Sie sind auf Seite 1von 7

30

Funciones metabolico-
nutritivas de la microbiota
intestinal y su modulación
a través de la dieta:
probióticos y prebióticos
Y. Sanz, M.C. Collado, M. Haros, J. Dalmau*
Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos (CSIC). Burjassot. Valencia.
*Unidad de Nutrición y Metabolopatías. Hospital Infantil «La Fe». Valencia

Resumen Abstract
La microbiota intestinal desarrolla una in- The intestinal microbiota develops an inten-
tensa actividad metabólica que le permite se metabolic activity that serves to maintain
mantener una relación de simbiosis o co- symbiotic or commensal relationships with
mensalismo con el huésped. La actividad the host. The biochemical activity of the
bioquímica microbiana actúa colectivamen- microbial population collectively acts as an
te como un órgano, interviniendo en: la active “organ”, which is involved in: (i) the
mejoría de la biodisponibilidad de nutrien- improvement of nutrient bioavailability and
tes y la degradación de compuestos de la degradation of nondigestible dietary com-
Nutrición dieta no digeribles; el aporte de nuevos nu- pounds, (ii) the supply of new nutrients, and
infantil trientes, y la eliminación de compuestos per-
judiciales y antinutrientes. Estas funciones
(iii) the removal of harmful and antinutritio-
nal compounds. These metabolic functions
metabólicas tienen una gran repercusión en have important implications in human nutri-
el estado nutritivo y de salud del hombre; no tion and health, although they depend on the
obstante, dependen de la composición de la composition of the microflora and its com-
flora y de sus complejas interacciones con plex interactions with the diet and the host.
la dieta y el individuo. En este contexto, la In this context, the administration of selec-
administración de bacterias seleccionadas ted bacteria (probiotics) and nondigestible
(probióticos) y compuestos no digeribles carbohydrates that stimulate the growth of
que favorecen el desarrollo de la flora de- the desirable bacterial groups (prebiotics),
seable (prebióticos), en forma de alimentos through foods (e.g. dairy products) or dieta-
(por ejemplo, leches fermentadas) o suple- ry supplements, constitutes an attractive al-
ACTA PEDIATRICA ESPAÑOLA, Vol. 62, N.o 11, 2004

mentos alimentarios constituyen estrategias ternative for modulation of the composition


idóneas para modular la composición de la of the intestinal microflora and promotion
flora y potenciar sus efectos metabólicos of their beneficial metabolic functions. The
beneficiosos. Entre los efectos saludables claims regarding the salutary effects of the-
puede citarse la mejoría de la absorción de ses supplements include the improvement of
minerales y su aporte, la mejoría de los mineral absorption and their supply, alle-
síntomas de la intolerancia a la lactosa y la viation of symptoms of lactose intolerance,
generación de péptidos antihipertensores. and the generation of antihypertensive pep-
No obstante, el conocimiento sobre los me- tides. Nevertheless, the knowledge of the
canismos de acción de los probióticos y mechanisms of probiotic and prebiotic ac-
prebióticos es todavía muy limitado. Avan- tion is still limited. Advances in this field
ces en este sentido posibilitarán el desarro- will lead to the future development of pro-
llo futuro de productos con propiedades fun- ducts with designed functional properties
cionales cada vez mejor definidas, y dirigidas and directed to cover the specific needs of
a cubrir de forma selectiva las necesidades certain population groups.
específicas de determinados grupos de po-
blación. Keywords: Metabolic functions, intestinal
Palabras clave: Funciones metabólicas, mi- microbiota, prebiotics, probiotics, diet
crobiota intestinal, prebióticos, probióticos,
dieta (Acta Pediatr Esp 2004; 62: 520-526)

520 476

04NUT INFANTIL=FUNCIONES 30 2/12/03, 08:32


31

Ecología microbiana estado nutritivo y de salud del individuo6.


