You are on page 1of 9

El Espíritu Santo tiene atributos de personalidad

(1) Intelecto.

Estos versículos muestran que el Espíritu Santo tiene mente, que Piensa, busca, y enseña,
Cuando nosotros combinamos esto con los otros atributos del Espíritu Santo que están
publicados en la Biblia, nosotros vemos que esto no se parece algo programado como una
computador con memoria, o como una señal que da dirección a lo largo del camino, sino que
el Espíritu santo tiene mente y hace las personas como una Persona.

1 Corintios 2:10-13 10Estas son las cosas que Dios nos ha hecho conocer por medio del Espíritu,
pues el Espíritu lo examina todo, hasta las cosas más profundas de Dios.
11
¿Quién entre los hombres puede saber lo que hay en el corazón del hombre, sino solo el
espíritu que está dentro del hombre? De la misma manera, solamente el Espíritu de Dios sabe
lo que hay en Dios. 12Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que
viene de Dios, para que entendamos las cosas que Dios en su bondad nos ha dado. 13Hablamos
de estas cosas con palabras que el Espíritu de Dios nos ha enseñado, y no con palabras que
hayamos aprendido por nuestra propia sabiduría. Así explicamos las cosas espirituales con
términos espirituales.

(2) Emoción.

No podemos contristar o causar dolor a una mera influencia. Solamente podemos contristar a
una persona que puede amar y sentir. Dado el santo carácter del Espíritu—el cual es otro
elemento de personalidad— El es contristado por causa de nuestro pecado. Note
particularmente la declaración en Santiago: “O piensa usted que la Escritura dice sin razón que
el Espíritu que el ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?”

Efesios 4:30 No hagan que se entristezca el Espíritu Santo de Dios, con el que ustedes han sido
sellados para distinguirlos como propiedad de Dios el día en que él les dé la liberación
definitiva.

Hebreos 10:29 Pues ¿no creen ustedes que mucho mayor castigo merecen los que pisotean al
Hijo de Dios y desprecian su sangre, los que insultan al Espíritu del Dios que los ama? Esa
sangre es la que confirma la alianza, y con ella han sido ellos consagrados.

Santiago 4:5 Por algo dice la Escritura: “Dios ama celosamente el espíritu que ha puesto dentro
de nosotros.”?

(3) Voluntad.

En relación a la voluntad del Espíritu Santo, Ryrie escribe:

Se dice que la distribución de los dones espirituales esta de acuerdo a la voluntad del Espíritu
(1 Co. 12:11), y El tiene la capacidad de dirigir las actividades de los siervos de Dios. Esto esta
bien ilustrado cuando vemos al Espíritu conduciendo a Pablo a Malasia y Troas. El prohibió a
Pablo el predicar en Asia y Bitinia, …

Podemos traducir, “como El quiere” en 1 Corintios 12:11 como “como El se lo propone o


determina.” Esto difícilmente pudiera ser predicado de algo impersonal.

1 Corintios 12:11 Pero todas estas cosas las hace con su poder el único y mismo Espíritu, dando
a cada persona lo que a él mejor le parece.

Hechos 16:6-11 6Como el Espíritu Santo no les permitió anunciar el mensaje en la provincia
de Asia, atravesaron la región de Frigia y Galacia, 7y llegaron a la frontera de Misia. De allí
pensaban entrar en la región de Bitinia, pero el Espíritu de Jesús no se lo permitió. 8Así que,
pasando de largo por Misia, bajaron al puerto de Tróade. 9Allí Pablo tuvo de noche una visión;
vio a un hombre de la región de Macedonia, que puesto de pie le rogaba: “Pasa a Macedonia y
ayúdanos.” 10En cuanto Pablo tuvo esa visión, preparamos el viaje a Macedonia, seguros de
que Dios nos estaba llamando para anunciar allí la buena noticia.

El Desarrolla Acciones de Personalidad

(1) El enseña.

Juan14:26 26pero el Defensor, el Espíritu Santo que el Padre va a enviar en mi nombre, les
enseñará todas las cosas y les recordará todo lo que yo les he dicho.

John 16:13-15 13Cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda verdad; porque no
hablará por su propia cuenta, sino que dirá todo lo que oiga, y les hará saber las cosas que van
a suceder. 14Él mostrará mi gloria, porque recibirá de lo que es mío y se lo dará a conocer a
ustedes. 15Todo lo que el Padre tiene, es mío también; por eso dije que el Espíritu recibirá de
lo que es mío y se lo dará a conocer a ustedes.

(2) El testifica o da testimonio.

