Sie sind auf Seite 1von 14

10 Remedios para los Hongos

Vaginales (Candidiasis)
La candidiasis común (hongos vaginales), también conocida
como vaginitis, es un padecimiento doloroso que muchas mujeres
sufren en un momento dado de su vida.

Caracterizado por comezón, ardor y dolor extremadamente incómodo,


al igual que por un desecho maloliente, las infecciones vaginales
(hongos en la vagina) de candidiasis en su mayoría son causadas por
hongos que crecen en el ambiente cálido y húmedo de los genitales
femeninos. Y mientras que los hombres también pueden padecer este
mal, comúnmente lo tienen las mujeres. La forma más frecuente de
infecciones por hongos es la Cándida albicans.

A continuación, discutiremos diez de los remedios naturales más


comunes para los hongos vaginales (candidiasis). Espero que estos
remedios alivien la incómoda picazón y el ardor.

1. Probióticos

El primer remedio natural para los hongos en la vagina es el evitar los


antibióticos y consumir probióticos. Si actualmente está tomando un
antibiótico, aumenta la probabilidad de tener candidiasis. Tomar
un suplemento probiótico o comer alimentos probióticos combate y
restaura la flora natural del estómago que prohíbe las infecciones por
hongos como la Cándida. El antibiótico tetraciclina es particularmente
propenso a causar el desarrollo de estos hongos en el cuerpo.[1] Leer
más sobre los beneficios de los probióticos.
2. Ducha Vaginal con Vinagre Orgánico de Sidra de
Manzana
El remedio natural número dos para los hongos vaginales (infección de
candidiasis) es la ducha vaginal de vinagre de sidra de manzana.
Mezcle 3 cucharadas de vinagre de sidra orgánica sin procesar con 1
cuarto de agua, agregue esto al aparato de la ducha y úselo.
Recomiendo usar cualquier vinagre de sidra orgánico y sin procesar con
“la madre.”[2] Para un beneficio aún mayor agregue plata coloidal a la
mezcla.[3] Yo recomiendo añadir 2 onzas a cada ración.

3. Ajo Orgánico

Otro remedio común para los hongos en vagina es comer varios dientes
de ajo fresco a diario. Aunque esto quizás le provoque mal aliento,
también servirá para remediar la candidiasis. Este método funciona
porque el ajo tiene propiedades naturales anti-hongos que también
deben prevenir este tipo de infecciones. También es un anti-bacteriano
y un antibiótico natural muy conocido.[4]

4. Diga NO a los Productos “Femeninos” Irritantes


El cuarto remedio natural para los hongos vaginales es evitar los
jabones que irritan mucho la delicada anatomía femenina. La mayoría
de los jabones acaban con los aceites naturales que protegen sus
zonas. Estos aceites evitan que se formen hongos. Las duchas de
higiene femenina y los aerosoles, al igual que los productos
perfumados, también reducen los aceites naturales protectores. El
alcohol y otros químicos tóxicos en estos productos alteran el delicado
balance pH de la vagina y la dejan más susceptible a las
infecciones.[5] Use productos higiénicos orgánicos, de ser necesario.
5. Aceite Orgánico de Orégano

El aceite orgánico de orégano silvestre es otro remedio efectivo para los


hongos en la vagina (candidiasis). Sirve para reducir los hongos y la
candidiasis.[6] Coloque 9 gotas en una cápsula y tómesela 2-3 veces al
día después de comer. Lea más sobre los beneficios del aceite de
orégano.

