Sie sind auf Seite 1von 40

Grupo

MASOTERAPIA
Anatomía y fisiología humana

1
Sistema óseo
1- ¿Qué es el sistema óseo?

El sistema óseo es una complicada y


perfecta estructura que está formada
básicamente por 206 huesos. Junto al
sistema articular y el sistema muscular
forman el aparato locomotor.

Los huesos y otras estructuras rígidas


están conectadas por ligamentos y unidas
al sistema muscular a través de tendones.
Otro componente del sistema óse son los
cartílagos, que complementan su
estructura. En los seres humanos, por
ejemplo, la nariz y orejas están
sustentadas por cartílago. Algunos
organismos tienen un esqueleto interno
compuesto enteramente de cartílago, sin
huesos calcificados, como en el caso de
los tiburones.

2- Funciones del sistema óseo

Los huesos cumplen tres funciones fundamentales: proporcionar sostén al organismo,


constituir los segmentos móviles del sistema de palancas configurado junto a las
articulaciones y músculos, brindar protección a los órganos y tejidos internos:

2.1- Soporte
Los huesos proveen un cuadro rígido de soporte para los músculos y tejidos blandos.

2.2- Protección
Los huesos forman varias cavidades que protegen los órganos internos de posibles
traumatismos. Por ejemplo, el cráneo protege el cerebro frente a los golpes, y la caja
torácica, formada por costillas y esternón protege los pulmones y el corazón.

2.3- Movimiento
Gracias a los músculos que se insertan en los huesos a través de los tendones y su
contracción sincronizada, se produce el movimiento.

2.4- Homeostasis mineral


El tejido óseo almacena una serie de minerales, especialmente calcio y fósforo,
necesarios para la contracción muscular y otras muchas funciones. Cuando son
necesarios, el hueso libera dichos minerales en la sangre que los distribuye a otras
partes del organismo.

2.5- Producción de células sanguíneas


Dentro de cavidades situadas en ciertos huesos, un tejido conectivo denominado
médula ósea roja produce las células sanguíneas rojas o hematíes mediante el
proceso denominado hematopoyesis.

2
2.6- Almacén de grasas de reserva
La médula amarilla consiste principalmente en adipocitos con unos pocos hematíes
dispersos. Es una importante reserva de energía química.

3- Huesos

El hueso es un órgano firme, duro y resistente que forma parte del endoesqueleto de
los vertebrados. Está compuesto principalmente por tejido óseo, un tipo especializado
de tejido conectivo constituido por células, y componentes extracelulares calcificados.
Los huesos también poseen cubiertas de tejido conectivo (periostio) y cartílago (carilla
articular), vasos, nervios, y algunos contienen tejido hematopoyético y adiposo
(médula ósea).

3.1- Partes del hueso

A- Cartílago
Los cartílagos (tejido flexible y grueso
ubicado en los extremos de los huesos)
protegen los huesos y les sirven de
amortiguación cuando se unen y
friccionan uno contra otro en las
articulaciones.

B- Hueso esponjoso
Este tipo de hueso está ubicado en el
interior del hueso compacto. Se asemeja
a una esponja y sus orificios están llenos
de médula.

C- Hueso compacto
Este tipo de hueso es fuerte, sólido y de
color blanquecino. Es el que forma la
parte exterior y dura de los huesos.

D- Médula ósea blanda


Fabrica la mayor parte de los glóbulos rojos y las plaquetas.

E- Periostio
Esta membrana delgada y densa está ubicada sobre la superficie de los huesos y
cuenta con nervios y vasos sanguíneos que sirven para nutrir el tejido óseo.

3.2- Clasificación
Los huesos poseen formas muy variadas y cumplen varias funciones. Con una
estructura interna compleja pero muy funcional que determina su morfología, los
huesos son plásticos y livianos aunque muy resistentes y duros.

El conjunto total y organizado de las piezas óseas (huesos) conforma el esqueleto


o sistema esquelético. Cada pieza cumple una función en particular y de conjunto
en relación con las piezas próximas a las que está articulada.

La superficie de los huesos presenta prolongaciones, protuberancias y


tuberosidades, en las que se insertan los ligamentos de las articulaciones y los
tendones de los músculos, y una gran variedad de irregularidades como surcos,

3
poros y depresiones por las que discurren y penetran los vasos sanguíneos y los
nervios. Estan formados por tejido óseo, cartílagos, médula ósea y el periostio o
membrana que rodea los huesos.

Los huesos se clasifican según su forma en :

- Huesos largos, son los que tienen forma de tubo alargado. Por ejemplo, el hueso
más largo del cuerpo, el fémur, que se encuentra en la pierna.

- Huesos cortos, son aquellos que también son alargados, pero cuya longitud
apenas es de unos centímetros. Por ejemplo están los huesos de los dedos de
la mano.

- Huesos planos, son aquellos que tienen forma plana, por ejemplo el omoplato o
los huesos que forman el cráneo.

- Huesos irregulares, son aquellos cuya forma no permite que se clasifiquen en


ninguna de las categorías anteriores. Por ejemplo los huesos de las vértebras.

Pero también según el


tipo de tejido que los
componen:

El tejido compacto tiene


un aspecto macizo,
mientras que el tejido
esponjoso o
trabeculado se
caracteriza por los
espacios abiertos
parcialmente rellenos.
Cada hueso cumple una
función especial en el
sistema. Los huesos no son estructuras lisas, ellos presentan protuberancias y
partes rugosas.

4- Descripción de los huesos

Para el estudio del esqueleto humano se consideran tres regiones:

- Cabeza (cráneo y cara).


- Tronco (columna vertebral y caja torácica).
- Extremidades superiores (brazos, antebrazos y manos) e inferiores (muslos,
piernas y pies).

4.1- Huesos de la cabeza


Para estudiar los huesos, que son 22, se pueden considerar dos partes: el cráneo
y la cara.

4
A- Huesos del cráneo
Los huesos del cráneo desempeñan funciones de protección para el encéfalo son
los siguientes: un frontal que forma la frente y contribuye a formar las órbitas de los
ojos; un occipital situado en la región post-inferior del cráneo; dos temporales
localizados uno a cada lado del cráneo a nivel de los oídos; dos parietales que se
encuentran a cada lado de la cabeza hacia la parte superior por encima de los
temporales; un esfenoides que se encuentra formando la base anterior del cráneo
y un etmoides situado entre el frontal y el esfenoides.

B- Huesos de la cara
La región de la cara comprende 14 huesos que contribuyen a formar cavidades.
Todos los huesos de la cara están soldados al cráneo, excepto el maxilar inferior
que se articula al cráneo por una articulación móvil. Estos huesos son:

- Dos nasales que forman la base de la nariz.


- Dos malares que forman los pómulos de la cara.
- Dos lagrimales o unguis que están situados en las órbitas de los ojos y presentan
un canal lagrimal por donde corren las lagrimas.
- Dos cornetes inferiores que se encuentran en las fosas nasales.
- Dos palatinos que forman el paladar óseo junto con los maxilares superiores y
ayudan a formar la cavidad nasal, la bosa y las órbitas.
- Dos maxilares superiores contribuyen a formar las órbitas, las fosas nasales y la
bóveda de la boca. En su borde inferior presentan alvéolos donde se alojan los
dientes.
- El maxilar inferior que forma la mandíbula inferior. Posee alvéolos donde se
alojan los dientes y movimiento.
- Finalmente el vómer que forma parte del tabique nasal.

