Sie sind auf Seite 1von 3

Angeles de Dios

Juan 1:43 el siguiente dia quiso jesus ir a Galilea y hallo a Felipe, y le dijo:
sígueme

44: Felipe era de Betsaida, la ciudad de Andrés y Pedro.

45: Felipe hallo a Nathanael, y le dijo: hemos hallado a aquel de quien


escribió Moises en la ley, asi como los profetas: a Jesus, hijo de Jose de
Nazaret.

46: Nathanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno? Le dijo Felipe:
Ven y ve.

47: Cuando Jesus vio a Nathanael que se le acercaba, dijo de el: He aquí el
verdadero israelita, en quien no hay engaño.

48: Le dijo Nathanael: ¿De dónde me conoces?, Respondio Jesus y le dijo:


Antes que Felipe te llamara cuando estabas bajo la higuera, te vi.

49: Respondio Nathanael y le dijo: Rabi, tu eres el hijo de Dios, tu eres el Rey
de Israel.

50: Respondio jesus y le dijo: ¿Porque te dije que te vi debajo de la higuera,


crees? Cosas mayores que estas veras.

51: y le dijo: De cierto, de cierto, os digo; de aquí en adelante veréis el cielo


abierto y angeles de Dios suben y descienden sobre el hijo del hombre.
Los angeles son espiritus ministradores. Hay angeles enviados del mismo
trono para a favor de nosotros. Hay angeles a nuestro servicio en todo
momento. Jesus sabía de estad verdad. El conocía que a su madre Maria la
había visitado un angel y le anuncio si nacimiento. Si recordamos cuando
jesus fue arrestado uno de sus discípulos reacciono y le arranco una oreja a
un guardia, él le dijo: Mira si yo quisiera, le pediría al padre el me enviaría
legiones de angeles. Podemos ver que hay un ejército de angeles que están
disponibles para nosotros. Jesus estaba diciendo, no me defiendas porque
hay angeles que me defienden. Cuando te encuentres en situaciones difíciles,
ten presente que en el cielo hay un ejército de angeles, que si usted clama a
nuestro padre va a enviarlos a tu casa, a defenderte, a ayudarte.

El señor dice: “clama a mí que yo te responderé, y te enseñare cosas grandes


y ocultas que tu no conoces” (jeremias 33:3) anímese hermano porque hay
ángeles que van a visitar tu vida, amen.

En Genesis 28:10, encontramos un Jacob que huía cansado, se durmió y


coloco su cabeza sobre una roca y pudo ver cielos abiertos y una escaleras
que subia y bajaba, y vio angeles que descendían y subían. Eso sucede
cuando oramos, activamos los angeles y llevan nuestras oraciones o nuestro
padre.

Hay angeles de prosperidad y riqueza, angeles de sanidad, angeles de


revelación, angeles de restauración, angeles de obediencia y sumisión, etc.

Es necesario que creamos porque si no, no vamos a tener experiencia con los
angeles de Dios.

De sarai. Agar se habría marchado de la casa de su señora, pero un angel de


sumicion y obediencian le dijo:

Agar sierva de Sarai, ¿de dónde vienes tú y a dónde vas? Y ella respondio:
huyo de delante de mi señora. Y le dijo el angel: vuélvete a tu señora y ponte
sumisa bajo su mano
El angel de obendiencia ministra a aquellos que se han apartado o volverán.
Amen

Oremos: señor te damos gracias por tu palabra y en este momento oramos


para que abras nuestros ojos para que podamos ver tus angeles, que
queremos ver mover, envía señor tus angeles a mi vida. Quita todo lo malo
de mi, de mi corazón, toda mi rabia, limpia señor mi corazón y que yo pueda
ver y sentir tu presencia. Amen.