6. Aceite Orgánico de Árbol de Té


El aceite de árbol de té es un poderoso anti fungicida natural. Coloque
unas cuantas gotas de aceite orgánico de árbol de té en un tampón y
colóqueselo en la vagina por 4 horas. Haga eso en la mañana y en la
tarde. No duerma con el tampón. Haga esto un par de días para aliviar
los síntomas.[7]

7. Arándanos Orgánicos

Los arándanos no sólo sirven para las infecciones de la vejiga; también


se usan para aliviar las infecciones de hongos. Por ser un conocido
tónico reproductivo para la mujer, también beba el jugo, sin endulzar,
para restaurar el equilibrio sano de pH en la vagina. Esto sirve para
combatir los hongos vaginales.[7]
8. Yogurt Orgánico sin Sabor
Otro remedio común relacionado con la restauración de la flora y del
balance de pH es el yogurt que puede usarse tópicamente y
vaginalmente para reducir una infección por hongos en la
vagina.[8] Inserte 1 ó 2 cucharadas en su vagina, y externamente en el
área afectada y déjelo al menos varias horas antes de lavar. Asegúrese
que el yogurt no tenga azúcar, fruta u otros ingredientes. Otra
manera es remojar un tampón en el yogurt e insértelo por 2 horas, luego
retírelo.

9. Use Ropa Suelta


Este remedio puede parecer absurdo pero es una de las cosas más
fáciles que puede hacer para controlar las infecciones de hongos
vaginales.[9] Funciona bien porque los hongos adoran los ambientes
cálidos y húmedos. Usar ropa suelta y prendas íntimas holgadas
permite que el oxígeno fluya y sirve para prevenir el crecimiento de
hongos. Yo recomiendo vestir ropa hecha con algodón orgánico y otras
fibras naturales.

10. Desestrezarse
Todo mundo tiene una cantidad natural de candidiasis en el cuerpo,
aunque un cuerpo sano prohíbe que este hongo haga de las suyas.
Cuando tiene una infección, su cuerpo envía la señal de que está
desequilibrado. Un estilo de vida estresante puede causar candidiasis
en exceso porque nuestro sistema inmunológico se
[10]
debilita. Asegúrese de darse un tiempo para descansar y
recuperarse, particularmente tras haber tenido sucesos estresantes en
su vida. Yo recomiendo que use masajes, meditación, yoga y ejercicios
frecuentes.

Estos son apenas diez remedios para infecciones de hongos en la


vagina (candidiasis). De seguro ustedes conocen más soluciones que
tal vez a mí se me pasaron. Por favor siéntase en plena libertad de
agregar sus remedios en la sección de comentarios.
11 REMEDIOS NATURALES PARA LA
CANDIDIASIS

La Cándida albicans es el hongo que mayor cantidad de enfermedades


provoca en la vagina de la mujer. Y es que las féminas lo presentan de
manera natural en su cuerpo, por lo que su presencia no debe
relacionarse con una patología a menos que exista una
descompensación en el equilibrio entre hongos y bacterias.

Según se conoce el 50 por ciento de las mujeres sanas poseen Cándida


albicans en zonas húmedas como la vagina, la boca, las uñas entre
otros.

Sin embargo, cuando una mujer comienza a presentar flujo vaginal,


dolor durante el contacto sexual o al orinar, así como ardor en el área
genital es probable que presente una infección vaginal.

Es muy frecuente que las mujeres adviertan patologías de este tipo, más
porque a ella contribuyen procesos como el embarazo, la menopausia,
el consumo de pastillas anticonceptivas, la diabetes y el uso de
antibióticos y esteroides.
Existen numerosas formas de tratar la candidiasis, algunas de ellas sin
la necesidad de ingerir fármacos. En el presente artículo le ofrecemos
12 remedios naturales para la candidiasis.
1. TÉ DE EQUINÁCEA
Se recomienda beber este té porque fortalece el sistema inmunológico;
recuerde que la candidiasis se produce cuando alguna causa específica
incide en el organismo y provoca un desequilibrio entre las bacterias y
los hongos que coexisten de manera natural en la vagina de la mujer.

De igual forma, la infusión preparada se puede echar en un atomizador


y esparcirlo sobre el área dañada. Esta disminuye considerablemente
el picor que causa esa infección vaginal.