4.2- Huesos del tronco


El tronco está constituido por 58 huesos y para su estudio se consideran las
partes siguientes: la columna vertebral, las costillas y el esternón.

A- La columna vertebral
La columna vertebral constituye el eje del cuerpo y está situada en la línea media
posterior del cuerpo. Se extiende desde la base del cráneo hasta la región
coxígea. Está constituida por 33 vertebras que se unen por discos cartilaginosos

5
invertebrales.la columna vertebral está constituida por las vertebras cervicales,
dorsales, lumbares, sacras y coxígeas.

B- Las costillas
Son huesos largos arqueados y planos que se articulan por detrás con la columna
vertebral y por delante con el esternón. Son doce pares de los cuales los siete
primeros forman las costillas verdaderas, pues se unen directamente al esternón.
Los tres siguientes constituyen las costillas falsas, ya que no se unen al esternón
sino a los cartílagos de las costillas verdaderas. Los dos últimos pares reciben el
nombre de costillas flotantes porque su extremidad anterior queda libre.

C- El esternón
Es un hueso plano situado por delante en la línea media del cuerpo. En el esternón
se apoyan las dos clavículas y los diez primeros pares de costillas.

4.3- Huesos de las extremidades superiores


Las extremidades superiores tienen como función tomar los objetos y servir como
defensa. Para estudiar los huesos de las extremidades superiores se pueden
distinguir: el hombro, el brazo, el antebrazo y la mano.

A- Huesos del hombro


El hombro está formado
por la clavícula y
el omóplato. Al conjunto
de huesos que forman
los hombres se le
conoce con el nombre
de cintura escapular.

La clavícula es un
hueso en forma de S
que está situado en la
región antero superior
del tórax se articula con el esternón y el omóplato. El omóplato es un hueso
aplanado situado por detrás de la caja torácica

B- Hueso del brazo


Esta formado por un solo hueso, el húmero. El húmero es un hueso largo que se
articula con el omóplato y con la cabeza del radio.

C- Huesos del antebrazo


Consta de dos huesos: el cubito situado hacia adentro y el radio hacia afuera.
El cubito es más largo que el radio y forma el soco. El radio es más corto que el
cúbito y algo curvado. El radio puede girar sobre el cúbito, lo cual permite los
movimientos de la mano, es decir, voltearla hacia abajo y adentro y hacia arriba y
afuera.

D- Huesos de la mano
La mano consta de 27 huesos y está dotada de gran movilidad y agilidad. En la
mano podemos diferenciar 3 regiones:

1) El carpo está formado por ocho huesos pequeños dispuestos en dos filas. La
primera se articula con el antebrazo y esta formada por: escafoides, semilunar,

6
piramidal, pisiforme. La segunda se articula con los huesos de la palma y esta formado
por: trapecio, trapezoide, mayor y ganchudo.
2) El metacarpo corresponde a la palma de la mano y esta formado por cinco huesos
metacarpianos, uno para cada dedo.
3) Los dedos que están formados por tres huesos cada uno: falange, falangina y
falangeta, excepto el pulgar que solo tiene falange y falangeta.

4.4- Huesos de las


extremidades
inferiores
Para estudiar los
huesos de las
extremidades
inferiores se dividen
en cuatro
regiones: cadera o
cintura pélvica,
muslo, pierna y pie.

A- Huesos de la cadera o cintura pélvica


La cadera sirve de fijación a las extremidades inferiores y está formada por dos
huesos grandes, los ilíacos o coxales que provienen de la soldadura de tres huesos:
el íleon, el pubis y el esquión.

B- Hueso del muslo


Está constituido por un solo hueso, el fémur que va desde la cadera hasta la rodilla,
se articula con la cavidad cotiloidea del ilíaco.

C- Huesos de la pierna
Está constituida por dos huesos largos: la tibia, hacia el lado interno, y el peroné,
hacia el lado externo; la rotula, que forma parte de la articulación de la rodilla, se halla
por tanto entre el muslo y la pierna e impide que la pierna flexione hacia adelante.

7
D- Huesos del pie
Los huesos del pie se distribuyen en tres grupos: tarso, metatarso y dedos.

El tarso constituye el empeine del pie y comprende siete huesos: el astrágalo, que
se articula con la tibia y el peroné; el calcáneo que forma el talón; el cuboides, el
escafoides y los tres cuneiformes.

El metatarso o planta del pie está formado por cinco huesos metatarsianos.

Los dedos están formados por tres falanges cada uno, como en los dedos de la
mano.

Una articulación es el punto de contacto entre dos o más huesos, un hueso y


cartílago o un hueso y los dientes. La parte de la anatomía que se encarga del estudio
de las articulaciones es la artrología

¿Qué son las Articulaciones del Cuerpo Humano?


Las juntas, también conocidas como articulaciones, son fuertes conexiones flexibles que unen
los huesos, los dientes, y el cartílago del cuerpo humano entre sí. Más abajo puedes ver como
son y los tipos que hay.

Si el esqueleto humano fuera sólo un hueso sólido, el movimiento sería imposible. La


naturaleza ha resuelto este problema dividiendo el esqueleto en muchos huesos y con la
creación de articulaciones donde los huesos se unen. Gracias a las articulaciones podemos
sentarnos, caminar, correr, hablar, etc.

Algunas, como las de las rodillas, funcionan como bisagras de una puerta que te ayudan a
moverte hacia atrás y hacia adelante, otras como las del cuello ayudan a que tus huesos pueda
girar la cabeza, y otras articulaciones como las del hombro te permiten girar los brazos 360
grados.

¿Cuantas Articulaciones Tiene el Cuerpo Humano?

8
Hay 360 articulaciones en el cuerpo humano.

- 86 articulaciones en el cráneo.

- 6 articulaciones en la garganta.

- 66 articulaciones en el tórax.

- 76 en la columna vertebral y la pelvis.

- 32 en cada una de las extremidades superiores. Total = 64 articulaciones.

- 31 en cada una de las extremidades inferiores. Total = 62 articulaciones.

Número total de articulaciones: 360

Movimiento de las Articulaciones

Cada articulación está especializada en su forma y componentes estructurales para controlar la


amplitud del movimiento entre las partes o huesos que conecta.

Hay tres tipos principales de articulaciones según su movimiento; Sinartrosis o inamovibles,


Anfiartrosis parcialmente móviles y la Diartrodial que puede moverse libremente.

También podemos clasificar las articulaciones que tienen movimiento (diartrodiales y


anfiartrosis) por su tipo de movimiento:

- Articulaciones del tipo esfera-cavidad : permiten movimientos libres en todas las direcciones
como las de los hombros y cadera.

- Articulaciones en bisagra : son aquellas que sólo es posible la movilidad en un plano o


dirección, como brazos o rodillas.

- Articulaciones en pivote : permiten sólo la rotación como en la cabeza.

9
10
Pero veamos también como se pueden clasificar por su material.

Tipos de Articulaciones

Las articulaciones se pueden clasificar por la amplitud de su movimiento, como ya vimos, o


por el tipo de material que tiene la articulación.

- Tipos de Articulaciones por su movimiento:

- Sinartrosis o inmóviles

- Anfiartrosis o con leve movimiento

- Diartrodial o con movimiento completo.

