Sie sind auf Seite 1von 7

1

DISCURSO DE MOTIVACIÓN REFLEXIVA N°023

PROMISORIO FUTURO PARA LAS ARTES


Reynaldo Charres Vargas

Valorados amigos:

No soy adivino menos vidente, pero si puedo proyectar algunas ideas sobre
el futuro cercano y lejano en el campo de las artes, y lo expondré en este
comentario corriendo el riesgo de no acertar en mis predicciones, las mismas
que están cargadas de emotividad pero que están guiadas por la experiencia
del voluntariado cultural que he realizado en los recientes treinta años,
tiempo que me ha dado conclusiones valiosas.

He leído en Internet los puntos de vista de varios analistas y proyectistas de


las artes y la cultura artística, y aunque no hay coincidencias en sus visiones,
varios de ellos sostienen que el futuro artístico tendrá cambios e impactos
notables, especialmente por las influencias de los usos tecnológicos y los
avances de las ciencias, entre ellas la neurociencia, la nanotecnología, la
realidad virtual, internet, la fabricación digital, los bancos de imágenes, y
todos nuevos inventos que van cambiando los medios, los hábitos, los gustos
y las destrezas humanas.

Entre los anuncios sobresalientes puedo citar algunos que dicen: habrá
mayor interés por la investigación artística; crecerá la atracción por las
actividades artísticas saludables; los museos, pinacotecas, escenarios, teatros
y espacios cerrados cambiarán sus estrategias de promoción; habrá una
expansión del arte africano; crecerán los mercados de adquisiciones de obras
de arte en China, India y EE.UU; las galerías pequeñas ya no tendrán vigencia;
se incrementará las intervenciones artísticas públicas (arte efímero); la

2
fusión de las artes será más intensa; se superará definitivamente el
patriarcado en las artes pues las mujeres creativas recuperarán el sitial que
les corresponde; se verán mayores plataformas de arte digital; del mismo
modo aumentará el uso de otros medios y soportes de expresión artística.

Pero, no faltan otros enfoques pesimistas, aunque pocos, ellos dicen que las
artes no tendrán futuro y cada vez más serán reemplazadas por la tecnología
y las ciencias, además será aplastada por el consumismo materialista y las
máquinas súper inteligentes. Los pesimistas no ven ni creen que todas las
actividades humanas siempre tienen influencias artísticas o estéticas en la
vida.

En lo personal y desde el año 2014 he asumido el compromiso de realizar


una misión voluntaria de divulgación y motivación sobre algunos conceptos
futuristas, y lo estoy cumpliendo con mayor optimismo en esta última parte
de mi existencia. Tengo fe en el devenir y en las conquistas creativas de las
nuevas generaciones.

Creo que el pensamiento universal se fijará con mayor interés en la inclusión


de las artes en la vida humana, y seguramente surgirán otras doctrinas que
influirán en las conductas y gustos de las personas. Ello contribuirá a que las
mayorías disfruten de los valores y beneficios de las prácticas artísticas, no
como un hecho ajeno sino propio. Así, la esencia y presencia de las artes
pasarán a ser componentes básicos de la creatividad humana que además es
innata, ilimitada y autónoma.

En varias ocasiones he dicho que las artes, entendida como necesidad vital
múltiple, no es patrimonio sólo de los artistas, más bien un don natural o
facultad que posee todo ser humano en su biología y fisiología. Entonces, hay
una energía artística en todo organismo humano debido a su inteligencia y tal
necesidad está vinculada a los sentidos y la sensibilidad.

Estoy convencido que las artes seguirán creciendo y quizás con mayor
dinamismo y expansión que en el pasado, por cuanto ya se reconoce como
parte de la evolución humana y también la ciencia comprueba cada vez con

3
mayor certeza de sus beneficios, por ejemplo nadie duda que la estimulación
artística temprana es un contribuyente indispensable para la formación y el
crecimiento de las conexiones neuronales. Los humanos necesitamos de la
belleza, la estética, la perfección, la armonía y el equilibrio.

Hoy, tenemos la tarea es descubrir y entender que las artes forman parte de
la existencia y una convivencia superior, lo cual supone entendimiento,
reflexión, cambios y autoformación, además de un ejercicio especializado en
la promoción de los valores, beneficios, propiedades y aplicaciones de las
artes. Estos desafíos nos obligan a hablar de nuevas profesiones artísticas
como son: animadores, motivadores, instructores, investigadores, analistas,
proyectistas, empresarios, financistas, voluntarios entre otros.

Por ejemplo, la educación artística académica debe tener otros contenidos y


metodologías innovadoras que incluyan las nuevas aspiraciones y tendencias
creativas, y así olvidar aquella formación didáctica cerrada de los modelos
del pasado, que además han afirmado el elitismo y los aislamientos. La
innovación pedagógica será un tema a resolver con urgencia.

En cuanto a las perspectivas económicas, ellos deben ser considerados como


puntos claves para iniciar la conquista de la prosperidad artística profesional,
ya que la promoción artística, hoy dependen de dádivas y soportes
voluntarios. Para superar esta limitación, muchas veces he sostenido la
necesidad de planear la constitución de un Fondo Solidario Mundial para las
Artes (FSMA), encargado de fomentar la producción, comercialización y
conservación de los bienes artísticos creados por autores de todo el planeta.

Bajo mis perspectivas futuristas también he fundamentado la necesidad de


impulsar la creación de una red de Unidades de Producción y Servicios
Artísticos (UPSA) conducidas por artistas profesionales en cada uno de los
pueblos del planeta. Su presencia sería clave para fomentar el crecimiento
del aprecio y práctica de todas las artes humanas.

