Sie sind auf Seite 1von 6

1.

Perú: El cuarto mayor productor de calzado de


cuero.
Perú es el cuarto mayor productor de calzado de América del Sur con más de 50 millones
de pares al año. Es considerado un país estratégico y por ello figura entre los veinte
principales destinos de las exportaciones del proyecto By Brasil Components and
Chemicals, en el que participan empresas brasileñas que comercializan o producen
insumos para calzado y artículos elaborados en cuero.

Nuestro país representa un escenario favorable para las empresas brasileñas de materiales y
componentes de la industria cuero-calzado. En el 2016 se reportaron transacciones
comerciales entre Perú y Brasil en este sector específico por más de US$ 5,2 millones.

Estas exportaciones de las empresas brasileñas reportan un crecimiento de 13% en los


últimos cinco años y para 2017, gracias a la estabilidad de la economía peruana y su
crecimiento esperado del 4,12%, siendo la mayor tasa de crecimiento de los países de
Latinoamérica, las oportunidades serán mayores.

Actualmente son 60 empresas brasileñas, las que tienen operaciones en Perú a través de la
comercialización de productos químicos, cueros sintéticos, plantillas, cueros vegetales,
herrajes, textiles y materia prima.

El continuo crecimiento económico de la industria del calzado y la marroquinería en Perú


ha hecho más estrecha las relaciones comerciales con los países vecinos. Para continuar con
este fortalecimiento comercial, en el mes de junio se desarrollarán varias actividades en
Perú a fin de promover la integración entre los fabricantes locales de calzado y las empresas
de componentes de Brasil. Por ello, una importante delegación de empresarios de ese país
realizará visitas comerciales y presentaciones de tendencias en Lima y Trujillo.

Las empresas brasileñas cuentan con el respaldo de la Asociación Brasileña de Empresas de


Componentes para Cuero, Calzados y Artefactos, Assintecal, y con el apoyo de la Agencia
de Promoción de Exportaciones e Inversiones de Brasil (Apex Brasil).
2. ÁFRICA SE POSICIONA EN EL MERCADO MUNDIAL DEL
CUERO:

En un contexto de expansión del mercado del cuero, África tiene que reforzar ahora sus ventajas
naturales en el sector y conquistar posiciones de nivel mundial. La formación de una nueva
federación que representa los intereses de la industria del cuero africana y la celebración de
encuentros comerciales centrados en las empresas del continente son algunas de las medidas
más atinadas para lograr esa meta.

El comercio mundial del cuero - uno de los productos básicos de mayor circulación en la
actualidad - factura más de US$ 50.000 millones al año, y no deja de crecer. Aunque posee
numerosas ventajas naturales, el sector africano del cuero corre el riesgo de no aprovechar las
actuales oportunidades derivadas de la expansión del mercado mundial.

Al mismo tiempo, la industria del cuero tiene que ser capaz de prever las eventuales dificultades
comerciales que podrían surgir de la Conferencia Ministerial de Cancún. Las medidas urgentes
que se adopten para apoyar los esfuerzos a nivel nacional y continental encaminados a formular
planes de negociación realistas de cara a la reunión de Cancún serán factores determinantes de
la capacidad del sector para valerse de las nuevas oportunidades del mercado.

a. Aprovechar las ventajas naturales:


Los avances africanos en el mercado mundial del cuero varían según el país y la región. África
cuenta con algunas empresas muy prósperas, y muchas de sus pequeñas y medianas empresas
(PYME) compiten con éxito en los mercados internacionales del cuero y los productos
derivados.

No obstante, el gran potencial del sector africano del cuero sigue esencialmente inexplotado, y
el ritmo de crecimiento de la industria del continente ha estado por debajo de la expansión
sustancial registrada por la producción de cuero y derivados en otras regiones en desarrollo.

Aprovechar las oportunidades del mercado mundial del cuero es la tarea esencial de las
empresas africanas del sector. El aumento de sus exportaciones aportará diversos beneficios
económicos y sociales al continente. Dado que el cuero es un subproducto de la industria
cárnica, el primer eslabón de la cadena de abastecimiento está vinculado a la ganadería y las
economías rurales. El desarrollo de la industria del cuero ayudará a reducir la pobreza en las
zonas rurales. Además, la industria del cuero tiene altos coeficientes de mano de obra, y es por
ende una importante fuente de empleo.

b. Problemas de la cadena de abastecimiento:

La integración mundial del sector del cuero es cada vez mayor. Los agentes de comercialización
y los fabricantes han creado redes de producción y cadenas de abastecimiento - a menudo
determinadas por los compradores - que pueden abarcar varios países y regiones. Para
implantarse y consolidar nuevas partes de mercado, el sector africano del cuero deberá
integrarse - en la mayor medida posible - a nivel nacional, subregional y regional.