- Tipos de Articulaciones por el tipo de material de la articulación:

- Fibrosas: fibras de colágeno.

- Cartilaginosas: hechas de una banda de cartílago que une los huesos.

- Sinoviales: cuenta con un espacio lleno de líquido entre las almohadillas cartilaginosas lisas
en el extremo de los huesos que articulan.

Veamos esto con un poco más de detalle.

- Articulaciones inmóviles (llamadas técnicamentesynarthroses) incluyen suturas del cráneo,


las articulaciones entre los dientes y la mandíbula, y la articulación que se encuentra entre el
primer par de costillas y el esternón. No hay una cavidad, o espacio, presente entre los huesos,
por lo que la mayoría de las articulaciones fibrosas no se mueven en absoluto. Este tipo de
articulación puede estar constituida por tejido fibroso, tales como las conexiones entre los
huesos del cráneo, o cartílago, por eso decimos también que son fibrosas.

11
Articulaciones que permiten un movimiento ligero (llamadas técnicamente amphiarthroses)
incluyen la articulación distal entre la tibia y el peroné y la sínfisis púbica de la cintura pélvica.
Pueden estar constituidos por tejido fibroso o cartílago. Por eso las llamamos cartilaginosas.

- Las articulaciones que permiten el


movimiento completo (llamadas
técnicamente diartrodiales) incluyen
muchas articulaciones óseas en las
extremidades superiores e inferiores.
Ejemplos de estos incluyen el codo, el
hombro y el tobillo. Todas las diartrosis
son también articulaciones sinoviales.
Son altamente móvil y todas tienen
una cápsula sinovial (estructura de
colágeno) que rodea toda la
articulación, una membrana sinovial (la
capa interior de la cápsula) que secreta
líquido sinovial (un líquido lubricante)
y el cartílago conocido como cartílago
hialino que rellena los extremos de los huesos articulares.

Por último os dejamos un video muy interesante donde podeis ver algunas
articulaciones reales del cuerpo humano y sus partes.

12
Sistema muscular
– Que es, tipos de musculo, estructura, vascularización e
inervación.
El sistema muscular es responsable del movimiento del cuerpo
humano. Unido a los huesos del sistema esquelético son cerca
de 700 músculos nombre que conforman aproximadamente
la mitad del peso corporal de una persona. Cada uno de
estos músculos es un órgano independiente de tejido
músculo esquelético, vasos sanguíneos, tendones y
nervios. El tejido muscular también se encuentra dentro
de los vasos sanguíneos, corazón y órganos digestivos.
En estos órganos, los músculos sirven para mover
sustancias en todo el cuerpo.

Los músculos del sistema muscular en el cuerpo no


sólo ayudan al movimiento, el control al caminar,
hablar, sentarse, ponerse de pie, sino también otros
ayudando a mantener la postura y la circulación de sangre y
otras sustancias por todo el cuerpo, entre otras funciones. Los
músculos a menudo están asociados con las actividades de
fuerza pero los músculos también producen movimientos sutiles
como las expresiones faciales, los movimientos oculares o la
respiración.

Tipos de musculo del sistema muscular

El sistema muscular se suele considerar integrado por uno de los tipos de músculo
presentes en el cuerpo, el músculo esquelético. Sin embargo, existen otros dos tipos
de tejido muscular en el organismo: el músculo liso y el músculo cardíaco, que son
componentes importantes de otros sistemas. Estos tres tipos de músculo se
caracterizan por presentar control voluntario o involuntario, por presentar aspecto
estriado o liso, por la contracción muscular y por asociarse a la pared corporal o a
órganos y vasos .

Músculo esquelético

El músculo esquelético forma la mayor parte del tejido muscular del cuerpo. Está
integrado por haces paralelos de fibras largas y multinucleadas con bandas
transversales, es capaz de efectuar potentes contracciones y es inervado por nervios
motores somáticos y branquiales.

13
En el sistema muscular este músculo se emplea para el desplazamiento de los huesos y
otras estructuras, proporciona soporte y da forma al cuerpo. Algunos de los músculos
esqueléticos son nombrados en función de su forma , de sus inserciones , de su
función, de su posición o de la orientación de sus fibras.

Músculo cardíaco

El músculo cardíaco es estriado y se halla solamente en las paredes del corazón y en


algunos de los grandes vasos en proximidad a la localización en la que éstos se unen al
órgano cardíaco.

Consiste en una red ramificada de células individuales interrelacionadas eléctrica y


mecánicamente para actuar como una unidad funcional. Sus contracciones son menos
potentes que las del músculo esquelético y es muy resistente a la fatiga. El músculo
cardíaco es inervado por nervios motores viscerales.

Músculo liso

El músculo liso está formado por fibras alargadas o fusiformes capaces de realizar
contracciones lentas y sostenidas. Se halla en las paredes de los vasos sanguíneos
asociado a folículos pilosos en la piel, en el globo ocular y en las paredes de órganos de
los sistemas gastrointestinal, respiratorio y genitourinario. El músculo liso es inervado
por nervios motores viscerales.

Estructura de los músculos esqueléticos

Los músculos están formados por una región central contráctil, el vientre muscular,
que se une por sus extremos a las palancas óseas o, en ocasiones, a estructuras
blandas como la piel. Estas zonas de anclaje, del sistema muscular de los músculos, se
denominan inserciones. Desde el punto de vista estructural, los músculos están
constituidos por tejido muscular esquelético que forma el vientre muscular y tejido
conectivo que se dispone tanto a nivel del vientre muscular, como en las inserciones.

Tejido muscular esquelético

El tejido muscular esquelético está formado por tres tipos celulares principales, las
fibras contráctiles, los husos musculares y las células satélites.

Fibras musculares contráctiles

Son las células características del músculo. Son células muy alargadas, generalmente
de gran tamaño, que contienen en su citoplasma una organización de miofibrillas. La
presencia de las miofibrillas permite que las fibras musculares disminuyan de longitud
cuando son estimuladas por el sistema nervioso. En ausencia de inervación, el músculo
estriado no sólo pierde su actividad contráctil, sino que degenera y se atrofia.

14
Dentro de las fibras musculares de función contráctil, existen tres tipos que se
diferencian en su aspecto macroscópico, en su metabolismo, y en sus propiedades
funcionales:

Fibras rojas (tipo I )

Son fibras con aspecto rojizo por su riqueza en mioglobina y se caracterizan por ser de
contracción lenta y resistentes a la fatiga.

Fibras blancas (tipo IIB)

Son fibras de diámetro grande y aspecto blanquecino, en la que la energía se obtiene


principalmente por vía anaerobia. Funcionalmente, son fibras de contracción rápida y
también de fatiga rápida.

Fibras mixtas (tipo IIA)

Son fibras con propiedades intermedias entre las otras dos, contracción rápida y
resistentes a la fatiga.

La proporción de cada tipo de fibras es característica para los diferentes músculos y les
confieren propiedades funcionales. Así, las fibras rojas son más abundantes en los
músculos cuya función es la de mantener la postura, mientras que las blancas
predominan en los músculos que tienen que realizar movimientos rápidos. La
diferenciación de estos diferentes tipos de fibras es una propiedad intrínseca de las
células ligada a su desarrollo.

