Sie sind auf Seite 1von 3

El patrimonio

a. Concepto:

La RAE señala, dentro del contexto del derecho, al patrimonio como un conjunto de bienes
pertenecientes a una persona natural o jurídica, o afectos a un fin, susceptibles de estimación
económica. El termino patrimonio atiende a una raíz etimológica, derivada del latín, “patrias” y
“munium” y hace alusión al conjunto de bienes que se heredan del padre o de la madre.

“El patrimonio es el conjunto de bienes, acciones, derechos y obligaciones avaluables en dinero


pertenecientes a una persona”. Este era el postulado sostenido por la escuela francesa, orientada
no solo a un contenido material, como activo, sino también el pasivo.

Se puede determinar un concepto de patrimonio, según la teoría que se adopta, en un sentido


subjetivo, atendiendo al patrimonio adherido a la persona o bien adoptar un concepto de
patrimonio en un sentido objetivo, dirigido a patrimonio como afectación.

Determinar un concepto, característica, naturaleza jurídica o su contenido, no ha sido un punto


pacifico tanto para la doctrina nacional, como extranjera. Establecer todo lo relacionado al
patrimonio ha llevado una ardua discusión incluso de los tiempos pretéritos.

Se puede apreciar que el patrimonio se encuentra dotado de todo lo que existe materialmente,
como así también lo no material, como el pasivo.

b. Naturaleza jurídica:

Existen dos grandes teorías que tratan de determinar la naturaleza jurídica, como la teoría
clásica o subjetiva y la teoría moderna u objetiva.

Teoría clásica: sus mayores exponentes son los juristas francés Charles Aubry y Charles-frederic
Rau, este ultimo siendo aun estudiante, y ellos consideraban al patrimonio como el conjunto de
bienes de una persona, como la constitución de universalidad de derecho.

Postulaban a que el patrimonio tiene un carácter pecuniario, compuesto por todo tipo de bien y
derechos y obligaciones, es decir tanto el activo y pasivo. Permitiendo justificar la existencia del
patrimonio para satisfacer determinadas obligaciones. Pero quedan fuera del patrimonio todo
aquello no susceptibles de apreciación pecuniaria, como los derechos “extra patrimonial”, estos
no permiten satisfacer el cumplimiento de una obligación, razón por la cual no pueden ser sujetos
a modalidades; no obstante que puedan devenir en patrimoniales cuando se trate de indemnizar
un perjuicio a su titular a raíz de una infracción producida por un tercero.

Otro carácter de esta teoría subjetiva es la universalidad jurídica del patrimonio, por la diversidad
del contenido del patrimonio que lo componen independientes entre si. Razón que justifica que el
recién nacido tenga patrimonio y carezca de bienes. La existencia del derecho de prenda general,
permitiendo al acreedor poder dirigirse, para hacer efectivo su crédito en todo el patrimonio del
deudor, sean estos presentes o futuros. Que permita ser transmitido el patrimonio por sucesión
por causa de muerte, y lo que se transmite es una universalidad jurídica independiente de los
elementos que la componen.

Otra noción de esta teoría es que se considera como un atributo de la personalidad, y solo las
personas tienen esta característica inherente a ellas. Por cuanto es indivisible e inalienable, es
decir que las personas solo tienen un patrimonio y que estas no pueden ser susceptible
apropiación privada.

Pero esta teoría no permite entender los diversos patrimonios que se puedan radicar en una
persona, como los que señala el art 150 de CC. o cuando el legislador habla sobre el beneficio de
inventario en la aceptación de una asignación hereditaria, con el propósito a la vez de no generar
la confusión de patrimonio y limitar las posibles responsabilidades. Y además no permite explicar
la cesión de derechos hereditarios.

Para la teoría objetiva o moderna, exaltada por los juristas alemanes Alois von Brinz y Ernst
Immanuel Bekker, postulan al patrimonio como la afectación que tiene la persona a un destino o
finalidad, no siendo relevante la existencia de la persona para que exista el patrimonio. Por cuanto
puede existir patrimonio sin titular, y se es partidario de que pueden existir diversos patrimonios
radicados en una sola persona, esto por la naturaleza o fin establecido.

Por cuanto sus postulados serian:

 La existencia de la persona no es indispensable para configurar el patrimonio.


 La persona puede tener diversos patrimonios de acuerdo al bien destinado.
 El patrimonio se traduce a la realidad corpórea, existencia material. No en meros créditos
o derechos.

Esta doctrina es criticada ya que todo bien, derecho u obligación, debe tener un titular, y ese
titular no puede ser otro que la persona.

c. Patrimonio en el CC:

Nuestro CC no establece una regulación orgánica de patrimonio, sino más bien hace referencia
al él, tanto en términos expreso y otro haciendo la mención en “todo” y a la vez utiliza el término
“universalidad”.

Termino expreso: respecto a reglas relativas a la sucesión intestada, art 996 que señala “cuando
en un mismo patrimonio se ha de suceder por testamentos y abintestato..” o en el caso del art
1750 relativo a la administración ordinaria de la S.C. el marido frente a terceros.

Cuando el legislador utiliza el término “todo”: art 1097 cuando señala que los herederos suceden
en todo los derechos y obligaciones transmisibles del causante. También se hace referencia al
patrimonio, tomado en el contexto de hacer responsable al deudor de las obligaciones civiles que
provengan del vinculo jurídico con su acreedor; como es el caso del art 2465 del C.C. que
contempla el derecho de prenda general de los acreedores, “Toda obligación personal da al
acreedor el derecho de perseguir su ejecución sobre todos los bienes raíces o muebles del deudor,
sean presentes o futuros, exceptuándose solamente los no embargables, designados en el artículo
1618”. El deudor compromete su patrimonio en un sentido de los bienes que lo componen al
momento de contraer la obligación y de los bienes incluso futuro, pero no como patrimonio como
atributo de la personalidad, este último es inherente a la persona.

Y en el ultimo termino del vocablo universalidad, cuando el legislador señala en el art 951 en la
forma de como se sucede, si es titulo universal o a titulo singular.