alta jerarquía pueden tomarse en su respectivo despacho.
- Cuando se trate de testigos enfermos o con alguna
imposibilidad física pueden rendir su declaración en su
domicilio u hospital.
3- Valoración.- La apreciación o valoración de la prueba representa
la etapa culminante de la actividad probatoria. Debe entenderse
como un proceso mental que supone 3 notas importantes: art. 258
del C.P.P 2004
a) El percibir los hechos vía los medios de prueba
b) Su reconstrucción histórica
c) Razonamiento o fase intelectual

PERICIA.

INTRODUCCION.
La pericia no siempre ha tenido la relevancia que hoy se concede a
este medio probatorio en los procesos judiciales, y en los procesos
penales en particular. El valor probatorio que posee actualmente es
fruto del desarrollo progresivo del conocimiento humano, en el
campo de las ciencias y la tecnología, con conocimiento
especializado y circunscritos a determinados ámbitos del saber.

En el campo judicial, no pudo ser ajeno a este fenómeno, donde la


labor de los peritos, es decir, de personas que poseen conocimientos
superiores en determinados oficio, profesión, arte u ocupación,
empezó a cobrar mayor relevancia. Este medio de prueba, está
referido a diversos aspectos del conocimiento puede versar sobre
tantas materias como aspectos del saber humano existen, pericias,
medicas, biológicas, toxicologiítas, balísticas, dactiloscópicas.
La pericia es el medio particularmente empleado para transmitir y
aportar al proceso nociones técnicas y objetos de prueba, para cuya
determinación y adquisición se requieren conocimiento especiales y
capacidad técnica.
Dentro de nuestro sistema jurídico, el carácter técnico que distingue
el objeto de la peritación.

Solo que el carácter técnico de una ciencia o de un arte es propio,


pero no exclusivo de la peritación ya que de modo accesorio puede
infiltrarse en otros medios de prueba y esto ocurre precisamente en
la percepción directa que hace el juez en las actividades
desarrolladas por la policía.

En el CPP.2004, la pericia se encuentra en el capítulo III del rubro


medios probatorios, en tanto que en el C. de P. P. 1940 está en el
título VI del rubro de la instrucción.
Artículo 172
Inciso 1) La pericia procederá siempre, para la explicación y mejor
comprensión de algún hecho, se requiera conocimiento especializado de
naturaleza científica, técnica, artística o de experiencia calificada.

Concepto.- Vicente Gimeno Sendra lo define: El perito es una


persona con conocimientos científicos o artísticos de los que el Juez,
por su específica preparación jurídica, puede carecer, llamada al
procedimiento precisamente para apreciar, mediante máximas de
experiencia especializada propias de su preparación, algún hecho o
circunstancia que han sido adquiridas con anterioridad por otros
medios de averiguación y sean de interés o necesidad para la
investigación.

En el ámbito jurídico se considera perito a una persona con


conocimientos especializados, un experto en determinadas materias,
ciencia, arte profesión u oficio, que interviene en el proceso a
solicitud del juez o las partes, para emitir un dictamen sobre
cuestiones concretas vinculadas a su especialidad, formulando un
juicio técnico con veracidad e imparcialidad sobre puntos concretos
relacionados con hechos o circunstancias que requieren
conocimientos especiales; motivo por el cual existe una diferencia
con el testigo quien declara sobre hechos que ha presenciado o
escuchado de parte de terceras personas (de conocimiento y de
referencia). Mientras que, el perito aporta los principio o reglas que
rigen determinados fenómenos o actividades, cuya comprensión le
corresponde a un especialista.

Pericia.- Eugenio Florían, lo define: Es el medio particularmente


empleado para transmitir y aportar al proceso nociones técnicas y
objetos de prueba, para cuya determinación y adquisición se
requieren conocimientos especiales y capacidad técnica.

Solo que el carácter técnico de una ciencia o de un arte es propio,


pero no exclusivo de la peritación ya que de modo accesorio puede
infiltrarse en otros medios de prueba y esto ocurre precisamente en
la percepción directa que hace el juez en las actividades
desarrolladas por la policía y en los testimonios mismos.
Medio de prueba.
La pericia, es considerada como un medio de prueba, dado que
contiene diversos datos y elementos de juicio especializados que, al
ser valorados por el juzgado, se constituirán en prueba. El valor
probatorio de la pericia depende, de la estimación que le asigne el
juez.

