You are on page 1of 73

Número 1. GRAN CANARIA. Año primero.

PERIÓDICi SES MATERIALES.


Las Palmas,—Octubre 28 de 1^54.
S.T piil^lica por aliora los Mártos, Jueves y Sábados de cada senlana en una hoja suelta. Mas odelaMte y cuando llegue el papel que ya hemos pedid l áh la
la Península,
Península saldrá en un pliego dos veces por semana.—
CniBK en osla
SE SUSCniBK puntos por medio dolos Srcs. corresponsales de esto periódico.—PRECIOS DE óUáClllClON. En esta Isla 4 rs. vn. al mes. En las demás dn
esta Ciudad en la imprenta do la Verdad. En los demás punios
la Provincia S rs. vellón, franco. En la Península y Estrangero rs. vellón por trimestre, franco.

nos delítá provincias la voz de alarma y la

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Sábado 28 de Octubre. hombre; porque en fin, también aquí se la Gran Canaria.
Pero el Gobierno de S. M.; ese gobier- enseña del combate. ¡Loor eterno á la na-
habian cometido los mas escandalosos abu-
ción que le cabe la dicha de tener tan ilusires
sos, las mas inauditas arbitrariedades; y no que habia inaugurado una nueva era defensores.! ¡Loor eterno ala prensa liberal
si alguno de los pueblos de la Penínsu- de libertad y progreso, no podia consen- Madrileña que con tanta dignidad é inde-
Tras largos años de odioso despotis- la, alicer esto, pretendíere haber sufri- tir que permaneciese al frente de una Pro- pendencia sostiene los derechos del pueblo
mo, de vergonzosas decepciones, de arbi- do mas que nosotros bajo la domina- vincia de la monarquía, el hombre que y la sagrada causa de la L'bertad y el Or-
trariedades sin ejemplo en la historia de ción polaca, y quisiere arrancarnos la habia servido de carcelero á tantos ilus- den!.. A cuatrocientas leguas de distancia
los gobiernos representativos, hemos vis- palma de ese k'nlo martirio, le diremos tres proscriptos, y le relevó inmediatamente la Gran Canaria os envia un recuerdo de
respeto, de admiración y de agradecimiento.
to al fin caer en todas partes al movi- para acallar sus escrúpulos Aquí man- do un mando que desde el 6 de Agos-
miento solo de un pueblo indignado, esa daba B. Jaime Ortega. to; debia haberle sido arrancado con in-
ominosa dictadura que algunos hombres Ya desde el \ 4 do Julio este pueblo dignación por un pueblo que se precia
inmorales egercieran á la sombra de un y su Ayuntamiento sospechando en parte ,tanto de liberal. No hace mucho tiempo que al inaugu-
ministerio, asesino de las libertades pu- la verdad, habian dado pruebas inequí- Poco después nuestra Junta, eíi. vir- rarse en esta Cilidad un periódico de la
blicas, de las leyes patrias, y de la dig- vocas de sus tendencias al pronuncia- tud de una Real orden, ees), y con ella índole del presente, se espresaba con de-
nidad nacional. Al fin, tras largos afios miento, enarbolando la bandera de la mi- saliento respeclo del éxito (¡ue íendria su
el rcátablecimiento del distrito, única án-
do sufrimientos inauditos, de dilapidacio- publicación, atendiendo al que habian te-
licia nacional, y reuniéndose en grupos cora de salvad n para el ])ais; porque nido por lo general en nuestro pais los
nes escandalosas, de sistemas ccntrallza- numerosos en los sitios mas concnrridü;; solo de esta medida justa, legal y con- '.¡Uu liuSlil \.iíiM\>\,^Ü imiJ.ciii ¡?iil.utí a itIZ.
dores, y decretos anticonstitucionales, he- de la poblac on; nianiícstaciones ip e se re- veniente pueden emanar la paz y el bien- Creia que solamente el indiferentismo, y
mos visto aparecer de nuevo la aurora de pitieron luego en las noches sucesiva.-^, r.o estar de la Provincia; pero abrigamos la la desunión (|ue ha reinado entre nosotros
esa libertad que tantas veces ha recon- solo en (sta Ciudad, sino en todas las esperanza de que los sabios Ministros que eran las únicas causas de la corta vida
quistado la Nación Española con la san- principales poblaciones de la Isla. Este en- i'igen hoy les destinos de la Nación, ac- del periodismo en la Gran-Canaria, y es-
gre de sus mejores hijos, y que brilla peraba que d^apareciendo aquellas, apro-
tusiasmo contenido por tanto tiempo, y cediendo al voto de la mayoría de los vecliando todfs los grandes elementos de
íioy tanto mas viva y esplendente, cuanto cuya existencia habia provocado actos de Canarios, á la opinión de la prensa libre, prosperidad que poseemos; tendiendo to-
mas estinguida se la creyera ayer. excesivo rigor de parte del (¡ue entonces que ha abrazado con entusiasmo nuestra dq.s de consuno al bien general del pais;
Y és que, en esa marcha lenta pero era Capitán General de la Provincia, esta- causa, porque és la causa del progreso y abandonando pe(]ueños intereses para ocu-
segura de los principios liberales; en esa lló al fin el 8 del pasado Agoáío en me- de la justicia, restablecerá el decreto de parnos de lo (¡ue es verdaderamente inte-
marea siempre creciente de ideas de pro- dio de un Pueblo defensor siempre de la '17 de Marzo, antes que se consuma la resante, el periodismo seria lo (|ue es ya
en todos los paises cultos: una de las pri-
greso y libertad que encierran en si todo santa causa de la libertad. ruina de la Gran Canaria, quedando sin meras necesidades de la vida social.
el porvenir do las modernas sociedades, Nombrada y constituida la Junta que Representación en el congreso nacional. La Redacción de El Despertador al
el retroceso inaugurado por los hombres debía regirnos y defender los principios csplicar en estos términos sus convicciones
(¡lie últimamente se han sucedido en el proclamados en Manzanares, se decretó y sus esperanzas, so referia á lo (|ue iiasta
gobierno, era á todas luces un absurdo en inmediatamente la supresión del anticipo, atpiella época liabia sucedido: lo que no
¡¡olítica y un alenlado de lesa civilización. el levantamiento del estado de sitio y el A la Prensa de Madrid. podia proveer es lo que sucedió, es decii-,
lo {[ue obligó á a(|uel periódico á suspen-
Por eso la hora sonó al fin: levantóse el alistamiento déla milicia nacional, en cu-
der su publicación. Esto es lo que nos
pueblo en masa, y hundió para siempre yas filas quedaron inscritos a(¡uel mismo Al empezar nuestros trabajos perio- cumple consignar en nuestras columnas
en el polvo al iillinio representante de ese dia mas de quinientos ciudadanos. Hecho dísticos ¿que objeto mas noble pudiera al principiar El Canario sus tareas.
poder arbitrario y despótico, ([ue pesaba, esto, se restableció el decreto de 17 de merecernos la preferenc a que el de ren- El Decreto de 3 de marzo de este año
|)ara mengua nuestra, sobr^ ia nación es- Marzo, y se mandaron organizar las ofi- dir un público tributo de respeto, admi- en que se mandaban suprimir los dos dis-
pañola. ¡Honor y gloria á los héroes de cinas bajo el mismo pie que estaban cuan- ración y agradecimiento á la prensa pe- tritos en (|ue estaba dividida ¡a provincia
riódica liberal de la Capital de las Es- de Canarias; esa disposición que hollaba
Vicálvaro! ¡Honor y gloria al pueblo in- do existia el distrito. paiías? Apenas los héroes de Vicálvaro todos los principios de razón y de justicia,
victo del 2 de 3Iayo! Esta medida de rigorosa justicia, co- hicieron renacer con su ilustre sangre la de legalidad y de economía, exijida á la
Nosotros también, aunque separados mo probaremos hasta la evidencia en nues- libertad española sofocada en la inmunda dominación Sartorios, de odiosa memoria,
de la madre patria por mas de doscien- tros números sucesivos, produjo como era atmósfera del mas atroz despoii.ímo, la por la amb'cion de \n\ hombre cuyo obje-
prensa liberal de Madrid con el denuedo to era tener bajo su mando mayor núme-
tas leguas de mar, y sin medios para coo- natural una irriiacion profunda en la Vi- que solo inspira el santo amor pairio en ro de víctnias á quienes tiranizar, arran-
perar de Una manera activa al triunfo de lla de Santa Cruz^y en el hombre que los corazones libres, rompe las cadenas có, como no podia menos de arrancar, un
la santa causa que dcfcndian nuestros her- como Presidente, mandaba aun para men- que por largos años la esclavizaran y so grito de dolor y de indignación del cora-
manos, nosolros también sentiamos her- gua de las Canarias, en aquella parto de lanza impávida en una desigual lucha con- zón de lodos ios Canarios. El Despertador,
vir en. nuestras venas el fuego del entu- nuestro archipiélago: pero nosotros, des- tra los tiranos (¡ue oponen la metralla y único eco entonces de los intereses de esta
siasmo, cuando al través do las palabras preciando como debíamos sus amenazas el acero á s;;s desnudos pechos. Oh! Des- isla, no podia permanecer impasible ante
de estas apartadas playas donde no nos la situación (¡ue se creaba; (]UÍso hablar
ombozad-is y traidoras dejos periódicos de invasión, solo les contestamos ccn un ha sido lícito tomar una parte directa en pero se ahogó su voz; quiso protestar con-
y autoridades ministeriales, adivinábamos juramento solemne, que resonó desde las vuestra generosa lid, hemos admirado una tra la arbitrariedad, pero no so le permi-
er estado dO' la opinión pública y el mo- mas altas cumbres hasta las mas remotas y mil veces el valor constante con quesos- tió; y se llevó el lujo de tiranía hasta el
vimiento siempre creciente de la^revolu- playas, de nuestra Isla, y que lodos, sin tuvisteis el glorioso alzamiento nacional en punto de proliibirsele consignar en sus co-
cion. Porque también sobre nosotros ha- esccpcion alguna, hubiéramos sellado con los aciagos diasdcl memorable Julio. Cam- lumnas la menor palabra alusiva á la idea
bla pesado en toda su fuerza el yugo del nuestra sangre, si.el digno :representan- peones de la hberlad en las barricadas, {}ue entonces preocupaba todos los ánimos.
única defensa del pueblo madrileño, con- Lo decimos muy alto: la división do la
mas atroz despotismo; porque también en^ te del despotismo en esla 'Provincia; si quistasteis con vuestra sangre la s: beranía
ese General Ortega de ominosa memoria, provincia, la independencia de la isla de
tro nosotros se habia erigido en suprema nacional, y sin atender á vuestras fatigas, Gran-Canaria es el mas ferviente deseo de
fey la voluntad ciprichosa de un solo so hubiera atrevido á p'sar el suelo de dabais al mismo tiempo á vuestros berma- nuestro corazón, la suprema aspiración de

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 2. GRAN CANARIA. Año primero.

CAMA
PERIÓDICO DE NOTICIAS í INTERESES MATERUIES.
Las Palmas—Octubre 31 dé 1854.
^=SÍ5!"!i3^Sv^
Martes 31 de Octubre. armonía con los estipendios que origina; es le haga, aun cuando sea de su deber él el ejemplo en todo género de tropelías,
y para el cual nada significaban aque-
este pues un hecho consumado, sobre el comprender, que cede en perjuicio de una

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
cual son inútiles hoy nuestras observacio- gran porción de sus administrados. llos con tal que dejasen satisfecha hasta
la saciedad la desmedida ambición de D.
nes, é infructuosa toda controversia. Asi Nos referimos en particular, por ser Jaime • Ortega, cuyo nombre tendremos
No hace muchos dias que leíamos en pues, nosotros solo nos limitamos á recla- ya el tercer caso y el mas reciente en que recordar con harta frecuencia en nues-
uno de nuestros colegas de Madrid; en las m£ir lo justo, á que se cumplan los com- estos dos últimos meses, á lo ocurrido tras columnas, bien á pesar nuestro; de
islas Canarias continúan las cosas en el promisos contraidos, y á que se sepa de también en el último viage del Yapor Rian- ese general que manchó con sus manos
mismo estado que lenian bajo la domi- una vez, si es cierto que el pliego de con- zares; perdonen nuestros lectores Inde- el pendón de la libertad; que tuvo la osa-
diciones bajo el cual tuvo efecto la contra- día de titularse su defensor cuando horas
nación Sarlorius y del triste mando del pendiente, al cual vimos con sorpresa mon-
antes de su cómico pronunciamiento ha-
General Ortega. Por desgracia nosotros ta, se alteró al tiempo de celebrarse la tar la isleta á las ocho y media de la cía público alarde de su acendrado po-
leproducimos las mismas palabras que di- escritura, solo con el piadoso objeto de mañana, y una hora después vimos asi- laquismo, y decía que estaba dispuesto á
cho colega, lamentando que el Gobierno de favorecerlos sanos deseos, y de robustecer- mismo á su Capitán acercarse á nuestro sellar con la última gota de su sangre los
S. M. no haya aun adoptado las medidas le el bolso al dueño de los Vapores. muelle, y pedir la correspondencia para estrechos vínculos de adhesión que le li-
conducentes á desarraigar totalmente de las diez de la misma mañana. gaban al Palacio de las Rejas. Entonces
Recuerda nuestro Canario, que en el se puso á prueba el sufrimiento de los
entre nosotros, la arbitrariedad y el es- pliego de condiciones indicado se decia,que Gracias á que este Sr. Gefe civil he- hijos de la Gran Canaria; entonces se les
clusivismo, la ilegalidad y los abusos. al venir los correos permanecer'an todo un cho cargo de la impresión que semejan- arrebató su felicidad por los medios mas
El Canario, cuyos trinos tienen por dia en la Gran-Canaria, y aunque no com- te nueva habla de ocasionar en el públi- duros y violentos, y se les privó hasta
misión hacerse oir donde quieía que la prendíala razón porque luego se demora- co, y de los graves perjuicios que del mis- del recurso de acudir á S. M. demandan-
justicia sea asequible en favor de los inte- sen tres en el puerto de Sta. Cruz, sin em- mo n)odo se habrían de seguir, si esta vez do justicia. Algunos sin embargo, á quii -
reses que representa, toma sobre sus dé- mus se quedaba dicha correspondencia en nes no podía alcanzar tamaño rigor, se
bargo se resignó con la tregua que se nos dirigieron á los periódicos de Madrid con
l)iles alas la enojosa tarea de ir denunci- concedía, confiado en que ai fin el Gobier- poder de sus dueños, ac rdó suspender el comunicado que insertamos al pié de
ando los males, á fin de obtener el reme- no de S. M. mejor enterado de los hechos, la marcha del repetido buque hasta la ho- estas lineas, en el que se denunciaban los
dio que los conjure. No le arredra, no, el sabria apreciarlos reformando aquella dis- ra de las doce, dando así tiempo á qi;e desmanes que se habian cometido por una
temor de que se le enjaule, porque desde posición en la parte que fuese convenien- el público se enterase y pudiera enviarla, autoridad que no tenia mas conciencia que
el cautiverio también trinará, y tanto, que te. Mas grande fue nuestra sorpresa, al y aun asi, nos consta positivamente que su capricho ni mas ley que su voluntad.
aunque pobre viviente tiene una intención muchas personas dejaron de hacerlo por También esta tentativa fué infructuosa oca-
ver que ese dia con que nos contentábamos, sionando una recogida á El Clamor pú-
lija, listo el pico, defiende una causa jus- se con\ irtió en unas pocas horas, pero tan fallado tiempo. blico. El fiscal de imprenta tuvo la ama-
ta, le sobran razones en que apoyar sus inseguras como nuestra existencia, porque Yean aquí pues nuestros lectores, el bilidad de confesar que tenía orden es-
¡isertos, y ante un baluarte tan poderoso estas varian en consonancia con la buena mal que hoy denuncia El Canario, cuyo presa de San Luís para no permitir la
no teme los picotazos de algún pajarraco voluntad que nos profesa la autoridad que alto trinar espera herirá los oídos del Go- circulación á nada que se refiriese á las
de mala raza, que torpe y grosero no ten- nos gobierna, y á la par con su galantería. bierno supremo, de (¡uien también espeía Islas Canarias. Ese ministerio, que había
¡ia mas razón que la fuerza, mas inteligen- hollado á sabiendas nuestros mas sagra-
Entre tanto los intereses de esta isla una resolución enérgica que ponga tér-
dos derechos, contaba desde luego con
cia que su ambición, ni mas objeto que sufren, y se debilitan; la correspondencia mino al abuso que deja indicado, y cuyas el fallo condenatorio de la opinión públi-
ia destrucción de las demás aves para en- oficial y particular se queda en esta admi- consecuencias son mas lamentables que ca, que está siempre de parte de la razón,
galanarse con sus plumas. nistración; pero eso no importa, por que lo que suponen las personas que las cau- de la verdad y de la justicia.
Nuestros lectores disimularán el esti- para ciertas gentes, es asunto de mucha san. El Canario, pues, se dirige desde La manifestación á que aludimos di-
lo que hemos adoptado en este articulo, luego al Gobierno de S. M. porque habita ce así:
mayor trascendencia que el Sr. Comisio-
por aquello de (jue hay verdades amargas bajo un cielo esplendente, respira un aire Sr. Director de EL CLAMOR PÍBLICO.
nado de la Junta de Tenerife vaya á Cádiz
que no se pueden decir; pero acordando- con las menos molestias posibles que el libre, lo alimenta una admósfera muy
Muy Sr. nuestro: cuando vio la luz
DOS de aquel otro adagio al buen entendc" ár. D. Jaime Ortega no sufra unas horas pura, y luego porque elevado á una altu- pública ol Real decreto de 3 del actual
rfo?' pocas palabras, hemos creido que nos de mareo en el puerto de las Palmas; que ra tan colosal, creemos que no llegarán mandando cesar la división administrati-
comprenderán fácilmente y harán justicia hasta allí ciertas mezquindades de locali- va establecida en las Islas Canarias en
los cazadores de Madrid no padezcan tam- 1852, no quisimos examinar una medida
á nuestra resolución. poco esas crueles fatigas, que es verdad, dad, que puedan embarazar su acción y adoptada sin haber oído antes sobre ella
Hecha pues esla salvedad, que no ca- rinden y reducen á la nulidad á valientes que envueltas entre las emanaciones sul- á las Autoridades civiles y á los Diputados
rece de objeto, nos pi'oponcmos llamar la furosas del Teide, tienen ya demasiada do aquel territorio, porque en el estado
tan esforzados como dios mismos; en fin precario de la prensa no nos era permi-
atención de nuestros lectores, y en par- todo importa mas que la correspondencia infestada la templada zona en que habi- tido hacerlo cual cumplía á la realidad de
ticular del Gübierno de la Nación, acer- de los vecinos é hijos de la Gran-Canaria, tamos. los hechos y á los verdaderos intereses de
ca de uno de los servicios púbhcos mas nuestro país. Hoy, sin embar^^o, que ya se
que la de la audiencia del Territorio y la ha principiado á poner en (vjecucion el Real
imporlantes, y que hasta ahora por des- del Obispado de Canarias; y no puede de- decreto citado, seanos licito al menos con-
gracia, en las Cananas corre pareja con cirse otra cosa cuando observamos, que Nadie en las Islas ignora el cúmulo signar, sin comentarios de ninguna espe-
¡ligunos otros, por una ^enda puiy tor- unas veces se suspende la venida del A a- de arbitrariedades y abusos que se co- cie, la exacta i'clacinn de los bencfcos re-
sultados que desde luego ha producido,
tuosa. por, y en otras se anticipa sin previo aviso metieron al verificarse la reunión de los omitiendo á nuestro pesar una gran par-
Se encamina hoy pues nuestro canlo, la hora de su salida, y esto también, por Distritos decretada á la sombra de las to de loque desde Canarias se nos comu-
l.ácia la contrata celebrada por el Gó^ falsas razones con (jue un ministerio in- nica, porque do seguro habría de dar lu-
que unas veces así se le antoja disponerlo
fame sorprendió el ánimo de S. M. pro- gar al Sr. Fiscal de imprenta para ejer-
hierno de S. M. en el año ilHimo con la á un general bomlo, y porque haya en otras duciendo males sin cuento á una ]iarte cer su mecánico oficio.
casa de llelorlillo de Cádiz. No no? deten, una autoridad tan galante ó condescen- muy considerable é importante de osle ar- A las dos horas de haber llegado á ma-
dremos en si Isa sido ó no onerosa para diente, que no piieda pegarse á una ind> chipiélago. Semejantes atentados solo po- nos del Capitán General la disposición á
f.J Estado, (3 t'K S! sus resultados están en cac;on oficial, ó aniistosíi que al efecto se dían tolerarse por un gobierno que daba que nos referimos, y tn que jor lo visto

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 3. GRAN CANARIA. Año primero.

PERIÓDICO DE NOTICIAS E INTERESES MATERIALES.


Las Palmas—Noviembre 2 de 1831.
oi.^ cii D P^l" P""^ ahora los Marios, Jueves y Sábados de cada semana en una hoja suelta. Mas adelanto y cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por «emana.—
SL SUSCRIBE en esta Ciudad en la imprenta de la Verdad. En los demás puntos por medio de los Sres. corresponsales de este periódico.—PRECIOS DE SUSCKICION. En esta Isla 4 rs. vn. al mes. En las demás de
la Provincia o rs. vellón, franco. En la Península y Estrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

Jueves 2 de Noviembre. mas vitales do este pais, hizo al fin que tritos, pero el General los detiene; no pa- ra establecer el nuevo orden y gobernar
el de Gran Canaria. Al cesar 'hoy en el
S. M. fijase en él sus ojos, y procurara rece sino que intentaba sellar los labios

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
mando me aparto d^, este suelo querido,
aplicar remedio á tantos males: oyóse en- de los Canarios, y oprimir con una mano llevando al hogar doméstico la admiración
tonces á todas las autoridades, pidióse de hierro su corazón, para que ni habla- de vuestras virtudes y patriotismo. No me
(1) Cuando el pueblo amante de sus consejo á todas las corporaciones, y des- sen del decreto del 17 de marzo, ni de- acompañan, por fortuna, odios ni quejas,
derechos y celoso por su libertad se ale- ni dejo detras de mi lágrimas ni resenti-
pués del mas escrupuloso y detenido exa- seasen jamas su restablecimiento. mientos. Si conocí sinsabores, é hice tam-
ja del poder que le tiraniza, cuando cons- men se decretó en 17 de Marzo la di- Vino al fin el dia suspirado; triunfó la bién algunas veces sacrificios de amor pro-
tituye Juntas independientes y soberanas, visión do estas islas en dos Distritos ad- causa de la libertad; España hizo saber al pio, todo lo debia á un pueblo que acogió
que sostengan el orden y aseguren el ministrativos, como el único medio de mundo que no sufre tiranos; y el Ministe- siempre benigno mis disposiciones.
CANARIOS: por última vez os dirijo la
triunfo de las buenas instituciones, la voz alejar la discordia, y acortar la distan- rio Sartorius huyó cobardemente para palabra y sus postreros ecos son para supli-
de las reformas se deja oir en todas par- cia que mediaba entre la autoridad y los ocultar su vergüenza. Entonces la Ciudad caros conservéis una buena memoria de
tes: como no hay provincia, no hay co- pueblos. Los resultados, prueba infalible de las Palmas, secundando el movimiento quien por tanto tiempo vivió entre vosotros
marca, ni territorio que no tenga nece- de la bondad de todos los actos del po- y al despedirse os deja su amor y afecto mas
nacional, pide su libertad y sus derechos, tierno. Las Palmas 13 de Marzo de 1854.=
sidades, y como los desastrosos efectos de der, correspondieron en esta ocasión á las y proclama su Junta do Gobierno. ¿Y que Rafael Muro.
una disipada administración hacen urgen- esperanzas que se hablan concebido, y aun debia hacer ésta? Dobla armar al pueblo
te y necesario el remedio, y el legisla- fueron mas allá. Con tan saludable me- contra los enemigos de la libertad, debia
dor se encuentra en todas partes, los de- dida los intereses materiales y morales alzar el estado de sitio, ese estado de vio- Con el mayor gusto damos cabida en
cretos se multiplican; y al salir de este recibieron impulso: promuévense obras de lencia y opresión, debia dejar sin efecto el las columnas de nuestro periódico al si-
orden de cosas transitorio para volver utilidad común, mejórase la instrucción decreto del 3 de marzo, que es una con- guiente comunicado que desde la Villa de
á la unidad social, se hallan alteradas las pública, atiéndese la beneficencia, no se secuencia necesaria y precisa de ese mis- Guia nos remiten las personas que lo sus-
relaciones y complicados los intereses; descuida la estadística, en una palabra, criben; su mucha estension no nos permite
mo estado; no hacer esto, era dejar la
publicarlo en un solo número; por lo que
siendo entonces indispensable subordinar todos los ramos de la administración son obra á medias, y ser inconsecuente. ¿Cuan- constituirá en los sucecivos.
á la conveniencia general la utilidad lo- igualmente atendidos, y esa desastrosa ri- do salió ese decreto? Cuando la nación se
cal, y dejar sin efecto esas determina- validad que mediaba entre las islas, se hallaba en estado do sitio. ¿Como salió? COMUNICADO.
ciones, para que rija la máquina políti- convierte en una templada y racional Sin informes ni solemnidades. ¿Y para
ca. ¿Pero todas han de quedar sujetas á emulación, que sostiene la vida de los pue- Sres. Redactores del Eco del Comercio de
que salió? Para que el General Ortega
igual suerte? ¿La voz del pueblo, que me- Santa Cruz de Tenerife.
blos y los conduce á grandes y gloriosos conservase la unidad y el orden, si usa-
jor que nadie conoce sus intereses, será adelantos. mos el lenguaje hipócrita do la tiranía, ó Hemos leido la contestación que dais
siempre desoída? ¿Los trabajos de las Jun- Disfrutaban ya de estos beneficios los para que continuase oprimiendo á los Ca- en el número 260 de vuestro periódico
tas de Gobierno serán siempre estériles? al manifiesto publicado en 10 de Setiem-
Canarios, cuando el ambicioso Ministerio narios, si hemos de emplear el lenguaje bre último por la Junta auxiliar de Go-
No, cuando estos están en consonancia Sartorius queriendo perpetuar su domina- franco do la verdad. En este supuesto, no bierno de Gran Canaria; y nosotros que
con las ideas que prevalecen, ó cuando ción, viola las leyes, conculca los dere- existiendo el estado de sitio, no puede exis- hasta hora no nos hablamos valido de la
el acuerdo de los representantes del pue- tir tampoco el decreto del 3 de marzo: imprenta para dar publicidad á nuestras
chos mas sagrados, se arma contra el ideas, ni acerca de cuestiones políticas,
blo se limita á destruir hasta en sus con- pueblo, declara la nación en estado de si- cuando falta la causa, cesa el efecto: hijo ni respecto de intereses locales; nosotros
secuencias el abominable sistema que pro- tio, y la deja á merced del despotismo aquel decreto de las circunstancias, ha de- que jamás hemos tenido la ambición de
movió el glorioso alzamiento de la Nación, militar. Entonces ya no hay justicia, ya bido perecer con ellas. Ademas, si la uni- que nuestros nombres alcancen populari-
dad, de que se nos crea con aspiraciones
el Gobierno supremo se vé en la necesi- no se consultan intereses, ni se atiende á dad y el orden se conservan hoy por el á ejercer influencia en asuntos público»,
dad de sancionarlo. En este caso se en- la conveniencia pública; no se atiende sino benéfico influjo de las leyes, esa disposi- porque esa ambición solo la comprende-
cuentra justamente ol acuerdo de la Jun- á la voz dolos Capitanes generales, cuanto ción dada para lisonjear el despotismo mi- mos justa y loable en aquellos que tienen
ta de gobierno de la Ciudad de las Pal- el instinto ó el convencimiento de que es-
ellos piden, se le otorga. La del General litar no tiene objeto, y la Junta de Gobier- tan llamados á formar y, dirigir la opinión
mas de Gran Canaria, dejando sin efecto Ortega fué por cierto muy funesta para no do la Ciudad de las Palmas al declarar- en provecho de su patria; nosotros que, es-
el decreto del 3 de Marzo de 1854, y la Provincia; pidió, llevado de un loco la sin efecto, restableciendo la división do traños á la polémica, debemos conocer
por lo tanto en vigor el del 17 de mar- deseo de mando, la derogación del Real la Provincia, solo ha sido consecuenle y nuestra desventaja al retar con desiguales
armas á escritores públicos; no hemos po-
zo do 1852, en que se establecen dos decreto de 17 de Marzo, y la obtuvo al lógica. dido resistir, empero, al deseo de refutar
Distritos administrativos en esta Pro- instante, sin informe, y al solo influjo de muchas proposiciones que se sientan en
vincia. las mágicas palabras unidad y fuerza: vuestro artículo, de esclarecer hechos que
A continuación inseríamos la sentida allí se obscurecen, y de evitar que á la
el gabinete no entendía entonces otro len- distancia pase por cosa cierta v conveni-
Una rivalidad constante entre la villa alocución con que el Sr. D. Ralael Mu-
guaje, ni hablaba otro idioma. 10, digno Subgobernador del Distrito de da, lo que es equivocado, 6 á lo sumo
de Santa Cruz de Tenerife y la ciudad cuestionable. Desatender ese deseo seria de-
de las Palmas neutralizaba los saludables Llegó el caso de ejecutar tan arbitra- Gran Canaria, trató de despedirse de sus
subordinados al cesar en el mando: cu- soír la voz del patriotismo y de la con-
efectos que pudieran tener las resolucio- ria como injusta medida, y aqui comien- ya publicación tuvo á bien prohibir la ciencia, y nosotros amamos al pais en que
nes del Gobierno; un atraso general en za una nueva serie de vejaciones: los se meció nuestra cuna, y á la verdad luz
omnímoda autoridad del agente del pola- y norte del hombre honrado. Ágenos álc-
todos los ramos de la administración, y ayuntamientos quieren reunirse, intentan quismo en estas islas, que digno secuaz elo sentimienlo de odio, por motivado que
un completo abandono de los intereses dirigir esposiciones al Gobierno, pero el de Sartorius, holló las leyes con lanía im- sea, á toda rivalidad mezquina y capricho-
General lo prohibe, empleando un despo- pudencia. sa, conceptuamos ver con imparcialidad las
¡1) Escrito este artículo en los momentos e,i tismo desusado en Turquia. Ciudadanos La alocución dice así: cuestiones y los sucesos; pero si alguna vez
que la Junta de Cjobierno de Gran-Canaria duclarú
CAMBIOS: dos afios iban á cumplir- deslumhrados rniriéremos Iras una vana
bi» efecto el decreto de 3 de marzo de este año, no amantes de su patriíivan á embarcarse pa-
pudo verla lu?. pública por carecer en'onces de u» se desde que se dividití esta provincia en sombra creyendo ale; nzar la realidad, ten-
periódico esta población: ahora lo iníertainos para ra decir la vei'dad, y hacer presente los dos distritos, mereciendo áS. 11. (q. D. g.) dremos un placer en únelas personas sen-
que nue.itios i.uscritoies no icsnorcri como pensábamos satas, conocedoras de los hechos v no mo-
respecto á una cuestión que aun esta pordecidit', malos efectos de la supresión de los dis- la alia honra de que se me designase pa-

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Níimero 4. GRAN CANARIA. Año pririíiero.

PERIÓDICO DE m m m
Las Palmas^—Noviembre i de 1854.
_ So publica por aliora los Márles, Jueves y Sábados do cada semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya hemos pedido i la Península, saldrá on un pliego dos veces por semhna.—-
SE SUSCRIBE en esta Ciudad en la imprenta de la Verdad. En los domas puntos por medio de los Sres. corresponsales de este periódico.—PRECIOS DE SDSCRICION. En esta Isla 4 rs. vn. al raes. En las demás de
la Provincia S rs. vellón, franco. En la Península y Estrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

Sábado 4 de Noviembre. pecto que el de los principios económi- Pero nosotros no admitimos esos princi- á los Ayuntamientos, verdaderos repre-
cos, porque es el único que se presta á pios, ni creemos que tampoco los admita la sentantes de la voluntad popular? Decid
declamaciones vagas é indeterminadas. La ciencia, la verdadera ciencia, la que alum- ¿os atrevéis?

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
elasticidad que puede darse á las doctri- bra á la humanidad en la via del progre- En la esfera de los, principios es, pues,
Próxima á resolverae por el Gobierno so y de las mejoras. No, nosotros libera- visto que no puede sostenerse racionalmen-
nas, según las ideas del que las sostiene,
ejecutivo de la Nación ó por la Asam- les de corazón, hombres de principios pu- te la centralización como medio de go-
permite que cada uno adopte las que mas
blea constituyente, la cuestión de divi- ros, que confian en el triunfo de las ideas bierno; y de aquí se deduce como con-
convienen á su objeto; y de aqui nace el
sión de la provincia de Canarias que ha de verdadera libertad, no podemos tran- secuencia clara y precisa, que todo 1»
abuso que constantemente se hace de los
de terminar de una vez para siempre las sigir con semejantes doctrinas que matan que tienda á reunir bajo un solo mando
principios de la ciencia, apbcándolos á las
discordias que existen entre las dos islas todo cuanto hay de noble, de grande y grandes porciones de territorio, á destruir
medidas mas opuestas entre si. A nombre,
principales del Archipiélago, Bl Canario de generoso en una nación, que sofocan el espíritu de localidad en beneficio de
pues, del principio de centralización se dic-
llel á la enseña que ha enarbolado des- todo cuanto no sea el bien estar de unos un solo pueblo, á sofocar legítimas aspi-
tó el Decreto de 3 de Marzo de este año,
de que ha visto la luz púbhca va á en- raciones de independencia, no está, no
y ese mismo es el que han invocado los pocos en perjuicio de la gran mayoría de
trar de lleno en el examen sucinto pero Ciudadanos: no, la escuela liberal, quiere puede estar de acuerdo con los principios
defensores de Santa Cruz de Tenerife ya
exacto de esa misma cuestión, no como que los hombres se auxilien, y sean her- de la ciencia.
esplicitamente al aplaudir aquella disposi-
lo ha liecho hasta ahora, no con indica- manos, iguales en derechos y en deberes; Un pueblo que encierra elementos de
ción, ya indirectamente al hablarnos, al
ciones vagas, no con raciocinios que por no pretende como los secuaces del indi- bien estar, de engrandecimiento, de vida
parecer sin objeto, de las ventajas que
mas lógicos que sean á nadie se diri- vidualismo el mando de uno sobre todos, barata, yace en un estado de postración
todas las islas reportan en que exista
gen con especialidad, ni provocan nin- el triunfo de la tiranía sobre la razón, la muy cercano al de decaimiento, por hallar-
un puerto que, á su modo de ver, es el
guna discusión: no; hoy tomamos la plu- fuerza entronizada sobre el derecho. Estos se dominado por otro pueblo ({ue le pri-
gran centro de esportacion y comercio de
ma con un objeto marcado, con determi- son los verdaderos principios de la cien- va de utilizar sus medios y de entrar en
las Canarias.
nada intención: queremos que nuestros ar- cia, de la ciencia que ilustra y dirige los la via de los adelantos. Lograda su in-
tículos sean considerados como un guan- Nosotros que, lo repetimos, no hemos
hombres al mejoramiento social, no de la dependencia, constituido en capital, sin
te que noble y caballerosamente arroja- visto atacar nuestras pretensiones sino en
causar por esto á su rival perjuicio de
mos á nuestros adversarios: queremos que ese terreno -verdad es que seria imposi- ciencia do los estados de sitio, de la cen-
tralización de los poderes, de la fuerza ninguna clase, las fuentes de prosperidad
venza la razón, que brille la luz, que la ble atacarlas en otro- vamos á seguir en
armada como único raciocinio para con- que hoy están abandonadas brotarán cuan-
victoria se declare por el mas meritorio; él á nuestros adversarios, para continuar
vencer al pueblo. tiosos raudales que vivificarán un terri-
queremos que termine esalucha intestina en luego demostrando que en la esfera del
torio de mas de 60,000 habitantes; la
que estamos envueltos, y esa guerra que derecho y de los hechos nuestra causa no Asi hemos visto que durante los once
riqueza particular y la pública tomarán
nos devora: queremos, en fin, que se de- admite discusión. años que el partido llamado moderado ha
incremento, y desaparecerán las vejacio-
clare y reconozca por todos la justicia de La centralización conocida solamente estado en España al frente de los nego- nes que ahora sufre. ¿Podrán oponerse
nuestra causa, ó que se nos reduzca al en las sociedades modernas, con todas sus cios, la centralización ha sido la base del á esa legítima regeneración los princi-
silencio convenciéndonos de que somos aplicaciones destructoras, ha constituido Gobierno. En la administración de los in- pios de la ciencia?
unos visionarios, do que nuestras prclcn- en todos los casos la fuerza de todas las tereses del Estado, en la administración Preciso es carecer de sentido común
S'ones carecen de sentido común, probán- tiranías, el arma do todas las violencias, provincial, en la municipal, en todas par- para sostener semejante absurdo.
donos que hemos nacido para gemir siem- la razón suprema que se ha invocado pa- tes, la centralización ha dejado sus fu-
pre bajo la opresión, y mostrándonos los ra sofocar todas las aspiraciones legítimas, nestas huellas, y ha marcado su paso con
títulos que otros hombres y otros pue- para constituir los pueblos en esclavos de la destrucción de todos los lazos que exis- Sin perjuicio de ocuparnos á la mayor
blos han recibido de la naturaleza para una voluntad única y absoluta. La cen- tían entre los pueblos de una misma pro- brevedad acerca de la manera como se
tralización, sea cualquiera la forma de go- vincia, entre los ciudadanos de un mismo han formado las listas electorales y las can-
reducirnos á la triste situación en que nos didaturas para las próximas elecciones de
hallamos desde el mes de Marzo de es- bierno que rija, representará siempre el pueblo; porque matando el espíritu pú- diputados á Cortes, debemos llamar la aten-
te año. poder omnímodo do uno ó do muchos, pe- blico, que es su objeto; destruyendo las ción de nuestros lectores v la de la autori-
ro siempre el poder, tiránico, avasallador, representaciones provinciales; reduciendo dad en particular, respecto de la conducta
Nuestro deseo de hoy no puede ssr que están observando algunos empleados
mas racional: si alguien so cree con me- implacable, nunca la hberlad. Desde el las municipales á simples empleados pú- de la administración económica en la isla
jor derecho, que lo proclame; la opinión Gobierno de la Junta de Salvación públi- blicos sin sueldo, ahogaba todos los dcsoos de Lanzarote. Cuando el gobierno de S. M.
ca, poder ejecutivo de una república de- de mejoras, de unión, y de progreso en- ha recomendado á todos los funcionarios
pública juzgará: el fallo superior^ecaerá públicos, sea cual fuere su gerarquía, que
sin lastimar al vencido, porque tendrá que mocrática, pero una é indivisible, hasta tre hombres reducidos á la impotencia se abstengan de intervenir en tales nego-
reconocer la superioridad del vencedor: y el Gobierno del imperio, voluntad de uno por la inspección continua y vigilante de cios, lamentamos que haya personas que ol-
solo que quiere pesar sobre treinta millo- la autoridad sobre todos sus actos. vidándose de sus deberes" como empleados,
nosotros lo declaramos desde ahora: si an- y de su gratitud como hombres, estén sir-
te el tribunal inapelable de la razón se nos nes de hombres, la centralización ha sido ¿Os atreveréis á defender la centra- viendo de instrumento á los partidos para
confunde; si se encuentran argumentos, el objeto dominante, la enseña tiránica lización vosotros los que las defendíais perjudicarlos intereses de esta Islayfal-'
que ha dirigido la administración de los durante el ministerio Sartorius? ¿Os atre- seai' la voluntad de los pueblos. Bueno fue-
principios, hechos con que destruir nuestras ra que diese una lección que sirviere de
pretensiones, abandonaremos el campo sin Estados. veréis á defenderla ante un gobierno hi- ejemplo para lo sucesivo.
vacilar. Tal es la confianza que nos asis- Estos son los principios de la ciencia jo de la revolución que en sus primeros
te de la justicia de nuestra causa, que no en cuyo nombre se ha considerado nece- pasos deshizo la organización ccntraliza-
tememos contraer este compromiso. saria la reunión de la provincia de Cana- dora de los once años, ante un Gobier- Con el epígrafe de 3íilic¡as sobre las ar-
Hasta ahora no hemos visto que los rias, los que so invocaron al tiempo de de- no que conociendo sus deberes ha de- mas acabamos de leer un artículo que in-
cretaria,losque han defendido los hombres vuelto desde sus primeros dias sus fa- serta en su número 25o el Noticioso de
adversarios de la división do la provincia, Sta. Cruz de Tenerife, y aunque, como
hayan examinado la cuestión bajo otro as- que aplaudieron la caída de la división. cultades á las Diputaciones provinciales y nuestro Colega, comprendemos los males

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número. 5 GRAN CANARIA. Año primero.

PERIÓDICO DE NOTICIAS t INTERESES MATERI4LES.


Las Palmas—Noviembre 7 de 1854.
So publica por ahora los Martes, Jueves y Sábados de cada semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya heñios pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana,—
SE SUSCRIBE en esta Ciudad en la imprenta de la Verdad. En los domas puntos por medio dolos Sres. corresponsales do este periódico.—PRECIOS DE SUSCKICION. En esta Isla 4 rs. vn. al mes. En las demás de
la Provincia b rs. vellón, franco. En la Península y Eslrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

Martes 7 de Noviembre. tencia y ¡ay de aquellos que atenten á seducciones, que han denunciado varios ciu-electorales á un número dé electores que
dadanos de la Villa de Stu. Cruz y de otros jamas han tenido ni nunca podrán tener;
su vida!
Pueblos de la Provincia, y para llevarlas á que se hayan adoptado medidas arbitra-

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
A vosotros dignos miembros de las cabo se cometen abusos é ilegalidades y to- rias é ilegales respecto de algunos Pueblos
cortes constituyentes, á vosotros toca sal- do se quiere cohonestar esplotando la riva- y Corporaciones; y que ¡ojalá nos equivo-
Va por fin á aparecer paj'á nuestra ca^ var el precioso depósito que va á poner lidad qué divide á Callarla y Tenerife y á cáramos! se haya sorprendido al Gobierno
otras de las Islas y Pueblos de la Provincia, supremo y se hayan hecho en la Pro\ in-
ra patria la suspirada aurora del 8 de no- en vuestras manos el ilustre consejo de la y aparentando obrar por los intereses de los cia destituciones de antiguos y beneméri-
viembre de 1854: dia solemne, gran dia corona; el porvenir os aguarda; ¡quiera el unos se sacrifica á los otros y dejándolos sin tos empleados, colocando en su lugar al-
nacional, que formará época distinguida cielo que la historia reserve una página de representación nacional se hace al fin una gunas personas que por ningún título de-
elección de bandería ó paUdillage, en la que, bieron nunca figurar entre los servidores
en los anales de la libertad española. Los oro para vuestros nombres! invocando mentidamente los principios, se del Estado: solo por esa ambición de al-
verdaderos representantes del pueblo, los sacrifique todo al interés particular y á los gunos y por esa necedad de otros, puede
órganos legítimos de la voluntad general, fines reprobados de algunas personas; en- esplicarse que se quiera negar á esta Isla,
van á instalarse en asamblea constituyen- Las próximas elecciones de Diputados tonces, si mañana como tantas otras veces de Gran Canaria y á otros Pueblos muy
á Cortes por esta Provincia es el asunto los Diputados de la Provincia se olvidan de importantes de la Provincia, queiormaii
te, no ya para doblegarse á las tiránicas preferente que en la actualidad y hace al- esta y nada hacen por ella, y no saben cap- una parle muy principal de ella, la justa
exigencias del poder, no para ceder á las gún tiempo ocupa á todos los Pueblos y tarse en la asamblea cnhstituyenle la consi- y legal participación que debieran te-
inspiraciones de altos dignatarios, ni á las a casi todos los vecinos de la misma Pro- deración que les es debida por la importan- ner en las elecciones y que quiera conde-
cia del pais que representan, ni contribuir nárseles á no-ser representadas en la asam-
pérfidas sugestiones de una fracción retro- vincia: elecciones y electores, candidaturas eficazmerite á la grandiosa é importante obra blea constituyente. Ni como es posible otra
y candidatos; esta es la idea que á todos
grada ó de una bandería ambiciosa, sino domina y que á todos mueve en estos para que han sido llamados, y piensan solo cOsa, cuando en la Gran-Canaria y en esos
para restituir toda su pureza y esplendor momentos; pero, por desgracia para el pais en conseguir empleos, en hacer favores, en otros Pueblos no se quiere satisfacer am-
rccompcsar la candidez y docilidad de algu- biciones personales, ni que el cargo de Di-
á la sagrada causa do la Libertad, cuyo en general y en mongua do la cansa son- putado sea una vil especulación, ni tam-
ta de las libertades patrias y de la pros-^ nos electores y en vengar la independencia
sólido triunfo han confiado los españoles á peridad Nacional, aquel asunto y aquella de otros y en prOtejer cuando mucho las exi- poco un medio de propio engrandecimien-
la prudente sabiduría y previsora vigilan- idea ocupan y mueven á los Pueblos y"a los gencias fratricidas de ciertos Pueblos de la to, ni una carrera para los abogados sin
particulares en muy diverso sentido y con Provincia; entonces, si los males de esta Pro- cíentela, para los propietarios sin riqueza,
cia de su representación nacional. vincia siguen, si su decadencia se aumen- para los hombres sin profesión y para los
muy distinto fin, siendo pocos los que se
Recuerden los S. S. diputados que los dirigen al único, verdadero, santo y es- ta, si los odios y las rivalidades crecen y se empleados sin capacidad, ni para los que
poderes que les autorizan van sellados con clusivo que lodos debieran tener en una encarnizan, si ño llegan las Islas á salir del UulOs é ineptos para crearse una posición
materia, cuya importancia no hay palabras estado violento y alarmante en que hoy se debida al talento, ó á la industria ó al
la ilustre sangre de los héroes que en Vi- encuentran, y no renace la paz y la tran- trabajo, solo aspiran á medrar á costa de
con que encarecerla.
cálvaro y en Madrid lucharon denodados quilidad, ni pueden utilizarse á su sombra, los pobres Pueblos, y se figuran que para
El Canario que en su número de hoy con la hermandad y cooperación de todos conseguirlo les basta llamarse liberales y
para derrocar el despotismo: no olviden bosqueja la alta y trascendental misión de los Pueblos, los elementos de riqueza que progresistas, sacrificando la libertad y con-
i[ue el alto puesto que van á ocupar lo de- la asamblea constituyente, y los importan- encierra el archipiélago Canario, que hasta tribuyendo á aumentar el crecimiento y el
ben á una gloriosa revolución, cuyo com- tes y sagrados deberes de sus individuos; ahora no se han esplotado por falla de vo- desborde de la empleomanía, que ha sido
que abriga la intima convicción de que luntad en los unos, de generosidad en los y será, si no se contiene y extingue, el prin-
plemento son las mismas Cortes que eUos depende esclusivamente de su conducta el
componen. La España que lo espera todo otros y de verdadero amor por el pais en cipal y mas temible enemigo del Gobierno
auaiizamiento de la libertad y delaprospe- muchos; entonces, si llegare el caso de una liberal y justo para que tantos sacrificios
(lo sus dignos representantes, quiere ser i'idad Macional; y que erre que la poster- conflagración funesta ó de un decaimiento ha hecho la Nación.
libre de hoy para siempre, y tiene dere- gación y el desprecio que han sufrido por mortal, no se quejen los que hoy por indi-
tanto tiempo la una y la otra, tienen su ferencia ó falta de decisión no lo evitan, ni No; si á la Gran-Canaria se le conce-
cho á serlo. Si, la nación que al juramen- principal origen en que los representantes den los dos representantes que de justicia
lo lamenten mañana los que con su conduc-
tar sus royes ha sabido decirles: Nos, que de los Pueblos se han olvidado de su sacro- ta inconsiderada y ambiciosa dan lugar á le corresponden, y si á las Islas de Lan-
rada uno valemos tanto como vos, y que santa misión y la han envilecido y sacrifi- ello, ni se disculpen los que con su hipocre- zarote y Fuerlevéntura se les da una par-
cado inicuamente á ambiciones personales y sía, mintiendo patriotismo y libertad, con- ticipación legítima y directa en las elec-
juntos podemos mas que vos, os hacemos á intereses mezqumos, olvidándose los Pue-
tribuyen directamente al mismo fin, ni los ciones, entonces habrá dos ó tres huecos
nuestro Rey y Señor con tal que guardéis blos y los electores á su vez de la importan- que con una docilidad culpable ó con una menos en que dar cabida á aquellos cien
nuestros fueros y libertades; y sino, no: cia y trascendencia de las elecciones y del candidez reprensible sirven de instrumen- candidatos, y tal vez no triunfaran
fin único que en ellas debiera guiarles, el tos: no, estos deberán mañana sufrir en si- la ambición ni el egoísmo: de a([uí
la nación que sostuvo las c;írtes de Ara- cual también han sacrificado torpemente á lencio las consecuencias fatales de su debi- la necesidad de sacrificar á esas tres is-
gón y de Castilla siempre celosas de su afecciones privadas, á cálculos mezquinos ó lidad é inconsideración, y aquellos deben las, parte muy principal é importantísi-
dignidad, y que por no consentir se holla- á intereses bastardos; El Canario que se recibir el anatema infamante del pais, huir ma de la Provincia; de aquí que no se
ran sus privilegios, alzó las Comunidades apercibe de que en las presentes elecciones avergonzados y marchar á otros Pueblos á quiera dar á todas siete la participación
de esta Provincia van á repetirse esos males ejercitar en beneficio propio las farsas, las legal, equitativa y proporcional que de-
contra los caudillos del gran Carlos I; la que tan funestos han sido á la misma, no intrigas y las seducciones, que sus mismosbieran tener en la elección de los repre-
tjue en 1812 conquistó su soberanía y ar- puede menos de denunciarlos y protestar paisanos y hermanos han sido los primeros sentantes de la Provincia; de aquí el que
ranco fiera su independencia de entre las contra ellos, tanto mas cuanto que juzga po- en denunciar. las candidaturas se fragüen por un solo
sible su remedio, si los verdaderos liberales j)ueblo ó por una sola Isla, ó mejor por
manos del vencedor de las naciones: la y sinceros amantes del pais se proponen unas cuantas personas que se arrogan alie-
que en \ 820 hizo resonar por todos sus conseguirlo, puesto que por la primera vez W o es posible que á nadie parezcan in-
motivadas ó exageradas estas tristes y amar- vidas el derecho de disponer de la suerte
ámbitos el grito de libertad que lanzaron quizá después de mucho tiempo, la elección gas reflecciones, si observan la marcha que y de los intereses de toda la Provincia.
puede ser espontánea y libre, bajo la pro- se ha seguido en los tral ajos preparato- ¿Y como es esto posible? ¿Como la Provin-
los valientes de cabezas de San Juan; la tección justa y legal de la nueva autoridad rios para las elecciones, la tendencia que cia lo consiente? La esplicacion están sen-
(|iie por ser libre empuñó las armas con- Superior de la Provincia que acaba de ofre- cilla como verídica: porque en la Villa de
han tenido todos los pasos
cerla solemnemente, siguiendo la noble con- blos y personas, y la ambición y los cál- de algunos Pue-
tra el pretendiente que ya le prcpcaraba los Santa Cruz residen todas las autoridades
infames hierros déla escluvitud; la que, duela de que el Gobierno Supremo ha dado culos con que cien candidatos se han lan- y á aquellas personas les es muy fácil ha-
ejemplo en toda la Nación. zado á obtener partido y trabajar por su cerlas contribuir á sus planes por mil me-
por fin, se despertó gloriosa en el pasado ' dios que las mismas autoridades tarde,
Si á pesar de elementos tan favorables elección, sin capacidad y sin títulos algu-
julio para llenar de terror á los tiranos que para la mas libre, conveniente y acertada nos para merecer tan hoiioriíica distinción, llegan á conocer; porque en todo el tiem-
con leíales cantos querían adormecerla; elección, esta se bastardea y triunfa por un y sin la menor garantía de corresponder po transcurrido desde el alzamiento nacio-
dignamente á ella. Solo asi es como se es- nal, la autoridad superior de la Provincia
esa nación magnánima no puedo, ser es- lado el egoísmo y por otro la ambición, por no ha estado ejercida por el empleado pro-
clava: la libertad es el elemento de su exis- una parte la hipocresía y por otra la ruin- plica chos
el hecho escandaloso de que en mu-
Pueblos se hayan elevado-las listas pio á quien sus antecedentes, sus conoci-
dad; y siguen las farsas, las intrigas y las

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número. 6 GRAN CANARIA. Año jjrimero.

