You are on page 1of 8

ALIANZA BOLIVARIANA PARA LOS PUEBLOS DE NUESTRA AMÉRICA – ALBA-TCP

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-
TCP), es una plataforma de integración de los países de América Latina y el Caribe, énfasis en la
solidaridad, la justicia y la cooperación.
Nace el 14 de diciembre de 2004 por un acuerdo firmado entre Venezuela y Cuba, forma de integración
y unión de América Latina y el Caribe. Un modelo de desarrollo independiente con prioridad en la
complementariedad regional que permita promover el desarrollo de todos y fortalecer la cooperación,
se enriquece la ALBA con la propuesta del Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP), que es un
instrumento de intercambio solidario y complementario entre los países, destinado a beneficiar a los
pueblos en contraposición a los Tratados de Libre Comercio.
En junio del 2009, los Jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros decidieron que el ALBA –
TCP se denominará “Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de
los Pueblos” (ALBA – TCP) en el entendido que el crecimiento y fortalecimiento político del ALBA – TCP la
constituye en una fuerza real y efectiva.
Actualmente la integran la República Bolivariana de Venezuela, República de Cuba, Estado Plurinacional
de Bolivia, República de Nicaragua, Mancomunidad de Dominica, República del Ecuador, San Vicente y
las Granadinas, Antigua y Barbuda, y Santa Lucía.
OBJETIVO DE LA ALBA-TCP
No alberga criterios mercantilistas egoístas de ganancia empresarial o beneficio nacional en perjuicio de
otros pueblos. Busca tener una amplia visión latinoamericanista, que reconozca a la integración como
motor del desarrollo e independencia de nuestros pueblos, siendo capaz de lograr lo que Bolívar
concibió “ver formar en América la más grande nación del mundo, riqueza que por su libertad y gloria”,
y que Martí llamó la “América Nuestra”, para diferenciarla de la otra América, expansionista y de
apetitos imperiales.
LA IMPORTANCIA DE CONSTITUIR EL ESPACIO ECONÓMICO DEL ALBA
Entre las resoluciones alcanzadas en la XI Cumbre del ALBA, efectuada en Caracas, en febrero de 2012,
destacadas de constituir el Espacio Económico del ALBA-TCP o ECOALBA-TCP. No
Constitución del Espacio Económico del ALBA-TCP» marca un hito en América Latina, al convertirse en el
primer instrumento de integración latinoamericana que reconoce el derecho de los Estados de manera
significativa, el uso racional de sus recursos naturales, lograr el buen vivir y a su vez reducir las
asimetrías entre sus miembros.
El Acuerdo para la Constitución del Espacio Económico del ALBA-TCP confiere al estado la
responsabilidad de direccionar la configuración de las estructuras económicas nacionales para alcanzar
un desarrollo justo, sustentable e inclusivo. Es imperativo modificar la forma en que miramos el
comercio internacional y el ECOALBA-TCP propone una alternativa como instrumento de transformación
necesario para configurar un nueva estructura económica regional que articule las economías nacionales
orientando sus estructuras productivas a la satisfacción de un sistema de necesidades regionales,
asegure las condiciones técnicas para realizar inversiones productivas regionales (gran nacionales) y
configure ordenamientos productivos verticales que contribuyan a que todas y cada una de las
economías de la Región alcancen estados de equilibrio dinámico estables.
Actualmente se encuentra en discusión la propuesta de una Zona Económica Complementaria entre los
países del ALBA, PETROCARIBE y MERCOSUR. Su primera fase está siendo coordinada por cinco países:
Jamaica, Ecuador, Venezuela, Dominica y Nicaragua.
El proyecto del ALBA es un esquema de integración que contrasta con los que se han constituido hasta
ahora en la región
Se parte de la idea de integración en América Latina está en un estado de evidente fragmentación que
hace que sólo se pueda hablar de uniones aduaneras incompletas. La prueba de ello son los proyectos
opuestos que tienen los países de la CAN y que llevaron a Venezuela. En realidad, la oleada neoliberal
dio tres golpes al proceso de integración. En primer lugar, acentuó la competencia entre los países por
exportar los mismos productos a Estados Unidos y a Europa. En segundo lugar, no hubo preferencias
para las regiones de menor desarrollo y esto aumentó las desigualdades. Finalmente, la privatización
masiva de activos públicos hizo que los gobiernos perdieran capacidad de acción para la integración.
Frente a este panorama existen hoy tres posiciones integradoras. La primera parte de Estados Unidos y
se inició con el proyecto del ALCA. Actualmente se trata de firmar acuerdos bilaterales (TLC) con
gobiernos amigos. La segunda es la posición intermediaria en la que se encuentran los esquemas de
integración y los gobiernos que no están negociando acuerdos con Estados Unidos pero que no hacen
parte del ALBA tampoco. La tercera es justamente la Alternativa Bolivariana para América Latina y el
Caribe de la cual hacen parte Venezuela, Cuba, Bolivia y Nicaragua. Esta propuesta parte de un proyecto
de mercado común ni de unión aduanera. La idea es que la integración no puede reducirse al comercio y
la economía y por eso el ALBA pone énfasis en las áreas de salud y educación con el objetivo de
potencializar el capital humano. Es de dos principios claves que son la solidaridad y la cooperación.

