Sie sind auf Seite 1von 13

El cansancio, agotamiento y el mucho análisis te llevan al desánimo.

Son esos
momentos que por tanto esperar y luchar comienzas a pensar si vale la pena el
esfuerzo, si Dios te está escuchando o si en algún momento las situaciones
han de mejorar. Cuando constantemente escuchas palabras, mensajes y
canciones que no aportan nada a tu vida espiritual, a la larga te llevará al
desánimo.

El desánimo no es malo, muchas personas en la Biblia experimentaron el


desánimo. Elías cuando sintió el desánimo se metió dentro de una
cueva. Estaba cansado y frustrado, sin embargo, Dios le envió alimento y le
dió una palabra para que pudiera continuar. Jesús también experimentó el
desánimo, poco tiempo antes de ser entregado le oraba al Padre, que hiciera
pasar ese momento y para no tener que enfrentarlo.

El problema no es que llegue el desánimo, sino como lo enfrentamos,


como pasamos por la situación y el sentimiento sin rendirnos, ni dejar
que el desánimo se apodere de nosotros.

Jesús no permitió que el desánimo tomara el control y le dijo al Padre “que no


se haga mi voluntad, sino la tuya”. Elías, luego de que Dios le enviara
alimento, le dio una palabra diciendo, “Levántate y come, porque largo camino
te resta”, se levantó y continuó su camino.

Muchas veces, nosotros mismos nos vamos saboteando, creamos un fosa y


cuando nos damos cuenta estamos dentro de ella y tan profundo que luego no
podemos salir. Analiza donde estás parado, que estás haciendo y asegúrate
que no estes llenando tu vida de pensamientos negativos, los cuales se
siembran en tu subconciente para luego amarrárte a una vida de desánimo, sin
deseos de hacer nada, sin deseos de vivir.

El momento de desánimo va a llegar a nuestra vida, pero es necesario


prepararse con anticipación para este momento. Las bases, fundamentos y
principios que hayamos desarrollado en nuestras vidas nos ayudarán a
sobrepasar esta situación. Lo que oímos, lo que leemos, lo que hablamos y lo
que pensamos será vital para poder sostenernos en el momento del
desánimo. Aún el descanso y reposo puede ser la medicina para nuestro
desánimo.

Una palabra que hayamos escuchado o leído en la que hayamos pensado,


meditado y reflexionado creará una base o fundamento en nuestra vida
que al momento de la dificultad y del sentimiento negativo nos dará las
fuerzas para poder continuar, aún en medio del desánimo.

Y recuerda siempre que Dios está en control de todas las cosas, si algo ocurre
en nuestras vidas es para llevarnos al próximo nivel.

¡Bendiciones!
Lectura:

1 Reyes 19 – Elías
S. Lucas 22, S. Mateo 26 – Jesús
Josué 1 – Medita
Exodo 33:14, Eclesiastés 4:6, Jeremías 6:16, S. Mateo 11:29 – Descansa

DESANIMO
 Publicado por: MA. ESTHER CRUZ GARZA
 Fecha: 2016-11-07 18:10:00
El desanimo es un pensamiento que destruye la esperanza, sin
esperanza nos rendimos, que es exactamente lo que el diablo
quiere que hagamos. Interfiere en la comunión con Dios y se
termina abandonando la fe.

SIGNIFICADO:
Estar sin fuerzas para seguir adelante.

Falta de ilusión o ánimo hacia alguien o para hacer algo.

Dejar —Cansado, Desfallecer, Desmayar, Fatigar, Flaquear,


Rendirse, Decaer, Deshacer, Destruir, Echar, Exterminar, Faltar,
Quedarse, Fin, Marchitar, Terminar. Agotar, Arruinar, Caer.

Derribar, Débil, Flojo, Apagado, Enfermo, Tropezar, Acobardar,


Quebrantamiento, Desconsolado, Atribulado, Miedoso, Temeroso.

Es un sentimiento que nos paraliza por completo…

Es la perdida de todas nuestras facultades emocionales,


espirituales y físicas.
La mente sufre un bloqueo que impide que actuemos según los
principios que Dios ha establecido para el cristiano.

El desaliento es una de las estrategias más peligrosas del diablo.