ERiODico DE m m m INTERESES IHATEBI4LES.


Las Palmas^—Noviembre 9 de 1854.
„_ , ,^" publica por ahora los Martes, Jueves y Sábados do cada seinana en una hoja suelta. Mas adelante v cuando llegue el papel que ya heitlos pedido á la Península, saldrft en un pliego dos veces por semana.—
SE SUSCIUBE en esta Ciudad en la imprenta de la Verdad. En los d 'mas puntos por medio de los Bros, corresponsales de este periódico.—PUEGIOS DE SUSCRICION. En esta Isla 4 rs. vn. al mes. En las demás de
la Provincia O rs. vellón, franco. En,la Península y Estrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

Jueves 9 de Noviembre. la sociedad; por lo que, á fin de que se hubiera sido dificiles y aun imposibles de
comprendan, procuraré dar de ellos defi- obtener por solas sus fuerzas aisladas. Solo
vida. Pero nó, el presidente confia en que
cada socio depondrá cualquier enojo que

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
niciones que se acerquen á la mayor exac- es dado á la asociación de los espíritus por pueda tener contra otro, todo con el fin de
titud posible. medio de los trabajos intelectuales comu- que el Liceo pueda mostrarse en el tiempo
Los derechos del hombre unos son na- nes el progreso en las ciencias y artes. como una sociedad altamente civilizadora.
Con el nombre de Liceo de Gran Ca- turales, que también se dicen absolutos, y Ademas, el don de la palabra seria inú- También se hace necesaria la libertad
naria, se| ha inaugurado en esta Ciudad otros derivados ó adventicios. Los primeros til y carecería de objeto, si el hombre vi- en la votación., es decir, quecada socio dé
el 29. del pasado Octubre, una Sociedad se llaman asi, porque resultan inmedia- viese solitario. Prescindiendo aquí de la su voto, no por el capricho de otro, sino por
tamente de la naturaleza humana, y son cuestión sobre el origen del lenguage, por lo que la razón ordene y sn conciencia le
cuyo objeto, según tenemos entendido, és la base y fundamento para poder adqui- tener puntos de contacto con las creencias dicte. Sed siempre libres" lo mismo que lo
generalizar la instrucción en todas las cla- rir otros; nacen pues con el mismo hom- religiosas, de que está prohibido hablar por fuisteis al elegir la Junta directiva. No nos
ses, é inculcar los grandes principios de bre. Los derivados, por el contrario, no uno de los artículos del reglamento, lo cier- dejemos supeditar por demagogos: y no ¡li-
se originan inmediatamente de la natura- to é innegable es, que el lengnage artificial go también por oligarcas, porque formados
moralidad que constituyen el porvenir de los pueblos de estas islas á manera de behe-
leza, sino que su adquisición exige como no se haría posible si no poseyésenos origi-
los pueblos. requisito indispensable un acto del mismo nariamente los signos naturales, y la facul- trías, no ha podido existir en ellas la aristo-
El módico precio que se ha fijado á hombre, una voluntad de entrar en rela- tad de significar con ellos; todo lo cual de- cracia propiamente dicha ó la nobleza here-
ción jurídica con un semejante suyo. No be considerarse como una concesión del ditaria. Que haya, pues, entre nosotros li-
la cuota mensual que deben pagar los so- bertad, unión y fraternidad, para que la so-
puede, pues, haber derecho sin una "razón, Criador.
cios, facilitará sin duda la entrada en el, sin un título en que se funde, y este, tra- ciedad del Liceo pueda debidamente consti-
Vése pues, Señores, que la sociedad es tuirse y prolongar su existencia, siendo útil
Liceo, hasta en las clases menos acomo- tándose de un derecho natural del hombre, para el hombre una necesidad de su natu-
dadas, consiguiéndose de este modo el debe hallarse en su naturaleza humana. raleza, que lo que hay de esencial en ella no á la Ciudad de las Palmas nuestra amada
Luego, para saber si la facultad de asocia- patria.—Rafael Lorenzo y García.
noble objeto que sus socios fundadores se ción es uno de los derechos absolutos é es obra del hombre; no pertenece al hom-
bre, ni su institución, ni su invención; por
han propuesto. innatos, so hace necesario examinar la na- lo quo preciso es reconocerla como una ley
Celebramos el pensamiento altamente turaleza del hombre. del Ser infinito. Ahora bien, si la naturale-
Este ente, que aparece como la síntesis za del hombre exige que este viva en socie- Con gusto insertamos á continuación
civilizador que ha presidido á su insta-
el comunicado que nos ha dirigido uno de
lación, y abrigamos la confianza de que armónica de la Creación, es un compues- dad, siendo la sociabilidad un carácter dis-
to de alma y cuerpo. Por tanto, hay que tintivo del mismo, la razón concibe que ca- nuestros suscritores de esta Ciudad, refe-
sabrá corresponder dignamente á las es- observar con separación lo que es resul- da individuo del género humano ha de tener
peranzas que sus tendencias patrióticas y tado del organismo, de lo que es propio una facultad, un derecho de unirse con rente á un hecho de cjue nos ocupamos en
liberales nos han hecho á todos concebir. del principio pensante en el hombre. Si se sus semejantes para todos los diferentes fines nuestro número anterior. Estamos en un
le examina como un ser físico, en los di- de la vida. Proclamemos por ello en alta todo conformes con las ideas emitidas en
He aquí el discurso de apertura que ferentes períodos de su \'ida, puede ver- voz la libre asociación para las ciencias, las
se nos ha remitido para su inserción. el mismo.
se, que en todos ellos se hacen mas ó me- artes, la moral é igualmente para el co-
nos necesarios el concurso y la asistencia mercio. COMUNICADO.
S 1 3 M Í H Í E S : La sociedad del Li- de sus semejantes. En efecto, ¿cual seria Queda demostrado que la facultad de
ceo tiene por objeto proporcionar la nis- la suerte de un niño si se le abandonase, asociación es un derecho natural, primitivo, Sí^es. Redactores de El Canario.
truccion é inculcar los principios de mo- y no le socorriese una mano benéfica y ca- absoluto, innato; mas todavía conviene pre-
ralidad. Asi pues, la misión del presiden- ritativa? Sin duda que perecería, por no sentar á la consideración de esta sociedad Muy Sres. mios: he visto con sumo gus-
te en esta noche de inauguración habrá de poder por si mismo subvenir, á las necesi- otras verdades de grande trascendencia. La to la op()rluna refleccion que hacen l'des.
ser la de principiar instruyendo en cuan- dades, cuya satisfacción reclama imperiosa- facultad de asociación no solo debe ser ga- en la sección local del núm. 5. de su apre-
to lo permita la corta estension de sns co- mente la Naturaleza. Sigámosle ahora en rantida por el Derecho, sí que también la ciable periódico acerca de la facultad re-
nocimientos. Mas, ¿cual habrá de ser la la edad adulta hasta la varonil, en que el Moral reclama que se le favorezca y prote- servada á los Gobiernos de las Provincias
materia de que deba ocuparse? ¿Que te- hombre se presenta con lodo el vigor de ja. Porque el hombre que vive aislado, que litorales y fronterizas para espedir los pasa-
ma deberá elegir que mas se adapte á las sus facultades físicas. Aun en esta aven- no mira sino su y ó y su propio interés, cae portes para el estrangero, lo que ahora mas
circunstancias y al motivo porque se ha- tajada edad, el aislamiento y la soledlad en el mas disolvente egoísmo: y la verda- que en cualquier otro tiempo es chocante,
bla? Minguno mas natural y adecuado que ofrecerían graves inconvenientes; porque el dera Mora!, laque establece como criterio toda vez que se espera que los derechos del
ol de la ¡acuitad de asociación, puesto que hombre eslá espuesto á las enfermedades y déla moralidad, «haz lu deber por deber,» hombre puedan llegar á ser una verdad en
este acto, el hecho de hallarnos aqui reu- á otros accidentes naturales en todos los repele el interés privado como motivo de España, y semejante disposición en esta
nidos, es una emanación de ella. Y esto instantes de su \ida: y aunque se convenga nuestras acciones; por masque lo contrario provincia,' y en cualquier tiempo, causa las
parecerá aun necesario, si se considera con el Gran Rousseau," como es preciso con- hayan sostenido Helvecio y otros filósofos vejüciones que tan justament' se sirven
. ({ue tal vez haya entre nosotros algún so- venir, en que el hombre cuando se halla sensualistas. La asociación produce efectos Vdes. indicar; pero tengan l'des. entendi-
cio que crea, que la existencia de esta so- distante de la sociedad está menos espuesto muy diferentes, cuales son: el desinterés, la do que no dimana déla autoridad superior
ciedad es debida á una gracia, á una con- á las enfermedades, no por eso deberá de- benevolencia y la simpatía, principios todos civil de la provincia, sino que se funda
cesión del Sr. Gobernador de esta Provin- cirse que en tal estado pueda libertarse de de verdadera moralidad, puesto que las mu- en nuestra legislación, en eslremo viciosa
cia. La facultad de asociación tiene un las infiuencias atraoféricas y de los efluvios tuas relaciones hacen que el hombre estien- en esta parte, y en lo particularmente es-
origen infinitamente mas elevado, no es de otras substancias que trastornan y alte- da la esfera de su personalidad hasta sus preso en el art. 271 de la ley de 3 de fe-
una creación humana, sino un efecto de ran el organismo animal. Contemplémosle semejantes. brero de 1823, hoy vigente.
la voluntad divina. Esta manera de con- en la ancianidad, y veremos que el hombre
vuelve á la misma'debilidad y dependencia Si pues la sociedad es buena para el Así, pues, este grave mal, por que se-
siderar la sociabilidad aparecerá á prime- guramente lo es, solo tiene el remedio en
ra vista como paradójica; pero si se lo- délos demás, casi y aunen igual grado que hombre, olla será tanlo mas excelente,
en la infancia. ¿Quesería, pues de nosotros cuanto sea mas sociedad, orden mas verda- que se faculte ala autoridad civil, de los
ma el trabajo de prestar atención á los ra- puertos que lo sean de pueblos cabezas de
zonamientos inductivos que el presidente sin el socorro de nuestros semejantes? dero y mejor reglado de personas unidas
para promover el bien común. Por estoes partido, para que por delegación de la su-
procurará presentar con toda la claridad perior de la provincia espídanlos espresa-
de que la materia es susceptible, podrá Esto en cuanto ala naturaleza física del •• que entre nosotros debe haber imion y fra-
hombre. Si se le considera ahora como un ternidad. Sin estos requisitos no podremos dos pasaportes. La topografía del pais, sus
verse todo lo contrario: es decir, que en- escasas comunicaciones interiores y oirás
tonces resultará una convicción de que la ser inteligente y libre, sin duda que la ob- conseguir el diíicil pero grandioso objeto
servación habrá de dar el mismo resultado. que nos hemos propuesto, cual es, hacer es- circunstancias especiales exigen la enuncia-
sociabilidad proviene del Ser Supremo ab- da medida, entreoirás que al fin tendrán
soluto. La cultura intelectual y los adelantos en tensivos ciertos conocimientos á los ciuda-
las ciencias requieren también el concurso danos que, por sus ocupaciones, no les es que recaer, porque hay una fuerza superior
Fácil es comprender que para esta cla- y cooperación de varios individuos: un posible dedicarse al estudio y ¿la medita- á la voluntad del hombre que es la fuerza
se de demostraciones hay que valerse de hombre solo apenas podría dar algún paso ción. Si existiendo entre nosotros en estado de las cosas, que indudablemente las han de
términos técnicos propios de las ciencias \'erdaderaraente progresivo; por lo que se latente algún germen de disolución, llega producir.
sociales y con especialidad de la Metafí- hace indispensable que los hombres se aso- á tomar incremento y á desarrollarse, pron- Con este motivo se ofrece á las órde-
sica del Derecho, los cuales acaso no se cien para conseguir por medio de sus mu- to concluirá la sociedad del Liceo, ó cuan- nes (ie Vdes. atento y seguro servidor.—
halk;a al alcance de algunos Srcs. dees- tuas comunicaciones los resultados que ks do mas continuará sin dar casi muestras de Q,. S. -M. B.—Vn suscrihr.

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número. 7 GRAN CANARIA. Año primero.

PERIÓDICO DE NOTICIAS
Las Palmas—Noviembre 11 de 1851.
Sn publica por ahora tos Martes, jueves y Sábados de cada semana eri una hoja suelta. Mas adelanto y cuando llegue el papel que ya heñios pedido á la Península, saldrá en un pliego)dos
c veces por semana.—
SE SUSCRIBE üiudau en la imprenta de la Verdad. En los demás puntos por medio de los Sres. corresponsales de este periódico.—PUEGIOS DK SUSCKICION. En esta Isla 4 rs. vn. al mes. En la» dumas <!<}
SUSCKIBK on esta Ciudad
la Provincia S rs. vellón, franco. En la Península y Estrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco

ra no regresar á estas islas en la época


Sábado 11 de Noviembre. braría su felicidad. indicación, tan brusca que á haber sido
de D. Jaime.
Fl Canario que, aunque pequeño y mas fuerte hubiera acaso variado las for-

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
débil tiene la suspicacia necesaria para mas de su bello rostro. Sin embargo, preciso es mostrar nues-
comprender el punto á que se encami- No bastó este contratiempo para que tro agradecimiento y rendir nuestra ad-
En rauda estaba El Canario el 10 de nan los revoleos de las domas aves, creyó el Sr. Vargas desistiera de sus proyec- miración al Sr. Vargas porque en una
Octubre de 1852, cuando al romper la descubrir en el Sr. Vargas un gorrión de- tos. Tan pronto le vimos en Santa Cruz multitud de artículos publicados en El Or-
aurora, el estruendo del canon anunciaba cidido á comerse todo el trigo que se re- de Tenerife como en las Palmas, así en den y en varios periódicos de la pro-
([ue un acontecimiento grande acababa de cogiese en la nueva era. En efecto el -14 el Hierro como en la Gomera, pues en vincia, nos ilustró perfectamente acerca
suceder. La melancolia que le asediaba no de Setiembre del mismo año so espidió todas partes donde pudiera figurar, allí sé de las ventajas que ofrece al comercio de
le permitió entonces unir su canto al so- una Real orden en que se decia que que - presentaba el Comisario preguntando con estas islas la costa occidental del África
nido de los varios instrumentos con que riendo dar S, M. toda la amplitud posí-; voz melosa cual era el sitio que se ha- y particularmente la del vecino territo-
el público bullicioso manifestaba su ale- ble al decreto de franquicias y que sus bia destinado para su colocación. Le oí- rio del reino de Sus. De otra manera tam-
gría. Veia por otra parte que no circula- consecuencias fuesen altamente satisfac- mos hablar mucho de la Sama y de la poco sabria, como hoy, la generalidad que
ban aves de rapiña y que aun los gor- torias para el pais, deseaba que se estu- Curbina, del Rubio chato y del Roncador, los Oasis de Ouad-Mzab y el Abied-Sidi
riones sino hablan desaparecido del to- diase la posibilidad del cultivo del tabaco do la mejora de los pósitos, de los tor- cheikch, los bazares de Tarudant, Nun,
do, escaseaban al menos para poder au- nos para hilar la seda, del comercio con Insah y Tídikelt presentan tan buenas con-
en el mismo, la manera de mejorar nues-
gurar que se recogerían pingües frutos la costa do África, de tantas cosas, en fin, diciones como los mercados Europeos,
tra pesquería en la costa do África y la
de la nueva era que se inauguraba para como artículos abraza un diccionario en- porque en sus tiendas se encuentran los
de establecer relaciones comerciales con
el archipiélago de las Canarias. Éralo en ciclopédico. Pero entre tanto ¿que bene- albornoz del Sus, las fajas de Fez, el co-
las islas de Fernando Póo y Annobon;
ficios ha reportado al pais? ¿Donde es- ral de Liorna, el ámbar de Egipto, las
efecto la ejecución del Real decreto de por lo que en consideración á las cir-
tán los trabajos verificados en los dos años esencias de Túnez, los Fílalí Marro([uí-
1 i de julio del mismo año por el que > cunstancias particulares que concurrían
de la comisión regía? Nosotros en verdad nos, las muselinas de Esmirna, las plu-
S. M. se habia dignado declarar puertos ' en D. Manuel Rafael de Vargas se dig-
no los conocemos y sentimos á fuer de mas de Khenefsa, ol marfil de Zegzeg y
francos á varios de los de estas islas. naba nombrarle Comisario Regio de estas
españoles, amantes de nuestra patria y otra multitud de objetos de valor y de
Dentro y fuera del pais se tributaron islas con el citado objeto. del verdadero progreso que de esa ma- lujo.
los mayores elogios á D. Juan Bravo Mu- Los antecedentes del Sr. Vargas en nera se abuse de nuestras instituciones,
i'illo por haber planteado una mejora, que También por medio de sus artículos
el pais, como recordarán nuestros lecto- que así se den sueldos sin que produz-
al paso que acababa con el sistema res- res, no eran los mas á propósito para que nos ilustró bastante en la Ictologia, tan
can resultados: porque sí bien compren-
trictivo de nuestras aduanas, proporciona- su nombramiento mereciera una apro- asi que ya nadie ignora que entre otros
demos que dicha comisión pudo producir
ba, según todos creían, amplia senda de peces, la Sama se llama Serranus acuti-
bación unánime. Sin embargo tal fue el ventajas al pais, hemos visto también que
prosperidad para el pais. Apoyábase el roslris, el Sargo Sargus rondeleti, el Es-
entusiasmo conque se recibió el decreto por la manera de desempeñarse ha intro-
acierto de aquella medida en que nues- colar Rovelus íemminekii y el Salmón
de franquicias y el tributo de reconoci- ducido el desaliento y la desconfianza en
!i'a posición en el camino de ambos mun- miento que se pagaba á todo aquel que Sauriis irimrgaliis. Acaso sean estos co-
un proyecto que con mejor acierto hu-
dos habia de traer consigo una grande nocimientos el resultado principal hasta
había tomado parte en su promulgación, biera producido nuestra felicidad. Acaso
afluencia de buques, que á la sombra del hoy, de la Comisión regía del Sr. Vargas.
que no dudamos hubiera sido el Sr. se nos dirá que nuestros pensamientos ca-
ubre cambio habia de hacer prosperar recen de exactitud por que el Sr. Vargas Ahora bien, El Canario que se ha pro-
Vargas recibido entre palmas y olivos,
nuestro comercio. Asi fue que la prensa llegó á formar el bacalao de Canaria que puesto cantar claro y muy alto, no pue-
si hubiera acertado á venir á eslas islas
(le Madrid de todos los colores depuso repartió en la corte con el singular des- de menos de llamar la atención del Go-
en los días en que tuvo efecto el estable-
unánime su ya pronunciada oposición con- cimiento del nuevo orden económico. No prendimiento de obtener para sí y para bierno sobre este particular. Si se creó
tra aquel ministerio y tributó alabanzas sucedió así; su entrada en Sta. Cruz de sus amigos un privilegio esclusívo sobre un alto funcionario y se le ha pagado
al Sr. presidente del consejo do ministros Tenerife sí bien exitó en algunos el mas la elaboración de tan importante ramo. dos años para estudiar la materia; si se
por haber sometido á la aprobación de vivo entusiasmo renovó en otros, antiguos Efectivamente,nosotros hemos visto, aun- han hecho grandes trabajos con el fin de
S. M. una disposición que indicaba muy resentimientos que no pudieron mitigar que no lo probamos, algunos quintales de mejorar la pesca y confeccionar el ba-
á las claras nuestros adelantos en las la comisión regeneradora de que se en- bacalao que nos pareció de buena cali- calao, si se ha creado una empresa que
ciencias económicas. dad; concebimos la esperanza de que se la ha do plantear en grande escala ¿don-
contraba investido, ni los benéficos resul-
proporcionaba al pais una nueva indus- de existen los antecedentes? ¿que se há
El gobernador civil en otro tiempo de tados que de la misma pudieran derivar-
tria capaz de cambiar su suerte; pero han hecho de esa empresa cuya existencia nos
esta provincia D. Manuel Rafael de Var- , se. ¡Amargo desengaño para un alma que
transcurrido cerca de dos anos y nada recordaban de vez en cuando nuestros co-
gas, haciendo pública ostentación do su ya venia entusiasmada con la idea de
mas hemos sabido do la empresa ni del legas de la corte? Si el todo no há sido
pericia co la materia y de su interés por perpetuarse en un destino cuyo respeta-
comisario regio, de quien nos hubiéramos una completa farsa, preciso es que se pu-
nuestra felicidad se ingirió suavemente ble sueldo dcbia disfrutar sin responsa-
olvidado sí de cuando en cuando no hu- blique y que el país empiezo á conocer esos
como acostumbra, en el mismo negocio bilidad ni trabajo! ¡Triste condición do los
biese salido alguna Real orden para au- trabajos do dos años: si desgraciadamen-
durante el tiempo de su tramitación. Dos pueblos antiguos y modernos dispuestos
mentarle el sueldo, para nombrarie un se- te lo há sido, debe también aparecer la
ó tres días después de publicado el decre- siempre á azotar á los que tienen toda la
cretario, para conferirle autorización am- verdad á fin de que los pueblos se de-
to, apareció en El Orden, periódico que abnegaron de sacrificarse por su bien
plía do inspeccionar y mejorar los es- sengañen y conozcan la fé que deben te-
entonces se publicaba en Madrid, un es- estar! Decimos esto porque no faltó en las
tablecimientos de instrucción pública, y ner en la palabra de ciertos hombres. De
ténse escrito del Sr. Vargas en que hacia Canarias, como en Jerusalem, alguno que
por fin autorizándole para viajar por el cualquier modo El Canario llama la aten-
mérito de sus buenos oficios y de lo mu- en medio del pueblo y bajo el radiante
estrangero; porque así convenia al Sr. Co- ción del Gobierno de S.^ M. acerca de
cho que le debia el pais por haber alcan- sol del mediodía, so propusiese iniciar la
misario que tenía poderosos motivos pa- nuestras pesquerías de África, cuya in-
zado una medida que muy en breve la- pasión del Sr. Comisario Regio con un i
dustria necesita de su alta protección, pa-

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número. 8 GÍ^'ÍSÁMMA. Año primero.

• , : ' ••c,-¡tf_')

PERIÓDICO DE NOTICIAS t INTERESES MATERULES.


-imDi'í
Las Palmas—Noviembre 14 de 1854.
'• So puWica por aliara ios Martes, JueTes y Sábados de cada semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel íjüe ya hemos ¡ied'do á ta Península, saldrá en un pliego dos Veces por pemana.
-SE SUSCIUDE on Bit?i Ciudad en la imprenta de la Verdid. En ios dornas punios ppr niedio de los Sros. corresponsales de este periódico.—PftECtOá DE áUáCttlClON. En esta Ciudad 1 rs. vn. al mes. En Jo» demí*
puntos de la Provincia lo rs. vit. por trimestre» anticipados, fraileo. En la Pohirtsula ,y EÁtrahgeró 20 Ti. vellón por trimestre, franco.

Martes 14 de Noviembre^ lago. Hasta el erudito Ü. José de Viera TénefífCi A sus esfuei'zos, ásu patriótis- de la vecina ciudad, como habja depéWfí-
do de ella en tiempo de los tldrrégidoíres
y 'Cla,vijo, historiador de las Canarias, tu^ mo, á su abnegación se debe que esta

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Ciudad abandonada á si misma posea sin y de los Jueces de letras.
Hemos demostrado en nuestro artícu- Vo que reconocer la supfemacia de es-
embargo, de pocos años á esta parte una Pero sea de esto lo qtie quiera, tó oftfe
lo anterior (1) que los verdaderos prin^ ta isla, apesar de ser hijo de la de Te-
alameda pública que puede competir don cumple á nuestro propósito es demosltar
cipios de buen gobierno se oponen á h nerife, é interesado por lo tanto en enal-
tecerla; porque en la época en que es- los mas elegantes paseos de la Península, que Sta. CruÉ de Tenerife no ha tomado ol
centralización de los poderes y de los
cribió,, nadie, segUn hemos dicho, deja- Un Teatro, un Colegio qiie en su forma incremento que era precioso para tratar
mandos provinciales, y que de consiguien^
ba de considefar como Capital á la Ciu- y en su admirtistracioh interior puede ser-^ de sobreponcfse á otros pueblos. FueVa
te conviene dar ensanche y proleccicn
vir de modelo á juicio de nacionales y es- del Teatro qUe se empezó á construir hace
á los pueblos que, con aspiraciones legí'^ dad de las Palmas. ¿Porque, pues, se ha
visto privada de este título? porque otro trahgeros; se debe la feedificácion de las pocos anos, mucho después de haberse ter-
limas, pretenden eximirse de una depen-
casas consistoriales hecha casi en totali- minado el de Gran-Canaria, de la pláira
dencia que les impide elevarse al rango pueblo se atreve á ostent r ante ella men-
tidos derechos? dad por suscriciones voluntarias; el esta-^ de mercado, al lado de la cual podrá ifign-
que les corresponde. "V como antes de
blecimiento de una casa de socorros y rar sin mengua la que está construyéndo-
ocuparnos en tesis general de esta ma^ Porque los Comandantes generales fal-
otras muchas mejoras que sería prolijo se en esta Ciudad ¿que edificios encierfa
laria hemos dicho que la aplicaríamos á la lando á sus deberes que les prescribían
enumerar. No, la Ciudad de las Palmas Sta; Cruz de Tenerife que haga ver al és-
división de la provincia de Canarias, se residir donde estaba establecido el Tribu-
en vcZ de caelr en el abandono á que las trangero que pise sus estrechas calles el
nos preguntará acaso ¿puede ostentar la nal de la Audiencia de que eran presi-
rivalidades con Santa Gruz la han redu- estado de adelanto de un pueblo culto?
C/udad de las Palmas un derecho que le^ dentes, se trasladaron á la isla de Tene-
NiiígUhOi Ni Un edificio público ni priva-
gitime sus pretensiones, un título que la rife; porque igualmente ss fijaron Cn S!a. ido, ha tratado de adelantarse siempre
do que llame la atención del viajero, ni
haga merecedora de la distinción á que Cruz los Intendentes de provincia; pcr:;ue porque sus hijos han querido hacerla dig-
un templo que merezca el nombre de tal,
aspira? Procuraremos contestar á esta las cortes de 1812 sorprendidas por las na del puesto que de derecho la corres^
ni una casa de Ayuntamiento, ni una cár-
pregunta, reduciéndonos á los estrechos intrigas de los iDipuladOs de aquella isla, oohdc:
cel, ni Un cuartel, ni una habitación par-
límites de un artículo. admitieron la formación de la Junta prc-^ En cambio ¿cual es el ihcremcnto ticular que por su estilo antiguo o moder-
Cualquiera que haya saludado la his- paratoria de elecciones en la Villa de San^ qUe ha tomado Sta. Cfuz de Tenerife? no fije las miradas del artista... un cente-
toria del descubrimiento y conquista de ta Cruz, ape.^ar de haberla mandado es- ¿cuales son los grandes adelantos materia- nar de casas terreras, he aqui todo el gran
mieslras islas, sabe bien que la Gran Ca- tablecer en las Palmas como Capital, de les ó morales que se notan en su seno, incremento de Sta. Cruz de Tenerife; y to-
naria era considerada desde lo antiguo lo cual nació que se nos privara tamb'en para que haya dejado de ser lo que fue do esto pudiendo utilizar en si, por la re-
como la mas fértil, la mas poblada, la de la Diputación provincial; porque el año ayer, un pueblo de segundo orden indig- sidencia de las autoridades, los recursos
mas rica y en una palabra la principal de 1833 al instalarse las Gefaturas po- no hasta de ser capital de su isla? Porque de las demás islas.
(le las sieto á que dá su nombre. El es- líticas, llamadas entonces Subdelegacíonés digámoslo de paso: todavía la ciudad de
Y si de aqui pasamos á observar los
tablecimiento en ella de la Catedral y de fomento, se mandó que la dé esta pro- S. Cristóbal déla Laguna pretende, y con
adelantos morales encontraremos el mis-
de la Audiencia, llevaba en si la capi- vincia se estableciese en Santa Cruz de- justicia, la capitalidad de la isla de Tene-
mo ó quizás mayor vacio. Sta. Cruz no da
t,alidad de todo el territorio, porque no clarándola provisionalmente Capital, con rife como la fue desde la conquista. A ella
vida á ningún establecimiento üterariOjno
(íx.istiendo entonces las autoridades civi- cuyo título ha venido adornándose y tra- se trasladaron los comandantes generales
posee ninguna sociedad científica, y en
les, que hace poco se llamaban Gefes tando de privar de él á la Ciudad de las cuando abandonaron la ciudad de su re-
olía la juventud no puede recibir mas ins-
políticos y hoy Gobernadores de provin- Palmas que le ha poseído por espacia, de sidencia legal: en ella ha residido hasta la
trucción que la de idiomas y dibujos en
cia, cuyas funciones estaban á cargo de muchos siglos. ¿Pero esta expropiación ha extinción de los Ayuntamientos perpetúes las cátedras de la Academia de Bellas ar-
ios corregimientos y del tribunal superior, tenido su origen en que la Ciudad de las el que se titulaba Cabildo general de la tes. No es poco esto, en verdad, para un
del cual eran presidentes natos los Coman- Palmas haya perdido alguna de las ven- isla: en ella tenían su asiento los Corre- pueblo que hasta hace ocho ó diez años no
dantes generales, claro es que la Ciudad tajas que la hicieron reputar como la pri- gidores cuya jurisdicción alcanzaba hasta tenia ni una escuela de primeras letras
de las Palmas, capital de la isla, reunia mera población de las islas, ó en que San- la Palma: cuando se dividió la catedral regularmente organizada.
en su seno de derecho las autoridades ta Cruz de Tenerife haya tomado un in- que por cuatro siglo.=> venia residiendo en
cremento tan considerable que merezca Si, pues, la Ciudad de las Palmas, Ca-
superiores de todos los ramos. Y nadie Gran-Canaria, no fué en Sta. Cruz sino en
la preeminencia que se la atribuye? Muy pital de la provincia, ademas de la anti-
se atrevía á negarle esta preeminencia. la Laguna donde se estableció la silla Epis-
lejos de eso. La C udad de las Píilraas na- güedad de sus derechos, en nada ha des-
D^sde el año de 1487 en que los Reyes copal: cuando se trató de crear una Uni-
merecido de ellos; si Sta. Cruz de Tenerife
católicos incorporaron á la Corona de da ha perdido en su riqueza, en su po- versidad, no fué en Sta. Cruz sino en la
no puede ostentar en su favor ni esos de-
Castilla el reino de las islas Afortuna- blación, en ninguna do las circunstancias Laguna donde sefijó;y aun en estos últi-
rechos antiguos ni los títulos modernos
das de que la Gran Canaria era Capital, que reunia hace veinte años, antes bien mos años, al instalarse el instituto provin-
¿en que se funda el despojo que se ños ha
liasta el de 1824 en que por cédula del enmedío de la presión de que ha sido ob- cial, la misma ciudad fue la designada pa-
hecho? ¿en que el abandono con que se
Consejo Real se mandó celebrar en la jeto, de los ataques de que continuamente ra ello, asi como para la escuela normal
iriiran nuestras reclamaciones apesar de
(dudad de las Palmas, como Capital de ha sido blanco, ha podido no solo soste- de maestros de instrucción primaria. ¿Que ., ser tan justas y tan moderadas? Porque
fas siete islas, las funciones de desagra- nerse en su rango, sino también adelantar mas? Hace poco tiempo después de eleva-1 nosotros podríamos reclamar que se nos
vios por los desacatos cometidos durante hasta el punto áque han alcanzado los es- da Sta. Cruz provisionalmente al rango de devolviese ífttegra nuestra antigua capita-
la guerra de la independencia, la capi- fuerzos patrióticos de sus habitantes, que capital, después de ser el gran centro de lidad, nosotros podríamos tratar de que
talidad de Gran Canaria ha sido reco- desamparados de toda protección, luchan- importación y esporlacion de las Canarias, nuestros derechos quedasen revindícados
nocida por el Gobierno, por las autori- do solos con sus propias fuerzas, han tra- después de ser la residencia de las auto- por completo; y sin embargo, exentos de
dades y por cuantos historiadores y geó- bajado por mejorar su país, viendo inver- ridades rentisticas, políticas y militares, egoísmo, queremos que todos los puebhis
grafos han hablado de nuestro archipié- tir los fondos públicos, producto de sus no se la consideró digna de un Juzgado pro-speren, que en todos cunda el bien
suderes, en obras de recreó de la isla de de 1.' instanc'a y dependía en esta parte estar, que no se sacrifiquen por hacernos
•-(!}'" Víase el núm. { de este poiiódlcu.

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número. 9 GRAN CANARIA. Año primero.

PERIÓDICO DE NOTICIAS É INTERESES


Las Palmas—Noviembre 16 de 18S4.
So publica por ahora los Martes, Jueves y Sábados do cada semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana—
SE SUSCRIBÜ en esta Ciudad en la imprenta de la Verdad, En los djmas punios por medio da los Sres. dorresponsales da este periódico.—PRECIOS DE SÜSGRICION. En Bita Ciudad i rs. vn. al mes. En lo» demás
puntos do la Provincia la rs. vn. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Eslrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

Jueves 16 de Noviembre. tas al despacho, que era el objeto de es- tados continúan reemplazados por per-

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
hasta los estrangeros, y bajo distintos
conceptosunos mismos individuos. La Di- ta sesión eslraordinaria, los Sres. Jura- sonas que sin justo título han ido á apo-
putación era, como lo es actualmente, una do, Castillo y Díaz manifestaron que se derarse de los mas sagrados intereses de
Junta revolucionaria creada en circuns- abstenían de tomar parte en la discusión, la Provincia; y eso precisamente en cir-
tancias normales contra la voluntad del y en la votac on, por no considerar de- cunstancias en qu su mal estar y la riva-
Han llegado á esta Ciudad el dia i 9 ber hacerlo con personas desautorizadas lidad misma que la divide exijía mas que
Gobierno,por la destitución arbitraria que
del corriente, los Sres. D. Cristóbal del se hizo de los Diputados de cuarenta y é intrusas como los que se llamaban Di- nunca que la ley se respetase y que las
Castillo, D. Eufemiano Jurado y D. Igna- tres que estaban funcionando, y esta Jun- putados provinciales; y terminados los autoridades se condujesen del modo mas
cio Díaz D,putado3 provinciales por los ta estaba autorizada solamente por el Go- acuerdos respecto á las reclamaciones es- prudente.
partidos de Lanzarote y Fuertevenlura, bernador accidental que mandaba enton- presadas, vuelto á tratarse acerca del pa- En la actualidad, existe una situación
Guia y las Palmas. Los motivos que es- ces la Provincia: así es que, ni creímos pel de los Sres. Jurado y Castillo; se acor- la mas violenta y an;'ma!a. Los únicos
tos dignos representantes de nuestros in- oportuno formalizar dicha oposición, como dó por los Sres. Presidente, Ramirez, Pé- Diputados de 43 que escaparon de la
tereses, han tenido para abandonar el hoy lo hacemos, ni nos prometíamos tam- rez Zamora y Mand.Uo mandarlo consig- proscripción, que somos los de Lanzarote
poco el éxito que justamente debiera te- nar en el acta, en cuanto envolvía una y Fuertevenlura y la Villa de Guia en
puesto que los pueblos les han confiado, protesta, y en orden á la petición que com- Gran Canaria, desconocen de hecho y de
ner cuando la autoridad civil, que se es-
constan de los documentos que inserta- peraba por momentos, colocada á la altura prendía, que se hiciese saber á los peti- derecho la auloridad de esa Junta que
mos á continuación sin comentarios de que le corresponde, pudiese cortar enérgi- cionarios que acudiesen adonde competía; se llama Diputación, y han protestado re-
ninguna clase por no permitirlo la índole camente los abusos é ilegalidades cometí- y que se diese á los mismos Sres. la cer- pelidas veces contra ella; y el Comisiona-
de nuestro periódico. Dejamos al criterio dos.=A la autoridad, pues, acudimos hoy tificación que sol citaban del documento, do por las Palmas, D. Ignacio D.az ha
delpais y do toda la Nación, el apreciar y protestamos ante ella y ante la faz de la su presentación, el acuerdo recaído, y su venido solamente ha maniíeiiar asimismo
en su justo valor la conducia de nuestros Provincia, por los resultados funestos que reiterada manifestación de no tomar parte que los pueblos de aquel partido no pue-
Diputados y el éxilo de sus gestiones. puede traer consigo la situación que se en las deliberaciones de este Cuerpo.= den de modo alguno reconocer tampoco
ha creado. Repelimos que es un escán- Lo relac.onado resulta y lo inserto con- la legalidad de unos actos de tan vicio-
dalo, y es querer reducir á los pueblos cuerda con el contenido del libro de ac- so origen.
D. Vicente Clavijo y PH, Secretario á la desesperación y precipitarlos, lo que tas de la Exma. Diputac on provincial á ¿Que es 1 * que toca, que es lo que
de la Exma. Diputación provincial de Ca- actualmente está pasando con moiivo de que me remito. Y por virtud de acuerdo debe hacer la autoridad superior política,
iiarias.=Certifico: que en sesión celebrada las elecciones de Diputados á Cortes, por- de dicha Corporación, doy este visado por que acaba de llegará esta Provincia, en-
por dicho cuerpo provincial el dia cinco que todo se ha dispuesto, y por todas par- el Presidente que firmo en la Villa de Sta. cargada por el Gobierno de S. M. para
del corriente mes, el Sr. Diputado D. tes se trabaja en esta isla, con el solo Cruz de Tenerife á 4 0 de Noviembre de hacer respetar las leyes y sobre todo ser-
Cristóbal del Castillo manifestó haber vuel- y esclusivo objeto de que la de Gran-Ca- <854.=V.° B.°, Garda Arredondo.'=Vt- vir de garantía en su nombre para que
to á esta Corporación tan solo por que naria y las demás que solicitan del Go- cenle Clavijo, Secretario. Jas elecciones se hagan con la mas es-
presidida por la autoridad legítima del bierno los medios de que cesen los abu- tríela legalidad? La autoridad, en nuestro
Sr. Gobernador podía renovar con éxito sos y se restituya la paz á este archi- concepto, no debe ni puede consentir que
las protestas que ya tenia hechas acerca piélago, no puedan oír su voz en el Con- nuestras elecciones sean hechas bajo ta-
de su origen en la mayor parte de los in- greso, y continúe si es posible el mono- Los Diputados que suscriben acuden les precedentes, y está en el ind spensa-
dividuos que la componían, y obtener de polio de los derechos mas sagrados y las hoy nuevamente á V. S. reiterando la ble caso, cuando menos, de aplazarlas dan-
la misma autoridad que no la permitiese ^'enganzas y las arb traridades. En este protesta que tienen hecha á V. S. mismo do parte al Gobernó.
continuar ocupándose de los negocios pú- concepto, pedimos que se declaren nu- como presidente de la Diputación provin- y no se diga que pendiente ya de la
blicos de la Provincia; y que para con- los todos los trabajos electorales que han cial, cuando en el dia de ayer tuvo á bien resolución soberana el hecho de la des-
seguir este fin, en el prop; sito de no to- sido obra de la presente Corporación, asistir á la rectificación de las listas elec- li ucion délos Diputados provinciales na-
mar mas parte en los asuntos que siguie- puesto que aun cuando el Gobierno apro- torales, en concurrencia con los llamados da puede hacerse por dicha autoridad;
ra tratando este Cuerpo, presentaba an- bara el modo como ha sido constituida, Diputados provinciales por esta Capital, pues esto es solamente un especioso pre-
te lodo la protesta contenida en el papel los pueblos no la miran hoy como legal Laguna y Santa Cruz de la Palma. testo apoyado por aquellos que quieren
que exhibía, y que se insertó en el acia, su ni autorizada para resolver por sí las gran- A V. S. acudimos nuevamente porque á todo trance que el abuso continué has-
tenor el siguiente.==Exmo. Sr.==La grave- des cuestiones que deben suscitarse. Pe- siendo V. S. en estas Islas el delegado del ta poder dar término á estas escanda-
dad y la importancia con que deben tra- dimos, como Diputados de las Islas de Gobierno que debe hacer se respeten las losas elecciones. La autoridad que debs
tarse todos aquellos trabajos que tienen Gran-Canaria, Lanzarote y Fuerventura, leyes, y que se respete sobre todo el mas velar por la observancia de las leyes no
por objeto el que la elección de Diputa- que el Sr. Gobernador civil se sirva pro- sagrado de nuestros derechos políticos puede consentir que se perpetué un delito,
dos á CiTtes sea el verdadero producío rogar los plazos, como está en sus facul- que hoy estamos llamados á ejercer, to- y ya lo hemos dicho, un delito és y muy
de la voluntad de los electores designa- tades, y corresponde hacerse en las ac- ca á V. S. y no debe consentir ni tole- grave el que se ha cometido arrojando
xlos por la ley, exige que la autoridad tuales circunstancias, para no crear nue- rar siquiera una situación que según ma- los Diputados provinciales, y pretendien-
superior atienda á las circunstancias es- vos coi^iflíctos al Gobierno, á la Provin- nifestamos en aquella protesta, ha colo- do por este medio falsear y bastardear
peciales que caracterizan la formación y cia y a las Cries; y pedimos por últi- cado á la Provincia en un estado de ver- la representación del país.
el estado de esas listas que se pretende mo, en consecuencia de todo, que la me- dadera alarma. Nosotros protestamos á V. S. por los
hayan de servir para las elecciones de dida que en tal concepto debe adoptarse ¡Triste perspectiva es la que hoy ofre- males y los conflictos que tal situación
las islas. Cuando los que suscriben for- por la autoridad, secircule inmediatamen- cen estos pueblos, víctimas de mezqui- está causando y ha de proporcionar to-
mularon la protesta en el mismo dia en te á todos los pueblos de la Provincia por nas ambiciones que viven y se nutren á davía; porque, según á V. S. consta, los
que tomaron asiento en la Diputación, ob- medio del Boletín ofic!al.=Sta. Cruz de la sombra de sus rivalidades! La Dipu- pueblos que no reconocen á la actual Di-
servaron desde luego que una multitud Tenerife á 5 de Noviembre de '1854.== tación, la verdadera representación pro- putación, y que solo ven en ella un con-
de electores se habían hecho aparecer eu Eufemiano Jurado.-=Crislobal del Cas- vincial de estas Islas, los Diputados que ciliábulo formado con determinados fines,
las hstas, como si el sufragio hubiera si- tillo. se llamaron por Real decreto á conocer de que son prueba las arbitrarias é ilega-
do declarado universal. Entonces no aten- Certifico igualmente: que abierta dis- y autorizar todos los actos concernientes les destituciones de los Ayuntamientos de
dieron mas que á esto, y á las influen- cusión sobre ello, como á virtvd de una á las elecciones de Diputados á Cortes, Aria en Lanzarote, los Llanos en la Pal-
cias bajo las cuales eran dirijidos los tra- proposición incidental del Sr. Diputado D. han sido en su mayoría arrojados de sus ma y otros acios de igual naturaleza, das-
bajos: ni examinaron ni vieron como des- Feliciano Pérez Zamora, se resolviese tra- puestos por medio de la mas arbitraria c conocen completamente y negarán en to-
•pues lo han hecho, que fue tal el empe- tar antes acerca de las reclamaciones so- inaudita destitución; y á pesar de este abu- do y por todo la obediencia á sus dispo-
ño con que se trajeron personas y nom- bre inclusión y esclusion en las listas de so que constituye un delito previsto y pe- siciones ó acuerdos, no tomando tampoco
bres á las listas, que aparecen en ellas electores para Diputados á Corles, pues- nado por el código, los verdaderos Dipu- p.rte en las repetidas elecciones.

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número. 10 GRAN CANARIA. Año primíT©.

»j
'•.-1 Sí . - „ : **

r-^-^'^ •'•'•:AJ

NOTICIAS
Las Pálmas-^Noviembré 18 de 1834.
So publica por ühora los Martes, Jueves v Sallados de cadu semana on una lioia suelta, lias adelante vy cuauuo
cuando llegue el papel que ya ti hcirios ped^di i lu
la Península. saldrS i;ij
en un pliego dos veces por semai^a.—
•• t-i;c,.u,..ir „„ „..,. .•:...i.,^ „., ,. .__„_ ,.-,, ,r_ . , .. , : ,, ..._ .:. na.
j g i ^Jilas iiuL'Luiue
^ g^pj corresponsales iieguo
da esteeiperiódi
papeí ^ui; j•••>•;•.•.-w-
in:iii«»í ]ít,u
r>c- u^,^^.-u.n>^^
i u r i-iiiusuij.
L-.. . :9<iiui(i
. . . o:...,...uni piiv^^^v uuci vi.,^^o^(i;t .,V......ÍU.
„ „ . i.-.,, i„^ .i„„. ,.
Mí StiSCRlUE en esta Ciudad on la impronta de'la Verdid. En los d'mus puntos por medio dolos Sres. corresponsales da este periódico.—HUEUlOS DE riüáCHlClON. En c^la Ciudad i r». vn, ai mes. jíií lo? tiernas
}nj»lo» du la Provincia 13 rs. Yn. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estr angero ÍO rs. vellón por trimestre, franco.

