Sie sind auf Seite 1von 2

¿El porque del lenguaje?

SAVATER, FERNANDO. 1999.” El animal simbólico” En Las preguntas de la vida.


Barcelona editorial Ariel
Fernando Savater, profesor de filosofía, español; ha sido destacado entre los
escritores españoles, con sus libros basados en la ética y la moral. Muchos de estos
libros al igual que este (las preguntas de la vida), han sido best seller; el autor
plantea en el capítulo “el animal simbólico” explicar como el ser humano crea su
lenguaje con el fin de entablar una comunicación con los demás miembros de la
especie humana, generando para ello sonidos y símbolos que se trasmitieron de
generación y generación, para que a pesar de hablar diferentes idiomas, se pueda
con estos, entablar una comunicación, convirtiendo a la especie en el único animal
simbólico.
El autor inicia su introducción con una reflexión acerca de qué es el hombre, y qué
nos define como humanos. El autor cita a varios autores para hacer ver que es un
humano y que nos diferencia como especie de los demás animales; también,
haciendo una crítica de como el raciocinio y la capacidad de crear nuevas
herramientas han llevado al humano a cometer más actos de mal que de bien;
reflexiona en lo que la diferencia con los animales es que el hombre es consciente
de que algún día vamos a morir.
Habla también, acerca de la vida animal, el cómo cada especie animal tiene una
función y una característica que la diferencia de las demás especies, y de cómo
esta característica hace que sobresalga y pueda sobrevivir. Busca hacer
reflexionar acerca cual es la diferencia entre ser humano y las demás especies,
además cuál es la función del hombre en el mundo. hace ver que el ser humano
es una ficha que no encaja en el rompecabezas perfecto de la vida en la tierra y
que el hecho de que el hombre es una especie pensante no es lo que nos hace
diferente a los demás animales.
El escritor refutar la tesis del hombre es un ser pensante comparando al ser humano
con otros animales, haciendo ver que el lenguaje es uno de los factores que lo
diferencian de las demás especies. El lenguaje animal a diferencia del lenguaje de
los humanos se lo utiliza únicamente para dar señales o avisos hacia los otros
miembros del grupo, para poder asegurar su supervivencia; en cambio el lenguaje
de los humanos no solo se usa para esto sino también para argumentar, debatir,
socializar, etc.
También nos menciona que el ser humano y los primates más cercanos a la especie
se diferencian en un elemento muy fundamental, que es de crear empatía hacia las
personas que ya no pertenecen al círculo cercano, en otras palabras, lo que
diferencia al hombre es que puede llegar a extrañar a alguien.
Asimismo habla de que el ser humano en comparación con los primates tiene un
gusto por comunicarse o una necesidad y esto lo refuta comparando los diferentes
estudios que se realizaron a los primates para enseñarles el lenguaje a través de
símbolos o figuras, donde este aprendizaje tenia buenos resultados pero se notaba
un gran desinterés en los primates con la nueva habilidad adquirida, y de hecho se
comprobó de que esta especie se comunicaba por la recompensa que daba hacerlo
mas no por el querer comunicarse.
El autor también señala la tesis de que el lenguaje es enseñado, de un maestro a
un aprendiz, y que de esta forma va pasando de generación en generación, pero
esto sucedió por el interés y la necesidad que tiene el humano desde que nace de
poder comunicarse y hablar a “diferencia de leer o escribir, ningún niño se resiste a
aprender a hablar ni hay que ofrecerle premio alguno por llevar a cabo lo que bien
mirado no es pequeña proeza”.
¿Entonces es el lenguaje lo que diferencia al hombre de los demás animales? No,
es las ganas o deseos de comunicarse lo que hace la diferencia con las demás
especies, el querer decir algo, el entender que si se ve a otro humano haciendo
símbolos o produciendo algún sonido se entenderá que está tratando de
comunicarse con los demás, esto es lo que lo convierte al hombre en único, el único
animal simbólico.
Al leer este texto pude encontrar muchas respuestas a grandes cuestionamientos,
pero más que todo lo que me generaron fue dudas y curiosidad, lo que creo que fue
el fin del autor de hacer esta obra. También se encontró que es un texto amigable,
fácil de leer, donde empieza a cautivarte desde los primeros renglones, haciendo
que la lectura sea muy amena.