Otro rubro que podría tener gran impulso para el desarrollo artístico,
especialmente gráficas, sería realizar proyectos y programas de proyección

4
comunitaria y dar lugar a la realización de obras vecinales, por ejemplo
mediante intervenciones públicas en la decoración artística de viviendas,
calles y campos, lo que daría lugar a las llamadas Ciudades Coloreadas que se
convertirían en puntos de atracción para el turismo.

Un gran tema que me fascina comentar en tiempo futurista, es hacer posible


la masificación del dibujo innato, aquella que es espontáneo sin mayores
reglas, y ello se lograría con una campaña mundial por el reconocimiento, el
descubrimiento y la utilización de las facultades inherentes a cada quien. El
“dibujo libre” con naturalidad y con plena libertad, sin miedo a nada, es decir
sin someterla a juicios de terceros, y sólo para satisfacer una necesidad
íntima y autónoma, ojalá sea una realidad en los próximos años.

Y para los pueblos de los Andes de América Latina y del cual soy oriundo, he
pensado que allí puede emerger una gran escuela por la creación de una
industria artística que tenga como base al aprovechamiento de una materia
natural y abundante como son las maravillosas piedras de cerros, ríos y
mares. Sin duda con ellos se podrían realizar monumentales obras de arte
visual y utilitario.

Ahora, no puedo dejar de mencionar aquello que me tiene ocupado, se trata


de lograr el nacimiento de una corriente intelectual que patentice la
Mancomunidad Artística, como la mejor expresión de unión y solidaridad.
Creo que allí está el secreto para superar vicios, temores y complejos como el
egocentrismo, el patriarcado y el elitismo en las artes. Cuando los autores y
realizadores superen sus propios límites, otro será el panorama y los
escenarios de la actuación social.

Del mismo modo, tenemos que impulsar con toda energía, la nueva cultura
artística desde la temprana edad y en los propios hogares. Lo hogares son los
núcleos ideales para que afloren las habilidades. Así, como hay millones de
plataformas virtuales en el Internet que fomentan la frivolidad y la
brutalidad, necesitamos más hogares con ideas y convicciones sólidas que
construyan e impulsen la promoción artística humana y humanista. Esta
misión familiar es fundamental para superar estereotipos, complejos y

5
miedos que frenan y anulan la evolución cerebral de millones de seres
humanos.

De otra parte, me permito afirmar que aumentará el reino de las imágenes


digitales, y sobrevendrá una nueva pedagogía de la imagen visual, porque
hoy ya vivimos la primera etapa del dominio de la imagen electrónica, el
diseño y la animación que se han convertido en los medios artificiales
preferidos por las personas y tienen gran influencia en la cultura global, por
lo mismo es una herramienta que ya comienza a tener infinitas aplicaciones y
en todos los campos.

Socialización y democratización de las artes, es una exigencia del futuro,


entonces tal propósito no es ni debe ser una declaración teórica o el anhelo
de unos cuantos entusiastas. Tiene que ser una realidad y ésa realidad se
logra con el aporte e intervención activa de cada individuo predispuesto a
superar egoísmos y elitismos. No es cuestión de leyes o decisiones ajenas
hacer que las artes sean de todos y para todos. Es tarea y misión que ustedes
y yo debemos hacer en cada tiempo y espacio. Y lo primero que debe ocurrir,
es que todos reconozcamos que las artes son parte de las necesidades vitales
de hombres y mujeres.

El futuro de las artes lo estamos haciendo hoy, poniendo las semillas


apropiadas en un terreno fértil para luego tener frutos sanos, buenos y
abundantes. De lo que hagamos o dejemos de hacer dependerá el futuro de
las industrias culturales y artísticas. No hay fórmulas ni recetas milagrosas.
Son los emprendimientos y las conquistas con innovación los caminos
correctos.

Las ideas y las proyecciones, aquí expuestas, sólo son deseos de buena fe,
por tanto pueden quedar nulas si no se hace nada para lograrlos. Todos y
cada uno debemos hacer lo que corresponde, bajo criterios y pensamientos
pragmáticos, además con objetivos, metas y resultados significativos.
Alcanzar la anhelada prosperidad artística entendida como un mejor estado
de bienestar implica esfuerzos, dedicación e innovación.

6
Todas las artes se alimentan de la creatividad y la realización, y ellas son
virtudes naturales que no se pueden frenar ni perder en el transcurso de las
vidas. Siempre recordemos que desde el inicio de la existencia humana,
muchos siglos atrás, se inventaron los medios para vivir y multiplicarse.

Cada individuo y en cada momento de su evolución ha ido creando las


condiciones y los recursos para asegurar su supervivencia. Y la totalidad de
los medios no naturales que hoy vemos, conocemos y usamos han sido
inventados, y cada vez con mayor diversidad, extensión y utilidad.

Es fascinante imaginar y pensar con optimismo sobre el futuro, lo difícil es


actuar para que las predicciones se conviertan en realidades, y si nadie está
capacitado para anticiparse a los hechos del devenir, debemos prepararnos
para las realizaciones sabiendo que ellas suman y hacen el futuro. Por eso se
dice que el futuro es la sucesión lógica de saberes y poderes para construir
las bases de la edificación artística e intelectual.

AMIGOS Y AMIGAS, construyamos el futuro de las artes con optimismo,


dedicación y fortaleza superando los problemas, miedos y obstáculos todos
los días de nuestras vidas. RCHV.

Perú, Octubre 2018

Reynaldo Charres Vargas

https://reynaldocharresvargas.blogspot.com

https://publicacionerchv.blogspot.pe

NOTA DE DIVULGACIÓN

Este documento es de divulgación pública, y se autoriza su traducción y


multiplicado, citando al autor.