You are on page 1of 6

TEMA: Perspectivas del Desarrollo

Teoría Comentario personal

Perspectivas del desarrollo


La manera como la gente explica el desarrollo, depende de cómo
ve la naturaleza fundamental de los seres humanos. Diferentes
pensadores, que observan a través de diferentes lentes, han dado
como resultado diversas explicaciones o teorías con respecto a
por qué la gente se comporta como lo hace. Una teoría es un
grupo de afirmaciones relacionadas con los datos o sea la
información que se obtiene a través de la investigación. Los
científicos utilizan teorías como ayuda para integrar los datos o
para hacer que tengan sentido y luego predecir qué datos podrían
obtenerse en ciertas condiciones. Entonces, las teorías son
importantes para ayudar a los científicos a explicar, interpretar y
predecir la conducta tanto la investigación como la teoría son
importantes. La teoría minuciosa contribuye, poco a poco, a
ampliar el cuerpo general del conocimiento. Las teorías ayudan a
los investigadores a encontrar una estructura coherente en los
datos, a ir más allá de las investigaciones aisladas y a hacer
generalizaciones. Las teorías guían investigaciones futuras al
sugerir hipótesis para que sean examinadas. Una hipótesis es una
explicación posible de un fenómeno, y se utiliza para predecir el
resultado de un experimento. A veces la investigación confirma
una hipótesis y proporciona apoyo adicional a una teoría; otras,
los científicos deben modificar sus teorías para explicar factores
inesperados que surgen.
Las perspectivas desde las cuales los teóricos observan el
desarrollo son importantes debido a que dictan las preguntas que
hacen los investigadores, los métodos que utilizan y la forma
como interpretan sus resultados. Hoy en día el desarrollo
TEMA: Perspectivas del Desarrollo

humano se estudia desde la psicoanálista, la mecanicista, la


organísmica y la humanística. Todas tienen sus calurosos
defensores y sus críticos apasionados, cada uno de los cuales
hace su aporte a la comprensión del desarrollo humano.

1. Teoría Psicoanalítica:
¿Alguna vez ha tratado de analizar sus sueños? ¿Cree que los
sentimientos inconscientes de los cuales la gente no se da cuenta,
con frecuencia guían sus acciones? Si es así, usted está actuando
bajo la presunción de la perspectiva psi-coanalítica, una forma de
ver la humanidad que tiene relación con las fuerzas
subconscientes motivadoras de la conducta humana. Esta forma
de ver la humanidad no se había oído jamás antes del principio
del siglo XX, cuando un médico vienes llamado Sigmund Freud
dio origen al psicoanálisis, un método terapéutico que tiene
como objetivo proporcionar a las personas una visión dentro de
los conflictos del subconsciente, que se han originado durante la
niñez y que afectan su conducta y emociones.
La perspectiva psicoanalítica define al desarrollo como
moldeado por fuerzas inconscientes que motivan la conducta
humana. Sigmund Freud (1856-1939), un médico vienés,
desarrolló el psicoanálisis, un enfoque terapéutico dirigido a
fomentar el discernimiento de los conflictos emocionales
inconscientes de los pacientes. Otros teóricos y profesionales,
incluyendo a Erik H. Erikson, han expandido y modificado la
perspectiva psicoanalítica.
TEMA: Perspectivas del Desarrollo

Teoría

Sigmund Freud: teoría psicosexual:


Freud (1856-1939) fue el mayor de 8 hijos, creía que él era el
favorito de su madre y esperaba llegar a conseguir grandes cosas
(E. Jones, 1961). Su meta inicial fue la investigación médica,
pero los limitados recursos financieros y las barreras para el
avance académico de los judíos lo forzaron a la práctica privada
de la medicina. Uno de sus mayores intereses fue la neurología,
el estudio del cerebro y el tratamiento de los desórdenes del
sistema nervioso rama de la medicina que entonces se hallaba
incipiente. Para aliviar síntomas para los cuales no podía hallar
una causa física, Freud empezó a hacer preguntas con el
propósito de revivir las memorias de sus pacientes que habían
sido enterradas desde hacía muchos años. Esto lo condujo a
concluir que la fuente de los disturbios emocionales reposa en
experiencias traumáticas de la primera infancia. Freud postuló la
teoría de que los poderosos impulsos biológicos subconscientes,
en sus mayorías sexuales y también agresivas, motivan la
conducta humana y que estos impulsos naturales
Colocan a las personas en conflicto con las restricciones de la
sociedad y provocan ansiedad. Las ideas de Freud impactaron en
la sociedad victoriana en la cual la sexualidad era algo agradable
sobre lo que la gente no discutía y ni siquiera (supuestamente)
pensaba. Aunque su teoría fue rechazada al principio por el
establecimiento médico europeo, eventualmente logró amplia
atención internacional, pero continuó siendo controvertida
particularmente en su excesivo énfasis en el sexo y la agresión
como motivadores de la conducta humana, y algunos de los más
importantes seguidores de Freud en última instancia se separaron
de él o desarrollaron sus propias variaciones sobre la teoría
TEMA: Perspectivas del Desarrollo

psicoanalítica. Sin embargo, su hija Ana Freud continuó el


trabajo de su padre y desarrolló métodos psicoanalíticos para ser
utilizados con niños.

