You are on page 1of 6

 CRISTIANISMO E HISTORIA:Recomendar

A. Piñeroeste blog Notificar al moderador

« Anterior | Inicio | Siguiente »

Notas
24
votos
El llamado “Concilio de Jerusalén” (3-08-05)

Hoy escribe Antonio Piñero

Para entender lo que sigue sobre el llamado “concilio de Jerusalén” téngase en cuenta el pasaje de Gálatas 2,1-10 que volvemos a
transcribir:

« Luego, al cabo de catorce años, subí nuevamente a Jerusalén con Bernabé, llevando conmigo también a Tito. 2 Subí movido por
una revelación y les expuse el Evangelio que proclamo entre los gentiles - tomando aparte a los notables - para saber si corría o
había corrido en vano. 3 Pues bien, ni siquiera Tito que estaba conmigo, con ser griego, fue obligado a circuncidarse. 4 Pero, a causa
de los intrusos, los falsos hermanos que solapadamente se infiltraron para espiar la libertad que tenemos en Cristo Jesús, con el fin
de reducirnos a esclavitud, 5 a quienes ni por un instante cedimos, sometiéndonos, a fin de salvaguardar para vosotros la verdad del
Evangelio... 6 Y de parte de los que eran tenidos por notables - ¡qué me importa lo que fuesen!: en Dios no hay acepción de
personas - en todo caso, los notables nada nuevo me impusieron.

7 Antes al contrario, viendo que me había sido confiada la evangelización de los incircuncisos, al igual que a Pedro la de los
circuncisos, 8 - pues el que actuó en Pedro para hacer de él un apóstol de los circuncisos, actuó también en mí para hacerme
apóstol de los gentiles - 9 y reconociendo la gracia que me había sido concedida, Santiago, Cefas y Juan, que eran considerados
como columnas, nos tendieron la mano en señal de comunión a mí y a Bernabé: nosotros nos iríamos a los gentiles y ellos a los
circuncisos; 10 sólo que nosotros debíamos tener presentes a los pobres, cosa que he procurado cumplir con todo esmero. »

Aclaración:

En este "concilio" se dilucidaba, pues, nada meno si los paganso, convertidos por Pablo a la fe de Jesús, tenían que circuncidarse -
es decir, hacerse judíos por completo- si deseaban salvarse, o por el contrario les bastaba simplemente con tener fe en que
Jesús era el mesías y que sus sacrificio en cruz suponía la salvación para el que se convertía.

Pablo da menos detalles de este “concilio” que el relato paralelo de Hechos de los apóstoles en el capítulo 15 (al final del comentario
tendremos ocasión de ver un cuadro de diferencias) y cuenta que este episodio de Jerusalén ocurrió así:

• En la ciudad se celebró una especie de reunión solemne de creyentes en Jesús (la misma que describe Hch 15, aunque con
detalles divergentes). Por un lado estaban Santiago, el “hermano del Señor”, Cefas ( = Pedro) y Juan, hijo del Zebedeo, las
consideradas “columnas de la Iglesia”. Por otro, los representantes de la iglesia de Antioquía ( = Pablo y Bernabé) que
representaban a los paganos convertidos a la fe de Jesús.

Se llegó a un acuerdo:

• Los jefes o notables (literalmente las “columnas”: 2,9) de la Iglesia no modificaron su “evangelio” (“Nada nuevo me impusieron”:
2,6).

• Se admitió que la autoridad de Pedro y la de Pablo eran iguales; pero cada uno en su campo de trabajo (2,8).

• Las “columnas” de la Iglesia estrecharon su mano y “reconocieron la gracia a él concedida” (2,9): aprobaron que predicara a los
gentiles con las condiciones de libertad por él propuestas frente a las exigencias de la ley de Moisés (2,8-10).

• El que los paganos no tuvieran obligación ninguna de circuncidarse se ejemplificó con el caso de su discípulo Tito, que era griego
(2,3), que no fue obligado a someterse a la circuncisión.

• Parece ser por el contrario que en el caso de Timoteo, de madre judía, transigió el Apóstol y lo hizo circuncidar aunque de mala
gana, achacando este hecho a la presión sobre él de hermanos en la fe, que en realidad eran “falsos hermanos” (2,4-5, texto oscuro
que puede referirse a lo que complementa Hch 16,3 y 1 Cor 9,20).

Estos hermanos falsos eran probablemente una facción radical de Jerusalén que en el fondo no estaban de acuerdo con el pacto.
Probablemente estaban liderados por el que aparentemente lo había firmado, Santiago, el “hermano del Señor”.

Luego veremos en la Carta a los Romanos cómo Pablo parece admitir sin dificultad, finalmente,la posibilidad de que los cristianos
procedentes del judaísmo sigan guardando la Ley…, pero de ningún modo será ésta obligatoria para los cristianos que proceden del
paganismo.
« Anterior | Inicio | Siguiente »

Notas
24
votos
El llamado “Concilio de Jerusalén” (3-08-05)

Hoy escribe Antonio Piñero

Para entender lo que sigue sobre el llamado “concilio de Jerusalén” téngase en cuenta el pasaje de Gálatas 2,1-10 que volvemos a
transcribir:

« Luego, al cabo de catorce años, subí nuevamente a Jerusalén con Bernabé, llevando conmigo también a Tito. 2 Subí movido por
una revelación y les expuse el Evangelio que proclamo entre los gentiles - tomando aparte a los notables - para saber si corría o
había corrido en vano. 3 Pues bien, ni siquiera Tito que estaba conmigo, con ser griego, fue obligado a circuncidarse. 4 Pero, a causa
de los intrusos, los falsos hermanos que solapadamente se infiltraron para espiar la libertad que tenemos en Cristo Jesús, con el fin
de reducirnos a esclavitud, 5 a quienes ni por un instante cedimos, sometiéndonos, a fin de salvaguardar para vosotros la verdad del
Evangelio... 6 Y de parte de los que eran tenidos por notables - ¡qué me importa lo que fuesen!: en Dios no hay acepción de
personas - en todo caso, los notables nada nuevo me impusieron.