Actitudes

Una persona desanimada se aísla de los demás, por ejemplo:


Esta persona puede comenzar a dejar de asistir a la iglesia, y
como consecuencia desanima a los miembros de su propia
familia. (Números: 14:2-3)

Estos cristianos pueden tener pensamientos como: “Dios no me


toma en cuenta”; ¿“Como Dios va a permitir este problema en mi
familia?”; “Estoy viviendo una situación difícil y a nadie le importa”
(los israelitas en el desierto).

Las personas desanimadas tienden a ser críticos y


murmuradores, aun contra Dios, contra los líderes de la iglesia,
contra su jefe en el trabajo y contra otros creyentes.

Una persona desmotivada no siente ni experimenta la presencia


de Dios en su vida, y como resultado se inclina hacia el pecado.
Además, se muestra insensible a la necesidad de la gente, a la
oración, y a la Palabra de Dios.

Las personas controladas por el espíritu de desánimo creen que


han perdido valor, pues en la mayoría de las veces no entienden
lo que está pasando en sus vidas. En la mayoría de los casos las
personas se desaniman por alguna pérdida o fracaso en sus
vidas, sea espiritual o personal.

Una persona desanimada es presa fácil (vicios) como


alcoholismo, la drogadicción, el adulterio, el egoísmo severo, la
envidia, el satanismo, la fornicación, el temor, el ocultismo, la
brujería, la bulimia y otras deficiencias del carácter.

¿Cuáles son las Causas del Desanimo?

Una de las principales causas es la falta de comunión con Dios;


con el cuerpo de Cristo; ignorar cuál es el propósito de Dios para
sus vidas; desconocer los dones espirituales que Dios otorga a
cada creyente para la edificación del cuerpo y para cumplir la gran
comisión. (Génesis 4:5-7)

Otra cuando pasamos por situaciones adversas (enfermedades,


crisis económicas, enemistades, desilusiones con líderes de la
iglesia o un familiar, etc.). Además, el no enfrentar estas
situaciones con las herramientas bíblicas que Dios nos ha dado,
podría prepararse el terreno para que nuestros enemigos
espirituales coloquen pensamientos en nuestra mente, y como
consecuencia nos desanimemos. (Santiago 1:1-3); (San Juan
16:33)

Los comentarios malsanos que hacen otras personas, tales


como: chismes y descalificaciones acerca de nosotros podrían
desanimarnos. En la mayoría de los casos las personas que
desaniman son controlados por un espíritu de envidia. (Mateo 7:3-
5)

Es muy común, que cuando es necesario comunicarle a otros lo


que pensamos, no se hace en forma directa; sino que se
murmura, o se utiliza la comunicación triangulada, lo cual, es muy
insano, porque en la mayoría de los casos lleva una carga mal
intencionada y no hablamos con la verdad porque tememos ser
rechazados por lo que diremos. (Santiago 3:6)

¿Cómo vencer el desánimo?

Lo primero es pensar cuál es la verdad de la situación que nos


está afectando, según la perspectiva de Dios. Luego, asumir una
actitud correcta, y para esto es importante que entrenes tu mente
con la verdad de Dios y que practiques esos principios.

(Galatas5:1-15; 6:9,10, Efesios 5,Filipenses 4:8)

Cuando tengas pensamientos de desánimo, es muy importante


que pienses: “Lo que estoy pensando, ¿estos pensamientos
verdaderamente son míos?”.La Biblia dice que la batalla es en
nuestra mente, Efesios 6, nos dice que atacan nuestra mente. (2
Corintios 10:3-5).

Tú debes controlar tus pensamientos (1 de Pedro 1. 13), muchos


cristianos oran, leen la biblia; están en liderazgo, pero no han
aprendido a controlar lo que piensan.
Dios dijo: “Pondré Mis leyes en la mente de ellos” (Hebreos
8:10.) Necesitamos leer más la Escritura y memorizarla más para
poder encontrar la Palabra que necesitamos en el momento
preciso. Si lo hacemos Dios llenará todos nuestros pensamientos
con Su ley.

Es posible vencer el desanimo, pues Dios ha dejado las


herramientas bíblicas para lograrlo y al cuerpo de Cristo.