Fundada en 2004, formada por países de América Latina y el Caribe


Es un proyecto de colaboración y complementación política, social y económica entre ciertos países
de América y el Caribe, promovida inicialmente por Cuba y Venezuela.
Se fundamenta en la creación de mecanismos que aprovechen las ventajas.
El ALBA-TCP otorga prioridad a la relación entre los propios países en pie de igualdad.
El 23 de agosto de 2018, Ecuador declara su salida del ALBA, por estar en desacuerdo a las medidas del
gobierno de Nicolás Maduro en cuanto al éxodo de millones de venezolanos por la crisis de ese país.
Surge como una idea del expresidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez. En el
discurso pronunciado en la ciudad del Mar del Plata en Argentina, en noviembre de 2005, afirmó sobre
la creación del ALBA:
Fundación y adhesión de nuevos miembros
Su fundación fue llevada a cabo en la ciudad de La Habana, Cuba, el 14 de diciembre de 2004, por parte
Venezuela, Hugo Chávez, y de Cuba, Fidel Castro. En la XI Cumbre del ALBA en febrero de 2012
solicitaron la incorporación a la organización Surinam, Santa Lucía y Haití.
El 13 de agosto de 2013 el parlamento de Santa Lucía aprobó definitivamente la incorporación de ese
estado caribeño al Alba elevando el número total de miembros a 9.
En la XII Cumbre ALBA-TCP, celebrada el 14 de diciembre de 2014 en La Habana, Cuba, las naciones
caribeñas de Granada y San Cristóbal y Nieves ingresaron como miembros plenos al organismo.
Venezuela saca a Honduras del ALBA
Tras un proceso de validación parlamentaria, Honduras se incorporó a la Alianza Bolivariana. En este
país cabe destacar que, a pesar de los esfuerzos de su entonces presidente Manuel Zelaya, e incluso ya
firmado el tratado, la adhesión oficial al ALBA se demoró un tiempo. Se debían a que la integración al
ALBA no era válida si no la autorizaba el Congreso Nacional de Honduras . Además Honduras ya tiene
tratados de libre comercio con Estados Unidos y otros países que integran el CAFTA-RD. También existía
un Tratado Comercial bilateral entre Honduras y Venezuela, el cual podría complicar este nuevo tratado.
Finalmente, el 10 de octubre de 2008, el Congreso Nacional de Honduras aprobó la adhesión.
Sin embargo, y como medida de desapruebo del golpe de estado de Honduras contra Manuel Zelaya, el
2 de julio de 2009, Venezuela suspendió a Honduras del programa Petrocaribe para evitar que esta
ayuda financiera se usara para subsidiar al gobierno. El 15 de diciembre de 2009 se inició el
procedimiento para retirarse definitivamente del ALBA, concluyendo el 12 de enero de 2010 cuando
el Congreso Nacional de Honduras.
Ecuador sale del ALBA
El 8 de agosto de 2018, el gobierno de Ecuador declaró emergencia migratoria debido a la llegada de
4,200 venezolanos al día.141516 El 23 de agosto de 2018, el canciller de la República del Ecuador, José
Valencia, informó que Ecuador se retiraba oficialmente del ALBA, justificando dicha situación con la
postura bastante crítica contra el manejo de la situación humanitaria y la indiferencia aparente que
el gobierno de Venezuela ha mostrado ante el éxodo de ciudadanos venezolanos hacia Colombia, Brasil,
Ecuador, Perú y Chile.
De ALBA a ALBA-TCP
El acrónimo ALBA pasó a ser ALBA-TCP, a solicitud del presidente boliviano Evo Morales, para incluir y
reflejar el Tratado de Comercio de los Pueblos.

Surgió como una alternativa.