Sábado 18 de Noviembre. Uuestras reclamaciones, sino pudieron co- electorales que han debido rectificarse por de Ocitubre último es todavía mas íloíe-
roso y grave lioy i 8 de Noviembre e»

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
nocerlas mas que por las erradas y par- la Diputación provincial? Si lo ignora, ló-
ciales versiones de los enemigos de Gran mese la molestia de leer nuestro número que si no se ha resuello por el Gober-
Canaria? Por eso, lo repetimos, no cul- del Jueves último y entérese de las pro- nó la cuestión pendiontej es un hecho fí;e-
Guarido la mayor parte de la prensa pamos á nadie: creemos desde luego que testas de los representantes en aquella ra de toda duda que los intereses de ¡a?
liberal de Madrid ha acojido con interés los distinguidos publicistas que redactan corporación de las tres islas de Gran Ca- islas de Gran Canaria, Lanzarote y Fuer-
y defendido con su elocuente voz las pre- el Diario Español han sido sorprendidos, naria, Lanzarote y Fuertevenlura. Por teventura quedarán sin representación en .
tensiones de la isla de Gran Canaria res- y por ello nos creemos en el caso de lla- ellas comprenderá que es imposible tran- la Asamblea Nacioial, apesar de las nue-
pecio de la división de la Provincia, apo- mar su atención para que rectTiqUen en sijir cuando se emplean tales medios pa- vas autoridades que con su su justifica-
yando las protestas que siis representan- lo posible el errado juicio que el país pue- ra vencer en la lucha electoral, y se ha- ción y sus buenos antecedentes no puede»
tes unidos á los de Lanzarote y Fuerte- de haber formado de sus tendencias y de rá cargo también de que un pueblo que ó no (]uieren ev;tarlo.
ventura han hecho ante el Consejo de Mi- sus doclrinas, ocupándonos i la vez de teme la discusión, que quiere á toda costa Lo hemos ya dicho y lo •r^'petímos.
nistros sobre la lorma en que han de ve- contestar las reflexiones del artióulísta. privar á su'rival de represenlantes en la Encontramos el artículo del Diario Español
rificarse las elecciones de Diputados pa- En esta ocasión tenemos que deplo- Asamblea, no tiene confianza en su dere- tan desprovisto de argumentossólidoscomo
ra la Asamblea constituyente; y cuando rar de nuevo la falta de razones en fa- cho; por que si la tuviera, en vez de obrar todos los escritos c¡ue l.asta ahora se hau
abrigábamos la confianza de que los de- vor de la unidad provincial de las Cana- de esa manera tenebrosa y desleal, segu- publicado en favor de la unidad provin-
más periódicos sea cualquiera su posición rias. Cansados eslamos ya de presentar ro de la justicia de su causa no teme- cial. Pero á falta úa ellos so nos dice
política, ya que no tomaban parte en la argumentos sobre argumentos en pro de ría que en el seno de la representación que la división herirá el amor propio de
cuestión, no sustentarían ideas contrarías á la división, y de que no se nos contosie nacional se presentasen defensores de in- los partidarios de Sania Cruz y que esta
la incontestable justicia de nuestra causa, sino con declamaeiones y palabras (;ue tereses contrarios á los suyos á quienes es una de las razones que debo tener pr--
nos lia scrprciidido tristemente el artí- verdaderamente podemos llamar vacias deberían pulverizar las razones incontes- tc el Gobierno para no acceder á nuestrai
culo del Diario Español de que hemos de sentido: se nos habla de la convenien- tables en que funda sus pretendidos títu- pretensiones. ¡Imposible parece que «n
dado cuenta á nuestros lectores en nues- cia de la unidad, ¿y porque? Se nos re- los á la r.nica capitalidad de la provin- perii'dico tan autorizado como el Diario
tro número anterior. pite el derecho deSta. Cruz de Tenerife cia. Si Santa Cruz de Tenerife quis'cra se valga de tales argumentos para de-
Nosotros esplicabamos el silencio de ¿en que títulos se fund ? He aquí lo que la verdadera unión de los Canarios; si en- fender su opinión! Es decir (¡ue en el ter-
nuestro cslcga por las simpatías que dos nunca se nos dice, lo que jamas se con- trara de buena fé en el camino de la reno de las cuestiones políticas y admi-
de sus principales Redactores habrían de- signa: los defensores de Sta. Cruz se li- dignidad único que corresponde á un pue- nistrativas es de mas valía el amor prc»-
jado en Santa Cruz de Tenerife durante mitan á deducir consecuencias sin esta- blo que quiere parecer el prime ro de gu pio que la razón, que la justicia, que ios
la época de su deportación en aquella Vi- blecer previamente la? premisas: este no provincia; si estuviese en sus miras ter- derechos legítimamente adciuiridos? íís de-
lla; pero no creíamos que esas simpatías es ciertamente el lenguaje de la razón y minar de una vez nuestras rivalidades, cir que es mas importante respetar <!
jjor iraas justas y dignas que fueran tu- de la sana lógica, pero es el único que acallar nuestras pretencíones, ya que las amor propio de loi partidarios de Santa
viesen mas valor que las eternas verda- puede usarse por nuestros adversarios. considera injustificables, y revestirse del Cruz que sacar á los habitantes de Gran-
des del derecho y de la justicia en el En el artículo de que vamos ocupán- carácter que le falia para ser considera- Canaria del estado de simples parias, de
ániír.o de hombres públicos, habituados á donos se dice íjue podrán exislir motivos da por los demás pueblos en el rango á miserables Ilotas á que están reducidos
considerar las cuestiones políticas y ad- de queja entre las dos islas reales, pe- que quiere elevarse, entraría franca yleal- puesto que se les priva de los mas san-
ininislrativas en la elevada esfera de los ro que la causa principal de nuestras de- menle en la cuestión de capitalidad y tos é imprescíptíbles derechos de ciuda-
principios y de la conveniencia general de savenencias es el poco tino de lus autori- de división, no se valdria de los recur- danos españoles? A semejantes argumen-
los pueblos. Sin embargo, nos hallamos dades, su predilección por oí país en que sos de que dispone para privarnos de re- tos la única contestación posible es el si-
muy- h'jos de creer que el hecho de con- residen y la falta de equidad con que se presentantes, para que en la Asambka no lencio.
«"gnar" en sus columnas el artículo áque distribuyen los beneficios de la adminis- resuene ni una sola voz que descubra la Nosotros rogamos á los distinguidos
nos referimos, haya sido un acto esponíá- tración entre todo el territorio que está verdad á los delegados del pueblo y les Rodactorc.5 del Diario Españvl qnc se ha-
ne6,''.cl resultado de un convenciniicnto bajo su mando. ¡Bien se comprende que obligue á lomar una medida decisiva en gan cargo de nuestras reflexiones para que
jirofündo de parte de la Redacción. Asi el autor del artículo desconoce ó quiere la Administración de esta IVovincia po- se convenzan de que la centralización de la
os«'qul; lo atribuimos á uná sorpresa muy desconocer lo que pasa entre las dos is- bre, pero importante de la Nación Espa- Capitalidad en Santa Cruz de Tenerife, no
justificable en medio de las larcas que ac- las, las vejaciones de que somos objeto ñola: pero como su derecho no tiene apo- creará jamás entre las islas rivales la unión,
tualmente rodean á los representantes de y la guerra (¡ue de continuo se nos hace yo en ningún título, como no puede sos- la verdadera unión de las almas y de loá,
!á prensa en Madrid; porque á no ser es- en cuantos asuntos pueden traer algunas tenerse sino con influenc'as de camarilla, intereses; y que en cambio, la división de
la la causa de la inserción del artículo ventajas á la isla de Gran Canaria! Refi- huye de la discusión, tome la luz porque la provincia tal como nosotros la pretende-
¿á cual podríamos atribuirla? ¿Como com- riéndonos solamente por ahora á la cues- siis rayos le dcslubrarian como deslum- mos, ccncílíará todas las diferencias, por
j;ronderemos (¡ue en él se hable del co- tión electoral que ha sido el móvil de la hra el sol al que se atreve á mirarlo fren- (¡ue dará á las Palmas lo que desea sin
nocimiento adquirido respccio de la cues- protesta de que se ha ocupado la prensa, y te á frente. jirívar á Santa Cruz de Tenerife de su
tión local que se ventila en Canarias, du- que el Diano Español considera eslempc- Perdónenos el Diario Español esta d¡- Capitalidad, de su infliiencia sobre cuatro
rante la residencia en esta provincia del i-ánea por (¡ue según dice, seria grave y grc.^íon necesaria para desahogar algún islas del Archipiélago, y del comercio qiií
ml&v del artículo, cuando ninguno de loü doLroso que una parte de las islas que- tanto la amargura de que tenemos llena constituye su única vida: nos colocará en
ilustrados Redactores del Diario Español dase sin representación en la Asamblea nuestra alma; pero quede consignado que la posición de dos émulas que tienden ca-
lies honró con su presencia? ¿Gomo jio- constituyente, y confía en que las nuevas los temores de los firmantes de la protes- da una con nobles esfuerzos á adelantar
drian, por lo tanto, imponerse do nues- autoridades ncmbradas para estas islas re- ta que pareció prematura á nuestro colega á la otra utilizando lealmente lodos lo-
tros-padecimientos, de nuestras quejas, mediarían semejante mal ¿sabe nuestro se ha convertido en una triste realidad; elementos que respectivamente oontengaj
de TCCítras necesidades, de la justicia de colega lo que ha sucedido con las listas que lo que juzgó grave y doloroso en 29 y que ahora mueren y desaparecen á ÍIHT

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número. 11 GRAN CANARIA. LHO primero.

ERIÚDICO DE NOTICIAS É INTERESES MATERIALES.


Las Palmas—Noviembre 21 de 1854.
Sn publica por ahora los Marios, Jueves y Sábados de cada semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando Uogus el papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana.—
SE SUSCRIBE en esta Ciudad en la imprenta de la Verdad. En los demás punto* por medio da los Sres. corresponsales do esto periódico.—PRECIOS DE áUSCRIGION. Ea esta Ciudad 4 rs. vn. al mes. En loi demás
puntos de la Provincia IS rs. VB. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

Martes 21 de Noviembre. los destinos de la patria; los hijos de la mos noticia, y de los cuales resulta que luchas y de las discordias, ordenando y de-

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Gran Canaria piden ia división do la pro- tanto el Sr. Ranees, como otros ilustres cretando la ley fundamental definitiva que
proscriptos que han visitado en esta épo- ha de consagrar esos derechos y ha de ga-
vincia para tenor el derecho do ser ciu- rantir esos intereses. Vosotros los estimareis
ca aciaga nuestras Islas se han conven- con la mano sobre la conciencia, con la vis-
dadanos españoles, porque hasta ahora
Las Corles so lian abierto y nuestras cido de la utilidad y necesidad do la di- ta fija en la historia. Vuestra revolución se-
no lo han sido; piden la división, porque visión de provincia, ó de una organiza-
pretensiones no han obtenido resultado. rá (no lo dudo) el fallo de los buenos y de
sin olla la Ciudad mas populosa, mas rica ción administrativa que asegure una com- los nobles: digna de ser aceptada por vues-
Sentimos que el Gobierno de S. M. no ha- y mas importante da este archipiélag.o, pleta independencia á la Gran Canaria. tra reina, digna de ser defendida por vues-
ya comprendido esta vez toda la impor- despojada muy pronto do las últimas jo- En esto nos fundamos para creer, como tros comitentes, digna de ser bendecida y
tancia de la cuestión que se ventila, y creemos, que el Eco en su natural impa- aclamada por la posteridad.
yas que le restan de su antigua grande-
que mal informado de las razones en que ciencia de contar entre sus defensores al- Los sucesos pasados no pueden borra rs(3
za, verá llegar el dia en que desaparez- ni desaparecer de en medio de los tiempos.
se apoyan los Canarios, desestime sus re- gún nombre ilustre en la prensa perio-
ca del mapa de las Canarias. O no hay dística, haya acogido con demasiada lige- Pero si el corazón secom])rime y los ojos se
clamaciones, creyendo equivocadamente justicia en la tierra, ó nuestra voz ha de llenan de lágrimas al recordar desastroso in-
reza la noticia á que aludimos.
que solo obran impulsados por mezqui- fortunios, saquemos de ello, señores diputa-
ser escuchada en el congreso nacional. Por otra parto, examinando el artículo dos, ejemplo y enseñanza para esta vida po-
nas ideas de rivalidad ó interés local, Allí si 03 preciso acudiremos todos y pe- que tan gratuitamente so atribuye á la lítica que ahora se nos abre. Quizá hemos
cuando la división de la Provincia és una diremos una parte do esa libertad que bien cortada pluma del Sr. Ranees, esta- errado lodos: acertemos todos de hoy mas.
cuestión de vida ó muerte de cuya so- juntos hemos conquistado y do cuyos be- mos convencidos que so le hace un no- Mi confianza es plena y absoluta: que vues-
lución pende el porvenir de la Gran Ca- table agravio, aun prescindiendo de los tro patriotismo y vuestra ilustración sean
neficios no disfrutamos: y si ese congre- niffttivos arriba espresados, porque ni pu- tan altos y tan fecundos como lo ha menes-
naria. so és la espresion fiel de una revolución ter nuestra querida España. Y yaque ésta
reza de dicción, ni buenos principios, ni
Y en efecto, ¿que nos importa que es- grande y generosa; si se eleva, como no lógica encontramos en sus débiles y es- ha asombrado á la Europa tantas veces coa
te asunto se dilate para decidirse en las sus destinos providenciales, arranque tam-
lo dudamos, á la altura de la noble y su- peciosos argumentos. Rien es verdad que bién su admiración ahora, presentándola ol
Cortes si no teniendo en ellas defensores, blimo misión que lo han confiado los pue- un hombro que según el mismo confiesa cuadro consolador que hará á la vez nuestra
és perdida nuestra justa causa? ¿Que nos blos; si ama la verdad; si acata la justi- repetidas veces, no escribe por convic- gloria y nuestra ventura: una reina que se
importa que se aplaze para entonces, si ción, sino por gratitud, y que aventura echó sih vacilar en brazos de su pueblo, y un
cia; si respeta el derecho; si desea y quie- juicios sobre cosas que ni ha visto ni ha pueblo, que asegurando sus libertades, res-
convencidos de la inutilidad de nuestros re la felicidad de todos los Españoles, ese ponde ala decisión de su reina comoel mas
examinado por si mismo, debe incurrir
esfuerzos, si agotada nuestra paciencia, congreso romperá con indignación nues- en estas y otras graves equivocaciones, bravo, el mas hidalgo, el mas caballeroso
si perdida nuestra líltima esperanza, el tras cadenas y nos devolverá en fin la como ya manifestamos en nuestro artícu- de los pueblos todos.
ánimo decae, se aniquila el entusiasmo, libertad. lo de contestación.
ss abandonan empresas de inmensa utili- Concluiremos pues repitiendo, ó que
dad para el pais, y se agotan en fin las el Eco se ha engañado, ó que el Sr. Ran- Leemos en la Union Liberal:
pocas fuentes de prosperidad pública que ees, según los datos de que antes hemos El Eco del Comercio, periódico de Sla.
Con sorpresa hemos visto en el nú- hablado, es un hombre que tiene dos con- Cruz de Tenerife, que sostiene la miras
el actual orden de cosas ha dejado en mero 271 do nuestro colega dEco del Co- ciencias y dos convicciones, lo cual esta- egoístas de esta capital respecto de las Islas
esta Isla? ¿Que nos importa que se diga mercio, y bajo el epígrafe do Unidad pro- mos muy lejos de creer. Canarias, dice lo siguiente, refiriéndose á
después de tantos años de odiosa escla- vincial, reproducido el artículo del Dia- En este caso dejamos al Eco la elec- la próxima Asamblea:
vitud, esperad, si entretanto nuestros cons- rio Español de que ya tienen noticia nues- ción entro estos dos estremos, seguros do «Justicia os pedimos también, electores,
tantes enemigos remachan nuestras ca- tros lectores por haberlo insertado y co- que conociendo el recto y probo carác- para la capital. En los pueblos, asi como
mentado en los números 9 y 10 de nues- ter del Sr. Ranees, será en un todo de en las clases de la sociedad, hay sus gerar-
denas, se burlan de nuestras esperanzas, quias. Sta. Cruz de Tenerife, por mil ra-
tro periódico. Y en verdad que era natu- nuestra opinión.
y consuman su obra de destrucción, ar- zones, de que no debemos ocuparnos on
ral este asombro cuando recordábamos este momento, es la capital del Archipiéla-
rebatándonos con mengua de las leyes la que el Eco, obrando con su natural pru- go, es el pueblo mas sobresaliente, mas
parte de representación nacional que de dencia, no reprodujo uno solo de los no- condecorado, mas necesario. Es el centro
justicia nos corresponde? tables artículos de las Novedades, Yoto El 8 del corriente tuvo lugar la so- de todas las transacciones mercantiles; el
Preciso era para completar la ruina nacional. Siglo Xll, Esperanza, Europa, lemne apertura de la Asamblea Constitu- centro de todos los negocios militares, de
Iberia y Uñioa liberal: también és cier- yente.=He aquí el discurso que leyó S. M. rentas, civiles, de beneficencia, de Instruc-
de esta Isla, que se diera el absurdo de ción pública y demás ramos administrati-
to que este silencio podria tal vez tradu- la Reina.
que un Gobierno justo y bbcral, respeta- cirse por indiferencia ó compasión hacia Señores diputados: l'engo hoy con mas vos. Es el pueblo mas consumidor de la
se un dcci'eto firmado por la mano infa- tan débiles adversarios, pero sea de esto complacencia y mas esperanza que nunca á provincia, por cuya causa facilita diaria-
me do un ministro traidor. Y sin embar- abrir las Cortes de la Nación, y á colocarme mente recursos pecuniarios á los demás: el
lo que fuere, nosotros creemos que cl pueblo en quien piensan, y sobre el que
go, todavía comprenderíamos la reserva que confia en la justicia de su causa, no entre los elegidos del pueblo. Si el veinte y
seis de julio, reconociendo toda la verdad, tienen fija su imaginación todos los habitan-
del Gobierno, si ese decreto hubiera pro- teme la luz de la discusión, y que de uno me confié sin reserva á su nobleza y á su pa- tes del Archipiélago, porque sino es un dia
ducido algunos bienes al pais; pero cuan- ú otro modo cumplía al Eco haber sido triotismo, justo es que en este momento so- será otro, tendrán que ocurrir á esta capi-
mas franco é imparcial en este asunto. lemne me apresure ú darle gracias por su tal á ventilar sus derechos, y á activar sus
do han sido evidentes sus perjuicios; cuan- No crean sin embargo nuestros lecto- pretenciones.»
admirable comportamienlo, y reclame de los
do todo el archipiélago so ha resentido res que^ es esto solo lo que en el cita- que ha investido con sus poderes, la conso- En las antecedentes líneas de nuestro
de la supresión do. los distritos; cuando do periódico nos llama la atención; ¡nuy lidación de la nueva era de bienestar y fe- colega de Sta. Cruz no encuentra ninguna
en fin cien mil subditos á la vez, la mi- lejos de eso la conducta dol Eco la adi- licidad que se inicio entonces para nuestra razón, ni cosa que se le parezca; pero en
vinábamos desde la aparición del Cana- patria. cambio se descubre la injustificada preten-
tad de les habitantes de las Canarias pi- sión que ha tenido siempre aquella ciudad
rio; lo que allí nos ha sorprendido es que Yo he sidofiel,señores diputados, k lo que
den una repai-acion á lamaíia injusticia, ofrecí aquel dia delante de Dios y del mun- deabsorver lodos los ramos de la adminis-
el artículo del Diario Español se atribu- tración, y de ser el foco de una exagerada
¿porque seles niega? ye por aquellos señores redactores al dis- do: yo he respetado, como respetaré siem-
Lo decimos muy alto, porque desea- pre, la libertad y los derechos de la nación: centralización tan nociva para los pueblos,
iinguido escritor público Sr. Ranees, di- yo lie puesto mi' esmero y mi voluntad en y tan anatematizada por el alzamiento na-
mos que nuestra voz resuene en toda la rector del espresado Diario, y nuestra du- promover sus intereses y en realizar sus jus- cional.
Nación, y llegue, si es posible, al santua- da se funda, no en vagas suposiciones, tas aspiraciones. El Eco ilel Comercio espera que las Cor-
rio donde se deciden en estos momentos sino cu dates indubitables de que tene- Vosotros veuis á cerrar el abismo de las les hagan justicia á Sla. Cruz; nosotros lo

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número. 12 GRAN CANARIA- Año primero*

FERIO NOTICIAS É m II4TERI4LES.


Las Palmas—Noviembre 23 de 1851.
Se publica por ahora los Martes, Jueves y Sábados de cada semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya hemos pedidn á la Península, saldrá en dn pliego dos VSCÍS por semana —
SE SUSCRIBE en esta Ciudad en la imprenta de la Verdad. En los d.-ma» punios por medio délos Sres. corresponsales de este periódico.—PUEClOá 0E riüSGHlClON. En esta Ciudad 4 rs. vn. al mes. bñ los dcraas
paitos de la Provincia 13 rs. vn. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

diputados provinciales por uno de los dis- hostil y los reprobados medios con qne pro-

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Jueves 23 de Noviembre. que muchas veces la desobediencia ó pu-
nible conducta de unos pocos, produce el tritos judiciales de la isla de Gran-Cana- curan dejar sin representación en las pró-
ria y por las islas de Lanzarote y Fuer- ximas Corles á una mitad de la provin-
descrédito de todos y tal vez el de la mis- leveñlura, llamados hoy por el gobierno cia.—Hoy, que ha llegado el escándalo has-
ma institución. Por la razón contraria las de S. M. para formar parte de la dipu- ta el estremo de verse los diputados provm-
Es un axioma reconocido ya por to- municipalidades deben ser inflexibles con tación provincial y hacernos cargó de los ciales arrojados en masa de sus puestos, y
dos los hombres que profesan doctrinas importantes intereses que le están encomen- creada una situación tan incalificable, es
los individuos que reúnen los requisitos dados, no podemos menos que acudir res- mas que nunca indispensable la protección
de verdadero progreso, que la Milicia Na- que marca la ley y que aun no se ha- petuosamente á ¥. E. implorando que fi- y amparo del gobierno supremo.—En este
cional es el baluarte de las libertades pú- yan inscrito en las filas de la milicia; por- je por un momento su atención sobré el concepto, los diputados que suscribimos,
blicas. Esta institución, calumniada y en- que si son sus amigos deben y están obli- estado lastimoso en qué se encuentran es:-' suplicamos á V. E. se digné inclinar el
vilecida en estos últimos tiempos por los tas islas, y sobre los escándalos que na- ánimo de S. M. para que mande suspen-
gados á contribuid á su afianzamiento; si turalmente se suceden como una consecuen- der las elecciones de éstas islas, declaran-
mismos que debian á ella su elevación al enemigos, se les proporciona un medio se- cia precisa de sil situación actual. Noso- do sin efecto los trabajos y acuerdos de la
poder; juzgada con el mas insultante des- tros mismos, Excmo. señor, nos encontra- titulada diputación provincial, y adoptan-
guro de conocer y apreciar de cerca las do otras medidas que, según dejamos in-
precio, mientras se desconoció el santo ventajas inmensas de una institución que mos en uha posición en que solo la espe- dicado, son las únicas capaces de restable-
principio de la soberanía popular; temida ranza de qué el gobierno deS. AL atien- cer el orden con la paz y tranquilidad de
está llamada á dirigir el carro de las re- da nuestras justas quejas, nos hace perma- este archipiélago.—Santa Cruz de Teneri-
y odiada como el único juez de sus cri- voluciones, por esa penosa senda que la necer al lado de la autoridad civil, sin
minales atentados por los ministros de los fe á siete de octubre de mil ochocientos
Providencia ha trazado á las sociedades habernos ya retirado á nuestras casas por cincuenta y cuatro.—Excmo. señor.—Cris-
estados de sitio, de los ferro-carriles y no llevar á nuestros comitentes la deses- tóbal del Castillo.—Eufemiano Jurado de
para llegar á su perfección moral. peración y un desengaño mas de la esle- Domjngnez—Ignarin Diaz.—>Excmo. señor
• de los anticipos, fué la única bandera b a -
rilirlnfi rJo «ns Pifiipr/.ns f o n i r o Inc a h u s o s
jo la cual fiP, florriinorrvn """ • • ---- y arbitrariedades deque son victima. ¿Con ministro de la Gobernación del reino.
IOS pueblos, que poco antes habían mira- Se nos asegura que los individuos qué derecho y con qué fin la junta con-
do con indiferencia los cambios de mi- que componen las Juntas de Sanidad y sultiva creada en esta capital, y la autori-
Beneficencia de esta Ciudad, presentarán dad civil que aquí reside, han arrojado del
nisterio y las insurrecciones militares que seno de la diputación, bajo frivolos pre-
simultáneamente la renuncia de sus res- Los Sres. Conde del Valle de Salaza;^
iniciaron el pronunciamiento de Julio, testos á cuatro de sus diputados, sustitu- P. Pascual Moles, D. José Trujillo yD.
pectivos cargos, El convencimiento que yéndolos con otros que fueron elegidos por
Y es que EL PUEBLO, con ese ins- i\lonso del Hoyo han publicado en Aladrid,
tienen de que apesar de su patriotismo las influencias dé la misma junta? ¿Por
tinto seguro é infalible que Dios ha con- no pueden servir cual corresponde á su qué estos hombres sin autorización algu- un manifiesto dando cuenta de su deporta-
cedido á las masas, vid desde luego en pais, atendida la situación á que desgra- na ¡pgal, y antes de que el gobierno hu- ción á la isla de Puerto Rico, acordada por
aquel nombre la única garantía de ver- ciadamente se le ha reducido, les hace biese siquiera aprobado la separación de éi nunca bien ponderado General Ortega. El
dadera libertad, de verdadero progreso tomar una resolución que lamentan, pe- los verdaderos diputados que lo eran en Canario lo reproduce con gusto porque en
ro que exige su propio decoro. Graves 43, se han apoderado de los grandes inte-
para el porvenir. Por eso el pronuncia- reses del pais y hoy se hallan dirigiendo el se combale á la tiranía y al despotismo,
males pueden inferirse á las tres islas los trabajos para las futuras elecciones? La de que fueron tristes víctimas los espresados
miento fué casi instantáneo; por eso todas
del antiguo Segundo Distrito por dejárse- verdad es, Excmo. señor, que á la som- sugetos.
las provincias de la Monarquia uniéndose les sin representación en las próximas bra de las rivalidades isleñas se crean es-
como hermanas, tremolaron de nuevo la C;'rtes, Si el Sr. Santa Cruz, Ministro del peranzas y se fomentan intereses que lo- AL PÚBLICO. - «p
gloriosa enseña rasgada en 1843, y juraron ramo, no hubiera atendido tanto los afec- do lo ihvaden y atropellan. En vano es que
sostenerla á lodo trance contra los embates tos de su corazón, hubiera, sin duda, po- las autoridades quieran ser imparciales y Los que suscribimos, deportados de la
dido remediar un mal cuya responsabili- conservarse á la altura que les corres- isla de Tenerife ala de Puerto-Rico por
déla tiranía, contra las usurpaciones del ponde: esto, señor, es imposible, y la es- el Capitán general que fué de las Cana-
dad pesará algún dia sobre S. E. solo.
poder, y contra las tendencias reacciona- periencia lo tiene acreditado desgraciada- rias don Jaime Ortega, nos presentamos
rias, de que por desgracia hay tantosejem- mente. No es una exageración, Excmo. se- hoy por medio de la prensa ante el tri-^
plos en nuestra historia contemporánea. ñor; los odios, las rivalidades y vengan- biinal respetable de la opinión pública,
A continuación verán nuestros lecto-^ zas que animan el corazón de los isleños provocando un juicio solemne, é invocan-
Pero no basta haber conseguido el por causas no desconocidas del gobierno,
res la protesta que los señores D. Cris- do su fallo sobre un hecho tan alarman-
triunfo; es preciso saber sostenerlo y ase- tóbal del Castillo, D. Eufemiano Jurado hicieron que S. Al. dividiese la provincia te como estraño en aquel pacífico archi-
gurarlo para que no se nos arrebaten los y D. Ignacio Diaz, Diputados provincia- en dos distritos administrativos, atendida piélago.
igualmente la topografía de este pais, que
frutos de una victoria regada con la san- les por las islas de Gran Canaria, Lan- presenta á este archipiélago dividido por El 14 de Julio último fuimos reduci-
gre de tantos valientes. Para ello es in- zarote y Fuertevcntura dirigieron en 7 la naturaleza en dos grupos igualmente dos á prisión en diferentes pueblos de Te-
de Octubre al Ministro de la Goberna- importantes. Era el único medio de tran- nerife por orden del general Ortega, sin que
dispensable que reine en las filas de la ción. se nos manifestase la causa que motiva-
sacción y concordia, y al mismo tiempo
fuerza ciudadana ese espíritu de subordi- garantía "de paz y buena administración. ra tal providencia. La policía fué el eje-
La Union Liberal la inserta precedi- cutor de ella en Santa Cruz respecto da
nación y disciplina que constituye la mo- da de las siguientes lineas. El ministerio Sartorius, sin embargo
destruyó esa benéfica medida por una com- uno de nosotros, áquien se encerró en un
ralidad de los ejércitos y que asegura el calabozo, de la cárcel pública, donde al-
sostenimiento del orden en la sociedad; La simple lectura de la siguiente es- placencia personal en favor del general don
Jaime Ortega, que ambicionaba los man- gunos meses antes fué custodiado un reo
pero este mismo espíritu de subordina- posicion dirigida ni señor ministro de la de homicidio que sufrió pena de muerte.
(Jobernacion por los diputados provincia- dos civil y militar, comprometiéndose á ser
ción no escluye á nuestro entender ese les de la Gran Canaria, Lanzarole y Fuer- el carcelero de ilustres desterrados: él abo- Al mismo comisario le pareció impropio
lió aquel decreto que era obra de la ne- aquel local para una persona decente, abo-
otro principio de igualdad y fraternidad levcnlura, convencerá á nuestros lectores
de la razón que nos asiste para clamar un' cesidad y de la conveniencia, encendien- gado, vice-precidente del consejo de pro-
que debe reinar entre hombres que per- do asi dé Muevo la tea de la discordia pa- vincia; pero el señor Ortega, á quien dicho
dia y otro dia contra la funesta centrali- comisario, según él manifestó al preso,
tenecen á un cuerpo esencialmente popu- zación de aquellas islas, establecida por ra dejarnos el legado de una situación la
lar y en el cual no hay otra suprema- Sartorius y sostenida por Santa Cruz. mas horrorosa en que se pueden \er los hizo la oportuna reflexión sobre este par-
pueblos. Véanse sino los folletos y hojas ticular, la desatendió de conformidad con
c'a que la que su propia voluntad le dic- El ministro que desoye nuestras que- volantes que pululan en las islas, los in- el sentir del gefe de Estado Alayor, bri-
ta al nombrar sus Gefcs. jas, tendrá que reconocer acaso muy en sultos, los denuestos que recíprocamente gadier don Juan Diaz Alorales.
breve sus fatales estravios, y la ceguedad se dirijen, la posición dlficil de sus re- En la ciudad de la Laguna se prendió
Es asimismo necesario cuidar de no con que está procediendo eii este impor- presentantes, el temor de nuevas provo- é incomunicó rigorosamente á otros dos
admitir en sus filas á aquellas personas tantisimo asunto. caciones, la ansiedad de lodos, su actitud de nosotros en el cuartel de Provinciaks,
que sabiamente ha escluido la ley, por «Excmo. señor: Los que suscribimos habiendo sido conducido el uno á su prí-

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número. 13 GRAN CANARIA. Año primero.

PERIÓDICO DE NOTICIAS E INTERESES MATERIALES.


Las Pálmás^*Noviembré25de1834.
Se publica por ahora los Marte»; jueves y Sábados dé cada sertana éri una hoja suelta. Mas adelantó y cüarido Uegüe eí papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana.-
SE SUSCRIBE en esta Ciudad én la imprenta de la Verdad: En los demás puntos pof medio délos Sres. corresponsales, de este periódico.-PREClOS DE áüsCRlClON. En esta Ciudad 4 rs. vn. al mes. fcn los üemaí
pu«tos de la Provincia lo rs. va. por trimestres anticipados, franco: En la Penirtsula y Estrangero 20 rs. vellort por trimestre, franco;

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
üaria, LanzaroíeyFuerteventuraj que for-^ no pueden todavía considerarse por ellos
Sábado 25 de N oviembre. Entonces, sabemos que el Sr. Caman-^
maban el antiguo segundo distritci, tienen Como emanados de una legitima autoridad.
dante oyendo sus justas quejas, y parti-
Un considerable esceso de votos, compara- Emplazamos para ese dia al dicho cuadro
cipando de sus mismos sentimientos, pudo
dos con su respectiva riqueza y población. del Sr. Ramírez, seguros de que la opinión
sin embargo impedif que se llevase á efec- Este resultado, que á nadie debe admirar púbUca lo habrá juzgado entonces con la
Deciamos en uno do nuestros últimos to por ahora la dimisión, píottietiéndoles siendo aquel documento obra del Sr; Ra- misma severidad que nosotros empleare-
números, al ocuparnos del poco éxito que elevar una esposicion al ilustre S. Miguel, mírez cuyas afecciones por Sta. CrUz co»- mos al hacerlOi
nuestras justas pretensiones habían obte^ inspector general del arma, haciéndole ver hocemos y respetamos, podrá en Su dia
nido del Sr. Ministro de la Gobernación, la situación aflictiva del pais y las causas alucinar á todos aquellos que lejos de esta
que todas las empresas y obras de pública )rovincia, crean qUe en sU Confección ha
que motivan tart triste resolución, para
)residido la imparcialidad y la Certeza en
utilidad, iban muy pronto á quedar en es- que de ella dé cuenta á las Cortes. os datos qUC lo apoyan; pero entre no-
ta Isla abandonadas; y ahora repetiremos Este mismo espíritu de desaliento rei- sotros que se sabe el espíritu de que se REMITIDO.
como entonces, que estos habitantes, per- na también en las filas de los soldados, y halla animado en esta cuestión el Sr. Ra-
dida su última esperanza, sin fé en el por- mírez, y la imparcialidad que en tratan^ Sr. Redactor del periódico El Canario.
en el pueblo, sin distinción de clases ni de
venir, viendo correr un dia tras otro, sin personas, pudiéndose asegurar que solo dose de asuntos de esta Isla distingue á
Muy Sr. mío: en mi deber como hom-
que se ponga remedio á sus males, sin que sUs compañeros de diputación; entre noso- bre público, en mis sentimientos de hijo
el profundo amor que aqui se tributa á la tros que se sabe hasta la saciedad que
se atiendan sus legítimas y fundadas re-' Libertad, sostiene todavía en sus manos del Pueblo Canario y en mi dignidad có-
no existen en esta provincia verdaderos mo honrado Ciudadano, está en no dejar
clamaciones, han conocido al fin, que ol- unas armas que con tanto anhelo reclama- trabajos estadísticos; que no se conoce, ni desapercibido el' artículo que V. inserta
vidados como se hallan de los que natu- ron en dias de peligro, y qtie les fueron la riqueza ni la población verdadera de sus én él número cuatro de su apreciable pe-
ralmente debieran protegerlos contra esa confiadas para defender las instituciones pueblos; entre nosotros que se saben has- riódico, sobre luchas electorales. La índo-
odiosa dictadura que ahora mas que nun- ta los menores detalles de las monstruo- le de las imputaciones que en él se lan-
liberales, y apoyar la buena administra- zan contra los empleados de la Adminis-
ca egerce su rival, nada otra cosa les res- sidades cometidas en Sta. Cruz al formar
ción del pais, amenazadas por el General su censo electoral y el de los pueblos adic- tración económica en Lanzarote, me im-
ta que hacer, sino, ó emigrar en masa de Ortega y sus satélites de Tenerife. pide creer que aquellos sean parte de V.,
tos á sus pretensiones, ese documento solo y en su lugar me comprueba que traen
esta desgraciada Isla, ó resignarse á vivir Hoy empero que con vergüenza ven nos inspira indignación, indignación, si, su origen ó de algún estravio inleleclual
bajo la vergonzosa dependencia de un continuar en estas Islas el régimen que porque él nos revela por la milésima vez, ó de alguna lengua osada á par que ma-
pueblo cuyo principal elemento de prospe- estableciera Sartorius; hoy que se les ha lo que debemos esperar de un pueblo y ledicente. Pero, bien esté de acuerdo con
ridad se funda en la ruina completa de despojado con escandalosas ilegalidades de Unos hombres que asi tratan de coho- la verdad una ú otra hipótesis, no puedo
nestar sus injustas pretensiones y sus ar- menos de saltar á la arena para comba-
Las Palmas. hasta del sagrado derecho de enviar repre- tir con rostro firme las alusiones que se
bitrarias ilegalidades. Y si se sospecha de
No son por desgracia estas palabras, sentantes al Congreso; hoy que para to- nie dirigen, pues no obstante que mi con-
nuestras palabras porque salen de los la-
vanas declamaciones de periódicos, no, dos los Españoles ha brillado el sol de la bios de un Canario, ahi están esas mil can- ciencia las repele por si sola con mano tan
que ellas son la espresion sentida y fiel del tranquila como fuerte, el silencio en las
Libertad, menos para los habitantes del didaturas que circulan por la provincia, circunstancias actuales me notaría de cul-
estado de desesperación y desaliento á que suprimido segundo distrito; hoy en fin salidas todas del seno de esa Villa egoísta, pable.
han llegado los ánimos en esta Isla. Y si que se han derogado todos los actos de en donde ni por delicadeza vemos figurar
el nombre de ninguna persona que directa Seame, pues, permitido decir á V., Sr.
aun se duda de ello, ahi están los hechos aquel ministerio liberticida, menos el que Bedactor, que al acojer los siniestros é im-
ni indirectamente haya patrocinado nues- veraces informes sobre que se dio á luz
que vendrán á confirmarnos tristemente de una manera tan fatal altera la paz y tros intereses; ahí está también ese comité el citado artículo, pudiera haberse proce-
esta verdad. Ayer eran las dimisiones de destruye la prosperidad y engrandeci- electoral para cuya formación no se ha dido con algún mas detenimiento, consi-
las juntas de Sanidad y Beneficencia, hoy miento de una parte muy considerable de contado ni con Lanzarote, ni con Fuerte- derando que la natural aspiración así al
es la milicia nacional. Esa institución que esta provincia, los hombres verdadera- ventura, ni con la Gran-Canaria. suelo donde vi la luz primera, que tantas
como deciamos en nuestro número ante- veces he marcado, no menos que mis es-
mente liberales, los que como tales obran Esa és la manera con que se compren- tensas relaciones de amistad y de familia
rior és el baluarte de las libertades públi- y piensan en esta Isla, han comprendido de la fraternidad en Sta. Cruz de Teneri- radical en Gran Canaria, y mis únicos aun-
cas; esa fuerza ciudadana tan querida de que solo apartándose de los negocios pú- fe, y luego lo mas estraño es que todavía que cortísimos intereses allí existentes, iiie
todo pueblo libre y que Con tanto entu- se diga ala faz de la Nación que en Cana- absolvían de toda presunción, siquiera fue-
blicos, pueden protestar digna y legal- se leve, de haber incurrido en las lallys
rias no hay odios ni rivalidades.
siasmo se organizó en esta Ciudad desde mente contra la situación escandalosa y que el periódico censura. Por tanto, si las
Volviendo al cuadro del Sr. Ramírez
los primeros dias de Agosto, se, ha visto arbitraria que vamos atravesando. diremos que és muy digna de observarse anteriores indicaciones no bastan para que
por aquellas causas, próxima á espcrimen- la coincidencia de que, habiendo obrado M. se sirva rectificar juicios tan inadver-
Esta és la única actitud que le con- tidamente formados, desde ahora digo, y
tar una desorganización completa. Sus viene á un Pueblo que sabe acatar las le- independientemente las tres Islas del se- estoy dispuesto á defender en buena lid,
dignos y pvmdonorosos oficiales, convenci- yes aunque estas le opriman, y que des- gundo distrito, hayan dado sus operacio- que falla á la verdad de los hechos y
dos de la inutilidad de sus esfuerzos en nes un mismo resultado, y mas estraño ofende á la reputación del que suscribe,
cansa tranquilo en el fallo de su concien- aun que ese esceso de votos no aparezca quien quiera que atrevido sostenga, haya
pro de una libertad de que no disfrutan; cia, en la justicia de su causa y en la san- en ninguna de las cuatro Islas que forma- yo dado el mas insignificante paso en lo
,, persuadidos de que es una sangrienta iro- tidad de sus derechos. ron el primer distrito. Casualidades son mas ligero que revele ni relación siquie-
' nia pretender que haya milicianos nacio- éstas que podemos llamar providenciales, ra con algo que pudiese ser perjudicial
nales, alli donde solo liay y pueden haber y que solo tenemos la fortuna de ver en á mi pais.
esclavos, mientras exista la viciosa or- estas Islas; por lo mismo que se han lla- unte los hombres pensadores y justos,
ganización actual, se han presentado todos mado afortunadas. harto salvo estoy de las inculpaciones que
se me hacen con solo reflexionar un tanto
á su digno Comandante, suplicándole que Nuestro colega El Noticioso ha publi- Pudiéramos entrar de lleno en el exa- acerca del valor de mí posición social, ya
admita sus dimisiones, en consideración cado en estos últimos dias el cuadro esta- men del cuadro del Sr. Ramírez, pero privada ya pública, tan impotente bajo
dístico electoral de estas Islas, presentado creemos que de este modo reconoceriamos ambos aspectos para influir en provecho
al profundo desaliento que en las circuns-
á la Exma. Diputación provincial por su tácitamente la legitimidad de una Junta, como en detrimento de nadie. Si tuviera
tancias presentes se ha apoderado de to- decano D. Pedro Mariano Ramírez, y en que nuestros dignos diputados provincia- el influjo que se me atribuye, bien lejos
dos los que todavía sienten latir en su pe- el que se trata de probar con gran copia les no han dudado en llamar ilegal y re- de utilizarle en daño de ese pais para mi
cl^o un corazón Canario. de números que las tres Islas de Gran-ta- volucionaria, y cuyos actos y documentos tan caro, porque me pertenece y me guar-

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
w

Número. 14 GRAN CANARIA. Año primero.

lí /

NOTICIAS MATERIALES.
Las Palmas—Noviembre 28 de 1834.
Sn publica por ahora lofe Marios, Jueves y Sábados da cada semana en una hoja suelta. Mas adelanto y cuando llegue el papel que ya hemo.s pedida á la PanínsuU, saldrá en un pliego dos voces por 5emiua.—
SE SUSGKIBIÍ en esta Ciudad on la imprenta do la Verdad. En los deinas punios por medio de los Sres. corresponsales de este periódico.—PREClOá DE SÜ3GRIG10N'. En esta Ciudad 4 rs. vn. al raes. En los demás
lilUMtos de la Provincia 13 rs. vn. por trimestres anticipados, franco. En la Peniusula y Estraagero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Martes 28 de Noviembre. última especie y sin poder tampoco dejar creemos y queremos, lo que exigen los Varios susci'itores nos han suplicado
de admitirla, siquiera por la circunstancia adelantos del siglo, y lo que tiene dere- que reproduzcamos en nuestro periódico
de haberla publicado nuestro autorizado cho á esperar un púbhco culto, y que pa- el notable manifiesto que el Sr. Allende
ga las medicinas que consume. Salazar dirigió á sus paisanos. Accedien-
Colega de Cádiz, nos vemos precisados á
Para que se comprenda el buen de-
consignar en nuestras columnas que la seo que guia á nuestras observaciones, do á sus deseos lo verificamos hoy sin
En nuestro número 2." deplorába-
contrata hecha en los términos que se in- reflexionese cual será el desconsuelo del comentarios, añadiendo solo, que según
mos el abandono con que las autorida-
dica causará mas perjuicios á las islas que paciente y de su familia que vé devuelta la hemos visto en la prensa madriletia, el
des que nos gobiernan miraban nuestros
pudiera habernos causado las faltas que receta, cuyo contenido cree, y acaso pue- Sr. Ministro de Marina ha debido dejar
intereses, cuando permitiau que el capitán de devolverle Ja tranquilidad de que le
liemos ya denunciado do parte del ante- á estas horas su poltrona.
del bu(|ue Vapor correo cutre Cádiz y privan sus sufrimientos, y considérese
estas islas variase las horas de escala que rior contratista. Pocas rcilcxiones se necesi-
también cuantas veces truncará el plan
según la contrata debia permanecer en el tan para conocer que cuando todos los curativo del médico Ja falta de un espe- «Vizcaínos: iVacido entre vosotros y co-
pueblos están continuamente tratando de cífico. nocido de todos, emplearé pocas palabras
])ucrto de las Palmas, causándose así gra- para manifestaros mi gratitud por la alta
vísimos perjuicios al Comercio, y á los ne- acercarse por medio del vapor es un con- Dejamos á nuestros lectores el juicio distinción que me habéis hecho honrándo-
gocios públicos y particulares; y decía- trasentido que las islas Canarias perma- de estas observaciones, y desde luego com- me con vuestra confianza.
nezcan alejadas de la metrópoli, sin comu- prenderán que El Canario al emitirlas, Os es conocido mi amor á nuestras ve-
mos también que ya era tiempo de que está cumpliendo con el deber bien difíciJ nerandas leyes; á ellas debe el pais su feli-
se pusiese termino á un abuso qne ha nicaciones fijas: los inconvenientes de tal
y espinosb que se ha impuesto al inau- cidad y bienestar, que de tal manera con-
tomado mas colosales proporciones, en es- sistema, los perjuicios que producirá á to- gurar sus publicacioriCs. tríistan coa la desgraciada y empoJírecida
.íos últiiuos tiempos, cuando do o'rdcn de das las clases en general son un axioma CaslilJa, sobre la que largos años há pesa
que no requiere mas que enunciarse para una administración desastrosa que hace
Jas mismas autoridades lia marchado el gemir en la miseria á sus naturales, á pe-
Vapor para la Península directamente des- sor comprendido. Por eso nos limitamos hoy sarde Ja feracidad de su suelo. Prueba ir-
de Sania Cruz de Tenerife, ó cuando so á dejarlo consignado, proponiéndonos ocu- Se dice que en Santa Cruz de la Pal- recusable de que en vano la Providencia
ha prevenido al Capitán que no perma- parnos con mas detención del importante ma han ocurrit'ó cosas bocrala di Cnrdi- habrá íávorecido á un pais prodigándole
valc. Parece (¡ue fueron eliminados de las con mano generosa ricos dones, si por su
neciese en esta Ciudad sino una ó dos ramo de las comunicaciones marítimas, si parte los hombres no aciertan á dotarlo de
la próxima contrata se realiza sobre ba- listas electorales cosa de 600 electores, sabias leyes.
horas. y que se han incluido otros desprovistos
Que durante la época en que los des- ses que no sean las que convienen al es- El ilustre guerrero que dio la pazá lis-
de tal derecho. Parece también que al paña firmando el convenio de Vcrgara, es-
linos de la España estaban en manos do tado en que se encuentra nuestra provin- Ayuntamiento actual de la Ciudad de Sta.
cia, digna por muchos títulos de la prefe- ta Jioy al frente del gobierno; esto garan-
una camarilla bien conocida ahora y an- Cruz, se le está formando causa por ta- tiza su cumplimiento. Pero si alguna vez
tes de .ahora, sucediei:fin estas y otras rente atención del Gobierno. les manejos. Dicho Ayuntamiento dice que oíros hombres, menos leales que el soldado
es adicto á ciertos progresistas de Tene- sin niancilJa en quien Jos puebJos esperan
arbitrariedades, lo comprendiamos perfec- rife, de aquellos que estamos viendo, . confiados osasen rasgar el solemne pacto de
tamente, por las circunstancias que me- que solo quieren el progreso pro domo Vergara, me tendréis á vuestro lado para
diaban entre la casa de Retortillo y al- siía. defenderlo y hacerlo respetar.
Tenemos entendido que por disposi- Vo confundáis vuestra causa con otra
guno de los mas iníluycntcs miembros do El Comisario de montes y el Ayudan-
ción del M. I. Ayuntamiento, de las Jun- alguna; desoíd á todo el que pretenda ser-
esa camarilla; pero cuando esta se hun- tas de Sanidad y Beneficencia, se ha te Militar de Marina de aquella isla, tam-
virse de vosotros para siniestrosfines.Si
dió en el aliismo de que nunca dcbit) ha- prescrito á los farmacéuticos de esta Ciu- bién parece que andan sabe Dios como, eJ año de 1833 hubiera ondeado sola y ra-
ber salido, cuando al despotismo anterior, dad, la renovación y acrecentamiento de porque por sn parte han querido servir diante la oriflama vasco-navarra.... "sino
las sustancias meiicinales que espenden á sus amigos. Llegan las cosas hasta tal hubierais mezclado vuestra causa con la
á la administración viciosa y esclusivis- punto, que los partidos exigen, que el co- del pretendiente....h sangre española no
la del Ministerio Sarlorius, ha sucedido en sus establecimientos.
razón esté desprovisto de afecciones. Ha- habria corrido á torrentes; el pais v.iscon-
un sistema liberal y un Gobierno juslo Hoy que nos hallamos amenazados gado no tendria qi;e llorar tantos de .sus
blamos en el supuesto, deque dichos em-
pof el azote del Ganges,. cuando tan re- valientes hijos. Oid la voz de quien tiene
y reparador cuyas ])rincipajcs tendencias pleados no hayan ejercido medidas coac-
ciente tenemos el recuerdo de las des- vuestros intereses, de quien nada espera
deben ser la reforma de todés los abu- tivas valiéndose del influjo inherente á sus
gracias ocurridas en 185'!, no podemos ganar con las revueltas que causan la mi-
sos, debíamos esperar que se hi\¡_era cum- destinos, para adquirir votos, y que solo seria de los mas, para satislacer üni-
menos de elogiar la conducta de las re-
hayan querido emitir libremente su su- camente la bastarda ambición y codicia de
plir la contraía en todos sus arfeulos o feridas Corporaciones, y las exortamos á fragio
qne sin contemplación do ninguna especio unos pocos.
(jue se rescindiera como gravosa para el
hagan cumplir sus acuerdos en todas sus K'adie amenaza hoy vuestros fueros si-
Tesoro. no el que pretenda perturbar la írmUjui-
partes.
- Hemos sabido que el Gobierno ha No os nuestra misión zaherir á clase lidad de que gozáis, y servirse de vosotros
Según los cálculos que ha formado La como instrumentos para coger la corona
adoptado este íiliimo parfiílo. El vapor ni persona alguna, pero si es, la de ha-
Independienle ha dejadQ^ie llegar á estas blar claro y siempre la verdad, aun cuan- Europa del resultado de las idlimas elec- que ambiciona.
ciones de lodiiá las provincias de España, Esta no es vuestra causa; que en Í^I so-
islas los ^i»s 6 y 20 ^(li csíe mes, y los do nos espongamos á las injuslas censu- lio de Castilla se siente uno ú otro mo-
ras de atiuelías que se encuentren aludi- han obtenido ma^oria absoluta de votos
periódicos nos anuncian que se ha abier- narca, que .España se dé úoira forma de
mas de dos terceras partes de los indivi- gobierno,
das por nuestras observaciones. Digámos- permaneced tranquilos; no em-
to"%Beva contrata, una de cuyas condicio- duos ([ue deben formar el actual Congreso ])uñeis las armas en pro ni en contra do
lo de una vez; nosotros creemos que las constituyente: de estos, 120 á 130 pertene- ninguna bandería ni de ningnn principe;
nes es (jue los vapores den tres viajes boticas en esta Ciudad, ni están provis- cen al partido liberal a'>anzado; 40 ó 50 al respetad lo que emane del gobierno cons-
mensuales en lugar do los dos que hasta tas como, debieran estarlo, ni tienen cier- antiguo partido progresista; 12 ó 14 déla
tos ingredientes que hoy se hacen nece- fiti!Í(!o en España, cualquiera quesea; pero
ahora han- dado; pero al mismo tiempo oi)os¡c¡on conservadora, y 1 ó 2 polacos. (|ue á su vez respete también este vuestros
el Comercio áe Cádiz indica la probabi- sarios conforme á los adelantos de la cien- Probahlemonle en segundas elecciones se- antiguos usos y costumbres.
cia; (¡ueremos que cese para siempre esa guirá la misma proporción, á, no ser que
lidad de (pie la casa de Crosa realice la el pais, embriagado en su triunfo, se deje ñl país vascongado debe serJe comple-
palabra fatídica no hay con que muchas tamente indiferente la cuestión dinástica
contrata para efectuar la conducción de veces vemos saludar la receta del mé- sorprender por los enemigos de todas cla-
ses que conspiran en su contra. que tuvo su solución en los campos de VPV-
la correspondencia en buques de vela. dico, cuando es presentada al despacho gara, y jamás deben sus hijos \ei1pr ni
Nosotros sin dar entero crédito á esta del farmacéutico. Esto es lo que nosotros una sola gota de su preciosa sangre [lor

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número. 13 GRAN CANARIA. Año primero.