Piense algo como esto: Bueno, las cosas van un poco lentas,
pero, gracias a Dios, estoy haciendo algunos progresos. Me
alegra sabe r que estoy en el camino que me conducirá a la
libertad. Ayer, tuve un día agitado. Elegí pensamientos erróneos a
lo largo de todo el día. Padre, perdóname y ayúdame a seguir
adelante. Cometí un error, pero al menos es un error que no
tendré que cometer otra vez. Éste es un nuevo día. Tú me amas,
Señor. Tu misericordia es nueva cada mañana. Rehúso estar
desalentado. Rehúso ser condenado. Padre, la Biblia dice que tú
no me condenas. Tú enviaste a Jesús a morir por mí. Voy a estar
bien: hoy va a ser un gran día. Te pido que hoy me ayudes a
elegir pensamientos correctos.

COMO VENCER EL DESANIMO


¿Por qué estoy desanimado? ¿Por qué está tan triste mi corazón?
¡Pondré mi esperanza en Dios! Nuevamente lo alabaré, ¡Mi Salvador y mi
Dios! Ahora estoy profundamente desalentado, pero me acordaré de ti…
Pero cada día el Señor derrama su amor inagotable sobre mí, y todas las
noches entono sus cánticos y oro a Dios, quien me da vida.” Sal. 42:5-
6a, 8 NTV
¿Y los cristianos pueden desanimarse? El estado de desánimo es el
antónimo al buen ánimo. El ser humano está compuesto por emociones y
sentimientos, acompañados éstos de alegría, pero también de
incertidumbres y tristeza; el decir que el desánimo es imposible en los
hijos de Dios es lo mismo decir que no vivimos y que no estamos
expuestos a las circunstancias de esta vida.
Si bien es cierto, que el desánimo es un estado del hombre natural, el
cual puede ser momentáneo o permanecer a nuestro lado por largo
tiempo hasta convertirse en depresión, el mismo puede ser influenciado
por un sin número de factores, pero en general se refleja cuando algo
que no queremos, nos sucede o cuando no estamos satisfechas con lo
que viene a nuestras vidas. Aunque el desánimo en sí mismo no es
pecado, muchas veces se hace acompañar de amargura, enojo, ira, falta
de contentamiento, y en ocasiones mostramos desacuerdo con lo que
Dios nos está permitiendo atravesar y nos dejamos gobernar por la
melancolía. Si puedes identificar en cuáles situaciones claves el
desánimo reacciona podrás evaluar el estado de tu corazón.
Tampoco podemos ignorar las maquinaciones de Satanás, que en los
momentos de desaliento trae a la mente pensamientos y argumentos
donde tenemos la potestad de apoyar y consentir o contrarrestar con la
Palabra de Dios. La tarea del maligno es siempre influenciarnos a pensar
que el Dios a quien servimos no procura nuestro bien, que es insensible
a nuestras pruebas y nos hace sentir culpables y condenados.
Viendo el ejemplo de mi madre, quien atravesó por un estado de
depresión al perder su último embarazo, ella nos cuenta que tuvo que
visitar Psiquiatras, y cómo un día al encontrarse con Dios dijo que no
volvía a tomar medicamentos, ya que su Especialista se jactaba de la
cantidad de cristianos que iban a su consultorio, llevándolo a negar a
Dios. En este último año, perdió a su esposo repentinamente (mi padre),
y es asombroso ver cómo Dios le ha fortalecido y dado contentamiento
aun en el dolor; siguiendo firme en Sus caminos y animando a otros a
servir al Dios que ella le sirve. De sus tres hijas (siendo yo la primera, ya
casada) prontamente llevará al altar a su segunda hija en matrimonio,
viéndose casi con el nido vacío. ¡Si ves su radiante alegría no pensarás
que ha atravesado por esto! Por esta razón, le pedí que me acompañara
a redactar los siguientes consejos para que el desánimo no nos venza.
1. Consuélate en la oración
Dedica tiempo a solas para hablar con Dios, expresa tus inquietudes y
temores. Jesús estando en el Getsemaní, a pocas horas de ser
entregado, Él fue varias veces en oración a Su Padre para presentar su
causa, aún su Padre teniendo conocimiento. (Mt. 26:36-44). ¡No te
canses de venir a Él en oración, Él se place en escucharte!
2. Pide a tus hermanos que te sostengan en oración
Infunde ánimo y descanso cuando sabemos que otras personas se unen
en un mismo sentir a presentar nuestra causa ante el mismo Padre. De
igual manera, cuando ese pueblo se interesa por el prójimo y al ser (o no)
contestadas las peticiones, abundan las acciones de gracias a Él. (2 Co.
9:12). ¡Esto trae gloria a Su nombre!
3. Estudia y memoriza las Escrituras
La falta de conocimiento de Su Palabra nos hace pecar, nos hacen
sucumbir ante las tentaciones de maldecir a Dios. Alimenta tus
pensamientos con el estudio de Su Palabra. Cuando los pensamientos
de culpabilidad, de malas acciones atentan contra tu vida y la de los
demás lleva tus pensamientos cautivos a Cristo. (Sal. 119:11; 2 Co.
10:5).
4. No dejes de congregarte
El Señor ha dejado establecido un lugar para congregarnos para que
junto a nuestros hermanos estemos en comunión sirviéndole. Allí no
estarás sola, encontrarás ánimo y enseñanza de Su Palabra por los
líderes, que fortalecerán tu vida. No te aísles, el aislarte de tu familia y
hermanos en la fe es permitir que Satanás gane ventaja de tu estado.
(Heb. 10:25; Sal. 133) ¡Necesitamos unos de los otros!
5. Recuerda Sus beneficios para contigo
Cuenta Sus maravillas, no olvides ninguno de Sus beneficios. A veces,
nos enfocamos tanto en el dolor, que olvidamos recordar lo que Él ha
hecho en nosotras. Sus maravillas, siendo el mayor milagro, Su salvación
(Sal. 103). ¡Despierta tu alma para bendecir!
6. Canta alabanzas
Canta de Sus verdades aún entre lágrimas, motiva a tu alma a dar
gracias a Su hacedor. El cantar te ayudará a depositar tus ansiedades
ante Él y a concentrarte en Su nombre. (Sal. 100; 42:8)
CAUSAS DEL DESANIMO
Aunque demos atención a las causas externas del desánimo, su sutil
intromisión en nuestra vida puede tomarnos por sorpresa. Veamos algunas de
sus causas espirituales.