Se corresponde a que el ALCA ya no representa una amenaza ni tiene mayor repercusión en la región
según los que defienden el ALBA, y el ALBA-TCP, ya más que significar una alternativa en contraposición
al ALCA, persigue un mayor afianzamiento institucional y renovados objetivos.
La denominación de «alianza» es más acorde con los nuevos objetivos del ALBA-TCP y quedó
oficialmente asentada por escrito en el sexto párrafo de la Declaración de la VI Cumbre Extraordinaria
del ALBA-TCP26 de Maracay del 24 de junio de 2009
Economía
Véase también: Banco del ALBA
Los países miembros del bloque comercial ALBA-TCP firmaron un acuerdo para crear una moneda
electrónica regional que se prevé entrará en circulación en 2010.
Las llamadas empresas "Gran-nacionales" en contraposición a las transnacionales, son otra característica
de este grupo, existen en sectores como pesca (Transalba), minería, transporte, telecomunicaciones
(Albatel) y agricultura. También la creación de empresas como Puertos del ALBA, S.A, empresa para la
construcción de puertos en Cuba y Venezuela. Otra es Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa), empresa
petrolera mixta entre Nicaragua y Venezuela.
Banco del ALBA
El 27 de enero de 2010 comenzó a ser utilizada la moneda virtual SUCRE; la primera transacción
comercial que se realizó mediante el SUCRE fue la exportación de arroz venezolano a Cuba el 4 de
febrero de ese mismo año. En la 11na Cumbre realizada en Venezuela se acordó por los países
miembros aportar el 1% de sus reservas internacionales para la financiación de esta entidad.
Eco-ALBA
En el año 2012, durante la XI Cumbre de los países del ALBA, se creó ECOALBA como un espacio
económico común para el desarrollo. Debido a que el ALBA cuenta con más de 80 millones de
habitantes y con amplios recursos naturales pasaría a convertirse en la tercera economía de América
latina.
La zona económica del ALBA ha construido un mapa de mercancías, que implica el mejoramiento de
todas las posibles rutas de flujo de mercancías, con el objetivo de orientar las inversiones públicas,
orientar el desarrollo industrial, aumentar el desarrollo del comercio
Principios rectores del ALBA
Los principios en los cuales se basa el ALBA están expresados en los fundamentos políticos y económicos
del gobierno del teniente coronel Hugo Chávez Frías, mandatario venezolano desde 1999.
1. La crítica a la integración neoliberal que prioriza la liberalización del comercio y las inversiones.
2. Centra su atención en la lucha contra la pobreza y la exclusión social.
3. Se les otorga una importancia crucial a los derechos humanos, laborales y de la mujer, a la defensa del
ambiente y a la integración física, es decir, a la integración fronteriza.
4. La lucha contra las políticas proteccionistas y los subsidios de los países industrializados no puede
negar el derecho de los países pobres de proteger a sus campesinos y productores agrícolas.
5. Los países pobres donde la actividad agrícola es fundamental, las condiciones de vida de millones de
campesinos e indígenas se verían irreversiblemente afectadas si ocurre una inundación de bienes
agrícolas importados, aun en los casos en los cuales exista subsidio.
6. La producción agrícola es mucho más que la producción de una mercancía. Es la base para preservar
opciones culturales, define modalidades de relación con la naturaleza.
7. El ALBA se plantea como obligación atacar los obstáculos a la integración desde su raíz, a saber:
a) La pobreza de la mayoría de la población.
b) Las profundas desigualdades y asimetrías entre países.
c) Intercambio desigual y condiciones inequitativas de las relaciones internacionales.
d) El peso de una deuda impagable.
e) La imposición de las políticas de ajuste estructural del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco
Mundial (BM) y de las rígidas reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).
f) Tener acceso a la información, el conocimiento y la tecnología que se derivan de los actuales acuerdos
de propiedad intelectual.
g) Prestar atención a los problemas que afectan la consolidación de una verdadera democracia, tales
como la monopolización de los medios de comunicación social.
8. Propicia la intervención del Estado, dirigido a reducir las disparidades entre países y la libre
competencia entre desiguales, las cuales no pueden conducir sino al fortalecimiento de los más fuertes
en perjuicio de los más débiles.
9. El ALBA busca profundizar la integración latinoamericana, requiere una agenda económica definida
por los Estados soberanos, fuera de toda influencia de los organismos internacionales.
Estos principios rectores del ALBA se nutren del legado filosófico de la integración latinoamericana.
La Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA). Origen
La propuesta de creación de la Alternativa Bolivariana para las Américas o Confederación de Estados
Latinoamericanos y caribeños, surge como proyecto integracionista del gobierno de Hugo Chávez,
presidente de Venezuela. Su origen se reseña la participación del mandatario venezolano en los distintos
foros latinoamericanos y caribeños donde ha presentado la mencionada propuesta o alternativa de
confederación. Hay que señalar que la propuesta de crear una Confederación de Estados
Latinoamericanos y caribeños es presentada con nombre propio hasta diciembre de 2001.

