Sie sind auf Seite 1von 13

SISTEMA DE DEFENSA

CONCEPTO

Toda embarcación que navega se desplaza animada por un alto grado de energía cinética,
que en el momento del atraque, genera esfuerzos de tal magnitud que produciría daños
irreparables a embarcaciones y estructuras portuarias si no se interpusiera un sistema apto
para controlarlos y reducirlos a límites aceptables.

Por tal razón existe la necesidad de contar con medios adecuados para lograr una efectiva
protección tanto para las obras civiles como para las embarcaciones, dimensionados
técnico-económicamente en función de la magnitud de los riesgos potenciales.

Así surge el SISTEMA DE DEFENSA, al que se define como el conjunto de


elementos capaces de absorber las energías típicas que estadísticamente
tendrán lugar durante la vida útil de las estructuras del muelle para todas las
condiciones de atraque realizadas de acuerdo con los procedimientos normales,
siempre que no ocurran accidentes o pérdidas de control de las embarcaciones mientras se
aproximan al muelle.

El estudio de la amortiguación del impacto de los buques, cuyas dimensiones estaban en


en constante aumento hasta hace pocos años, es objeto continuo perfeccionamiento para
obtener sistemas aptos para absorber energías cada vez mayores, transmitiendo cargas
compatibles con las mismas a las embarcaciones y a las obras de atraque.

METODOLOGIA DE DISEÑO

En cuanto al diseño de los sistemas de defensa, se han desarrollado dos conceptos bien
definidos. El primero parte del supuesto de un comportamiento rígido de la obra de
atraque, en la cual, los elementos adicionales (defensas) deben absorver la totalidad de la
energía puesta en juego. Este criterio es perfectamente compatible con muros de gravedad
o muelles sobre pilotes inclinados.

El segundo concepto, basado en un mejor conocimiento de la interrelación estructura/


suelo, asume que la obra de atraque es parte integrante del sistema de defensa, en el cual
los elementos adicionados (defensas) absorben la fracción de energía no disipada por la
deformación elástica de las estructuras. Como ejemplo, se puede citar a los dolfines
constituidos por un monopilote metálico empotrado a gran profundidad en el suelo
subyacente.

En ambos casos el estudio de elementos elásticos (defensas), de gran capacidad de


deformación en función de las cargas soportadas, permite la construcción de obras mucho
más livianas y económicas.

El desarrollo de estos dispositivos ha puesto de manifiesto la enorme capacidad de


disipación de energía que poseen los compuestos de caucho. Junto a su gran durabilidad y
economía, hace que todos los sistemas de defensa que se diseñan actualmente utilicen
primordialmente este elastómero.

Otra función importante de estos componentes económicos y de rápida reposición, es la de


actuar como elementos fusibles, en el caso de producirse accidentes durante las
operaciones de atraque, protegiendo tanto la embarcación como la integridad de las
estructuras, conservando la capacidad operativa de ambas.
DEFENSAS DE GOMA

Hasta los comienzos de la década del 60, los sistemas de defensa de muelles empleaban
principalmente madera y eventualmente pilotes protegidos con este material.

El propósito de las defensas de madera era evitar daños y desgaste al muelle y al casco de
los buques, reduciendo la presión de contacto entre ambos mediante el incremento de la
superficie de contacto. Dado que la madera admite bajas deformaciones elásticas, estos
elementos protectores no son aptos para absorber energía cinética.

El contínuo incremento en las dimensiones de los buques, hizo necesario desarrollar


nuevos sistemas de defensa que permitieran absorber la totalidad de la energía de atraque
de las embarcaciones.

Las defensas de goma, a diferencia de las rígidas, permiten la absorción de elevados


valores de energía cinética mediante la deformación elástica y el pandeo del cuerpo de la
defensa.

La sucesiva evolución de las defensas elásticas se ha guiado por la búsqueda de diseños


de alta capacidad de absorción de energía con una reacción transmitida a la estructura
proporcionalmente menor.

Curvas características

Sometiendo una defensa elástica a un ensayo de compresión normal se obtiene la relación


entre carga aplicada (reacción) y la deflexión correspondiente, obteniendo una curva
donde R = R(x) [fig.1], siendo R la reacción de la defensa y x la deflexión de la misma,
expresada en porcentaje de la altura original.

La energía E = E(x), que es capaz de absorber la defensa en función del grado de


compresión, surge integrando la curva de reacción. Así se obtiene la curva correspondiente
a la energía [fig.1].