La inervación del sistema muscular desempeña un papel importante en el


mantenimiento del tipo de fibras presentes en un músculo. Las fibras inervadas por
motoneuronas que envían estímulos continuos se diferencian hacia fibras tipo I. Las
fibras inervadas por motoneuronas que se excitan de forma más esporádica
desarrollan un fenotipo de fibras de tipo II.
El cambio de fibras de blancas a rojas sólo
ocurre cuando tras la lesión de un nervio
se producen fenómenos de reinervación
de fibras denervadas a partir de los axones
vecinos sanos.

Husos musculares

Los husos musculares son agrupaciones de


fibras especializadas que están
intercalados entre las fibras musculares
contráctiles. Estas estructuras constituyen
junto con terminaciones nerviosas

15
verdaderos órganos sensitivos que recogen y transmiten hacia el sistema nervioso
información del estado contráctil del músculo y de todo el sistema muscular.

Células satélites

Asociada a la superficie de las fibras musculares hay una segunda población celular
denominada células satélites que son células madre de músculo, capaces, en algunas
condiciones, de regenerar fibras musculares.

Tejido conectivo del sistema muscular

El tejido conectivo del músculo esquelético desempeña un papel importante


manteniendo agrupadas a las fibras musculares del vientre muscular y transmitiendo la
fuerza generada por éstas al contraerse. El tejido conectivo es abundante en los
extremos del vientre muscular, donde forma los elementos de inserción del músculo,
aunque también se asociada a las fibras musculares en el vientre muscular.

Tejido conectivo del vientre muscular

Se pueden distinguir varios niveles de tejido conectivo del vientre múscular.

Endomisio

Por un lado, cada fibra muscular tiene una fina envoltura conectiva, denominada
endomisio, que aísla a las fibras musculares de sus vecinas.

Epimisio

Por otro lado, láminas algo más gruesas de tejido conectivo, denominadas epimisio,
envuelven a grupos de fibras con su endomisio formando manojos de fibras agrupadas
denominados fascículos.

Perimisio

La totalidad de las fibras musculares de cada músculo se encuentra envuelta por una
envoltura conectiva denominada perimisio que forma un estuche para el vientre
muscular. Esta envoltura conectiva externa, es gruesa y fuerte en algunos músculos,
constituyendo lo que se denomina fascia de envoltura, y en otros casos es fina y
delgada.

Tejido conectivo de las inserciones musculares

En los extremos del músculo el tejido conectivo se condensa, formando zonas


exclusivamente fibrosas, mediante las cuales el músculo se une a sus puntos de
inserción.

16
La mayoría de las veces los dispositivos de inserción están más desarrollados
recibiendo el nombre de tendón. Los tendones están compuestos principalmente por
fibras colágenas, lo que les da un aspecto blanquecino. Su forma y su longitud son
variables. Pueden ser redondeados, a modo de cordones, en forma de cinta o
totalmente aplanados.

Cuando estos dispositivos fibrosos de inserción están poco desarrollados, se llaman


inserciones carnosas.

Morfología de los músculos

La morfología y el tamaño de los diferentes músculos del organismo es muy variada y


pueden distinguirse:

Músculos largos

Son los músculos en los que predomina el eje longitudinal. Presentan un vientre
muscular acintado o fusiforme y son característicos de las extremidades.

Músculos anchos

Son los músculos en los que predominan las dimensiones de dos ejes. Tienen aspecto
aplanado y suelen situarse en las paredes de las grandes cavidades o, como con el
diafragma, y pueden formar tabiques entre dos cavidades.

Músculos cortos

Son los músculos en los que no predomina ninguna dimensión. Son frecuentes en las
articulaciones con movimientos poco extensos.

Músculos anulares

Son los músculos que se disponen alrededor de orificios, por ejemplo a nivel del
orificio bucal o a nivel del ano, y cuya función suele ser participar en el cierre del
orificio.

17
Por la disposición del vientre muscular y de los tendones también es variable, y se
distinguen en este sentido:

Músculos monogástricos

Son los músculos que están constituidos por un único vientre muscular y dos extremos
de inserción.

Músculos digástricos

Son los músculos que poseen dos vientres musculares. En este caso, los vientres
pueden estar unidos por un tendón intermedio o compartir un tendón de inserción
común en uno de los extremos de los vientres musculares.

Músculos poligástricos

Son los músculos que constan de varios vientres musculares, que están unidos por
sucesivos tendones intermedios o comparten un tendón de inserción común.

18
Otro aspecto variable del sistema muscular que tiene una considerable importancia es
la forma en que quedan alineadas las fibras musculares con sus tendones. Se clasifica a
los músculos en:

Músculos acintados

Son aquéllos en que las fibras tienen la misma dirección que los tendones.

Músculos peniformes

Son músculos en que las fibras convergen oblicuamente sobre los dos márgenes del
tendón, a modo de las barbas de una pluma en su tallo.

Músculos semipeniformes

En éstos las fibras convergen oblicuamente solamente sobre uno de los lados del
tendón, a modo de media pluma.

Músculos compuestos

Son los que contienen una combinación de las disposiciones anteriores.

Inserciones musculares del sistema muscular

La inserción muscular es el punto de anclaje de los músculos a las estructuras que


utilizan como puntos de fijación para producir el movimiento. Generalmente los
músculos se insertan en elementos óseos, pero también pueden emplear como
elemento de inserción las fascias vecinas o, en el caso de los músculos superficiales, la
piel.

Cada músculo del sistema muscular generalmente posee dos puntos de inserción:

Generalmente se denomina Origen a la que es más proximal, en el caso de las


extremidades, o a la que es más medial en el caso del tronco

Se reserva el vocablo Inserción para la más distal, en las extremidades, o la más alejada
del eje, en el caso del tronco.

Vascularización del músculo en el sistema muscular

Cada vientre muscular recibe una o varias arterias propias que se acompañan de
venas, de vasos linfáticos y de los nervios. Generalmente, una de las arterias es de
mayor calibre y recibe el nombre de arteria principal. El punto de acceso de los vasos
suele ser la zona central del vientre o sus extremos y, generalmente, por la cara
profunda del músculo.

En el interior del vientre muscular las arterias acompañadas de las venas se ramifican
en el espesor del tejido conectivo intramuscular y se disponen con arreglo a la

19
dirección de las fibras musculares, estableciendo muchas anastomosis. Las
ramificaciones capilares de las arterias se disponen a nivel del endomisio y rodean las
fibras musculares formando una trama capilar que es más abundante en las fibras de
músculo rojo.

La vascularización de los tendones es mucho más escasa que la del vientre muscular.
Los vasos acceden al tendón desde el vientre muscular y por ramas directas que
abordan al tendón. Dentro del tendón, las ramificaciones vasculares se disponen
alineadas con las fibras de material extracelular del sistema muscular.

El drenaje linfático de los músculos comienza en el perimisio y acompaña a los vasos


sanguíneos.

Un aspecto importante de la irrigación arterial y capilar del músculo es su gran


capacidad de adaptación a las necesidades funcionales. Durante la actividad de un
músculo, sus capilares pueden incrementar la vascularización de las fibras hasta 700
veces en relación con la situación de reposo. La deficiencia en el riego del músculo
causan fatiga y calambres.