Naturaleza de la Alternativa Bolivariana para las Américas


Esta propuesta venezolana consiste en crear una Confederación de Estados Latinoamericanos y
caribeños, llamada por el mismo mandatario venezolano, Alternativa Bolivariana para las Américas
(ALBA), la cual posee dos vertientes de carácter histórico y político. Estas dos naturalezas son
complementarias, sin que con ello pierdan cada una sus particularidades y singularidades.
Naturaleza histórica del ALBA
Naturaleza histórica del ALBA, ésta consiste en retomar la idea de Simón Bolívar de crear una
Confederación Hispanoamericana, para hacer frente al poderío de otros centros de poder,
representados para la época por los Estados europeos coligados y Estados Unidos.
Al resaltar el esfuerzo libertario y el ímpetu integracionista de Bolívar sería preferible hablar, como lo
dice Indalecio Liévano Aguirre, del bolivarismo, como:
“la proclamación a nombre de la América hispana de la voluntad de sus pueblos de transformar su
revolución de independencia en la avanzada de un movimiento destinado a provocar, en escala mundial,
un cambio de las condiciones sociales y políticas que dividían al mundo en metrópolis y colonias”.
Los innumerables testimonios escritos por el libertador durante sus luchas por conseguir la unidad
latinoamericana o, al menos, la constitución de una Asamblea de Plenipotenciarios de cada Estado, que
les "sirviese de consejo en los grandes conflictos, de punto de contacto en los peligros comunes.
No obstante, el ALBA estará fundamentada en los preceptos de justicia social y equilibrio entre los
Estados, al igual que la Confederación de Estados de Bolívar. Otra semejanza que podría extraerse del
discurso del presidente de Venezuela es que, para él, su propuesta es concebida desde lo político, dónde
lo económico es sólo un componente del proceso confederativo, como lo era en el proyecto de
confederación de Bolívar. Así, el ALBA está, en estos términos, sustentada bajo la visión bolivariana.

Naturaleza política
América Latina y el Caribe se encuentran inmersas dentro de las mega tendencias de la
transnacionalización, la interdependencia, la globalización y la regionalización. En relación con la
transnacionalización, la región latinoamericana y caribeña se inscribió en el proceso de desdibuja miento
de las fronteras nacionales, el desarrollo de una integración económica y la multiplicidad.
Que el Estado se tiene que enfrentar al hecho de que en las relaciones internacionales las fronteras
nacionales no son plenamente definidas ante la presencia de nuevos temas, problemas o materias, cuya
naturaleza escapa al control del Estado-gobierno; es decir, los temas, problemas o materias de la política
exterior tradicional, basadas en el desarrollo y movilización de recursos tanto políticos como
económicos.
El ALCA es un bloque regional y al mismo tiempo una estrategia estadounidense geoeconómica y
geopolítica dirigida a potenciar su preponderancia económico-comercial en América Latina. Este
programa (sin que consideremos el contexto histórico-político en que se desenvuelve cada época y
haciendo extrapolación temporal), es contrario a la tesis bolivariana de integración.
Una forma de integración confederada que traerá más ventajas que desventajas a la región, entre las
cuales destacan el equilibrio social para cada uno de los Estados confederados.
El gran excluido de los mecanismos de coordinación y cooperación en la alta política del esquema de la
confederación sería este país, el cual históricamente ha ejercido la hegemonía política y económica en
América Latina y el Caribe.4
La Alternativa Bolivariana para las Américas tiene una naturaleza histórica, que está presentada por el
llamado a los ideales bolivarianos de la confederación hispanoamericana, que para el presidente
venezolano tienen plena vigencia en el contexto latinoamericano y caribeño, sin que ello signifique que
no deba sufrir actualizaciones. No obstante, no es ni ha sido presentada como una propuesta estructural
y formal de integración. En este sentido, esta propuesta es una invitación a construirla mediante un plan
a mediano plazo.
En resumen, la Alternativa Bolivariana es una respuesta político-histórica del gobierno de Venezuela,
principalmente, ante las intenciones de Estados Unidos de redefinir su política exterior unilateral y
hegemónica en América Latina y el Caribe con el ALCA, justificando tal redefinición con argumentos
económico-comerciales, o sea, la cooperación en las relaciones comerciales de las Américas para
defender y competir con los mega bloques económicos: la Unión Europa, los gigantes asiáticos y
América del Norte.