Sie sind auf Seite 1von 3

INTRODUCCIÓN

Hoy en día, cada vez más, se habla de Física Cuántica, no sólo en los círculos
universitarios, en la tecnología reciente (resonancia magnética, superconductividad,
láser, etc.) sino en el mundo de la medicina energética; incluso en las conversaciones
con nuestros amigos y compañeros.

La Física Cuántica estudia y explica los fenómenos que ocurren en el mundo atómico y
subatómico. Materia y energía son dos polos de la misma esencia. Nosotros somos
energéticos por propia naturaleza. La Física Cuántica abarca esta dimensión energética
del ser humano y permite estudiarla desde el método científico. Es un pilar clave en el
puente que une materia y conciencia, estableciendo una dimensión nueva para el
conocimiento del cuerpo y de la mente. El Universo Cuántico es un campo de
interconexión del cual formamos parte íntegra, donde el observador “decide” cómo se
manifiesta “la realidad exterior. Complementariamente a la Física Cuántica podemos
acercarnos al estudio del Universo, a su comportamiento y enigmas por resolver.

Los mecanismos cuánticos trascienden la realidad observable y nos sitúan en una


perspectiva superior, lo cual nos permite adquirir una visión más amplia del mundo y de
nosotros mismos.
FÍSICA CUÁNTICA

La física cuántica es una teoría que describe cómo funciona el mundo a escalas muy,
muy pequeñas. Es una teoría científica, es decir, su validez reposa sobre
experimentos. Si los experimentos diesen resultados diferentes a los que predice la
teoría, tiraríamos la física cuántica a la basura. Surge a principios del siglo XX cuando se
trata de explicar, precisamente, la naturaleza de la materia y las leyes que gobiernan a
los átomos.

La física cuántica nos da a entender ciertos conceptos que son:

Probabilidades, probabilidades, probabilidades. Uno de los principios


disruptivos de la física cuántica fue la constatación de que las partículas no están en
ninguna parte, sino en todas al mismo tiempo.

Medir cambia las cosas. El simple hecho de medir algo puede modificar el estado de
lo que se mide. El comportamiento físico de un sistema cambia dependiendo de si
estamos observando algo sobre él (el experimento de la doble rendija, para los iniciados).

La doble naturaleza de las cosas. Mientras que en nuestro mundo tenemos ondas y
partículas, en el mundo cuántico existe la llamada dualidad onda-partícula. Por ejemplo,
un electrón en ocasiones se comporta como una partícula, pero en otras como una onda.
Todo depende de lo que observemos de dicha partícula.

¿POR QUÉ LA FÍSICA CUÁNTICA ES TAN FASCINANTE?

Porque predice efectos que desafían a nuestra intuición. ¿Qué significa que una
partícula pueda estar en un lugar y todos los lugares a la vez? ¿Qué es la interpretación
de los “Universos paralelos”? El gato de Schrödinger, ¿está vivo o muerto?
Niels Bohr, uno de los padres de la teoría, decía que “aquel que no se extrañe cuando le
expliquen la mecánica cuántica, es que no ha comprendido nada”.

APLICACIONES DE LA FÍSICA CUÁNTICA


Actualmente disponemos ya de numerosos aparatos que aprovechan conocimientos
cuánticos: las placas solares, que utilizan un fenómeno cuántico denominado efecto
fotoeléctrico, los microscopios de tunelamiento que aplican el efecto tunneling para
formar imágenes en 3 dimensiones de los átomos (los cuales son fundamentales en el
campo de la nanotecnología y la nano ciencia), la resonancia magnética que permite
aprovechar ciertas propiedades de los átomos de hidrógeno en presencia de campos
magnéticos para obtener imágenes del interior humano con fines diagnósticos, la
tecnología de superconductores capaces de alcanzar resistencias eléctricas
extremadamente bajas (usada en trenes MAGLEV y en general para la producción de
campos magnéticos de alta intensidad), etc…
El futuro de la física cuántica estará ligado a la computación cuántica (ordenadores
capaces de realizar cálculos exponencialmente más rápidos y con dispositivos de alta
densidad de almacenaje), la criptografía y el cifrado de códigos secretos, la
nanotecnología y la mayoría de ámbitos donde se requiera la manipulación y control de
átomos y moléculas para múltiples aplicaciones, la producción de cantidades ingentes
de energía a partir de la antimateria y del vacío cuántico, además de todos los avances
asociados para la creación de los mismos.