Inervación del musculo en el sistema muscular

Los nervios generalmente alcanzan los vientres musculares acompañando a los vasos.
En ocasiones, puede haber varios nervios que inervan diferentes porciones del
músculo, pero habitualmente cada músculo tiene un solo nervio que transporta fibras
de diferentes niveles medulares. A pesar de que tradicionalmente se denomina ramas
motoras a los nervios que se distribuyen por los músculos, la realidad es que estos
nervios contienen fibras sensitivas y motoras en una proporción similar y además
fibras vegetativas.

Las fibras motoras del sistema muscular son de dos categorías. Unas finas, poco
mielinizadas, que inervan las fibras musculares de los husos neuromusculares, y cuya
función tiene que ver con el control del tono muscular. Otras son de grueso calibre,
muy mielinizadas, e inervan grupos de fibras musculares de trabajo.

20
Se denomina unidad motora al conjunto de una neurona motora y las fibras musculares
inervada por ella. Aunque cada fibra motora inerva varias fibras musculares, las fibras
musculares son inervadas, salvo algunas excepciones, por una sola fibra. Cuando la fibra
nerviosa alcanza la fibra muscular, pierde su envoltura de mielina y se divide en una serie de
arborizaciones que se aplican a la superficie de las fibras musculares formando lo que se
denomina placa motora terminal.

Con respecto a las fibras sensitivas del sistema muscular, unas son de grueso calibre, muy
mielinizadas, y recogen información de los husos neuromusculares y de mecanorreceptores de
los tendones, mientras que otras son más finas, poco mielinizadas o incluso amielínicas, y
presentan terminaciones libres en el tejido conectivo intramuscular por medio de las cuales
recogen información dolorosa y otras sensaciones del músculo poco específicas.

Las fibras vegetativas son finas y amielínicas y se distribuyen por las paredes de los vasos del
músculo.

21
Sistema Nervioso Humano: Estructuras y Funcione.

El sistema nervioso humano controla y regula la mayoría de las funciones del cuerpo, desde la
captación de los estímulos mediante los receptores sensoriales hasta las acciones motoras que
se llevan a cabo para dar una respuesta, pasando por la regulación involuntaria de los órganos
internos.

En los seres humanos esta compuesto de dos partes principales: el sistema nervioso central
(SNC) y el sistema nervioso periférico (SNP). El SNC consiste en el cerebro y la médula espina

El SNP esta formado por nervios, que


conectan el SNC a cada parte del cuerpo.
Los nervios que transmiten señales del
cerebro se llaman nervios motores o
eferentes, mientras que los nervios que
transmiten información del cuerpo al
SNC se denominan sensitivos o
aferentes.

A nivel celular, el sistema nervioso se


define por la presencia de un tipo de
célula llamada neurona, también
conocida como “célula nerviosa”. Las
neuronas tienen estructuras especiales
que les permiten enviar señales de
forma rápida y precisa a otras células.

Las conexiones entre las neuronas pueden formar circuitos y redes neuronales que generan la
percepción del mundo y determina su comportamiento. Junto con las neuronas, el sistema
nervioso contiene otras células especializadas llamadas células gliales (o simplemente glia),
que proporcionan soporte estructural y metabólico.

El mal funcionamiento del sistema nervioso puede ocurrir como resultado de defectos
genéticos, daño físico por trauma o toxicidad, infección o simplemente por envejecimiento.

Estructura del sistema nervioso

El sistema nervioso (SN) esta compuesto por dos subsistemas bien diferenciados, por un lado,
está el sistema nervioso central y por otro el sistema nervioso periférico.

El sistema nervioso periférico

22
A nivel funcional, dentro del sistema nervioso periférico se diferencian el sistema nervioso
autónomo (SNA) y el sistema nervioso somático (SNSo). El SNA está implicado en la regulación
automática de los órganos internos. El SNSo es el encargado de captar la información sensorial
y de permitir movimientos voluntarios, como saludar con la mano o escribir.

El sistema nervioso periférico está compuesto principalmente por las siguientes estructuras:
los ganglios y los nervios craneales.

Sistema nervioso autónomo

23
El sistema nervioso autónomo (SNA) se divide en sistema simpático y sistema parasimpático. El
SNA está implicado en la regulación automática de los órganos internos.

El sistema nervioso autónomo, junto con el sistema neuroendocrino, se encarga de regular el


equilibrio interno de nuestro organismo, bajando y subiendo los niveles hormonales, la
activación de las vísceras, etc.

Para ello, lleva información desde los órganos internos hasta el SNC a través de las vías
aferentes, y emite información desde el SNC hasta las glándulas y la musculatura.

Incluye la musculatura cardíaca, la lisa de la piel (que inerva los folículos pilosos), la lisa de los
ojos (que regula la contracción y dilatación de la pupila), la lisa de los vasos sanguíneos y la lisa
de las paredes de los órganos internos (aparato gastrointestinal, hígado, páncreas, sistema
respiratorio, órganos reproductivos, vejiga…).

Las fibras eferentes, se organizan formando dos sistemas diferentes, denominados sistema
simpático y parasimpático.

24
El sistema nervioso simpático principalmente se encarga de prepararnos para actuar cuando
percibimos un estímulo saliente, activando una de las respuestas automáticas, que pueden ser
de huida, congelación o ataque.

El sistema nervioso parasimpático por su parte mantiene la activación del estado interno de
forma óptima. Aumentando o disminuyendo su activación según sea necesario.

Sistema nervioso somático

25
El sistema nervioso somático es el encargado de captar la información sensorial. Para ello
utiliza los sensores sensoriales repartidos por todo el cuerpo que distribuyen la información
hasta el SNC y así transportar las órdenes del SNC hasta los músculos y órganos.

Por otra parte, es la parte del sistema nervioso periférico asociada con el control voluntario de
los movimientos corporales. Consiste en nervios aferentes o nervios sensoriales, y nervios
eferentes o nervios motores.

Los nervios aferentes son responsables de transmitir la sensación del cuerpo al sistema
nervioso central (SNC). Los nervios eferentes son responsables de enviar órdenes del SNC al
cuerpo, estimulando la contracción muscular.

El sistema nervioso somático consta de dos partes:

Nervios espinales: emergen de la médula espinal y están formados por dos ramas: Una
sensitiva aferente y otra motora eferente, por lo que se trata de nervios mixtos.

Nervios craneales: envían información sensorial procedente del cuello y la cabeza hacia el
sistema nervioso central.

A continuación se explican ambos:

Nervios craneales

26
Existen 12 pares de nervios craneales que surgen del encéfalo y que se encargan de
transportar la información sensorial, controlar algunos músculos y regular algunas glándulas y
órganos internos.

I. Nervio olfativo. Recibe la información sensorial olfativa y la lleva hasta el bulbo olfatorio,
localizado en el cerebro.

II. Nervio óptico. Recibe la información sensorial visual y la trasmite hasta los centros
cerebrales de la visión a través del nervio óptico, pasando por el quiasma.

III. Nervio motor ocular interno. Se encarga de controlar los movimientos oculares y regular la
dilatación y contracción de la pupila.

IV. Nervio troclear. Se encarga de controlar los movimientos oculares.

V. Nervio trigémino. Recibe información somatosensitiva (como el calor, el dolor, las


texturas…) de los receptores sensoriales de la cara y la cabeza y controla los músculos de la
masticación.