Dichas funciones no sólo derivan de la ac-
del tracto intestinal ción directa de la microbiota sobre los com-
ponentes de la dieta, sino también de su
La mucosa del tracto gastrointestinal es la capacidad para inducir genes del huésped
segunda superficie más extensa del organis- implicados en el metabolismo de nutrien-
mo (250 m2) y constituye la principal zona tes1. Las funciones metabólicas de la flora
de contacto y defensa frente a agentes ex- intestinal permiten: la generación de nutrien-
ternos como bacterias, virus, toxinas y aler- tes asimilables a partir de compuestos com-
genos. La flora o microbiota que la coloniza plejos no digeribles en la parte superior del
constituye un complejo ecosistema integra- tracto gastrointestinal (por ejemplo, la ma-
do por más de 400 especies bacterianas, que yoría de polisacáridos comestibles); la mejo-
coexisten en equilibrio dinámico con el hués- ría de la digestión y biodisponibilidad de
ped. La densidad microbiana en las zonas nutrientes de la dieta (por ejemplo, la lacto-
proximal y media del intestino delgado es sa y los minerales) mediante el aporte de
relativamente baja, pero aumenta en gran enzimas o la estimulación de las actividades
medida en la parte distal de éste (108 bacte- endógenas relacionadas con su utilización;
rias/mL) y en el colon (1011-1012 bacterias/g). el aporte de nuevos nutrientes (vitaminas y
El número de bacterias alcanza valores diez minerales) mediante su síntesis o acumula-
veces superiores al de células del organis- ción; y la reducción de compuestos perjudicia-
mo, lo que constituye colectivamente un «ór- les o antinutrientes (por ejemplo, el colesterol
gano» activo, cuyo metabolismo influye de y los fitatos) por asimilación, degradación o
forma decisiva en el mantenimiento de la inhibición de la síntesis endógena (figura 1).

FUNCIONES METABOLICONUTRITIVAS DE LA MICROBIOTA INTESTINAL Y SU MODULACIÓN A TRAVÉS DE LA DIETA....


homeostasis del individuo1. Dicho equilibrio
depende, además, de un complejo número Metabolismo de oligo- y polisacáridos
de factores fisiológicos como la capa de Los componentes de la dieta que no son
mucus, el peristaltismo intestinal, la veloci- digeridos en la parte superior del tracto in-
dad de recambio del epitelio, la acidez y la testinal y los glicanos endógenos (mucinas,
actividad enzimática endógena2. La flora co- glicosfingolípidos, etc.) constituyen los prin-
mienza a adquirirse después del nacimiento, cipales nutrientes para la flora que reside en
y tanto la velocidad de colonización como el la parte distal del intestino delgado y en el
tipo de microrganismos tienen gran repercu- colon. Entre éstos, los hidratos de carbono
sión en el desarrollo del sistema inmune y complejos (oligo- y polisacáridos) aportados
en la predisposición a padecer ciertas enfer- por la dieta constituyen el grupo de sustra-
medades. Inicialmente, existe un predominio tos fermentables más abundantes. Los inte-
de microrganismos aerobios o anaerobios grantes de la flora intestinal han desarrolla-
facultativos (Enterobacter, Staphylococcus, do un complejo sistema de glicohidrolasas
Enterococcus, Lactobacillus, etc.) que con- que les permiten utilizarlos, favoreciendo así
sumen el oxígeno y favorecen el estableci- su supervivencia, a la vez que generan ener-
miento posterior de una flora integrada en gía metabólica para los enterocitos. Los prin-
mayor medida por bacterias anaerobias es- cipales productos de fermentación son áci-
trictas (Bifidobacterium, Bacteroides, Eubac- dos grasos de cadena corta, principalmente
terium, Clostridium, etc.)3. La flora intesti- propiónico, butírico y acético, que constitu-
nal beneficiosa, representada principalmente yen entre el 83 y 95% del total. El ácido
por los géneros Lactobacillus y Bifidobacte- butírico es, en su mayor parte, metabolizado
rium, contribuye de forma significativa al por el epitelio intestinal, aportándole entre
estado de salud del huésped, por sus funcio- un 60 y 70% de toda la energía necesaria. El
nes: metabólicas, interviniendo en la asimi- propiónico es transportado hasta el hígado,
lación de nutrientes de la dieta y glicanos y el acético pasa a la circulación periférica
endógenos; protectoras, contribuyendo al llegando al músculo esquelético y cardiaco.
efecto barrera y al desplazamiento de mi- La mayor parte del conocimiento existente
crorganismos patógenos; y tróficas, intervi- sobre los mecanismos de acción y efectos
niendo en la modulación del sistema inmune derivados del metabolismo de polisacáridos
y en el desarrollo y la proliferación celular 4, 5. se ha obtenido con uno de los principales
anaerobios intestinales: Bacteroides thetaio-
taomicron1. No obstante, el análisis del ge-
noma de Bifidobacterium longum ha pues-
Funciones metabólicas to de manifiesto la presencia de un número
de la flora intestinal y inesperadamente alto de proteínas (más de
40) implicadas en el metabolismo de polisa-
sus efectos sobre nutrición cáridos y glicanos del huésped, indicativas
y salud de su adaptación a este nicho ecológico y de
su estrecha interacción con el huésped7.
El metabolismo de la microbiota intestinal Entre los principales productores, concreta-
representa una parte importante de toda la mente de ácido butírico, también se encuen-
actividad bioquímica que se desarrolla en tran otros componentes de la flora intestinal
el organismo y tiene una gran influencia en el como Eubacterium halli, Clostridium spp.,
521