La peritación una vez admitida, se convierte en un medio de prueba


que vale para todos los sujetos procesales, independientemente de
la calidad o condición de quien la promovió, en efecto todos los
pueden utilizar y todas las partes, de conformidad con las
formalidades legales, pueden pedir explicaciones y aclaraciones. Es
pues correcto afirmar que en la peritación, tal como esta establecido
en nuestro proceso penal, se realiza mas que en principios de la
comunidad de los medios de prueba.
Régimen de la prueba pericial, desde un punto de vista racional
verificamos dos criterios fundamentales que guían la reglamentación
de la prueba pericial:
a) el uno que es propio de la organización del proceso en
general consiste en la mayor o menor intervención de la
autoridad publica,
b) el otro propio de la peritación consiste en la facultad del juez
de apreciarla libremente o en el deber de atenerse a ella en
la apreciación que ha de hacerse acerca de la materia
sometida a dictamen. Estos criterios pueden aun
entrelazarse.

El primer criterio se manifiesta especialmente en lo que concierne al


nombramiento y a la calidad de los peritos, los cuales pueden ser
introducidos por las partes o por el juez, y pueden ser libres o
pertenecer a una lista oficial y así, el proceso que se deja al arbitrio
de las partes tendrá peritos libres u escogidos por estas y el proceso
regulado sobre la base de la autoridad publica, tendrá o podrá tener
a lo menos de carácter oficial

El segundo criterio es mas importante que el primero y puede


conducir por si mismo a aplicaciones jurídicas también por el criterio
antes explicado, Basta observar que si el dictamen rendido por el
perito es obligatorio para el juez, el perito se convierte casi en un
juez técnico por lo mismo adquiere una posición oficial, de aquí
naturalmente, la necesidad de que se exijan mayores precauciones
para señalar los requisitos que debe tener la capacidad de los
peritos.

Contenido de la pericia. Artículo 178 del CPP 2004


a) El nombre, apellido, domicilio y DNI, así como el número de
su registro profesional en caso de colegiación obligatoria.
b) La descripción de la situación o estado de hechos, sea
persona o cosa, sobre los que se hizo el peritaje.
c) La exposición detallada de lo que se ha comprobado en
relación al encargo.
d) La motivación o fundamentación del examen técnico.
e) La indicación de los criterios científicos o técnicos, médicos y
reglas de los que se sirvieron para hacer el examen.
f) Las conclusiones.
g) La fecha, sello y firma

Sólo a través del cumplimiento de estos requisitos los sujetos


procesales estarán en capacidad de controlar todo el procedimiento
que desarrolle el perito, incluyendo sus conclusiones a fin de que se
pueda comprobar si ha seguido los lineamientos que rigen la ciencia
o el arte de la que es especialista, pues su pronunciamiento debe
estar basado en base a reglas objetivas o principios generalmente
aceptados por quienes ejercen el mismo arte o ciencia.

Regulación.
La regulación del perito como órgano de prueba lo encontramos en
el CPP 2004; en cuanto a su nombramiento (artículo 173-modificado
por la Ley 28697); procedimiento de designación y obligaciones del
perito (artículo 174); impedimento y subrogación del perito (artículo
175); acceso al proceso y reserva (artículo 176); examen pericial
(artículo 181).
De la capacidad en general, la capacidad para ser peritos
comprende el conjunto de los requisitos o atributos requeridos como
propios de una persona para que pueda asumir esas funciones
procesales. Son requisitos que tienen en cuenta la aptitud de la
persona sea sin referirse al procedimiento de que se trata, capacidad
en abstracto, sea teniendo en cuenta ese procedimiento (capacidad
en concreto)
El estado de capacidad para el ejercicio de cargos públicos y de la
profesión o del arte se toma en el sentido de que respecto al
individuo no debe hallarse en curso de ejecución una condena a
interdicción de funciones publicas o una suspensión del ejercicio de
la profesión u oficio en general.