Satanás: el instigador principal. El propósito del enemigo es desalentarnos,


hacer que pensemos mal de nosotros mismos, y que nos concentremos en lo
negativo.

Un área de debilidad en la que Satanás ejerce mucha influencia. Esto


puede ser particularmente desalentador, porque nos hace sentir que no
podemos escapar del dominio del diablo, no importa lo que hagamos.

La oración no respondida. Cuando la respuesta a una oración es “no” o “no


por ahora”, podemos perder la esperanza. Lamentablemente, algunos
creyentes dejan de orar por completo.

La falta de oración. El no poder entender la soberanía y el tiempo perfecto de


Dios, puede llevar a resultados trágicos. Cuando Él responde la oración de la
manera menos esperada, algunos creyentes se decepcionan y dejan de orar.
Sin embargo, cortar la comunicación con el Señor es una manera segura de
hundirse más en el desánimo.

La sensación de que usted no puede agradar a Dios. Esta es una trágica


consecuencia de la fe basada en obras, por creer que el favor del Señor está
ligado a nuestras buenas acciones. ¡Qué equivocación tan grande! El amor de
nuestro Padre celestial depende de su gracia, no de nuestras obras.

No es fácil enfrentar todas las situaciones espirituales que nos roban el gozo y
las energías. Pero es crucial que identifiquemos estas causas, no importa cuán
dolorosa pueda ser la acción que tomemos.

EL DESANIMO UN ARMA DE
SATANAS
TEMA: EL DESANIMO UNA ARMA DE SATANAS
TEXTO: NUMEROS 21:4-7
INTRODUCCION
• TODAS LAS COSAS QUE HACEMOS EN LA VIDA DEPENDEN MUCHO DEL
ANIMO CON QUE LAS HEMOS HECHO, CUANDO ESTAMOS ANIMADOS Y
MOTIVADOS LOGRAMOS HACER GRANDES COSAS, HACEMOS TODO CON
ALEGRIA, CON MOTIVACION.

