You are on page 1of 6

SEMINARIO TEOLÓGICO PRESBITERIANO

JOSÉ MANUEL IBÁÑEZ GUZMÁN

ESTUDIOS HISTÓRICOS
EXÉGESIS DE HECHOS (HECHOS 2:1-13)

ALUMNO: ELIUD MADRID

ASIGNATURA : EXÉGESIS DE HECHOS

DOCENTE: CARLOS MUÑOZ


Estudios Históricos
Autor
Evidencia interna
Casi por un consenso unánime entre los eruditos bíblicos, se sabe que el autor de Hechos es
Lucas. En primera instancia Lucas escribe el “Evangelio”, donde relata las “cosas que Jesús
comenzó hacer” (Hechos 1:1) luego parece haber escrito una especie de continuación, una
secuela del Evangelio. Tanto la introducción del Evangelio (Lucas 1:1-4) y la introducción de
Hechos (Hechos 1:1-5) indican que evidentemente el autor es efectivamente Lucas.

En cuanto el estilo de escritura, todo parece indicar, que el Evangelio y el libro de Hechos fue
escrito por el mismo autor. En Colosenses 4:14 Pablo hace referencia de la profesión de
Lucas, un médico. Esto daría muchas luces sobre la calidad literaria que gozan tanto el
Evangelio y el libro de Hechos. Además, si ambos escritos son investigaciones minuciosas
sobre los hechos de Jesús y de los Apóstoles en la naciente Iglesia cristiana, entonces Lucas
el médico, es sin lugar a dudas el candidato más fuerte para atribuir autoría al libro de
Hechos.

Evidencia externa

Sin embargo la baja critica en los estudios de los textos más antiguos se hayan ciertos
problemas en cuanto la autoría, incluso al punto de que algunos eruditos, desechan la idea
que Lucas siquiera tuvo contacto con Pablo. F.F. Bruce dice; el texto original no revela el
nombre del autor, pero el texto occidental de 11:28, que cuenta el incidente de Antioquía, a
orillas del Orontes, poco después de haberse fundado la iglesia allí, aparece en primera
persona del plural (“cuando nos reunimos”), lo cual sugiere que el relator era antioqueño (y
confirma así la tradición en este sentido en el Prólogo Antimarcionita). Además, una revisión
crítica anterior (aunque podría ser la misma) contiene el nombre Lucas en la narración de las
secciones en primera del plural en 20:13. En este comentario se acepta la autoría lucana de
las dos obras, aunque se reconoce que algunos estudiosos encuentran imposible creer que
el autor pueda haber conocido personalmente a Pablo1.

Sin embargo; la iglesia del siglo I y la mayor parte del II guarda silencio sobre la autoría de
Hechos. En el año 175 d.C., el Canon Muratoriano registra estas palabras: “Sin embargo, los
Hechos de todos los Apóstoles fueron escritos en un tomo. Lucas lo dedica al excelentísimo
Teófilo”. De esta era data el prólogo anti-marcionita a Lucas, según el cual Lucas mismo
escribió los Hechos de los Apóstoles. Alrededor del año 185 d.C. Ireneo se pronuncia en
forma similar. Y al comienzo del siglo III, Clemente de Alejandría, Orígenes y Tertuliano
declaran que Lucas es el escritor tanto del Evangelio que lleva su nombre como de Hechos.
Por lo tanto, la evidencia externa es unánime y bastante contundente al declarar que Lucas
es el escritor de Hechos.2

Tanto la evidencia interna como externa del libro de Hechos, apuntan a que el autor original
del libro es Lucas, tal y como la tradición cristiana clásica siempre lo ha determinado.

Fecha, Lugar y Ocasión del escrito


Fecha
La respuesta depende de la fecha que se asigna al Evangelio. Quizás se escribió en los
primeros años de la sexta década, cuando Pablo estaba bajo arresto en Roma esperando el
juicio. En todo caso, este es el tiempo en que concluye Hechos (Hechos 28.30). La razón más
probable por la que termina aquí es que en el momento mismo en que escribía, Lucas llegó
al final de la historia que podía contar. Esto nos llevaría a que el libro fue escrito cerca del
año 62 d.C. Por otro lado, hay datos importantes de que Clemente de Roma conoció el libro
de Hechos cerca del año 96 d.C. por lo que la fecha de composición podría estar entre el

1
Bruce, F. F. (2007). Hechos de los Apóstoles: Introducción, comentarios y notas (p. 28). Grand
Rapids, MI: Libros Desafio.
2
Kistemaker, S. J. (2007). Comentario al Nuevo Testamento: Hechos (p. 21). Grand Rapids, MI:
Libros Desafío.
perdió del 62 al 96 d.C. Además por lo que dice Hechos 28:30, este libro debió ser escrito en
un periodo de dos años aproximadamente.
Otro elemento importante para determinar la fecha de composición, es el incendio en Roma,
acontecimiento muy importante, que definitivamente, alguien con las características de
Lucas habría insertado como dato que detona una fuerte persecución a la Iglesia por parte
de Nerón. Sin embargo Lucas nos informa que durante los dos años de prisión en los que
estuvo Pablo, se le permitía predicar sin impedimento ¿y la persecución de Nerón? Que Lucas
no informara sobre el incendio, nos indica consecuentemente que el libro fue escrito en una
fecha anterior al 19 de julio del año 64, que fue cuando Roma se incendió y comenzó la
persecución desatada por Nerón contra los cristianos.3 De lo contario el libro de Hechos
tendría una grave falta a la historia.