Lograr una integración sectorial eficaz es una empresa difícil. Cada eslabón de la cadena de
abastecimiento - desde la recolección de cueros y pieles y la curtiduría, hasta la fabricación y
comercialización de los productos del cuero - exige políticas, destrezas y sistemas de apoyo
industrial específicos. Los problemas, limitaciones y soluciones están interrelacionados en toda
la cadena de abastecimiento.
Por lo tanto, el sector africano del cuero podrá resolver sus problemas de competitividad sólo si
adopta un enfoque integrado. En el marco de "Meet in Africa" 2002, el CCI y la Organización
de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial organizaron un encuentro en el que unos 30
expertos africanos identificaron los siguientes factores:

 Calidad de los cueros y pieles


 Infraestructura física y servicios
 Interés para la inversión extranjera
 Nivel tecnológico, productividad y calidad de fabricación
 Medios para el desarrollo de los recursos humanos
 Obtención de capital de explotación o fondos de interés bajo
 Controles ambientales eficaces
 Información, dominio técnico y control de la comercialización

c. La integración concertada:

Entre las principales dificultades para la integración del sector del cuero figuran la falta de
mecanismos de cooperación regional, la insuficiencia de los contactos entre las empresas y las
instituciones de apoyo y la escasa presencia internacional de la industria africana del cuero.
Dada la importancia de estos obstáculos, sólo la acción concertada de todos los interesados - las
empresas, las autoridades nacionales, las instituciones de apoyo al comercio y las
organizaciones internacionales - aportará soluciones. Por su parte, el CCI inició en 1997 el
Programa de Desarrollo de las Exportaciones del Sector Integrado del Cuero de África.

"Meet in Africa"

La serie de encuentros "Meet in Africa" (Ciudad del Cabo, 1998, Casablanca, 2000 y Túnez,
2002) es uno de los pilares del Programa. La próxima reunión tendrá lugar en Addis Ababa, en
2004. "Meet in Africa" es una feria comercial complementada por un gran número de
actividades, como seminarios, reuniones de expertos, encuentros de compradores/vendedores y
visitas a fábricas. Sus principales finalidades son:

 Crear condiciones favorables a la formación de redes entre empresas y entre instituciones.

 Despertar conciencia sobre los problemas del desarrollo entre los interlocutores africanos e
identificar medidas pertinentes.

 Contribuir a forjar alianzas y sinergias entre las instituciones de apoyo.

 Promover la visibilidad pública de la industria africana del cuero.

d. Federación regional del cuero:

El otro pilar del Programa es la Federación Africana de Industrias del Cuero y Afines (AFLAI),
creada en 1998 por recomendación del CCI. La AFLAI es la única entidad representativa de
todo el sector africano del cuero. Con sus iniciativas, la AFLAI ha fortalecido las asociaciones
nacionales y subregionales existentes e impulsado nuevas asociaciones subregionales,
especialmente en África Occidental, Central y Septentrional.

La AFLAI representa a 46 países, lo que le confiere una cobertura continental. Su cometido, que
pone en práctica por medio de una red de asociaciones, está basado en planes estratégicos a
mediano y largo plazo, e incluye actividades de promoción del sector africano del cuero a nivel
nacional, subregional y regional.

Gracias a su trabajo en favor de la coordinación e integración del sector, la AFLAI está


perfectamente capacitada para ayudar a los países africanos a participar con éxito en el
Programa de Doha para el Desarrollo y reclamar para éstos un trato especial y diferenciado en
las negociaciones multilaterales.

e. El cuero africano en Cancún:

Los altos aranceles sobre el cuero y los productos derivados, cuyo nivel es proporcional al que tiene el
producto en la cadena de valor, obstaculizan su entrada a muchos países importadores. Esto ocurre, en
particular, en economías emergentes como China, India y México.

Por ejemplo, la India aplica un arancel medio de 0% al cuero, pero de 45% a los complementos de vestir y
el calzado de cuero, mientras que México y China aplican, respectivamente, un 34,8% y un 25% a las
importaciones de calzado de cuero.

Algunos países industrializados también aplican aranceles elevados. El Japón, por ejemplo, aplica un
21,8% al cuero, un 13,9% a los complementos de vestir de cuero y un 25,6% al calzado de cuero.

Asimismo, el acceso a los mercados es entorpecido por las medidas de restricción a la exportación de
materias primas, como las prohibiciones, los contingentes, los derechos de exportación o los precios
mínimos. Las medidas de protección de las industrias emergentes pueden distorsionar la competencia en
el mercado mundial si se traducen en la concesión de subsidios a las empresas nacionales y si siguen
aplicándose incluso después de que la industria protegida logra altos niveles de agregación de valor.

f. Prever cambios en el mercado principal

La Unión Europea (UE), principal mercado de exportación de la industria africana del cuero,
aplica aranceles medios relativamente bajos, de 5,1% para el cuero, 6,6% para los
complementos de vestir de cuero y de 7,7% para el calzado de cuero. Muchos países africanos
tienen un acceso preferencial a los mercados de la UE, en marcos como el Sistema Generalizado
de Preferencias o el Convenio entre la UE y el Grupo de Estados de África, el Caribe y el
Pacífico (ACP). Sin embargo, estas preferencias están desapareciendo a medida que los países
de la UE negocian acuerdos bilaterales sobre zonas de libre comercio con un número creciente
de interlocutores que no son parte en dicho Convenio.

