Sie sind auf Seite 1von 4

La semiótica de Peirce

La semiótica (otro n ombre de la lógica) tiene por objeto de estudio a la semiosis, que es una inferncia a
partir de signos. La semiosis es el instrumento de conocimiento de la realidad, un proceso triádico
según Peirce de inferencia mediante el cual un signo ®, se le atribuye un objeto a partir de otro signo
(I), que remite al mismo objeto.
La semiosis es una experiencia que hace cada uno en todo momento de la vida, mientras que la
semiótica es la teoría de esa experiencia, cuyos componentes formales son R, O, I.

El signo
Según Peirce recibe el nombre ténico de representamen. Esto es una cualidad material, que está en
lugar de otra cosa, su objeto, de modo que despierta en la mente un signo más desarrollado, al que se
denomina interpretante. Señal de contramano: representamen el cartel, representa un objeto: el hecho
de que los vehículos cambian de dirección, el interpretante es el signo de “dirección prohibida”.
Peirce define: Un signo o representamen es algo que, para alguien, se refiere a algo en algún aspecto o
carácter, y se crea en la mente un signo más desarrollado (I). El signo está en lugar del objeto pero no
en todos los aspectos sino sólo con referencia a una suerte de idea, llamado el fundamento.
Existen 3 condiciones para que algo sea un signo:
- Debe tener cualidades que sirvan para distinguirlo, como una palabra suena distinta a otra palabra.
- El signo debe tener un objeto, aunque la relación R – O no basta para hacer de uno el signo de otro.
- La relación semiótica debe ser triádica entre los 3 componentes formales.

Interpretante:
Es otro signo que se refiere al mismo objeto que el representamen. Puede ser:
. Un signo equivalente de otro sistema semiótico. La palabra perro puede ser el dibujo de un perro.
. El dedo índice que apunta a un objeto. La palabra perro y el dedo que apunta a un perro.
. Una definición ingenua o científica formulada en el mismo sistema de comunicación, en la misma
lengua del representamen. Sal- cloruro de sodio.
. La traducción del término a otra lengua. Perro- dog.
. La traducción del término mediante un sinónimo. Remedio- medicamento.
. Una asociación emotiva con un valor fijo. Perro- fidelidad.

El interpretante inmediato: Es el interpretante pensado como concepto, todo signo independientemente


de su contexto. Se trata de una abstracción y de una posibilidad, la persona puede decir si el signo es o
no aplicable a algo que esa persona conozca.
El interpretante dinámico: Es un efecto particular producido por el signo en un “aquí y ahora” que lo
vuelve un acontecimiento singular y real. Este efecto provocado por el signo puede ser de naturaleza
diversa: un sentimiento, una emoción, una acción, una idea o un pensamiento.
El interpretante final: Es pensado como un hábito que hace posible la interpretación recurrente y
estable de un signo. Sería el efecto que cualquier signo produciría sobre cualquier mente sobre la cual
las circunstancias permitirían que pudiera ejercer su efecto pleno. Peirce aclara que un hábito es una
tendencia a actuar de manera similar en circunstancias futuras similares, y que el interpretante final de
un signo es este hábito como resultado.

Pragmatismo: Es un término que utiliza Peirce para referirse a su principio según el cual la creencia en
la verdad de un concepto determina hábitos de conducta. Peirce aclara que para el pragmatismo el
interpretante inmediato de todo pensamiento propio es la conducta, y que el pragmatismo hace que la
esencia de cada concepto sea presentada dentro de una influencia sobre posibles conductas. Entonces el
pragmatismo consiste en considerar que el significado lógico de los conceptos se encarna en hábitos
generales de conducta.
El objeto: Peirce hace hincapié en que para que algo sea un signo debe representar y estar en el lugar de
otro cosa llamado objeto. Un signo puede tener más de un objeto, llamado objeto complejo.
Objeto inmediato: tal como es representado por el signo mismo, dependiente de la representación de él
en el signo.
Objeto dinámico: es la realidad que, por algún medio, arbitra la forma de determinar el signo a su
representación. El O.D tiene una existencia independiente respecto del signo que lo representa, pero
para que el signo pueda representarlo este objeto debe ser algo conocido para el intérprete, debe tener
un conocimiento colateral resultado de semiosis anteriores.
Objeto es aquello acerca de lo cual el signo presupone un conocimiento para que sea posible proveer
alguna información adicional sobre el mismo.