7 Antes al contrario, viendo que me había sido confiada la evangelización de los incircuncisos, al igual que a Pedro la de los
circuncisos, 8 - pues el que actuó en Pedro para hacer de él un apóstol de los circuncisos, actuó también en mí para hacerme
apóstol de los gentiles - 9 y reconociendo la gracia que me había sido concedida, Santiago, Cefas y Juan, que eran considerados
como columnas, nos tendieron la mano en señal de comunión a mí y a Bernabé: nosotros nos iríamos a los gentiles y ellos a los
circuncisos; 10 sólo que nosotros debíamos tener presentes a los pobres, cosa que he procurado cumplir con todo esmero. »

Aclaración:

Editado por
Antonio Piñero
Licenciado en Filosofía Pura, Filología Clásica y Filología Bíblica Trilingüe, Doctor en Filología Clásica, Catedrático de Filología
Griega, especialidad Lengua y Literatura del cristianismo primitivo, Antonio Piñero es asimismo autor de unos veinticinco libros y
ensayos, entre ellos: “Orígenes del cristianismo”, “El Nuevo Testamento. Introducción al estudio de los primeros escritos cristianos”,
“Biblia y Helenismos”, “Guía para entender el Nuevo Testamento”, “Cristianismos derrotados”, “Jesús y las mujeres”. Es también
editor de textos antiguos: Apócrifos del Antiguo Testamento, Biblioteca copto gnóstica de Nag Hammadi y Apócrifos del Nuevo
Testamento.

Secciones
Notas

Artículos

Libros

Conferencias

Across the Atlantic


Proyección en inglés de los Blogs de Antonio Piñero

Últimos apuntes
NOTA PARA LOS RESIDENTES EN MADRID
El historiador romano P. Cornelio Tácito y el Jesús histórico (10-12-2018. 1031)
Sobre uno de los evangelios apócrifos más antiguos –el Evangelio de Tomás– y la reconstrucción del Jesús
histórico (1030; 30-11-2108)
Flavio Josefo y Jesús de Nazaret, según F. Bermejo (26-11-2018, Nº 1029)
La Editorial Trotta de Madrid y You Tube (22-11-2018 = 1028)
¿Podemos fiarnos de los evangelios "canonizados"? La invención de Jesús (III) (1027 de 21-11-18)
Qué sabía Pablo de Tarso sobre Jesús de Nazaret (18-11-18) (1025)
La invención de Jesús de Nazaret. Historia, ficción, historiografía (16-11-2018) (1025)
El Evangelio de Marcos y la Odisea de Homero. “Compartir” (278) de 14 de noviembre 2018. Preguntas y
respuestas. (278)
¿Por qué los evangélicos / protestantes no admiten al Papa? (8-8-18) “Compartir (278) de 8 noviembre 2018.

Archivo
Diciembre 2018 (2)
Noviembre 2018 (11)
Octubre 2018 (10)
Septiembre 2018 (9)
Agosto 2018 (11)
Julio 2018 (11)
Junio 2018 (5)
Mayo 2018 (11)
Abril 2018 (12)
Marzo 2018 (14)
Febrero 2018 (11)
Enero 2018 (12)
Diciembre 2017 (11)
Noviembre 2017 (12)
Octubre 2017 (13)
Septiembre 2017 (15)
Agosto 2017 (15)
Julio 2017 (15)
Junio 2017 (13)
Mayo 2017 (15)
Abril 2017 (15)
Marzo 2017 (15)
Febrero 2017 (27)
Enero 2017 (30)
Diciembre 2016 (29)
Noviembre 2016 (24)
Octubre 2016 (27)
Septiembre 2016 (24)
Agosto 2016 (26)
Julio 2016 (23)
Junio 2016 (16)
Mayo 2016 (11)
Abril 2016 (27)
Marzo 2016 (24)
Febrero 2016 (23)
Enero 2016 (25)
Diciembre 2015 (18)
Noviembre 2015 (15)
Octubre 2015 (15)
Septiembre 2015 (2)
Agosto 2015 (12)
Julio 2015 (14)
Junio 2015 (16)
Mayo 2015 (30)
Abril 2015 (27)
Marzo 2015 (18)
Febrero 2015 (18)
Enero 2015 (21)
Tendencias de las Religiones
Hay indicios de espiritualidad más allá del Homo sapiens
Federico Gómez Costa.
El transhumanismo abre un futuro incierto
Javier Monserrat
La física del tiempo, ante las grandes cuestiones
Juan A. Martínez de la Fe
Las religiones, ¿ilusiones peligrosas?
Juan A. Martínez de la Fe
Asistimos a las múltiples muertes de Dios
Juan A. Martínez de la Fe

Enlaces
Aula cóptica
Blog de Antonio Piñero

Blog sobre la cristiandad de Tendencias21

Tendencias 21 (Madrid). ISSN 2174-6850