•;-—-»

PERIÓDICO ERESES SIATERIALES.


Las Palmas—Noviembre 30 de 185Í*
Ss publica pnr ahora los Márles, Jusves y Sábados de cada semana en una hoja suelta. Mas adelanté y cuando llegue el papel que ya heñios pedido á la Penínsuíi, saldrá en un pliego dos veces por semana.^
SE SUSCRIBE en esta Ciudad en la imprenta de la Verdid. En los d>mj3 puntos por medio délos Sres. corresponsales de este periódico.—PilEClOi DE áüSGRlGlON. En esta Ciudad 4 rs. vu. al mes. En los demás
pastos de la Provincia la rs. vn. por trimestres anticipados, franco. En la Península y EstraBgero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Jueves 30 de Noviembre. esperiencia nos enseña lo contrario. Sin en- allí mismo, y como por encanto, una nue- sita para prosperar, vivirían contentos y
orgullosos de poder mostrar al estrangero
trar ahora en la cuestión tan debatida de va población que enlazándose con las nu-
división de provincia y que de una ma- merosas casas que ya pueblan aquellas una Capital digna del antiguo reino afor-
nera tan lastimosa ha influido en el bienes- cercanías, se estendería hasta tocar con tunado.
I\i en esta Ciudad, ni en toda la isla tar de la Isla cuyos intereses defendemos, la puerta de Triana, formando asi un nue- Nosotros por nuestra parte solo de-
de Gran Canaria, se ha presentado nn so- nos limitaremos hoy á indicar el abando- vo barrio de esta Ciudad: y si á esto se seamos que estas ligeras indicaciones, que
lí» elector á emilir sus sufragios para la no con que hasta ahora se ha mirado agrega la conclusión de un camino her- ampliaremos otro dia, sean acogidas poi-
nuestro puerto de la Luz, y las ventajas moso, cómodo y seguro, que empalme, todos los que verdaderamente se intere-
elección de Dipu!ados á Cortes. i)e esta
inmensas que todo el archipiélago cana- como está en el plano, con nuestra calle san en el porvenir de esta Isla, con todo ct
manera han protestado cerca de SOOO elec- entusiasmo que su importancia meriJce,
rio, y en particular esta Ciudad, reporta- de San Francisco, y que se construya ba-
tores contra los acuerdos de la actual Di- ría do que se hicieran en él las mejoras persuadidos de quo si con sus esfuerzos
jo mejores condiciones del que hemos vis-
putación provincial. Nos ocuparemos muy en de que es susceptible á juicio de todos los pueden cooperar á que se realicen, sus
to esto año principiar, entonces nadie po-
breve de esta gravísima cuestión. marinos inteligentes que lo han visitado. drá desconocer que no son exageradas nombres serán repetidos y bendecidos por
I\o sabemos todavía cual habrá sido el El puerto do la Luz, situado á dos las esperanzas que respecto á nuestro nuestros hijos y nietos hasta la mas re-
resultado de la elección en las demás is- millas escasas de esta Ciudad de las Pal- puerto hemos concebido. mota generación.
liis, ni en cuales la ha habido. ¡\os cons- mas, con suficiente capacidad para con- Pero por muy grandes que estas seart,
ta únicamente que cu la de Tenerife han tener buques de cualquier porte, con buen aun podrían ser mayores si se realizaran
obtenido mayoría de votos D. Gregorio Sua- fondo y abrigado de todos los vientos, otros dos proyectos que la naturaleza pa-^
escepto de los del segundo cuadrante quo Acabamos de ver el artículo que nos
rez, D. Camilo Benitcz, D. Juan Moriarty, rece haber indicado eu el mismo puntO;
dedica nuestro colega el Eco del Comer-
D. Gumersindo F. Moratiu, D. Feliciano Pé- solo soplan por poco tiempo en la esta- Es el primero la construcción de un se^ cio en su número 273. Esté seguro nues-
rez y D. Silvestre Balista. ¡Dios nos tenga ción de invierno, reúne todas las condi- gürido puerto, aun mas seguro que el de tro colega que le contestaremos á su sa-
ciones que se pueden exigir para llegar la Luz, en el sitio llamado de las cante- tisfacción. Nada nos importa el trozo que
de su mano!
á ser el primer puerto de estas Islas. La ras y que estaña hecho con solo levan- nos cita del Porvenir de Canarias, porque
circunstancia de encontrarse en contacto tar Una muralla sobre la misma barra es sabido entre nosotros, que sus redac-
con Una población, rica, industriosa y abun- tores llevados del deseo de la unión en-
donde ahora rompen las olüs, y con en- tre todos los isleños, prodigaban sus elo-
Cuantío nos detenemos á reflexionar dante en agua y víveres, de una baratu- sanchar la entrada y limpiar el fondo, gios, mas allá de sus convicciones. Su buen
sobre los muchos elementos de prospe- ra desconocida en otros pueblos de esta obras todas fáciles y poco costosas y de deseo, y su caballerosidad de nada les va-
ridad y engrandecimiento que encierra provincia, y la inapreciable ventaja de un resultado qUO no encarecemos porque lió. Sírvales esh de lección. Por lo demás
hallarse en una Isla que, á parte de sus nos parece que sü importancia es de aque- nuestro pajarcillo ya está en lo que ha
Cjla provincia, y en particular algunos
conocidas ventajas, ocupa el centro de es- de quedar, y tenga entendido el Eco que
de sus pueblos, y los comparamos con la llas que no admiten discusión^ ínterin no se le rompa el pico, ha de can-
escasa ó ninguna protección que lian hie- te archipiélago, son cualidades que au-
Él segundo proyecto á que hemos he- lar tantas cosas,.,
recido do los diferentes gobiernos que en mentan considerablemente su importan-
cho referencia y que podría ser el com-
es'os últimos años se han sucedido en cia.
plemento de los que dejamos ya indica-
Eípaiía, un sentimiento de dolorosa amar- Ahora bien, sí á estas condiciones dos, consiste en romper el pequeño ¡tsmo
gura nos oprimo el corazón! Y en efec- naturales añadimos las mejoras de que lo de Guanarteme y potier en Comunicación Creemos oportuno publicar la renun-
to, al tender la vista sobre otras Islas, consideramos susceptible, el puerto de la los dos puertos de la Luz y el confital. Es- c'a, que, del grado de teniente general y
que no pOiCcn ni la fertilidad, ni el clima, Luz vendría á ser dentro de poco el mas ta obra que personas inteligentes no han de la gran cruz de Carlos III, ha hecho
ni la situación ventajosa de éstas, las ve- frecuentado y seguro de toda la provin- D. Domingo Dulce. El bizarro caudillo de
dudado en calificar de fácil ejecución, y Vicálvaro, con este acto de desprendi-
mos sin embargo prosperar -y engrande- cia. En nuestro concepto la primera obra que aunque ofreciera serias dificultades, miento y abnegación, ha causado un ver-
cerse, protegidas y atendidas' con parti- que debería emprenderse para conseguir deberían desvanecerse ante los inmensos dadero entusiasmo en toda la Nación.
cular empeño por los ilustrados gobier- el objeto indicado era la de un muelle resultados que su realización produciría, La esposicion ([Ue dicho general ha
nos que las rigen. Fáciles y frecuentes co- que facilitara el desembarco de las mer- esta obra repetímos ofrece para las Pal- puesto en manos de S, I\I. la Keina, di-
municaciones, entre sí y con laMiiclró- cancías y pasageros que diariamente ve- mas un porvenir seguro y envidiable que ce asi;
poli, independencia administrativa, pro- mos llegar á aquel punto, Y en seguida ningún gobierno podria con un decreto SENOBA:
tección del comercio y de la industria, la de un carenero que á poco coste po- arrebalarie, porque entonces la antigua D. Domingo Dulce, director general del
eonslruccion de carreteras, muelles &c. y dria fabricarse según todos los inteligen- arma de caballería, puesto reverentemenlf!
capital de las Canarias, la que todavía á L. P. P. de V. M., espone: Que al po-
en fin, imparcialidad y rectitud en las tes entre la playa y el marisco que en for- es el centro del poder judicial y eclesiás- nerse de acuerdo en época reciente con \a-
medidas que de una manera general pue- ma de media luna se avanza hasta el tico, la que es todavía señora del archi- ríos dignos generales para salvar las ins-
dan afectar sus intereses, esto es lo que castillo. Felizmente los maíerialcs se en- piélago por la superioridad de su agricul- tituciones del país, menoscabadas y holla-
cuentran allí á la mano, y con un pe- das por un ministerio que abusando de
vemos practicar por otros gobiernos en tura y de su industria, la que todavía ejer- Vuestra regia confiauza, ponia en nesgo
pro de sus posesiones ultramarinas, aun- queño desembolso, atendida la importan- ce sobre las vecinas islas la influencia que vuestro trono, acudimos á hacer efectiva
(|ue estas se encuentren en la posición cia de la obra, se prestaría ese servicio su posición, riqueza y cultura le propor- con la espada la lealtad- de nuestro jura--
desventajosa de colonias. Y entre noso- inmenso al país, y <á la clase tan pro- cionan, sin rivalidad posible, recobraria el nienlo de defender la Constitución de la
ductora y tan desatendida en el dia de monarquía, con la previa y terminante
tros que formamos una parte integrante cetro que una intriga de baja ley le ar- condición, por parte del csponente, de no
déla monarquía, entre nosotros que dis- nuestra marina mercante. rancara CR época no muy lejana; y los admitir premio ni gracia alguna por el
frutamos de los derechos de ciudadanos Como una consecuencia precisa de la pueblos, seguros de que ella no cspíotaria movimienlo que íbamos á intentar: igual
españoles ha sucedido esto? Sentimos no manil'estncion hice al señor Olózaga en las
vida y animacicn que de es'e modo se en beneficio propio los intereses que le es- conferencias previas á nuestro alzamiento.
contes'.ar afirmativa mente, pero una triste daria al comercio, veriamos levantarse tuviesen confiados, porque de nadie nece- Todos creímos una empresa patriótica

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número. 16 GRAN CANARIA. Año primero.

Las Palmas^—Diciembre 2 de 1854.


«p CTI-^DÍ"''"* * ''"'^ l'l"'''' '"^ Mirlos, Jueves y Sábados de cada semana eti una hoja suelta. Mas adelanto y ciiandó llegue el papel que ya hemos podido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana.-'
S t bU&LUlBb en esta Ciudad en la miprenta de la Verdid. En los domas punios por medio de lo3 Sres. corresponsales de este periódico.—WlEGlOá DE áüSGKlCION; Ea esta Ciudad 4 rs. vn. al raes. En los demás
puMios de la Provmcia lo rs. vu. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estrangero 20 r». vellón por trimestre, franco.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Sábado 2 de Diciembre. prender con eso paralelo, á los pocos timiento innoble, sino un móvil que guia- tra situación. Entonces también, lo deci-
que no se hallen instruidos á fondo de las se á entrambas islas á engrandecerse y mos, llegamos á conocer nuestro error, y
causas que movieron entonces álos Redac- engrandecer también á las que de ellas de- encontramos que habíamos sido demasía-
tores de El Porvenir á estampar aquellas pondian: el hombre juicioso verá ahora que do generosos, lo repetimos otra vez, en
Según las nolicias que tenemos de lincas; ó á los que, desconociendo la jus- solo hemos tenido ingratos; ingratos, si, haber atribuido sentimientos grandes á los
Faerlevcnturfi, en liinguuo de los pueblos ticia do nuestra causa, y cegados por el que hoy nos echan en rostro nuestra dema- que solo aguardaban la ocasión de des-
de dicha isía lia habido elección para Di- orgullo ó el amor propio, no quieran abrir siada generosidad. Hemos sido, no podemos pojarnos de una parte de lo que legíti-
putados a Cortes. Tampoco la hubo cu Te- sus ojos á la luz de la verdad. El Eco menos de confesarlo, demasiado buenos mamente nos correspondía. Pruebe El Eco
lo conocería, repetimos, si fuese como noso- con quienes no debimos haberlo sido ja- lo contrario, no con un paralelo que le
gnise, Tinajo, Yaiza y Femés, pueblos de
tros imparcíal y justo, y sí desechando más. degrada mas bien que le engrandece y
latizarote. Acaso no la haya Itabido tampo- los medios de que so vale, quisiese usar habrá obrado como conviene, como debe.
Pasemos ahora al Canario de '14 do
co en la isla del Hierro. En la villa de la las armas do la rectitud y la razón. Del modo que lo ha hecho nada ha dicho,
Noviembre de 1854.
Orolava, se dice que algunos elcclorcs an- ¿Que prueba, pues, el paralelo que es- nada ha probado y solo ha consignado en
¿Que prueba el artículo que copia el
líuvierou á porrazos; ese es scguramenlc un tablece El Eco del Comercio entre El Eco del Comercio? Si él no lo sabe, no- sus columnas la impotencia y nulidad de
líiedio muy elocuccte de espresar cada cual Porvenir de 53 y el Canario de 54? sotros se lo diremos; pero se lo diremos sus argumentos.
sus opiniones. Suelen las cosas íi veces co- ¿Quiere saberlo el Ecoí Pues prueba que muy alto para que todos lo oigan, ya que También nosotros, como el Eco del
locarse en lalsiínacion, que los medios brus- en aquella época fuimos demasiado ge- tal ha sido el objeto del articulista al es- Comercio, podríamos establecer un para-
^.liSOjLiii mejor desenlace. nerosos, para encarecer el mérito do la vi- tablecer el paralelo que combatimos. Pues lelo, que con razón lo desacreditase, que
lla de Sta. Cruz, aun á costa de nuestras bien, prueba, y lo decimos con harta ver- lo confundiese; pero como no está en nues-
propias convicciones: prueba, que no hu- güenza nuestra, prueba, que mientras no- tros sentimientos, ni en nuestro carácter,
bo uno siquiera entre todos los Canarios, sotros tendíamos una mano generosa á usar de las armas de que él se ha va-
Triste, muy triste nos es descender entre los nobles habitantes de esta isla, nuestros hermanos de Santa Cruz, que lido, solo le pedimos lea con mas atención
lioy de la esfera de la discusión razona- que abrigase en su pecho generoso una y detenimiento las espresiones de El Por-
mientras creyendo acalladas las antiguas
Lie y sólida, para combatir adversarios chispa de odio contra los que entonces se venir que ha transcrito y haga lo mismo
discordias, mediante el citado decreto de
que con tan débiles armas se presentan titulaban nuestros hermanos de Tenerife: con el artículo del núm. 7G y en él ve-
17 de Marzo, promovíamos nuestra in-
¡i desafiarnos, creyendo confundir nuestros prueba que apreciábamos la población de rá estampados cuales eran sus sentimien-
terior prosperidad, reformábamos el ré-
i'ectos principios y fundadas pretensiones Sta. Cruz en mas de lo que valia. Diga tos entonces, comparados con los que ha
gimen económico y administrativo por tan-
con sofismas que, en vez de arredrarnos, sino El Eco del Comercio sí en la efer- manifestado posteriormente y manifiesta
to tiempo abandonado, y descansábamos
lio hacen sino convencernos cada dia vescencia del entusiasmo popular por el en la actualidad respecto de la División de
tranquilos á la sombra del árbol de la
mas, de la debilidad de sus fuerzas y decreto de 17 de Marzo, si en la embria- Provincia.
paz, nuestros hermanos do Santa Cruz
de lo erróneo do sus juicios; adversá- guez de la mas justa y verdadera alegría,
afilaban al mismo tiempo ocultamente el Podraso deducir ahora, como lo hace
balos que en lugar de cerrarnos todos los so levantó una voz que no fuese de paz y
hacha que lo habia de derribar bien pron- El Eco, que en este asunto cada uno tie-
'"caminos con escogidas argucias, nos abren do concordia, apesar do que todos sabía-
to, encendían la tea de la discordia, que ne su modo de pensar entre nosotros? Es-
oíros nuevos para poder manifestarles la mos el descontento que tan acertada me-
nosotros habíamos apagado, y aguardaban ta consecuencia podrá aplicársela á sí mis-
caballerosidad y buena fé que distingue dida había producido en los ánimos de
nuestros hermanos de Sta. Cruz: prueba, una ocasión oportuna para sumirnos otra mo, no á nosotros que hemos fundado y
' a los Canarios, y los torcidos manejos y
finalmente, que encomiamos mas de lo vez en la degradante dependencia de que fundamos nuestras pretensiones en prin-
los medios ilegales de que se ban valido
que se merecía á aquella población, aun habíamos salido. Prueba, quo al tomar cipios fijos é invariables, que son muy co-
siempre sus enemigos, para elevarse á la
cá costa de los dereclios legítimos y legales el mando el digno Sr. Ortega y reunir nocidos de todos y que El Eco sabe per-
altura en que hoy creen encontrarse.
de las Palmas, adquiridos con la sangre en su mano el gobierno civil y militar fectamente. Algún dia, y no está lejos aca-
¿Que prueba en contra de nuestra cau-
de sus hijos y ratificados y respetados de estas islas, al ver la arbitrariedad de so, se las repitamos otra vez y le añadi-
sa el paralelo que establece El Eco del
por los soberanos Españoles durante cua- su gobierno, al ejercer el despotismo de remos que á la sombra de los declarato-
Comercio en su número 273, entre lo que
tro siglos, y á la sombra de cuyos dere- su mando, no hubo una voz que se alza- rios de las cortes de '¡82% por mas que
decia' El Porvenir de Canarias en 27
chos, Sta. Cruz habia salido del polvo pa- se en favor nuestro, que contuviese las hubieran sido injustos éinconsiderados, se
de Julio de 1853 y lo que dice ElCa-
ra ser un puerto de alguna importancia, violentas medidas que pretendía tomar, y habían creado allí intereses públicos y
7iario oi\ 14 do Noviembre do '1854.? Si
El Eco del Comercio de Sta. Cruz de Te- por su comercio, su cultura y su civili- sí muchas que aplaudiesen sus injusticias privados: entonces le diremos que á,¡a
iiérife, reflexionase atentamente cual era zación. Esto fué, bien lo sa.hoEl Eco del y le alentasen á proseguir como habia em- sombra de ese mismo declara'.orio, es de-
Comercio, lo que movió al Porvenir á in-^ pezado. Prueba que entonces nuestros bue- cir con nuestros legítimos derechos ha
el objeto de El Porvenir en sus artículos
seriar en sus columnas, aquellas lineas, nos hermanos de Santa Cruz, arrojaron prosperado; entonces se lo diremos, y si
sobre División de Provincia, y los hu-
que se nos han citado ahora como una 11 máscara con que nos sonreían, y se pre- puede, si es capaz, reproducirá el paralelo
biese recorrido con atención sin fijarse so-
prueba do inconsecuencia en nuestros prin- sentaron cuales siempre habían sido; egoís- que ha establecido, ahora: y en fin, ana-
lamente en las lineas que transcribo, se
cipios, como un reproche por la instar- tas y ambiciosos. Entonces no aplaudie- lizaremos también esos derechos que ha
ruborizarla, como nos sucede á nosotros
bilidad de nuestros sentimientos, como un ron, que censuraron agriamente las medi- conquistado y cuanto sea su valor com-
al escribir ésto, aunque por sentimientos
elogio digno de aquella villa. Pero bien das que con respecto á nosotros habia parado con el de los nuestros. Por ahora
bien distintos. El Eco del Comercio veria
lejos de sentirlo así el hombre juicioso adoptado el ministerio Bravo-Murillo, á solo le recordamos que nuestra divisa ha
entonces, que había sido ingrato, muy in-
y pensador, solo verá en ellas, un deseo la sazón caido y apoyaron las del gabi- sido siempre el bien y la prosperidad
grato, y nosotros demasiado generosos. El
profundo de que osa fraternidad y unión nete Saríorius y llamaron injusta y ar- de las islas en que hemos nacido; porquíí
mismo lo conocería, no b dudamos, si
tan decantada por los habitantes de Sta. bitraria la medida do aquel Ministro, que en ellas tenemos nuestros intereses, nues-
quisiera tomarse el trabajo do meditar; y Cruz no fuese una palabra vana, ni un sen- mejor que ninguno otro comprendió nues- tras afecciones y no somos eslrañas plan-
si no fuera su solo y esclusivo objeto sor-

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número. 17 GRAN CANARIA. Año primero.

PERIÓDICO DE NOTICIAS É INTERESES MATERIALES.


Las Palmas—Diciembre 3 de 1854.
Se publica por ahora los Martes, Jueves y Sábados do cada semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya heñios pedido á la Península, saldrá en un pliego dos vsces por semana —
SE SUSGlUBli en esta Ciudad en la imprenta de la Verdad. En lo.-; d^Mnas pumos por medio do los Sres. corresponsales de este periódico.—PRECIOS DE áüáCftlGION. En esta Ciudad 4 rs. ra. al raes; En lo» demás
puntos de la Provincia 15 rs. vn. por trimestres anticipados, franco. En la Península y EstraHgero 20 rs. vellón por trimestre, franco;

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Villa; y para mejor comprobarlo quiso to- y aunque por segunda y tercera vez se
Martes 5 de Diciembre. neral de estas Islas D. Jaime Ortega. Hay
hombres que cuando son llamados á go- marla bajo sus auspicios ocupando el distin- negó á entregarlo el Sr. Márquez de VilUi-
bernar no pueden dar un paso en su per- guido puesto de la presidencia. Muestro Fuerte, la Junta auxiliar aconsejó al Se-
niciosa administración sin que la discor- lectores nos dispensarán que no entremos ñor Belmonte que lo tomara sin dilación y
dia, los atropellamientos, el terror y el en reflexiones de ningún genero, pues funcionase como tal Gobernador.
Hasta la fecha no liemos tenido notí* odio les acompañe; tal sucedió en las Ca- nos hemos propuesto bosquejarlos hechos Ya con esto estaba dado un gran paso
narias al Sr. Ortega: ajienas pisó las pla- dejando al público ímparcíal sus deduccio- para apoderarse de las próximas eleccio-
cias sobre el resultado de ias elecciones yas de Santa Cruz de Tenerife, empezó á nes Y consecuencias. nes de Diputados á Cortes, pero no era
de la Palma, Hierro y Gomera, tan pron- reinar por todas partes la desconfianza; le- Él primer cuidado de la Junta remlu- bastante por que servían de estorbo los in-
vantaron cabeza los disturbios; se origi- cionaria fue ocultar á la Ciudad de las dividuos de la Diputación provincial del
to como las recibamos las pondremos en naron los conllictos, y un triste presenti- Palmas el glorioso alzamiento nacional, 43 que no se mostraban muy amables á las
conocimiento de nuestros suscritores. miento de acerba desgracia se apoderó de dando orden espresa al Comandante de la exigencias de los presuntos Diputados. Era
todos los ánimos. Los Sub-gobernadores tu- Goleta de guerra Cruz para que nada di- ya preciso dar otro golpe mayor, que por
Respecto de las de Lanzarote tenemos vieron que sostener, por la primera vez, jese ni del fausto acontecimiento de la Pe- ilegal, por arbitrario que fuese, despejaba
que añadir hoy á lo que publicamos en cugstiones desagradables que suscitaba el nínsula, ni de la instalación de aquella la situación y abría amplio camino para
nuestro último número, que las actas de Capitán General para introducir el desor- Junta, que sus razones tendría para reser- ganará todo trance las elecciones: este gol-
den y ajar la autoridad de aquellos fun- var una y otra cosa. Mientras tanto, al Va- pe debía darlo y lo dio en efecto el Señor
Arrecife con los pocos votos que pudieron cionarios; hizo falsas suposiciones, llevó por Independiente, que habia sido porta- Belmonte destituyendo con dictamen de la
adquirir han sido llevadas en triunfo á Sta. quejas al Gobierno y no pudiendo caber dor del correo peninsular y que en cum- Junta auxiliar, á los Diputados provincia-
su despotismo en los límites del mando plimiento de su contrata debía tocar por les del año 43 y dando orden al portero
(¡ruz, por D. Ra.íael de la Tueníe y Falcon, militar, pidió y obtuvo la .supresión délos el puerto de las Palmas, se le prohibió cum- de la misma Diputación de que les impi-
«juez cesante- de aquel partido, y el Gcfe dos distritos y que se le invistiese de am- plir con tan indispensable servicio man- dicBC la entrada en los salones sí se pre-
bos mandos para responder de los depor- dándole la Junta que regresase inmedia- sentaban á celebrar sesión. Imposible pa-
del registro de aquel Puerto D. Prudencio tados que k el solo se podían confiar. El rece que las pasiones y el espíritu depar-
tamente á Cádiz para conducir á D. Grego-
González y Romero, autor del comunicado estado de sitio, que es un contrasentido en rio Suarez, uno de sus miembros, que im- tido puedan conducir á los hombres has-
que insertamos en nuesíro número 13, sen- estas Islas pacíficas y leales, lo estableció portaba mucho se anticipase á gestionar cerca ta el estremo de hollar tan escandalosamen-
con un aparato que tocaba en la ridicu- del nuevo gobierno. Entonces fué cuando se te la ley, usurpando atribuciones que solo
limos en el alma que no les haya acompa- lez, y á su sombra escitó partidos prote- permitió la salida de la correspondencia corresponden al Congreso Nacional; y esto,
fiado cierto alcalde, que según nos dicen giendo á unos y haciendo la guerra á otros, para las otras Islas y se ocupó la misma en tiempos ya normales y cuando la Na-
deportó <á buenos y honrados ciudadanos; Junta en dictar medidas despóticas de su- ción entera acababa de alzarse contra el
de Arrecife ha representado un magnifico desatendió todas las obras públicas y ab- jeción, lanzando contra la Gran Canaria ór- poder, por sus excesos de arbitrariedad y
papel en tan interesante drama. sorvió sus fondos para formar con preci- denes y amenazas para avasallarla á su despotismo. Tales resabios habían quedado
pitación un camino donde pudiera rodar capricho. en la Capital de la Provincia por un efec-
Por lo que pueda interesar á nuestros su coche. Era necesario.sin embargo que se to necesario de la dominación Sartorius.
lectores les advertimos que también se dice ad(|uiriese algunas simpatías en la Villa Otro correo trajo la destitución del Pero aun debemos conocer mejora nues-
do Santa Cruz y esto lo consiguió hacien- Capitán General que conservó sin embar- tros hombres para persuadirnos de toda
que los eUdores de Tias han vo'.ado por do víctima de su tiránico poder á la Isla go por complacer á sus amigos y compa- la ostensión del plan que se habían pro-
poder de Gran Canaria; bien lo recordarán nues- ñeros de junta, el mando civil;" como si puesto y del descaro con que lo llevaron
tros lectores; los ayuntamientos no podian mereciese mas confianza para el uno que hasta el último cstremo: bastará decir que
Yiva la libertad electoral!!! para el otro: pero convenía mucho que lo
reunirse para celebrar sesiones; los pueblos los mismos individuos de laJunta auxiliar
se hallaban gobernados por los Comandan- retuviese, porque debiendo transformarse que en diez y seis considerandos fundaron
tes de armas; nuestros periódicos se supri- la junta de gobierno en auxiliar, perdían y aconsejaron la destitución de los Dipu-
mieron; se nos negó con terribles amena- los prohombres del 6 de Agosto una auto- tados provinciales del año 43, fueron los
zas el derecho de representar y para col- ridad que les era muy importante. que asaltaron aquellos puestos y se eri-
Se acerca por fin el dia fatal en que va mo de infamia se nos constituyó en pri- En este estado, se convocó la Diputa- gieron en Diputación Provincial para dar
á consumarse la mas atroz injusticia; el sión dentro de nuestras playas: nos vimos ción Provincial que "había actuado en el principio y cima á todos los trabajos elec-
dia, en que la provincia, victima de una encausados por haber intentado pronun- año de 43; y como sus individuos no es- torales, como lo han hecho bien á su ])la-
escandalosa arbiti-ariedad, va á verse re- ciarnos contra el Ministerio Sarlorius y tuviesen á la devoción de los aspirantes á cer y en perjuicio de una gran parte de
])resenlada, no por la voluntad general, si- hubiéramos tal vez ido al destierro si el la diputación á Cortes, era preciso buscar la provincia.
no ])or la de unos cuantos ambiciosos de glorioso alzamiento de Julio no nos hubiese otro medio para apoderarse del poder que
Santa Cruz de Tenerife, que habiéndose libertado de su despótica persecución. se les iba de las manos; con tanta mayor Ahora bien: ¿que resultados podian te-
apoderado de la situación en la solemne épo- premura, cuanto D. Jaime Ortega, cono- ner con tales personas las protestas de los
ca del noble alzamiento nacional, han es- El 6 de Agosto con la llegada del cor- ciendo su falsa y ridicula posición, dejaba Diputados provinciales de Gran-Canaria,
plotado á su placer todos los elementos de reo cambió las escena. Unos cuantos am- el teatro de sus arbitrariedades para pasar Lanzarote y Fuerteventura?¿De que podian
la elección para dar cima á sus inicuos biciosos de Santa Cruz de Tenerife querían á la Península. En consecuencia de este y servir las reclamaciones de todos los pue-
planos. Alengua fuera en nosotros sellar el figurar para abrirse el camino que debía otros acaecimientos que no son de impor- blos que formaban el segundo Distrito ad-
labio cuando se atrepella con insolente des- conducirlos á ser diputados por la provin- tancia, vino á recaer el mando civil en el ministrativo, si habían de ser falladas por
caro el mas sagrado de los derechos del cia en las próximas Corles; pero necesita- Sr. Marques de Villa-Fuerte decano de la unos jueces tan parciales como usurjjado-
pueblo: cumple pues á nuestro deber de ban de D. Jaime Ortega para pronunciar- Diputación Provincial. Era pues indispen- res? Que recursos quedaban á aquellos pue-
escritores imparciales el iiaccr una rese- se, por que carecían de suficiente valor sable que los señores de la junta apurasen blos contra semejante tiranía, sostenida por
ña histórica de los iiedios mas importan- é independencia para obrar sin su bene- todos los medios de intriga que tanto les el mismo que ejercía, tal vez índebulamonie,
tes que han colocado á estas Islas en el es- plácito; y aunque el Señor Ortega tenía habían valido, y naturalmente vino á favo- las funciones de Gobernador Civil? Sufrir
tado lamentable en que hoy dia se en- que cambiar de color y fingir adhesión k recerles la Real orden de 19 de Agosto la aniargura de su penoso estado, apurar
cuentran. lo que poco antes aborrecía, á lo que esta- que prevenía que á falta del Go' ernador las últimas heces del infortunio y espei'ar
Ya saben nuestros lectores que cuando ba en pugna con sus recientes hechos, no du- sucediese en el mando el secretario del con resignado valor que el Gobierno olas
se hallaba la provincia dividida en dos dó ponerse á merced de aquellos prohom- Gobierno civil. Ki el uno ni el otro exis- Cortes Constituyentes se acuerden de que
distritos administrativos, no habia la me- bres que le ofrecían el bautismo de la li- tían en la Provincia; pero desempeñaba las Islas Canarias, que tanto padecieron
nor discordia entre los pueblos del archi- bertad, de la justicia y de la moralidad accidentalmente la secretaría el ofici 1 1." en la dominación anterior, apenas han va-
piélago. Ambos distritos regidos por sus dos que tanta necesitaba. La provincia entera D. Francisco IJelmonte de cuyas simpatías riado la triste situación en que antes se
Sub-gobernadores inteligentes y honrados, vio entonces con escándalo que la Junta de y ciega adhesión no podían dudar los es- encontraban.
utilizaban sus elementos de j)rosperidad y Gobierno que debía ser popular, la Junta plotadores de la situación creada: es ver- En vano es que nos empeñemos en
se engrandecían sin existir en ellos otro revolucionaria que se titulaba liberal, se dad que no era seci-etario, pero era oficial notar los abusos que se han cometido con
estímulo que el de una noble emulación. formó sin el concurso del pueblo, en la ca- i." y aunque fuese 3." ó 4.° lo mismo da- el objeto de que los pueblos adictos al plan
En mala hora para la Nación subió al .Mi- sa del mismo Sr. Ortega, bajo sus despó- ba, con tal de que se prestase á seguir el que se concertó contra la Gran-Canaria acre-
nisterio el Conde de San Luis, y en otra ticas inspiraciones, como una merced que plan que ya estaba combinado. Ilízose pues ciesen sin tasa ni medida sus listas electo-
peor si cabe, fué nombrado Capitán Ge- otorgaba á los habitantes de su predilecta que el Sr. Belmonte reclamase el mando; rales; bastará decir que hay pueblo que

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número. 18 GRAN CANARIA. ino primero.

*T^T?;j»is

, V'i^-^'

PERIÓDICO DE NOTICIAS £ INTERESES II4TERIALES.


Las Palmas—Diciembre 7 de 1854.
Se publica por ahora los Martes, Jueves y Sábados de cada semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por serrian^a.—
SE SUSCRIBE en esta Ciudad en la imprenta de la Verdad. En los djmas puntos.por medio dalos Sros. corresponsales de este periódico.—PilEClOá DE aUSCRlClON. En esta Ciudad 4 rs. vii. al mes. En los de*iií»s
puatos de la Provincia la rs. vn. por trimestres anticipados, franco. En la Península y EstraBgero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Jueves 7 de Diciembre. fuéramos victima el año de 1833, no le cualquiera, por ejemplo el de Coello, gra^ afchipiélago.
hablaremos al Eco de división, nó, que le vado recientemente en Madrid, tírese una 16. Y en fin, en que ha sido dñ he-
hablaremos ahora de cajiitalidad. Porque línea desde la punta del Mojón Rlanco en cho y de derecho la Capital de las Cana-
cuando tan mal se interpreta nuestra ge- la Isla de Lanzarote al cabo de la Dehesa rias,'sin la menor interrupción, y sin (|ue
nerosidad, cuando tan mal se comprende en el Hierro, puntos estremós de este ar- nadie le disputase ese privilegio, duran-
Plácenos sobremanera que los Sres. Re- nuestra aljnegacion; cuando asi se olvidan chipiélago, búsquese luego el centro y éste te el largo período de 348 años, contados
dactores de El Eco del Comercio en su nú- nuestros sacrificios por estinguir ese odio se encontrará precisamente en la Gran-Ca- desde el dia de sil conquista, mientras
mero 275 insistan en que el ariículo in- encarnizado que divide entrambos pueblos, naria. Recomendamos esta sencilla opera- Sta Cruz solo puede oponerle 21 años de,
serto en el Diario Español sobre integri- y que mal qVie le pese al Eco se estien- ción al Eco. una posesión precaria, p-oi'monaí é interi-
dad de la Provincia de Canarias, es debi- de hasta el seno de las familias; odio y 4" En el unánime consentimiento de na, porque no con otro carácter se publi-
do al patriotismo é ilustración del Sr. D. encarnizamiento que altera las transaccio- todos nuestros historiadores antiguos y mo- có la ley de división territorial.
Manuel Ranees y Villanueva, Director del nes mercantiles, que paraliza los negocios dernos, cuyas cilas pondremos de mani- Estos y otros mil que callamos, son los
citado periiklico, fundados para ello en da- particulares, y que producii'á algún funesto fiesto á nuestro colega, si no q.uiere tomar- títulos en que se apoya las Palmas, para
tos ciertos y fidedignos, de los cuales ya resultado el día en que la i)acieneia se se la molestia de leerlos. reclamar la devolución de un privilegio
no dudamos, supuesto que de un modo agote y la prudencia se olvide entre los 5.° En que es, y ha sido siempre des- que un decreto provisional le arrancara
tan claro y esplicito asi lo asegura nues- que por necesidad tienen que visitar á Sta. de 1485, la residencia del Obispado de injustamente, por el solo inllujo del en-
tro apreciáble cóloga. Y en verdad nues- Cruz ó las Palmas; cuando tan mal, repe- Canarias, y la de todos los tribunales ecle- tonces Comisario regio en estas Islas D.
tra duda mas era de delicadeza que de con- timos, se ven secundar nuestras fraterna- siásticos. Genaro Villotas, adicto partidario de Sta.
vicción, porque como decíamos en nuestro les miras, entonces el sufrimiento se apu- 6.° En que en ella se instaló y reside Cruz, de cuyo pueblo no salió mientras
númei'o 11 y repetiremos lioy, hajjiamos te- ra, y alejando de nosotros esas ideas de desde 1525 el tribunal de la real Au- duró su comisión, y no porque el minis-
nido el gusto de saber de una manera m- conciliación y amistad que para honra nues- diencia, terio creyera en la conveniencia y utili-
_¿it£iZ£íMíi,^uc. la opinión del mismo Sr. tra nos echan ahora en cara nuestros íí-a- dad de esa medida.
ÍM hermanos, les diremos: ¿No queréis di- 7." En lo aventajado de su industria
Ranees, y la de otros ilustres proscriptos respecto de las otras islas; pues ademas Viniendo ahora á las razones con que
que en estos últimos tiempos lian visitado visión? pues bien, os disputaremos esa
de sus fábricas de tejidos, sombreros, loza el Eco sustenta sus pretensiones á la Ca-,
nuestras Islas, era enteramente contraria capitalidad que traidoramente nos habéis y vidrios, cuenta con la pesca del salado pitalidad, haremos sobre las mas itíiportan-
á lo que en aquel artículo se afirma. Mas usui-pado, y ya que con vosotros no es que por si sola le produce mas de un mi- tes, algunas reflexiones generales, sintien-
al presente y después de la absoluta afir- posible transigir en asuntos en que se in- llón de rs. anuales. do que las dimensiones á que ha de ceñir-
mación del .Feo, nos hallamos autorizados teresa vuestro amor pro[)io y vuestro re- 8.° En la escelencia y seguridad de su se un articulo de periódico no nos permi-
jiara creer que lo que hay de verdad en finado egoísmo, no os ])ediremos división, puerto de la Luz, y en la facilidad de es- tan decir lodo lo que debiéramos
esto es lo siguiente: el Sr. Ranees cuyas nó, que reclamaremos todo lo que de jus- tablecer en él un carenero, lazaretos y Ya hemos contestado á la centralidad
convicciones son, según parece, de una ticia nos corresponde. Y sí aun os atrevéis ú depósitos de carbón, que sin necesidad geográfica; y en cuanto á la importancia
elasticidad á toda prueba, opinaba con Ca- preguntarnos en que funda sus pretensiones de lanchas puedan recibirlo los vapores. marítima y estratégica de Sta. Cruz, la
naria por la división, y con Tenerife por la Ciudad de las Palmas; si aun preten- 9," En que en ella se encuentra la ver- consideramos tan riííícula en vista de los
ia unidad provincial, poro sin compro- déis cerrar los ojos á la luz de la ver- dadera matrícula de la provincia, el me- adelantos que el arte de la gueiTa ha he-
meterse, cual conviene á un hombre pre- dad, de la razón y del derecho; si aun jor astillero, y las mejores maderas de cho en este punto, que sus fortificaciones,
visor y acostumbrado a los desengaños de queréis fingir que ignoráis lo que se lee construcción, por lo que todos los buques construidas casi todas con los fondos des-
este mundo. Empero llegó el dia en que en todas nuestras crónicas, y en todas de la jiesca del salado, del cabotage entre tinados á las nuestras, pueden ser enle-
se supo, hasta en el mismo Madrid, que nuestras historias antiguas y modernas os Islas, y bástalos de la carrera de América, ramente arrasadas en pocas horas. Esto se
la Gran-Canaria estaba condenada de an- lo volveremos nosotros á repetir, ya que son construidos, aprovisionados y tripula- entiende sí los habitantes de la Sebastopol
lemano á perder las elecciones, cuales- afectáis ahora tener tan poca memoria. dos en las Palmas, residiendo eií ella por de las Canarias no piensan de otro modo.
([uiera que fuesen sus medios de triunfo, lo general sus dueños.
y el Sr. Ranees con una pi'udcncia y ti- La Ciudad de las Palmas funda su de- Respecto al declaratorio de las Cortes
no admirables, se adhirió inmediatamente r<-'cho á la Capitalidad de la provincia; 10. En su comercio de esportacion, de 1822 le diremos al Eco que recuei-de
al partido que podía nombrarle diputado. 1.° En la Real cédula espedida en Sa- verdadera riqueza de los pueblos, consis- las circunstancias en que aquel se dio,
Esta es la. verdad desnuda, sin velo, sin lamanca á 20 de Enero de 1487, por la tente en frutos, losas, cochinilla y pro- cuando ni aun representantes teníamos en
rodeos'y sin reticencias. cual los Reyes Católicos incorporaban á la ductos del país, comercio casi esclusivode ellas que defendiesen nuestros derechos.
corona de Castilla el reino de las Islas Afor- la Gran-Canaria en lo que tiene referencia Asi fué que tan pronto como se hizo ver
Ahora solo nos resta lamentar la in- tunadas de que la Gran Canaria era la á los frutos y pesca del salado. la injusticia de aquel decreto, las Cortes
gratitud con que en Tenerife se ha paga- Capital. 11. En ía feracidad inagotable de su mandaron evacuar un informe que formu-
do una prueba tan señalada de cariño, 2-" En que con el mismo carácter ha suelo, y en la abundancia y escelencia de laron tres de sus diputados cuyo (locu-
porque con sentimiento hemos visto figu- sido reconocida por todos los soberanos Es- sus aguas, por loque todos losviageros la mento inútil entonces á causa dé la inva-
rar su nombre en la candidatura del (ie- pañoles de-sde su conquista hasta nuestros han llamado el granero de las Canarias. sión francesa, le damos hoy publicidad pa-
neral Ortega y con la triste cifra de 510 días, como se ¡Hiede ver en las Reales cé- 12. En jue es la población mas impor- ra satisfacción de nuestro colega.
electores. Pobre condición humana; ingra- dulas sobre confirmación de sus fueros y tante bajo el cuádruple respecto de vecin- En cuanto al vecindario, después de
tos Y siempre ingratos!!! privilegios; y en particular en la de 7 de dad, riqueza agrícola é industrial, civili- rebajar la población de los lugares de San
1 lácenos también y de una manera mas diciembre dé i;;26 relativa á la instala- zación y cultura. Andrés y Taganana y los mil hombres de
salií'lactoria, que nuestro apreciáble cole- ción de la real Audiencia; en la de 25 de 13. En que poséelos mejores establo- trojia que han marchado á la Península,
ga desechando vagas declamaciones y ab- noviembre de 1071, dirigida al Capitán cimientos de Beneficencia, tales con.o el no escede de 7,000 almas, cifra que se en-
surdos paralelos, se digne al fin entrar (loneral de estas IslasD. Luis de la Cueva hospital de S. Martin y elefanciacos, la in- cuentra r.e])roducida en todas las guias, pa-
de lleno en la cuestión y nos dedique ar- y llenavides; en las de 1740 y 1744 co- clusa hospicio y casa de mendigos. drones y diccionarios geográficos publica-
liculos lanbion razonados como el que in- municadas al juez conservador del hospital 14. En que jiosee también los mas her- dos hasta el presente, al paso que las Pal-
serta en su mismo número 275. Pero an- do elefanciacos de esta ciudad; y en fin én mosos establecimientos de enseñanza jm- mas figura en los mismos con la de 17,000;
tes de dar princii)io á su contestación, cree- la de 15_de abril de 1824 por la que Fer- blca y privada, entre los que descuellan resultado queá la sim|)le vista se deduce
mos de nuestro deber darle las gracias nando 7." mandaba que en esta Isla como el co'ejío de S. Agustín, el de Señoritas, y al comparar la superficie de arabas pobla-
por habernos recoidado nuestros seculares, capital de las siete se hiciesen las funciones el Seminario conciliar. ciones.
históricos é innegables derechos á la Ca- de desagravios por los desacatos cometidos i6. En que reúne en su seno los Respecto á aquella peregrina idea de
])ííalidad integra de toda la Provincia; de- en la guerra de la independencia. únicos edificios públicos que en la provin- que en el estrangero solo se conoce á Sla.
rechos olvidados generosamente por noso- 3.° En su centralidad icográfica res- cia pueden enseñarse con orgullo á los via- Cruz, no.sotros les contestaremos que se
tros en bien de la paz y tranquilidad de pecto de las demás Islas; cení ral ¡dad que gei'os, tales como un puente, un hospital, equivoca, como le sucede con frecuencia á
este archipiélago, pero ya que en lugar de demostraremos, nó de la manera vaga y un teatro, un instituto, una alameda, unas nuestro colega, porque el nombre de Cana-
nuestros repetidos é indestructibles argu- confusa que emplea nuestro colega, sino casas consistoriales y una Catedral que es ria es el que resuena en' todos los oídos
mentos en j)ró déla división, solo se nos con el siguiente cálculo. Las isla mas dis- y será siempre la eterna pesadilla de Sta. cuando se dignan acordarse'de nosotros.
contesta dicíéndonos, sin probarlo, que es tante de la Ciudad de las Palmas es la de Cruz, porque nunca podrá arrancai'la de Finalmente, aquello de que Sta. Cruz e.s
onerosa é innecesaria, y se pone en tela S. Miguel de la Palma con 41 leguas, al nuestro suelo. Todo esto sin contar un sin el punto de escala frecuentado por las lí-
de juicio el derecho que nos asisteá re- paso que Sta. Cruz tiene de Lanzarote 43 número de casas particulares, cuya ele- neas de vapores nacionales y estrangeros,
clamar contra el inicuo despojo de que de distancia. A!as claro. Tómese un mapa gante construcción no tiene rival en este es una razón que corre parejas con la an-
(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número. 19 GRAN CANARIA. Año primero-

PERIÓDICO DE é INTERESES IHATERIALES.