Asimismo, el aceite del árbol de té también se puede aprovechar si se


echan, al menos, 10 gotas en un tampón para introducirlo en la vagina,
durante siete días. Siempre renovando el tampón y echando las gotas
de aceite.

2. PROBIÓTICOS
En el tratamiento de las enfermedades provocadas por hongos son muy
útiles los probióticos o las llamadas bacterias amigables, pues estos
organismos microbianos son capaces de detener el crecimiento de otros
agentes negativos.

Son especialmente eficaces probióticos como Lactobacillus fermentum


RC-14, Lactobacillus rhamnosus GR-1 y Lactobacillus acidophilus.

El yogur es un alimento cargado de probióticos, por ello se recomienda


tomarlo en abundancia o untarlo en los labios de la vagina. Debes saber
que solo el yogur natural es apto para este remedio.

3. AVENA COLOIDAL
La picazón provocada en la vagina por la Cándida albicans puede
disminuirse si lava la zona afectada con avena coloidal diluida en agua.
4. VINAGRE ORGÁNICO DE SIDRA DE MANZANA
Este componente es muy útil para tratar la candidiasis mediante duchas
vaginales. Para esto se debe crear un compuesto conformado a partir
de un cuarto d élitro de agua y tres cucharadas grandes de algún vinagre
de sidra orgánico. Esto se puede completar con plata coloidal a la
mezcla.

5. AJO ORGÁNICO
También es útil para tratar los hongos de la vagina comer ajo. Esto es
muy efectivo si se tiene en cuenta que de manera natural el ajo posee
propiedades anti-hongos.

6. AGUA OXIGENADA
Este remedio consiste en aplicarse una ducha vaginal con una jeringa
con 30cc de peróxido (agua oxigenada). Este proceso debe realizarse
con delicadeza, de manera que al introducir la jeringa y verter el líquido
en la vagina no se dañe el área.

En caso de los tejidos se encuentren muy dañados es mejor diluir la


cantidad de peróxido antes mencionadas en tres porciones de agua. A
medida que avance el tratamiento se puede ir aumentando la
concentración del peróxido hasta poder usarlo solo.
7. ARÁNDANOS ORGÁNICOS
Para restablecer el pH en la vagina, afectado por la presencia de
hongos, se recomienda beber jugo de arándano.

8. ACEITE DE COCO
El aceite de coco es excelente para combatir los hongos por cuanto
posee altos contenidos de ácido láurico. Debes saber que solo se podrá
usar este aceite si es orgánico y no ha sufrido ningún proceso de
refinación. Este producto tiene utilidad tanto en el interior como en el
exterior de la vagina.

9. ACEITE ORGÁNICO DE ORÉGANO


Para que el aceite orgánico de orégano sea efectivo sobre los hongos
de la vagina, la paciente debe tomar cada día, después de cada comida
principal, una cápsula conformada por nueve gotas ese producto.

10. ROPA SUELTA


Aunque no sea una infusión o producto derivado de alguna yerba o fruta,
evitar el uso de ropa ajustada es muy correcto si de evitar hongos
vaginales se trata.

La explicación de esto se basa en el hecho de que la ropa ajustad impide


que circule el aire y se creen condiciones de humedad que permiten el
crecimiento de los hongos.

11. MENOS ESTRÉS


Aunque suele descabellado, el desequilibrio del organismo que causa
el estrés es capaz de incidir en el crecimiento de hongos en la vagina.
Y es que al debilitarse en sistema inmunológico los hongos aprovechan
el debilitamiento de las bacterias buenas.
¿Qué Es la Cándida? Entender
el Desequilibrio de Levaduras

La Cándida es un tipo de hongo (o, más específicamente, de levadura)


que puede causar infecciones por hongos como la candidiasis, la
candidemia y el muguet oral. [1] Se conocen decenas de especies de
Cándida que afectan a los seres humanos y la Cándida albicans es la
más común. [2] [3] Cuando el sistema inmunológico funciona con
normalidad, la Cándida se mantiene bajo control y existe sin causar
daño en la piel o las membranas mucosas, como las del intestino o la
zona vaginal.

