Sie sind auf Seite 1von 16

FUNDAMENTACIÓN:

El feminicidio, es la expresión más brutal en la escalada de violencia en contra de


la mujer. El feminicidio se define como el genocidio contra las mujeres y esto
sucede cuando las condiciones históricas generan prácticas sociales que permiten
atentados contra la integridad, la salud, las libertades y la vida de las mujeres.

La violencia contra la mujer representa una violación a los derechos humanos y


también la privación de sus sentimientos; esto constituye uno de los principales
obstáculos para lograr una sociedad igualitaria y plenamente democrática.

El gobierno de la República Argentina, ha llevado a cabo actividades específicas


de asesoría y acompañamiento dirigidas a las organizaciones de la sociedad civil
dedicadas a la defensa de los derechos de las mujeres, especialmente de aquellas
que han sido privadas de la vida o desaparecidas.

.
OBJETIVOS

 Lograr alcanzar una mayor comprensión y precisión de protección de los


derechos de la mujer frente al incremento de casos de Feminicidio en nuestra
región/país.

 Conocer la dimensión del problema del feminicidio a través de sus causas, para
que se orienten acciones de información, educación y comunicación para la
prevención y erradicación de violencia contra la mujer.
HIPÓTESIS:

Teniendo en cuenta lo analizado de los distintos casos de femicidio que tuvieron


lugar en el último tiempo, nos llevo a plantar la siguiente hipótesis de nuestro
trabajo:

“La violencia ejercida contra la mujer es un problema que obedece a


estructuras jerárquicas patriarcales, que reproducen una cultura donde las
mujeres son vistas como objetos desechables y maltratables.”
Marco teórico

ORIGEN DEL TÉRMINO

Después de varias décadas de práctica feminista y reflexión analítica de la


violencia contra las mujeres, se ha ido desarrollando un marco conceptual más
definido: el del feminicidio: la de violentar reiteradamente el cuerpo, la subjetividad,
la sexualidad, la vida y libertad de las mujeres hasta matarlas sistemáticamente de
manera sanguinaria.

El concepto de femicidio, fue acuñado por J. Radfort y D. Russell (1992) para


definir aquellos crímenes que son perpetrados contra las mujeres debidas
fundamentalmente a las características misóginas en la cultura patriarcal.

Russell y Radford dan por sentado que la violencia sexual se ejerce desde los
hombres contra las mujeres y que su expresión máxima es el asesinato de la
mujer, con el cual se produce una estrategia de mantenimiento del control
patriarcal a costa de la vida de las mujeres.

Los conflictos en muchos de los “dulces hogares” y “familias felices” son


reiteradamente atribuidos a las mujeres, sea `porque ellas “provocan a los
hombres”, son “celosas” o por cualquier asignación de este tipo, que degrade la
imagen y el comportamiento femenino.

Las amenazas, agresiones, humillaciones, maltrato y golpes, entre otras formas


violentas de relación sexo-género instauradas por el patriarcado, están legitimadas
y son la norma para resolver los conflictos derivados de este sistema de
relaciones.

Muertes que serían evitables, si cambiáramos tan sólo muchos de los preceptos
morales, éticos y sociales con los que son juzgadas y castigadas las mujeres y lo
femenino. La violencia contra las mujeres es producto de la misoginia, la cual es
caracterizada como una forma de violencia que excluye e ignora a las mujeres
como seres pensantes.

La mayoría de las formas de comunicación social (radio, televisión, cine, prensa,


videos, Internet, y toda clase de espectáculos), las instituciones y otros factores
estructurales como la economía y la educación establecen los marcos que
propician y reproducen en determinados contextos sociales los actos feminicidas.
La meta del ejercicio de la violencia por parte de los hombres, deliberada o no, es
preservar la supremacía masculina. Se trata de un concepto político que permite
visibilizar la posición de subordinación, desigualdad, marginalidad y riesgo en la
que se encuentran las mujeres por el simple hecho de ser mujeres.

DEFINICION DE FEMINICIDIO

El feminicidio es el genocidio contra mujeres y sucede cuando las condiciones


históricas generan prácticas sociales que permiten atentados contra la integridad,
la salud, las libertades y la vida de las mujeres. Es una categoría que debe
abordarse como una modalidad de violencia directa hacia las mujeres, como una
alternativa a la neutralidad del termino homicidio visibilizando un trasfondo no
reconocido: la misoginia en la muerte diaria de mujeres. Es un problema social,
político, cultural y es un problema de Estado.