Fundamento
El fundamento del representamen es aquello que el signo representa a su objeto no en todos los
aspectos, sino con referencia a una suerte de idea.
Dicho fundamento son los rasgos distintivos que lo diferencian de otros objetos.
Se puede decir que el fundamento del representamen es lo que construye al objeto inmediato, es decir
que el signo instituye al objeto inmediato por medio del fundamento. El lucero vespertino o matutino
ejemplifica que un objeto dinámico se representa dos representámenes que construyen objetos
inmediatos diferentes.
Es entendido como la suma de rasgos semánticos, aunque es lo mismo que el significado e interpretante
ya que son la misma cosa.

La semiosis infinita
Un signo es cualquier cosa que determina a otra cosa (su interpretante) a referirse a un objeto al cual
ella también se refiere (su objeto) de la misma manera, deviniendo del interpretante a su vez en signo, y
así sucesivamente “ad infinitum”.
Un signo no está aislado, sino que integra una cadena de semiosis, cada signo es a la vez interpretante
del que lo antecede e interpretado por el que le sigue. La esencia del signo es que todos los
pensamientos deben dirigirse ellos mismos a otros pensamientos, ya que los conocimientos siempre se
determinan por conocimientos anteriores.
Si bien el interpretante es un signo más desarrollado que un representamen, la cadena de semiosis
determina el aumento del conocimiento sobre un objeto. Por más de que sea una semiosis virtualmente
infinita hay que distinguirla de la semiosis en acto, cuando un interpretante final designa el objeto en un
acto semiótico particular.

Las categorías
La concepción triádica tiene como origen la división de las categorías que Peirce denomina
faneroscopía, que deriva de fanerón o sea “ideas”, el fanerón sería “todo lo que está presente en la
mente, del sentido que sea”.
Estos 3 modos de ser del fanerón, 3 maneras que éste se encuentra en la mente.
Primeridad: se considera algo como es sin referencia a otra cosa. Se vincula con libertad, posibilidad,
indeterminación, comienzo, novedad. Son cualidades, lo rojo, lo áspero, la dureza.
Segundidad: Es algo tal como es pero en relación a otra cosa. Relación diádica que no incluya una
tercera cosa. Peirce vincula con existencia, hecho en bruto. Por ejemplo sería el objeto de la caída de
una piedra como hecho en bruto, considerada la relación diádica la piedra y la tierra.
Terceridad: hace posible la ley y la regularidad. Se vincula con el interpretante. Incorpora una auténtica
relación triádica ya que estable la relación del a- primero con el segundo b- su propia relación con el
segundo y c- entre el primero y el segundo es lo mismo que el segundo con el terecero.
El Representamen se divide según estas categorías en
. Cualisigno: que es una cualidad o una mera posibilidad, y no puede actuar verdaderamente como
signo.
. Sinsigno: Es una materialización del cualisigno. Sin=single, único. Es una cosa real existente que es
un signo, puede serlo sólo a través de varios cualisignos que estén realmente encarnados y formen un
signo.
. Legisigno: es una ley que es un signo. Es generalmente establecida por los hombres. Todo signo
convencional es un legisigno.
Ejemplo de un cartel de tránsito: el cualisigno es tono, el sinsigno es señal y legisigno es tipo.

El Objeto se divide según estas categorías en

. Ícono: entabla una relación de semejanza y de analogía con el objeto, como una foto o dibujo. Es un
signo puramente por similitud con cualquier cosa a la que sea parecido. Es una cualidad que ícono
posee en tanto cosa que lo vuelve ser apto para un representamen, apta para ver a un sustituto.
Tipos de íconos:
Imágenes: cualidades simples del objeto, su color forma tamaño. Ej los cuadros dibujos o fotos.
Diagramas: comparte relaciones de las partes de su objeto que representan por medio de analogías con
sus propias partes.
Metáforas: guardan un paralelismo con su objeto, una relación de similitud entre los referentes de dos
expresiones o entre el contenido de ellas.
Peirce destaca que la única manera de comunicar una idea es con íconos su observación directa permite
revelar verdades no previstas del objeto.

. Índice: es un signo que entabla con el objeto una relación existencial, participan los dos de una misma
experiencia. (Una nube negra indica que va a llover)
Estos carecen de todo parecido significativo con su objeto, se refieren a entes, unidades, o
continuidades individuales, y dirigen la atención a sus boejtos por una compulsión ciega.
Depende de asociaciones por contiguidad.
Ejemplos, un reloj que indica la hora, golpes en la puerta, algo que sobresalga y nos llame la atención,
aquello que conectamos con experiencia. Un barómetro con marcas bajas, una veleta indica la dirección
del viento, un conductor que grita cuidado por simplemente actuar sobre el sistema nervioso.
Síntomas de una enfermedad, pronombres “esta, aquella”, cuantificadores como algún, cada, ninguno,
cualquier, todos, cierto y también los nombres propios.