Capacidad Especifica, La capacidad especifica consiste en tener


especiales conocimientos o aptitudes de índole técnica que
naturalmente varían en concreto en el proceso, según la damental,
se encuentra enunciado explícitamente en la ley, puesto que la ley le
impone el juez el deber de escoger el perito entre las personas que
considere idóneas y de preferencia entre las personas que son
reputadas como especialistas.

Método de la elección del perito para cumplir con el requisito de la


idoneidad técnica, El requisito de la idoneidad por especial
capacidad técnica así como tuvo diversas soluciones en las distintas
reglamentaciones positivas del proceso, así también dio lugar a
acaloradas discusiones en el campo de la doctrina, fue así como
surgieron estos interrogantes ¿libertad plena de elección o libertad
circunscrita a determinadas listas oficiales y aun más peritos
ocasionales, para cada caso o peritos permanente?

Nombramiento, tal como lo señala el CPP 2004 el o los peritos


serán nombrados por el Juez competente, y, durante la Investigación
Preparatoria, el Fiscal o el Juez de la Investigación Preparatoria en
los casos de prueba anticipada o cuando resulte necesario conocer
o apreciar algún hecho o asunto importante que requiera para lo cual
escogerá especialistas donde los hubiere o aquellos que estén por
encima de lo que una persona promedio para el caso requerido; y,
entre éstos a los que estuvieren prestando servicios al Estado. Sin
embargo se podrá elegir a dos o más peritos cuando resulte
necesario por la considerable complejidad del asunto o cuando se
requiera el concurso de distintos conocimientos en diferentes
disciplinas.
La experiencia demuestra de modo evidente que el número ilimitado
de peritos conduce a la prolijidad de los debates y al prolongar las
exposiciones técnicas mas allá de los limites de lo que es
estrictamente necesario. Las partes deben retener plena libertad en
la presentación de las pruebas pero esta libertad no se puede
extender hasta convertir los estrados judiciales en academias para
concursos y competencias de hombres de ciencia, no para ilustrar la
justicia, sino hacer gala de sus conocimientos y de su sabiduría. La
limitación no lesiona sus derechos, y así se impide el abuso; e
impondrá en los juicios la brevedad y sencillez que tanto contribuyen
al descubrimiento de la verdad
La labor pericial se encomendará, sin necesidad de designación
expresa, al Laboratorio de Criminalística de la PNP, a la Dirección de
de Policía Contra la Corrupción y al Instituto de Medicina Legal, así
como a los organismos del Estado que desarrollan labor científica o
técnica, los que presentarán su auxilio gratuitamente.

Ante la necesidad de esclarecer algún hecho que requiera


conocimientos especiales, pueden designar dos peritos, con la
finalidad de pretender la emisión de un dictamen de mayor
rigurosidad pues ello promovería que las conclusiones que se emitan
sean fruto del intercambio de ideas entre especialitas y producto de
un intercambio de ideas o debate pericial previo.
Formación en sentido propio, unanimidad o mayoría. La formación
del convencimiento de los peritos es un acto interno, para el cual
debe darse completa libertad. La ley no puede penetrar en la mente
y en la conciencia del perito y dictar normas para la elaboración de
su convencimiento. Es cambio cuando se trata de peritación
colegiada, la formación del convencimiento requiere necesariamente
elementos externos, como que son varios los sujetos que emiten el
dictamen pericial y que en su formación colaboran, por lo cual se
requiere que su acuerdo o desacuerdo sobre las cosas que han de
decir sea claro.

La no necesidad de la presencia del perito o peritos en el juicio oral,


concediéndole valor probatorio a las pericias emitidas durante la fase
la investigación preliminar o instrucción. Tal justificación se acepta,
cuando las pericias han sido emitidas por organismos oficiales y
policiales, en los casos en las que el mismo Juez ha ordenado que
se lleven a cabo o cuando éstos han sido elaborados por
especialistas de la policía o del Ministerio Público y se encuentran
integrando al atestado policial o la investigación formulada por el
Fiscal, pueden ser tomados en consideración siempre y cuando
hayan sido elaborados en la fase previa y se basan en
conocimientos especializados, con constancia documental en el
proceso que permita su valoración y contradicción en el juicio oral,
sin que tal supuesto sea imprescindible la presencia de sus autores
para ser sometidos a interrogatorio en dicho acto.