Las Palmas—Diciembre 9 de ÍÜ^L
Sn publica por ahora los Martes, Jueves y Sábados de cada semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana
"
SE SUSCRIBE "
en esta Ciudad - la
en ia imprenta de . Verdad.
— . damas
En los . julos por medio de
puntos délos periódico.—PRECIOS DE áüSGRlGlON. En esta Ciudad 4 rs. vn. al mes. En lo» demás
los Sres. corresponsales de este pe den
puBtos de la Provincia lij rs. va. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estraagero 20 rs. vellón por trimestre, franco-

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Sábado 9 de Diciembre. en tal caso virtud ni nobleza. lo que para vosotros no quisierais... pero por (Continúa el acta del Ayuntamiento de las
Las grandes asociaciones sostituyen á vuestro interés sois según las circunstancias Palmas, que-principiamosápu-
la justicia, la fuerza y la destrucción; las cristianos ó musulmanes: os hemos demos- blicar en nuestro uúm. li.)
pequeñas ala razón, la intriga y las ase- trado que el principio liberal está basado
En su lugar correspondiente verán chanzas, y los hombres al deber el envile- en la libertad, en la felicidad de los pue- Viniendo ahora á los intereses pura-
cimiento; y es, por que el egoísmo estin- blos, en la justa igualdad y equilibrio de mente materiales de esta localidad, á las
nuestros lectores un comunicado que se nos mejoras de igual clase que pueden hacerse
todos los poderes; y vosotros por vuestro
remite de la Palma denunciando los escán- gue todos los derechos, sofoca toda virtud interés, sois según las circuntancias repu- en ella, la comisión pudiera recopilarlas
borra todo deber; es porque caminan al fin todas en esta sencilla proposición: (dléven-
dalos electorales que ya hablamos indicado; innoble deseado cueste sangre ruina ú ho- blicanos ó realistas.... Habéis sido injus- se á cabo cuantas se liabian promovido y
pncs según se dice, han llegado á tal es- nor; es por que para cierta raza de hom- tos: rechazasteis la mano fraternal que os adelantado por el suprimido Subgobiernoy
tremo las ilegalidades comclidas cu el ac- bres nada es esa sangre, esa ruina y ese tendimos, y entre otros males que habréis corporaciones del estinguído segundo Dis-
trito administrativo»; pero las enumerará
to de la elección, que el partido que ha ob- honor. Hombres sin fé y sin virtud mar- de sentir, la Nación os señalará como el para mejor conocimiento de la autoridad
tenido mayoría de votos se ha vislo en la chan pisando las víctimas, despreciando ente ideal de Mr. Lives. Superior que desea protegerlas y realizar-
los gritos del oprimido, ó escarneciendo lo las. Soljre todas descuella en sentir de la
necesidad "de protestar abusos que aleclan comisión el arreglo definitivo y completa
que el mundo llama honor, aceptando á
de una manera deplorable la libertad elec- su placer todas las ideas de la creación, dotación de todos los establecimientos de
toral. beneficencia, porque es uno de los prime-
cambiando todas las religiones y profesan- ros deberes de los gobernantes y de los go-
Triste es, á la verdad, que, sin em-
^'ada sabemos aun sobre el escrutinio do todos los sistemas políticos, por que el bargo de las indicaciones que hemos he- bernados, por que es la mejor prueba que
general que ha debido verificarse el S de egoísmo es su ley y su deseo el fin. Pero cho en nuestí'os .números anteriores, pcf- puede darse de la buena administración y
de la cultura y civilización de un
la sociedad tiene una tendencia indestruc-
este raes en Sta Cruz, pero tan pronto co- tible al bien que no pueden estinguir, y un raanczcan cerradas las puertas de las pueblo; por que es, en fin, un deber na-
nuevas casas consistoriales. Si después
mo recibamos noticias las publicaremos en espíritu de verdad que no pueden aniqui- de tantos sacrificios como se han hecho tural y divino: precisamente los estableci-
rníenlos de Ileneficencia de esla Ciudad han
nuestro periódico para que todos sepan los lar. Las naciones maldicen á las naciones por estos vecinos para ver terminado ese sido siempre los primeros de la provincia
que están desuñados á representar la volun- déspotas, las provincias acusan á las pro- suntuoso edificio, se desatiende en la es- por su antigüedad, por el grandioso edifi-
cio en que están situados que no tiene otro
tad general de la provincia tau bien inter- vincias opresoras, los hombres descubren tación mas peligrosa y se dejan sin cu- igual en ninguna de las islas, por la ri-
a los hombres egoístas, y todos á su pesar brir los cañizos de sus galerías y los pa-
pretada en esta ocasión. ños de vidrieras que se hallan á la in- queza que han poseído en bienes raices y
no pueden huir de estos anatemas que que conservan en parte; por hallarse á su
tarde ó temprano caen sobre ellos una vez temperie, tendremos que lamentar la pér- frente las virtuosas y caritativas hijas de
dida segura de la no insignificante can- S. Vicente de Paul; y por la escesiva cari-
que la justicia los ha fulminado. En cual-
tidad que se ha invertido en aquellos y dad y generosidad que distingue á este ve-
quier punto del globo se sostienen esas lu- con los que, á no dudarlo, concluirán las
Con el mayor gusto publicamos las cindario y que ha liecho que mientras en
chas por que no todos los hombres son pu- continuas lluvias, ¿l^orque no se lleva á las demás poblaciones de la provincia y en
siguientes oportunas reílexiones que se nos ros y rectos; juega en los grandes conti- efecto lo que sobre el particular tiene acor- la capital misma vagan los mendigos por
lian remitido para su inserción. nentes, se desarrolla en las pequeñas islas. dado el L Ayuntamiento? ¿l'ara que esas las plazas y calles públicas, en la Ciudad
consideraciones, que sí por un lado me- de las Palmas están recogidos y amparados
El es según las circunstancias A teo ó Deis- También entre nosotros, olvidados ha- á espensas de limosnas y donativos volunta-
recen ser respetadas, traen por otro tan-
ta, Cristiano ó Musulmán^ liepiMicano óbitantes de estas rocas, germina entreoirás rios de los vecinos; mas, todos eso? estable-
innobles pasiones el deseo de dominio y el tos perjuicios á los intereses públicos? ¿Por cimientos que comprenden el Hospital de
Jlealista. que no se hace que el Sr. D. Santiago enfermos, el Hospicio de viudas y huérfa-
Mr. Lives en su mundo moral. poder del egoísmo: también para nosotros
hay medios incalificados por que solo se Bravo, encargado de aquella obra, baje á nos, la cuna deespósílos, la casa ne mendi-
esla Ciudad para que facilite las llaves gos y el Hospital de elefanciacos, necesitan
Cuando los hombres constituidos en so- ama el fin y también por ello hay hombres
y bajo su vijílancia ó la de la Comisión de mas ensanche y recursos, después de la
ciedad quieren engrandecerse, cuando ne- que pertenecen áesa raza que mirando so- viudez y horfandad que ocasionó el cólera
respectiva se continué sin interrupción la
cesitan para ello elementos que no tienen, lo su objeto, son según las circunstancias fábrica? Tiempo es ya que los canarios morbo; necesitan de mas recursos, y recur-
buscan solícitos el principio que desarrolle ateos ó deístas, cristianos ó musulmanes, veamos nuestros sacrificios recompensa- sos mas lijos y permanentes, por "que sus
sus tendencias y sus necesidades, y traba- republicanos ó realistas... ¿comprendéis es- dos; y así no dudamos que por quien atenciones se lian multiplicado, por que se
jan con alan, para que de sus aplicaciones tas verdades enemigos de la Gran-Cana- han aumentado sus gastos, y porque lodos
corresponda se desplegue de nuevo la los artículos de primera necesidad han en-
resulte el fin deseado, porque siguen una ria? Si las comprendéis, pero sois parte de mayor actividad y celo para conseguir un carecido; porque limitados antes al socorro,
ley de la sociedad y un principio de ins- la sociedad que empieza á vivir y afectáis íin que tanto anhelamos todos. amparo y curación de los vecinos de esta
tinto conservador que la guia. A la som- resentíros; afectáis ultrajaros, y hacéis se- Ciudad, después de las desgracias y desas-
bra de ese deseóse reproducen los ensayos, gún os conviene el papel de víctima ó de tres del colora morbo se estendió su benéfi-
se multiplican los medios, se perfeccionan señora; ¿necesitáis engrandeceros? pues en- ca acción á todos los demás de la isla, á
los resultados, y el bien es el galardón grandéceos, gastad vuestro sudor y vues- muchos de las de Lanzarote y Fuerleventu-
ra, y á algunos de las otras islas, y la cavi-
del deseo, del afán y del trabajo; esa es la tras riquezas, sed la abeja laboriosa, no Tenemos entendido que en noches pa- dad privada no alcanza ya á sostener estos
\irtud de la sociedad y ese el derecho que el zángano que el enjambre espulsa; pero sadas el Sr. Gcfe civil se trasladó á uno estahiecimientos, ni hay otro medio de ar-
tiene para ser y para que se respete, crea- no engalanéis nuestro sueño dorado con las de los pueblos de esta Isla, con objeto r glarlos definitivamente y dct irlos cual
do desde que reunidos los hombres nece- debilidades de los hombres políticos. Si- de sorprender una casa de juego y que corresponde que el propuesto al Gobierno
sitaron un bien general que sobre todos guiendo un principio admirable del Re- solo la astucia pudo dejar burlada la ac- de S. AI. por el suprimido Subgobierno v
ción de la justicia. No podemos menos Junta de lieneficencía del que fué segundo
refluyese. Hoy las sociedades buscan la dentor del mundo, os hemos llamado her- Distrito. Siendo lodavía mas urgente, sí ca-
])erfecc¡on de sus ideas, el complemento manos, hemos deseado la. paz.... pero vo- de celebrar la conducta del Sr. de Yilla- be, la reedificación del Hospital de elefan-
de sus goces, el lustre de su posición y el sotros por vuestro interés, sois según las cir- •sante, que con un celo incansable, se ha ciacos, proyectada también hace tiempo,
engrandecimiento de su poder; mas por cunstancias ateos ó deistas: os hemos recla-propuesto cortar de raíz estos y otros abu- por que construido desde la conquista de
desgracia entre las potencias, lo mismo mado el dulce vivir del católico, y guía- sos: nos resta suplicar á los Sres. Al- las islas en esta Ciudad, se arruinó hace
caldes que procuren, por todos los me- años, y los pocos lazarinos que están reco-
que entre las provincias y entre los hom- dos por la fé y por el principio noble que
dios posibles, ayudar á la autoridad pa- gidos se hallan interinamente en un con-
bres, se abusa de ese natural derecho, y debe sostener el mundo fl| hemos recor- cento ruinoso también, donde no se les pue-
ra que sus esfuerzos no sean inútiles, y
se quiere el esclusivismc; porque no hay dado que, no debíais qudár para nosotrosvea al fin satisfechos sus deseos.

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 20. GRAN CANARIA. Añ
no primero.

DE NOTICU! IHATERIALES.
Las Palmas—Diciembre 12 de 1854*
So publica por aliora los Márteí, Jueves y Sábados de cada semana en una hoja suelta. Mas adelanto y cnando llegue el papel (^ue ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por Ísemana.—
5E SUSCRIBE en esta Ciudad en la imprenta de la Verdad. En los dsmas puntos por medio de los Sros. corresponsales de este periódico.—PREClüá DE áUSCRlClON. En esta Ciudad i rs. vn. al mes. En 1os demás
punios de la Provincia líi rs. vn. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Martes 12 de Diciembre rante el mismo período 3.665,702 rs. apremio eran bastantes para hacerles ex- marse meramente oficiales, debemos aña-
resultando por consiguiente un aumento hibir: dir las ventajas que real y positivamen-
de 913,478 rs. para enjugar los cuantio- Do semejante situación debían surj/r te nos produjo la división, ó fueron ob-
sos débitos que había dejado la viciosa y surjieron en efecto gravísimos males tenidas por consecuencia del influjo que
Administración anterior. La conlribucioo para la Administración, siendo el pri- ejercía en lodos los ánimos el goce de
En el escrutinio general celebrado el una situación por tantos años anhelada.-Los
del subsidio industrial y de comercio, es- mero y mas trascendental de ellos la de-
K del corriente en la Yilla de Santa Cruz, Vapores correos que hasta el mes últi-
perimenló también un grande aumento en sigualdad con que se pagaban los im-
resultaron electos Diputados los Sres. Sua- lodo et distrito desde la división de la puestos por el abandono con que se ha- mo ponían en comunicación estas islas
rez Morales, Moriarty, Pérez Zamora, Beni- provincia, asi es que solo en esta Ciudad, bía mirado la estadística, base necesa- con la Península y que se establecieron
les de Lugo, Batista y Moratin. por ejemplo, importando la matrícula en ria de toda equitativa distribución.-La en virtud de las gestiones de los Dipu-
¡Dios tenga misericordia de nosotros! el año de 1852, 32,539 rs. para el Te- creación de oficinas principales en la is- tados á Corles del 2.° distrito, hacían ó
soro subió el de 1853 á 72,948 y en el la remedió todos estos males mas allá de debían hacer escala en las Palmas duran-
presente llegó á 94,258 rs. Esto mismo lo que podia esperarse atendiendo á lo in- te 12 horas por la circunstancia de ha-
I'ara concluir de examinar la cuestión con pequeñas diferencias tuvo lugar con veterados que eran y al corlo tiempo que llarse en ella autoridades que tenían que
(le división déla provincia bajo lodos sus los demás productos eventuales y conduce aquellas funcionaron.-La Adrainistiacion entenderse directamente con el Gobierno
aspeólos, Vamos hoy a considerarla en los á demostrar el desarrollo que en tan corlo municipal se moralizó en virtud de la participando todos los habitantes del be-
resultados obtenidos durante la corla épo- intervalo tuvo la riqueza pública y priva-» cercanía de las autoridades; la creación neficio consiguiecle k la mayor celeridad
ca de la existencia de los dos distritos. da con ventaja de los pueblos y del de las comunicaciones: la creación de
de Recaudadores de contribuciones en casi
Procuraremos sor breves en la enu- Erario. una Junta de Beneficencia con el carác-
lodos los pueblos quitó k los Ayuntamien-
meración de los bienes que reportaron los ter de provincial, dio lugar á mejorar la
Sí de aquí pasamos ú observar las re- tos hasta la ocasión de incurrir en nue-
intereses del Estado, la administración Administración de la casa hospicio dees-
formas conseguidas en la Administración vos fraudes, en términos que en la épo-
piíblica, y los pueblos de las tres islas la Ciudad, única en la provincia y dig-
pública no encontraremos sino motivos ca del distrito ni una sola causa crimi-
que componían el 2." distrito con la me- na decompetir con los mejores estableci-
para alaban la situación creada por el de- nal se instruyó; la cobranza se verifica-
dida que las declaró independientes del raienlos de su clase en la Península y
creto de 17 de marzo.-Ninguno de los ba con oportunidad y no llegaron a seis
centro adminislralivo residente hasta en- á conseguir por medios que sería proli-
ramos que constituyen aquella, estaba no los despachos de apremió que se espi-
tonces en la Villa de Sta. Cruz de Tene- jo enumerar y que fueron aprobados por
decimos organizado, pero ni aun creado dieron para realizar las cuantiosas sumas
rife, porque en su mayor parle se hallan el Gobierno, los recursos necesarios pa-
fn la lej'ilíma acepción de osla palabra.- que ingresaron en el Tesoro exedentes en
razonada y estensaraente detallados en los ra levantar dentro de un perímetro dos
Mientras los pueblos que forman la isla mas de dos millones á las que en igual nuevas Salas cuyo costo asciende á muy
artículos que publicó lü Porvenir de Ca- período había recaudado la anterior Ad-
narias, á los cuales nos referimos espe- de Tenerife tenían mas ó menos arregla- cerca de 60000 rs.-Ventajas positivas
dos sus servicios íi los respectivos regla- ministración por medio de esos comisio- que á todos alcanzan, fueron también
cialmente en lo relativo al estado de los nados revestidos de facultades amplías cu-
mismos pueblos antes de la división. Con- mentos é instrucciones, los de Gran-Cana- la creación de una Junla provincial de
ria se hallaban atrasados en todos ellos ya memoria odiosa no se apartará jamas Sanidad con atribuciones independientes;
signaremos, sin embargo, de nuevo, to- de nosotros.-La Administración de reñ-
das las mejoras llevadas á cabo durante por ese alejamiento en que estaban del los proyectos para construcción de cár-
centro administrativo. Los destino*'con- irás se ocupaba con tesón, en reunir los celes y cementerios en esta isla y en las
los 21 meses transcurridos desde el 1." datos necesarios para crear la Estadísti-
de julio de 1852 hasta el mes de marzo sejiles roas importantes, las Alcaldías y de Lanzarote y Fuerteventura quehabian
tenencias, cuyo nombramiento quedaba se- ca, cuyos trabajos se hallaban ya bastan- ya pasado á hechos si hubiera continua-
(le 1834, y lasque en esta última fecha
gún la ley entonces vijente á cargo de la te adelantados en algunos pueblos, defor- do el distrito.; la protección dispensada
se hallaban en proyecto.
autoridad superior civil, no podían ser ma que si el dislrito hubiese continua- á los montes y á la Agricultura en ge-
Desde el establecimiento de las nue- do, no dudamos que en el próximo año neral; el impulso dado á la instrucción
obtenidos por el verdadero mérüo, por las
vas oficinas en esta Ciudad, ya sea por primaria; la creación de la escuela de
capacidades efectivas de cada localidad, se hubiese verificado el cobro de la con-
que los pueblos satisfechos al ver reali- comercio, y sobre lodo las consignacio-
porque era imposible que los Gobí-rna- tribución territorial con la posible equi-
'zados sus deseos, comprendiesen la nece- nes obtenidas del Gobierno para la car-
dorí^sdela provincia obrasen con entero dad, á la cual se iba ya acercando, pues-
sidad de cooperar al soslcniraiento del nue- retera principal déla isla, para el cami-
conocimiento ó por dalos seguros al hacer to que cuando hasta el año de 1852 no
vo 5rden de cosas, 6 ya por las aceitadas no del puerto de la Luz, y para el mue-
la elección, que por lo tanto, no podía fun- se habían presentado los repartos do los
medidas de los Gefes que se hallaban al lle; y la declaración de puertos de inleré?i
darse sino en recomendaciones por lo ge- pueblos sino en los últimos meses en que
frente de la Administración, es lo cierlo general y de refujio hecho respectivamen-
neral interesadas, naciendo de aquí el debían n-jir, en el présenle se encontraban
que los ingresos en el Tesoro por lodos te en favor de los de esla Ciudad y Puer-
abandono con que esos mismos individuos reunidos en la Administración todos los
los ramos lomaron un incremento desco- to del Arrecife.
nocido hasta entonces en las tres islas que elevados h. los cargos superiores de las del distrito en el mes de marzo en que
componían el distrito, y que continuó has- municipalidades sin mas méritos que los éste terminó.-Los servicios dependípnles Apesar del lígerisimobosquejoque he-
ta la supresión del mismo. Ningún año empeños y las intrigas, olvidasen los in- de la Administración civil esperimenla- mos htcho de los beneficios que produjo la
desde el de -1845 se había cobrado lo re- tereses locales para ocupar toda su aten- ron iguales mejoras como era consiguien- división, nuestro articulo ha tomado tales
parlidii por coülribucion territorial, y des- ción en los suyos propios. En corroboración te á la organización de los cuerpos mu- proporciones, que nos precisa suspender
de'1.° de julio de 1852 lo cobrado exe- de este aserto podremos citar las muchas nicipales que son los puntos por donde hasta el número subsiguiente la continua-
dio en muchos miles h lo repartido, de for- causas criminalps que al tiempo de la crea- el gobierno se comunica con la localidad ción de esta materia.
ma que en el espacio de los 21 meses ya ción del distrito estaban abiertas conlra ejerciendo su influjo en obsequio dtl bien
indicados habiendo importado los cupos otros tantos Ayuntamientos por malversa- estar general.
para el Tesoro la cantidad de 2.752,224 ción de los caudales de las contiibucíones Por los periódicos de SEa, Cruz sabe-
A estos resultados de una autentici-
n., ingresaron en las arcas públicas du- que ni aun las escandalosas comisiones de mos que el 7 del cor rielen fondeo en aquel
dad incontestable, pero que pueden lla-

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 21. GRAN G A N A R Í A . Año primero.

ÍTEBESES MATERIALES.
Las Palmas—Diciembre 11 de A S^L
j S? Pulílica por ahora !o3 Martes, Jueves y Sábados de cada semina en una hoja suelta. Mas adelanto v cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana.—
SEfiüSCIUBi;en osla Ciudad en la imprenta de la Vor<l id. En los demás punios por medio de loj Sres. corresponsales de este periódico.—PRECIOS PE SUSGaiGlON. En ésta Ciudad í.rs. vn. al mes. En los demás
puntos do la Provincia 13 rs. va. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Eslrasgero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Jueves 14 de Diciembre. nuestro lado las autoridades á quie-
nes ocurrir en todas nuestras necesi-
do aparezcan otros hombres estraor- ción demuestra que eéta medida ha
dínarios: el ser débil, el cobarde, el entrado én el pensamiento de hom-
dades, con la esperanza de que aten- que nada vale bajo cualquier aspec- bres distinguidos del partido p r o -
dieran íiuestros intereses y no los to que se le mire, no puede consen- gresista, alguno de los cuales, al lle-
Ademas de las mejoras materia- sacrificasen á los de pueblos estra- tir junto á sí otro hombre que no gar no hacé mucho al consejo de la
les, de las incontestables ventajas ños; porque habíamos sacudido-el yu- esté subyugado á él, para no apare- corona, debió ser consecuente ccm
que, según hemos dicho en nuestro go ominoso que uos venía oprimien- cer en toda su nulidad ante cual- la firma que estamjjó al pié del sí-
número anterior, reportaron los in- do, porque veíamos, en fin, satisfe- quiera comparación. Lo mismo suce- guíente
tereses del Estado, la admini.stra- chos los deseos que abrigábamos ha* de tratándose de los pueblos; pero PROYECTO DE LEY PRESENTAÍ)0
cion pública, y los pueblos de las ce medio siglo. es triste y muy triste que por tan AL CONGRESO,
tres islas de Gran-Canaria, Lanzaro- ¿Y á quien perjudicaba nuestro mezquinos sentimientos se sacrifi-
Art. I. ° La Provincia de Canarias se di-
te y Fuerteventura, durante la exis- gozo y la tranquilidad que disfru- quen tan sagrados intereses, y tan vidirá en doS) de.iominada una de Gran-Ca-
tencia del segundo distrito) tenemos tábamos? A nadie. ¿Qué pueblo sa- respetables derechos. naria que comprenderá las Islas de Gran-
que considerar también las que es- crificaba sus intereses á los nuestros? Y sin embargo se sacrificaron: CanariHj Lanzarote y Fuerieventura; y l.i
clusivamente se refieren á esta Ciu- Ninguno; porque la Ciudad de las ¿en ventaja positiva de quien? De otra qiip se compondrá de las de Tenerife,
dad. Palmas y su isla tienen en sí dema- nadie; por que así como la división Palma, Hierro y Gomera.
Las calamidades que habían afli- siados elementos de prosperidad, y no causó perjuicio real á Santa Cruz Art. 3. ° La Giipital de la primera Pro-
jido á la isla durante una larga serie no necesitan, así como otros pueblos, de Tenerife tampoco la centraliza- vincia será la Ciudad de las Palmas de la
de años, con especialidad la del cóle- engalanarse coh los despojos de sus ción la produjo tnas bienes qué el Isla de Gran-Canarias y de la Segunda hi
ra morbo que tan horribles estragos Vecinos para poder adelantarse. La abuso de fuerza, utilizando en sí las Villa de Sta. Cruz ett la Is'a de Tenerife.
causó en el año de 1851, hablan re- eterna enemiga de esta Ciudad, la subvenciones que el Gobierno tenía Art. 3.= El Comandante General de Jas
ducido todos los ánimos á un estado Villa de Santa Cruz de Tenerife, á destinadas á las obras públicas de dos Provincias residirá en la Villa de Sta.
de completo desaliento, que solo era la cual se privó por la división de Gran-Canaria>-¿Y cuales han sido los Cruz de Tenerife, y la Audiencia territorial
capaz de terminar la realización de una media docena de empleados, resultados de la centralización para eíi la Ciudad de las Palmas de Gran-Cana-
las esperanzas y de los continuos ¿sufrió algún perjuicio por aquella esta isla? Deplorables: la paralización ris, como sucede en la actualidad.
trabajos de los Canarios.-En efec- medida? No ,1o creemos: sus periódi- de aquellas obras que empleando un Art. 4.'= Cada una de estas dos Provin-
cos la aplaudieron, la consideraron número considerable de brazos l l e - cias tendrá su Diputacian Provincial y Gefe
to, al nombre májico de la división
como debía considerarse, como una Superior Político, quien desempeñará igual-
dé la provincia, que simbolizaba el vaban el pan y los consuelos de la
reparación hecha á los derechos se- mente las funciones de Intendente, cobrando
termino de una era de sufrimientos, vida á multitud de familias; el aban-
culares de Gran Canaria, y un res- únicamente el sueldo del segundo destino,
de vejaciones y de arbitrariedades dono de todas las mejoras empezadas
peto concedido á los nuevos dere- Art. 5 , " El Gobierno de Su Majestad
f^in cuento, el espíritu público rea- durante la división; el lujo de arbi-
efectuará esta ley dando cuenta á las Cor-
]iimado, los ánimos vueltos hacia el chos de la capital interina; y no po- trariedad llevado en contra nuestra tes de los resultados.
porvenir de la que ya podia llamarse demos figurarnos que la falta de es- hasta el punto de privarnos de r e - Madrid 29 di Julio de 48JH.
patria, hicieron todos los esfuerzos tos empleados. Influyeran en el de- presentantes en la Asamblea consti- Luis González Bravo.—Juan Bautista
posibles para entrar en la vía del mérito de un pueblo, que al decir de tuyente; el atraso en el pago de las Alonso.—Francisco Lvjan.
progreso, y de las mejoras materia- sus defensores, es el único de nue.«tro obligaciones públicas como sucede
les, á la sombra de las autoridades que archipiélago conocido en el estran- con las del clero catedral y p a r r o -
an vez de sofocar nuestros elemen- gero y la escala de todas la navega- quial que están privados del percí" En todos los paises y en todas las eda-
tos de bienestar, como lo han hecho ciones transatlánticas; porque la di- bo de sus rentas hace cinco meses; des se ha procurado hacer agradable la pos-
todas las residentes en Santa Cruz de visión no la privaba de ser Capital, el desaliento que ha vuelto á apode- trera mnfision del hombre y apartar de su
de poseer las autoridades superiores rarse de todos los ánimos; y la r e - ínente la profund" tristeza y las ideas lú-
Tenerife, protegiesen el desarrollo y gubres que ellas traen siempre al alma.-De-
el fomento de- nuestros intereses. militares y el cuerpo consular que producción de una rivalidad que ha- jnasiado conocido es el sistema de los an;
Numerosas suscriciones se abrieron es la única causa de la llegada de los bía terminado por nuestra parte y tiguos romanos, y la especie de culto con
en el momento para la continuación buques á su puerto, no la privaba de que ha nacido de nuevo y con mas tjue miraban las ceni-zas de Jos muertos, que
autoridades que protejiesen sus inte- fuerza al sentir los efectos de la t i - conservaban en vasos precirso?, y que colo-
de las casas consistoriales y para la caban en magiiíficoB monumentos sepulcra-
fábrica de la Catedral^ el Ayunta- reses, que elevasen á conocimiento ranía que nos oprime. les levantados en los caminos y paseos pú-
iniento secundado por la autoridad del Gobierno sus necesidades, que blicos. Todos sabemos la suntuo.sidad de los
diesen impiilso á sus adelantos ¿en Por eso clamaremos por la divi- cementerios orientales, que son la admira-
civil que ííicilitaba los medios de sión ya que no por la capitalidad
que pues hería á Santa Cruz la divi- ción de los viageros europeos. En Alema-
realizar todos los pensamientos be- única y esclusíva que nos correspon- nia es principalmente donde existe hoy ma-
neficiosos al pais, emprendió la cons- sión? Digámoslo con el "Diario Espa- yor número de cementerios adornados con
ñol." La hería en el amor propio: por de de derecho; por eso combatiremos
trucción de la plaza de mercado, la sin descanso hasta conseguir nuestra mas gusio, y donde se vé desarrollado con
conclusión de la acequia de la Fuen- que el pueblo de Santa Cruz, aun mas fuerza el culto de la muerte, si nos
cuando no sufra ningún perjuicio, emancipación; por eso no cesaremos es lícito decirlo asi; las cruces de todas for-
te de Morales que provee en la ac- de pedir un día y otro que se nos nias y tamaPins, las imágenes, los cuadros
tualidad al público de excelente con el engrandecimiento y bienes- de fl ires, los paseos frondosos, los bosques
tar de la Ciudad de las Palmas, cree- separe de la influencia y de la domi-
íigua potable, y la apertura de la nación de Santa Cruz de Tenerife^
de árboles siempre verdes y lozanos, que
<;alle que uniendo en línea recta la ría menoscabada su dignidad, amen- imitan con su indestructible pompa la eter-
guada su pretendida grandeza, sí no como medida absolutamente necesa- tiidad de la vista que gozan los que des-
de S. Francisco con la Plazuela, fue- ria para nuestra existencia, fisica y cansan bajo sus ramas; todo es allí tan co-
.se á empalmar con el camino del fuese el único centro de donde par- mún que no hay aldea por pequeña que
tiesen todos los negocios, todas las in- políticamente hablando.
Puerto de la Luz; fuera de_ otros sea, o'onde no se adviertan alg^imas de es-
proyectos de mejora y embellecimien- fluencias, todas las ruedas de la admi- Ahora solo nos resta convencer las sefiales de amor ó de respeto, y don-
to de la población que se habrían nistración de las siete íslas-Y nosotros á nuestros adversarios de que no es de las familifis se reúnen para cultivar las
fblo la ÍRACCIÓN CANÁEIÁ j a que há flores de los sepulcros y orar 8';bre ellos.
planteado si hubiese sido estable lio podemos menos de reconocer qué El famoso cementerio del Padre la Chai-
aquel mismo sistema administrativo. , estos deseos son lógicos- aunque no pensado y ha creído posible la com- se en París es un modelo notable, por su
sean justos: entre los hombres, el qué pleta divísíbn de las islas, no en dos lestension de mas de cieti fanegadhs, sus
Sobre todp; los Canarios éramos conoce sus fuerzas, su poder físico ó centros administrativos, sino en tlós numerosos y magníficos monumentos entre
provincias independientes. El docu- Jos cuales se elevan los de los hombres mas
felices solo con poseer la división; su valor moral^ no teme que á su la- ^eminentes de Francia. En estos lugares es
porque sabíamos que teníamos á mento que ínsertainos á continua-
(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Milímero ^^. GBAN CANARIA. Año pHmerOi

PERIÓDICO DE NOTICIAS É INTERESES MATERIALES.


Las Palmas—Diciembre 16 de 1851.
Se publica por ahora los Martes, Jueves y Sábados de cada semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semítea: -
SE SUSCUIBE en esta Ciudad en la imprenta de la Verdad. En los domas puntos por medio de los Sres. corresponsales de este periódico.—PHEGlOá DE SÜSGRIGION. En esta Ciudad á rs. vu. al mes. En los dem»í
pontos de la Provincia 13 rs. VH. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Pero las circunstancias de la suspensión
Sábado 16 de Diciembre. diferencia acercarse á las urnas y le- toda la Provincia y á los de esta
de aquel Periódico, y las que luego y des-
galizar de este modo los actos arbi- Isla en particular. pués se sucedieron basta poco há; volvie-
trarios de la suprimida J u n t a de ron á sumir en la inercia esa medida que
reclarria él óJ-denj y sobí-e todo el resta-
Gobierno? ¿Podia conceder su con- blecimiento de las Sociedades de aguns al
Duda el "Eco del Comercio", en Con gusto damos cabida en nues-
fianza á los que indebidamente ocu- celo y vigilanfcia de sus Alcaldes conserva-
vsu número 278, que en las recientes tro periódico á las siguientes refle- dores. Si Kí. iriisma expidió en 22 de Oc-
paban los asientos de la diputación tiibre de 1848, su Real Decreto del cuaí
elecciones para Diputados á Cortes xiones que se nos han remitido para
provincial? Si tal cree "El Eco," és Se hace mérito en Jas referidas ordenan-
>se haya consumado en esta Provin- su inserción. zas, declarando de acuerdo con la Comi-
porque le ciega el espíritu de parti-
cia la mas atroz injusticia; y sin en- sión de Códigos y por medio del Minis-
do. Canaria no puede esperar de los terio de Gracia y Justicia, que ni por el
trar en el examen detenido de la AI paso que avanzamos eri ideas políti-
hijos de Sta. Cruz legalidad ni justi- cas, y que nos engolfamos en la incierta Código Penal, ni por la Ley provisional pa-
cuestión, sin contestar á los repetidos ciencia de los acontecimientos futuros, va- ra su eg'ecucion se entienden suprimido'!
cia; hartas pruebas tiene de ello y los Juzgados privativos de riego de Valen-
argumentos que para probarlo adu- mos perdiendo en la ciencia positiva de la
no necesitaba esta última para su Economía, que son los intereses materia- cia, Slurcia y cualesquier otros puntos don-
cimos en nuestro número 17, sin re- de se hallen establecido» ó se establecieren,
total convencimiento. La libertad les de las industrias que nos han de sos-
los cuales deberían continuar como ha»ta
batir las razones que allí dábamos, tener en la carrera de la civilización. Sin
electoral respecto de la Gran Cana- el dinero, sin los productos, sin la integri- aquí, limitados á la policía de las aguas y
niega rotundamente que nos asista el conocimiento de las cuestiones de hecho
ria es enteramente ilusoria; és un dad de Ja propiedad mas rica que posee-
derecho para reclamar la nulidad mos, y con que nos agració la providen- entre los inmediatamente interesados en el
sangriento sarcasmo lanzado por nues- riego, conforme al artículo 7. ° del Rcfif
de las elecciones. En esta ocasión co- cia tan profusamente, cual és ese caudal de
tros enemigos para agravar mas nues^ aguas tan precioso y que forma todo Decreto de 10 de Junio del año anterior
Í310 en otras muchas, esquiva n u e s t r o nuestro orgullo, vamos muy sensiblemen- (1847) debiendo observarse en las ordenan-
tra deplorable situación; todos sabe- zas y Reglamentos que se publicaren en
colega la dificultad, y no hallando te entrando en una decadencia y en una
mos y no hay una sola persona que ruina que nos vá á ser muy costoso recu- lo eucesivo, lo dispuesto sobre el partici/-
contestación posible á nuestros ar- lar en el artículo 493 del Código Penal.-
de buena fé lo dude en la provincia, perar cuando queramos f no podamos con-
gumentos, porque no la hay, se con. seguirlo, sino á fiieza de sacrificios inmen- De esta disposición nacen dos necesi-
que aunque Canaria contase con sos, é invocando el brazo de los Tribu- dades urgentes sumamente en nuestro pais,-
tenta con soltar algunas frases va-
10,000 votos, mientras se hagan las nales. por esencia agricultor y dedicado á los
gas, que nada otra cosa prueban si- Nustras Sociedades agrícolas de riego, riegos. Si consideráramos que en la Isla de'
elecciones en Sta. Cruz nunca ob- Gran-Canaria existen ciento tres íieredamieii-'
no la triste posición de la causa que esas primeras fuentes de la prosperidad de
tendría la mayoría. Tan seguro és Ja agricultura: esos manantiales que exitan tos ó sociedades de riego,- que son los que
.defiende. la emulación y la envidia de la Provincia, dan esa triplicación de productos, y que
esto, que haciendo alarde de impar-
La verdadera y escandalosa his- han caido en un abandono en su régimen de su mejora ha de nacer necesariamen-
cialidad, la diputación actual aprobó á tal grado, que se lamentan /os abusos, te ese fomento asotnbí'oso que admite ¡a'
toria de los sucesos que precedieron desde luego las listas electorales de las usurpaciones y su menoscabo. No es cultura de los campos; si atendiéramos á,
á la elección, las causas que motiAí^a- esta Isla; Porque en verdad, ¿qué le un don gratuito el riego en nuestras Islas que siendo la píiinera industria, y la úoi-'
como no lo es en los innumerables rie- ca culminante que hace la riqueza de toda.s
ron las protestas de nuestros diputa- importaba que Canaria tuviese 4,600 las Islas, y que cuando no se puedan en
gos ordenados bajo el nombre de Socie-
dos, la digna actitud de los electores votos, si en cada uno de los pueblos dades j empresas que muy poco base han Ja actualidad explotar huevos riegos por e.s
que voluntariamente se han abste- erigido en la España; y á pesar de que caces de capitales ai)licables á este géne-
de Tenerife los electores se multi- todavía sobre aq«ellas conserva sü acción nkro de fomento, nos bastaría conservar
nido de tomar parte en una elección plicaban hasta un número escanda- el Gobierno con.siderándoins como propie- los caudales de las aguas existentes hacién-
tan viciosa, sabida és de todos: y el dad del Estado, y aplicadas á los fondos dolos entrar en el réjimén mejorado que
loso para los que conocen el verda- de las Municipalidades, y repartidas al abas- exige Ja disposición de ese mismo artí-'
Congreso apreciará en su dia aque- dero estado de la agricultura en to de los pueblos, y á fecundar sus cafti- culo 493: si meditáramos también que
llos hechos y el valor de nuestras aquella isla? ¿Qué les importaba que pos, estas son ya una propiedad particular Ja inspección de Jos caudajes de aguas de'
distribuida en individuos que las co'nsert'an riego reclaman iiTjperiosahiente preceptos y
sentidas reclamaciones. Fuerteventura se uniese á los inte- facultades que reúnen con la mayor simpli-
y trasmiten desde que se sujetaron ni do-
Nuestro colega afirma que Ca- reses de Canaria, ni que la mayoría minio privado. Pero no obstante* sobre sü cidad los artículos de esas ordenanzas: y
naria obró de esa manera porque régimen han gobernado Constantemente las por último,^ que siendo todas las Socieda-'
de los electores de Lanzarote, Palma ordenanzas municipales de agdas,- aunqíie des,-compañías particulares de dominio, so-
así co"nvenia á sus planes, y nosotros y Hierro, les abandonasen si para imperfectas y no capaces de sufrag-ar á la bre las cuales tiene mas acción y eficaciíí
le preguntaremos ¿que planes pue- necesidad actual, porque para juzgar las el celo atinado de sus dueños, que la ac»
ellos era siempre seguro el triunfo diferencias y disensiones entre los hombre», cion de los Tribunales; se tendrá por mi-
den ser estos? Si las elecciones se porque á todo estaban dispuestos? se necesitan reglas fijas y preceptos que la Jagroso que existan estas Sociedades, mu-
anulan, que és lo único á que puede La libertad electoral, repetimos, es antoridad judicial no pueda traspasar arbi- chos años hace,- sin gefes, sin celadores^
trariamente. y siendo presa del fraude, de Ja usurpa-
aspirar esta Isla, ¿no se repetirán en para la Gran Canaria ilusoria, así ción y del menoscabo; y que solo subsis-
Con tal objeto, y para darnos un pe-
las nuevas, los mismos escándalos que como todo lo que directa ó indirec- queño Código de la Economíh de las aguasj ten por lá tolerancia y sufrimiento de los
hemos visto consumarse en ésta? De- se ntanzó, en el tiempo que venturosamen- propietarios, que por masque lamenten lo-f
tamente pueda producir algún bien te nos rigió Ja División de distritos admi- vicios y abusos, están imposibilitados d»
sengáñese "El Eco," para la Gran á esta Isla. nistrativos de la Provincia,- un proyecto de ])oderlos reclamar.
Canaria no hay representación po- Ordenanzas que se insertó en el Periódico < La causa mas poderosa de esta remo-
Porvenir de Canarias^ desde los números ra á las reformas consistía en la abolición'
sible en el Congreso nacional, mien- Un odio mortal, una envidia in- 42 al 47 stigetando á la censura pública de las jurisdicciones especiales determina-
tras Sta. Cruz sea la Capital de la noble y un deseo de esclavitud etet- sus páginas y artículos en los diferentes das por las antiguas menguadas ordenan-
provincia. Y si aun se duda de ello, na, son los sentimientos que para medios y reglas adoptadas para uniformar zas municipales: Cesaron los Alcaldes ce-
Jos Heredamientos de agnSs ó Sociedades ladores de las Sociedades,- y cesó el bien'
íiosotros le recordaremos lo sucedido nosotros abrigan nuestros leales her- agrícolas de riego de esta Isla de Gran- y el gobierno, y entraron erí la decadeiw
en las elecciones de 43, que reciente manos; con tales elementos de pros- Canaria, aplicables al riego constante en to- cia los Heredamientos: pero cO'mo el G').-
díií las estaciones y al periódico del in- bieriio reconoció desde 1836, que este ra-
debe estar en la memoria de todos. peridad y bienestar, el porvenir de vierno,- en los pueblos y cantones que ca- mo del primer interés necesitaba de me-
Ahora bien, si en aquella oca* Canaria está asegurado; vivamos pues recen de aguas vivas perenes: y se invitó didas que contribuyesen, como siempre ha-
h todos á que contribuyesen con sus luces bía sucedido. 4 su conservación, ya desde
síon y en tantas otras se han repeti- tranquilos y felices y descansemos á hacer perfecta, en ¡o posible, tina obra entonces se Sueetó á la acción dé los S. S.
do los mismos abusos é ilegalidades seguros en la imparcialidad y jus- hija del conocido patriotismo de su Autor, Gobernadores civiles, aunque no lo fiiernii'
¿podia la Gran Canaria utiUzar sus ticia de los que en tantas ocasiones que no ocultaría su nombre, como nunCa sino lus riegos que emanaban de caudales
f culta sus deseos de prestar servicios de públicos sujetos á la inspección de los Oe-'
•i;600 votos? ¿Podia con culpable in- han sacrificado sus intereses á los de lUiüdad á s» Patria^ fes gaber»aiweHí»le8 y adinjnirtratívoíj tfé'

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 2S. GRAN CANARIA; Año pHíiiel'Ot

lODICO DE NOTICIAS E
Las Palmas—Diciembre 19 de 1854*
Piíntrisuia, saldrá en iun pliego do.s veceá por semíiiia.
Se pulílica por ahora tos Márleii, jueves y Sábados de cadi serrtaiia en una hoja suelta. Mas adi;lante y cuando llegue el papol i^ue ya herrlos pedid i á lil Piíntrisula,
9E SUSCRIBE en esta Ciudad eii la imprenta de la Verdid. Un los d.'inis puntos por ni^jdio d i los ares, oorresponsales d.! este psriiidif.o.—t'itliJlOá üli iUsClUGlON. Kn esta Ciudad
puntos de la Provincia lo rs. vn. por trimestres anticipados, franco. En la Península y EstraDgero 20 rs. vellón por trimestre, franco;

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
«}o lo juré., miincóiTÚptible acento
Martes 19 de Diciembre. E L CANARIO, cree será leído con in- vasor de la Europa entera, y al eslruen-
do de su fama huyeron multitud de Espa- Vengará la virtud que lagrimosa
terés el siguiente elogio que en ho-
ñoles y dejaron su hogar y su familia ate- Én perpetuo baldíJn yace indigente
nor fiel mismo Quintana ha escrito morizados, 6 fueron á rendirle homena- En despecho del Oro macilento
nuestro respetable amigo D. Antonio ge al tirano. Quintana, empero, el insig- Y de ambición pujante
Noble y digno de uria nación li^ ne cantor del Pelayo se mantuvo serenó Mil templos le alzaré, dó reverente
Ruíz de Bustamante, y que á conti-
híe é ilustrada es el pensamiento en su triste mansionr llegó ¡que mas! el Sus aras perfumando
nuación insertamos. execrable dia, el para siempre memorable Al urbe su loor iré cantando;
dé la coronación de D. Manuel J .
dos de Mayo de los asesinos de tantos ino-
Quintana; de ese ilustre anciano, pa- 3uslum et tanacem propositi virum centes Madrileños que fueron á exhalar sus Aohles magnates que la humana esencia
triarca de* nuestros poetas, resto ve- N >n civiuní ardor prava juventium últimos suspiros en el Prado, y D. Mahueí Osasttis despreciar, por un dorado
Non vullus instaniis liranni José Quintana grande siempre de ánimo,
nerable de una generación que de- Mente cjualil solida; ñeque Auster Yuqo servil que ennobleció im Tiberio
I)ux inquicli iurbidus Adriaü; en lugar de ir á jiedir merced al feroz Mi lira desoíd, Yttestra ascendencia
saparece: noble y digno de un pue- Nec fiilminanlis magna Jovis manus. enemigo vino á incorporarse por enlrelas
Si fracuis illabatur orbis, Generación, del crimen laiireado
blo grande y generoso es ese lióme- Impavidum fcrient ruina;. balas y bayonetas con los ínclitos varones Vuestro pomposo funeral imperio
nage do respeto y gratitud que á IIOR. que habían tomado en sus trémulas ma- Vuestro honor arrogante
nos las riendas del Gobierno central, y Yo los detesto, iniquidad los cante....''
porfía se ha apresurado á tributarle Para liacor el elogio de D. Manuel José Quintana fué el Secretario de esta sabia
toda la prensa nacional. Quinlaiia, de esle Español célebre por su y patriótica reunión. Aiii fué donde con
su varonil elocuencia di6 á luz ese m a - ¥,] gran discípulo de Cienfuegos, el quti
Cuando la Elspaña, sin compren- siibfir, por su genio cre;idoi-, por sus vir-
nifiesto á la España y al mundo entero bebió en esta fuente purísima, cristalina,
tudes, es menester estar k su nltura y
der aun el lenguage de la libertad, de la pérfida y escandalosísima invasión las aguas de las modestas severas musas.
tener una pluma tan valiente y fecunda".
encadenada álos pies de viles favori" del vecino tirano y de su mas bárbaro cu- Quintana habia de Omífír en su armonio-
Atrevimiento vano sel'á, pUes, eniprender-
ñado Maral. ilhí fué donde levantó esa voz sa lira aquella profesia que se cum|)lír;V.'
tos, y de magnates pi'ostituidos, oia lo la nuestra pobre y aislada PU una re-
ducida peña casi olvidada va de la M P - de fuego que resonó en todos los ámbi-
á lo lejos el sordo rumor de la re- trópoli ó desoído el clamor de sus habí- tos de la Iberia desde Pirene hasta Cal- ¡Ay del Alcázar que al error fundaron
volución francesa; cuando sugeta la lantes como la Ciudad de las Palmas de pe y hasta el vecino Lusitano y el inva- JM estupida ignorancia y tiraniul
Canana cuya celebridad la distinguió des- sor sorprehendido y liero abre un rio de El volcan reventó, y á su porfía
inteligencia á las trabas de una cen- Los soberbios cimientos vacilaron.
de los pasados siglos con el apellido de sangre del iiiocente y desprevenido Ma-
sura odiosa, y al tiránico poder de un grajide y dio su propio nombre á su a r - drileño; pero á esta fatídica señal de fue- ¿\.ue es del monstruo, decid, inmundo y fv
gobierno despótico y arbitrario, aba- chipiélago, que fué la primera escala de go responde España como al Musulmán Que abortó el Dios del mal y que insólenle
Colon antes de ir á descubrir el nuevo con su nunca desmentido valor, y dá k las Sobre el despedazado Capitolio
tía su vuelo, y moría de inanición
mundo. Quintana empero está elogiado-pnr vecinas naciones el |:r¡mer ejemplo de que A devorar el mundo impunemente
en los cerebros españole?, Quintana ¡«ü propia pluma, y cuanto se diga de el ese mónslnio no era inveneible, y que He- Ckó fundar su abominable solio ?
elevaba su robusta voz y despertaba será menos porque su mérito es como el no de vergüenza V oprobio deja precipi-
en el corazón de nuestros padres, oro y los diamantes, aunque no todos co- tado el suelo Español y acomete á otros La virtud siempre está apartada de la ^
nozcan ó puedan apreciar sus quilates. La Imperios, y los supedita y los vence y adulación. De la virtud nace el valor, ¡a ^
ese santo amor de libertad y pro- sublimidad de este genio es como la de los domina. Pero á la manera de un ca- constancia y la serenidad ímpcrtUrliable ,
greso que no debia ya estíngüirse en Homero y de Virgilio que á todos gusta mela sube hasta Moscou y alli se esclip- de iiiiimo. ¿De donde si no de ahila va-
el suelo patrio, ¿Y quien mejor que aunque muchos estén distantes de imitar- sa, y vino mas tarde y desapareció cual lentía y el fuego de Homero cuando su
los. Cervantes escribió en estilo mas llano, pavesa en W'arteloo. Tú, Quintana, vatici- infortunio le privó de la vista y seguía con
él ha sabido comprender la santa naste en ese manifiesto, ese portento del
y todos le leen, aun la gente riislica, y todo pulsando su laúd, llenando de entu-
misión del poeta? En medio de una á todos agrada, y para todos tiene belle- valor Español, ¿quien te diria que otro siasmo á cuanio» le seguían y aprendían
sociedad que apenas podía entender- zas, y á todos hace reír y nadie ha a l - tirano menos astülo pero mas feroz y de- sus canciones? ¿De donde nació la confoi-
canzado hasta ahora á igualarse con él- •sagradecido lemunerariacomoá otros com- midad de Arí.slides en su pobreza, FU tem-
le, su canto resonó armonioso y libre pañeros memorables con la oscura prisión
Kmpeio aun es admirable que eslñ gran planza en el comer y su justicia que s^;
desafiando las todavía humeantes ho- genio se haya distinguido tanto y levan- donde habían estado aherrojados Galileo hizo proverbial contra la énvidíji y el os-
gueras délos verdugos del saber; y tado su vuelo cuando todavía humeaban y el cantor de la ascensión de Jesús y tracismo? ¿Donde, donde esta¡.s ya egem-
las hogueras de la Inquisición y el bár- de la profesia del Tajo? AA apesar y ver- plos de esos Griegos? I)es|i(ies de ;í5 oóH
después, cuando el hijo de la revolu- güenza de tus tiranos se han hecho mas
baro y tiránico enjuiciamiento de Torque- siglos -aparecen Cienfingns y Quintana;
ción, grande como el pueblo que lo ha mada. Si, todavía nuestro héroe impávi- replandecienles tus virtudes, tu impavi- perdonad sí la pluma que os Va elogian-
creado, tendió su espada sobre la na- do y constante desaliaba a los protagonis- dez y tu valor. do 11(1 puede elevarse hasta vuestro cielo;
ción ibera, también su canto resonó tas de la ignorancia en aquellos hermosí- perdonad si no alcanza sino á adinírai'
simos versos de su Oda á la im.ji.cnta. Y ¿como no habia de ser magnánimo vuestra singularidad, vuestra grandeza; qu(í
libre y poderoso despertando en to- Quintana siendo el amigo, el compañero, el arbusto aun(¡tie pigmefí y débil lauí-
dos los corazones ese fuego sagrado el discípulo de Cienfuegns? ¿Como habia fileii s" alegra y Vi\iíica como los robus-
«/OA infitmatos! Qué hacein? Esas hogueras, de temer al agresor, ni huir de su tira- tos V elevados cedros á la luz beneficaí,,!
que produjo héroes como los del 2 Que á devorarme horribles se presentan, nía el que aprendiera de su maestroaque- del sol..
de Mayo, sitios como los de Sarago- y en arrancarme á la verdad ¡wrfian, Ha impávida y tan cumplida arrogancia?
1'anales son que á su esplendor me (jiiian, (Conímuará.J
Ka y Gerona, batallas como la de
Antorchas son que tu victoria ostentan.»
Bailen y Victoria. «Sí la patria cayere desplomada.,
Votaré a sepullorme entre sus ruinas
Por eso nosotros, aunque oscuros No le arredran, ni), al varón justo y Ha llegado á esta ciudad el Sr. Ca-
Yo sé morir; la esclavitud no temo.»
representantes de la prensa españo- constante el encendido depravado fúiordé noiiign D. Diego García Oreltana, nom-
los que mandan, ni d airado semblante brado por su Santidad, úiifoo (]apíl(ilaC
la, hemos querido en esta ocasión del tirano, nada hace vacilar sü solido pro- Cienfuegos cumplió su protesta y fué (]ue faltaba para complelar el lllmo. Ca-
unir nuestra débil voz á la tan elo- pósito ni aunque Júpiter lanze sus tremen- victima del furor del tirano y de su ya
dos rayos; aunpue el mundo todo caiga bildo de esta Sta. iglesia Cíitedra).
cuente de nuestros hermanos de la gastadísima salud. Quintana, empero, á
despedazado, el juslo mirará con impavi- quien este fasto fatal había arrebatado el
Península, para que .sepa al menos dez las ruinas. Las virtudes, la impavi- mayor de sus amigos, el compañero que
ese ilustre anciano que también hay dez, la constancia de D. Manuel Jo?é de no habia de tener sustituto, el que le ha-
aqui corazones españoles que laten Quintana serán el primer escalón por don- bia incorporado y afiliado en el sublime (Continúa el acia del Ayunlamievtoúe /«í
de hemos de subir nosotros al elogio de sacerdocio de las musas, de quien habia PalmaSf que principiamos á publicar i a
de orgullo y admiración al leer sus este grande hombre. aprendido á no prostituirlas á la adula- nuestro laím, 14:)
inmortales obras. Traspasó el Pirineo con su formidable ción ni al miedo en aquella hermosísima
Con este motivo, la redacción de y hasta enlouccs invencible ejército el in- Oda postuma al Carpintero, En cuanto á la diminución de íaseoii»
(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 24. GRAN CANARIA. Año primero.
BK"

PERIÓDICO DE NOTICIAS E INTERESES «ATERÍALES.