• PERO QUE DIFICIL ES CAMINAR EN EL CAMINO DE DIOS CUANDO VIENE


EL DESANIMO A NUESTRA VIDA, CUANDO TODO SE VUELVE UNA CARGA,
CUANDO TODO NOS PARECE MAL, CUANDO NO SENTIMOS ANIMO DE
SEGUIR.

• EN EL TEXTO QUE HEMOS LEIDO VEMOS COMO EL PUEBLO DE ISRAEL


SE DESANIMO EN EL CAMINO, ASI COMO MUCHOS DE NOSOTROS HOY EN
DIA NOS SENTIMOS DESANIMADOS DE NUESTROS MINISTERIOS, DE
NUESTRO CRISTIANISMO, DE NUESTRO MATRIMONIO, DE NUESTRO
TRABAJO.
Y COMO PODEMOS DARNOS CUENTA QUE EL DESANIMO HA LLEGADO A
NUESTRA VIDA?? (VS 5)
• COMENZAMOS A QUEJARNOS DE DIOS: NOS QUEJAMOS DE LO QUE EL
HA PERMITIDO, NOS QUEJAMOS DE PORQUE SI TIENE PODER NO CAMBIA
LAS COSAS, NOS QUEJAMOS QUE NO NOS RESPONDE, NOS QUEJAMOS
QUE ES INJUSTO.

• COMENZAMOS A QUEJARNOS DE NUESTRO PROJIMO: EL PUEBLO DE


ISRAEL SE COMENZO A QUEJAR DE MOISES, DE SU LIDERAZGO, DE SUS
DESICIONES, Y NOSOTROS ¿DE QUIEN NOS ESTAMOS QUEANDO?? DE TU
PASTOR? DE TU LIDER? DE TU ESPOSO O ESPOSA?? DE TU JEFE? DE TUS
PADRES?? NO SERA QUE EL PROBLEMA NO SON LAS PERSONAS SINO EL
DESANIMO QUE HAY EN TU CORAZON??

• COMENZAMOS A QUEJARNOS DE LO QUE NO TENEMOS Y DE LO POCO


QUE TENEMOS: ISRAEL SE QUEJO DE QUE NO HABIA PAN NI AGUA, Y
MENOSPRECIO EL PAN QUE DIOS LES DABA TODOS LOS DIAS,
IGUALMENTE NOSOTROS NOS QUEJAMOS DE LO QUE NOS HACE FALTA Y
NO AGRADECEMOS NADA DE LO QUE TENEMOS Y QUE DIOS NOS HA
DADO.
EL DESANIMO ES UN ARMA MUY UTILIZADA POR SATANAS, PUES POR
MEDIO DEL DESANIMO LOGRA QUE DEJEMOS NUESTROS PROYECTOS A
MEDIAS (NEHEMIAS 4:6-10)
• ANÉCDOTA DE LA SUBASTA DEL DIABLO DE SUS HERRAMIENTAS.

• LA MURALLA FUE CONSTRUIDA HASTA LA MITAD PORQUE EL PUEBLO


TENIA ANIMO PARA TRABAJAR, PERO UNA VEZ COMENZARON LOS
PROBLEMAS, LAS CRITICAS, LAS AMENAZAS, EL PUEBLO SE DESANIMO.

• COMENZARON A DECIR QUE NO TENIAN FUERZA, QUE ERA MUCHO EL


ESCOMBRO Y DIJERON QUE NO PODIAN EDIFICAR.

• CUANTAS COSAS EN NUESTRA VIDA SON COMO ESA MURALLA, LAS


COMENZAMOS CON ANIMO, CON EMPUJE, PERO UNA VEZ COMENZARON
LOS PROBLEMAS, LA CARGA SE VOLVIO MAS PESADA, LAS PRUEBAS SE
PUSIERON MAS DIFICILES, DEJAMOS A MEDIAS LAS COSAS.