Son pericias actuadas por organismos oficiales o por funcionarios


públicos especializados y ninguna de las partes propone prueba
alguna sobre este extremo, por lo que hay que entender que existe
una aceptación tácita sobre dicha pericia y lo que puede permitir al
juzgador que se de por aceptado dicho medio probatorio, en los que
no se niegan sus conclusiones, ni impugnada o tachada dentro del
término de ley, en el curso del proceso. Cuando se trata de
dictámenes periciales efectuados por perito oficialmente asignados a
esos menesteres en forma colegiada, y gozando de permanencia e
inamovilidad del funcionario público, normalmente alejados del caso
concreto, con alta especialización e integrantes de organismos
dotados de medios técnicos sofisticados acorde con la modernidad,
cabe conceder notas de objetividad, imparcialidad e independencia
que le otorga eficacia probatoria. Salvo el caso que cualquiera de las
partes las objete, solicitando una ratificación, ampliación o
aclaración, planteada dentro del término de ley.

La prueba pericial sobre los diferentes objetos que aparecen


después de una minuciosa recolección de muestras en el lugar
donde ocurrieron los hechos que motivan la acción penal, son
ilimitados, debiendo estar rodeados de suficientes garantías de
fiabilidad, no solamente en lo que respecta a su alcance o contenido,
sino en cuanto a que los peritos que lo realicen no estén
influenciados por condicionantes externos.
Para que se proceda a estas peritaciones se requiere que se reúnan
estas dos condiciones: a) que se trate de comprobar el cuerpo o las
huellas del delito y el estado de las cosas; b) que se haya
comprobado el peligro, fundado en temor cierto, de que por la
demora dichas huellas se alteren o desaparezcan.

El perito se limita presentar su dictamen pericial, expone ciertas


conclusiones sobre algún hecho controvertido del proceso, pero no
puede emitir ningún juicio de valor respecto de algún punto
sustantivo del mismo sobre la responsabilidad o irresponsabilidad
del imputado.
La pericia debe concluir sobre los puntos propuestos por el Fiscal o
el Juez y debe estar vinculado a los hechos sometidos a ella; y, no
puede pronunciarse sobre extremos distintos a lo solicitado.
Debiendo contener los principios científicos en que se funda y la
explicación detallada de las operaciones técnicas realizadas.

Las pericias practicadas en las investigaciones preliminares o con


antelación al inicio del proceso, constituyen pruebas pre-
constituidas que despliegan toda su validez si no son impugnadas
por ninguno de los sujetos procesales y no fueran reproducibles
(prueba de alcoholemia) y se ha llevado a cabo en cumplimiento de
todos sus requisitos y garantías