En el feminicidio concurren en tiempo y espacio, daños contra mujeres realizados


por conocidos y desconocidos, por violentos, violadores y asesinos individuales y
grupales, ocasionales o profesionales, que conducen a la muerte cruel de algunas
de las víctimas.

CAUSAS DEL FEMINICIDIO

Son dos las causas del feminicidio:

1. Debilidad del vínculo en la pareja

2. Patologías y sistema de creencias.

Debilidad del vínculo en la pareja: “el feminicidio de pareja está


estrechamente unido a la pareja de hecho. En éstas forman de unión, los hechos
de violencia, se producen nueve veces más casos que en los matrimonios. A
menor estabilidad, mayor riesgo de homicidio, y las parejas de hecho son mucho
más proclives a la separación que los matrimonios. En Argentina, el cuarenta por
ciento de los asesinatos de mujeres suceden en su propio hogar. En cualquier
caso, “la ruptura constituye una explicación central y necesaria de los
feminicidios”, aunque no es la única.
Patologías personales y sistema de creencias: El segundo componente
estructural es constante pero poco numeroso: patologías personales. Puede
existir en el hombre problemas psicológicos, que hacen que vea en su pareja
cosas que no son reales sino más que en su mente.

¿CÓMO EVITAR LA VIOLENCIA DE GÉNERO?

La violencia de género es la que se apoya en alguna forma de abuso de poder y


persigue someter y controlar a las víctimas, con repercusiones que se miden en
daños físicos, psicológicos, sexuales o patrimoniales.

La forma más extrema de este tipo de violencia es el feminicidio.

Ya incorporado como parte del discurso cotidiano, los feminicidios representan una
de las principales preocupaciones para la ciudadanía, sobre todo por la
consistencia que han mantenido en los últimos años.

La violencia de género es un problema de naturaleza multicausal, razón por la cual


el razonamiento tradicional lineal en base a una orientación causa y efecto se
queda corto para su explicación. Partiendo de esa premisa, este estudio justifica
sus resultados en parte por dar respuesta a una necesidad teórica de pensar en
términos sistémicos, al tiempo que esta forma de comprensión de la realidad
contribuye a presentar la relación de una serie de factores que explican el
fenómeno de una manera integral.

La mujer debe aprender a valorarse y debe entender que cualquier tipo de


maltrato , es violencia de género y que si no pone un límite , esa violencia puede
terminar en su muerte.

TIPOLOGÍA DEL FEMINICIDIO:


La tipología del feminicidio permite hacer una identificación de las diversas
expresiones del feminicidio derivado de las razones o motivos, la edad de la
víctima, su condición laboral cuando desempeñaba un oficio estigmatizado y la
relación entre la víctima y el victimario.

 Feminicidio familiar: Asesinato de uno o varios miembros de la familia


cometido por un hombre. Está basado en relaciones de parentesco entre la o las
víctimas y el victimario donde Interviene El Estatus Masculinizado De Poder Sobre
Los Miembros Subalternos De La Familia.

 Feminicidio íntimo: Asesinatos de mujeres “cometidos por hombres con quien


la víctima tenía o tuvo una relación íntima, familiar, de convivencia o afines a
estas”

 Feminicidio infantil: Es el asesinato de niñas, por hombres o mujeres, en el


contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder que les otorga su
situación adulta sobre la minoría de edad de la niña.

 Feminicidio por ocupaciones estigmatizadas: Las mujeres son asesinadas


por ser mujeres. Sin embargo, hay otras mujeres que lo son por la ocupación o el
trabajo desautorizado que desempeñan. Bajo este criterio se encuentran aquellas
que trabajan en bares y en centros nocturnos. Ellas son las bailarinas, las meseras
y las prostitutas.

 Feminicidio sexual sistémico: El feminicidio sexual es el asesinato de


mujeres que son secuestradas, torturadas y violadas. Sus cadáveres,
semidesnudos o desnudos son arrojados en las zonas desérticas, los lotes
baldíos, en los tubos de desagüe, en los tiraderos de basura y en las vías del tren.