Se encuentra incluso entre los organismos que adquieren los recién


nacidos durante el parto natural, al amamantar o de los alimentos. [4] Sin
embargo, un sistema inmune comprometido y otros factores como la
mala alimentación, pueden conducir a un desequilibrio en el cual la
Cándida abruma al cuerpo, una condición conocida como un
crecimiento excesivo de Cándida.
¿Qué Es un Crecimiento Excesivo de Cándida?

Todo el mundo tiene algún tipo de Cándida en su cuerpo; es normal y


no necesariamente es un problema de salud. El sistema
inmune normalmente mantiene un buen equilibrio, pero el estilo de vida,
las condiciones de salud u otros factores pueden desencadenar un
crecimiento excesivo de Cándida, donde se multiplica la levadura y
afecta negativamente a los procesos normales del cuerpo. Un
crecimiento excesivo de Cándida puede resultar en una gran variedad
de problemas, incluyendo infecciones de la piel, la garganta, el esófago,
la sangre o los genitales. [5] [6]

Un crecimiento excesivo de Cándida puede perturbar las bacterias


beneficiosas en el cuerpo. La Cándida cylindracea, por ejemplo, es
importante para la digestión, debido a sus propiedades enzimáticas y
los niveles de pH. [7] Sin embargo, un crecimiento excesivo puede
interrumpir la totalidad de la microbiota intestinal. El exceso de
crecimiento de la Cándida puede incluso contribuir al síndrome de
intestino permeable, [8] un trastorno donde la barrera protectora
conocida como la mucosa intestinal queda perforada con pequeños
agujeros que permiten que el contenido del tracto digestivo entre al
torrente sanguíneo.

¿Qué Causa el Crecimiento Excesivo de Cándida?

Hay varios factores que pueden actuar como catalizadores para el


crecimiento excesivo de Cándida. Algunos de los más comunes
incluyen:

Los Antibióticos

Los antibióticos atacan todas las bacterias buenas y malas, y alteran el


equilibrio interno del cuerpo de manera importante. Esta interrupción
puede dañar el microbioma, permitiendo que la Cándida se extienda y
cause infecciones. [1]

Alcohol

El consumo crónico de alcohol puede favorecer la proliferación de


ciertas especies de Cándida. Esto provoca un desequilibrio en el cuerpo
y puede comportar problemas de salud. [9]
Sistema Inmunológico Debilitado

El sistema inmunológico ayuda a mantener la Cándida bajo control, pero


un sistema inmunológico comprometido puede abrir la puerta a la
proliferación de la Cándida. Muchas condiciones médicas y
medicamentos pueden afectar el sistema inmunológico. [10] [11] [12]

Diabetes

El sobrecrecimiento de Cándida es común entre las personas con


diabetes. Los altos niveles de glucosa en la sangre (hiperglucemia)
afectan el sistema inmunológico, reducen la actividad antibacteriana de
la orina y obstaculizan los sistemas digestivo y urinario. [1] [13]

Condiciones de Salud y Otros Factores

Otros factores que pueden ponerle en riesgo de padecer un crecimiento


excesivo de Cándida incluyen: [14][15]

 Trasplantes de órganos
 Uso de prótesis dentales
 Insuficiencia renal o hemodiálisis
 Embarazo
 Pacientes en la unidad de cuidados intensivos

10 Especies de Cándida que Debería Conocer

Hay muchas especies diferentes de Cándida y cada una interactúa con


el cuerpo en su propia manera. [16] He aquí diez de los tipos más
comunes de Cándida y cómo pueden afectar a su salud.