Las pericias aportadas en el curso del proceso necesitan ser


sometidas a la oportuna contradicción cuando las partes lo solicitan
Ratificación.- Antes de que se lleve a cabo el interrogatorio por los
sujetos procesales se llevará cabo en la misma forma como se
interroga a un testigo, el perito deberá exponer brevemente el
contenido y las conclusiones de su informe. Y luego de ello, en base
a lo expuesto servirá como sustento para formularle las preguntas
ratificatorias o aclaratorias; así como también a su idoneidad e
imparcialidad, el rigor técnico o científico de acuerdo a sus
conclusiones, a fin de acreditar sus conocimientos o experto en la
ciencia o arte que conoce, situación que se podría deducir durante el
interrogatorio, si tiene experiencia o dedicación a lo que motiva su
pericia Están facultados para emitir opiniones que pueden ser
discordantes entre expertos, pero que constituyen el objeto de su
presencia en la ratificación. La credibilidad del perito, radicará en la
coherencia lógica de sus respuestas y conclusiones, así como
también n la capacidad como explica o expone sus puntos de vistas
o aspectos vinculados al objeto de la pericia.
Sobre este particular, es necesario que hagamos conocer el acuerdo
a la que han llegado los Vocales de la Sala Penal de la Corte
Suprema al que han llegado:
El dieciséis de noviembre de 2007, se llevó a cabo el Pleno
Jurisdiccional de las Salas Penales Permanentes y Transitorias de la
Corte Suprema, a fin de llevar adelante el Acuerdo Plenario N° 2-
2007/ CJ- 116.
“FUNDAMENTOS JURIDICOS
El titulo Perito del Libro segundo “De la Institución” del código de
procedimiento penales regula, entre otros aspectos, el nombramiento,
numero, plazo y emisión del dictamen o informe pericial, así como la
entrega del citado dictamen o informa y el examen de los peritos por el
juez penal. Esa diligencia sumarial-el examen pericial, según al art.168 del
citado código, es obligatorio para el juez u su realización debe cumplir con
el principio de contradicción, a cuyo efecto debe citarse a las partes, cuya
concurrencia es facultativa.
El titulo III “Audiencia” del Libro tercero “Del Juicio” de la ley procesal penal
prevé la concurrencia de perito al acto oral. El art. 259 del citado estatuto
dispone que los peritos, cuando se les cite, serán examinados por las
partes procesales y el tribunal sin perjuicio de que los dictámenes-
presentados en la instrucción o en la audiencia- se lean obligatoriamente.
Es evidente que la prueba pericial es de carácter compleja, y mas allá de
los actos previos de designación de los peritos que no será del caso
cuando se trata de instituciones oficiales dedicadas a esos fines, como la
Dirección de Crimininalistica de la Policía Nacional, el instituto de Medicina
Legal la Contraloría General de la Republica- cuando emite los
denominados, Informes Especiales, que gozan de una presunción iuris
tantum de imparcialidad, objetiva y solvencias, contra de tres elementos a)
el reconocimiento pericial (reconocimiento, estudios u operaciones
técnicas, esto es, las actividades especializadas que realizan los peritos
sobre el objeto peritado. b) el dictamen o informe pericial propiamente
dicho. A ello de uno u otro modo, se refiere al código de procedimientos
penales tanto al regular la institución como la normar el juicio oral.
La obligatoriedad del examen pericial en caso de pericia preprocesal o
realizada en sede de instrucción surge al art. 259 del código de
procedimientos penales. Si bien esa es la regla general en materia pericial,
que concreta el principio de contradicción- y cuando se hace en el acto
oral, que es su sede natural, adicionalmente cumple los principios de
inmediación y publicidad, es razonable excepcionalmente sin mengua del
contenido esencial de dichos principios cuando el dictamen o informe
pericial- que siempre debe leerse y debatirse en el acto oral- no requiere
de verificaciones de fiabilidad adicional o cuando su contenido esta
integrado por aportes técnicos consolidados que no solo se basan en
hechos apoyados exclusivamente por la percepción de una persona-
primacía del aspecto técnico sobre el factico preceptivo,. Con lo que el
derecho de defensa no se desnaturaliza ni se lesionan los principios de
inmediación, contradicción y oralidad.
En esos casos, sencillamente, el examen pericial, como toda prueba con
un aspecto relevantemente documental, no es condición ineludible de la
pericia como medio de prueba valido, valorable por el juez del juicio. En
consecuencia, su no actuación no es causal de nulidad de la sentencia, la
obligatoriedad a que hace referencia la ley procesal no la ata a la nulidad
de la pericia en caso de incumplimiento, no de exclusión de la pericia
como medio de prueba.
Lo expuesto precedentemente no significa que las partes no tiene derecho
a solicitar la persona de los peritos para el examen correspondiente. Solo
se tiene en cuenta(1) las catarteristicas de la prueba pericial, con especial
referencia cuando se trata de pericias institucionales o emitidas por
órganos oficiales y (2) que los principios han de acomodarse a la realidad
social, la presencia ineludible de los peritos que la elaboran impediría la
eficacia de la función pericial de esos organismos pues se dedicarían a
concurrir a cuanto órgano judicial los cite en mengua efectiva a su labor de
auxilio a la justicia, ello sin perjuicio de reconocer que la actividad
impugnativa de la defensa puede cuestionar o atacar el aspecto factico,
falsedad, o el aspecto técnico, inexactitud del informe pericial. Para lo
primero, sin duda, es indispensable la concurrencia de los peritos , pero
para lo segundo, basta el análisis integral del dictamen pericial, y en su
caso, su refutación mediante pericia de parte.
Si las partes no interesan la realización del examen pericial o no
cuestiones el dictamen pericial, expresa o tácitamente, lo que presupone el
previo conocimiento del dictamen u acceso a sus fuentes, es obvio que su
no realización en nada afecta el derecho a la prueba ni los principios que
la rigen. Por el contrario, si las partes lo solicitan o requerida la
concurrencia de los peritos y estos, por cualquier motivo, no concurren, el
análisis de la eficacia procesal del informe pericial estará dado por las
características del cuestionamiento formulado, la necesidad objetiva del
examen pericial solicitado y los recaudos de la causa. En estos casos, la
regla será la perdida de eficacia probatoria autónoma de la pericia a
menos que las objeciones de las formularias, o por ser tardía o
extemporánea.
DECISION
En atención a lo expuesto, la Sala Penal Permanente y Transitoria de la
corte suprema de justicia de la republica, reunidas en pleno jurisdiccional y
de conformidad con lo dispuesto en el art.116 del texto único ordenado de
la Ley Orgánica del Poder Judicial, por unanimidad.
ACORDARON:
ESTABLECER como doctrina legal, conforme a los fundamentos jurídicos
ocho y nueve que la ausencia de la diligencia de examen o ratificación
pericial no necesariamente anula lo actuado ni excluye el informe o
dictamen pericial del acerbo probatorio, A estos efectos, los jueces y Salas
Penales deberán tener en cuenta obligatoriamente, los criterios indicados
en dichos parágrafos.
PRECISAR que el principio jurisprudencia que contiene la doctrina legal
antes mencionada debe ser invocado por los Magistrados de todas las
instancias jurídicas, sin perjuicio de la excepción que estipula el segundo
párrafo del art.22 del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder
Judicial.