Los países africanos también se verán confrontados en Cancún con una propuesta de la UE
relativa al comercio del cuero y los productos comprendidos en el capítulo 41 de la clasificación
del Sistema Armonizado (SA) (véase el recuadro).

Para Cancún, el sector africano del cuero tendrá que:

 Formular una postura de negociación clara, que traduzca sus reivindicaciones, y


prepararse para hacer concesiones.

 Apoyar a los representantes de los países africanos en las negociaciones, a fin de que
aprovechen las oportunidades que se presenten y las ventajas a largo plazo que puedan
derivarse de una firme defensa de los intereses del sector.

Esto sólo se podrá lograr si se estimula el diálogo entre los países, y especialmente entre los
sectores público y privado, con miras a integrar las necesidades de las empresas en el marco
más amplio de las necesidades de desarrollo económico y social.
Los encuentros "Meet in Africa" y las actividades de la AFLAI son elementos esenciales para
que el sector africano del cuero tenga una representación más efectiva en importantes
nagociaciones comerciales intergubernamentales.

3. El comercio del cuero en cifras:


El cuero y los productos derivados se cuentan entre los bienes de mayor circulación y de
uso más universal. Se estima que el valor de su comercio anual corresponde a:
 1,5 veces el valor del comercio de la carne.

 Más de cinco veces el del café.

 Más de ocho veces el del arroz.

La facturación oficial se estima en más de US$ 50.000 millones al año y, según los
analistas, el mercado dista mucho de haberse saturado. Es posible que, en la próxima
década, la demanda de materias primas y productos acabados supere a la oferta.

El dinamismo del sector del cuero en algunos países en desarrollo se ha traducido en


avances en la cadena de agregación de valor y en la conquista de partes de mercado más
sólidas. Así, estos países controlan ya el 45% del comercio mundial de productos
manufacturados de cuero.

4. Posición de la COTANCE para las negociaciones de Doha:


La industria europea del cuero, representada por la Confederación de Asociaciones Nacionales
de Curtidores y Adobadores de la Comunidad Europea (COTANCE):

a) Acepta la supresión de todos los derechos de importación por parte de la UE y la no


aplicación de las restricciones a la exportación, incluidos los derechos de exportación,
previstas para los productos comprendidos en el capítulo 41 del SA, a condición de que
al menos los siguientes países adopten el mismo compromiso: Brasil, Argentina,
Uruguay, Paraguay, Estados Unidos, India, Pakistán y China.

b) La COTANCE recomienda la negociación de un acuerdo sectorial relativo a los


productos comprendidos en el capítulo 41 del SA, entre la UE, los Estados Unidos, el
MERCOSUR, India, Pakistán y China como principales interlocutores comerciales, que
esté abierto a todos los demás interlocutores comerciales que sea posible en la medida
que se observen los principios del punto 1 (que antecede).

c) La supresión progresiva de los derechos de importación convencionales y la


eliminación de las restricciones a la exportación, incluidos los derechos de exportación,
deberían llevarse a cabo según un mismo ritmo, a fin de que la liberalización total se
alcance al mismo tiempo en ambos casos. Los países en desarrollo podrán aplicar
calendarios diferenciados para la aplicación de sus compromisos en cuanto a los
aranceles de importación, pero no a las restricciones a la exportación, incluidos los
derechos de exportación. La liberalización total de los principales interlocutores
comerciales debería ponerse en práctica en un plazo que no exceda de tres años para
quienes eliminen todas las medidas de protección; para los demás interlocutores regirá
un plazo más largo.

d) Se debería dar un trato especial y diferenciado a todos los países menos adelantados
que suscriban la iniciativa, y en particular a los países ACP, de manera que tengan
derecho a plazos más largos para la eliminación de los aranceles a la importación y de
las restricciones a la exportación, incluidos los derechos de exportación, respecto de
los productos comprendidos en el capítulo 41 del SA, cuando esto se justifique habida
cuenta de su participación reducida en el comercio internacional del sector. Ello no
obstante, se recomienda que el plazo máximo hasta la liberalización total no exceda un
período de implantación gradual de diez años que permita estimular la aplicación de
políticas activas de industrialización.

e) El Japón debería aplicar respecto del capítulo 41 del SA un régimen comercial


plenamente recíproco con sus interlocutores comerciales desarrollados (UE, Estados
Unidos)…"