Juan 15:26 “Pero cuando venga el Defensor que yo voy a enviar de parte del Padre, el Espíritu
de la verdad que procede del Padre, él será mi testigo.

(3) El guía o conduce.

Romanos 8:14 Todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, son hijos de Dios. 15Pues
ustedes no han recibido un espíritu de esclavitud que los lleve otra vez a tener miedo, sino el
Espíritu que los hace hijos de Dios.

(4) El realiza milagros.

Hechos 8:39 Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor se llevó a Felipe, y el funcionario
no lo volvió a ver; pero siguió su camino lleno de alegría.
(5) El convence.

Juan 16:7-8 Pero les digo la verdad: es mejor para ustedes que yo me vaya. Porque si no me
voy, el Defensor no vendrá para estar con ustedes; pero si me voy, yo se lo enviaré. 8Cuando
él venga, mostrará claramente a la gente del mundo quién es pecador, quién es inocente, y
quién recibe el juicio de Dios

(6) El restringe.

Génesis 6:3 Pero el Señor dijo: “No voy a dejar que el hombre viva para siempre, porque él no
es más que carne. Así que vivirá solamente ciento veinte años.”

2 Tesalonicenses 2:6-7 6Y ahora ustedes saben qué es lo que lo detiene, para que no aparezca
antes de su debido tiempo. 7Pues el plan secreto de la maldad ya está en marcha; solo falta que
sea quitado de en medio el que ahora lo está deteniendo.

(7) El ordena y dirige las personas.

Hechos 8:29 El Espíritu le dijo a Felipe: “Ve y acércate a ese carro.”

(8) El intercede en oración.

Romanos 8:26 26De igual manera, el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad. Porque no
sabemos orar como es debido, pero el Espíritu mismo ruega a Dios por nosotros, con gemidos
que no pueden expresarse con palabras

Podemos aprender de libros o de nuestras experiencias, pero estos no funcionan realmente


como maestros que poseen voluntad y propósito. Estar esposado puede detener, pero 2
Tesalonicenses 2:6-7 (si esto se refiere el Espiritu a través de papel en la iglesia y muchos creen
que así es) se refiere al que detiene como “el”—una persona. (Ver abajo acerca del concepto
de teoría de las probabilidades.)

2 Tesalonicenses 2:6-7 6El castigo que la mayoría de ustedes le impuso a esa persona, ya es
suficiente. 7Lo que ahora deben hacer es perdonarlo y ayudarlo, no sea que tanta tristeza lo
lleve a la desesperación.

El asunto de dar testimonio es presentado como el trabajo de alguien que es una persona. Todas
estas acciones del Espiritu son presentadas en la Escritura como un todo, como el trabajo de
una persona la cual esta vitalmente involucrada con nosotros como persona en una relación.
Por ejemplo, el Espíritu Santo intercede por nosotros y lleva a cabo milagros,—cosas que
solamente una persona puede realizar.

Lo que el Espíritu Santo es para los Creyentes cuando Mora Su Presencia

En anticipación a la venida del Espiritu, en Juan 14:17 Cristo hablo del cambio único que
ocurriría en la relación del Espiritu con los creyentes cuando El dijo, “…porque El
permanece con ustedes (economía del Antiguo Testamento) y estará en ustedes (economía del
Nuevo Testamento).” A través de esta morada universal de todos los creyentes, el Espiritu vine
a constituirse en un sello, una unción, una garantía, y nuestro capacitador. Todo esto derivado
del hecho de que Su presencia mora en el creyente desde el momento de la salvación.

(1) Un Sello

2 Corintios 1:21-22 21 Y Dios es el que a nosotros y a ustedes nos ha afirmado al unirnos a


Cristo, y nos ha consagrado.22 Nos ha marcado con su sello, y ha puesto en nuestro corazón el
Espíritu Santo como garantía de lo que vamos a recibir.

Efesios 1:13-14 13 Gracias a Cristo, también ustedes que oyeron el mensaje de la verdad, la
buena noticia de su salvación, y abrazaron la fe, fueron sellados como propiedad de Dios con
el Espíritu Santo que él había prometido.14 Este Espíritu es el anticipo que nos garantiza la
herencia que Dios nos ha de dar, cuando haya completado nuestra liberación y haya hecho de
nosotros el pueblo de su posesión, para que todos alabemos su glorioso poder.

De acuerdo a 2 Corintios 1:21-22, Dios el Padre (quien es el sujeto del verbo) es quien hace el
sello. El Espiritu Santo es el sello, y los creyentes son aquellos quienes son sellados con el sello
de Dios (el Espiritu). El sello sugiere la idea de posesión y seguridad.

