Sie sind auf Seite 1von 2

La Nación, Viernes 04 de abril de 2008

Suspendieron al alumno golpeador


Será por tres días; le pegó a su maestra

LA PLATA.- Fue suspendido por tres días el alumno de 12 años que insultó y golpeó a una
maestra en la puerta de un colegio de esta ciudad. La sanción fue la máxima pena que
pueden aplicar las autoridades de la escuela, que además aseguraron que cambiarán de
turno al chico agresor.

Por su parte, el director general de Cultura y Educación bonaerense, Mario Oporto, dijo
que el alumno merece una sanción severa por lo ocurrido. "Estoy dispuesto a hacer todo lo
posible para asegurar la autoridad y seguridad de los docentes", comentó.

El hecho ocurrió en la Escuela de Educación Secundaria N° 3, en calle 68 y 116. Allí, el


martes último, el menor de 12 años le pidió permiso a la maestra para salir de clase a ver a
su hermana que le había ido a llevar dinero. Pero, en vez de hacer eso, el chico se fue a la
calle. Cuando regresó, la maestra y la directora le llamaron la atención. El chico quedó
disgustado con el reto de la maestra y a la salida de la escuela la corrió y la golpeó. "La
hermana me dijo que me fuera porque la iba a pasar peor", dijo en declaraciones radiales
la maestra agredida, Marcela Amado, de 58 años.

Ayer, la madre del menor rompió el silencio y contó: "Adentro del aula, la maestra trató a
mi hijo de falopero. No hizo nada. Cuando salió de la escuela, fue y le pegó. Actuó como
debía actuar. Lo que voy hacer con mi hijo es problema mío".

Por su parte, en la Dirección de Escuelas aseguraron que iniciarán una investigación más
exhaustiva que incluya informes psicológicos, antes de adoptar una medida definitiva.
"Cuando vuelva de la suspensión, el niño será cambiado de turno. Realizamos una
investigación de lo sucedido y recabamos informes de psicólogos. La madre ya firmó un
acta en la que se comprometió a que su hijo se someta a un tratamiento terapéutico",
contó a LA NACION Daniel Belinche, subsecretario de Educación bonaerense.

"Con los informes de los psicólogos tomaremos una sanción definitiva, entre la que no
descartamos cambiarlo de colegio", dijo el funcionario, que opinó que lo que sucedió "fue
un hecho de extrema gravedad".

La directora de la escuela, Viviana Ramírez, aclaró que ella no pidió ningún cambio de
escuela. "El alumno tiene su banco acá y la escuela no es expulsiva para nada.
Empezaremos a buscar los canales de solución. Estamos hablando de un nene de 12
años que necesita todos los canales de contención, apoyo y orientación", comentó.

En cada escuela bonaerense, las sanciones de los chicos se rigen por un estatuto fijado a
través de los "acuerdos de convivencia". Estas normas son consensuadas y establecidas
en reuniones en las que participan los docentes, directores, padres y alumnos.