Feminicidio sexual sistémico organizado: El asesinato de las mujeres está


acompañado por el secuestro, tortura, violación y disposición del cadáver. Los
asesinos pueden actuar como una red organizada de feminicidas sexuales con un
método consciente y sistemático a través de un largo e indeterminado período,
dirigido a la identidad de sexo y de género de las niñas/mujeres.

Feminicidio sexual sistémico desorganizado: El asesinato de las mujeres está


acompañado -aunque no siempre- por el secuestro, tortura, violación y disposición
del cadáver. Los asesinos, presumiblemente, matan por una sola vez, en un
período determinado; y pueden ser hombres desconocidos, cercanos o parientes
de las víctimas que las asesinan y las depositan en parajes solitarios, en hoteles, o
en el interior de sus domicilios.
Femicidio en Argentina:

Hace cuatro años que el grito colectivo de NiUnaMenos llenó las plazas del país y
atravesó fronteras. A pesar de la fuerza colectiva no ha habido grandes cambios
en los números de la tragedia personal y política de las mujeres del país. En lo
que va del año se produjo un femicidio cada 32 horas, según denuncia la
organización La Casa del Encuentro: 114 mujeres y niñas fueron asesinadas por
ser mujeres. Esos femicidios se llevaron también la vida de 17 hombres y niños
que estaban en la línea de fuego del victimario, y dejaron sin madre a 107 hijas e
hijos, la mayoría menores de edad.

Los datos fueron relevados entre 1 de enero y el 31 de Mayo de 2018 y se


presentan en el “Informe de Investigación de Femicidios” del Observatorio de
Femicidios en Argentina “Adriana Marisel Zambrano”, coordinado por La
Asociación Civil La Casa del Encuentro.

Ada Rico, presidenta de la organización, analizó los resultados. En estos cinco


primeros meses del año, le llamaron la atención algunos datos, entre ellos:

-La cantidad de travesticidios, fueron 4 en cinco meses;


-El número de mujeres migrantes asesinadas, fueron 6, mientras que en 2017
habían sido 10 en todo el año;
-La edad de las víctimas, hay muchas muy jóvenes, y con hijos e hijas muy
pequeños. “Hay 107 hijos de los cuales el 71 por ciento son menores de edad, son
muy chiquitos, porque las mamás son muy jóvenes. Es altísimo. Nunca dio tanto”,
comentó.

“Comparando con el mismo período del 2017, hubo un descenso del 12 por ciento
en la cantidad de femicidios. Pero siempre hay que esperar el año completo para
poder evaluar”, apuntó. También señaló que se repite la poca cantidad de
denuncias. Solo un 12 por ciento de mujeres recurrieron a esta instancia para
cortar la violencia. “No hacen la denuncia porque sienten que la justicia no las va a
proteger. Lo que más quiero remarcar es la necesidad de capacitación de la
justicia. Todo esto que tenemos es producto de que la justicia tiene fallos sexistas
y las mujeres no se animan a denunciar porque los efectores de justicia no tienen
capacitación suficiente”, dijo.

El informe reclama la necesidad de:


Capacitaciones obligatorias jueces/fiscales/abogados y fuerzas de seguridad en
materia de género. Inclusión de la perspectiva de género en los concursos a
cargos en el Poder Judicial, Ministerio Público y Ministerio de Defensa.

Victimarios
De los 114 femicidios registrados por los medios entre enero y mayo de 2018, la
mayor parte fueron producidos por parejas o ex parejas: 44 fueron producidos por
esposos – parejas – novios, y 25 por ex esposos – ex parejas – ex novios.

Estos hombres tienen en su mayoría entre 31 y 50 años (39 casos), luego le


siguen los que tienen entre 18 y 30 años (27) y en tercer lugar, los que tienen
entre 51 y 65. Llama la atención la presencia de 5 victimarios de entre 13 y 18
años.

20 hombres se suicidaron luego de matar.

Lugar del hecho


La vivienda sigue siendo el lugar más inseguro para las mujeres que sufren
violencia. La mayor parte de los femicidios ocurrieron en sus casas (33) o en las
que compartían con el victimario (26). Le siguen en cantidad, otras viviendas (10)
y vía pública (9).

En cuanto a las provincias donde se produjeron estos femicidios, Buenos Aires


encabeza la lista con 34, le sigue Santa Fe con 13 (ver aparte) y luego Córdoba
con 10. Sin embargo la tasa de femicidios cada 100 mil habitantes ubica a
Neuquén a la cabeza con un 0,91, luego sigue Chaco con 0,76 y en tercer lugar se
ubica Tucumán con 0,55.