Plazo.
De conformidad con lo prescrito en el inciso 1 del artículo 180 del
CPP, el plazo para que los peritos emitan dictamen pericial queda a
criterio del Fiscal o del Juez, según el caso, debiendo ser el
suficiente como para que emitan un dictamen de acuerdo a lo
solicitado y con la rigurosidad que se les exige. Las observaciones
se pueden presentar en el plazo de cinco días, luego de haber sido
notificados con el resultado de la pericia.

Excusa
De acuerdo a lo dispuesto en el inciso 2 del artículo 175 del CPP el
perito puede excusarse de constituirse como tal cuando concurren
las causales previstas en los numerales 1) y 2) a del artículo 165 del
CPP (testigos), tales como: cuando sea cónyuge del inculpado su
ascendiente, hermano o hermanos políticos o por reserva del
secreto profesional que se les hubiera confiado en el ejercicio de su
medico, notarios u obstetras, etc.
Unificación de conceptos y motivos de impedimento o subrogación
porque no siempre el perito que ha sido nombrado puede cumplir la
tarea que se le ha encomendado, en tal caso, puesto que la prueba
pericial tiene como fin práctico suministrar los elementos y
conocimientos, conviene nombrar otra persona en lugar de la que
había sido designado antes.
Los motivos que pueden obstaculizar la función del perito en el
desempeño efectivo de su misión, pueden agruparse en torno a las
causales antes referidas

Las causas que pueden dar lugar a una u otra medida, tiene una
índole profundamente distinta, pero en el fondo son idénticas, los
procedimientos respectivos y los efectos jurídicos. Por tal razón el
perito que ha sido nombrado puede cesar en el cargo o perderlo en
virtud de: a) subrogación y b) sustitución
No obstante la variedad de los motivos estas medidas tienen un fin
común, cual es el de hacer que la peritación sea rápida, efectiva y lo
mas eficaz posible.