04NUT INFANTIL=FUNCIONES 31 2/12/03, 08:32


32

Fitasas Betagalactosidasa
Antinutrientes Lactosa
Fibra (fitato), cereales y soja Mejoría intolerancia
Absorción Biosíntesis
Acumulación Vitaminas
Minerales
Ca, Zn, y Fe Flora intestinal
Probióticos-prebióticos Proteínas

Glicohidrolasas Proteinasas

Péptidos
Oligo- y polisacáridos
Peptidasas
Asimilación
desconjugación Hipertensión
Absorción
ácidos biliares
Biosíntesis
Aminoácidos
Ácidos grasos de cadena corta Colesterol

pH Energía
Riesgo enfermedades Productos tóxicos
Crecimiento y cardiovasculares Aminas, amoníaco, indoles, etc.
NH3 diferenciación
celular
NH4+

Efecto barrera
Uremia
Sales biliares secundarias
Factor riesgo cáncer

Figura 1.

Faecalibacterium spp. y Roseburia8. Los – Absorción de minerales. Los ácidos gra-


ácidos grasos de cadena corta generados sos de cadena corta favorecen la absorción
desempeñan importantes funciones a nivel de minerales (calcio, magnesio y hierro) clí-
local (intestinal) y sistémico1, 9. Actualmen- nicamente relevantes para el tratamiento y
te, se considera que éstos pueden contribuir prevención de ciertas enfermedades como la
a la función barrera o protectora del epitelio osteoporosis y la anemia. Los efectos se pro-
intestinal; modificar el metabolismo del ni- ducen como consecuencia de la reducción
trógeno; mejorar la absorción de minerales, del pH luminal, que aumenta su solubilidad
ACTA PEDIATRICA ESPAÑOLA, Vol. 62, N.o 11, 2004

y modificar el metabolismo de los ácidos y favorece su absorción por difusión pasiva


biliares y los lípidos. (vía paracelular). Posiblemente, la absorción
– Función barrera o protectora. La acidi- de calcio también se favorece por la vía
ficación del medio debida a la actividad fer- transcelular, ya que los ácidos grasos de
mentativa inhibe el desarrollo y la coloniza- cadena corta estimulan la expresión de las
ción de patógenos, así como la producción proteínas de unión a calcio implicadas en su
de elementos tóxicos derivados de su meta- transporte10.
bolismo (amonio, compuestos fenólicos, – Metabolismo de lípidos y ácidos bilia-
aminas, etc.). Por otro lado, el ácido butírico res. El ácido propiónico disminuye la expre-
constituye la principal fuente de energía para sión de enzimas lipogénicas en el hígado,
los colonocitos, estimulando la proliferación implicadas en la síntesis de novo de triglicé-
celular y regulando la apoptosis y la compo- ridos y ácidos grasos, y reduce los niveles de
sición del mucus. De este modo, contribu- colesterol. El acético reduce los niveles séricos
yen globalmente a estabilizar la función ba- de ácidos grasos, aunque aumenta los de
rrera del intestino1. colesterol10. Se considera que, globalmente,
– Modificación del metabolismo del ni- la flora intestinal beneficiosa puede contri-
trógeno. La acidificación del medio también buir a reducir la colesterolemia mediante su
favorece la protonación del amoniaco a ion capacidad para modular el equilibrio y com-
amonio, limitando su difusión a la sangre y posición entre estos ácidos grasos de cade-
aumentando su excreción fecal, lo que, final- na corta. Por otro lado, la acidificación del
mente, disminuye la uremia9. medio intestinal inhibe la transformación de
522

