Sie sind auf Seite 1von 7

LA CELESTINA:

TEMÁTICAS:
- Amor cortés:
· Amor sufridor, inalcanzable… Amor cortés hasta este punto. (Hiperbólico)
· Sentimientos hiperbólicos cuando es rechazado. Calisto llega, incluso, a
desear la muerte.
· Cuando el enamorado cae en tristeza, necesita el apoyo de un instrumento
musical (generalmente de cuerda) para evadirse. Necesita que alguien escuche sus penurias
(en este caso, el receptor sería Sempronio).
· Pena hiperbolizada: ver todo de manera exagerada, como el sufrimiento
pseudomortal.
· Divinificación de la dama (lleva al enamorado a decir herejías).
· “Soy indigno de ti, no te merezco”.

- Honor / honra:
· Melibea no acepta a Calisto de primeras porque si no, se estaría
desacreditando y perdería su honradez.

· Para Celestina, el honor es su seguridad, estatus económico, que depende del


proyecto actual, porque supone una misión que no había hecho en su vida, por ello si sale
bien, podrá retirarse y jubilarse.

- Mezcla entre amor cortés y amor carnal. Antiguo amor cortés mezclado con el fresco
amor carnal (loco amor) propio del Renacimiento. El segundo era el llamado “amor
condenable” (en contra de la religión) que era el sexo extramatrimonial.

- Muerte. (La muerte más patética de un pecador es morir sin confesar, suponía ir
directamente al infierno)

- Codicia (querer tener más de lo que tienes)

- Misoginia / machismo

- Hipocresía: Sociedad hipócrita que tiene necesidades muy primarias/superficiales.


Todos mienten, todos fingen

- Anticlericalismo

- Poder del dinero


- Clasismo: A Pármeno le dicen que Calisto le utiliza y que, en cuanto pueda, le dejará.
Que Pármeno es igual de pobre que Celestina y Sempronio, y por ello les tiene que hacer caso
por ser de igual condición.

- “Generosidad” (por puro interés)

- Relaciones interesadas, falsas: Sociedad en crisis donde nadie se puede fiar de nadie.

- Lucha de clases: “Sólo es amigo quien pertenece a tu misma clase social”.

- Avaricia y egoísmo (“todo para mí”)

- Lujuria / concupiscencia

- Envidia y celos

- Libertad (tiene dos aspectos: ser libre en cuanto a decisiones y libre de alguien o algo)
·Ninguno es libre:
-> Areúsa y Elicia ejercen una profesión donde la libertad es
cuestionable, además de estar sometidas a Celestina.
-> Los criados estás sujetos a Calisto
-> Calisto y Melibea están sometidos el uno al otro.

- Falsa familia: Cuando se refieren a alguien por “hijo” o “padre”, se refieren a


familiaridad con la otra persona. Pero cuando sale de la boca de Celestina, nosotros
entendemos que no es signo de amistad.

- Humor / ironía:
· Celestina dice que tiene que mantener su honra (ironía)
· Diminutivos y palabras familiares (denota intereses propios y manipulación)
· Llevado a cabo en los apartes

- Individualidad de todos los personajes. (Cada uno va a lo suyo, a sus intereses)


PERSONAJES:

Calisto: Es un personaje de la alta nobleza, es ocioso, (no tiene nada mejor que hacer
que cazar halcones)
es un niñato caprichoso que se enamora a la primera de cambio. Está habituado a ligar de la
manera que lo hace con Melibea, y así sólo lo hacen los niños mimados de la época.
Cuando le rechazan, se siente desafortunado y necesita que alguien escuche sus infortunios
(rol que adopta Sempronio).
Para hablar, lo hace de manera grandilocuente, retórico y culto. Hace referencias a grandes
filósofos, lo que denota una educación previa. Sin embargo, tiene un comportamiento pueril.
Pero cuando habla con sus criados, en un ámbito más personal, lo hace de manera coloquial
(con frases cortas, vulgarismos, insultos…)
Enajenado de amor, pierde la razón.
Le cuenta sus secretos a Celestina y por tanto se convierte en una marioneta en manos de ella,
porque su única opción ahora será depender de la alcahueta.
Vemos un rasgo bien importante, que se repetirá varias veces en el transcurso de la obra, que
es la impaciencia que muestra Calisto con cualquier cosa.
Además, posee el rasgo de la inactividad, pretende que el resto le solucione los problemas sin
él tener que hacer nada.
Denota gran inmadurez e infantilismo a lo largo de la obra, como cuando le obliga a su criado
que le diga lo que se quiere oír.
Es un personaje patético desde el primer momento, pero ese grado de patetismo irá
aumentando hasta el final de la obra.
Cuando se oye las verdades, reacciona cual niñato caprichoso y antojadizo, con poca
personalidad, repelente.
Enloquece de amor hasta tal punto de perder el sentido horario y no echar de menos a sus
criados, debido a que se pasa el día divagando y cantando, hasta tal punto que deja de atender
a lo que menos le importa y sus criados consiguen robarle comida.
Cuando subyace el tema de la honra y Melibea no le recibe como él se lo había imaginado, la
trata de forma altiva y ya piensa que el resto le había engañado y reacciona como una pataleta
de un niño pequeño.
Al tratarse de un tema tan importante (y peligroso) Calisto es el principal motor de todas las
tragedias que ocurren.
Es un egoísta cuando se trata de sus “caprichitos”, pero en otros temas, es el más generoso
(porque le sobra de todo lo que da).
Llega a un punto de patetismo bastante grande cuando en el encuentro con Melibea quiere
que Lucrecia permanezca a ver cómo mantienen relaciones íntimas para que sea “testigo de su
gloria”.
Calisto no era nada delicado en las diversas citas con Melibea (se puede apreciar cuando
Melibea le echa en cara que siempre la trata mal) y vemos que es un personaje bastante
obseso sexual. Entendemos que él solo quiere bambú y a su manera.
El único momento donde vemos que Calisto saca un poco de valentía es en el momento de
defender a sus nuevos criados.
Pero al final, un personaje tan patético sufre de una muerte patética, que es cuando se
transforma a la figura de un antihéroe. (Como SuperLópez -> cómico).
Melibea: (Personaje redondo = evoluciona) Aparece desde el primer momento como
una mujer hermosa, ya que cumple todos los cánones de la belleza de la Edad Media, descritos
con gran detalle.
Cuando Calisto le habla por primera vez, ella se siente halagada porque él hace uso de un
lenguaje grandilocuente, notándose que es un gran seductor. Es así como ella cae en el error
de ofrecerle un “galardón” (malinterpretado por Calisto y es cuando se encuentra subyugado).
En la primera visita de Celestina, Melibea la recibe bien, notándose una alta y elaborada
educación. Pero, al contrario que su madre, ella no es nada clasista y no piensa que Celestina
sea peor por ser más humilde.
Al oír el nombre de Calisto, enseguida ella saca el tema de la honra, que no puede expresar su
amor públicamente, por ello, Melibea (que es muy inteligente) quiere ir poco a poco y pone la
excusa de que no tiene una oración y así Celestina tendrá que volver otro día para alargar la
conversación.
Es igual de inactiva que Calisto, pretende que hagan las cosas por ella, que le resuelvan los
problemas.
En cuanto se ve con Calisto, empieza a dudar, porque lo ve tan caprichoso que tiene miedo a
que encuentre a otra y la deje sin honra.
Pero ella no quiere saber nada de matrimonio ni historias, ella quiere vivir la vida, continuar de
la manera en la que se está viendo con Calisto.
Melibea parece ingenua e inocente, pero es un rasgo que solo muestra en el amor hacia
Calisto, porque en la vida diaria, es muy espabilada.
Lucha entre la sensatez y el enamoramiento, pero como siempre, el amor vence a la razón.
Comprende que lo que hace con Calisto no es sensato, pero por el contrario, goza de ello.
Cuando llega la muerte de Calisto, se siente muy dolorida y vacía, por lo que decide ahogar su
dolor y sufrimiento de una vez.

Celestina: Es descrita como una vieja (de unos 72 años) poco agraciada que es capaz
de provocar inmensa lujuria hasta en las piedras.
Es un personaje que existe porque hay demanda, y las personas que necesitan las cosas que
ella ofrece, exigen una persona así. Mientras haya gente que lo pida, el personaje existirá.
Tiene gran autoestima, porque cuando la llaman “puta vieja”, ella responde bien, no le
importa, tiene suficiente personalidad y le resbala lo que digan. (Poderío mental e inteligente).
Esto hace notar que buena reputación no tiene. Además, ejercía de prostituta con la madre de
Pármeno. (Ser público, todo el mundo la conoce).
Sin embargo, tiene varios oficios, que indirectamente esto alerta que no es de fiar.
Tiene tanta seguridad en sí misma, que puede controlar la escena y a las personas ella sola y
sin gran dificultad.
Ella es muy individualista y sólo mira por prosperar y salirse con la suya, y para eso tendrá que
embaucar a diversos personajes (ofreciendo fortuna y amistad) para completar su plan.
Es una hábil manejadora de emociones (arte de convencer), lleva la conversación a donde
quiere. (La mentira, hipocresía y manipulación dominan su discurso).
Como es perfecta conocedora de las pasiones humanas, es capaz de orientar las charlas a su
terreno y tener éxito.
En un momento dado, vemos como le surge la duda, que nos abre los ojos sobre este
personaje, ya que nos deja ver que también es un ser humano, que tiene miedo a ser
descubierta de ejercer brujería. Pero sigue adelante, que nos muestra un lado más valiente.
Celestina es una manipuladora, que lisonjea a los demás para sacar beneficios, acción que lleva
a cabo con Melibea para allanar el camino y captar benevolencia.
Como es un personaje paupérrimo, para llevarse más provecho del trabajo que está llevando a
su cargo, engaña a los criados (que trabajan con ella en esta ocasión) emplea el argumento de
la edad para obtener más beneficio económico. Intenta justificar lo injustificable.
En un momento dado, comete un error de estrategia al provocar a Sempronio y Pármeno
cuando se encuentran muy cabreados. Esto le llevará a la muerte.