1. Cándida albicans

Conocida como “hongo oportunista”, la Cándida albicans es


responsable de la mayoría de las infecciones fúngicas de los seres
humanos. [17] Aunque la Cándida albicans es generalmente
inofensiva, [18] sin control, puede interrumpir los procesos fisiológicos
normales. Las infecciones vaginales por levaduras y la candidiasis oral
son dos de sus efectos más comunes.
2. Cándida glabrata

La Cándida glabrata existe en los tejidos de la mucosa. En los últimos


años, las infecciones sistémicas y en las mucosas causadas por la
Cándida glabrata han aumentado de manera espectacular. [19] Ahora es
la segunda causa principal de infección por Cándida detrás de la
Cándida albicans.

3. Cándida parapsilosis

La Cándida parapsilosis es más conocida por causar infecciones en


recién nacidos y pacientes bajo cuidados intensivos. [20] Debido a que
una de las formas más comunes de propagación de la Cándida
parapsilosis es a través del contacto de las manos con los profesionales
de la salud, es un problema importante en los hospitales. [21]

4. Cándida krusei

La Cándida krusei es una preocupación entre los pacientes que


padecen enfermedades malignas en la sangre o que han recibido
trasplantes. La Cándida krusei puede comportar infecciones graves en
el torrente sanguíneo. La transmisión de este organismo en particular
se ha convertido en objeto de más estudios dado que la frecuencia de
las infecciones por Cándida krusei varía con las tendencias geográficas
y temporales. [22]

5. Cándida dubliniensis

La Cándida dubliniensis, que es estructuralmente similar a la Cándida


albicans, se ha identificado en la boca de los pacientes con VIH o
SIDA. [23] También se ha encontrado en el tracto genital de los individuos
inmunocomprometidos VIH-negativos y mujeres que padecen
vaginitis. [24]

6. Cándida lusitaniae

También considerada una levadura oportunista, la Cándida lusitaniae


se ha asociado con las infecciones de los pacientes con
leucemia. [25] Además, la Candida lusitaniae es resistente al fármaco
antifúngico anfotericina. [26] La resistencia es poco común entre las
especies de Cándida, por lo que es uno de los rasgos que definen este
espécimen.

7. Cándida guilliermondii

Aunque es poco común y una de las especies menos conocidas de


Cándida, la Cándida guilliermondii puede afectar a personas
inmunocomprometidas. [27] Lo que sí sabemos es que es un ejemplar
raro e invasor que muestra una susceptibilidad reducida a los
antifúngicos. [28]

8. Cándida rugosa

Similar a la Cándida krusei, la Cándida rugosa es un hongo patógeno


que muestra tendencias geográficas y temporales únicas. [29] En los
últimos años, se ha identificado como la causa de candidemia en
algunos pacientes. [30] Al igual que la Cándida krusei y la Cándida
glabrata, la Cándida rugosa es resistente a algunos tratamientos
antifúngicos. [31]

9. Cándida zeylanoides

Se encuentra en la piel, las uñas y las muestras de sangre. Se ha


reportado que la Cándida zeylanoides es la fuente de la fungemia, los
hongos levaduriformes en la sangre. [32] [33] Se puede tratar con una
terapia de anfotericina intravenosa. [34]

10. Cándida tropicalis

Frecuente en climas tropicales y causante de candidemia, la Cándida


tropicalis es una de las especies más comunes de Cándida que se
conoce que afectan a los humanos. [35] Una preocupación importante
con la presencia global de esta especie es su resistencia al tratamiento
con fluconazol. [36]

Cómo Deshacerse de la Cándida

Si reconoce los síntomas de una infección por levaduras o cualquier


otra enfermedad relacionada con un crecimiento excesivo de Cándida,
es importante actuar con rapidez. Los remedios naturales como
el aceite de árbol de té, [37] el anís estrellado, [38] y el eucalipto [39] tienen
una capacidad natural para combatir el hongo que está fuera de control
y apoyan los procesos del cuerpo para restablecer el equilibrio.