04NUT INFANTIL=FUNCIONES 32 2/12/03, 08:32


33

las sales biliares primarias en secundarias, más frecuentes son flatulencia, diarrea, náu-
que se consideran un factor de riesgo para el seas y dolor abdominal. Esta sintomatología
desarrollo de cáncer de colon9. se debe a la presencia de lactosa no digerida
en el intestino grueso, donde sirve de sustra-
Metabolismo de antinutrientes to fermentable para la flora bacteriana, y al
presentes en la fibra dietética aumento del flujo de agua al lumen intesti-
Los grupos no metilados de ácido galacturó- nal provocado por osmosis. Los cultivos ini-
nico presentes en la fibra de ciertas frutas y ciadores convencionales del yogur, así como
vegetales, así como el ácido fítico (hexafos- algunas bacterias de origen intestinal, mejo-
fato de mioinositol) asociado a la fibra de ran la digestión de la lactosa y pueden elimi-
los cereales y la soja, poseen capacidad para nar los síntomas de intolerancia. Estos efectos
retener ciertos minerales de importancia clí- beneficiosos se deben a diversos mecanis-
nica, reduciendo su biodisponibilidad, por lo mos: la actividad betagalactosidasa (lactasa)
que se consideran antinutrientes. El ácido microbiana; la reducción que las leches fer-
fítico o fitato posee un alto grado de fosfo- mentadas producen en la velocidad del trán-
rilación que le confiere carga negativa, la sito gastrointestinal, especialmente en el
cual le permite actuar como un excelente vaciado gástrico; y posiblemente, a la mejo-
quelante de calcio, cinc y hierro11. Su defos- ría inducida en la función intestinal por la
forilación reduce sus propiedades antinutri- flora que actúa previniendo la sintomatolo-
tivas y genera derivados con menor grado gía 15, 16.
de fosforilación, a los que, por el contrario,
se les atribuyen efectos beneficiosos sobre Metabolismo de proteínas y aporte
la salud. Las fitasas son las enzimas respon- de aminoácidos

FUNCIONES METABOLICONUTRITIVAS DE LA MICROBIOTA INTESTINAL Y SU MODULACIÓN A TRAVÉS DE LA DIETA....


sables de catalizar su defosforilación. La ac- La flora láctica, así como otros grupos inte-
tividad fitasa, aportada por la dieta, y la grantes de la flora intestinal (Bacteroides,
producida por la flora intestinal se conside- Clostridium, etc), pueden contribuir a la
ran de gran importancia desde el punto de hidrólisis de proteínas derivadas de la dieta
vista nutritivo, ya que existe escasa actividad y a la mejoría de su biodisponibilidad a
endógena12. La actividad microbiana a nivel través de la generación de aminoácidos. Las
intestinal se ha asociado únicamente a Bac- bacterias lácticas han desarrollado un com-
teroides spp., Clostridium spp. y bacterias plejo sistema proteolítico que, durante la
gramnegativas13. Sin embargo, esta propiedad elaboración de derivados lácteos, actúa in-
metabólica también se ha detectado recien- crementando el valor nutritivo y funcional
temente en especies del género Bifidobacte- de los productos finales17. Fruto de la activi-
rium, lo que podría constituir una nueva dad proteolítica, además de mejorar la bio-
propiedad probiótica dirigida a mejorar el disponibilidad de las caseínas, se pueden
valor nutritivo de los alimentos con fibra14. generar péptidos con actividad biológica,
Ésta sería de especial interés para las pobla- entre los que se han descrito péptidos inmu-
ciones con dietas muy ricas en productos nomoduladores e inhibidores de la enzima
derivados de los cereales. de conversión de la angiotensina (IECA),
que están indicados para problemas de hi-
Metabolismo de la lactosa pertensión18. Por el contrario, la fermenta-
La intolerancia a la lactosa se produce como ción de los aminoácidos libres, llevada a
consecuencia de una deficiente producción cabo principalmente por la flora gramnegati-
de la enzima (lactasa o betagalactosidasa) va, genera productos tóxicos (amonio, ami-
responsable de su descomposición en los nas, tioles, sulfuro de hidrógeno, indoles,
correspondientes monosacáridos (glucosa y etc.) relacionados con coma hepático, sínto-
galactosa) en la mucosa intestinal. Esta de- mas neurológicos, citotoxicidad y cáncer de
ficiencia puede ser congénita, debida a un colon.
defecto genético hereditario autosómico re- La flora intestinal también puede estar
cesivo, y se manifiesta inmediatamente des- implicada en el aporte de aminoácidos al
pués del nacimiento, produciéndose diarrea huésped derivados de su actividad biosinté-
tras la ingestión de leche; no obstante, en la tica, como lisina, treonina, arginina, ácido
mayoría de los casos es adquirida. La maldi- glutámico, glutamina y cisteína20, 21. En con-
gestión o hipoclasia primaria se debe a una creto, la arginina es un aminoácido esencial
reducción fisiológica y progresiva de la pro- para el feto y el neonato, y la glutamina es
ducción de lactasa, que puede comenzar a crucial en los flujos de carbono y nitrógeno
partir de los 3-4 años o en la edad adulta. La y se le atribuyen funciones en la prevención
maldigestión o hipoclasia secundaria se debe de infecciones22.
a procesos de inflamación o alteraciones
funcionales de la mucosa intestinal (infec- Metabolismo de lípidos
ciones víricas, bacterianas o parasitarias, Entre los efectos de la flora intestinal sobre
celiaca, etc.), a cirugía (resecciones intesti- la salud, se cita su función en la reducción
nales) y a malnutrición15. Los síntomas apa- de los niveles séricos de colesterol. Los
recen entre los 30 minutos y las 2 horas mecanismos de acción responsables de este
posteriores a la ingestión de alimentos que efecto incluyen: la asimilación directa del
contienen lactosa, y sus manifestaciones colesterol, la interferencia con la expresión
523

04NUT INFANTIL=FUNCIONES 33 2/12/03, 08:32


34

de las enzimas implicadas en la síntesis de y B. infantis se caracterizan por su elevado


lípidos y la desconjugación enzimática de los nivel de producción de ácido nicotínico y
ácidos y sales biliares. Los integrantes de la biotina, respectivamente. No obstante, el
flora intestinal pueden producir hidrolasas grado en que son asimiladas por el huésped
de sales biliares responsables de su descon- se desconoce, ya que cantidades apreciables
jugación durante la circulación enterohepá- de vitaminas del grupo B aparecen en he-
tica. Ésta provoca la disrupción de las mice- ces1.
las de colesterol, su precipitación con las Algunos microrganismos poseen la capa-
sales biliares desconjugadas y, finalmente, cidad de unir en su superficie o acumular
su eliminación en heces. A su vez, el coles- intracelularmente iones metálicos presentes
terol sérico se reduce como consecuencia en el medio ambiente. En suplementos ali-
del aumento de su conversión en ácidos mentarios, se ha empleado esta propiedad
biliares, debido a una mayor excreción fecal con el fin de aportar minerales importantes
de éstos o por disminución de su solubilidad para nuestra salud. Lactobacilos y levaduras
y su absorción a lo largo del lumen intesti- son capaces de concentrar el selenio inorgá-
nal23, 24. Además, como consecuencia de la nico del medio durante su crecimiento y
desconjugación de los ácidos biliares, éstos producir selenio orgánico, que posee mayor
pierden eficiencia en la solubilización y ab- biodisponibilidad. Estos microrganismos ri-
sorción de lípidos en el intestino25. Estos cos en selenio se han comercializado como
efectos también pueden ser, en parte, me- suplementos alimentarios de este micronu-
diados por los ácidos grasos de cadena cor- triente28.
ta derivados del metabolismo de oligo- y
polisacáridos, como ya se ha indicado. Sin
embargo, todavía no existen suficientes evi- Probióticos y prebióticos
dencias que corroboren el efecto hipocoles-
terolémico de la flora intestinal. Otras inves- como moduladores del
tigaciones se centran en la actividad de metabolismo de nutrientes
esterasas y lipasas microbianas que permita
aliviar las deficiencias en lipasas digestivas La manipulación de la composición de la
(esteatorrea) del individuo, y contribuir a la microbiota intestinal a través de dieta cons-
generación de ácidos grasos libres de cade- tituye una alternativa idónea para fomentar
na media (C6-C14), indicados para pacientes las propiedades funcionales derivadas de
con problemas de malabsorción, desórdenes aquélla en beneficio del huésped, con fines
digestivos y malnutrición infantil. Asimismo, preventivos y terapéuticos. Por ello, existe
se está evaluando la capacidad de las bacte- un creciente interés en el diseño de alimen-
rias lácticas para sintetizar ácidos linoleicos tos o suplementos funcionales que favorez-
conjugados, a los que se atribuyen diversas can el desarrollo de la flora deseable. Las
funciones biológicas (anticolesterolémica, estrategias desarrolladas se basan en la ad-
anticarcinogénica, antidiabetogénica e inmu- ministración de cepas seleccionadas (pro-
nomoduladora). bióticos), de ingredientes alimentarios no
digeribles (prebióticos) que favorezcan el
Aporte de vitaminas y micronutrientes desarrollo específico de la flora deseable, y
mediante biosíntesis o acumulación de simbióticos, definidos como combinacio-
Las vitaminas sintetizadas por la flora intes- nes de probióticos y prebióticos.
tinal constituyen un posible aporte adicional Los probióticos se definen como suple-
para el huésped. De hecho, ratones desarro- mentos dietéticos microbianos que, tras su
ACTA PEDIATRICA ESPAÑOLA, Vol. 62, N.o 11, 2004

llados en ambientes libres de gérmenes re- ingestión en cantidades adecuadas, son ca-
quieren vitamina K y mayores aportes de paces de ejercer un efecto beneficioso sobre
ciertas vitaminas del grupo B para su co- el huésped, más allá de su inherente valor
rrecto desarrollo. La síntesis de vitaminas se nutritivo. Los probióticos son mayoritaria-
ha atribuido a diversos grupos de la flora intes- mente bacterias de origen intestinal o utiliza-
tinal (Bifidobacterium, Bacteroides, Eubac- das de forma tradicional en fermentaciones
terium y Fusobacterium), y también a bac- alimentarias pertenecientes a los géneros
terias lácticas utilizadas en fermentaciones Lactobacillus y Bifidobacterium. Su admi-
alimentarias (Propionibacterium y Lacto- nistración se suele realizar mediante su incor-
bacillus)1, 21, 26, 27. En concreto, las vitaminas poración a alimentos funcionales, principal-
B6, B12, tiamina, ácido fólico y ácido nicotíni- mente derivados lácteos. A los probióticos
co son sintetizadas, en cantidades importan- actualmente se les atribuye un gran número
tes, por diversas especies del género Bifido- de acciones beneficiosas sobre la salud (re-
bacterium de origen humano, especialmente ducción de las infecciones gastrointestinales
las vitaminas B6, B12 y el ácido fólico27. B. y urogenitales, modulación de la respuesta
bifidum y B. infantis son buenos producto- inmune, regulación del tránsito intestinal,
res de estas tres vitaminas, mientras que B. etc.)19, 29; sin embargo, se posee una informa-
brevis y B. longum sintetizan pequeñas can- ción muy limitada sobre las funciones que
tidades, y B. adolescentis no sintetiza ningu- desempeñan en el metabolismo de nutrien-
na de ellas. La producción de vitaminas B2 y tes. De todas las alegaciones, la establecida
B6 por B. longum es excepcional. B. brevis con mayor solidez es su efecto sobre la
524

04NUT INFANTIL=FUNCIONES 34 2/12/03, 08:32


35

intolerancia a la lactosa. La contribución de la flora, la dieta y el huésped. Todo ello


la flora intestinal a la nutrición del huésped contribuirá al diseño de suplementos dietéti-
a través del metabolismo de polisacáridos se cos con funciones definidas, así como al
presume especialmente importante. Sin em- descubrimiento de nuevas propiedades me-
bargo, el conocimiento sobre los mecanis- tabólicas que puedan redundar en mejoras
mos de acción a este nivel se basan, casi de nuestra calidad de vida35.
exclusivamente, en las investigaciones efec-
tuadas con Bacteroides thetaiotaomicrom1. Bibliografía
En concreto, mediante estudios de coloniza- 1. Hooper LV, Midtvedt T, Gordon JI. How host-
ción de animales, libres de gérmenes, se ha microbial interactions shape the nutrient envi-
podido establecer cómo este microrganismo ronment of the mammalian intestine. Annu Rev
modifica la diferenciación celular y la expre- Nutr 2002; 22: 283-307.
sión génica en beneficio del huésped y del 2. Mercenier A, Pavan S, Pot B. Probiotics as
biotherapeutic agents: present knowledge and
propio microrganismo en simbiosis con él. future prospects. Curr Pharm Desing 2003; 9:
Se considera prebiótico todo ingrediente 175-191.
alimentario no digerible que estimula el cre- 3. Fanaro S, Chierici R, Guerrini P, Vigi V.
cimiento y/o la actividad de un número limi- Intestinal microflora in early infancy: compo-
tado de microrganismos residentes en el sition and development. Acta Paediatr supl
colon. Las sustancias mejor estudiadas como 2003; 441: 48-55.
prebióticos son los oligosacáridos y glico- 4. Collins MD, Gibson GR. Probiotics, prebio-
conjugados de la leche humana y los oligo- y tics, and synbiotics: approaches for modulating
polisacáridos de origen vegetal4, 30. Se ha de- the microbial ecology of the gut. Am J Clin Nutr
mostrado que su administración puede modi- 1999; 69: 1.052S-1.057S.

FUNCIONES METABOLICONUTRITIVAS DE LA MICROBIOTA INTESTINAL Y SU MODULACIÓN A TRAVÉS DE LA DIETA....


ficar la composición de la flora y, en algunos 5. Guarner F, Malagelada JR. Gut flora in
casos, sus potenciales efectos beneficiosos health and disease. Lancet 2003; 361: 512-519.
6. Reid G, Sanders ME, Gaskins HR, Gibson
en nutrición, como por ejemplo en la mejo- GR, Mercenier A, Rastall R y cols. New scienti-
ría de la absorción de minerales y la reduc- fic paradigms for probiotics and prebiotics. J
ción de los niveles séricos del colesterol. No Clin Gastroenterol 2003; 37: 105-118.
obstante, se desconocen en gran medida los 7. Schell MA, Karmirantzou M, Snel B, Vilanova
mecanismos de acción. Estudios con este fin D, Berger B, Pessi G y cols. The genome sequen-
requerirán de evaluaciones simultáneas de ce of Bifidobacterium longum reflects its adap-
los cambios que se producen en la composi- tation to the human gastrointestinal tract. PNAS
ción global de la flora, en su expresión génica 2002; 99: 14.422-14.427.
y la del huésped, y su repercusión global en 8. Hold GL, Schwiertz A, Aminov RI, Blaut M,
funciones metabólicas («metaboloma») du- Flint HJ. Oligonucleotide probes that detect
rante el tratamiento dietético. quantitatively significant groups of butyrate-
producing bacteria in human feces. Appl Envi-
ron Microbiol 2003; 69: 4.320-4.324.
9. Tungland BC, Meyer D. Nondigestible oligo-
Conclusiones and polysaccharides (dietary fiber): their phy-
siology and role in human health and food.
La actividad metabólica de la flora intestinal Comprehensive Reviews in Food Science and
desempeña importantes funciones en la sín- Food Safety 2002; 1: 73-92.
tesis, digestión y absorción de nutrientes y 10. Teitelbaum JE, Walker WA. Nutritional im-
en la eliminación de tóxicos o antinutrientes pact of pre- and probiotics as protective gastro-
de la dieta. El metabolismo de nutrientes es intestinal organisms. Annu Rev Nutr 2002; 22:
esencial en el proceso de colonización y 107-138.
establecimiento de la flora intestinal que, a 11. Kennefick S, Cashman KD. Inhibitory effect
su vez, provoca la expresión de genes intes- of wheat fibre extract on calcium absorption in
Caco-2 cells: evidence for a role of associated
tinales que facilitan el establecimiento de phytate rather than fibre per se. Eur J Nutr
una relación de simbiosis. La composición 2000; 39: 12-17.
de la dieta y, especialmente, la presencia de 12. Sandberg AS, Andlid T. Phytogenic and
residuos dietéticos fermentables por la flora microbial phytases in human nutrition. Int J
colónica también ejercen una importante Food Sci Technol 2002; 37: 823-833.
influencia en la ecología intestinal. Las evi- 13. Steer TE, Gibson GR. The microbiology of
dencias sobre los efectos beneficiosos de phytic acid metabolism by gut bacteria and
los probióticos y prebióticos sobre la salud relevance for bowel cancer. Int J Food Sci Tech-
son cada vez más sólidas31-34; sin embargo, nol 2002; 37: 783-790.
existe escasa información sobre sus aspec- 14. Haros M, Bielecka M, Sanz Y. Phytase acti-
tos nutritivofuncionales y sus mecanismos vity as a novel metabolic feature in Bifidobac-
terium. FEMS Microbiol Lett 2004; (en prensa).
de acción, debido a las complejas interac- 15. De Vrese M, Stegelmann A, Richter B, Fen-
ciones de las que dependen. La mejora de selau S, Laue C, Schrezenmeir J. Probiotics-
las técnicas de análisis de los cambios en la compensation for lactase insufficiency. Am J
composición de la flora, la secuenciación Clin Nutr 2001; 73 supl: 421S-429S.
del genoma de los componentes de la micro- 16. Marteau PR, de Vrese M, Cellier CJ, Schre-
biota intestinal, y el desarrollo de técnicas zenmeir J. Protection from gastrointestinal di-
para monitorizar la expresión génica in vivo seases with the use of probiotics. Am J Clin
permitirán conocer las interrelaciones entre Nutr 2001; 73 supl: 430S-436S.

525

04NUT INFANTIL=FUNCIONES 35 2/12/03, 08:32


36

17. Sanz Y, Lanfermeijer FC, Renault P, Bolotin functional aspects. Salminen S & Von Wright A.,
A, Konings WN, Poolman B. Genetic and func- eds. Nueva York: Marcel Dekker Inc. 1998; 519-587.
tional characterization of dpp genes encoding a 27. Deguchi Y, Morishita T, Mutai M. Compara-
dipeptide transport system in Lactococcus lac- tive studies on synthesis of water soluble vita-
tis. Arch Microbiol 2001; 175: 334-343. mins among human species of bifidobacteria.
18. Meisel H, Bockelman W. Bioactive peptides Agric Biol Chem 1985; 49: 13-19.
encrypted in milk proteins: proteolytic activa- 28. Bomba A, Nemcov R, MudroÚov· D, Guba P.
tion and thropho-functional properties. Antonie The possibilities of potentiating the efficacy of
van Leeuwenhoek 1999; 76: 207-215. probiotics. Trends Food Sci & Technol 2002; 13:
19. Salminen S, Bouley C, Boutron-Ruault MC, 121-126.
Cummings JH, Franck A, Gibson GR y cols. 29. Tannock GW. A fresh look at the intestinal
Functional food science and gastrointestinal microflora. En: Probiotics. A critical review.
physiology and function. Br J Nutr 1998; 80: Tannock GW, ed. Wymondham, Norfolk, Inglate-
147S-171S. rra: Horizon Scientific Press, 1999; 5-14.
20. Metges CC. Contribution of microbial ami- 30. Ferrer B, Dalmau J. Alimentos funcionales.
no acids to amino acid homeostasis of the host. Acta Pediatr Esp 2001; 59: 150-155.
Am Soc Nutr Sci 2000; 130: 1.857S-1.864S. 31. Duggan C, Gannon J, Walker WA. Protective
21. Molin C. The role of Lactobacillus planta- nutrients and functional foods for the gastroin-
rum in foods and in human health. En: Hand- testinal tract. Am J Clin Nutr 2002; 75: 789-
book of fermented functional foods. Mazza G, 808.
ed. CRL Press Washington: 2003; 305-342. 32. Schrezenmeir J, de Vrese M, Heller K. Pro-
22. Huang Y, Shao XM, Neu J. Immunonu- biotics and prebiotics. Am J Clin Nutr 2001; 73
trients and neonates. Eur J Pediatr 2003; 162: supl 2: 361 S-486 S.
122-128. 33. De Roos NM, Katan MB. Effects of probiotic
23. Brashears MM, Gilliland SE, Back LM. Bile bacteria on diarrhea, lipid metabolism, and
salt deconjugation and cholesterol removal from carcinogenesis: a review of the papers publis-
media by Lactobacillus casei. J Dairy Sci 1998; hed between 1988 and 1999. Am J Clin Nutr
81: 2.103-2.110. 2000; 71: 405-411.
24. Pereira DIA, McCartney AL, Gibson, GR. An 34. Vanderhoof JA, Young RJ. Use of probiotics
«in vitro» study of the probiotic potencial of a in childhood gastrointestimal disorders. J Pe-
bile-salt-hydrolyzing Lactobacillus fermentum diatr Gastroenterol Nutr 1998; 27: 323-332.
strain, and determination of its cholesterol- 35. Agostini C, Axelsson I, Braegger C y cols.
lowering properties. Appl Environ Microbiol Probiotic bacteria in dietetic products for in-
2003; 69: 4.743-4.752. fants: A commentary by ESPGHAN Committee
25. Reynier MO, Montet JC, Gerolami A, Mar- on Nutrition. J Pediatr Gastroenterol Nutr 2004;
teau C, Crotte C, Montet AM y cols. Comparative 38: 365-374.
effects of cholic, chenodeoxycholic, and ursodeoxy-
cholic acids on micellar solubilization and in- Y. Sanz
testinal absorption of cholesterol. J Lipid Res Instituto de Agroquímica y Tecnología
1981; 22: 467-473. de los Alimentos (CSIC)
26. Ballonge J. Bifidobacteria and probiotic ac- Apartado de Correos 73
tion. En: Lactic acid bacteria: Microbiology and 46100 Burjassot (Valencia)
ACTA PEDIATRICA ESPAÑOLA, Vol. 62, N.o 11, 2004

526

04NUT INFANTIL=FUNCIONES 36 2/12/03, 08:32