VI. Nervio motor ocular externo. Controla los movimientos oculares.

VII. Nervio facial. Recibe información gustativa de los receptores de la lengua (de los situados
en la parte media y anterior) e información somatosensorial de las orejas y controla los
músculos necesarios para realizar expresiones faciales.

VIII. Nervio vestibulococlear. Recibe información auditiva y controla el equilibrio.

IX. Nervio glosofaríngeo. Recibe información gustativa de la parte más posterior de la lengua,
información somatosensorial de la lengua, las amígdalas y la faringe y controla los músculos
necesarios para deglutir (tragar).

X. Nervio vago. Recibe información sensitiva de las glándulas, la digestión y la tasa cardiaca y
manda información a los órganos y a los músculos.

XI. Nervio accesorio espinal.


Controla los músculos del cuello y
la cabeza que se usan para su
movimiento.

XII. Nervio hipogloso. Controla los


músculos de la lengua.

Nervios espinales

27
Los nervios espinales conectan los órganos y músculos con la médula espinal. Los nervios se encargan de
llevar la información de los órganos sensoriales y viscerales hasta la médula, y transmitir las órdenes de
la médula hasta la musculatura esquelética y lisa y las glándulas.

Estas conexiones son las que controlan los actos reflejos, que se realizan de manera tan rápida e
inconsciente porque la información no tiene que ser procesada por el cerebro antes de emitir una
respuesta, ésta es directamente controlada por
la médula.

En total existen 31 pares de nervios espinales


que salen de manera bilateral de la médula a
través del espacio que hay entre las vértebras,
denominados agujeros invertebrales.

Sistema nervioso central

El sistema nervioso central está compuesto por el


encéfalo y la médula espinal.

A nivel neuroanatómico, se pueden distinguir dos


tipos de sustancias en el SNC: la blanca y la gris.
La sustancia blanca es la formada por los axones
de las neuronas y el material estructural,
mientras que la sustancia gris está formada por
los somas neuronales, donde se encuentra el
material genético, y las dendritas.

Esta distinción es una de las bases en las que se


apoya el mito de que usamos sólo el 10% de
nuestro cerebro, ya que el cerebro se compone
aproximadamente de un 90% de materia blanca y
solo un 10% de materia gris.

Pero, aunque aparentemente la materia gris esté


compuesta por material que sólo sirve para
conectar hoy, se sabe que el número y el modo
en el que se realizan las conexiones afecta
notablemente las funciones del cerebro, ya que,
si las estructuras están en perfectas condiciones,
pero no hay conexiones entre ellas, estas no
funcionaran correctamente.

28
Encéfalo

El encéfalo se compone a su vez de múltiples estructuras: corteza cerebral, ganglios basales,


sistema límbico, diencéfalo, tronco del encéfalo y cerebelo.

Corteza cerebral

La corteza cerebral puede ser dividida anatómicamente en lóbulos, separados por surcos. Los
más reconocidos son el frontal, el parietal, el temporal y el occipital, aunque algunos autores
postulan que también existe el lóbulo límbico (Redolar, 2014).

La corteza está dividida a su vez en dos hemisferios, el derecho y el izquierdo, de manera que
los lóbulos están presentes de forma simétrica en ambos hemisferios, existiendo un lóbulo
frontal derecho y otro izquierdo, un lóbulo parietal derecho e izquierdo, y así sucesivamente.

Los hemisferios cerebrales están divididos por la cisura interhemisférica, mientras que los
lóbulos están separados por diferentes surcos.

La corteza cerebral también puede categorizarse a partir de funciones en corteza sensorial,


corteza de asociación y lóbulos frontales.

La corteza sensorial recibe información sensorial del tálamo que, recibe la información a través
de los receptores sensoriales, exceptuando la corteza olfativa primaria, que recibe la
información directamente de los receptores sensoriales.

La información somatosensorial llega a la corteza somatosensorial primaria, localizada en el


lóbulo parietal (en la circunvolución postcentral).

Cada información sensorial llega a un punto concreto de la corteza formando un homúnculo


sensorial.

29
Como se puede observar, las áreas cerebrales correspondientes a los órganos no siguen el
mismo orden con el que se disponen en el cuerpo, ni tienen una relación de tamaño
proporcionada.

Las zonas corticales más grandes, en comparación con el tamaño de los órganos, son las manos
y los labios, ya que en esta zona tenemos una alta densidad de receptores sensoriales.

La información visual llega a la corteza visual primaria, localizada en el lóbulo occipital (en la
cisura calcarina), y dicha información tiene una organización retinotópica.

La corteza auditiva primaria se encuentra localizada en el lóbulo temporal (área 41 de


Broadman), siendo la encargada de recibir la información auditiva y establecer una
organización tonotópica.

La corteza gustativa primaria se localiza en el opérculo frontal y en la ínsula anterior, mientras


que la corteza olfativa se localiza en la corteza piriforme.

La corteza de asociación incluye la primaria y la secundaria. La corteza de asociación primaria


se encuentra adyacente a la corteza sensorial e integra todas las características de la
información sensorial percibida como el color, la forma, la distancia, el tamaño, etc. de un
estímulo visual.

La corteza de asociación secundaria se encuentra en el opérculo parietal y procesa la


información integrada para enviarla a estructuras más “avanzadas” como los lóbulos frontales,
y que éstas estructuras la pongan en contexto, le den un significado y la hagan consciente.

30
Los lóbulos frontales, como ya hemos mencionado, se encargan de realizar el procesamiento
de la información de alto nivel e integran la información sensorial con los actos motores que se
realiza para actuar de una manera acorde con los estímulos percibidos.

Además, realiza una serie de tareas complejas, típicamente humanas, denominadas funciones
ejecutivas.

Ganglios basales

Los ganglios basales se encuentran en el cuerpo estriado e incluyen principalmente el núcleo


caudado, el putamen y el globo pálido.

Estas estructuras se encuentran conectadas entre sí y, junto con la corteza cerebral motora y
de asociación a través del tálamo, su función principal es controlar los movimientos
voluntarios.

Sistema límbico

El sistema límbico está formado tanto por estructuras subcorticales, es decir, que se
encuentran por debajo de la corteza cerebral. Entre las estructuras subcorticales que la
integran, destaca la amígdala y, entre las corticales, el hipocampo.

La amígdala tiene forma de almendra y está formada por una serie de núcleos que emiten y
reciben aferencias y eferencias de diferentes regiones.

Esta estructura está relacionada con múltiples


funciones, como el procesamiento emocional
(sobre todo de las emociones negativas) y su
efecto sobre los procesos de aprendizaje y
memoria, la atención y algunos mecanismos
perceptivos.

El hipocampo o formación hipocampal, es un


área cortical con forma de caballito de mar (de
ahí su nombre hippocampus del griego hipos:
caballo y campus: monstruo de mar) y se
comunica de forma bidireccional con el resto de
la corteza cerebral y con el hipotálamo.

Esta estructura es especialmente relevante para


el aprendizaje, ya que es la encargada de consolidar la memoria, es decir, de transformar la
memoria a corto plazo o inmediata en memoria a largo plazo.

31
Diencéfalo

El diencéfalo se encuentra en la parte central del encéfalo y se componen principalmente de


tálamo e hipotálamo.

El tálamo se compone de varios núcleos con conexiones diferenciadas, siendo muy importante
en el procesamiento de la información sensorial ya que coordina y regula la información que le
llega de la médula espinal, del tronco y del propio diencéfalo.