Las Palmas—Diciembre 21 de 1854.
Se publica por ahora los Martes, Jueves y Sábados de cada semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que va hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana.—
5E SUSCRIBE en esta Ciudad en la imprenta d« la Verdad. En los damas puntos por medio délos Sres. corresponsales de este periódico.—PRECIOS DE SUSGHICION. En esta Ciudad 4 ti. vu. al mes. En lus deuia:^
pontos de la Provincia Vá rs. VH. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estraagero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Jueves 21 de Diciembre. Gobierno parece prepararle, no quie- que solo de este modo se consegui- diz. ¿Y que objeto se le presenta á su vis-
ta? El mas grande, el mas maravilloso del
re ser cómplice en su propia ruina, rá apagar los odios que dividen las
mundo; el mar. Él no le habia visto nun-
no quiere que sus mismos hijos coo- dos islas principales de este archi- ca, pero su valiente y electrizada fantasía
peren de ningún modo á esa obra piélago, y que impiden el desarrollo le representa como un gigante que abar-
Cada dia nos convencemos mas de los infinitos elementos de prospe- ca el globo en que el estaba contemplan-
lenta pero segura de completa des-
y mas de la exactitud y verdad de do esa inmensidad de agua y que atrevi-
trucción á que sus enemigos la han ridad que encierran en su seno. do intenta despedazarle y sumergirle en su
nuestras reflexiones al hablar del es- turbulento y horrígeno seno. Quintana cual
condenado. Esto significa que la
tado de desesperación y desaliento á otro Cook peio mas sublime dá vuelta por
FRACCIÓN CANARIA, ós decir 70,000 es-
que han llegado los ánimos en esta su redondez: Quintana admira este pas-
pañoles, víctimas de las injustas pre- Con un noble orgullo y un placer mo de la creación, ¡üplaca ¡o mar! tu bra-
Isla como una consecuencia precisa inmenso, vemos cada dia adelantarse la vura que él va á cantar tu omnipotencia
tenciones de un pueblo egoísta, se
de la situación creada por Sartorius. obra de nuestra hermosa Catedral y con- y tus maravillas, no á inaugurar la des-
abstienen del goce de los derechos
y sostenida por el ministerio actual. fiamos en que no volverá á interrumpirse, graciada ruina de un reino cual otro Ho-
constitucionales, porque para ellos no sin que la falla de fondos sea un motivo racio: es el Virgilio de la Iberia Mantuana
Ya en nuestros números ante-
hay constitución, no hay libertad, para que no llegue á su término, puesto el hijo del modesto Manzanares!
riores nos hemos ocupado larga y
supuesto que sus necesidades se deso- que lodos los verdaderos Canarios, los
detalladamente sobre las dimisiones amantes de nuestras glorias, del honor y
yen, sus protestas se rechazan, sus Calma un momento tus soberbias ondas
de las Juntas de Sanidad y Benefi- pompa de nuestro culto, contribuirán otra Occéano inmortal, ynoá mi acento
únicos medios de prosperidad y en-
cencia, sobre la esposicion que la vez, como ya lo han hecho, para tener el Con eco turbulento
grandecimiento se miran con indi-
milicia nacional ha elevado al Gene- placer de ver finalizada una obra que es Desde tu seno liquido respondas.
ferencia ó con desprecio. ¿Puede ser el orgullo de este archipiélago, el mejor
ral S. Miguel, sobre la paralización
feliz un pueblo que se halla sugeto timbre de nuestra Ciudad y el monumen-
de todas nuestras obras públicas y No arrebata mas nuestra imaginación
á la funesta influencia de otro cuyo to mas notable que existe en la Provincia.la sinfonía de la creación del mundo que la
particulares, y en fin sobre la acti- No tema el Ilustrísimo Cabildo ver frus- Oda de Quintana al mar. Desde la prime-
bienestar y futura suerte depende
tud digna y decorosa de todos los tradas sus esperanzas; los habilanles de ra estrofa se ostenta la magestad de ese
de la ruina de su rival? ¿Puede ser
habitantes de esta Isla que al ver esta Isla y los que están agregados á esteser y la sublime magistraJidad y el gusto
libre un pueblo que no puede hacer obispado, lo repptimos, contribuiremos del poeta; desde luego se advierte la ar-
desoidas sus repetidas súplicas y de- monía de las palabras con el pensamien-
oír su voz en esa asamblea constitu- otra vez hasia ver dar cima á la obra que
satendidas sus justas reclamaciones nuestros abuelos comenzaron y que nos ha to. La grandeza, el poder, la bravura no
yente donde van á decidirse los des-
de las que depende el porvenir de la tocado la gloria decoucluir. están menos retratadas en la repetición de
tinos de la patria? Si de esa manera silabas largas eon que manda Quintana
Gran-Canaria, han comprendido que Nosotros en tanto fieles intérpretes de
al mar para que no interrumpa su acen-
puede ser libre y feliz un pueblo, lo
solo apartándose de los negocios pú- los sentimientos de todos los isleños, ha-to: no están menos bien retratadas que el
mismo lo sería bajo un gobierno ab-
blicos, como deciamos en nuestro cemos hoy público el homenage de nues- rugido de los vientos por Virgilio al sor-
soluto, ó bajo la dominación de ese tra sincera y profunda gratitud al Exmo. tarios £olo de su caverna qué data porta
número 13, pueden protestar digna ruunt.
ministerio que la Nación en masa élllmo. Sr. Obispo de esta Diócesis y al
y legalraente contra la situación es- Continua Quintana su sublime canto
derrocó. Dignísimo Cabildo, que con una noble
candalosa y arbitraria á que se nos Lo decimos otra vez y lo repeti- generosidad y desprendimiento y un en- dejándose situar en las mayores alturas
sageta. tusiasmo verdaderamente Canario, han del globo, pero todo es muy menos gran-
remos mil veces, ó la Ciudad de las de y maravilloso que la inmensa llanu-
Y en efecto, así lo han hecho, contribuido con una parte de sus rentas, ra del mar; muy mas débil la fuerza de
Palmas vuelve á ser la Capital de
y cooperación á la realización del gran los volcanes y el trastorno que ellos han
porque, ninguna otra senda le que- las islas Canarias, ó estas se dividen
proyecto que ocup5 á sus ilustres ante- causado que los horrendos estragos del in-
daba abierta á un pueblo que siem- en dos provincias enteramente in- cesores. menso furibundo elemento que va descri-
pre ha blasonado de leal y odedien- dependientes, de otro modo no hay Entre los Sres. capitulares, no olvi-biendo; vé el mundo unido antes en es-
te á las leyes que lo rigen y á las porvenir posible para la mayoría de daremos al Sr. D. Francisco de P. Grossa, trecho abrazo, interrumpido ahora por la
autoridades que en nombre de és- los isleños. Sin embargo nosotros incoercible pujanza del Ponto; vé la Atlán-
que con un celo infatigable y una vigilancia
jamas desmentida ha correspondido yexe- tica, qne antes formaba un continuado
tas ejercen el poder. Por eso en la siempre generosos, deseando que Sta. mundo, despedazada y separada en dos de -
dido en mucho al encargo que aquel sígnales parles, y ya condenadas á la in-
mañana del Domingo 17, dia señala- Cruz prospere y se engrandezca por
lUmr». Cuerpo le cometió de administrar i.üniunicacion, hasta que Colon mas atre-
do para las elecciones municipales, si misma, y no desconociendo que los fondos destinados ai efecto y vigilar vido que Gama y Luso atravesó en un dé-
por cuanto aun se ignoraba la real aquella Villa no tiene existencia sobre los trabajos de la misma obra. Siga bil madeio esas dos pariesen que el mar
orden que prescribe su suspensión propia, porque sin capitalidad, volve- el Sr. de Grossa como hasta aquí, seguro había dividido el globo, sube á los polos,
hasta que las Cortes discutan y rá dentro de poco á ser lo que era á de la gratitud de un pueblo que, como el baja al Ecuador, describe los espantosos
nuestro, sabo comprender y apreciar su pero sublimes trastornos que el mar lia
aprueben otra ley de ayuntamientos, fines del siglo pasado, solo hemos de- causado; (¡que armonía en esta descrip-
abnegación, su honradez, ÍU patriotismo
en ese dia repetimos, ni una sola fendido y queremos la división, cu- y SU incansable actividad. ción!) el sonido de la palabras es el sonido
persona de los que en esta populosa ya conveniencia utilidad y necesidad del trueno, nótase en ellas el acertado esco-
gimiento del poela en las palabras mas grá-
Ciudad gozan del derecho electoral, absoluta hemos tantas veces probado ficas como trepar, miigidor, bullir, gran hor-
se acercó á las urnas á depositar su sin que hasta ahora nuestros argu- no, torno, torrentes, correr, ardiente lum,
(Concluye el elogio del Sr. D. Manueltemblar, Trinacria. De tan vi\isinio núme-
voto. ¿Y que significación tiene es- mentos hayan sido combatidos for- Quintana, que empezamos d publicar en nues-ro fluyeron estos hermosísimos versos.
te importante hecho? ¿Como se es- malmente por nuestros adversarios. tro ííMírt. anterior.)
plica esa absoluta y voluntaria re- Eso queremos y eso pediremos
Arrebatado déla sublime dignidad con Tal ves trepar osaba
nuncia que todo un pueblo hace de incesantemente al Gobierno y á la que áCienfuegos celebra ?u discípulo Quin- Al Etna mugidor, y allí veia
la mas sagrada prerogativa que le asamblea nacional, y EL CANARIO, eco tana, casi nos desviamos un tanto de nues- Bullir dentro el gran horno,
concede una constitución liberal? Es- fiel de las necesidades del segundo tro propósito que es el de reducirnos al Y por la nieve que le ciñe en lomo, ,
to significa que la Gran Canaria aun- distrito, no cesará de repetirlo asi, elogio de esté su no menos lujoso amigo Los torrentes correr de ardiente lava,
y compañero. Quintana dejando el humil- Los peñascos volar, y en hondo esjiunlo
que resignada con la suerte que el porque está intimamente persuadido de Manzanares baja á la hermosísima Cá- Temblar Trinacria al pavoroso trueno.

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 25. GRAN CANARIA. Año primero.

PERIÓDICO DE NOTICIAS £ WERESES IIIATERI4LES.


Las Palmas—Diciembre 23 de 1851
Se publica por aliora los Marte*, Jueves y Sábadi59 do cada semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando lleauo el papel que ya hornos pedido i la Península, saldrá en un pliego dos veces por semaua -
.•^E SUSCRIBE en esta Ciudad en la impronta de la Verdad. En loi denus punios por medio de los Sras. corresponsales du'este periódico.—PftECtOS DE sUSClUClON. En esta Ciudad i rs. vn. al mes. En los demás
l)ontos de la Provincia 13 rs. VB. por trimestres anticipados, franco; En la Península y Estrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Sábado 23 de Diciembre. cometido, no podrán menos de ser toma-'
dos en seria consideración por las cortes,
de sus individuos sea tan crecido
como se pide en la proposición. Tie-
PKOYECTO D E LEY.

para que sus actos sean juzgados con ar- ne por la inversa el íntimo conven- Artículo 1. ° Los ayuntamiento»
reglo k los principios de alta justicia y cimiento de que si ha de haber uni- elegidos con arreglo' al art. 1. ° del
de derecho constitucional. dad en el pensamiento y la debida Eeal decreto de 6 de setiembi-e úl-
Proyecto de contestación al discurso de la co-^ homogeneidad en la redacción de tan timo, seguirán sin renovarse en el
Satisfactoria es para la nación lacon-
roña leido en la sesión del! de Diciembre. lianza plena y absoluta que en ella deposita interesantes trabajos, es absoluta- ejercicio de sus funciones.
V. M. La nación por su parte acaba de mente indispensable que la comisión Art. 2. ° Se procederá en con-
Señora: Los diputados déla nación no acreditar á la faz del mundo que no en sea una sola, y corto el número de formidad á los decretos de las cor-
pueden menos de congratularse de quoV.M. vanóse echó su Reina sin vacilar en bra- sus individuos; por estas considera- tes, restablecidos por las constituyen-
liaya venido con mas complacencia y mas zos de su pueblo, y que este pueblo hi- ciones propone á la aprobación de las tes en 29 de Noviembre y 27 de Di-
esperanza que nunca á abrir las cortes cons- cortes; ciembre de 1836, y declaraciones
dalgo y caballeroso sabe corresponder ala
tituyentes y á colocarse entre los elegidos 1. ° Que se nombre una comisión posteriores que estaban vigentes al
confianza de su Reina, apresurándose á de-
del pueblo. Al entregarse V. M. sin re- compuesta de siete diputados, uno publicar.se el Real decreto de 30 de
clarar por la voz de sus representantes que
serva el 26 de Julio á la lealtad nacio- por cada sección, encargada de pro- Diciembre de 1843, á la renovación
una de las bases sobre que levantará en de los ayuntamientos que por ha-
nal, V. M. dio una prueba de conocer bien poner, con cuanta brevedad sea po-
uso de su soberanía el edificio de su re- llarse comprendidos en los artículos
la nobleza de los españoles y el patrio- sible, las bases sobre que haya de for-
generación política, es el trono constitu- 3. ° y 4. ° del mencionado Real de-
tismo de un pueblo que tan admirable- marse la Constitución política de la
cional de la reina doña Isabel II y su di- creto de 6 de Setiembre no se su-
mente se condujo en los memorables y nación española.
nastía. Sobre este punto la voluntad na- jetaron á nueva elección.
gloriososdias de julio. Los deseos quoV. M, 2. ^ Que aprobadas que sean ó
manifiesta de ver consolidada la nueva era cional se ha manifestado ya, y las cortes Art. 3. ° Los actuales individuos
modificadas por las córte.s, á cuya de-
de felicidad que se inició entonces para han pronunciado su última palabra. del ayuntamiento podrán ser reele-
liberación se someterán las bases re-
nuestra patria, serán, señora, cumplidos, V. M. cooperará á mantener los de- feridas, la misma comisión redacte, gidos, y no será incapacidad el paren-
porque son los mismos que sin duda ani- rechos y las libertades de este pueblo ge- con entera sujeción á ellas, y con tesco de los entrantes con los sali-
maron al gobierno presidido por el emi- neroso, con la misma buena fé con que el igual brevedad, la ley fimdamental entes.
nente patricio elegido por V. M. pueblo se ha apresurado á consolidar el del Estado, sometiéndola con urgen- Art. 4. ° La renovación dispues-
trono de su Reina, cia á la aprobación de las cortes. ta en el art. 2. ° tendrá lugar en el
Grandemente complace á las cortes
Asi lo esperan las cortes constituyen- Palacio de las constituyentes 4 actual mes de Diciembre, y los elec-
constituyentes que V. M. baya sido fiel
tes. Palacio de las cortes 6 de Diciembre de diciembre de 1854.—Vicente San- tos tomarán posesión de sus cargos
á lo que aquel dia ofreció delante de Dios
de 4854.=lívaristo San Miguel.=Martin cho.—S. de Olózaga.—José de Gal- el 1. ° de Enero de 1855,
y del mundo; que haya respetado, y que
de los Henos.=Alfonso de Escalante.= vez Cañero.—Pascual Madoz.—José Palacio de las cortes 5 de Diciem-
asegure respetará siempre la libertad y los
Francisco Serrano.^-Salustiano de Olóza- de Villalobos.—Pedro Bayarri.—Va- bre de 1854.—Pedro Gómez de la
derechos de la nación.
ga.=izCrist6bal Valera.=ModestoLafuente, lentín Gil Virseda. Serna, presidente. — José Trinidad
Las cortes confian en que V. M. abri- Herrero.—Rafael Monares.—Alonso
gará, constantemente tan nobles y dignos secretario.
Navarro. — Pedro Bayarri. — Félix
sentimipnlos. Ellas promoverán con el ma- Martin.—Diego García.
DICT.\MEN DE LA COMISIÓN SOBRE EL PRO-
yor celo los intereses públicos; procura-
YECTO PE LEY ACERCA DE LA ELECCIÓN DE
lán aliviar cnanto sea compatible con las A continuación in.sertarnos tam- AYÜNTAAIIENTOS PARA EL AÑO DE 1 8 5 5 .
precisas atenciones dd Lslado, las cargas bién, como de sumo interés el dicta-
que pesan sobre el pueblo, y el norte de Hemos tenido el gusto de ver una
men de la comisión acerca de la que real órdi-n de 1 4 de noviembre de este año
sus aspiraciones serán la justicia ó la mo-
ralidad. haya de proponer las bases de la nue- La comisión nombrada para exa- cnmuiiieada áesle Obispado por el 31iii¡s-
Resueltas están, señora, las corles á va constitución, y el de la comisión minar el proyecto de ley propuesto terio de Gracia y Justicia, en la que se en-
sobre el proyecto de ley acerca de por el gobierno de S. M. sobre la carga á los Gobernadores de Provincia se
bacer una Constitución eminentemente li-
elección de ayuntamientos para el atienda con mas exactiiud al pago de las
beral, que consagre los derechos y ga- la elección de Ayuntamientos para
año de 1855, está conforme con él asignaciones del clero. ¿Cual será el mo-
rantize los intereses populares; que sea el año de 1855. en todos los artículos que contiene. tivo porque estando pagado el de Teneri-
el lazo (le indisoluble unión entre la na-
Los motivos que el gobierno mani- fe, se le deba al de Canana cinco meses
ción y el trono constitucional; que pon- fiesta en la esposicion con que pre- apesar de cobrarse religiosamente las con-
ga término á las luchas y las discordias, La comisión encargada de dar su
dictamen acerca de la proposición en sentó el proyecto son incontestables tribuciones de esta Isla, y apesar también
haciendo imposibles los abusos del poder en concepto de la comisión. Ha creí- de la referida real orden? Cuestión es esta
que se pide á las cortes el nombra-
responsable, é innecesarias las revolucio- do esta sin embargo conveniente, de que resolveremos en uno de nuestros
miento de una de 28 diputados que
nes; una Conslilucion que, aceptada con acuerdo con el gobierno, añadir un próximos números, aunque la creemo.=
propongan las bases sobre que haya
agrado por su Reina, y recibida con gus- artículo en que se declara que los ya resuelta en la mente de lodos nuestros
de levantarse la Con.stitucion polí-
to por los pijí^blos no pueda menos de ser concejales puedan ser reelegido.s, y lectores.
tica, á fin d e q u e , aprobadas que
re.^peladi y cumplida por lodos. sean, se redacte con sujeción á ella?, que no sea incapacidad en las inme-
V. r . , recordando enternecida los su- y por otra comisión que se digne, la diatas elecciones el parentesco de los
cesos p;fs;;dos, esclamó; «Saquemos de ley fundamental del Estado, encuen- concejales entrantes con los salientcí?. Tenemos enlendido que mañana da-
ellos, señores diputados, ejemplo y ense- tra muy plausible en su fondo el Eazones que no se ocultan á la sabi- rán principio los exámenes del Colegio
ñanza para esta vida polílica que ahora so pensamiento de los señores firman- duría de las cortes han motivado es- de Señoritas, en el salón de actos pú-
nos abre.» Saludable es siempre señora, tes de la proposición, y está com- ta adición: por otra parte, los que blicos de San Agustín, desde las once
sacar de lo pasado ejemplo y enseñanza pletamente conforme en su virtud no han cumplido con el término na- hasta las dos de la tarde, continuando
paralo fuluro. Los errores que haya po- en el nombramiento de la comisión tural fijado á sus funciones por las luego en los siguientes dias, en el mis-
dido iiab'r, propios son déla humana na- que se propone. leyes anteriores, no puede creerse mo local y á las mismas horas, esceplo
turaleza. Pí-MO los abuso?, las infraccio- No lo está, sin'embargo, ni en que agraviado por la continuación en los el de música que será el üllimo, y que
nes de ley, y sobre lodo las prevarica- hayan de ser dos las comisiones que cargos que debían, sin esta disposi- tendrá logar el Jueves 28 en la misma
ciones que personas responsables hayan se nombren; ni en que el número ción, continuar desempeñando. sala del Colegio.

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 21). GRAN CANARIA. Año primero.

PERIÓDICO DE NOTICIAS É INTERESES MATERIALES.


Las Palmas—Diciembre 26 de 1854.
So publica par ahora los Mirles, Jueves y Sábados de cada sétrtana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos
i •eoes por Semani». —
SE SUSCRIBE en esta Ciudad en la impronta de la Verdad. En toa demás puntos por medio délos Sres. corresponsales de este periódico.—PRECIOS DE SÜSCRICION. En esta Ciudad 4 rs. va al mes. Ef» los diíinas
pontos de la Provincia 15 rs. va. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estrangero 80 rs. vellón por trimestre, franco.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Martes 26 de Diciembre. no hay prosperidad, bienestar ni en- vieran, mal que le pese al Eco, tan blas para hacer mas horrible nuestra muer-
te. Los infelices pasageroa lloraban, loí
grandecimiento para los pueblos isle- profundamente divididosnofuera em-
presa difícil establecer un correo dia- viejos marineros temblaban y el Capitán
ños. Esto supuesto, existen en nuestra
(on la frente nublada y los puños cris<
provincia, esas comunicaciones regu- rio entre las dos Islas. Esto es lo úni- pados invocaba en silencio el auxilio de
Con frecuencia leemos en en el lares y periódicas que son ya un ele- co que satisfaría completamente las Dios, porque el de los hombres era ya en-
Eco del Comercio artículos bien ra- mento indispensable en este siglo? necesidades de nuestro Comercio, de teramente inútil.
zonados sobre la necesidad de vol- ¿Existe un servicio bien organizado de nuestra creciente industria y de ¿Y quien podria dudarlo? Si bay mo-
correos entre las Islas? .''Lo hay en ca- nuestra continua esportacion. mentos en la vida en que el hombre se
-ver á establecer entre estas Islas y
olvida de lodo para pensar solo en Dios,
el puerto de Cádiz las lineas de va- da una respecto de sus pueblos inte-
és sin duda, uno de esos, aquel en quf.
pores correos, que no há mucho con- riores? Sentimos tener que respon- nosotros nos encontrábamos. Perdida toda
duelan en dias determinados la cor- der negativamente á todas estas pre- Creemos que será leida con interés, esperanza, sin fe en la ciencia humana, sin
respondencia. Nosotros deseosos, tan- guntas. La viciosa administración que la siguiente caria escrita desde Puerto-Ri- fuerzas para contener un átomo solo de
to como nuestro colega, de la pros- nos rigiera antes de la instalación de co abordo del Fénix, en donde se refie- aquel huracán que cual una pluma nos ar-
los distritos, nunca pudo ni supo ocu- ren con tanto sentimiento como verdad, rebataba en su seno, el recuerdo de ese
" peridad y fomento del comercio, y los trabajos que han pasado aquellos va- Dios grande y poderoso á cuya voz obe-
conociendo como ya lo hemos dicho parse de este interesantísimo ramo; lientes marineros y su digno Capitán en decen las tempestades se ofreció á noso-
en nuestros números anteriores, que por eso tan pronto como el decreto los dias 6 y 7 del pasado Setiembre. tros como la única áncora de salvación,
el establecimiento de buques de ve- de división se publicó y las oficinas se porque allí le veíamos en toda .«u imponen-
La carta dice así: te magestad. Esta esperanza, este recuer-
la para esta clase de servicio, es ya instalaron, nuestro celoso y digno
Subgobernador estableció un correo "A las sei.s de la mañana del 27 de do santo vino á un mismo tiempo h ilu-
un absurdo que ningún gobierno li- minar todos los semblantes, v el Capitán
Agosto salimos del puerto de (a Habana
beral y progresista debe consentir, quiníenal entre esta Isla y las de que adivinó entonces lo que pasaba en nues-
con viento no muy favorable, lo que no
unimos desde luego nuestra voz á la Lanzarote y Fuerteventura, que es pudo inspirarnos cuidado poique contá- tros corazones, se lanzó á la cámara y to-
suya para reclamar contra el resul- el primero que aquí se planteara con bamos con la psperiencia del capitán, el mando allí una Virgen de los Dolores que
tado de la subasta si esta no llena un orden regular. No se nos oculta valor de la tripulación y la bondad del en todos sus viajes lo acompaña v que
que aquella distancia era aun muy buque. Asi continuamos hasta el 5 de es presente de una madre á quien adora,
• complidamente los deseos y necesi-
Setiembre por la tarde, en que el cielo snbe con ella y mostrándola á lodos, nos
dades de la Provincia. grande, pero estamos seguros que á
empezó á encapotarse con densos nubar- grita: miimo, compañeros, ánimo que aqui
Pero ya que en este asunto so- no haberse suprimido el distrito, el rones, á arreciar el viento y la mar á en- tenemos nuestra salvación, confianza en Diot
, mos de la misma opinión del "Eco,, correo en vez de ser quincenal hubie- cresparse. Al examinar tan siniestro» in- y en esta santa imagen y nos salvaremos.
ra sido de cuatro á cinco dias. dicios, el Capilan puso "el barco á la ca- Al oír estas palabras todos caímos de r r o -
quisiéramos que éste también por su dillas y en medio del horror de la lenv-
pa, y permaneció en esta disposición tuis-
parte pensara como nosotros sobre Al presente viene y va el correo pesiad, repelimos todos á la vez una pro-
ta las 6 de la mañana del siguiente dia,
el estado en que se halla la corres- cuando Dios quiere, habiéndose dado hora en que el viento presentándose con mesa, una promesa. Bien; nos contesta
pondencia pública entre estas Islas- el caso inaudito de estar en la Isla de la violencia que suele en estos mares, nos nuestro Capitán, se hará como todos los
Tiempo hace que el CANARIO se hubie- Lanzarote hasta cuarenta dias sin arrancó de repente la mayor conmovien- deseamos; pero ahora amigot mios necesi-
correspondencia. do el buque desde la quilla á los topes. tamos trabajar, cobrar ánimo tener fé y so-
ra ocupado de este particular que es
Entonces desaparecieron como por encan- bre todo no olvidarse que la virgen nos ha
fpara todos los Isleños de tan vital in- Sin embargo todos estos males y to todas las velas y poniendo las vergas tomado bajo su santa protección.
terés, si las circunstancias en que otros infinitos que repetidas veces ha en caja siguió el buque el impulso iire- Desde este momento fut-rles y animo-
nuestro periódico ha principiado sus denunciado el CANARÍO, ya van reme- sistible del viento que á palo seco le ha- sos nuestros valientes marineros corre ca-
tareas no le hubiesen impedido ha- diándose gracias á la "unidad provin- cia andar nueve millas por hora. Pero da uno a su puesto y desaliaiuio el furor
cerlo hasta ahora. Mas cuando ya las cial", y esperamos, si ella continúa esta velocidad iio era aun bastante: el de losebmenlos V las montañas de agua
viento, sin afirmarse á ningún cuadran- que sobre nosotros se desplomaban, ege-
eiecciones se han verificado, eleccio- ver las Canarias convertidas en un te, continuaba aumentando basta que h cutan las maniobras que incansable .fu
nes que son un modelo de libertad paraíso terrenal. Por de pronto nues- las dos de la larde teniaroos encima uno Capiliiii les manda.
electoral, y que tan cumplidamente tro colega E L Eco anuncia el esta- de esos espantosos huracanes que en la Media noche era ya, el huracán con-
representan la voluntad general de blecimiento de un correo cada diez tierra arrancan de cuajo las encina-!, des- tinuaba ron igual violencia, cuando ai
líie Canarias, y cuando nuestros ad- dias entre Tenerife y la Palma que ploman los edificios y conmueven las mon- giilar derriba, derriba una voz de se rom-
versarios enmudecen ante las razones tañas, y en la mar abren abismos sin pió el timón vino á helar la sangre en
principiará sus servicios desde el
fondo y elevan las olas hasla una altura nuestros corazones y hacer mas inminenli'
que en pro de la Capitalidad de las primero de Enero; respecto á noso- que solo viéndolas puede creerse. nuestro naufragio; va no había barco,
Palmas ó de la división completa de tros, aunqae no fija plazo, nos prome- En estos momentos solemnes el <spec- todo era mar. Kntonces pasó una escena
la provincia, les hemos presentado te igual beneficio. Ya no tenemos láculo que se ofrecia á nuestra tisla era desgarradora que no quisiera nunca re-
sucesivamente en nuestros números pues motivo para fundar nuestras de aquellos que jamás se olvidan. El cielo cordar, los infelices marineros aferrado
anteriores, tiempo es ya repetimos, quejas; con un correo fijo entre las cual un inmenso manto de plomo parecía cada uno al apoyo que mas cercano te-
de ocuparnos de ese otro asunto que aplanarse sobre nosotros reflejando sobre nia, y sollozando gritaban: ¡que nos ahoga-
Palmas y Sta Cruz que nos ofrezca
el revuelto mar su siniestro color: el agua, mos, adiós mi madre mi muger, mis hipa'.
también ofrece por desgracia ancho cada diez dias seguridad de comuni- rota la obra muerta entraba y salia en Así pasaron algunos minutos de hor-
campo á nuestras reflexione?. cación recibiremos las cartas con el buque sin estorbo de ninguna clase; las rible incerlidumbre hasla que por un mi-
No nos detendremos á probar la tanta prontitud como las de Pekin. olas, grandes como montañas nos eleva- lagro de la Virgen, el barco principió
necesidad é importancia de las co- "Esto se llama verdadero progreso.,. ban tan pronto á las nubes como nos ha- por sí solo á enderezarse, y una remiHa
cían descender á las ultimas profundidades esperanza vino á iluminar nuestra de-
municaciones en un país como el Por nuestra parte creemos firme- del mar. El dudoso crepúsculo del Sol sesperada situación, hóse al momento la
nuestroj todos estamos convencidos mente que si los dos pueblos princi- desapareció entretanto y la noche sin luz y Iriiiquptilla, pero el \ionto se la llevó;
de ello, y sabemos que sin aquellas pales de este archipiélago no estu- sin esperanza DOS envolvió en sus tinie- igual desgracia tu\imoscon las oirás ve-

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 27. GRAN CANARIA. Año primero.

PEliiODICO DE I^OTMS £ INTERESES IH4TEBI4LE$.


Las Palmas—Diciembre 28 de 1834.
Se publica par ahora los Marte», Jueves y Sábados de cada semana en una hoja suelta. &tas adelante y cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana —
SE SUSCRIBE en esta Ciudad en la imprenta de la Verdad. En los demás puntos por medio de los Sres. corresponsales de este periódico.—PRECIOS DE SÜSGRICION. £11 esta Ciudad i rs. vu. al mes. En los demás
pantos de la Provincia 13 rs. VB. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estraagero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

Jueves 28 de Diciembre. do á los cálculos y estrategia elec-

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
nos en vista de las razones espuestas. té desmintiese su proposición. Por
Suponiendo sin embargo que la otra parte, consideramos ta^inbien toral del Comité progresista. ¡Y lue-
pregunta del Señor Ferrer careciese que el COMITÉ, cuya rectitud é im- go dirán que no se progresa en el
de fundamento, ¿se creería por eso parcialidad á toda prueba todos co- siglo XIX!!!
Esperábamos con una buena do- nocemos y acatamos respetuosamen-
E L NOTICIOSO en el deber de guardar
sis de curiosidad que nuestro colega te, no habría permitido entrasen en
silencio? Nosotros aunque no ten-
Eo NOTICIOSO contestase victoriosa- las urnas electorales mas sufragios
gamos el honor de conocer á aquel Las funciones de Pascua se han cele-
mente á la pregunta que el señor don que los que correspondían á los 118 brado en esla Sla. Iglesia Catedral con
señor creemos que no, porque cuan-
Agustin Ferrer hace desde la villa electores, que según el citado señor loda la pompa y solemnidad decoslumbie.
do un periódico, sea cualquiera su
de Santiago á E L Eco DEL COMEECIO Ferrer, componen el Distrito electo- El magnííico templo, orgullo de la Gran
color y las convicciones que sostenga Canaria, se hallaba adornado con todo el
y que este periódico inserta en su ral de Guia.
se vé atacado, como ha sucedido á aparato que para tales dias reserva su Ca-
número 278, sobre el resultado de
aquel Diario, por un ciudadano, cuan- Ahora pues, con tales argumentos bildo, y este ya completo, aumentaba la
la votación emitida en Guia (Tene- solemnidad de sus sagradas é imponentes
do se vé interrogado, como lo hace si fuéramos llamados á juzgar este
rife) en la que, según dicho señor, ceremonias.
el Sr. Ferrer, está en la imprescindi- negocio, no veríamos indecisos para
"aparecen 160 y pico de votantes, lío este año, mejor que en losante-
ble obligación de satisfacer á sus averiguar cual de los dos tendría la
cuando los electores solo se compo- riore.*!, hemos tenido el gusto de oir á la
preguntas porque con ellas no so- razón; si el Sr. Ferrer ó el Comité orquesta ejecutar los responsorios de Na-
nen de 118 individuos;" pero E L NO-
lo responde á aquel, sino que da progresista, pues que de adherirnos vidad. Esta hermosa composición del cé-
TICIOSO, no ha querido 6 no ha po-
ademas una completa satisfacción al ü la opinión del primero dudaríamos lebre maestro de Capilla de esta misma
dido justificar su conducta, cuando Catedral D. José Palomino, refundida y
pais de su conducta y de la impar- de la veracidad del segundo; y de
debiera haberlo hecho á la mayor aumentada por el actual director en la
cial justicia con que ha procedido. aquel sí opinamos por este.
brevedad, tanto mas, cuanto que es- parle concernidme al instrumental de ai-
te error no solo es de suma trascen- Ahora bien, diremos en vista de Pero se nos ocurre una observa- re que en la época de aquella composi-
dencia, pues que ademas de ha- lo espuesto, que el Comité progre- ción que tal vez satisfaga al Sr. Fer- ción (1809) era casi desconocido en e.stas
sista, cuyo órgano es, según parece. rer y que como una muestra de ca- Islas, es una de aquellas piezas de müsici
cer dudar á sus adeptos de la buena que como las siete palabras Je Haydn, el
E L NOTICIOSO, ha obi'ado con el desin- riño a, nuestro colega E L NOTICIOSO
íe, legalidad y rectitud que ha presi- Réquiem de Mo/art y las misas de Cheru-
terés de que blasona? Cuestión es esta nos apresuramos á emitir, y es que,
dido en las elecciones, desprecia una bini, son y serán siempre la admiración
que pudiera producir muchas dudas, como de las demás Islas hay anual- del mundo.
observación tan justa y desoye la
pero que E L NOTICIOSO estaba obliga- mente tantas emigraciones á la de Tal vez no faltará quipn nes califique
pregunta de un ciudadano que me-
do á defender y cuya justificación se- Tenerife, madre protectora, que a, de ignorantes por atrevernos á comparar
recia por todos conceptos mas aten-
ría un triunfo para el partido pro- todos da asilo, á todos acoge, y á to- la música d(^ Palomino con la de aquellos
ción de parte del órgano del Co- célebres compositores, pero nosotros que
gresista de Sta. Cruz, y desvanecería dos alimenta; sin duda alguna, y no
mité progresista, y una completa sa- conocemos aquellas obras y que hemos
asi mismo las sospechas de los que tenemos dificultad en creerlo, habrá
tisfacción en un negocio en que ha hecho un examen detenido de los respon-
digeren que por aliase progresa ya coincidido esta emigración con la sorios, creemos firmemente que á estos
de interesarse jjrecisamente la repu-
tanto, que hasta las cantidades se au- época de las elecciones, y hé aquí de solo les ha fallado la publicidad para ser
tación no solo del mismo comité, sino
mentan mucho en el espacio de po- donde salen esos 42 electores mas en colocados en el lugar que de derecho les
de los individuos que han presidido corresponde. No es empero en esta sola
cos dias. el pueblo de Guia.
las elecciones en el pueblo de Guia. obra donde brillan los dotes de la rica
El silencio que E L NOTICIOSO guar- De aqui se viene á deducir natu- De cualquier manera que esto imaginación de Palomino, en sus misere-
da ademas sobre este punto, conduce ralmente que ó el Sr. Ferrer se en- sea, desearíamos que E L NOTICIOSO, res, en sus lamentaciones, en sus vís-
naturalmente a desconfiar de la cele- gaña y el Comité progresista ha pro- hablase, al menos para no creer que peras, en sus motetes, en sus misas, eu
es mudo, y devaneciese unas dudns loda la música que aqui y en la provincia
brada buena fé que, aun entre ellos cedido con legalidad é imparcial jus-
se reconoce como suya, liay tesoros di»
mismos, se dice haber reinado en el ticia ó aquel señor tiene razón y ni que tocan ya en desconfianza, pues
armonía para los profesores, de melodía
solemne acto de la votación; á des- la legalidad ni la justicia, que tanto sentiríamos que esta se difundiese en para el pueblo, de sentimiento esqij¡.sil((
,confiar así mismo de la rectitud de necesitan nuestros adversarios, ha el país, y perdiese el prestigio que para todos. Pero concretándonos ahora á
los que han presidido las elecciones presidido en las elecciones. Dudamos naturalmente debe acompañar al ór- los lie.'iponsorios recordemos aquellos tres
lo primero, no porque favorezca y dé gano y representante de un Comité solos del primer nocturno, donde con
á fomentar la desconfianza que reina tanta exactitud se traduce en notas el pen-
hasta en aquella parte de la provin- mas fuerza á la razpn de nuestra cau- por tantos títulos acreedor al aprecio
samiento qae encierra la letra. El Gloriu
cia que sugeta á su inmediata in- sa; no, nuestra causa está ya bastan- y confianza de toda la provincia. iuexcelíis, es un canto armonioso y bri-
fluencia, ha cerrado los ojos á todas te bien apoyada y esto no hace mas De resto, este exeso de 42 ó mas llante que respira la alegría de losáti-
las ilegalidades, á todos los abusos, á que confirmarnos en nuestra opinión; electores no nos llama mucho la aten- geles al anunciar el nacimiento del re-
pero cuando el señor Ferrer se ha dentor; el Ilodie iluxitei una obra upe,—
todas las arbitrariedades de que con ción, pero como el que hace un cesto
Ira de delicadeza, y el Dicile encanta por
mengua de la libertad hemos sido atrevido á autorizar con su firma una hace ciento, según vulgarmente se su sencillez. También son admirables ca
víctimas; y por último á que muchos carta como á la que se refiere EL ECO dice, sospechamos, que este aumento su conjunto y hasta en sus menores de-
duden con razón de la exactitud del DEL COMERCIO, creemos lo haya hecho que ha tenido Guia, habrá sido con talles, el dúo del 5." responsírio Beala
famoso cuadro del Sr. Eamirez, que fundado en motivos muy poderosos, perjuicio de algún otro pueblo que (june creádil, y el solo del sétimo Du'é
de una manera tan terrible ha pulve- justificados con documentos incon- habrá visto desaparecer, como por sanclificaius; en fin, todasy rada una <Je
las pipzas que fonman esta composición, (y»
rizado nuestros argumentos electora- trastables y que nos atrevemos á encanto, esos 42 votantes para tran.s- en nuestro concepto, una joya de inesli-
les. Estas son verdaderas deduccio- creer produciría dicho señor, cuando migrar sin saberlo á Guia, Esto ha- mable precio para el arle. Palomino IÍÜI
nes que ninguno se atreverá á negar- E L NOTICIOSO como órgano del Comi- brá sucedido según haya conveni- conocido en las capillas reaíes de Madrid

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 28. GRAN CANARIA. Año primero.

PERIÓDICO DE NOTICIAS £ INTERESES «ATERÍALES.


Las Palmas—Diciembre 30 de 1854.
Se publica por ahora los Márteüj Jueves y Sábados de cada semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana —
.SE SUSCRIBE en esta Ciudad en la imprenta de la Verdajl. En los demás puntos por medio dalos Sres. corresponsales de este periódico.—PRECIOS DE SÜSGRIGION. En esta Ciudad i rs. vn. al roes. En los dernan
p«Btos de la Provincia 13 rs. VB. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estraígéro 20 rs. vellón por trimestre, franco.