Examen pericial.
El inciso 1 del artículo 181 del CPP, señala el examen o
interrogatorio del perito en la audiencia se orientará a obtener una
mejor explicación sobre la comprobación que se haya efectuado
respecto al objeto de la pericia, a ella pueden concurrir el imputado,
su abogado defensor, el Fiscal y el actor parte civil, todo ellos
pueden pedir a los peritos que esclarezcan algún punto controvertido
de su informe pericial. Si existe informes periciales oficiales
discrepantes, de oficio se promoverá una debate entre el perito
oficial y de parte.
Pues si el dictamen de los peritos es obligatorio para el Fiscal o
Juez, no hay duda que la competencia de los peritos debe procurar y
asegurarse en la forma más severa y diligente. El punto
fundamental, el criterio orientador y decisivo es la necesidad de que
los órganos de la peritación sean personas verdaderamente capaces
y competentes en la materia a que pertenece el objetivo sobre el
cual deben rendir su dictamen. Esto lo exige el fin de la prueba
pericial, pues si esta no es seria y atendible, no habrá razón para
tenerlas como medio de prueba.
Los peritos pueden encontrarse de acuerdo u entonces no se
presenta ninguna dificultad pues redactara un solo dictamen como
luego se dirá.
En cambio, los peritos pueden estar en desacuerdo y entonces cada
uno de ellos podrá y deberá dejar constancia de su propio dictamen.
Esto sin embargo puede ocurrir sin que de ello se derive obstáculo
para la peritación. En efecto, no es necesario que el dictamen de los
peritos sea unánime, pues la exigencia de la peritación se satisface
aun con un dictamen en que los peritos no estén de acuerdo, aun si
no hay un acuerdo parcial adoptado por la mayoría. De este modo,
el dictamen pericial puede ser adoptado por unanimidad, por
mayoría, o también puede estar en desacuerdo en diversos sentidos.

Tacha de perito.
El inciso 2 del artículo 175 señala que se puede tachar al perito, por
las causales antes referidas; cuando se designa a los peritos
especializados se comunica a los sujetos procesales y se debe
señalar los nombres completos de los peritos, a fin de que se
puedan hacer las observaciones o tacha respectiva. La tacha no
impide la presentación del informe pericial

Deberes.- El deber de desempeñar el cargo de perito nombrado,


verifica dos condiciones a) tener la capacidad correspondiente, en
abstracto y en concreto, tal como la determina la ley, b)
subordinación a la ley procesal.

Este deber se concreta en la obligación de prestar los sevicios


correspondiente en la forma mas eficaz y veraz.
El contenido de esta presentación se manifiesta en varias formas
que puede resumirse así:
“Deber de asumir el cargo de perito por parte de persona nombrada.
Un problema importante, relacionado con la institución de la prueba
pericial, es el que consiste en saber que una vez nombrado el perito
tiene este el deber de aceptar y de cumplir la tarea que se le ha
encomendado”.

Derecho del perito


a) Derecho de libertad en la investigación científica. Dentro de los
límites de las instrucciones por el juez, el perito debe poder gozar de
la más amplia libertad de investigación para el desarrollo de la tarea
que ha asumido, esto es libertad de proceder a las averiguaciones
que considere oportunas y libertad de adelantarlas con los métodos
que le parezcan mas eficaces.
Esta libertad que podría llamarse científica para guiarla de la libertad
que podía denominarse procesal y que actúa dentro del campo de
las autorizaciones del Fiscal o del Juez, se hace necesaria por el tipo
de prueba que el perito aporta ya que la eficacia del resultado se
vería frustrada si para adelantar sus investigaciones tuviera que
seguir los consejos de alguien que ignora la materia especial de que
se trata.
b) Derecho al pago de la labor prestada. Como el perito se le llama a
intervenir en el proceso, no en cumplimiento de un deber genérico
como ciudadano, sino en virtud de un encargo, y por parte, pone a
disposición del Fiscal o Juez su labor de especialistas en ciencias,
artes u oficios, de ello se sigue que se justifica plenamente su
derecho a tener una compensación por el trabajo realizado y a que
se le rembolsa los gastos.