De manera que toda la información sensorial pasa antes por el tálamo antes de llegar a la
corteza sensorial (exceptuando la información olfativa).

El hipotálamo está formado por varios núcleos que están ampliamente relacionados entre sí.
Además de con otras estructuras tanto del sistema nervioso central como del periférico, como
la corteza, el tronco, la médula espinal, la retina y el sistema endocrino.

Su función principal es integrar la información sensorial con otro tipo de información, por
ejemplo, información emocional, motivacional o experiencias previas vividas.

Tronco del encéfalo

El tronco del encéfalo se encuentra localizado entre el diencéfalo y la médula espinal. Está
compuesto por bulbo raquídeo, protuberancia y mesencéfalo.

Esta estructura recibe la mayoría de la información motora y sensorial periférica y su función


principal es integrar la información sensorial y motora.

32
Cerebelo

El cerebelo se encuentra en la parte posterior de cráneo, detrás del tronco, y tiene la forma de
un cerebro pequeño, con la corteza en la superficie y la sustancia blanca en su interior.

Recibe e integra información principalmente de la corteza cerebral y del tronco del encéfalo.
Sus funciones principales son la coordinación y adaptación de los movimientos a las
situaciones, así como el mantenimiento del equilibrio.

Médula espinal

Aunque ya se ha hablado de ella anteriormente en es este artículo (nervios espinales), en este


apartado se ampliará un poco la información.

La médula espinal va desde el cerebro hasta la segunda vértebra lumbar. Su función principal
es conectar el SNC con el SNP, por ejemplo, llevando las órdenes motoras del encéfalo hasta
los nervios que inervan los músculos para que estos den una respuesta motora.

Además, puede poner en marcha respuestas automáticas al recibir algún tipo de información
sensorial muy relevante como un pinchazo o una quemazón, sin que dicha información pase
por el encéfalo.

SISTEMA CARDIOVASCULAR
CARACTERÍSTICAS DEL SISTEMA CARDIOVASCULAR HUMANO

La sangre que corre por las venas de un ser humano es solo una parte del complejo sistema
cardiovascular, o sistema circulatorio. Este está constituido por 3 elementos que trabajan en
conjunto: el corazón, los vasos sanguíneos y en definitiva, la sangre.

El sistema cardiovascular se encarga del transporte de sangre oxigenada hacia todas las partes
del cuerpo y de las sustancias de desecho hacia el hígado y los riñones para ser liberadas del
organismo. Es, como se puede ver, un sistema que nutre a las células y tejidos y purifica el
cuerpo.

› Es un sistema que está constituido por tres elementos: corazón, vasos sanguíneos y sangre.

A continuación, conoce sus partes:

–Corazón. Órgano que bombea la sangre haciéndola circular a través de los vasos sanguíneos.

–Sangre. Fluido de característico color rojo, debido a los millones de eritrocitos que contiene.
Es el vehículo por donde se transporta el oxígeno y los desechos.

-Vasos sanguíneos. Son las venas, las arterias y los capilares por donde pasa la sangre, y todos
ellos se unen en una especie de red de tubos que se ramifican. Son capaces de contraerse y de
dilatarse en función del flujo sanguíneo.

33
El trabajo de las arterias es llevar la sangre con oxígeno desde el corazón. La arteria más
grande del cuerpo es la aorta, localizada en la zona superior y conectada al corazón. Las venas
tienen el trabajo inverso: devuelven la sangre sin oxígeno al corazón. Los capilares son los
vasos sanguíneos más pequeños de todos hasta el punto de que solo un glóbulo rojo puede
pasar a la vez por ellos. Sirven como transporte de oxígeno y nutrientes y en ellos se realiza el
intercambio gaseoso.

Una característica llamativa de los vasos sanguíneos es su capacidad para contraerse de


acuerdo con la temperatura percibida, lo que constituye un mecanismo de termorregulación.
¿Has notado cómo pueden volverse azulados/amoratados los dedos al disminuir la
temperatura ambiente? Lo que sucede es que los vasos sanguíneos se contraen durante las
bajas temperaturas para evitar que la piel pierda mucho calor, por lo que el flujo sanguíneo se
reduce.

FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA CARDIOVASCULAR HUMANO

Es un sistema circulatorio doble. ¿Qué significa esto? Que está compuesto por dos circuitos y
por eso la sangre pasa al corazón dos veces:

Circuito pulmonar. La sangre de origen venoso (que procede de las venas) es transportada
desde el lado derecho del corazón, a través de la arteria pulmonar, hacia los pulmones para
que obtenga oxígeno y libere dióxido de carbono. Después es dirigida hacia el lado izquierdo
del corazón.

Circuito sistémico. Lleva sangre oxigenada a las células de todo el cuerpo. Ahí recoge el dióxido
de carbono y otros desechos y después regresa a la parte derecha del corazón.

34
La sangre, impulsada por un músculo del corazón, recoge nutrientes en el intestino delgado y
las lleva a las células, junto con el oxígeno proveniente de los pulmones.

En síntesis, la sangre de las arterias transporta oxígeno, nutrientes y células inmunitarias a


todas partes del cuerpo que lo necesitan, mientras que la sangre venosa recoge los desechos
para que liberen del organismo.

› La arteria más grande del cuerpo es la aorta, localizada en la zona superior y conectada al
corazón.

ENFERMEDADES Y TRASTORNOS DEL SISTEMA CARDIOVASCULAR HUMANO

-Infarto de miocardio. Se le conoce coloquialmente como ataque al corazón. Una arteria


coronaria se obstruye, entonces la zona muscular que irriga sangre se queda sin oxígeno y
muere (necrosis). El corazón puede dejar de bombear sangre y hasta de latir.

-Aneurisma. Es un punto débil en la pared de una arteria. Esta se dilata o ensancha.

-Insuficiencia cardíaca. Es la ineficacia del corazón para bombear sangre. Dado que esta es la
función principal de tal órgano, constituye un problema que puede conllevar consecuencias
como el fallo de los riñones y el hígado por la falta de sangre.

-Trombosis. Padecimiento que surge cuando un coágulo se forma en un vaso, por lo que se
reduce el flujo de la sangre. Si el vaso se bloquea se experimenta dolor e inflamación.

35
-Várices. Son venas abultadas que aparecen cuando las válvulas venosas no se cierran bien, por
lo que la presión en las venas aumenta y se hinchan. Puede comenzar como un problema
estético pero en algunos casos requiere cirugía.

SISTEMA LINFATICO
“El sistema linfático representa una vía
accesoria por la cual los líquidos de los
espacios intersticiales pueden llegar a la
sangre”

QUÉ ES EL SISTEMA LINFATICO?


La sangre oxigenada circula desde el
corazón hacia los tejidos por las arterias
y existen dos sistemas de retorno: el
venoso y el linfático. El sistema linfático
está formado por una serie de órganos (el
bazo, el timo, la médula ósea, las
amígdalas, etc.) y un sistema de vasos o
conductos linfáticos.

Sus funciones esenciales son:--


*Reabsorción y transporte de la carga
linfática proteica e hídrica fisiológica.
*Función inmunitaria

El drenaje moviliza sustancias orgánicas,


toxinas, agua, sales, grasas, etc. que
deben expulsarse cuanto antes del
organismo y para eso el cuerpo usa todas
las vías de eliminación disponibles. La
insuficiencia linfática produce la
acumulación de líquidos y proteínas en los
tejidos.