Cómo las mataron


Fueron apuñaladas 27 mujeres, 25 baleadas, 17 golpeadas, 10 estranguladas y 9
incineradas. “Las mujeres incineradas es un número alto porque además hay dos
que están graves. El año pasado fueron 11 en todo el año”, dijo Ada Rico.

La creatividad y la saña con que los hombres dan muerte a las mujeres no tiene
límites: las hubo asfixiadas, degolladas, ahorcadas; y también por traumatismos,
hacha y machete, y sobredosis.

Hubo 3 mujeres asesinadas en presunción de prostitución o trata y 11 con indicios


de abuso sexual.

Víctimas colaterales
El total de hijas e hijos que quedaron huérfanos porque su madre fue asesinada
en lo que va del año asciende a 107, de los cuales 76 son menores de edad. En
ese sentido, Rico hizo hincapié en la necesidad de que la Cámara de Diputados
apruebe la ley de reparación económica para hijos e hijas de víctimas de
femicidios, conocida como ley Brisa. “Tiene sanción del Senado del año pasado, y
todavía no la trataron en Diputados. Estamos hablando de una cantidad muy
elevada de menores de edad que se beneficiarían”, dijo. La Ciudad de Buenos
Aires fue la primera en aprobar, en agosto del año pasado, la ley n° 5.861 de
“Reparación económica para niñas, niños, adolescentes y jóvenes víctimas
colaterales de femicidios”, que otorga un monto económico equivalente a una
jubilación para niños, niñas, adolescentes y jóvenes hasta 21 años, cuya madre
haya sido víctima de un femicidio por parte de su padre. Hasta el momento, 11
víctimas tramitaron y están cobrando la asignación, proyecto impulsado por La
Casa del Encuentro y presentada por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

En estos momentos hay varios proyectos para modificar la ley con el objetivo de
que, sin importar quien haya sido el femicida, los chicos y chicas que quedan
huérfanos puedan cobrar esta asignación mensual.

CASOS DE FEMICIDIO EN TUCUMÁN:

En lo que va de 2018, se produjeron 11 casos en la provincia; la cifra supera los


siete ataques mortales registrados el año pasado. Las agresiones, en su mayoría,
fueron cometidas por parejas o ex parejas.

. El informe de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, para 2017, consigna


siete casos: tres ocurridos en la capital y los restantes en Alderetes, Simoca,
Trancas y Lules.

Tucumán se encuentra entre las jurisdicciones cuyas tasas se ubican entre 0,87 y
0,26 femicidios cada 100 mil mujeres, junto a Capital Federal, Chubut, Entre Ríos,
La Rioja, Mendoza, Misiones, San Juan, y Santa Cruz. Las provincias con más
casos, en proporción a su población, fueron Salta, Jujuy y Santiago del Estero,
cuyas tasas oscilan entre 2,74 y 2,10 femicidios cada 100.000 mujeres.

En el mismo relevamiento constan los casos registrados en Tucumán en los


últimos cuatro años: en 2014, cuatro femicidios; en 2015, dos; en 2016, cuatro; y
en 2017, siete. Los datos, a nivel nacional, señalan que el 93 % de los imputados
incluidos en las causas eran varones con quienes las víctimas tenían un vínculo.

Cinco de los femicidios ocurridos en la provincia en 2017, fueron cometidos por


parejas o ex parejas de las víctimas.
Un caso de estas características ocurrió en el barrio Las Piedritas el viernes por la
noche. Daniel Pacheco, de 35 años, se pegó un tiro con la misma arma con que
mató a su ex pareja, Pamela Díaz, de (23); a la hermana, Romina Díaz, de 29, e
hirió de gravedad a la madre de ambas, Susana Díaz (50).

Todos estos datos son cruciales para entender la especificidad de la violencia de


género y del tipo de medidas que requiere su abordaje.

“La violencia es cada vez peor. Hay una escalada de crueldad que se expresa en
cada femicidio.

Si el Estado no toma medidas de fondo urgentes, es imposible detener esta


escalada”, expresó Vicky Disatnik, referente de la Casa de las Mujeres “Norma
Nasiff”.

