You are on page 1of 2

La sabiduría El diccionario la define como: un carácter que se desarrolla con la aplicación de la

inteligencia en la experiencia propia, obteniendo conclusiones que nos dan un mayor


entendimiento, que a su vez nos capacitan para reflexionar, sacando conclusiones que nos dan
discernimiento de la verdad, lo bueno y lo malo.

La sabiduría no consiste en ‘conocer el bien y el mal’. La sabiduría consiste en diferenciar el bien


del mal.

Si hay algo que la Biblia nos enseña acerca de Dios, es que es sabio:

“Con Dios está la sabiduría y el poder; suyo es el consejo y la inteligencia” (Job 12:13).

“¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra?
No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance” (Isaías
40:28).

“¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus
juicios, e inescrutables sus caminos!” (Romanos 11:33; ver también Job 9:1-4; 36:5; Isaías 31:1-2).

La caída del hombre (GÉNESIS 2 Y 3)

El hecho de haber comido el fruto del árbol prohibido, hizo que Adán y Eva conocieran el mal.
Conocieron el mal por experiencia propia. Lo peor de esto es que Adán y Eva llegaron a una nueva
conciencia del ‘bien y del mal’; pero observen lo que sucedió en el proceso. El mal llegó a ser
‘bueno’ a sus ojos. Dios había prohibido comer el fruto de aquel árbol (“árbol del conocimiento del
bien y del mal”). Comerlo, fue hacer lo malo. Y aún así, con un poco de engaño por parte de
Satanás, Eva llegó a ver este ‘mal’ (de acuerdo a la definición dada por Dios), como algo ‘bueno’
(en su percepción, de acuerdo a lo sugerido por Satanás).

El principio de la sabiduría (Proverbios 1:7)

La primera mitad de Proverbios 1:7 dice que “el principio de la sabiduría es el temor de Dios”.
¿Qué significa esto? ¿Qué debemos tenerle miedo a Dios para empezar a ser sabios?

En primer orden, entiendo que la palabra temor en el contexto que nos provee Salomón en el libro
de Proverbios no quiere decir miedo como el que uno siente al entrar en un lugar oscuro y
desconocido. Temor en esta instancia quiere decir, más bien, respeto, reverencia, admiración
sumisión y obediencia. Temor como el que uno siente al saber lo que desconoce; al entender la
insignificancia de lo que somos en relación a la infinita grandeza del que nos creó y nos dio aliento
de vida.

Dios lo sabe todo. Los teólogos emplean el término ‘omnisciente’, cuando hablan del
conocimiento infinito de Dios. Dios sabe absolutamente todo Él sabe lo que los hombres están
pensando (ver Ezequiel 11:5; Lucas 5:21-22). Él sabe todo lo que va a suceder.
Incluso sabe todo lo que podría suceder bajo cualquier circunstancia (ver por ejemplo 1 Samuel
23:10-12; 2 Reyes 8:10). Dios no puede trazar un plan malo, o que pueda hacer fracasar sus
propósitos y promesas, porque Él lo sabe todo. Su omnisciencia refuerza Su sabiduría.

Proverbios 2 - 1:1-11

Hijo mío, si recibieres mis palabras,


Y mis mandamientos guardares dentro de ti,
2
Haciendo estar atento tú oído a la sabiduría;
Si inclinares tu corazón a la prudencia,
3
Si clamares a la inteligencia,
Y a la prudencia dieres tu voz;
4
Si como a la plata la buscares,
Y la escudriñares como a tesoros,
5
Entonces entenderás el temor de Jehová,
Y hallarás el conocimiento de Dios.
6
Porque Jehová da la sabiduría,
Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.
7
El provee de sana sabiduría a los rectos;
Es escudo a los que caminan rectamente.
8
Es el que guarda las veredas del juicio,
Y preserva el camino de sus santos.
9
Entonces entenderás justicia, juicio
Y equidad, y todo buen camino.
10
Cuando la sabiduría entrare en tu corazón,
Y la ciencia fuere grata a tu alma,
11
La discreción te guardará;
Te preservará la inteligencia,