Sábado 30 de Diciembre. esternas con bandas acules. El salón sas alumnas que pertenecen á esta de ser considerada y realizarse de dos

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
de actos públicos de San Agustín se clase. Entre las piezas de piano ha- maneras: bajo el punto de vista econó-
mico, ó del económico-político; esto es, Por-
halló en los cuatro primeros días lle- bian algunas á cuatro manos, y otras tugal puede unirse á España, formando
no de una escogida concurrencia que muy conocidas de autores célebres un solo pueblo para el comercio, parala
oyó con silenciosa admiración los contemporáneos, y entre las de can- agricultura, para la industria y para el
Nada prueba mas la importancia trato social; siendo al mismo tiempo, co-
de un pueblo, su civilización, cultu- adelantos que en este año han he- to recordamos una canción de II Tró- mo lo son hoy, dos naciones independien-
ra y progreso moral, como el esta- cho en sus respectivas clases cada vate re, el aria de tiple de la Lucía tes; pueden también unirse políticamente
una de las alumnas. SPLENDON LE SACRE FACí; j el duo de ambos pueblos, formando una sola na-
do en que se encuentran sus esta- ción con un gobierno ünico.
blecimientos de instrucción pública. El primer día se examinaron de Bajo y Tiple de I Puritaní; todas es-
«Tenemos la intima convicción de que
Por eso nosotros, poseidos de un ver- lectura en prosa y verso, de doctri- tas piezas fueron egecutadas con gra- el pensamiento de unión de España y Por-
dadero entusiasmo, vamos á ocupar- na cristiana, de historia sagrada, re- cia, facilidad y espresion; la cla- tugal, bajo el primer medio, no púedR
se estaba á cargo de D. Agustín Mi- ser combatido de buena fé, ni negadas ó
nos hoy del resultado de los exáme- ligión y moral, estando á cargo es- desconocidas razonablemente sus incalcu-
nes del Colegio de Señoritas de es- tas diferentes asignaturas, de los S. S. llares. Finalizado el acto, se sorteó lables ventajas; y por la misma razón la
ta Ciudad, verificados, según anun- D. Francisco Doreste y Eomero, D. entre las alumnas un precioso nece- deseamos tan ardientemente, que nos
ser, regalo del Sr. Gefe civil D. José alegráramos ver poseidos á todos de la
ciamos á nuestros lectores, del 24 al Miguel Péñate, presbítero D, José misma idea, y dispuestos á trabajar por
28 de este mes. Dadeu y la Señorita Doña Claudina de Villasante, que quiso manifestar su mas pronta realización. Hemos medi-
Navarro. El segundo se consagró á de este modo la complacencia con que tado algo acerca de esta cuestión, y por
Este Colegio, único de su clase mas que los hemos buscado, no podemos
en la Provincia, fundado por aque- la aritmética en toda su estencion, había presidido tan brillantes exáme-
hallar verdaderos inconvenientes respecto
llos mismos eminentes patricios á resolviendo con la mayor exactitud, nes; y después se rifó entre la nu- á nuestro país.
quienes debemos el de San Agustín, los problemas mas difíciles que pue- merosa y escogida concurrencia que «Nadie negará que nuestro comercio
y dignamente sostenido por su en- den presentarse en esta parte de las poblaba los salones, algunos laborea tendría de ese modo un desarrollo inmenso;
matemáticas. Hallábase esta clase di- de las mismas niñas que voluntaria- que nuestros caminos comenzarían á ser
tendida y virtuosa Directora, ha su- transitado» en mucha mayor escala del
perado en esta ocasión las esperan- vidida en tres secciones de las cua- mente los cedieron y cuyo producto Este al Oeste; que nuestros ríos, Jos mis-
zas de los que á él confian la educa- les las dos primeras estaban á cargo se entregó á la autoridad para ser mos de España, se aprovecharían navcgán-
de las Señoritas Doña Enriqueta Gar- depositado por su conducto en ma- dolos hasta donde fuese posible, algunos
ción de sus hijas. Cada ario vemos de los cuales IOSDH hasta el centro de pg-
con placer ampliar la enseñanza de cía y Doña Julia Melian y la ter- nos de la Señora superiora de las te país; y por tanto, esta parte de la Pe-
las niñas, abrir una nueva cátedra, y cera de D. Andrés Aguilar y Kussell. hermanas de caridad. nínsula mandaría por ellos sus produc-
El tercer día fué el de gramática tos á todos los mercados del mundo, re-
estender de este modo el limitado ho- Réstanos ahora hablar de los pre- cibiendo por igual conducto cuantos géne-
rizonte que á esa hermosa mitad del castellana y francesa, componiendo ciosos dibujos que adornaban las ga- ros de importación pudieran convenirle;
género humano, le habian los hom- y analizando en ambos idiomas, con lerías, obras todas de las niñas del Co- que los caminos de hierro y todas las vias
soltura propiedad y maestría; la pri- de comunicación se habian de generalizar,
bres concedido. A nosotros que sabe- legio y que tan acertadamente dirige que se viajaría constantemente por la Pe-
mos el estado de lastimoso abandono mera clase la daban la Señorita Do- D. Manuel de León; entre ellas ha- nínsula en una y otra dirección, y que to-
en que, hasta en las ciudades mas po- ña Elisa Calderin y Vargas y el Dr. bian cabezas dignas de figurar en do iria á parar á su playa occidental,
D. Antonio López Botas, y la del donde se halla el Océano, que es el ca-
pulosas é ilustradas de la Península cualquier esposicion. También me- mino por donde se \h de Europa mas fá-
se encuentra la educación de la mu- idioma francés el Dr. D. Domingo recen nuestros elogios los diversos cil y cómodamente para todas las partes
ger, séanos permitido manifestar Deniz. El cuarto día se dedicó á la labores que allí vimos y que abraza- del globo.
nuestro legítimo orgullo al recordar geografía é historiaj en la primera ban en su conjunto cuantas obras de «¿Que sería entonces de esta orla dft
esplicaron las alumnas la geografía mano puede aprender una muger. tierra que corre desde los i\lgarves al
el que poseemos y los brillantes re- Míño?=r¿Qué sería de los valles del Due-
sultados que cada año obtiene. Este general del globo y la particular de En fin, creemos que los exámenes ro y del Tajo?=¿Qué sería de Oporlo?i=
Colegio, el de San Agustín y el Se- cada país, señalando en el mapa, sus del Colegio de Señoritas en este año ¿Quesería de Lisboa principalmente?
confines, mares, montañas, ríos, lagos, han escedido á todas nuestras espe- ¿Que había de ser? Que lodo Poitugal
minario Conciliar, dignos son los tres renacería con nueva vida y fuerza nueva;
de competir bajo cualquier aspecto división en provincias, ciudades mas ranzas, han dejado complacidos á to- que se renovarla el tiempo en que su ban-
que se les considere, no solo con los importantes, población, clase de go- dos los padres que allí ha« confiado dera recorría y campeaba por todo el
nacionales, sino con los mejores del bierno, religión &c., con un acierto y la educación de sus hijas, y han lle- mundo marítimo: que sus tierras del li-
facilidad sorprendentes; y en la his- toral, que sus puertos, y principalmente
estrangero; aquí acuden, pues, como nado de satisfacción y orgullo á to- el Tajo y el Duero, serian un emporio de
en otro tiempo, de toda la provincia, toria esplanaron con igual habilidad dos los verdaderos amantes del pro- gran comercio, y Lisboa una de las mas
á buscar no ya el alimento material, los diversos periodos de la antigua, greso y prosperidad de nuestras Islas. importantes ciudades de Europa.
edad media y moderna. Ambas asig- «Y no so diga que estas son ilusiones:
«ino también el intelectualj y aqui Reciban por ello nuestra cordial son cosas de pura intuición: quien las
se educan y se han educado siempre naturas estaban á cargo del Dr, D. enhorabuena la Sra. Directora y Su- niegue, niega la posición geográfica de
todos los hombres que han ilustrado Domingo José Navarro. perioras del establecimiento y los Portugal al Sudoeste de toda Europa; nie-
ga que Lisboa y Oporlo están en la de-
con sus talentos á las Canarias. Por último el 28 tuvieron lugar en Sres. Profesores que tan dignamente sembocadura de los dos mayores ríos de
Viniendo ahora al objeto de este dirigen las diferentes clases del Co- la Península, y son los puertos occidenta-
los mismos salones del Colegiólos exá-
legio. les de este gran país; niega que un cami-
artículo, diremos que las niñas se menes de música, principiando por no de hierro nos coloca á diez horas de
presentaron como siempre, graciosas la teoría y solfeo y concluyendo con Sobre la importante cuestión ibérica, jornada de Madrid, á treinta y seis de
y elegantes bajo el sencillo y blanco una variada colección de piezas de copiamos el siguiente artículo de un Dia- París, 3 Cuarenta y ocho de Londres, &.*;
niega que los progresos de América, su»
vestido que constituye su uniforme, piano solo y canto, egecutadas alter- rio Portugués, que reproduce La Umon. riquezas, y la esploracion de los tesoro*
hs internas con bandas rosadas, las nativamente por todas las numero- «La unioD de Portugal y España pue- del África, déla China y de la Ücceania,

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
. ^^Á^-
Número 29. GRIN CANARIA. Año primero.
:Trtr.~3(KUS^S!«íí'''?!ie?-.«.-"

líi rtol íioboj -I'


^P

nh li-íJ''
CÍAS É INTERESES Oj::

.014-

Las Palmas—Enero 2 de 1853.


Se publica por ahora los Marios, Jueves y Sábados de cadii semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya hornos podido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana.—
SE SUSCRIBE en esta Ciudad en la impronta de la Vordid. En los díin.is punios por medio délos Sroa. corresponsales do este periódico.—HIECIUS DE áUSCKlGlÜN. En Oita Ciudad 4 rs. vu. al mes. En los demás
puntos de la Provincia lo rs. VB. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estraagero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

Martes 2 de Enero. sional restableciendo la ley de 1837 nales inmerecidos, para las injurias del pueblo sin necesidad de nueva.'í
y su adicional de 1842. particulares, para las calumnias con- revoluciones. ., ,',
Si nosotros tuviésemos represen-

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Creemos que esta lejislacion es tra la conducta de los funcionarios
nula en la actualidad. Abolida desde públicos: tales son loS principios que tantes en la Asamblea, á ellos nos
Al tender,niiesti-íi vista sobre los el año de 1844 habla dejado su pues- propuso como base de la ley de im- dirigiriamos reclamando su coopera-
- ,est-ractos de, las sesiones de la Asam- to á otra mas restrictiva, como obra prenta nuestro suprimido colega LA ción en aquel alto, cuerpo en el .sen-
del partido llamado moderado: des- UNION LIBER.VL; y cuenta que este tido que deseamos; pero al verno.-s
''blea constituyente, un sentimiento
truida esta u su vez al «rrito vence- periódico durante su corta existen- privados de e.ste medio, al pensar
•dé'dólor y de desconsuelo se ha apo-
dor de la revolución, el Gobierno pro- cia nunca defendió las doctrinas mas que nuestra débil voz no podrá íal
derado de nuestro corazón. Entre
visional se vio en la necesidad de avanzadas; pero es tan clara la ne- vez llegar al santuario de las leyes,
tantas, proposiciones como se lian
adoj^tar sobre la prensa uno de estos cesidad, la justicia y la conveniencia ni tener significación en la balanza
presentado y sostenido por los repre-
de este sistema que no puede me- de nuestros destinos, comprendemos
sentantes del pueblo, no liemos visto dos partidos;, o establecer una nueva
nos de ser sostenido por todo hom- que solo nos queda el recurso de de-
ninguna que haya reclamado una li- ley ó re^joner las antiguas que mas
bre que no se declare abiertamen- sahogar nuestra alma haciendo fer-
bertad amplia, omnímoda para la en consonancia estuviesen con la si-
te partidario del oscurantismo. vientes votos por el triunfo de la ver-
.préíisa; y hé aquí l o que nos llena tuación conquistada á costa de tor-
dadera libertad.
de amarguiraj por los teniores que rentes de sangre. Para lo primero En efecto, ¿que puede temerse
concebimos de que la revolución sea no se creyó facultado y elijió lo se- de dar completa latitud á la discu-
estéril, de que tanta sangre genero- gundo: restableció, pues, la ley á que sión de todas las doctrinas políticas.'
nos hemos referido, pero solo como Con salisfacrion bpmos sabido que al-
sa derramada en medio de las ca- ¿Provocar la revolución, el tra.storno
gún liempo anles de las indicaciones que
lles', de Madrid bajo el cañón de la una medida transitoria, único medio de los poderes existentes? Si las doc- hicimos sóbrelas impo.'tanlesmejoras que
tiranía, no haga nacer el Sol de la que estaba en sus atribuciones hasta trinas son malas la misma prensa se debieran practicarse en nueslro cementerio,
libertad en todo su esplendente bri- la restauí'aciou de los poderes del encargará de contradecirlas, de de- mejoras que la buena policía y la decen-
llo, no sea bastante para hacer va- Estado disueltos deiíde el 17 de Ju- mostrar su inconveniencia y de anu- cia de aquel silio reclaman, no solamen-
riar', anejas costumbres, para destruir lio. Ahora bien; así como en el mo- lar la impresión que puedan haber te en su inlerior, sino también en el ca-
mino que á él conduce; ya el M. 1. Avun-
inveterados abusos, para cambiar ra- mento en que la Asamblea Nacio- causado en los espíritus: si son bue- lamiento había nombrado una comisión
dicalmente viciosas instituciones, pa- nal se declaró constituida, el Gobier- nas, si su realización producirá la compuesta de dos individuos de su seno
va, hacer, en fin, innecesarios nuevos no con un respeto á la voluntad del felicidad del país ¿no es un crimen para que se encargase de este objeto, y
sacrificios, nueva sangre, nueva re- país que honra sobremanera á los privarlo de ellas? Si la mayoría de activase y concluyese el expediente forma-
A-olucion. hombres que lo componían hizo su los ciudadanos las admite, ¿no debe do á este fin. Rogamos, pues, á dichos se-
dimisión para que se elijiese un Ga- ñores que por su actividad é inteligencia,
Desconocer que la prensa es uno acatarse la voluntad de esa mayoría? se han hecho acreedores á la confianza de
d,9,los poderes del Estado, coartar su binete que estuviera de acuerdo con ¿Se llama réjimen liberal el que no aquella respetable Corporación, pongan
libertad, restrinjir su uso, sofocar el la mayoría parlamentaria, conside- deja pensar, juzgar y reflexionar al lodo el conato posible en un negocio de
pensamiento que tiende á manifes- rando terminada la época de transi- país imponiéndole forzosamente un tanta importancia y en que todos y cada
tarse y comunicarse á los demás, es ción de que había nacido, del mis- sistema que acata por que no se le uno délos habitantes de esta Ciudad esta-
mo modo debieron también quedar mos empeñados. Seria de desear también
matar el mas imprescriptible derecho coloca en situación de conocer otro
que dicho expediente se concluyese defi-
déí hombre, destruir una de las pri- terminadas todas las disposiciones que mejor?.... Suspendemos nuestras re- nitivamenle anles de las nuevas elecciones
meras prerrogativas de la inteligen- durante aquella época habla dictado flexiones sobre este punto, precisa- de Ayuntamiento, para que los indivi-
cia, sofocar la obra de la revolución, y que no fueran meras medidas de ad- mente porque nos lo impide esa ley duos que hayan de ocupar luego los car-
falseando sus principios y sus tenden- ministración ó do procedimientos. La restrictiva cuya derogación anhela- gos municipales no encontrasen obstácu-
ley de Imprenta de 1837 debió ha- mos, poro creemos bastante lo dicho los de ninguna especie en la ejecución del
cias, caer de nuevo en la reacción proyecto originándose de aquí nuevas
que hemos sufrido desde la malha- ber seguido esta suert.e. Constituida para que se comprenda la necesidad demoras, que redundarían sinduda en
dada coalición de 1843. la Asamblea soberana á ella com- de una reforma perentoria en una perjuicio del público que reclama ar-
• • Por eso deploramos que entre petía dictar una nueva ley que repre- parte tan esencial, de nuestras insti- dientemente una mejora tan necesaiia y
tantp, hombre que debe su signifi- sentara la voluntad del país, que sa- tuciones. perentoria, como la de que nos ocu-
tisfaciera las aspiraciones de todos pamos.
cación política, á'la, prensa, que no Y nunca será mas necesaria que
tiene mas títulos al aprecio d&l píiís los hombres pensadores, que ase- en los momentos actuales, cuando se
que la redacción de un periódico, de gurara las conquistas de la revolu- están poniendo los cimientos del edi-
ción, que estuviera en consonancia Copiamos de ÍM Union el siguiente
donde ha sido llevado por los sufra- ficio de nuestra regeneración políti-
con el estado actual de la civilización artículo sobro
•'ii¿5 d'fel piitítJioá. los escaños de la tica. La importancia de las cuestio-
y de las ideas, Lil REFORMA ECOiNÓMICA.
Asáíribíéa! qiue. entre tantos de esos nes que deben resolverse al tratar de
iiíirabres, decimos, ninguno se haya Las bases de esta ley las propuso la constitución del Estado, requiere Notables ejemplos presenta nuestra his-
apreiiurado á reclamar del poder le- también la misma prensa. Libertad el concurso de todos los hombres que toria del pernicioso influjo que ejercen los
•jislativo un acuerdo que concluya errores económicos en la suerte de las na-
amplia para todas las doctrinas, sin piensan, el apoyo de todas las inteli- ciones. En ella pueden verse los funestos
con todas las trabas que' á despecho responsabilidad, sin depósito sin cen- gencias, la esplanacion de todas las resultados de la rutina y de la ligereza.
denlos verdaderos liberales sujetan sura previa: responsabilidad crimi- diversas doctrinas, si esa constitución Hoy, gracias á lo avanzado de las ideas,
todavía á la prensa en virtud del no nos hallamos espueslos apocaren lo
nal cometida á los tribunales del ha de ser una obra estable, que ga- l)rimero, pero somos, en cambio, muy pro-
decreto dado por el Gobierno provi- fuero común para los ataques perso- rantice la felicidad y las libertades pensos á dar en lo segundo.

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 30. GRAN CANARIA. Año primero.

PERIÓDICO DE INTERESES MATERIALES.


Las Palmas—Enero 4 del855.
Se publica por ahora los Martes, Jueves y Sábados de cada semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana.—
SE SUSCRIBE en ealn Ciudad en la imprenta do la Verdad. En los dsinas puntos por medio délos Sres. corresponsales de este periódico.—PREGlOá DE SUSGKIGION. En esta Ciudad 4 rs. vn. al raes. En los demás
pontos de la Provincia 13 rs. vn. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estraagero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

Jueves í de Enero. de allí nos hayan traído aquellos bu- Sabemos que el Illmo. Cabildo de insistiese en su determinación, la respeta-

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
ques ninguna enfermedad conta- esla Santa Iglesia Catedral se ocupa aho- remos, porque le asistirán, sin duda, razo-
giosa. ra en el proyecto de traslación del Reloj nes mHS poderosas para hacerlo así, que
á la Torre principal basta que, conclui- las que nosotros hemos aducido para com-
Pero el mes de Noviembre pasó da la que ahora se fabrica, quede defi- batir esla medida.
Cuando en nuestros diversos ar- sin que la Junta de Comercio de nitivamente colocado en el lugar que, se-
tículos sobre División provincial ci- esta Ciudad, por cuyo conducto se gún el plano, le corresponde; y que á
remitió la esposicion, recibiera con- este mismo fin ha comprado ya algunas
tábamos en apoyo de nuestras doc-
testación á ella; y ya á principios maderas para formar el tablado donde de- Cumpliendo lo que ofrecimos en nues-
trinas el mayor impulso que de ese be colocarse ¡Dlerinamenle. tro núm. anterior, vamos hoy á referir
modo se daria á todos los ramos de de Diciembre observando esta mis-
Nosotros acatamos, como el que mas, los pormenores de la célebre causa, prin-
la administración pública, no creímos ma J u n t a que las cosas continuaban las acertadas determinaciones del respe- cipiada en el juzgado de primera ins-
necesario comprobar esa aserción en el mismo estado; que los perjui- table cuerpo Capitular, al que debemos tancia de la Orctava contra Ana Valla-
con hechos que palpablemente lo cios que de aqui se seguían á esa tantos y tantos beneficios que han redun- dares y Foste, natural de la misma Vi-
clase tan útil como industriosa, eran dado y redundan siempre en pro de la Dió- lla, por parricidio cometido en su hijo
demostrasen, porque para nosotros cesis y de la Capital de ella; pero no po-
incalculables, y que el cólera había Luís del Sacramento de edad de quince
hay verdades tan claras, tan eviden- demos prescindir hoy de hacer algunas meses, y condenada por auto del inferior á
tes, que no necesitan comprobación. casi desaparecido de Cádiz y sus ligeras observaciones sobre el proyecto de cadena perpetua; auto que ha sido lupgo
Sin embargo, hoy queremos par- contornos, por mas que entre Cádiz que hemos hablado al principio. conGrmado por este superior Tribunal.
ticipar á nuestros lectores un hecho y la costa de África donde se veri- Cuando se concluyó la cornisa del ves- El dia 15 de Julio del año que aca-
que al paso que apoyará mas y mas fica la pesca haya una distancia de tíbulo y vimos elevarse el segundo cuer- ba de concluir, Inés Esquivel, vecina de
cuatrocientas leguas, se volvió á ofi- po de la segunda torre, lodos creímos que la Orotava al salir á las seis de la ma-
la proposición que dejamos sentada, el trabajo se concretaría por ahora á aque- ñana al palio de su casa por donde atra-
hará ver á toda la provincia con ciar en el propio sentido recordan-
lla torce hasta dejarla '•oncluida y colocar viesa la acequia del abasto público
cuanta justicia nos quejamos del do á la J u n t a la anterior disposición. enseguida el reloj. Asi lo pensamos to- de aquella Villa, descubiio en ella
abandono con que en Santa Cruz Pero pasó también el mes de Diciem- dos y aplaudimos unánimemente tan acer- un bulto detenido en medio del agua por
se miran nuestros intereses, aun bre y siempre el mismo silencio. Aun tada medida. Pero ahora que hemos oido un palo que atravesaba Ja misma ace-
hay mas. En Santa Cruz desde me- tratarse de la traslación de la m^uinaá quia en aquel punto, y el cual le pare-
aquellos que no pueden considerarse
diados de aquel mes se dá de ob- la antigua torre para de allí mudarla otra ció ser el cadáver de un niño. Asu.sta-
como de esclusivo interés local. Vea- vez á la nueva, cuando ésta fe concluya; da con este encuentro llamo á sus veci-
mos el hecho. servación á esos mismos buques cua- no podemos menos de llamar la atención nos, y entre los que acudieron, Juan
tro dias, al paso que aquí se conti- de aquel cuerpo sobre los inconvenientes Vento se encargó de examinar lo que
A fines de Octubre y por con- núa dando ocho, por cuanto aquella que resultarían de esta medida siempre aquello era. En efecto, enlró en la ace-
siguiente en la misma época en que última resolución no se ha comuni- que entendemos que la permanencia del quia, y se halló con un niño muerto de
nuestro periódico principié á ver la cado á esta Junta subalterna, asi co- reloj en el lugar que hoy ocupa, en na- pocas horas, de quince meses de edad, á
luz pública, los dueños y navieros da perjudica al progreso de la obra y la juzgar por su dentición, y el cual se
mo tampoco las que se refieren á los
de los buques que hacen la pesca del conclusión definitiva de la nueva torre. hallaba desnudo y con un golpe en la
buques procedentes de Cádiz y otros Ademas, consideramos que de trasla- frente. Constituido inmedialamente el Juez
salado en la vecina costa de África, puertos de la Península, que han su- en aquel sitio y después de haber prac-
darse el reloj, ha de resultar necesaria-
observando que desde el dia en que frido ya alteración en sus respecti- mente algún deterioro á la máquina que ticado las primeras diligencias, acompa-
el cólera se declaró en las costas me- vas observaciones. Y esto qué prue- lleva ya muchos años de servicio, y que de ñado de un facultativo, resultó de la
ridionales de la Península, se impu- ba? Qué significación tiene este si- hacerlo asi debería ser en nuestro concep- autopsia, que el niño apesar de babee
so una observación de ocho días á to, al lugar donde debiera permanecer gozado de una salud muy imperfecta, ha-
lencio? Qué deducciones podemos sa- bía sido arrojado vivo ó la acequia, prp-
los dichos buques, por mas que el si- para siempre. De esta medida, pensamos,
car de este abandono? Inútil es res- han de originarse gastos innecesarios tan- duciéndole la muerte su inmersión, y no
tio donde ellos verifican la pesca, se ponder á estas preguntas; porque to- to en la compra de maderas, como en la el golpe que aparecía en la frente, aun-
halla como es bien sabido, en una dos y cada uno de los habitan- formación del tabladíllo, colocación del que en el eslado de debilidad en que
costa desierta, donde apenas se ven tes de esta provincia se hallan en reloj y la campana, resullándole ademas aquel debía hallarse, era probable que el
muy de tarde en tarde algunas fa- al público un perjuicio en la falta de aquel crimen se cometiese durante el síncope
disposición de contestarse á si pro- que la herida le produjo.
milias errantes, creyeron que por es- tan necesario para el arreglo de los rie-
pios. Nosotros solo nos contentare- gos, oficinas, tribunales y clases en los SI ¡entras se practicaba este recono-
tas razones y otras que omitimos, mos con indicar el hecho. Tal vez po- colegios, escuelas y seminario; pues si cimiento lodos los vecinos que examina-
podia modificarse el rigor de aquella damos de este modo convencer has- bien son itiíinítos los que tienen reloj, sa- ron el cadáver afirmaron que era hijo de
medida. Para conseguir este objeto, ta alguno de los mas obcecados de bemos también que entre los labradores de Ana Valladares, joven soltera, hija df.
bien laudable por cierto, puesto que nuestros adversarios de la necesidad esta Ciudad el de la Catedral hace fé. unos pobres jornaleros de aquella misma
de él dependen el aumento y pros- Réstanos un ultimo reparo que no de- Villa, y la cual había salido aquel día
absoluta de cambiar radicalmente
peridad de este ramo importantísi- ja de tener para nosotros alguna luerza. en dirección á Sania Cruz acompañan-
ima situación que cada dia se va ha- Para la colocación del tiibladillo, ha de do á una señora que había prometido colo-
mo de nuestro comercio, dirigieron ciendo mas insoportable. Por desgra- carla en esta Ciudad do las Palmas.
tocarse necesariamente á la magnífica ba-
una esposicion á la Junta superior cia no será este el último hecho de laustrada de la escalera, que es una obra Detenida la presunta rea y lormaliza-
de Sanidad, residente en Santa Cruz, esta clase que tendremos ocasión de maestra de gusto y delicadeza, y fuera do el proceso resultó, tanto de las decla-
repitiéndole las razones espuestas, y denunciar á nuestros lectores, mien- de sentir que sufriese algún deterioro, raciones de ella como de las que dieron
suplicándole accediese á su justa de- cuando creemos que se ha de rosar con los tesligos, que el crimen se cometió del
tras el Gobierno de S. M. ó las Cor- ella el tabladíllo donde debe colocarse el siguiente modo.
manda, con tanta mas razón cuanto tes no atiendan nuestras justas y le- reloj. £1 niño, fruto de la conducta poco
que en aquella costa no se padecía gítimas reclamaciones. Estas <on, en resumen las observacio- arreglada de la ^'ivf>i), hnhla sido ciírid/t
el cólera, ni jamas ha sucedido en el nes que creemos de nuestro dñni hücef por una pol.iií' inniüia á quien éfiíii |(>
largo transcurso de tres siglos que al Illmo. Cabildo; pero si apcsar de ellas confiara, por cuaoío 'ÍÜÍ padres ¡se a<i-

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 31. GRAN CANARIA. Año primero.

fifim

m M

lÓDICO DE [4TERMLES.
Las Palmas—Enero 6 de 1855.
Se publica pnr ahora los Manes, Jueves y Sábados de cada semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Península, sa Idrá en un pliego dos veces por semana.—
SE SUSCRIBE en esta Ciudad en la ¡m|irenta do la Verdad. En lo.-; duinas puntos por medio de los Sres. corresponsales do este periódico.—PRECIOS DE áüSGRIGlON. En esta Ciudad 4 rs. vn. al mes. En los demás
puntos do la Provincia l a rs. VH. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Sábado 6 de Enero. siguen cortar con acelerada premu- néfica institución, en vez de contar tiempo para dar cima á los intere-
ra la rápida propagación de aquella en la actualidad mas de quinien- santes trabajos que muy adelantados,
asoladora dolencia. tos enfermos, según el cálculo mas fracasaron como otros muchos, bajo
Vergonzoso es para nosotros que probable, hubiera el mal desapare- la perniciosa administración de los
Triste y desconsoladora es en cuando todos los pueblos civilizados cido de entre nosotros y no lamen- amigos de Sartorius en esta provincia.
verdad la situación social de aque- han opuesto una barrera insupera- táramos el deplorable estado en que Mientras tanto los leprosos se au-
llas poblaciones, que por mas que ble á la lepra que padecieron, nos nos hallamos. mentan, están en íntimo contacto con
una y muchas veces han alzado su encontremos á esta fecha rodeados ¿Desde qué fecha y porque cau- todos los habitantes del archipiélago,
voz para conseguir algún i-emedio por todas partes de aquel desastro- sas el hospital de San Lázaro de la se les vé hasta en los mercados y en
contra los graves é inveterados males so mal, porque los infelices que lo Provincia ha decaído hasta el estre- las tiendas de comestibles manejan-
que les afligen, no han llegado jamás j)adecen no han encontrado en nues- mo de no poder recoger sino doce do las sustancias que han de servir
á escuchar un eco consolador, un tra provincia una mano piadosa que o diez y seis enfermos mal alojados? para nuestra manutención, y aun cu-
acento amistoso que recuerde de vez con voluntad firme les haya pro- Doloroso es decirlo: desde que las ando sea probable, no cierto, que el
en cuando el deber sagrado que porcionado el asilo que les es debi- instituciones libres han empezado á mal no se comunique por el contacto,
tienen las autoridades de provincia do y que exigen imperiosamente la regir en nuestra nación; y no por- no es justo esponer nuestra suscepti-
de proteger con imparcialidad y es- humanidad, el interés social y el de- que aquellas instituciones hayan traí- bilidad á pruebas tan repugnantes.
merado celo á todos los pueblos de coro de la nación. do consigo semejante abandono, sino Por otra parte, es indudable que la
su administración. Denunciase un Bien sabido es que después de porque desde la misma época data elefancía se propaga por la genera-
mal, se reconoce su gravedad, numé- las guerras de las Cruzadas quedé la el despojo que se ha causado á la ción y esta fatal herencia, no encon-
rase la comunicación que á él se re- Europa plagada de leprosos y que Ciudad de Las Palmas de la Capi- trando restricciones, crece cada día,
fiere, se registra en el libro que le el mal crecía con tan rápida pro- talidad que desde la conquista po- amenaza invadirlo todo y tal vez lle-
corresponde, pasa á informe de la gresión que mirando todos los pue- seia; porque desde la misma época gará época en que sean menos los sa-
mesa, fórmase el espediente y para blos por su seguridad, dictaron me- data también la residencia de la au- nos que los leprosos, como sucede en
disponer lo que conviene, queda re- didas rigurosas, y tal vez crueles, toridad política provincial en Santa la isla de Sámos del archipiélago de
legado en un rincón de la oficina á las que, á no dudarlo, debieron Cruz de Tenerife; y porque final- la Grecia. Aun hay mas, y es el pe-
donde la polilla cuida de visitarlo y su salvación: una de ellas fué la de mente desde la misma época se es- ligro inminente que asedia á las cla-
el polvo de darle cubierta. Hácese levantar edificios donde quedasen tá utilizando en el propio pueblo el ses acomodadas, por la necesidad en
nueva reclamación, Uámanse á la vis- recluidos, sin distinción ninguna, to- empeño de destruir en la Gran-Ca- que se ven con frecuencia de lactar
ta los antecedentes, regístrase el li- dos los atacados de aquella terrible naria los antiguos estableciniientos á sus hijos con una nodriza, las mas
bro, se busca el espediente, vuelve á enfermedad; de suerte que á fines provinciales que son otros tantos veces desconocida: ¿y quién asegura
informar la mesa, decrétase la sustan- del siglu X I I I pasaban de nueve vivos y palpitantes argumentos en que la que ha de dar ese primer ali-
ciacion que previene tal ley orgáni- mil los hospitales destinados esclusi- contra de sus tan ambiciosas como mento al tierno infante, no puede in-
ca, y en tanto transcurren los meses vamente á tan importante objeto. injustas pretensiones h la capitali- troducir al mismo tiempo el ponzoño-
y torna á descansar el malhadado dad de la provincia. Hé aquí la cau- so germen de la elefancía? Bien sabi-
La conquista de nuestras Islas
espediente en el mismo sitio que ya sa porque las autoridades políticas, do es que esta cruel dolencia no se
nos trajo, entre otros males, el fu-
conoce, ó en otro mas apto para el con muy cortas escepciones, han mi- manifiesta muchas ocasiones sino á
nesto presente de la elefancía; pero
olvido. Hé aquí el círculo intermi- rado con indiferencia la buena or- un tercio ó á la mitad de la vida, y
bien pronto los Reyes Católicos, oyen-
nable que durante la perjudicial do- ganización del hospital de elefancia- que entre tanto, goza de aparente
do los clamores de sus leales Isleños,
minación de Santa Cruz de Tene- cos; lié aquí la causa porque no salud la que ya lleva en la circula-
mandaron que en la Ciudad de las
rife sobre los demás pueblos de la se han oído las justas y repetidas ción de sus humores el veneno que
Palmas, Capital de las Canarias, se
jDrovincia, hemos recorrido constan- reclamaciones que se han hecho pa- necesariamente ha de inocular con
estableciese un hospital de lazarinos,
temente, sin que las muchas auto- ra evitar la ruina de tan importante ía lactancia: ¿y hay algún signo ó un
cuyo gefe, con el título de Juez Con-
ridades que bajo los diversos nom- asilo; hé aquí últimamente la causa medio para evitar estos estragos? ¿Bas-
servador, debia regirlo por los mis-
bres de Subdelegados de Fomento, porque no se ha construido en esta tiirá acuso el saber que la nodriza y
mos estatutos que el que se hallaba
Gefes políticos ó Gobernadores civi- Ciudad el edificio que debiera sosti- su esposo tienen buena salud, cuando
organizado en la Ciudad de Sevilla.
les se han sucedido, hayan querido tuir al que por el transcurso de los ignoramos si sus padres, sus abuelos,
Desde entonces, es decir, desde me-
sacarnos de tan lamentable estado. años quedó arruinado. tios ó hermanos fueron ó no leprosos?
diados del siglo X V I se encontraba
Muchos hechos podríamos citar ya instalado en esta Ciudad, el hos- Convencidos intimamente del ries-
ü n período hubo, sin embargo,
en comprobación de lo que dejamos pital provincial de Elefanciacos que go que corremos, y anhelando tam-
en que concebimos fundadísimas es-
espuesto, sino hubiésemos dedicado recluyendo á todos los leprosos em- bién, porque asi lo exige la humani-
peranzas de realizar la construcción
este artículo á uno de los ramos mas pezó á producir los felices resulta- dad, que los desventurados elefancia-
del edificio y su buena organización:
importantes de beneficencia, al de dos que debían esperarse; pues á la cos tengan un buen hospital donde
pero ese período, que fué el de la di-
la Eleñincía, que por desatendido y entrada del presente siglo, el mal con separación de sexos se atienda es-
visión de la provincia, apenas duró
abandonado, es causa de los horro- iba en tal descenso que apenas lle- meradamente á su curación y a! alivio
dos años, y apésar de la actividad
res que nos cercan, de los numero- gaban á ciento el número de los de sus dolencias, es nuestro deber,
é inteligencia del Señor D. Rafael
sos peligros que nos amenazan, si lazarinos de toda la provincia; y si ahora que la regeneración política h;i
Muro y Colmenares, digno modelo
medidas prontas y vigorosas no con- no se hubiese desatendido tan be- de traer el concierto y el orden
de Gobernadores civiles, no bastó el

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 32. GRAN CANARIA. Año primero.

'ERIODICO DE NOTICIAS É WTERESES IIATEBIALES.


Las Palmas—Enero 9 de 1833.
Se publica pnr ahora los Manos, jueves y Sábados de cada semana en una hoja suelta. Mas adelanto y cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos Veces fjor semana.—
SE SUSCRIBE en e.sta Ciudad on la imprenta de la Verd.id. En los doinas punios por medio de los Sres. corresponsales de este periódico.—PRECIOS DE SÜSGRICION. En esta Ciudad 4 rs. vu. al mes. En los demás
puntos de la Provincia lo rs. VB. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

Martes 9 ele Enero* satisfactorio saber, por personas fi- desgracias é infortunios. plena en lodo el año; y 31 la Regen-
dedignas, llegadas hace poco de aque-* cia.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Han jurado y tomado posesión 5 3ía-
lias islas, que hay almacenadas to-
gistrados, un Juez y un Subalterno.
davía muchas existencias de la ante- DISCURSO PRONUNCIADO EN LA SO- El Real Decreto de 12 de Mayo del
rior cosecha. Ahora solo deseáramos tEMNE APERTüIíA DÉ LA AUDIENCIA TERRITO-
Con profundo sentimiento y ani* año anterior por el cual se crearon Jun-
KIAIí DE CANARIAS, VERIFICADA EL 3 DE
mados del mas noble y desintere- que los dueños de aquellos depó- tas de Archivos en los Tribunales Terri-
ENERO DÉ 1 8 5 5 , POR EL SEÑOR D. AN-
sitüSj los reserven para expenderlos toriales, tuvo en Cite el debido cumplimien-
sado patriotismo, tomamos hoy lá TONIO RUIZ NARVAEZ, CABALLERO DE LA
to, y desde entonces se ocupa la Junta
pluma, para implorar él auxilio dé á su tiempo á un precio cómodo y que REAL y DISTINGUIDA ORDEN ESPAÑOLA DE
sin interrupción de los trabajos que el mis-
la autoridad superior de la provin- sin aprovecharse de este alarmante CARLOS 3.°, Y REGENTE DE LA JIISJIA AU-
mo prescribe.
cia en favor de estas islas, que pri- estado, busquen solo una módica y DIENCIA.
Las medidas acordadas en 1853 pa-
vadas de las ventajas que proporcio- justa ganancia; ra asegurar el mas exacio cumplimiento
nan los paises continentales, donde á En circunstancias tan apuradas Un año liá transcurrido, Señores, des- de las egecutorias, han dado los mejores
Como las actuales, y con el objeto de que bajo este mismo solio, y con mo- resultados, y tampoco ha vuelto á re-
falta de lluvias hay grandes rios que tivo de la solemnidad de! dia, tomé la voz
de prevenir una desgracia que pon- producirse el abuso que en uno de los
pueden fertilizar estensas campiñas en justo obedecimiento de lo que deter- Juzgados del Territorio se advirtió y cor—
y rendir abundantes cosechas al pro- dría en el último extremo á estas minan las ordenanzas. Hoy vuelvo á ve- rigió por la Regencia, respecto á retrasos
pietario y al labradoi", no tienen en infortunadas islas, rogamos al señor rificarlo para dar también á conocer nues- de la correspondencia oficial.
su mayor parte otra esperanza que Gefe civil de este Distrito, haga que tros trabajos en el período (¡ue lia lermi- Ningún espediente gubernativo ni con-
los Ayuntamientos del mismo for- lúüo y pai'a dedicai' algunas palabras al tencioso ha quedado en poder del Fi.-.cal
las aguaá jjerióuicas del Invierno,
men sus respectivos espedientes, pa- recuerdo de nüesti'os dt'beres. de S. M. y si en el de los Relatores exis-
cuya falta espone á muchos á la Ni permilirian los límites de este ac-
ra que en su vista y apoy.ando las te una causa, es por falla de Jueces pa-
emigración y á todos en general á to, ni hasla cierto punto seria compati- ra formar la Sala de revista, cuyo inci-
la miseria mas es|)antosa. razones espuestas por los mismos, su- ble con la imparcialidad judicial, hacer- dente pende de la resolución de S. M.
plique al Sr. Gobernador civil de me cargo, principalmcnle respecto á lo Nada notable se ofrece hoy digno de
Tristes son las noticias, que de
la provincia, se sirva espedir una contencioso de la entidad y circunstan- enmienda y todo marcha con regularidad.
toda la provincia, nos llegan cada cias especiales de los asuntos de que ha
orden para que se suspenda la ex- Sobre un solo.particular tengo que lla-
dia,'noticias que no hacen sino acre- conocido la Audiencia. Habré pues de cir- mar la atención á los funcionarios á quie-
portación de granos fuera de la mis-
cer nuestros temores, fundados ya cunscribirme á espresar su número y á nes corresponde. Con haría frecuencia se
maj caso que la escasez de llu- deducir ó fijar alguna ligera observación,
bastante en la benignidad del tiem- me presentan litigantes pobres y desvalidos
vias continúe como hasta el dia y acorde con el espíritu de las disposicio- procedentes de otras Islas, que citados y
po .y en la escasez de las aguas. La
quite enteramente á los labradores nes vigentes en la materia. emplazados en virtud de apelaciones in-
falta de éstas en la época mas oportu-
la esperanza de recolección en el Las Salas de justicia lian determina- terpuestas, apenas pueden dar á compren-
na para que los cereales nacientes do definitivamente 58 pleitos, sin enu-
presente año. der el objeto de su viage, y preguntan y
se arraiguen y aseguren la cose- merar los artículos y competencias deci- hasta se adelantan á pedir consejo sobre
cha ha quitado á todos la esperan- Tal vez parezca á algunos muy didas, los recursos resueltos y las deser- lo que no laben esplicar. Otros intere-
za de que sea ésta tan abundante co- exagerada la pintura que hemos he- ciones de apelación declaradas, quedan- sados de las mismas circunstancias, pero
mo á principio del invierno se creia. cho de nuestra situación actual; pe- do 79 pendientes de sustanciacion. que ya tienen representantes en osla.Su-
ro los que conocen, como nosotros, En materia criminal lian dictado 3G6 perioridad, se me quejan de no poder ave-
En Fuerteventura las mieses se han
la naturaleza del país que habitamos fallos egecutorios, lian decidido algunos riguar el estado de sus pleitos. La rus-
secado apenas nacidas, según se nos artículos y aprobado varias inhibiciones, ticidad, sin duda, podrá ser en algunos
asegura por algunos naturales de y hayan presenciado los cuadros dejando en tramitación 13 causas. casos el motivo de esa falta de norte 6
aquella isla; los animales mueren ya desgarradores que en época no muy En 1854 no se ha visto la Audien- el verdadero obstáculo para enterarse de
por falta de pastos, y les habitantes remota hemos visto en estas islas, cia en la dura necesidad de aplicar la lo (|ue les interesa; alguna vez podrá uti-
empiezan á emigrar á las principa- conocerán la razón de nuestros te- pena capital, y lo que es mas respecto lizarse para excitar la compasión; pero la
mores y el fundamento de nuestros á las perpetuas solo ha tenido que impo- frecuencia de las reclamaciones y sobre
les islas: pero ¿i donde irán que no ner la de cadena en una sola causa; en todo la manera con que esos mismos li-
hallen luego escasez y miseria? Pues juicios y no podrán menos de estre-
otra la de inhabilitación como principal, tigantes se esplican, dan baitantemeiiíe á
aun cuando haya algunas existen- mecerse á la idea de una desgracia y esta misma pena como accesoria, en conocer que no se les instruye cual de-
cias de grano,?, la concurrencia de como la que nos amenaza. otras dos. Por mas que estas observacio- biera por los que tienen obligación do ha-
consumidores hará aumentar muy Invitamos, pues, á nuestra auto- nes no demuestren la ausencia absoluta de cerlo, ó que con marcada negligencia S3
ridad civil á que adopte tan nece- delitos de cierta gravedad, siempre ofre- desoyen sus sencillas, sus naturales pre-
pronto su precio; y el maiz á 75 cerán una idea nada desfavorable de la guntas. Es pues forzoso que haya mas so-
rvon. actualmente, irá subiendo has- saria como acertada medida para moralidad de los habitantes del Archipié- licitud á favor de esos desgraciados de
ta que los jornaleros y la gpnte del tranquilizar al menos los ánimos jus- lago y de la administración de justicia que parte de los funcionarios que los repre-
pueblo se en uentren en la imposibi- tamente alarmados de estos insula- tanto influye en la morigeración de las sentan: que los de los juzgados de prime-
lidad de comprarlo, y el hambre, ese res. costumbres. ra instancia les instruyan de los pa.ios
terrible azote de la humanidad diez- A 67 procesados se ha aplicado por mas indispensables que han de dar jjara
Creemos, con bastante fundamen- preparar la segunda instancia, y que los
las Salas el Real Decreto de indulto de 22
me á estos infelices isleños. to, que los Ayuntamientos de esta de Enero del año pasado, y G6 rematados de este Tribunal Superior saüsíagan I s
En Lanzarote escasean de tal isla y del mismo modo los de Fuer- han sido comprendidos en la misma Real jusios deseos de sus defendidos, por mas
modo las lluvias, que el agua con- teventura y Lanzarote se apresu- gracia por los Gobiernos de Provincia. (jue los manifiesten de una manera ini- •
servada para el con.sumo en algibes rarán á informar como deben para La Sala de Gobierno, desde 1." de Ene- portuna. La pobreza merece siempre una
ro hasta el 23 de Setiembre último, dia atención privilegiada: la rusíicidari es un
se vende al público, lo que,solo se evitar llegue un caso que tememos doblo motivo de considerac.on, y l¡asf;i
en que se cumplimentó el Real Decreto
practica en circunstancias apuradas tanto y que añadirá una página bien de supresión de las de su clase, deter- es disimulabie el abuso de una y otra
y difíciles. Con todo, nos ha sido triste á la larga historia de nuestras minó 54 espedientes; 64 la Audiencia para interesar, si el que lo ponccnjuí;-

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 33. GRAN CANARIA. Año primero.

rpí
P'T^-
mm
ím^J
•'I'! di!-" il

PERIÓDICO DE NOTICIAS E INTERESES IHATEBIALES.


(Itl ' /

, jijU !J'*

Las Palmas—Enero 11 de 1855.


Se puhüca pof aliora los Martas, Jueves y Sábados de cada semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana.—
SE SUSCUIBIÍ en esta Ciudad en la imprenta de la Verdid. En los denus punios por medio délos Sres. corresponsales da este periódico.—PRECIOS DE SÜSGKICION. En esta Ciudad 4 rs. vn. al mes. En los demás
puntos de la Provincia 15 rs. VH. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estraügero 20 rs. Vellón por trimestre, franco.

Jueves 11 de Enero. odios, esplotando en beneficio par- Ahora bien; ¿puede haber misión cuestión,, es con el solo y esclusivo
ticular una situación tan desespera- mas noble para un periódico que la objeto de hacer ver á los que lejos

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
da; pero si tal han llegado á creer defensa razonada, decorosa y jus- de nuestro país no conocen su situa-
aquellos señores ó cualesquiera otros ta de tan vitales intereses? Creemos ción interior, que no existe rivalidad
nosotros con la mano en el corazón firmemente que no. Qué le impor- alguna entre Tenerife y Canaria, en-
En el iiLtmero primero de KSU nue-
rechazamos indignados semejante ta á E L CANARIO "la utilidad y mul- tre Sta. Cruz y Las Palman; que si
va ' sérig nos dedica EL NOTICIOSO nn
idea. No, los Redactores de EL CA- tiplicación de las fuerzas y medios bien "El Canario" se queja diaria-
largo, atento y bien ratonado artículo
NARIO jamas han pretendido otra cosa productores" de la riqueza en estas mente de la forma de administración
en contestación al que insertamos en
que la felicidad de las Islas donde Islas, ni qué del progreso, civilización actual, lo hace por distracción; que si
el número 27 de nuestro periódico.
han nacido, pero quieren que esta industria, agricultura y comercio de habla de derechos, despojos, abu-
En él se nos dice que la diferencia de
felicidad no sea patrimonio esclusivo la provincia, si para la Isla, cuyos in- sos, odios y rivalidades mortales, es
votos que se observa entre los elec-
de un solo pueblo, de una sola Isla: teresas, defiende estén cegados todos por divertir á sus lectores. Si E L NO-
tores que tiene Guia y los que apare-
los Redactores de E L CANARIO, ene- esos caminos de prosperidad y fu- TICIOSO y E L ECO DEL COMERCIO estu-
cieron en las columnas de E L NOTI-
migos de las recriminaciones y las turo engrandecimiento.' Antes que vieran animados de un verdadero de-
CIOSO, es debida á un yerro de los
personalidades, han procurado siem- ocuparse de ellos, combate y comba- seo de asegurar para siempre la paz
cajistas, con lo cual ha quedado sa-
pre huir de ese peligroso terreno, tirá siempre la actual administración y tranquilidad de estas Islas, entra-
tisfecha en parte nuestra "buena
y si alguna vez, muy á su pesar, se porque con ella no hay verdadera fe- ran francamente en la cuestión, pro-
dosis de curiosidad." En seguida se
han visto en el caso de atacar á licidad para la mitad de los pueblos pondrían al país los medios de conci'
ocapa de los motivos que, según sus
determinadas personas, lo han he- Isleños. Y si esa cuestión se ha de liar los intereses legítimos de los dos
Kedactores, lo retraen de tomar par-
cho con una completa abstracción resolver ahora, no deberá "El Cana- pueblos rivales; hablarían en ese sen-
te en las cuestiones de interés local
de su personalidad y refiriéndose so- rio" levantar su voz contra esa di- tido á sus diputados; en fin no les in-
que se agitan entre las dos Islas prin-
lo á sus actos como empleados; bajo putación provincial compuesta ile- fundiría tanto temor, una discusión,
cipales, y concluye prometiendo pa-
ese concepto les han pedido estrecha galmente en su mayoría de hijos de clara, razonada y justa, porque de
ra en adelante un absoluto silencio
cuenta de sus arbitrariedades y abu- Tenerife.!' jSfo ha de denunciar á la la discusión, cualquiera que ella sea,
respecto á ellas, y exigiendo se res-
sos, han denunciado con valor y sin faz de la Nación los abasos elec- brota siempre la luz.
peten las razones que determinan
contemplaciones sus escandalosos ac- torales que con el objeto de alcan- Pero esto no conviene al pue-
su conducta, así como él respeta
tos de ominoso recuerdo para toda zar el triunfo se han cometido en blo de Sta. Cruz, y por eso sus
las de los demás.
la provincia. Sta. Cruz? No ha de protestar con- periódicos callan; y tan cierto és es-
Conformes en un todo con esta
tra el resultado definitivo de unas to que si algún dia el Gobierno de
doctrina, nosotros los primeros prin- Y en efecto, nosotros hijos de un
elecciones que han privado á la Gran S. M. dividiera la provincia, aquellos
cipiaríamos desde hoy á respetar su país que hace tantos años no vé lu-
Canaria de representación en el Con- mismos diftrios clamarían sin cesar
silencio, si antes de hacerlo no se cir para él un solo dia de felicidad,
greso en las circunstancias tan crí- contra esta medida, no porque cre-
nos ocurrieran algunas reflexiones hijos de un pueblo por tantos títu-
ticas que atravesamos? Esto es lo que yeran en su inconveniencia, sino con
que deseamos dirigir hoy, á nues- los digno de la atención del Gobier-
ha hecho "El Canario" desde su apa- el interesado objeto de hacer ver que
tro colega, si quier callemos luego no y de la solicitud de las autori-
rición, y nosotros quisiéramos que entonces, y sólo entonces, se habian
por una eternidad. dades provinciales y que olvidado y
nos dijese E L NOTICIOSO, si existen encendido las rivalidades y principia-
En primer lugar no estamos de desatendido decaerá dentro de po-
para un pueblo intereses mas sagra- do los odios.
acuerdo con los ilustrados Redac- co del rango que ocupa, nosotros que
dos que los que ahora defendemos. Esta conducta que á nadie enga-
tores de E L NOTICIOSO sobre la im- hemos ¡aresenciado la humillación de
Es verdad que los ánimos están en- ña en la provincia, queremos sin em-
portancia de las cuestiones que en nuestra cara patria, que la hemos
conados y que en el calor de la bargo recordársela á nuestros colegas
la actualidad se ventilan en la pro- visto arrancar uno por uno los flo-
discusión puede soltarse alguna es- para que nunca lleguen a dudar que
vincia. Aquellos señores consideran rones que adornaban su corona de
presion inconveniente, pero esta difi- aquí se desconoce su oculto juego.
su discusión inoportuna y perjudi- Reina de las afortunadas, nosotros
cultad que reconocemos, compensaría "El Canario" entre tanto fiel á su
cia], y creen sin duda que al lan- que tantas lágrimas hemos devo-
en la presente ocasión nuestro silen- enseña, continuará defendiendo la
zarnos á la arena periodística, que rado en silencio, que tanta amar-
cio? Nó; ese silencio seria una renun- santa causa que ha abrazado, seguro
al publicar E L CANARIO, con las ten- gui-a hemos atesorado en nuestro
cia completa de nuestros derechos, de que, aunque su razones no con-
dencias y en la forma que lo hemos corazón, debemos según ElNoTÍcio-
seria una vergonzosa aceptación de venzan á sus contrarios, son empero
hecho, que al arrostrar la enemsitad so callar...? Nó; antes que condenar-
los abusos é ilegalidades de que he- las que sus Redactores creen dignas
y ol odio do poderosos personages se al silencio. E L CANARIO desapare-
mos sido y continuamos siendo víc- de la Islas y pueblos cuyos intereses
y declíirirnos campeones de los iute- cerá. ¿Hay por vpntura cuestiones de
timas; seria en fin sancionar los des- tienen la honra der epresentar.
reses legítimos de nuestra desgracia- mas vital interés que las que entre
pojos que durante este medio siglo
da Isla, solo hemos obrado impul- nosotros se agitan? Ese título de ca-
se han consumado entre nosotros.
sados por el deseo de darnos á co- pitalidad que se disputa ¿no es para El nuevo pianlio de árboles que pa-
nocer, de grangearnos simpatías en- Sta. Cruz una cuestión de vida ó Quiere E L NOTICIOSO que le di- ra adornar esta población se lia hecho en
muerte? ¿La división provincial no gamos la verdad? Pues nosotros esta- las cordille;-as que dominan nue.sli'a Ciu-
tre nuestros conciudadanos, ó lo que dad por el Oesle, antes tan tristes y esté-
es peor, por el vil y miserable an- lo es del mismo modo para Las mos persuadidos que su calculado riles, es una de las mas íililes medidas
helo de fomentar nuestras rivalida- Palmas.í' El que niegue esto, niega silencio en este punto y el que ob- en que sellan distinguido, durante fu ad-
des y encender nuestros antiguos la luz del dia. serva E L Eco respecto de la misma miuistraciuH, los Síes, que compouen el

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 34. GRAN CANARIA. Añopriíliei^o.