Las distintas formas de defensa de goma pueden agruparse en dos tipos, de acuerdo a la
naturaleza de sus curvas características: defensas de reacción constante, y defensas de
módulo elástico constante.

Las defensas de reacción constante, como las defensas trapeciales y ARCO,


tienen curvas características como las mostradas en la figura [fig. 2]. Se observa que la
reacción R crece rápidamente como consecuencia de la compresión elástica en el primer
tramo de la curva. Luego de alcanzado el valor RA, la reacción se aplana en la zona
intermedia, donde prevalece el efecto de pandeo de la sección de la defensa. Si la
compresión continúa, la parte hueca de la defensa se cierra, cesando el pandeo, y
reanudando la compresión elástica de la goma, lo que produce un marcado aumento de la
reacción. La deflexión correspondiente al punto Xo es la más eficiente para la
operación de la defensa, ya que la relación E/R toma allí su valor máximo: es el
punto de diseño de la defensa y sus valores característicos son Eo y Ro.
Figura 1

Las defensas de módulo elástico constante poseen en cambio curvas características


similares a la de la figura [fig. 3]. A este género pertenecen las defensas cilíndricas. En
este caso se observa un incremento gradual de la reacción a medida que avanza la
compresión, hasta el punto Xo donde sube rápidamente debido al cierre de la sección
hueca. Con el mismo concepto del caso anterior, en este punto Xo se maximiza la relación
E/R y es por lo tanto el punto de diseño.
SELECCIÓN DEL SISTEMA DE DEFENSA

Concepto

Una vez calculada la energía de atraque E, según la expuesto en Cálculo de Energía de una
Embarcación, se puede comenzar a definir el tipo de defensa elástico más adecuado a
partir de sus curvas características E(x) y R(x).

Si bien el valor E es un primer índice de selección, la necesaria compatibilidad entre las


reacciones de cada tipo de defensa y la carga máxima admisible por la estructura portuaria
permite estrechar aun más el rango de opciones.

En definitiva, estas restricciones específicas del proyecto y otras como presión máxima
admisible sobre el casco, variaciones del nivel de agua, etc., conducen a la selección del
Sistema de Defensa, lo que supone definir:

- Tipo de defensa
-cantidad mínima de elementos
- distancia entre elementos

TIPO DE DEFENSA

La elección del tipo de defensa surge de considerar que la energía de atraque E


debe ser disipada íntegramente por una defensa o conjunto de ellas situado en
el punto de impacto más probable. A partir de aquí denominaremos Elemento del
Sistema al conjunto constituido por una o más defensas con capacidad para tomar
totalmente la energía E al ser comprimida por el buque hasta su punto de diseño.

La capacidad de cada tipo de defensa surge de sus curvas características de energía y


reacción. Sin embargo, conviene describir brevemente las características principales de las
distintas defensas.

Las DEFENSAS CILINDRICAS (serie CD) son recomendadas para el atraque de buques
pequeños y medianos. Ofrecen una gran variedad de posibilidades de instalación:
horizontal, oblicua y vertical; siendo además muy adecuadas para la protección de
esquinas y superficies curvas por su gran flexibilidad. Pueden ser suspendidas de cadenas
o cables, lo que permite una fijación segura, económica y fácilmente adaptable a
estructuras preexistentes, sin necesidad de fijar anclajes con gran precisión.

Las DEFENSAS TRAPECIALES (serie AD) presentan la ventaja de transmitir reacciones muy
bajas en relación a la energía disipada, característica ésta distintiva de las defensas de
reacción constante. Su amplia gama de medidas permite utilizar estas defensas de elevada
eficiencia tanto en puertos pesqueros como en las terminales destinadas a buques de gran
desplazamiento.

El SISTEMA ARCO D 1400 ha sido diseñado para satisfacer la exigencia simultánea de


grandes valores de energía a disipar, mínima reacción transmitida y bajos valores de
presión sobre el casco del buque. La naturaleza modular del sistema, consistente en un
número variable de patas que soportan un escudo de bajo coeficiente de fricción, lo hacen
altamente versátil para adecuarse a todos los proyectos que involucren grandes buques y
estructuras livianas. La posibilidad de dimensionar el escudo de acuerdo a cada necesidad
permite regular perfectamente la presión sobre el casco y una excelente adaptación a
sitios de atraque con variantes pronunciadas de los niveles de agua.