• CUANTAS CARRERAS UNIVERSITARIAS A MEDIAS, CUANTOS ESTUDIOS


DE COLEGIO A MEDIAS, CUANTOS TERRENOS SIN SEMBRAR, CUANTOS
MINISTERIOS ABANDONADOS, CUANTOS NEGOCIOS QUE YA NO SE
ABREN… POR CULPA DE NUESTRO DESANIMO.

PERO QUERIDO HERMANO SI TE SIENTES HOY DESANIMADO NO TE


SIENTAS AVERGONZADO, PUES GRANDES HOMBRES DE LA BIBLIA
TAMBIEN EXPERIMENTARON EL DESANIMO
• JOSUE EL GRAN CONQUISTADOR DE ISRAEL ( JOSUE 7:7)
• ELIAS EL PROFETA DE FUEGO (1 REYES 19:3-4)
ES NORMAL SENTIR DESANIMO EN ALGUN MOMENTO DE NUESTRA VIDA,
LO QUE NO ES NORMAL ES QUE VIVAMOS SIEMPRE DESANIMADOS, DIOS
COMPRENDE QUE TE SIENTAS DESANIMADO PORQUE LAS COSAS NO
SALEN COMO TU QUIERES, EL COMPRENDE QUE TE SIENTAS
DESANIMADO PORQUE NO TIENES DINERO, PORQUE NO TIENES TRABAJO,
PORQUE TIENES UN PROBLEMA… PERO EL NO TE QUIERE DESANIMADO
SIEMPRE.

AHORA VEAMOS QUE LE DIJO EL SEÑOR A ESOS DOS PERSONAJES


CUANDO EL DESANIMO LLEGO A SUS VIDAS:
• JOSUE ( JOSUE 7:10) LEVANTATE!!!
• ELIAS (1 REYES 19:5) LEVANTATE!!!
Y QUE NOS DICE EL SEÑOR ESTA TARDE A CADA UNO DE NOSOTROS
(ESDRAS 10:4)
• TENEMOS QUE COMPRENDER QUE CAERSE ES OPCIONAL, LEVANTARSE
ES OBLIGATORIO.

• SI HEMOS CAIDO EN EL DESANIMO EN ALGUNA AREA DE NUESTRA


VIDA, TENEMOS QUE LEVANTARNOS EN EL NOMBRE DEL SEÑOR, ES
NUESTRA OBLIGACION.

• HAY MINISTERIOS QUE DEPENDEN DE NOSOTROS, HAY HIJOS QUE


DEPENDEN DE NOSOTROS, HAY FAMILIAS QUE DEPENDEN DE NOSOTROS.

CONCLUSION: LEVANTAMONOS ESTA TARDE VOLUNTARIAMENTE,


RECONOZCAMOS NUESTRO DESANIMOS Y LEVANTEMONOS EN FE, NO
PERMITAMOS QUE EL SEÑOR TENGA QUE UTILIZAR LAS SERPIENTES
ARDIENTES EN NUESTRA VIDA (NUMEROS 21:6-7)

4) CUALES SON ALGUNAS SEÑALES o SÍNTOMAS DE ALGUIEN QUE ESTÁ DESANIMADO.

1) ACEPTA EL “DARDO” DEL ENEMIGO EN SU MENTE, HASTA QUE LLEGA A CREER QUE ES ASÍ.
LA BIBLIA DICE EN Ef.6.16 “…sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos
los dardos de fuego del maligno…”

2) SE PIERDE EL RITMO O ÍMPETU CON QUE LA HACÍA LAS COSAS. DEJA DE CONGREGARSE A
MENUDO.

3) RENUNCIA O PIENSA EN RENUNCIAR A SUS CARGOS, EMPIEZA A FALLAR O A QUEDAR MAL


PARA QUE LO QUITEN.

4) EMPIEZA A VER “ERRORES” EN LA IGLESIA, O EN LOS PASTORES, ETC. Y LOS CRITICA HASTA
QUE SE VA, PUES ESE ES EL OBJETIVO DE SATANÁS.

5) PIERDE EL APETITO POR LAS COSAS ESPIRITUALES Y SE INVOLUCRA EN OTRAS


“ACTIVIDADES” SECULARES O AFANES PARA JUSTIFICAR SU AUSENCIA.