Lugar
Si nuestra fecha más posible de redacción del libro de Hechos es el 62 a.C. antes del incendio
en Roma, entonces lo más probable es que Lucas escribió Hechos en Roma, mientras Pablo
estaba preso Hechos 28:16-31.

Ocasión del escrito


Según relata el mismo Lucas, el libro de Hechos fue escrito para dar a conocer los hechos de
Jesús, puesto que en la introducción del Evangelio, Lucas especifica que escribió para dar
orden y en este caso “Teófilo” pueda conocer la verdad, entonces. Si Hechos es una secuela
del Evangelio, su finalidad continúa siendo la misma “dar a conocer las obras de Jesús”. Por
lo que Hechos seria entonces la secuela de las “obras de Jesús”.
El objeto del libro es el de mostrar la expansión del cristianismo entre los paganos, expansión
en la que los apóstoles fueron los instrumentos bajo la dirección del Espíritu Santo.4

3
Kistemaker, S. J. (2007). Comentario al Nuevo Testamento: Hechos (pp. 25–26). Grand Rapids,
MI: Libros Desafío.
4
Ventura, S. V. (1985). En Nuevo diccionario bíblico ilustrado (p. 472). TERRASSA (Barcelona):
Editorial CLIE.
Cabe destacar de que uno de los fines más prominentes del libro es el de tener un
documento de registro histórico de los primeros “acontecimientos” de la Iglesia. Por lo que
podríamos decir que el libro de Hechos es un libro [también] de historia, historia que hoy
podemos disfrutar e instruirnos del mover del Espíritu Santo en su Iglesia.
Destinatario y Mensaje
Destinatario
En la introducción del libro de Hechos encontramos desde el capítulo 1:1 que Lucas se dirige
nuevamente a Teófilo, tal y como lo había hecho en el Evangelio. Teófilo era un cristiano
prominente proveniente de la gentilidad, muy probablemente algún líder de la naciente
iglesia misionera de Antioquía.
Martin Dibelius afirmaba que los destinatarios del libro de Hechos eran los gentiles en
general, incluso se piensa que esta obra circuló por medio del comercio librero de la época5
Según Harnack La circulación más amplia de Hechos en las iglesias puede haber tenido
mucho que ver, hacia el final del ss. I, con la iniciativa de reunir las epístolas paulinas para
formar un corpus. Si Pablo tendió a ser olvidado en la generación que siguió a su muerte, con
seguridad que los Hechos volvió a hacerlo presente, como también a destacar lo interesante
y lo extraordinariamente importante que era. Pero aunque pone de manifiesto la
importancia del papel de Pablo, Hechos también da testimonio de la obra de otros apóstoles,
especialmente de Pedro.6
Ante la evidencia, podemos aseverar que él y los destinatarios de Lucas al escribir Hechos,
son los gentiles, la Iglesia Cristiana primitiva en general.
Mensaje
El mansaje del libro de Hechos es un mensaje principalmente orientado al derramamiento
del Espíritu Santo en medio de la Iglesia, y de como este “venir” del Espíritu sobre “toda
carne” (Joel 2:28-32) es el sello e identidad de la naciente Iglesia Cristiana.
El libro de Hechos tiene un mensaje fuertemente orientado en la misión de Dios, de cómo el
Evangelio de la Gracia es para todos los pueblos. Esto lo podemos notar en la progresión de
derramamiento del Espíritu Santo. Como primero el Espíritu Santo cae sobre la Iglesia en
Jerusalén (Hechos 2:1-13), luego en Samaria (Hechos 8:4-15), después Cesarea (Hechos 10),

5
Douglas, J. D. (1991). En Nuevo diccionario Biblico: Primera Edicion. Miami: Sociedades Bı ́blicas
Unidas.

ss. siglo(s)
6
Harnack, Adolf von. (1909). The Acts of the apostles. Editorial Williams & Norgate. Página 34.
posteriormente en Antioquía (Hechos 11:19-30) y finalmente en Éfeso (Hechos 19). Con esta
progresión del derramamiento del Espíritu Santo sobre la Iglesia, nos es evidente que el
mensaje del libro, es como todo el mover de la Iglesia es por obra del Espíritu. Esto también
nos lleva a una segunda conclusión sobre el mensaje. Y es que el mensaje del libro de Hechos,
teológicamente hablando es una síntesis de toda la Historia de la Salvación, de como todos
los anuncios desde la Lay, los Escritos y los Profetas se cumplen en la Iglesia. Esto es
precisamente el mensaje histórico que busca relatar Lucas.