Los últimos 11 casos

1 y 2- 14 de enero
Lugar: Río Nío
Móvil: doble femicidio
Lourdes Reynoso, una joven trans, fue asesinada al igual que su tía Lourdes
Anahí Reinoso por la ex pareja de la primera. La víctima se había escondido en
esa localidad para escaparse del agresor. El autor intentó, pero no pudo quitarse
la vida. Está detenido.

3- 24 de enero
Lugar: Capital (Barrio La Costanera)
Móvil: femicidio
Marta Moreno (50 años) fue asesinada por un hombre que ingresó a su casa y le
disparó hasta causarle la muerte. Después se descubrió que el autor fue un tal Oli
que se suicidó cuando la policía estaba tras sus pasos. El hombre no habría
soportado que la mujer diera por terminada la relación que mantenían. Hubo un
cómplice detenido.

4- 15 de marzo
Lugar: Monteros
Móvil: femicidio
Gisella Tatiana Barrionuevo Núñez, de 17 años, estaban involucrados transas y
otros individuos del mundo de la droga. Pues la joven, según admitió el hombre,
era adicta y se encontraba con frecuencia con esas personas. Ahora la presunción
se consolida. Fue asesinada y arrojada a un cañaveral. Dos transas fueron
detenidos.

5- 1 de abril
Lugar: San Juan al 800
Motivo: femicidio
Ana Ríos cayó desde un cuarto piso de un edificio de San Juan al 800. Su pareja,
Facundo Guerrero dijo que se cayó, pero la Justicia reunió pruebas para indicar
que la había arrojado.

6- 9 de abril
Lugar: capital
Móvil: femicidio
María Cristina Ávila es arrojada del balcón por su novio que es un basquetbolista.

7- 18 de abril
Móvil: femicidio
Se confirma que los restos encontrados en febrero Villa Alem son de Cinthia
Moreyra, la joven trans desaparecida.

8- 23 de mayo
Lugar: Las Talitas
Un menor de 17 años está acusado de haber acabado con la vida de su novia
Natividad Rojas. El acusado dijo que se habría quitado la vida.

9- 15 de julio
Móvil: femicidio
Lugar: El Manantial
Un policía es detenido, acusado de haber ahorcado a su mujer. El joven aseguró
que se había ahorcado, pero las pericias muestran lo contrario.
10 - 11- 3 de agosto
Lugar: capital (barrio Las Piedritas)
Daniel Pacheco acaba con la vida de su ex Pamela Díaz, 23 años y su cuñada
Romina, de 26; y deja herida a Susana Díaz, de 50. Luego, Pacheco se suicidó.
Tasas de femicidios
CONCLUSIONES

Una de cada 3 mujeres sufre violencia física en América Latina. El tipo de violencia
más común es la psicológica (50%), seguido de la física (41%) y de la sexual (9%)
y son las mujeres entre los 15 y los 45 años tienen una mayor probabilidad de ser
asesinadas por hombres. La mayor parte de estos crímenes están cometidos por
parejas o exparejas y están ocasionados mayormente por celos y perdida del
dominio que el hombre quiere mantener contra la mujer.

Cabe destacar que, ninguna ley por si sola es la solución para luchar contra el
feminicidio, aunque el hecho que se incorpore dentro del ordenamiento penal es
una medida fundamental.

Se debe reeducar la mirada masculina sobre la visión del cuerpo de la mujer.


Tratemos de entender y de ser conscientes de este mal que se da en la sociedad.
Saber que la igualdad entre el hombre y la mujer debe forjarse de dos modos: uno
devolviéndoles su autoestima y seguridad a las mujeres para que así tengan la
valentía de defenderse y denunciar cuando sea el momento. La otra manera es
que los hombres estén conscientes y dispuestos a cambiar y mejorar; que
nosotros mismos ayudemos a mujeres a que prevalezcan sus derechos e igual
ayudemos a hombres equivocados que comenten violencia contra la mujer para
que puedan ser conscientes de su error y puedan reflexionar con nosotros para un
hogar saludable y así una sociedad que progrese hacia la igualdad del hombre y la
mujer.
PROYECTO SOBRE FEMICIDIO

Escuela: Campo Norte

Alumnas: Figueroa, Alejandra de los Ángeles

Ponce, Ayelen

Docentes: Marcelo, Adriana

Sfeir, Marisa.

Año 2018