. Símbolo: es un representamen que se refiere a su objeto por convención, hábito o ley. Los signos de la
escritura, sistemas de señalización, signos de diferentes disciplinas todos responden a una ley. Código
morse, signos musicales. Usualmente es una asociación de ideas generales que operan de modo tal que
son la causa de que el símbolo se interprete como refierdo a dicho objeto.
En el lenguaje nos valemos de símbolos ya que se relacionan con el objeto por convención o ley,
utilizamos índices para conectar nuestro enunciado y finalmente los íconos mentales que asociamos
esas palaras.
Un símbolo se puede vincular con los concpetos, y este una vez que ha nacido se difunde entre la
gente, a través del uso y la experiencia, su significado crece. Y como la semiosis es infinita, es social e
histórica, así es que el significado de los símbolos se modifica con el tiempo.

El representamen se divide según categorías en


. Rema, se vincula con término, son los nombres comunes y propios. Tiene un conjunto de cualidades
de naturaleza general que definen una clase de objetos.
. Dicente que se vincula con proposición, y es signo de existencia real. A diferencia del rema que no es
verdadero ni falso, la proposición tiene que ser verdadera o falsa.
. Argumento, es todo proceso de pensamiento que tiende a producir una creencia definida. Un
argmuneto es un signo que tiene la forma de tender a actuar sobre el intérprete de su propio
autocontrol, representando un proceso de cambio de pensamientos o signos. Se trata de la clase de
argumentos deductivos con la forma todo A es B, C es A, C es B.

El giro icónico
Estudios y trabajos de autores importantes de Eeuu, Inglaterra, Alemania y España hacen hincapié en el
carácter representativo de la imagen, dan nombre a la labor de una nueva generación de estudiosos que
atienden a las formas en que las imágenes captan la atención y dan forma a reacciones que creen que
las propiedades físicas de las imágenes son tan importantes como su función social.
Todos los estudios enfatizan en el conjunto de “hechos de visión” aquellos que tienen que ver con el
conocimiento. El representante de los estudios visuales alemanes Bredekamp analizó las notas
bosquejadas por Darwin y encontró que los gráficos y esquemas eran tan importantes como las ideas
desarrolladas verbalmente. Aclaró también que es erróneo considerar las ilustraciones como tales ya
que son universos que ofrencen una semántica creada por sus propias leyes (las palabras son tan
engañosas como las imágenes).
Así el giro icónico aparece a poner en cuestión la esencialización linguística, la reducción de los
estudios visuales al campo del arte y de los medios y a la centralidad puesta en el carácter
representativo de la imagen. En alguna expresión, el giro icónico alberga una desvalorización de los
modos de conocer y se plantea como vía regia hacia un modo de conocer en el que se privilegian la
eficiencia y la rapidez.

Luego de que se hayan presentado unos datos mal presentados acerca de un trasbordador espacial,
Edward Tufte, teórico del infodesign, aclara que la información es una materia prima a elaborar ya que
se trata de una especialidad destinada a presentarla de manera accesible a través de recursos visuales.
Los cultivadores del género lo han definido como el estudio de la organización de la información con el
objetivo de permitir al usuario ver una vía de navegación hacia el conocimiento y la comprensión de la
información, hacer accsesible la info para la toma de decisiones, la mediatización del conocimiento y la
modelización de la experiencia.

El ID ha habilitado un extenso repertorio temático que incluye cuestiones de muy diferente tenor: desde
diagramas que representan palabras empleadas durante una campaña electoral hasta la graficación de
delitos sociales. El ícono diagramático es apenas una ilustración, una maniobra retórica para captar al
auditorio. El ID es un dominio en el cual los contenidos son visualizados por medio de la selección,
ordenamiento, jerarquización, conexiones y distinciones retínicas para permitir la acción eficaz. Se
convoca la noción de usabilidad, conocimiento, eficiencia, eficacia, satisfacción, todas cercanas a la
descomplejización.

El análisis nos ha mostrado que los dispositivos visuales que dan forma y presentan la información son
solidarios de la descomplejizacion, de la desambiguedad y por ende, devalúan el pensamiento sesgado,
las línas de fuga e intentan controlar lo aletorio. La discusión que propone la autora plantea que la
accesibilidad, amigabilidad del ícono vienen como anillo al dedo a los teóricos de la sociedad de la
información. Quedan sin relevar siquiera la multiplicidad de debates que los estudios sobre la
visualidad suponen.