6) LE PRESTA “OÍDOS” A LOS COMENTARIOS DEL ENEMIGO, HASTA CAER EN LA TRAMPA,


LLEGANDO A CREER COMO LOS DEMÁS.

7) BAJA DE NIVEL ESPIRITUALMENTE, PUES NO SIENTE ORAR, NI GANAS DE NADA.

8) EVITA LAS LLAMADAS TELEFÓNICAS O VISITAS DE AQUELLOS QUE LO QUIEREN AYUDAR, O


SE ESCAPA A OTROS LUGARES PARA NO SER CONFRONTADO.

9) ESTA PRACTICANDO ALGÚN PECADO O ANDA COQUETEANDO CON EL.

10)ES MAESTRO DE LAS “EXCUSAS”, CAE EN ESA PRACTICA.

5) ¿COMO VENCER EL DESÁNIMO?

1) CREYENDO QUE LAS COSAS SE PONDRÁN MEJOR Y QUE DIOS ESTÁ CONTIGO Y TE
LEVANTARÁ. Sal.27.13 Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová .En
la tierra de los vivientes.
2) BUSCANDO AYUDA Y CONSEJO ESPIRITUAL EN SUS PASTORES. Mal.2.7 Porque los labios del
sacerdote han de guardar la sabiduría, y de su boca el pueblo buscará la ley; porque mensajero
es de Jehová de los ejércitos.

3) NO ESCUCHE COMENTARIOS NEGATIVOS, NI PERMITA QUE LO HUMILLEN


MÁS.1Cor.15.33 No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.

4) APOYE AL MÁXIMO LA OBRA DE DIOS Y MIRE LAS COSAS COMO DIOS LAS VE. 2Cor.5.7
(porque por fe andamos, no por vista);

Y QUE NOS DICE EL SEÑOR ESTA MAÑANA A CADA UNO DE NOSOTROS

ESDRAS 10:4

Levántate, porque esta es tu obligación, y nosotros estaremos contigo; esfuérzate, y pon mano
a la obra.

• TENEMOS QUE COMPRENDER QUE CAERSE ES OPCIONAL, LEVANTARSE ES OBLIGATORIO.

• SI HEMOS CAIDO EN EL DESANIMO EN ALGUNA AREA DE NUESTRA VIDA, TENEMOS QUE


LEVANTARNOS EN EL NOMBRE DEL SEÑOR, ES NUESTRA OBLIGACION.

• HAY MINISTERIOS QUE DEPENDEN DE NOSOTROS, HAY HIJOS QUE DEPENDEN DE


NOSOTROS, HAY FAMILIAS QUE DEPENDEN DE NOSOTROS.

CONCLUSION: LEVANTAMONOS ESTA MAÑANA VOLUNTARIAMENTE, RECONOZCAMOS


NUESTRO DESANIMOS Y LEVANTEMONOS EN FE, NO PERMITAMOS QUE EL SEÑOR TENGA QUE
UTILIZAR LAS SERPIENTES ARDIENTES EN NUESTRA VIDA

«Yo sé que mi Redentor vive, y al fin se levantará sobre el polvo; y después de deshecha esta mi
piel, en mi carne he de ver a Dios; al cual veré por mí mismo, y mis ojos lo verán, y no
otro» (Job 19:25-27).

Fil. 1:22-23 Mas si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces
qué escoger.23 Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y
estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor;

SALMOS 46 Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las


tribulaciones.2 Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, Y se traspasen los
montes al corazón del mar;3 Aunque bramen y se turben sus aguas ,Y tiemblen los montes a
causa de su braveza. 4 Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios, El santuario de las
moradas del Altísimo.5 Dios está en medio de ella; no será conmovida. Dios la ayudará al
clarear la mañana.6 Bramaron las naciones, titubearon los reinos; Dio él su voz, se derritió la
tierra.7 Jehová de los ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob. 8 Venid,
ved las obras de Jehová, Que ha puesto asolamientos en la tierra.9 Que hace cesar las guerras
hasta los fines de la tierra. Que quiebra el arco, corta la lanza, Y quema los carros en el
fuego.10 Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; Seré exaltado entre las naciones; enaltecido
seré en la tierra.11 Jehová de los ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob.