Sie sind auf Seite 1von 9

CIUDADANO:

JUEZ TERCERO DE PRIMERA INSTANCIA DEL TRABAJO DE LA


CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO CARABOBO.
Su Despacho.-
Yo, CARLOS ANDRES SANCHEZ GAMBOA, Venezolano, Mayor de Edad,
Hábil en Derecho, Titular de la Cédula de Identidad No. 9.901.928, Abogado en el
Libre Ejercicio de la Profesión, debidamente Inscrito en el Instituto de Previsión
Social del Abogado bajo el Numero de Matricula 74.954, y de este Domicilio,
procediendo en este acto en mi condición de Apoderado del ciudadano JOSMIL
RAFAEL RIOS VALASQUEZ, Venezolano, Mayor de Edad, Casado, Hábil e
Derecho, Titular de la Cédula de Identidad No. 15.299.399, Domiciliado en la
Urbanización “La Isabelica”, Bloque 39, Apartamento 00-03, Jurisdicción del
Municipio Valencia del Estado Carabobo, carácter el mío que se evidencia de
Instrumento Poder, debidamente autenticado por ante la Notaria Pública de San
Diego de Valencia, Estado Carabobo, el cual quedo anotado bajo el No. KK,
Tomo: XXX, de los Libros de autenticaciones llevados por ante esa Notaria, y que
acompaño Junto con el presente escrito marcado con la Letra “A”, ante usted muy
respetuosamente y con la venia de estilo ocurro a los fines de exponer y solicitar:
CAPITULO I:

DE LOS HECHOS:
Mi representado presta sus servicios personales y directos en la Firma Mercantil
“REPRESENTACIONES RIVER & IMPORT, C.A.”, sociedad esta domiciliada
en la Avenida Transversal, Local # 83, diagonal al Clínica La Isabelica, Jurisdicción
de la Parroquia Rafael Urdaneta del Municipio Valencia del Estado Carabobo,
debidamente inscrita por ante el Registro Mercantil Primero de la Circunscripción
Judicial del Estado Carabobo, en fecha VEINTIOCHO (28) de Agosto del Año
DOS MIL (2000), bajo el No. 57, Tomo: 63-A, donde desempeñaba el cargo de
ALMECENISTA cumpliendo a cabalidad con todas cada una de las funciones o
actividades que le son encomendadas. Cabe destacar ciudadano Juez, que en fecha
TRECE (13) de Febrero del Año DOS MIL CUATRO (2004), siendo
aproximadamente las 8:45 de la noche, mi representado recibió instrucciones del
Jefe del Departamento, Ingeniero JURBIS SERRANO, instrucciones estas que
consistían en el cambio o reemplazo de DOS (02) Lámparas del sistema de
Alumbrado, ubicadas en el área de la Línea # 9 TEK-PILE, las cuales se
encontraban aproximadamente a la altura de OCHO METROS Y MEDIO (8,50
Mts.), para lo cual se utilizo un Monta Cargas como elevador, el problema se
presenta cuando elevan las uñas del Monta Cargas hasta el tope y se desliza del
cabezote provocando la caída de la cesta en la cual se encontraba mi representado.
Fue así como para lograr tal fin mi representado penetro a la referida cesta que a su
vez lo elevaría por intermedio de un Monta Cargas, acompañado del ciudadano
WILLIANS MONTES DE OCA, quien también presta sus servicios en la referida
empresa y sufrió fracturas en su mano derecha y golpes en el estomago. Ya elevado,
y realizando efectivamente el cambio de las Lámparas de Alumbrado,
sorpresivamente, la elevación mecánica fallo por la causa supra señalada, quedando
mi representado colgado del cable que sostenía la Lámpara, pero el mismo no pudo
soportar el peso de mi mandante, es decir, el cable se partió precipitándose desde la
altura ya señalada, sufriendo un estado de inconciencia, lo que amerito su traslado
de inmediato a un Centro Medico Asistencial. Una vez ingresado al Centro Clínico
Privado, denominado 24 Horas, ubicado en la Urbanización “Flor Amarilla”,
Jurisdicción del Municipio Valencia del Estado Carabobo, y luego que le fueran
practicado ciertos estudios médicos a mi representado, se le diagnostico lesiones en
el riñón, traumatismos en la cabeza, fisuras en la columna y triple fractura en el pie
derecho, siendo la naturaleza de las lesiones Politraumatismo Posterior a caída de
altura, ameritando las mismas en un primer termino, un lapso de curación de SEIS
(06) meses. Pasados los SEIS (06) meses, mí representado se reincorpora a sus
labores habituales en el trabajo, sin embargo, trascurridos TRES (03) meses de la
reincorporación a sus labores, comenzó a sentir fuertes molestias en el pie derecho,
producto de la caída sufrida, lo que amerito que se le practicara un nuevo chequeo
medico, el cual fue realizado por un Medico Traumatólogo, quien recomendó la
intervención Quirúrgica de emergencia, para así realizar un injerto de hueso, por la
gravedad de la lesión, tal intervención sin embargo, y en si por los daños sufridos
como consecuencia de la caída a esa altura que sufrió mi representado, le produjo
unos daños que eran de imposible reparación desde el punto de vista medico y fue
así como mi representado quedo imposibilitado para realizar los movimientos
laterales del pie derecho, generándose una incapacidad parcial permanente de tal
miembro lo que efectivamente fue declarado así, por el Instituto Venezolano de los
Seguros Sociales (I.V.S.S.), tal como se evidencia de Informe emitido por dicho
Organismo en fecha VEINTIUNO (21) de Enero del Año DOS MIL DOS (2002),
en la cual se describe la incapacidad de mi representado de la siguiente manera:
Caída de Altura, Fractura de Tibia Derecha y Consminuta Calcáneo Derecho, dicho
informe lo produzco con el presente escrito marcado con la Letra “B”. Así mismo,
del referido accidente laboral se hizo la correspondiente participación de Ley a la
Dirección de Medicina del Trabajo, Región Central dependiente del Ministerio del
Trabajo, tal como evidencia de expediente llevado por la mencionada Dirección,
bajo el numero de nomenclatura 0798. También quiero señalar ciudadano Juez, que
fueron testigos presénciales del accidente de trabajo sufrido por mi mandante y su
acompañante, los ciudadanos JULIO MUÑOZ y JOSE MONSALVE. Se informa
que mi representado integra un grupo familiar compuesto por su esposa, su hija y
su madre, quienes dependen económicamente de él.-
CAPITULO II:

LESIONES SUFRIDAS Y SU INCAPACIDAD:

Ciudadano Juez, es menester hacer de su conocimiento que las lesiones e


incapacidad que dan origen al ejercicio de la presente acción se produjeron en el
desarrollo, de las actividades de la relación laboral que existe entre mi representado
y la prenombrada Sociedad de Comercio. Las lesiones e incapacidad que sufriera
mi representado son las que se enumeran a continuación: PRIMERO: El accidente
se origino: como consecuencia de la Caída de Altura; SEGUNDO: Del diagnostico
se reflejo: Poli-Fractura (Tibia (D) y FX. Consminuta Calcáneo (D) ); TERCERO:
Tratamiento Discriminado (Características): Tto. Incruento + Artrodesis Sub-
Astragalina; CUARTA: Evolución: Torpida; QUINTO: Complicaciones:
Limitación para la Flexo extensión Antepié (D); SEXTO: Descripción de la
Incapacidad Residual: Las Lesiones sufridas originaron una incapacidad parcial
definitiva.-
CAPITULO III:
FUNDAMENTO DE DERECHO Y CONCLUSIONES:
Ciudadano Juez., de lo narrado en los capítulos anteriores se constata que estamos
en presencia de lo que denomina la Doctrina Laboral un Accidente de Trabajo,
definido en el Artículo 561 de la Ley Orgánica del Trabajo, y así pues establece
la Norma Legal en referencia lo siguiente: “ Se entiende por Accidente de
Trabajo todas las lesiones funcionales o corporales, permanentes o temporales,
inmediatas o posteriores, o la muerte, resultantes de la acción violenta de una
fuerza exterior que pueda ser determinada o sobrevenida en el curso del
trabajo, por el hecho o con ocasión del trabajo. Será igualmente considerada
como accidente de trabajo toda lesión interna determinada por un esfuerzo
violento, sobrevenida en las mismas circunstancias “. Así mismo, el Artículo
560 Ejusdem, consagra la responsabilidad de los Patronos frente a sus trabajadores
y aprendices, estableciendo indemnizaciones por los accidentes sufridos por este
que provengan del servicio mismo o con ocasión directa del Patrono, exista o no
culpa o negligencia ya sea de parte de la empresa o por parte de los trabajadores o
aprendices. Mi mandante sufrió como consecuencia del accidente una incapacidad
parcial y permanente de las consagradas en el Artículo 566 de la referida Ley, la
cual da derecho a la indemnización que por el presente medio se reclama. En ese
mismo orden de ideas la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio
Ambiente del Trabajo, establece entre otras cosas las Normas de Seguridad que se
deben cumplir en obsequio de la seguridad de sus trabajadores y en caso de
contravención a las mismas se actualiza lo que se conoce en doctrina como la
responsabilidad patronal objetiva. A ello se refiere el contenido del Artículo 1º, de
la referida Ley Orgánica de Prevención y Medio Ambiente de Trabajo, cuando
establece: “El objeto de la presente Ley es garantizar a los trabajadores,
permanentes y ocasionales, condiciones de seguridad, salud y bienestar, en un
medio ambiente de trabajo adecuado y propicio para el ejercicio de sus
facultades físicas y mentales.” Igualmente tenemos lo consagrado en el Artículo
6º, Ordinal 2º, que establece lo siguiente: Artículo 6º: “A los efectos de la
protección de los trabajadores en las empresas, explotaciones, oficinas o
establecimientos industriales o agropecuarios, públicos y privados, el trabajo
deberá desarrollar en condiciones adecuadas a la capacidad física y mental de
los trabajadores y en consecuencia: Ordinal 2º: Que presten toda la protección
y seguridad a la salud a la vida de los trabajadores contra todos los riesgos el
trabajo.” Por otra parte y en ese mismo orden de ideas tenemos lo consagrado en
el Parágrafo Primero Ejusdem, que establece: “Ningún trabajador podrá ser
expuesto a la acción de agentes físicos, condiciones ergonómicas, riesgos
psicosociales, agentes químicos, biológicos o de cualquier otra índole, sin ser
advertido por escrito y por cualquier otro medio idóneo de la naturaleza de los
mismos, de los daños pudieren causar a la salud, y aleccionado en los
principios de su prevención;” de conformidad a lo consagrado en esta norma, y a
las condiciones como ocurrió el accidente de trabajo sufrido por mi representado,
podemos observar claramente que en ningún momento se cumplieron con las
normas mínimas de seguridad, en el sentido de que para la realizar tal actividad no
se utilizaron ni los instrumentos apropiados ni el vehículo adecuado para la
realización de la misma, exponiendo en ese sentido la integridad física de mi
mandante, para de esa forma vulnerar lo establecido en este Artículo; siendo
aplicable en este caso al patrono lo consagrado en el Parágrafo Segundo del
Artículo en referencia cuando establece: “Quien ocultare a los trabajadores el
riesgo que corren con las condiciones y agentes mencionados en el Parágrafo
anterior, o tratare de minimizarlos, creando de este modo una falsa conciencia
de seguridad, o que de alguna manera induzca al trabajador hacia la
inseguridad, queda incurso en las responsabilidades penales respectivas con
motivo de la intencionalidad y con la circunstancia agravante del fin de lucro.”
Por otro lado tenemos que el Artículo 31 Ejusdem, consagra los efectos que
ocasionan en la salud física y mental de los trabajadores que sufren un accidente de
trabajo, cuando establece: “Las secuelas o deformidades permanentes de
enfermedades profesionales o accidentes de trabajo, vulneran la facultad
humana, más allá de la simple pérdida de la capacidad de ganancias,
alterando la integridad emocional y psíquica del trabajador lesionado, por lo
que se consideran equiparables a las incapacitantes, en el grado que señale el
reglamentación de la presente Ley.” Podemos igualmente señalar que el Artículo
32 Ejusdem, define el accidente de trabajo cuando establece: “Se entiende por
accidente de trabajo todas las lesiones funcionales o corporales permanentes o
temporales, inmediatas o posteriores, o la muerte, resultantes de la acción
violenta de una fuerza exterior que pueda ser determinada sobrevenida en el
curso del trabajo por el hecho o con ocasión del trabajo;......,” lo que
efectivamente y en este caso en concreto ocurrió con mi representado. Para
determinar las sanciones en que ha incurrido el empleador, en este caso
CERÁMICA CARABOBO, S.A.C.A., el Artículo 33 Ejusdem, en su Primer
Aparte Ordinal 3º, establece que: “Cuando el empleador actuando en las
mismas circunstancias haya ocasionado: Ordinal 3º: La incapacidad parcial y
permanente, la pena será de CUATRO (04) años de prisión.” Igualmente
tenemos que el Parágrafo Segundo, Ordinal 3º, del citado Artículo consagra la
Indemnización que el empleador debe cancelar al trabajador para el caso de éste
haya sufrido un accidente de trabajo, cando establece: “Igualmente el empleador
queda obligado, dadas las situaciones de hecho contempladas en este artículo y
en el TREITA Y UNO (31) de la presente Ley, a lo siguiente: Ordinal 3º: En
caso de incapacidad parcial y permanente, para el trabajo, pagará al
trabajador una indemnización equivalente al salario de TRES (03) años
contados por días continuos.” En otro orden de ideas pero regulado por el
derecho común, esta lo consagrado en el Artículo 1.196 del Código Civil
Venezolano, relativo al daño moral. En efecto ciudadano Juez, resulta de
inimaginables consecuencias Psíquicas, lo que en lo sucesivo sufrirá mi mandante,
al ver que sus condiciones físicas se encuentran limitadas, al no poder desarrollarse
a plenitud, inclusive va a ser relegado, desplazado y vejado por su impedimento
físico. En conclusión, producido el accidente laboral y establecida como esta la
responsabilidad patronal, a mi mandante le asiste el derecho a demandar la
indemnización a que se contrae el presente escrito de demanda y lo que por el
presente medio se realiza.
CAPITULO IV:
PETITORIO DE LA DEMANDA:
Con fundamento a lo anteriormente expuesto y siguiendo precisas y claras
instrucciones de mi mandante, comparezco por ante este Tribunal para demandar
como en efecto formalmente lo hago a la Firma Mercantil CERÁMICA
CARABOBO, S.A.C.A. (Planta Piemme), para que convenga en cancelar o a ello
sea condenada por este Tribunal la siguientes cantidades de dinero, a titulo de
indemnización por las secuelas dejadas de la incapacidad parcial y permanente
producto del accidente de trabajo acaecido en fecha VEINTE (20) de Febrero del
Año DOS MIL (2000), dentro de las instalaciones de la planta de la empresa en el
desarrollo de su actividad laboral: PRIMERO: La cantidad de QUINIENTOS
MILLONES DE BOLIVARES (Bs. 500.000.000,oo), por concepto de
indemnización producto del daño moral, en atención a ese sufrimiento que de por
vida sufrirá mi mandante; SEGUNDO: La cantidad de DOS MILLONES
TRESCIENTOS SETENTA MIL BOLIVARES (Bs. 2.370.000,oo), por concepto
de indemnización por la incapacidad parcial y permanente de mi mandante en
atención a lo dispuesto en el Artículo 573 de la Ley Orgánica del Trabajo.
TERCERO: La cantidad TRECE MILLONES OCHOCIENTOS SESENTA Y
NUEVE MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y DOS BOLIVARES (Bs.
13.869.992,oo), por concepto de indemnización por la incapacidad parcial y
permanente de mi mandante en atención a lo dispuesto en el Artículo 33,
Parágrafo Segundo, Ordinal 3º de la Ley Orgánica de Prevención,
Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo. CUARTO: Las costas, costos y
honorarios profesionales causados en la presente demanda.-
CAPITULO V:
DE LA CITACIÓN DE LA DEMANDADA:
Solicito que la citación de la demandada, Sociedad de Comercio “CERAMICA
CARABOBO, S.A.C.A.”, ya identificada, sea practicada en la persona de el
ciudadano JACOBO SALAS ROMER, Venezolano, Mayor de Edad, Titular de la
Cédula de Identidad No. V- 1.138.247, de este Domicilio, en su condición de
Representante Legal de la prenombrada Sociedad de Comercio, en la siguiente
dirección: Urbanización Industrial Calicanto, Manzana 31, Parcelas # 4 al 12,
Avenida 82 (Planta Pimme), Sector “Flor Amarilla”, Jurisdicción del Municipio
Valencia, Estado Carabobo.-
CAPITULO VI:
DE LA INDEXACIÓN:
Solicito del Tribunal se sirva ordenar la corrección monetaria, y/o indexación de la
suma de dinero que se ordene cancelar, tomando como base para el calculo, el
índice inflacionario del Área Metropolitana de Caracas, fijado por el Banco Central
de Venezuela.-
CAPITULO VII:
DOMICILIO PROCESAL:
Alos fines previstos en el Artículo 174 del Código de Procedimiento Civil, en
concordancia con el Ordinal 9º del Artículo 340 Ejusden, constituyo como
Domicilio Procesal tanto el mío como el de mi Mandante, la siguiente dirección:
Edificio Arenas de Valencia, Avenida Bolívar Norte cruce con Navas Spinola, Piso
1, Oficina 11, Municipio Valencia, Estado Carabobo.-
CAPITULO VIII:
SOLICITUD DE COPIAS CERTIFICADAS:
Solicito con la urgencia que requiere el caso, me sean expedidas por este Tribunal
Copias debidamente Certificadas Mecanografiada del presente escrito junto con el
auto de admisión, con la orden de comparecencia.-
CAPITULO IX:
ADMISIÓN DE LA DEMANDA:
Finalmente jurando la urgencia del caso, solicitamos que la presente demanda sea
admitida, sustanciada conforme a derecho, y declarada con lugar en la definitiva,
con todos los pronunciamientos que le sean accesorios, inclusive la expresa
condenatoria en costas.- Es Justicia, que espero en la ciudad de Valencia del Estado
Carabobo, en la fecha de su presentación.- (Fdo) firma ilegible.-

Verwandte Interessen