Uno de los efectos más conocidos del


bloqueo linfático es la celulitis.

El estrés puede provocar que la linfa deje de funcionar.

El Sistema Linfático
El sistema linfático es una red de conductos paralela a la red sanguínea. Es
un sistema vital. Los residuos, impurezas, bacterias, etc., que provienen de la sangre y
tejidos y que no son reabsorbidos por la sangre, “desaguan” en los vasos linfáticos.

36
A lo largo de este sistema colector existen pequeños centros de depuración (los
ganglios) que destruyen todo aquello que es dañino. Una vez el líquido linfático está
limpio y regenerado es devuelto al sistema sanguíneo.

En resumen, el conjunto del sistema linfático lo componen órganos, conductos y


ganglios. Cumple 3 funciones básicas: Inmunológica (filtra y depura bacterias, células
anormales, etc.); Recuperadora (devuelve a la sangre proteínas que no han sido
utilizadas); y Transportadora de grasas (lleva a la sangre las grasas absorbidas en el
intestino pequeño).

Consecuentemente…
…un mal funcionamiento del sistema linfático (saturación, obstrucción o mala
circulación) puede provocar serios problemas de salud.
El sistema linfático es considerado como parte integral del sistema circulatorio, lo
mismo que la circulación venosa o arterial, en la medida en que está constituido de un
líquido o linfa , liquido proveniente de la sangre y que retorna a la sangre por medio de
los vasos linfáticos.

La linfa transporta
ciertos nutrimentos como los lípidos,
distribuye los glóbulos blancos que
luchan contra las infecciones. La linfa
se transforma también en líquido
intersticial o liquido tisular (de los
tejidos), presente en los espacios
intercelulares. Una parte de este líquido entra en el organismo a través de la
membrana capilar, pero la mayor parte entra en los capilares linfáticos para formar la
linfa. Otra función de la linfa es la de transportar las grandes moléculas como los
desechos celulares, los glóbulos de grasa, las pequeñas partículas de proteínas.

La linfa se drena a los vasos linfáticos y circula a través de los gangliones linfáticos y
reintegra la circulación sanguínea en las venas recolectores del cuello. El sistema
linfático constituye un sistema de transporte secundario que no tiene bomba
propulsora. La circulación de la linfa depende de la presión del sistema circulatorio y
de efecto de masaje natural de los músculos en movimiento. Los ganglios linfáticos
son pequeñas estructuras ovales. La sangre es limpiada y filtrada en los ganglios
linfáticos en donde las células se agrupan para luchar contra los microbios. Esta
filtración evita que las bacterias, las células cancerosas y otros agentes infecciosos
entren en la circulación sanguínea y se distribuyan por todo el organismo.
La linfa es el líquido incoloro (no contiene glóbulos rojos) que fluye por el sistema
linfático. A diferencia de la circulación sanguínea, que es impulsada por el corazón, la
linfa carece de “motor” impulsor, por lo que fluye 10 veces más lenta que la sangre.
Cuando los ganglios se obstruyen, se bloquea o ralentiza el flujo linfático, y requiere un
estímulo externo para prevenir edemas (hinchazones) y otras complicaciones de salud.

37
Otra característica importante del sistema linfático es la existencia de unos nódulos o
ganglios linfáticos, perfectamente distribuidos en puntos especiales de la red vascular
linfática cuya misión fundamental, como veremos más adelante, es la de filtrado y
depuración de elementos que pueda contener la linfa.
La red linfática está anatómicamente unida si bien es independiente desde el punto de
vista fisiológico.

Para estas misiones descritas el sistema linfático está formado por:

 Capilares linfáticos
 Vasos linfáticos
 Conductos linfáticos
 Ganglioslinfáticos.

La linfa es capaz de progresar de esta forma centrípeta, merced al sistema valvular que
poseen sus vasos; estas válvulas impiden el reflujo de la misma. La contracción
muscular, de las arterias, etc, son factores que también favorecen la progresión de la
linfa.

El Drenaje Linfático Manual es precisamente la técnica para estimular dicho flujo


linfático. Consiste en un masaje terapéutico, de movimientos suaves y muy
específicos.

Linfa

Linfa

Diagrama que muestra la formación de la linfa


desde el líquido intersticial (etiquetado aquí como
"Líquido tisular"). Nótese como el líquido tisular
entra en los capilares linfáticos (flujo mostrado con
flechas color verde oscuro).

38
Sistema linfático.

La linfa es un líquido transparente que recorre los vasos linfáticos y generalmente


carece de pigmentos. Se produce tras el exceso de líquido que sale de
los capilares sanguíneos al espacio intersticial o intercelular, siendo recogida por
los capilares linfáticos que drenan a vasos linfáticos más gruesos hasta converger en
conductos que se vacían en las venas subclavias.
La linfa recorre el sistema linfático gracias a débiles contracciones de los músculos, de
la pulsación de las arterias cercanas y del movimiento de las extremidades. Si un vaso
sufre una obstrucción, el líquido se acumula en la zona afectada, produciéndose una
hinchazón denominada edema.
Este fluido está compuesto por un líquido claro pobre en proteínas y rico en lípidos,
parecido a la sangre, pero con la diferencia de que las únicas células que contiene son
los glóbulos blancos, que migran de los capilares y proceden de los ganglios linfáticos,
sin contener hematíes. También puede contener microorganismos que, al pasar por el
filtro de los ganglios linfáticos, son eliminados. La linfa es menos abundante que
la sangre: se considera que hay aproximadamente 2 litros de linfa, mientras que el
volumen de sangre es de unos 5 litros.
La linfa realiza tres funciones:

 Recolectar y devolver el líquido intersticial a la sangre


 Defender el cuerpo contra los organismos patógenos
 Absorber los nutrientes del aparato digestivo y volcarlos en las venas subclavias
Su composición es similar a la del plasma sanguíneo y contiene sustancias como:

 Proteínas plasmáticas
 Ácidos grasos de cadena larga (absorbidos del contenido intestinal)
 Fibrinógeno
 Células hemáticas

39
 Células cancerosas
 Gérmenes
 Restos celulares y metabólicos
Los leucocitos, como los macrófagos, linfocitos y granulocitos, son elementos celulares
responsables de la defensa y reacción frente a los microorganismos y que se añaden a
la linfa procedentes de los ganglios linfáticos. Estos son, además, estaciones de filtraje
de la linfa.

Prelinfa
La prelinfa constituye la carga linfática que se halla en los tejidos y todavía no ha
penetrado en el interior de los vasos linfáticos.

Cantidad de linfa
La cantidad de linfa depende de la circulación sanguínea. El aumento de la filtración
capilar produce un aumento de cantidad. Ante toda dilatación capilar sanguínea por
aplicación de calor o esfuerzo muscular, se produce un aumento de la filtración y de la
cantidad de este líquido.
En el transcurso de 24 horas, circulan aproximadamente de 2 a 2,4 litros de linfa
(conducto torácico). En aquellos órganos que siempre permanecen activos, tales
como corazón, pulmón y glándulas, se produce linfa continuamente. La linfa es
afectada por el tabaco, y tiene sabor amargo.

40