Cómo está estructurada la personalidad:


Freud supuso que la personalidad se conforma alrededor de tres
estructuras: el ello (id), el yo (ego) y el superyó (superego).
El ello es la única estructura presente al nacer y es totalmente
inconsciente. En opinión de Freud, el ello consta de todos los
impulsos y deseos inconscientes que continuamente buscan
expresión. Opera de acuerdo con el principio de placer, es decir,
trata de obtener placer inmediato y evitar el dolor. Tan pronto
como surge un instinto, el ello busca gratificarlo. Sin embargo,
como el ello no está en contacto con el mundo real, sólo tiene
dos formas de obtener gratificación. Una es a través de las
acciones reflejas (como toser) que alivian las sensaciones
desagradables de una vez. La otra es la fantasía, a la que Freud
se refería como la satisfacción del deseo: una persona se forma
una imagen mental de un objeto o situación que satisface en
parte el instinto y alivia el sentimiento incómodo.
Las imágenes mentales de este tipo proporcionan alivio efímero,
pero no satisfacen por completo la mayoría de las necesidades.
Pensar en estar con el ser amado es un pobre sustituto para el
hecho de estar realmente con esa persona y no produce tanto
placer. Así que el ello, por sí mismo, no es muy eficaz en la
gratificación de los instintos. Debe vincularse con la realidad si
quiere hacer un mejor trabajo para satisfacer las necesidades, y el
vínculo del ello con la realidad es el yo.
Freud concibió al yo (ego) como el mecanismo psíquico que
controla todas las actividades de pensamiento y razonamiento. El
yo opera en parte de manera consciente, en parte de manera
TEMA: Perspectivas del Desarrollo

preconsciente y en parte de forma inconsciente. (“Preconsciente”


se refiere al material que no se encuentra actualmente en la
conciencia pero que puede recordarse con facilidad.) El yo
obtiene información acerca del mundo externo a través de los
sentidos y busca la satisfacción de las pulsiones del ello en el
mundo externo. Pero en lugar de actuar de acuerdo con el
principio del placer, el yo opera de acuerdo con el principio de
realidad: por medio del razonamiento inteligente, el yo trata de
demorar la satisfacción de los deseos del ello hasta que pueda
hacerse de manera segura y exitosa. Por ejemplo, si una persona
tiene sed, el yo intentará determinar cuál es la mejor manera de
obtener algo para saciarla de manera efectiva y segura.
Una personalidad que sólo constara de yo y de ello sería
totalmente egoísta. Se comportaría de manera eficaz pero poco
sociable. La conducta plenamente adulta es gobernada no sólo
por la realidad sino también por la moralidad, es decir, por la
conciencia del individuo o los estándares morales que éste
desarrolla a través de la interacción con los padres y con la
sociedad. Freud denominaba superyó (superego)a este guardián
moral. El superyó no está presente al nacer. De hecho, los niños
pequeños son amorales y hacen cualquier cosa que sea
placentera. Sin embargo, al madurar asimilamos, o adoptamos
como propios, los juicios de nuestros padres acerca de lo que es
“bueno” y “malo”. Con el tiempo, las restricciones externas
impuestas por nuestros padres son sustituidas por nuestras
propias restricciones internas. El superyó, que a la larga actúa
como conciencia, se encarga de la tarea de observar y guiar al
yo, de la misma manera que los padres observaron y guiaron al
niño. Al igual que el yo, trabaja en los niveles consciente,
preconsciente e inconsciente. De acuerdo con Freud, el superyó
también compara las acciones del yo con un yo idealde
TEMA: Perspectivas del Desarrollo

perfección, y luego recompensa o castiga al yo en consecuencia.


Por desgracia, el superyó es en ocasiones demasiado severo en
sus juicios. Por ejemplo, un artista dominado por un superyó
punitivo puede darse cuenta de la imposibilidad de llegar a
igualar a Rembrandt y, desesperado, renunciar a la pintura.