Una consecuencia adicional de la presencia del Espiritu es el sello de posesión (Cf. Ef. 1:13-
14) el cual se da también en el momento de fe. Un sello en un documento en los tiempos del
Nuevo Testamento identificaba e indicaba a u propietario, quien lo “protegería”. Así también,
en la salvación, el Espíritu Santo, como un sello, confirma que los cristianos están identificados
con Cristo y que son la propiedad de Dios, protegidoa por El (Cf. 1 Co. 6:19-20). Es
probablemente este pensamiento lo que llevo a pablo a describirse asimismo como esclavo de
Cristo. (Ro. 1:1; Fil. 1:1).14

(2) Una Unción

1 Juan 2:20 y 27 1 20 Cristo, el Santo, los ha consagrado a ustedes con el Espíritu, y todos
ustedes tienen conocimiento. … 27 Pero ustedes tienen el Espíritu Santo con el que Jesucristo
los ha consagrado, y no necesitan que nadie les enseñe, porque el Espíritu que él les ha dado
los instruye acerca de todas las cosas, y sus enseñanzas son verdad y no mentira. Permanezcan
unidos a Cristo, conforme a lo que el Espíritu les ha enseñado.

Veámoslo de nuevo, Dios el Padre, como sujeto del verbo en 2 Corintios 1:21, realiza la unción,
el Espiritu Santo, como 1 Juan 2:20 y 27 aclaran, es la unción; y nosotros como creyentes en
Cristo son quienes son ungidos.

Las personas y las cosas fueron ungidas, en el AT, para indicar santidad, o el estar separados
para Dios: los pilares (Cf. Gen. 28:18); el tabernáculo y sus utensilios (Ex. 30:22 SS.); escudos
(2 S. 1:21; Is. 21:5: probablemente para consagrarlos para “guerras santas” ver Dt. 23:9ff.);
reyes (Jue. 9:8; 2 S. 2:4; 1 Re. 1:34); sacerdotes (Ex. 28:41); profetas (1 Re. 19:16). …
Fundamentalmente la unción era un acto de Dios (1 S. 10:1), y la palabra “unción” era utilizada
metafóricamente para como obsequio del favor divino (Sal. 23:5; 92:10) o como una comisión
en un lugar especial o a una función dentro de los propósitos de Dios (Sal. 105:15; Is. 45:1).
Adicionalmente, la unción simboliza equipamiento para el servicio, y es asociada con el
derramamiento del Espíritu de Dios(1 S. 10:1, 9; 16:13; Is. 61:1; Zac. 4:1-14). Este es el uso
que se le da en el NT (Hechos 10:38; 1 Jn. 2:20, 27).15 (el énfasis es mío.)

La identificación del Espíritu como nuestra unción en un retrato de la presencia del Espíritu
que mora en nosotros como una acto de Dios que nos separa, nos comisiona, y nos equipa para
el ministerio en el propósito de Dios. Estrictamente hablando, entonces, es doctrinalmente
incorrecto pedirle a Dios que unja con el Espiritu Santo a un creyente en nuestros días como
preparación para una tarea particular. Una oración mas exacta seria que aquel que esta
involucrado en la tarea por realizar se encuentre verdaderamente bajo el control del Espiritu, o
que el o ella puedan experimentar el trabajo del Espiritu de una manera maravillosa porque el
Espiritu ya esta presente como la unción de Dios.

(3) Una Oración

La presencia del Espiritu Santo que mora en los creyentes es también vista por Dios como su
personal compromiso (i.e., como una fianza o como un anticipo de seguridad) de que Dios
cumplirá Sus promesas a los creyentes y que la salvación será consumada (Ef. 1:14). Observe
como traduce la NIV 2 Corintios 1:21-22:

2 Corintios 1:21-22 Ahora es Dios el que hace tanto a ustedes como a nosotros mantenerse
firmes en Cristo. El nos ungió, puso su sello de propiedad sobre nosotros y puso su Espíritu en
nuestros corazones como deposito, garantizando lo que va a venir. (NIV)

La redención presente es solamente una anticipación de lo que tendremos en la eternidad (Cf.


Ro. 8:23), y la presencia de su Espiritu en nuestros corazones (Cf. Ro. 5:5; 2 Co. 5:5) es como
un deposito, que garantiza lo que va a venir. Estas ultimas siete palabras son una traducción de
la palabra Griega arrabona, un deposito que obliga al que paga a realizar pagos adicionales.
La misma palabra Griega es utilizada de nuevo en 5:5 y en Efesios 1:14 (Cf. “los primeros
frutos del Espiritu,” Ro. 8:23).16

(4) Un Capacitador

Juan 14:16 Y yo le pediré al Padre que les mande otro Defensor, el Espíritu de la verdad, para
que esté siempre con ustedes... 26 pero el Defensor, el Espíritu Santo que el Padre va a enviar
en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les recordará todo lo que yo les he dicho.