Sempronio: Al ser criado de Calisto, es el “receptor de sus penas”.


Lleva en secreto su enamoramiento de Elicia, por lo que al aconsejar a Calisto sobre cómo
acercarse a Melibea, deja ver su lado cínico, porque estaría aconsejando de lo que él no hace
con su enamorada.
En cuanto ve la oportunidad para pasar de una persona pobre a prosperar y convertirse en una
persona sin problemas económicos, aprovecha el ganar dinero a costa de Calisto y vemos que
es un personaje ruin, traidor y codicioso.
Es una persona misógina, que ve a las mujeres como un animal de carga y las quiere solo para
entretenerse.
Representa al criado-tipo renacentista, que ve la opción de medrar y no estar toda su vida
como criado y para ello actuará cínicamente con Celestina, engañando a Calisto.
Pasa bastante tiempo hasta que no se da cuenta de la enorme manipulación de Celestina hacia
el resto. Es ahí cuando se huele que Celestina pretende excluirlos del repartimiento de bienes.
Tanto él como Pármeno, son unos cobardes: se aprecia en el momento de querer huir en la
noche de la primera conversación entre su amo.
Es también un personaje patético porque pretende huir y cae descalabrado.

Pármeno: (Personaje redondo = evoluciona) Es criado de Calisto y representa la figura


del criado medieval: la fidelidad y lealtad a su amo está por encima de todo, quiere proteger a
su amo moral y humanamente, por ello Sempronio y Celestina le harán una oferta con un
beneficio económico, a lo que él rechaza, por tanto intentarán ofrecerle su amistad y le dicen
que sería conveniente, a lo que se vuelve a negar por proteger a Calisto. Ahí se convierte en un
obstáculo para el negocio.
Vemos cómo es la única persona auténtica de la obra, que da consejos sinceros con tal de
hacer el bien.
Además prefiere decir la verdad ante todo, sólo porque es conveniente alertar a Calisto y por
ello le replica el confiar en Celestina y además otorgarle dinero (le aconseja gastárselo en
Melibea).
Se da cuenta de que, si dice la verdad, no gana el visto bueno de Calisto, por tanto, decidirá
darle siempre la razón para contentarlo. (Escarmienta = actúa con inteligencia).
Celestina le hace una última oferta: encuentros con Areúsa. Éste acepta y pasa una noche con
ella. Aquí vemos a un Pármeno evolucionado, en éxtasis; y reconoce a Sempronio que está
loco de amor.
Cuando comienza a acompañar a su amo en los encuentros amorosos, apreciamos que es muy
cobarde, que a la mínima que ocurre algo que les pueda perjudicar, se va corriendo del lugar
sin importar los demás.

Areúsa y Elicia: Ambas ejercen el oficio de prostitutas, en el cual están sometidas a


Celestina para obtener trabajo.
En la escena de la comida de los pobres, vemos que las dos tienen gran orgullo en cuanto les
cuestionan algo, que tienen su carácter y dan buenos argumentos convincentes.

Tristán y Sosia: Otros personajes que tienen como característica el ser un criado de
tipo medieval. Es el más sensato de los dos nuevos criados, quien aconseja a Sosia, que es más
ingenuo. Estos sí que son valientes y se quedarán si hace falta hasta el final, para proteger a su
amo.

Centurio: Es descrito como un sicario, como un matón, que le puede “dar un susto” a
Calisto. Pero realmente es un cobarde y no quiere jugarse el que le apresen, para ello mandará
a unos hombres a hacer el trabajo por él.
OTRAS CARACTERÍSTICAS:

- Humor chusco

- Llevarse a alguien al huerto


· Bambú
· Convencerlo y llevarle a tu terreno

- Origen nombre de los personajes:

· Kalos (Calisto) -> Bello / belleza (Griego)


· Melis (Melibea) -> Dulce (Latín)
· Eligee (Elicia) -> Elegida (Latín)
· Aeromai (Areúsa) -> Orar = la alabada (griego)
· Sempre (Sempronio) -> “Siempre” traidor, cínico, falso, hipócrita, etc. (Latín)
· Paramenos (Pármeno) -> Permanente (irónico = era permanente fiel hasta
…………………………………………………………………que le embaucaron) (Griego)