Una vez elegido el tipo de defensa más adecuado para la naturaleza del proyecto, se debe
definir el módulo o tamaño que permite disipar la energía de cálculo con una reacción
admisible.
Aquí debe tomarse en cuenta la tolerancia en los valores de diseño de las defensas, que
según práctica internacional es de ± 10%. En consecuencia, siendo Eo y Ro los parámetros
característicos de diseño de un elemento del sistema, deberá verificarse:

E < 0,9 Eo
R > 1,1 Ro
donde R es la carga máxima admisible por la estructura que soporta el elemento elástico
considerado.
En cuanto al número de defensas en un elemento, puede verse que una energía de
atraque E determinada puede ser disipada por unas pocas defensas grandes o un número
mayor de defensas pequeñas. Sin embargo, dado que la eficiencia de cada defensa, dada
por la relación Eo/Ro, es directamente proporcional a la altura de la misma, la primera
alternativa, defensas grandes, tendrá en definitiva una reacción menor que la sumatoria de
la desarrollada por las defensas pequeñas.
Por lo tanto, en todos los casos deberá diseñarse cada Elemento del Sistema con el menor
número posible de defensas o lo que es lo mismo, utilizando las mayores defensas posibles
que disipen la energía E calculada.
La correcta determinación de la velocidad de aproximación al muelle de las embarcaciones
juega un rol fundamental en todo el proyecto del sistema de defensa, debido a la
influencia cuadrática de la velocidad en la fórmula de la energía cinética.

La tabla ( a continuación) suministra valores promedios de la velocidad de


atraque en función de las dimensiones de la embarcación y de las características
generales del emplazamiento portuario.

CARACTERISTICAS GENERALES DEL EMPLAZAMIENTO PORTUARIO


Del emplazamiento portuario
 Expuesto: viento y corrientes fuertes. Instalaciones en mar abierto, en las que las
probabilidades de existencia de vientos con velocidades mayores a 50 km/h y
alturas de olas significativas mayores a 2 m supere el 20%.
 Semiprotegido: viento y corrientes moderados. Instalaciones situadas en bahías,
rías etc., en las que las probabilidades de existencia de las características
anteriores oscile entre el 10 y el 20%.
 Protegido: viento y corrientes suaves. Instalaciones en zonas dotadas de
protección natural, en las que las probabilidades de existencia de las características
anteriores no supere el 10 %.

DE LA FACILIDAD PARA MANIOBRAS


 Favorable: Areas amplias para la maniobra de embarcaciones con dimensión
máxima superior a 2 veces la eslora y dimensión mínima superior a 7 veces
la manga de la embarcación de diseño; con presencia de elementos de
señalización adecuados.
 Moderado: Areas de maniobra de embarcaciones con dimensión máxima superior
a 1,5 veces la eslora y dimensión mínima superior a 5 veces la manga de la
embarcación de diseño; con presencia de elementos de señalización
adecuados.
 Difícil Areas amplias para la maniobra de embarcaciones con dimensiones
inferiores a las definidas en el punto anterior.
CALCULO DE LA ENERGIA DE UNA EMBARCACION

El dimensionamiento correcto del sistema de defensa está basado entonces en la


correcta determinación de la energía que anima en el momento del impacto a las
embarcaciones de diseño.
La energía cinética de una embarcación es proporcional a su masa y al cuadrado
de la velocidad.
La masa debe incluir el volumen de agua que rodea al buque y que se desplaza
con él. Por otro lado, la rotación del buque en el momento del impacto y la deformación
de su casco contribuyen a disipar una fracción de la energía cinética original.
Para considerar estos factores la fórmula original incluye diversos coeficientes.
La siguiente expresión permite obtener la energía cinética que debe disipar el sistema de
defensas:

E = ½ Cm Ck Ce Cs M V2

Cm: coeficiente de masa (coeficiente de mayoración


Ck: coeficiente de reflexión hidrodinámica
Ce: coeficiente de excentricidad
Cs: coeficiente de deformación del casco
M: masa de la embarcación
V: velocidad de atraque
Cálculos de los coeficientes

Coeficiente de masa (Cm)


Todo buque en movimiento arrastra consigo una cierta masa de agua cuyo diámetro es
igual al calado de la embarcación y su longitud igual a la eslora en flota ción del navío,
adoptando en ambos valores los máximos que pueda tomar el buque de diseño en el sitio
de atraque. .
Denominando d a la masa adicional, resulta:

d = ‫ ה‬. H2. L . ∂
4 .

siendo:
H: calado máximo de la embarcación
L: eslora máxima en flotación
∂: densidad del agua. (río: 8 = 1.0; mar: 0= 1.03)
El coeficiente Cm: expresa el incremento de masa al considerar esta masa adicional
respecto de la propia del buque, que es proporcional l a su desplazamiento D.

C m = D+d= 1+ d
_ D D

Coeficiente de Reflexión Hidrodinámica (Ck)


Cuando la embarcación está muy próxima al muelle, la masa adicional de agua que la
acompaña arriba en primer término. Si la estructura portuaria no ofrece resistencia al
pasaje de la masa líquida, ésta se incorpora en su totalidad a la masa propia del buque en
el momento del impacto. Por lo contrario, si la estructura refleja, parte de esta masa
adicional, como en el caso de un muro de gravedad, se debe descontar una fracción de la
misma.
Este distinto comportamiento hidrodinámico es considerado en la expresión de la
energía de atraque E por el Coeficiente Ck.

Tipo de muelle Reflexión Ck


muro de gravedad opaco 0,8
muelle sobre pilotes translúcido 0,9
dolfín transparente 1,0

Coeficiente de excentricidad (Ce)


Cuando una embarcación realiza el primer impacto sobre el sistema elástico de defensa,
generalmente el punto de contacto sobre el casco está desplazado hacia proa o popa con
una distancia d [fig. 5] respecto a su centro de gravedad. Como consecuencia se produce
una rotación de la embarcación respecto del punto de contacto, disipando en esta forma
parte de la energía original. .
El coeficiente Ce representa la energía remanente que debe ser disipada por el sistema
de defensa, y surge de la siguiente expresión:

Ce = ___1___
1+(d/r)2
siendo:

d: proyección sobre el frente de atraque de la distancia entre el punto de impacto y el


centro de gravedad del buque.
r: radio de giro baricéntrico de la embarcación tomado sobre su plano de flotación.

Asumiendo que el plano de flotación se asemeja geométricamente a una elipse alargada o


un rectángulo, el radio de giro de la embarcación es aproximadamente1/4 de su eslora.
Introduciendo esta consideración en la ecuación anterior, resulta:

Ce = 1 / 1 + 16 (d/L)2
La variación de Ce en función de la ubicación del punto de impacto. expresado este
último en fracciones de !a eslora respecto del extremo de la embarcación. Se muestra en
el gráfico
Los valores de uso habitual son:

Delfines (L/3) Ce = 0.7


muelles continuos (L/4) Ce = 0.5

PUNTO DE IMPACTO Poínt of ímpact


Coeficiente de deformación del casco (Cs)
Tiene en cuenta la energía que puede disipar la embarcación mediante la deformación
elástica de su casco.

Su valor es:
Defensas rígidas (madera, etc.) Cs : 0.9
Defensas elásticas (goma) Cs : 1.0

CALCULO DE LAS FUERZAS AJENAS A LA EMBARCACION


Una vez concluida las maniobras de atraque y estando la embarcación amarrada al muelle,
ésta se encuentra sometida a la acciòn combinada de las fuerzas producidas por los
vientos y las corrientes del lugar.

Acción del Viento


La acción del viento de una embarcación se determina con la siguiente
expresión:
Fv= 1.30 . W. A

Fv: el empuje total en sentido horizontal (kg)


W: velocidad del viento = V2/16
V: Velocidad del viento (m/s)
A:área el barco expuesta al viento (m2)

At: L . ( F+ ht) transversal


Al = B . ( F+ hl) longitudinal
ht: altura media de la sección transversal
El valor de la altura media de la sección transversal puede obtenerse de la siguiente tabla.

Acción de la Corriente
La acción de la Corriente se determina como resultado de dos componentes:
El empuje dinámico: debido a las variaciones de velocidada y presión sobre
superficies transversales a la dirección de la corriente.
El empuje de rozamiento: originado por la fricción del agua sobre superficies
paralelas ala dirección de la corriente.
Fc= Fd + Fr

Fc: empuje debido a la corriente= 137,5 V2. Ad


Fr: empuje por rozamiento: 0,2 . V2. A
V:velocidad de la corriente (m/s)
Ad: supericie sumergida de la embarcación perpendicular a la corriente.
Adl: L .H (transversal)
Adt: B .H (longitudinal)
Ar.: superficie mojada por la corriente en forma paralela
Arl: (L+2H) . B
Art: (B +2H) .L
Siendo
L: eslora - B: manga -H: calado
SELECCIÓN DEL SISTEMA D DEFENSAS

Una vez calculada la energía de atraque se puede comenzar a definir el tipo de defensas
elástica más adecuado.
La elección del tipo de defensa parte de considerar que la energía de atraque debe ser
disipada íntegramente por una defensa o por un conjunto de ellas situado el punto de
impacto más probable. Así denominamos elemento del Sistema al conjunto
constituido por una o más defensas con capacidad para absorber totalmente la energía E al
ser comprimidas por el buque.
La capacidad de cada tipo de defensas surge de sus curvas características de energía y
reacción.
Una vez definido el tipo de defensa debe definirse el módulo o medida que
permite disipar la energía de cálculo.
Aquí debe tomarse en cuenta la tolerancia en los valores de diseño que según la
práctica internacional es del +ó- el 10%

CANTIDAD MINIMA DE ELEMENTOS DEL SISTEMA DE DEFENSA

Como se ha dicho, el Sistema de Defensa se proyecta considerando que cada elemento del
mismo debe tener la capacidad de disipar individualmente la energía de atraque del buque
de diseño.

Una vez que la embarcación se encuentra amarrada, queda sometida a la acción del viento
y de las corrientes y los esfuerzos resultantes hacia el muelle deben ser equilibrados por la
reacción de las defensas.

A partir de este concepto, la cantidad mínima de elementos del Sistema, N, surge de:

N = F / R max

siendo, F = Fv + Fc = componente normal al muelle de la acción combinada de vientos y


corrientes, en las condiciones más desfavorables, calculada de acuerdo a lo expuesto en
Cálculo de las Fuerzas Externas a la Embarcación.

R max = reacción de cada elemento del Sistema.

DISTANCIA ENTRE ELEMENTOS DEL SISTEMA DE DEFENSA

La separación entre los elementos individuales de un Sistema de Defensa puede


determinarse a partir de diversos criterios que se desarrollarán a continuación. El objeto de
exponer estos criterios es brindar al proyectista valores de referencia, que podrán ser
ajustados tomando en cuenta las condiciones técnico-económicas particulares de cada
obra.

1 – Separación máxima en base a la curvatura del casco.

Conociendo el radio de curvatura de la proa del buque de diseño, la distancia entre las
defensas debe ser tal que, estando comprimidas a la deflexión máxima, no se produzca
contacto entre el casco y la pared del muelle.
Llamando :

R: radio de curvatura del casco


h: altura de la defensa comprimida
d: distancia entre defensas

resulta:

R² = (R – h)² + (d/2)²
____________
=> d = 2 . V R² - (R – h)²

adoptándose d máx. < 0,9 d

2 – Muelles discontinuos de tráfico muy variado

En este caso se suele adoptar como distancia máxima entre elementos, la longitud
equivalente al 30% de la eslora de los buques de menor calado que operen en el sitio.

3 – Muelles contínuos

La menor distancia que surja entre:

- Norma del “Japan Port Harbor Research Institute” para muelles contínuos, que establece
la separación entre defensas en función de las profundidades al pie del muelle:

Profundidad (m) Separación (m)


4–6 4–7
6–8 7 – 10
8 – 10 10 – 15

- La décima parte de la eslora del buque de diseño.


. DEFENSAS TRAPECIALES.
PARAMETROS CARACTERISTICOS

DEFENSA COMPUESTO DE GOMA

R1 R2 R3

Modelo Longitud Reacción Energía Reacción Energía Reacción Energía

t tm t tm t tm

950 17 1,6 24 2,3 31 3,0


A-300
1550 28 2,7 40 3,8 52 4,9

950 22 2,9 32 4,1 42 5,3


A-400
1550 37 4,7 53 6,7 69 8,7

950 28 4,5 40 6,4 52 8,3


A-500
1550 46 7,4 66 10,5 86 13,7

950 46 11,5 65 16,4 85 21,3


A-800
155O 74 18,8 105 26,8 137 34,8

A- 950 57 18,0 81 25,7 105 33,4


1000
1550 92 29,3 132 41,9 172 54,5

Los valores de energía y reacción corresponden al punto de diseño (deflexión=45%)


Tolerancia ± 10 %