Juan 16:27 porque el Padre mismo los ama. Los ama porque ustedes me aman a mí, y porque
han creído que yo he venido de Dios.

En estos pasajes el Señor prometió a los discípulos que el les daría “otro ayudador”. “Otro” es
el Griego allos el cual significa “otro del mismo tipo” Esta es una referencia al Espiritu Santo
quien, como la tercera persona de la trinidad, es de la misma esencia y poder que el Señor
Jesucristo. A pesar de Su ausencia, no hay carencia. De hecho será por su conveniencia (Juan
16:7) que el se vaya para que el Espiritu Santo pueda venir en Su lugar y morar en sus vidas.

El Espíritu es llamado el “Ayudador”. Este es de Griego parakletos y se refiere a uno que es


llamado al lado de otro o en beneficio de otro como un intercesor, mediador, ayudador. Se
traduce de varias maneras, “ayudador”, “abogado”, “consejero”, y “consolador.” Teniendo a
la vista el propósito y el ministerio del Espiritu junto al significado de esta palabra, talvez
“Capacitador” es una mejor traducción. El no viene solamente para dar ayuda, como un siervo
puede ayudar a su empleador o como una persona ayuda a otra. Mas bien El viene y mora en
nosotros para capacitarnos —para darnos poder para la vida Cristiana en testimonio, en
oración, en obediencia, etc. El título “Capacitador” no solamente nos enseña que es el Espíritu
Santo para nosotros, sino lo que nosotros somos aparte de Su control y ministerio —sin la
habilidad y la capacidad que El nos da.

Lo Que el Espíritu Hace por Nosotros

No hay parte de la vida del creyente para la que no se necesite el Espíritu. Lo siguiente ilustra
cuan completo es el trabajo del Espíritu quien es nuestro Capacitador.

(1) El redarguye de Pecado y revela Jesucristo a los hombres.

Juan 16:8-11 8 Cuando él venga, mostrará claramente a la gente del mundo quién es pecador,
quién es inocente, y quién recibe el juicio de Dios.9 Quién es pecador: el que no cree en mí;10
quién es inocente: yo, que voy al Padre, y ustedes ya no me verán;11 quién recibe el juicio de
Dios: el que gobierna este mundo, que ya ha sido condenado.

(2) El detiene el pecado en el Mundo.

2 Tesalonicenses 2:6-7 6 Y ahora ustedes saben qué es lo que lo detiene, para que no aparezca
antes de su debido tiempo.7 Pues el plan secreto de la maldad ya está en marcha; solo falta que
sea quitado de en medio el que ahora lo está deteniendo.

(3) El regenera para nueva vida.

Tito 3:5 y, sin que nosotros hubiéramos hecho nada bueno, por pura misericordia nos salvó
lavándonos y regenerándonos, y dándonos nueva vida por el Espíritu Santo,

(4) El bautiza en Cristo. Gálatas 4:19

1 Corintios 12:13 13 Y de la misma manera, todos nosotros, judíos o no judíos, esclavos o


libres, fuimos bautizados para formar un solo cuerpo por medio de un solo Espíritu; y a todos
se nos dio a beber de ese mismo Espíritu.
(5) El da poder y reproduce el carácter de Jesucristo en aquellos que se someten a El por
fe.

Gálatas 4:19 Hijos míos, otra vez sufro dolores de parto, hasta que Cristo se forme en ustedes—

Gálatas 5:5 Pero nosotros, por medio del Espíritu tenemos la esperanza de alcanzar la justicia
basados en la fe.

Gálatas 5:16-23 16 Por lo tanto, digo: Vivan según el Espíritu, y no busquen satisfacer sus
propios malos deseos.17 Porque los malos deseos están en contra del Espíritu, y el Espíritu está
en contra de los malos deseos. El uno está en contra de los otros, y por eso ustedes no pueden
hacer lo que quisieran.18 Pero si el Espíritu los guía, entonces ya no estarán sometidos a la
ley.19 Es fácil ver lo que hacen quienes siguen los malos deseos: cometen inmoralidades
sexuales, hacen cosas impuras y viciosas,20 adoran ídolos y practican la brujería. Mantienen
odios, discordias y celos. Se enojan fácilmente, causan rivalidades, divisiones y partidismos.21
Son envidiosos, borrachos, glotones y otras cosas parecidas. Les advierto a ustedes, como ya
antes lo he hecho, que los que así se portan no tendrán parte en el reino de Dios.22 En cambio,
lo que el Espíritu produce es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad,23
humildad y dominio propio. Contra tales cosas no hay ley.

(6) El promueve la madurez espiritual. (Cf. también Ga. 5:1-5; Heb. 5:11-6:6.)

Gálatas 3:1-3 1 ¡Gálatas, duros para entender! ¿Quién los embrujó? En nuestra predicación
hemos mostrado ante sus propios ojos a Jesucristo crucificado.2 Solo quiero que me contesten
a esta pregunta: ¿Recibieron ustedes el Espíritu de Dios por el cumplimiento de la ley o por
aceptar el mensaje de la fe?3 ¿Son tan duros para entender, que habiendo comenzado con el
Espíritu quieren ahora terminar con algo puramente humano.

(7) El enseña: da entendimiento al Mundo. (Cf. también 1 Co. 2:9-16; Juan 16:11-15.)

Juan 14:26 pero el Defensor, el Espíritu Santo que el Padre va a enviar en mi nombre, les
enseñará todas las cosas y les recordará todo lo que yo les he dicho.

Efesios 3:16-18 16 Pido al Padre que de su gloriosa riqueza les dé a ustedes, interiormente,
poder y fuerza por medio del Espíritu de Dios,17 que Cristo viva en sus corazones por la fe, y
que el amor sea la raíz y el fundamento de sus vidas.18 Y que así puedan comprender con todo
el pueblo santo cuán ancho, largo, alto y profundo es el amor de Cristo,

(8) El aplica la verdad a nuestra experiencia. (Cf. también Juan 14:26; Ef. 6:18.)

Romanos 8:16 16 Y este mismo Espíritu se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que
ya somos hijos de Dios,

(9) El da poder a nuestra vida de oración.


Judas 20 Pero ustedes, queridos hermanos, manténganse firmes en su santísima fe. Oren
guiados por el Espíritu Santo;

Juan 15:7 “Si ustedes permanecen unidos a mí, y si permanecen fieles a mis enseñanzas, pidan
lo que quieran y se les dará.

Salmo 66:18 Si yo tuviera malos pensamientos, el Señor no me habría escuchado;

(10) El promueve adoración con significado. (Cf. También 4:23-24; Ef. 5:18-21; Isa. 59:1-
2.)

Filipenses 3:3 porque los verdaderos circuncidados somos nosotros, los que adoramos a Dios
movidos por su Espíritu, y nos gloriamos de ser de Cristo Jesús, y no ponemos nuestra
confianza en las cosas externas.

(11) El da capacidad, carga, y dirección para testificar.

Hechos 1:8 8 pero cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes, recibirán poder y saldrán a
dar testimonio de mí, en Jerusalén, en toda la región de Judea y de Samaria, y hasta en las
partes más lejanas de la tierra.

1 Tesalonicenses 1:5 Pues cuando nosotros les anunciamos el evangelio, no fue solamente con
palabras, sino que lo hicimos también con demostraciones del poder de Dios y de la actividad
del Espíritu Santo, y con una gran abundancia de gracias. Bien saben cómo nos portamos entre
ustedes, buscando su propio bien.

(12) El da capacidad para ministrar. Esto se refiere a los dones del Espíritu los cuales deben
ejercitarse en el poder del Espíritu con el amor como motivación.—el cual es también una obra
del Espíritu.

1 Corintios 1:12-14 12 Quiero decir, que algunos de ustedes afirman: “Yo soy de Pablo”; otros:
“Yo soy de Apolo”; otros: “Yo soy de Cefas”; y otros: “Yo soy de Cristo.”13 ¿Acaso Cristo
está dividido? ¿Fue crucificado Pablo en favor de ustedes? ¿O fueron ustedes bautizados en el
nombre de Pablo?14 ¡Gracias a Dios que yo no bauticé a ninguno de ustedes, aparte de Crispo
y de Gayo,

1 Pedro 1:14 Como hijos obedientes, no vivan conforme a los deseos que tenían antes de
conocer a Dios

El hecho de que el Espíritu Santo es nuestro Ayudador, efectivamente, nuestro Capacitador


para estos variados ministerios demuestra justamente cuan tremendamente importante es el
Espíritu en nuestro caminar diario. Muestra cuan necesario es caminar por medio del Espíritu,
en constante dependencia de El (Ga. 5:5, 16; Ef. 3:16-17). Las lecciones que siguen están
dedicadas a mas principios bíblicos y promesas que nos enseñan más acerca del ministerio del
Espíritu y como caminar en Su poder.