NOTICIAS i INTERESES MATERIALES.


Las Palmas—Enero 16 de 1S55.
Se publica por ahora los Marte?, Jueves y Sábados de cada semana en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya h emos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana.—
SE SUSCIUBIi en esta Ciudad en la imprenta ds la Verdid. Ün IDS djinis pumos por medio délos Sros. corresponsales de este periódico.—PRECIOS 1)E SÜSGIUGION. Eu esta Ciudad 4 rs. vn. al mes. En los demás
pantos de la Provincia lo rs. va. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Martes 16 de Enero. riódico que defiende con tesón, con leal- defendiendo ínterin no podamos hacerlo glo de sus rípgos, ni los tribunaips, ofi-
cinas y colegios en sus horas de despa-
tad y con independencia una causa san- con la estension que exije tan vital asun-
ta y respetable. to, y á lo cual nos proponemos avanzar cho v estudio.
Desearíamos que las razones espues-
Así, decimos, lo comprendieron los muy luego dando á nuestro periódico la
las convenciesen á nuestros lectores lodos,
Nuestros suscritores se han enterado Redactores de EL CANARIO, y en su con- forma y la autoridad que en el estadio d(i la acertada disposición adoptada por
ya por la hoja volante que pubHcamos el secuencia, antes de tomar determinación de la prensa tienen los periódicos polítí" el lllmo. Cabildo Catedral, que ha pro-
Sábado último, del motivo porque se sus- alguna sobre la marcha futura del perió- eos para entrar en el palenque de la dis- cedido en ella con la sensatez y buen )U¡-
pendió la impresión del número corres- dico y sobre la forma que debería adop- cusión y en liza abierta sin tregua ni cio que siempre le ha decorado.
pondiente á aquel dia cuando se hallaba tar, se presentaron al Sr. Gefe Civil pa- descanso con todo el que pretenda aho-
próximo á entrar en prensa. Tenemos que ra conferenciar franca y lealmente como gar nuestra voz, torcer nuestra pluma, y
confesarlo francamente: en los momentos cumple á caballeros sobre la conducta que usurpar nuestros derechos mas caros. Segun tenemos entendido, días pasa-
en que recibimos el oficio del Sr. Gefe Ci- debería observarse en lo sucesivo, á fin de EL CANARIO, pues, vuelve á aparecer dos subió la libra de carne de vaca á
vil, prohibiéndonos la inserción en las co- evitar disgustos á la Redacción y com- á despecho de los que le creyeran muerto: veiíite y cuatro cuartos; y á no haber sido
lamnas de EL CANARIO, de toda clase de promisos á dicho Sr. El resultado de esta se sostendrá, Ínterin pueda hacerlo, con el Sr. Alcalde que, inmediatamente tuso
artículos políticos y administrativos, creí- conferencia fué el mismo que esperábamos. noticia del hecho, se presentó en la car-
honor y coa independencia, y no creemos nicería y dispuso no sufriera alteración el
mos, como ha creído también parte del El Sr. Víllasante con la finura que le dis- engañarnos al asegurar que conservare- precio que dicho articulo ha tenido en los
público, que volviamos á entrar de nue- tingue habló á los Redactores no como mos el uno y la otra, mientras tengamos de días anteriores, el pueblo hubiera paga-
vo en una época no muy lejana en que una persona constituida en autoridad, Gefe Civil al Sr. Víllasante á quien ofre- do, la diferencia entre uno y otro precio,
solo nos gobernaba la voluntad despótica sino como el amigo de la independencia cemos la seguridad de nuestras simpatías. la cual se hizo justamente satisfacer al
de las autoridades, época de odiosa re- de la imprenta, como el antiguo periodista, marchante que por no haber presentado
cordación, en que el General Ortega por como el hijo que ama y respeta á su madre^ á su debido tiempo las reses que tenia
una parte y el Brigadier Huet por otra, nos manifestó que su comunicación oficia^ contratadas para el abasto, dio motivo á la
Después de publicado el arlíoulo que subida del espresadoartículo. Con este mo-
se creían en su respectiva línea unos au- habia sido diríjida con el solo objeto dead- insertamos en nuestro número 30 sobre tivo no podemos menos de dar cuenta de
tócratas cuyos ukases debían ser obede- vertírnosque nuestros artículos podían las- los obstáculos que presentaba la trasla- un hecho que en nuestro cono 'pto honra so-
cidos con la frente inclinada só pena de timar alguna susceptibilidad dando oca- ción del reloj del sitio donde se halla bre manera á aquella autoridad, yes qutj
sufrir las mas crueles vejaciones. Pero sión á que fuese denunciado el periódi- actualmente á la torre principal; noso- conociendo cierto complot entre los tratau-
tenemos que apresurarnos también á de- co y á que nos viésemos, por consecuen- tros que no perdemos de vista el bien ge- tes de ganado para la subida de la carne,
neral, mejor informados por personas in- ha puesto á disposición de una persona
cir que nos habíamos engañado y que se cia, espuestos á disgustos y vejaciones teligentes y de nuestro mismo espíritu, nos
engañaron al mismo tiempo cuantas per- que le serian muy sensibles; admitió las de su coníianza 7500 rs. para que esta
apresuramos á manifestar las siguientes continúe surtiendo al público de aquella
sonas creyeran restablecida para nosotros, esplicacíones que le ofrecimos sobre las observaciones á que de buen grado nos al precio del dia, hasta que se proporcio-
para nuestros periódicos, para la defen- eventualidades de prestar un depósito que adherimos. ne mas -ventajas á los consumidores. No-
sa de nuestros intereses la coacción y la tenia que consignarse fuera de esta Ciu- 1.* Es indispensable la traslación del re- sotros por nuestra parte damos las mas sin-
violencia. En efecto, pasados los prime- dad, sin que tampoco en ella pudiera loj, porque de no hacerlo tisi, seria im- ceras gracias al Sr. Suarez Naranjo pnr
i'os instantes de preocupación á que nos constituirse el jurado que habría de co- posible demoler las antiguas torres, sin su celo y desprendimiento en obsequio de
cufa circunstancia no se podría cubrir de sus administrados, y le rogamos haga otro
redujo el oíicio que recibimos, compren- nocer de los delitos de imprenta; se con- «¡Hería la parte interior del vestíbulo,
dimos que una autoridad como el Sr. Ví- venció también de que EL CANARIO en la tanto con los demás artículos de consumo
unir á la misma los arcos transversales del que con notable perjuicio de la clase me-
llasante, cuyos antecedentes políticos nos marcha que observa desde principios de es- pórtico y abrir las nuevas puertas del nesterosa, se trata de monopolizar por unos
son bien conocidos, no podía conducirse, te año ni ha atacado con tanta violen- templo. cuantos.
ora imposible, de la misma manera que cia como en los primeros días de su crea- '2." El largo servicio, que por espacio de
aquellos hombres parásitos, soldados mer- ción los abusos administrativos, ni ha creí- muchos años ha hecho la máquina, ha-
cenarios en las asquerosas filas del pola- do hablar de política, que es lo que la ce necesaria una composición, que obli-
ga á desarmarlo enteramente; de modo que La prefipitacion con que se inhuma-
quismo, á quienes ningún compromiso, nin- ley le prohibe, por que no ha discutido lejos de sufrir deterioro alguno, queda- ron los cadáveres, cuando el cólera-raor-
guna circunstancia de su vida ha ligado sobre principios, sobre dogmas de esta ó rá mucho mejor, y reportará al público bo-asiálico invadió esta Isla, no dio el
jamás con la causa santa de la libertad, ni aquella escuela, limitándose á la defensa una utilidad, de que tiene gran necesi- lugar suficiente para disponer los cemen-
se han habituado, de consiguiente, á exi- de los intereses materiales, á demostrarlos dad. terios, donde debieran descansar lasnu-
gT respeto para sus intereses y sus dere- vicios de la funestísima administración del 3." El lllmo. Cabildo, con la gpnerosi- mero-ias victimas que hizo aqueilii epide-
chos y á respetar, á su vez, los dereclios y Gabinete Sartorios; respeto los motivos y dad que le ha distinguido siempre, y le mia Así que, cualquier lugar se desti-
distingue aclualmpiite, hace esclusivamen- nó al pfpcto, para evitar por este medio
los intereses de los demás. No, el Sr. Y¡- razones que noá asisten para tratar sobre otro mal peor que el que entonces nos afli-
te suyos los reducidos gastos, que se ori-
1 lasante, hijo de la revolución por cuyo las ventajas de la división de esta pro- ginen (le la traslación, sin tocar en na- gía. Estos cementerios provisionales sts
triunfo combatió en medio de todos los vincia, siempre (pie no se inculpe al ac- da á los fondos públíi;os destinados á la cercaron cuidadosamente después quH
buenos, el Sr. YíUasante escritor público, tual Ministerio ó á sus delegados, ni mu- obra. aquella época hubo pasado, evitando así
condenado á muerte, sentenciado á presidio, cho menos á la Asamblea que hasta aho- .4.* Inútil nos parece añadir que el Cuer- que por descuido 6 inadvertencia, sedes-
perseguido siempre, deportado por sus ra no ha podido ocuparse de nuestros in- po capitular, se ha empeñado en que el cubriesen los restos de los que allí des-
opiniones hberales, defensor de la inde- tereses; y por último, díó las mayores se- tabhidillo donde debe colocarse el reloj, cansan. No obstante, uno de estos ha que-
en nada hiera a la magnifica balaustra- dado aun sin cercarse, como debiera lia-
pendencia de la prensa, enemigo de toda guridades á la Redacción de que sus in- berse hecho, en el lugar llamado el Bur-
da de la escalera, ni pueda causar dete-
coaócion sobre el pensamiento, no dehia, tenciones no se dirijían á la supresión del rioro á aquella obra maí^stra de gusto, rero, situado á orillas del mar y coni-
decimos mas, no podia sin hacer traición periódico ni á prohibirle que dentro del delicadi^za y elegancia. preliendido en el pago del Ingenio. Co»
á su pasado, sin renegar de su honroso círculo que la ley vijente le permite se ocu- 5.* Finalmente, la traslación durará el objeto de que aquella Municipalidad
origen dar un golpe de muerte á un pe- pe de los sagrados intereses que viene muy pocos días por lo que, ni los labrado- haga con este, lo que con los demás se
res sufrirán perjuicio alguno en el aire- ha egpculado, rogamos al Sr. Gele ci\il

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 35. GRAN CANARIA. Año primero.

"P^T^ -fs-w^-r-N 'WW

.¿'- i

Las Palmas—Enero 18 de 1855.


Se publica por ahora los Mártoü, Juoves y Silbados de cadi soraaiia en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya hemos podido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana.-
SE SUSClUUlí en esta Ciudad, en la imprenta de la Venhd, lia los düuis punios por inadio délos ares, corresponsales de este periódico.—FREGlOá DE áüSGRlGION. Kn esta Ciudad í ri. vu. al mes. Eu los dema
puntos de la Provincia la rs. vn. por' trimestres anticipados, franco. En la Península y Estrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Jueves 18 de Enero. improviso en mayor necesidad que aque- los perjuicios que hemos espuesto y de por índole y por naturaleza del clima; re-
llas. las ventajas que podrían obtenerse, cuiden conocida la púbhca utilidad, debemos tri-
de conservar en el mejor estado los ca- butar noblemente nuestros respetos al
El estado de los caminos vecinales es pensamiento y su ejecución, que es cuan-
pues, una de las mas urgentes necesida- minos existentes, y arbitren losmedios mas
Entre los intereses materiales de un to merece de nuestra parto esa ventaja
des do nuestro pais y la que reclama mas oportunos y eficaces para abrir otros nue- do protección.
pais ciialf[uiera, el buen estado de los vos, do modo que en cualquier estación Por sí sola se recomienda bastante
enérgicamente la atención y vigilancia
caminos que sirven de comunicación á del año sea fácil y cómodo transitar de cuando tan palpablemente y tan de cerca
de la autoridad municipal; es la medi-
los pueblos, ocupa uno de los lugares pre- un punto á otro de la Isla sin peligro de se conocen sus efectos. Mas, como la ins-
da de que depende el progreso material
ferentes y por el cual se conoce á pri- nuestra vida y sin perjuicio de nuestros titución de estos vigias, no so hmila solo
de los pueblos, es la fuente principal y
mera vista su mayor ó menor estado de mas caros intereses. al anuncio de las horas y del tiempo, pre-
mas abundante de su riqueza, la garan- ciso es que nuestros socios comprendan
prosperidad y adelanto.
tía mas segura del labrador que puede todos sus caracteres y atribuciones.
Y en efecto; de este importantísimo de este modo trasladar fácilmente sus fru- El Sereno vela nuestro sueño y guar-
ramo de la administración municipal de- tos á aquel mercado c[ue mas ganancias Nuestra población, comiO todas las de da nuestra propiedad. El Sereno nos
pende esencialmente el progreso de la le proporcione y recompense mas abun- segundo orden respecto de las de una ve- acompaña en medio de la oscuridad y del
agricultura, de la industria y del comer- cindad mas numerosa; y entre las de las silencio tenebroso de la noche mas negra
dantemente sus afanes y cuidados.
cio; pues que sin comunicaciones seguras Islas la primera, por su estension, cons- y aterradora. El Sereno no teme la in-
Ahora bien, el aspecto de nuestra Is- trucción, categoría y residencia central temperie ni las asechanzas que torpemen-
y expeditas, el labrador, el industrial, el
la tan nionlauoso y diferente de la ma- del poder Judicial en el Tribunal Supe- te se le asesten; porque cumple por ins-
comerciante se ven obligados á envile- rior de la Audiencia de lodo el territorio tituto y por su profesión el ceñirse las ar-
yor parte de los países continentales de
cer el producto de sus afanes, á ver de- Provincial, siempre ha dado acogida á la mas que la misma Sociedad le confia pa-
estensas llanuras y anchos valles, nos con-
fraudadas sus esperanzas y á arruinarse institución de vigilancia nocturna en sus ra que le defienda su hacienda y vida.
vence á primera vista de la gran nece-
sin remedio Estos inconvenientes, hacen calles, guardia municipal de cárceles, de El Sereno es un amigo y un protector que
sidad de la continua vigilancia y cuida- Aduanas y Cuarteles: y ademas, en las está dispuesto á prestar toda clase de au-
([ue muchas veces el agricultor, no es-
do, que debe ponerse en los caminos, por rondas constantes que los Corregidores xilios al ciudadano que le invoca con una
tienda su trabajo mas allá del reducido presidian personalmenie y hacían circular
que situados estos regularmente á las fal- necesidad fija y con verdad. Sirve de guia
círculo de sus necesidades, sucediendo de continuo por sus calles y barrios. Nue- al que se estravía y acude á su socorro;
das de las mon lañas ó en sus mismas
así que el valor de los efectos se aumen- vas instituciones y nuevo régimen hicie- presta su favor al desvalido, al afligido,
pendientes, las aguas invernales los im-
te por la falta de concurrencia al mer- ron que, sin causa alguna, se fuesen ener- al que se vé acometido, al que bu¿ca los
posibilitan frecuentemente y los hacen tan vando estas medidas precautorias y previ- auxilios corporales y espirituales. Está
cado.
inseguros y peligrosos, que muchas veces soras en el orden de las poblaciones has- siempre dispuesto con toda inílexibilidad
El consumidor, por otra parle, se ha-
en su tránsito se vé espuesto el caminan- ta haberse condenado al desuso y al ol- á socorrer y denunciar todo abuso del
lla en Él necesidad do pagar á un pre- vido. Pero el Señor Gefe Civil de este
te á riesgos infinitos que solo la agilidad orden, que perturbe la tranquilidad y la
cio escesivo lo que podría tomar con mas Distrito D. José de Villasante, debió des- paz en las horas que, destinadas por el
y la coslumbro hacen familiares. Y no
comodidad, si el labrador que se encuen- de luego parar mientes en el estableci- Criador á reponer las fuerzas perdidas du-
puede ser de otra manera, pues forman- miento de los Serenos para sustituir de un
tra distante, pudiese venir con sus fru- rante el d;a consagrado al trabajo, deben
do las aguas profundos barrancos, arras- modo mas firme y constante, sin escu- respetarse como sagradas y gozando de
tos seguramente para espcnderlos á un
tran áiu paso de las alturas, gran can- sas tolerables en los Gefes de la policía, inmunidad. Es por último nuestro ángel
precio en que él ganase y no perdiese el vigilancia y seguridad délos pueblos, cuan- de paz y nuestro libertador, el que vela
tidad de piedras y tierra, que obstruyen
com¡)rador. do otras ociqiaciones del servicio les im-
las comunicaciones y las hacen imposibles. por nuestro bien, y nos préstala confian-
Estos principios de recta economía pedían consagrarse á ese, penoso y ex- za de entregarnos con toda satisfacción al
El ningún resguardo ademas que estas tie- traordinario; tuvo á bien, de acuerdo con
son tan claros y maniíiestos á todos, que sueño dulce y reparador. Por mas jus-
nen las esponen á la violencia de las llu- la 1^1. I. Municipalidad, resolver y ejecu-
el entendimiento menos agudo los conci- tas y buenas que sean las costumbres del
vias, abriendo anchas y profundas grie- tar la vigilancia de los Serenos en ía po-
ba muy fácilmente y sin dificultad al- hombre, siempre la precaución y la pre-
tas que las despojan sensiblemente de la blación, que desde el 1." del presente mes,
guna. desempeñan con un celo inallerable su visión prestan garantías, como ía ley. Los
tierra y dejan en su lugar grandes pre- Magistrados depositarios de ésta, son nues-
Entro nosotros existe ademas otra cir- servicio, recorriendo tranquilamente la po-
cipicios. tros amigos y protectores; é inexorables
cunstancia muy digna de ser observada blación, y alzando su voz al aviso de las
Abandonados en tal estado y sin cui- horas. cuando por desgracia el crimen nos enlrega
y do la que tenemos diariamente tantos en sus manos. Pero aun en ese conflicto,
ejemplos, que no hay uno solo do los is- darse de su necesaria reposición, la con- está siempre en el deber do protegernos
Siempre prontos por fé y por la mi-
leños que deje de conocerla. El labrador tinuación do los inviernos, los vá desnu- sión que cumplimos á obsefiuiar )a ver- y de ayudar y cooperar á nuestra sal-
(¡ue, por el mal estado de los caminos, se dando, haciéndose del todo intransitables dad donde quiera que la encontramos, y vac'on, siendo posible.
encuentra en la imposibilidad de traspor- hasta el punto de que, en el rigor de la á prestar nuestra gratitud á las medidas La ley vela siempre sobre nosolms
estación invernosa, no puedan sus habi- (¡ue ceden tan inmediatamente en bene- y en nuestros pasos. Si somos buenos
tar los frutos de un lugar á otro, anics
tantes pasar de un lugar á otro á tras- ficio del orden, y de la tranquilidad y se- ciudadanos, permanece ociosa y sin des-
que sufrir una pérdida que le conduzca guridad del vecindario, Ki cuanto se apro- plegar su fuerza y su influencia: pero siem-
á la- miseria ó disminuya notablemente portar los frutos de su industria.
xima á la perfección, qu\niamo3 oír pri- pre vela. Liberlas, era el tema augusto do
su conveniencia, prefiere salir de ellos Por eso creemos nosotros de la ma- mero la voz de nuestros conciudadanos la cárcel de Piorna; porque en la prisión
aunque la ganancia sea demasiado pe- yor necesidad, una composición gene- para repetir como el Eco sus acentos: y del criminal ipie se eslraviahadel cariño-
queña 6 tal vez ninguna, embarcándolos ral de los caminos vecinales; composición por mas que estos un tanto estraños á una so consejo de la ley se cifraba la feliz li-
cuya utilidad es tan clara y fácil de re- novedad que osenun grado mas perfecta, bertad del ciudadano virtuoso.
por los puertos mas próximos, al estran-
conocer que nos parece hacer un agra- sin exageración, á las rondas nocturnas
gero, la península ó á alguna de las de- que tanto se habían olvidado, y que so- Copiamos de El Nolicioso do G del cor-
más islas, de cuya medida se s'gue na- vio á nuestros lectores si insistiéramos en ríenlfi mes c\ siguiente artículo:
lo aparecían de vez en cuando en los días
turalmente que á veces, siendo ésta la probarlo. Por lo tanto solo nos resta es- festivos de suma concurrencia 6 público
isla productora y la que alimenta á las citar el celo de las autoridades municipa- desahogo; y por mas que se decantase su Vapores entre islas.
demás con sus frutos, s3 encacntra de les de cada pueblo, para que en vista de innecesidad entre habitantes morigerados El cslablecimicalo de un servicio da

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 36. GRAN CANARIA. Año primero.

RlODICO DE INOTICIAS É IPÍTERESES MATEBIALES.


Las Palmas—Enero20 del855.
Se publica por ahora los Martes, Jueves y Sábados de cada setilana en urtá hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana.—
SE SUSCRlBli en esta Ciudad en la imprenta dé la Verd id. En los dcinas puntos por medio de los Sres. corresponsales ^de este periódico.—PREGlOá DE SÜSGRICION. bn esta Uudad 4 rs. vn. al mes. En los demás
pantos de la Provincia 15 rs. vn. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estrangéro 20 rs. vellón por trimestre, franco.

Sábado 20 de Enero. de los polacos, que una vez resucitada la tado de las elecciones y la legalidad de prendiendo con deslealtad la confianza del

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
libertad en España, llegaría, aunque tarde, los hechos que el dia de la votación se ve- congreso, á que se aprobasen sin discu-
la hora de la reparación para los habitan- rifiquen, los antecedentes y los hechos an- sión unas actas cpie de seguro serán jus-
tes de la Gran Canaria, Lanzarote y Fuer- teriormente consumados son tales que las ta y legítimamente anuladas por la asam-
teventura, para la mitad y mas rica y actas de Canarias serán en nuestro con- blea.»
Rcüraiiiüs hoy nucsli'o artículo de fon- mas liberal y mas digna parte de una de cepto, anuladas por la Asamblea.»
do para dar lugar á las interesantes no- las mas estensas provincias españolas.
ticias que nos acaban de llegar por el cor- ¡Vana esperanza! La obra del gene-
reo de la península, relativas á nuestras Con fecha 27 publica el mismo JJiu-
ral Ortega ha encontrado un protector en Del mismo DIARIO copiamos lo si-
cuestiones electorales. rio el siguiente artículo:
el Sr. Santa Cruz, y apoderados del man- guiente:
do y de los destinos de la provincia una «La mayor parte délos periódicos han
«Los abusos cometidos para falsear hablado estos dias de las elecciones de
docena de hombres esclusivos y egoístas, las elecciones de las islas Canarias, han las islas Canarias y de las ilegalidades
La UNION en su artículo editorial del sin mas deseo que perpetuar la servidum- llegado á un estremo inaudito. Ayer se cometidas para falsear la voluntad de los
'18 del pasado, dice lo siguiente: bre de la Gran Canaria, sin mas objeto han presentado al congreso cautelosamen- electores de la provincia. Nosotros, de^
«En uno de los últimos dias de no- que elegirse ellos mismos y elegir á sus se las actas de dos diputados, que han jando para otro dia el presentar las ra-
amigos diputados, no hay ilegalidad que sido electos á beneficio de la intriga de zones poderosas y los argumentos incon-
viembre debe liabcrsc consumado en las testables (pie nos hacen esperar (¡ue la
Islas Canarias, como la prensa de todos no hayan cometido, ni empresa que -no los que están dominando en aquel pais
hayan intentado para falsificar la volun- Asamblea nacional anulará estas actas,
los matices políticos tiene anunciado, el desventurado, contra las protestas de la vamos hoy, puesto qué el asunto lo me-
.mayor escándalo electoral que ha cono- tad del pais que los rechaza. mayoría quizás de los electores; siendo lo rece y cada dia va tomando mas interés,
cido y ha de conocer España, tierra fa- Allí hay candidato, que no contando mas singular que dichas actas no han si- á hacer una hgera resena de los hechos,
mosa en arbitrariedades. con las simpatías de un distrito, ha lo- do remitidas por el correo ordinario, sino acerca de los cuales no hay contradic-
grado que se le nombre juez de primera por el correo que toca en Lisboa, para ción de ningún género, (pie han sucedi-
Incrcible parece lo que en aquella
instancia de ese mismo partido, con lo de ese modo sorprender al congreso an- do en aquellas islas.
provincia ha sucedido eii los tiempos de Reunida en aquella, como en todas
la dominación de Sartorius y de la dic- que han adquirido los electores la liber- tes que pudiera presentarse al mismo las
las provincias de España, la diputación
tadura do Ortega; afrentoso es lo que en tad de no atreverse á negarle su voto: justas protestas documentadas de los in- provincial de 1843, bien pronto vieron los
aquel archipiélago viene precediendo des- allí hay persona que habiendo sido dig- finitos electores agraviados. Afotunada- caciques de Tenerife, cuyo único deseo
de el • dia, para España feliz, para Cana- no miembro de la junta, todavía mas dig- mente por el mismo conducto de Lisboa era hacerse ellos y hacer á sus amigos
rias funesto, en que el pueblo y el ejér- na, (pie presidia, el liberalismo general se han recibido varias protestas de algunos diputados, que en aquella corporación
cito hicieron una de las revoluciones mas Ortega, hízose Iwégo diputado provincial de aquellos pueblos, suscritas por mas de compuesta de hombres respetables, de ar-
intruso, y mas tarde le hicieron secreta- dos mil electores. raigo en el pais, de antecedentes libera-
bellas que registraría la historia. ¡Caiga la les, y que nunca, como tantos otros, habian
responsabilidad do lodo lo que allí ha rio del gobierno de provincia, y que ayer Es de esperar que la comisión de ac- transigido ni se habian asociado á la po-
sucedido sobre Sartorius; caiga toda la era candidato y hoy será regularmente tas retire hoy las de Canarias, que esta- lítica que representaba en aquellas islas
responsabilidad de lo ([ue allí suceda so- diputado á Cortes de las constituyentes; ban á la orden del dia. Por lo que á no- el general Ortega, encontrarían un obs-
bre Santa Cruz! allí se ha apoderado del gobierno de la sotros hace, tenemos la certidumbre de táculo perpetuo á todas las ilegalidades
provincia un oficial del mismo, el cual que si la asamblea, como es justo, aguar- y amaños que les era preciso cometer si
Felices las Islas Canarias, divididas sus planes habian de ser coronados con
lia ejercido sin derecho y con general es- da para resolver este asunto la llegada
desde 1852 en dos distritos administra- el é.vito. Preciso les era ganarse esta cor-
cándalo la autoridad de gobernador; allí del correo ordinario, el número délos elec-
tivos, en armenia con lo que las condi- poración ó renunciar á sus proyectos. Lo
se ha reunido la diputación provincial de tores que protestarán contra las eleccio- primero no les fué posible, tratándose de
ciones topográficas del archipiélago exi-
ISiS, y porque la diputación de 1843 no nes famosas de aquellas islas, ha de as- hombres leales; y para hacer lo segundo
gen y 1.0 que el carácter de sus habitan-
se prestaba á los escándalos y manejos elec- cender á la estraordinaria cifra de CINCO Á no tuvieron bastante abnegación.
tes hace indispensable, vivían, crecian y
torales que liabian meditado los caciques SEIS MIL electores.» De a(iuí que les fué necesario acudir
prosperaban y recobrábanse lenta, pero
de Santa Cruz de Toncrife, destituyeron la á otro medio, cuya sola enunciación pa-
progresivamente, dé las des.gracias que en rece un despropósito, pero que tales co-
diputación de 1843 y convocaron otra
ellas habla causado en 18o'i el terrible sas en aquellas islas vienen sucediendo,
en la que tuvieron muy buen cuidado de Con fecha 22 de Diciembre publican
azote del cólera-morbo, que tan cruda- que se puso por obra y se terminó, con
intrusarse ellos, pero en la que al cabo, varios periódicos de Madrid la siguiente
mente esparció la muerte entre aquellos escándalo universal, pero con entera sa-
tantas y tales ilegalidades hicieron, que interesante noticia que nos apresuramos tisfacción de sus inventores. Hallábase á
dichosos isleños. Pero el ministerio Sar-
dos diputados se retiraron á sus cas.s, á comunicar á nuestros lectores. la sazón la provincia sin gobernador ni
torius sin mas razón que su capricho,
protestando de los actos de una corpo- «Hemos llegado á entender que la co- secretario, y esta circunstancia les pare-
sin mas espediente que una carta del ge-
ración á que ellos mismos perteneciaii. ció muy oportuna para lograr losfines(pie
neral Ortega, publicó el decreto de 3 de misión de actas ha acordado, dando una se proponían. Conviniéronse al efecto con
marzo último, restableciendo la absurda ^0 insistiremos mas hoy sobre este prueba de su justificación, no presentar un oficial del gobierno de provincia, el
y pretendida unidad de la provincia, que asunto, acerca del cual estamos decidi- dictamen acerca de' las de Canarias sin cual, increíble parece, pero es un hecho
no es otra cosa ([uc el dominio absoluto dos á llamar la atención del pais. Dentro examinar el espediente que sobre este (jue ni siquiera se ha puesto en duda p(jr
y tiránico de la Isla de Tenerife sobre de pocos dias debe llegar el correo de asunto radica en el ministerio de la Go- los (¡ue sostienen la validez de las actas,
las otras islas sus vecinas, y desde enton- Canarias y tendremos noticias de las elec- bernación, y sin ver los documentos ([ue destituyó á la mayor parte de los dipu-
ces lodo ha sido en el pais perturbación, tados provinciales, dando, según tenemos
ciones y de todos sus episodios. A aquel indudablemente llegarán por el correo or- entendido, por motivo, el (¡uc había llega-
arbitrariedades y desgracias. La razón dia remitimos á lodo el que hoy en- dinario pidiendo la anulación de las ac- do á entender (¡ue el decano de la dipu-
natural y el buen sentido parece.que in- cuentre exageradas nuestras palabras. Por tas. Si esto es así puede decirse (pie han tación creía que en ausencia del gober-
dicaban que una vez triunfante la revo- lo que á nosotros hace, desde ahora de- quedado defraudadas las esperanzas de nador y del secretario le correspondía
lución, se undiria la obra de iniquidad claramos que cualquiera que sea el resul- los d-putados electos que aspiraban, sor- ejercer la autoridad superior de la pro-

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 37. GRAN CANARIA. Año prÍmeí*o.

mm m NOTICIAS É I S MATERIALES.
Las Palmas—Enero 23 d e 18o5.
Se publica por ahora los Máflc?, Juoves y Sábados de cadi sormna en una hoja suelta. Mas adslaute y cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana.—
SUSCttlUli en esta i.iuuaa
SE susoiiiui!. Ciudad en la imprenta da la Verdul. En lis
verüul. t,n I)-) ajín
djín is pu-uoi pi
por. m-ídio d i ios .Srw. oornisponsiles de esto periúdic.u.—'pHEClOS UE áÜáCKlülON. En (Ssta Ciudad 4 rs. Ya. al ines; En los demás
punios de la Provincia 1 J rs. vn. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estrangsro 20 rs. vellón por trimestre, franco;

Martes 23 de Enero. los profesores de instrucción ¡prima- las públicas donde no las había. La tablecimientos de educación, y cu-

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
ria el honor de presentar niños me- Antigua, Betancuria, Pájara, Tuine- yas mejoras se hubieran llevado á
jor instruidos en los varios ramos que je y Tetir, deben á la Díví,sion las efecto si la arbitrariedad, la injus-
abrazaba la enseñanza. que actualmente poseen, quedando ticia y el capricho no hubieran des-
Decíamos en nuestro numero 28 muy pocos pueblos donde no las hay, truido aquella acertada disposición.
¿Son ilusorias tan notables me-
que "nada prueba mas la importan- pero que se habrían establecido si ¿Se quieren todavía mas prue-
joras? Nó; porque todos vimos los
cia de un pueblo, su civilización,, aquella situación hubiera subsistido bas? También las daremos; pero prue-
progresos de nuestra juventud; pre*
culturu y progreso moral, como el 23or mas tiempo. Se regularizo la en- bas irrecusables y que mal de su
senciamos con satisfacción estas ¡DÚ-
estado en que se encuentran sus es- señanza y se logró al menos que aque- grado convencerán á nuestros adver-
blícas muestras de adelanto tan satis-
tablecimientos de instrucción públi- factorias para el porvenir. llos infelices, privados de conoci- sarios que ni la división de la pro-
ca," y hoy añadii'emos que este es mientos, aprendiesen siquiera los ele- vincia fué una medida antiíjolitica,
Esto en cuanto á la juventud,
siempre el resultado de una recta mentos mas indispensables de mora- ni arbitraria como se ha querido su-
por lo que pertenece á los maestros
adrninistracion y de un régimen pro- lidad que la protectora capital inte- poner. Si aquel estado hubiera sub-
se regularizó el pago de sus respecti-
tector y pacífico. Es verdad que en rina nunca pensó dispensarles; por sistido, el porvenir de la Gran-Cana-
vas asignaciones consiguiendo de es-
aquel número hablábamos de un es- que esta medida no entró jamas en ria estaba asegurado.
te modo se obsej'vase la mayor exacti-
tablecimiento particular, en niugu- sus planes de progreso y civílíza-
tud en satisfacerlas, ya que tanto ha-
na manera dependiente del gobier- cicr.
bían sufi'ido por la irregularidad con
no; pero no obsta esto, para que apli- A ínrgos flcIjíitrS lia darlo li]n:ar on
que antes se remuneraban sus fati- Se dictaron por la Comisión su-
quemos hoy tan segurísimo axioma la Asamblea coiislituypnte la supresión ele
.gas. Se orgíuiizaron coraitúones loca- perior varias acertadas disposiciones los (leifchos de puertas y de consumo.
á la instrucción ^íública primaria.
les en algunos pueblos del Distrito, dirigidas todas á introducir mejoras Por íiilinio, no habiéndose puo-i^to de acuer-
Nada mas abandonado que este do la mayoría y la minoiia de la comi-
cuando antes no solo desconocían sus y reformar la enseñanza, sin olvi-
importante ramo antes de la divi- sión sobre la totalidad de| proyecto que
deberes, sino que apenas existían en darse de la precaria situación de los se había sometido á su dictamen, siendo
sión de la provincia en dos distritos
el nombre, estableciéndose en otras maestros de ambos sexo.s, y se resol- necesario adoptar una resolución que pu-
administrativos, y nada por el con- diese comunicarse opoilunameiile á la.s
donde nunca las hubo. Instituyóse en vieron muchos espedientes sobre
trai'io tan floreciente y mejorado co- provincias, y no habiendo discordancia res-
esta Ciudad una escuela pública de jorovisíon de escueln.s, aprobación de |)ecto de la conveniencia de la supre.íinn,
mo este mismo, cuando uno de los
instrucción primaria elemental am- maestros interinos y otros particu- la Asamblea voto y el Gobierno ha publi-
centros gubernamentales tenia su cado lo siguiente.
¡aliada, con la dotación de 4,000 rs- lares al ramo. Aun existe el resul-
.-^siento en esta Ciudad. ¿Y son estos «Desde J." de enero de 1855 se su-
vn., sin gravamen de los fondos mu- tado de los exámenes verificados en
los males que, como supoiíen nues- primiiá la contribución de consumos y de-
nicipales. Recibieron los competen- esta Ciudad en las escuelas públi- rechos de puertas en la provincia é islas
tros mas obstinados adversarios, ha
tes títulos de su profesión varios cas y particulares de nnp y otro sexo adyacentes en la parle que ¡¡ertonece ai
nroducido aquella medida? Estado.»
maestros de ambos sexos, que no los inserto en el Boletín oficial de este
Lastimoso era el estado á que ha- Ahora nos resta saber si los '160 millo-
habían obtenido, apegar de haber si- distrito, que es sin duda una de las nes por que figuraba este impuesto se ga-
bia llegado ya la instrucción prima-
do examinados algunos años antes. pruebas mas palpables y seguras de narán en et'onomias que deban hacerse en
]¡a en nuestra isla y en las dos agre- los gastos públicos ó se exigii'á de algu-
Se instaló en esta misma Ciudad una las ventajas que proporcionó la Di-
gadas á ella, y para corregir los abu- na otra manera aquella misma cantidad á
escuela normal elemental. Formada visión de la Provincia. los pueblos.
sos que se habían introducido, cortar
la comisión superior del ramo y por Digna es también de notarse la
de raíz los males de que adolecía, pro-
su acuerdo, se visitaron por su dig- estadística que en la entrega 5." tomo
pagar las luces de la ilustración entre
no Secretario, no solo las escuelas de ITace ya algunos diasque se noshabiau
las clases del pueblo, era necesario que VI publicó la Revista de Instrucción remitido de la Palma tres comunicados re-
esta isla, sino también todas las de prjmaiia de Madrid, formada por el
la autoridad examinase uno por uno ferentes k las tristes ocurrencias que alli
Lanzarote y JFuerteventura; las mas entendido Secretario de la Comisión, han tenido lugar con motivo de las eleccio-
los establecimientos de educación,
con la asistencia del Subgoberuador; nes munici|)aies. En las circunstancias en
buscase los medios de prosperidad pa- y la cual comprende las personas de (|ue como ya saben nuestros lectores se en-
de manera que se inspeccionaron es- ambos sexos que recibían entonces
ra los mismos, se enterase de sus ne- cuentra nuestro periódico, no nos atrevi-
cuelas que jamas hablan sido visita- educación en los varios estableci- mos á insertarlos temiendo una recogida.
cesidades, encontrase un poderoso es-
das; apesar de haberse nombrado mientos de esta Ciudad, de la que Sin embargo como el que en su lugar
timulo que alentara á los profesores publicamos lo hemos visto ya on El lu:n^
por el reglamento de 20 de Ma- resulta un total de 1,411 personas,
' á llenar con gusto sus deberes y á no tenemos inconveniente ahora en darle
yo de 1849 los Inspectores de es- cuj'o número está en razón de un cabida en nuestjo periódico, sintiendo mu-
los discípulos á estudiar con fruto.
cuelas, de los cuales los dos únicos educando á 8 habitantes, proporción cho no hacerlo pon los otros dos (¡miados
Necesario era todo esto, y lo obtuvi- )vsf)eclivamente por los Sres. D. Sanlia-
que llegaron á esta Provincia residían tan ventajosa que no la tiene ningu-
mos y á la sombra de una comisión go Verdugo, y D. José Massieu, |;orque le-
en la Isla de Tenerife, de donde jamas na población de las Lsla.s, ni muchas memos no se ¡¡ermita su circulación.
respetable y entendida, presidida por
salieron á visitar los establecimientcs de la penín.sula, y que demuestra cla-
el digno Subgoberuador que nos ri-
sometidos á su inspección. ¿Y son es- i'amente lo que en este ramo, como
giera, vimos abrirse nuevas escue-
tos los beneficios que la Capital in- en los demás, se habia adelantado. Dice La sobemnia nacional en su n.° 30.
las, plantearse mejoras en las anti-
terina ha procurado al archipiélago? «Es un escándalo lo que pasa con las
guas, acudir á la enseñanza mayor Posteriormente á la supresión de elecciones de las islas (Canarias. La pien-
¿Son estos los perjuicios que ha oca-
número de alumnos y presenciar en este distrito hemos tenido el gusto sa periódica de todos los matices lo tie-
sionado el decreto de 17 de Marzo.^ ne anunciado desde hace algún tiempo.
los establecimientos públicos y par- de ver varios trabajos que el inteli-
Ha triunfado allí la intriga y el espíritu
ticulares de ambos sexos de esta Ciu- Por consecuencia de la anterior gente Sr. D. Juan Lorenzo Ferrer te- de jiandillaje, como era de es[)erar. El lu-
Uadj exámenes lucidosj disputundocie visita, se coilsiguió establecer escue- nia preparados para mejorar los es- nes 18 de Diciembre, se preseulurou A

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 38. GRAN CANARIA Año prímel*0.
VJ^rí•L4lní'-.i•^r.^•')rr,'»^:r:^yr.</:r^y^-ít<^^^ ^••rwlí .;r.«r»J'Vr.^.íírÍ-;/rt^-i-ti;;T'.:r!,.^v-:AEí?;^3ffííírí-*!É4t;«

V — - -:•••>,.

m
"TPTTB-

^
;.''* .A r. • ífc HP^'M
:i?**''í "v'.** fe"%3
lú.'- " "-íH , r^^"^^
.;;!ÍÍ; / ••L:'y\íit¡ ím •>'•>

íl l i a i ^!yi
-in'U:

PERIÓDICO DE PTICI4S E IHATERULES.


Las Palmas—Enero 25 d e 1858.
Se publica por ahora los Mirles, Jueves y Sábados de cada setilana en urta hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Penírtsüú, saldrá éri un pliego dos veces por semana.
SE SDSCRIBE en esta Ciudad en la imprenta de la Verdid. En los dismis punios por medio délos Sres. corresponsales de este periódico.—PREGlOá ÚE OÜSGRICION. En esta Ciudad i rs. vn. al mes. En los demás dem
pantos de la Provincia lo rs. VB. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estraagero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

jueves 25 de Enero. decido el menoscabo enorme de tilio ñedos, van á rebajar considerable- nicipios tienen en su instituto con-
á diez. mente de su valor esencial por la ca- signado el deber de velar por la sa-

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Quizá, arrastrados por esta misma, rencia de la vid que formaba su es- lud y la vida de los pueblos que re-
esperanza que ya frustró nuestros de- clusivo mérito. Hablamos no solo con presentan. Si olvidan su sagrada mi-
Hace tres años, y tres cosechas, seos, los cultivadores de la vid en las los habitatites de la Gran Canaria si- sión, en nuestro derecho estamos pa-
de uno de los ramos mas útiles mas provincias dé España, hablan per- no con los de la de Tenerife, Lanza- ra recordársela.
interesantes de nuestras Islas Cana- manecido estacionarios ñasta que la rote, Palma y el Hierroj donde ese lüir

rias, las viñas, que atacado el fruto naturaleza sacudiese y despojase á la cultivo formaba la mayor porción de
productor de nuestros vinos de esa planta de esa enfermedad que en al- su riqueza imponible, que tanta ne- Insprtamnsá conliniiacion los siguien-
niebla eléctrica que ha desgraciado gunas comarcas no se manifestaba de cesidad tienen de gozar de esa con- tes párrafos de Lis Novedades:
sideración legal, y cuya apatía y ne- «Según el espírilu que anima a la
el rendimiento anual en casi toda la pronto tan destructora como en otras:
gligencia son crimitiales. mayoría de la comisión de pre.^iupupslos,
Europa, y hasta en las Islas de Cabo j)pro hemos visto erl el diario de Bar- se preparan grandes reformas en lodos ios
verde, creíamos que pudiese cesar, celona que se inserta en el periódico Sabemos, que el temor de que se
deparlamenlos delEslado.
asi como en Junio de 1783 solamen- la Union núm. 15 de 23 de diciem- desoigan sus tan justas reclamacio- Parece que los 900 juzgados de p r i -
te por una vez causó iguales ruinas bre del año anterior, que las funes- nes por las Diputaciones provincia- mera instancia se reducen á 700, y a 30
tas consecuencias que á la propiedad les, será la remora notable de sus los 45 obispados.
en la vid y los olivos en la Sicilia y
clamores debidos hoy mas que nun- En Guerra piden muchos la supresión
la Calabria, y desapareció para visi- vinícola ha ocasionado el Oidium tu-
ca á la necesidad imperiosa; pero es de todas las pinzas de 3. ° , 4. ® V 5. °
tarnos en 1852. Tanto nosotros como keri tanto por la pérdida de las (¡6- ()rden, á fln de reforzar el material y for-
sechas que de algunos años á esta preciso despertar, y sacudir esa preo-
nuestros vecinos de la Madera, y las liflcaí iones de puntos tan i in portan tes co-
cupación tan nociva, por que hemos mo Malion y Sanloíia. También se cree su-^
provincias productoras de vinos en parte se ha esperimentado, como por
entrado en la época de la legalidad, hirá modiücaciones graves la intendencia'
España, vivíamos y sufríamos este haber quedado destruidas las vides
y la pereza y el olvido de que hav general militar.
mal con la esperanza próxima de en los puntos en que el mal se de-
un cuerpo nacional que severo se En el ministerio de la Gobernación se
su desaparición, y que volviera á sarrolla con mayor fuerza han movi- reducen á uno solo los gobiernos civiles
sacrifica por el bien de la patria, y
restituirse la salud vejetal á esa do á la Comisión directiva del ins- de Vizcaya, Álava y Guipúzcoa; y se s u -
que no desoye las quejas á que im-
planta de" nuestras delicias, y de tituto agrícola catalán de S. Isidro á primen las provincias de Pontevedra, Pa-
pulsa una estraordinaria necesidad. leucia, Albacete Huelva y alguna otra.
nuestro comercio, único que pudo representar á las Diputaciones de las
Tenemos eñ nuestro seno un cuerpo En Haciéndase reduririi el personal,.,,,
darnos la nombradla de mérito in- cuatro provincias del Principado pa-
respetable que merece la alta consi- de las aduanas, modificándose los arance-
dustrial. Pero desgraciadamente en ra que disponiendo la formación de les en todos los artículos; seriin nombrados
deración de nuestro Gobierno actual,
los mismos dias en que trazamos es- los espedientes porque debe apreciar- poi las cortes los ministros del liibuniíl. y
la Sociedad económica de amigos del
tas líneas, y en los que se está ve- se la certeza y cuantía del daño, á te- quedará limitado el personal del mismo,
Pais de la Gran Canaria, cuyas atri-
rificando la poda, hemos visto desa- nor de lo dispuesto en la instrucción asi corno el de otras muchas dependencias.
buciones y misión feliz ea atender á Se añade que el máximuii de todas
parecer á los filos del podón benéfi- de 20 de diciembre de 1847, pueda las artes, alas industrias, al comer- las cesantías, Jubilaciones, viudedades y
co la tercera parte de nuestras vides en consecuencia reclamar la rebaja cio, su fomento, y al alivio de esa cuarteles, será de 20,000 reales al año.
de pie, porque las malvasias de em- proporcional del cupo de contribucio- clase la primera, mas necesaria, útil En Estado se suprimen las legaciones
parrados ha sido necesario destruir- nes que gravitan sobre Cataluña. Y y benemérita de nuestro suelo por de Dinamarca, Palma y Toscana, Suiza y
las totalmente desde 1854 al ver que animados por estos mismos sentimien- esencia agricultor. Este cuerpo cen- Sajonia, y se reducen á 2. ° orden las
íío solo dejaron de producir y que se tos, nosotros que por instituto esta- de Méjico, Turquía, Piamonte y Ñapóles,
tral de la Gran Canaria, el primero que hoy son de 1. °
desgració la uva de esta vid, ó espe- mos dedicados á pedir las mejoras creado con el nacimiento de esas So- En Ultramar se rebajan los sueldos, yu •<
cie tan apreciable, sino quei pereció de nuestros principios vitales que es- ciedades que tantos bienes produje- en Marina se anuncian tales cosas, que es-i 'í'
la cepa. tán cifrados en la agricultura; no po- ron en la Nación á que pertenece- peramos tener mas copia de datos para' '
demos menos que lamentar hasta el mos, y á cuyo influjo están subordi- comunicarlas á nuestros lectores.
Ya no puede sufrir la industria Lo que si parece indudable es que se
grado mas alto la indolencia de los nados los demás de las Islas, creacio-
dedicada á ios viñedos que los cupos venderá parte del patrimonio, reducién-
propietarios de este cultivo de la vi- nes suyas, ha perdido su antigua ener-
de la contribución territorial perma- dose á la mitad el presupuesto de la lis-
ñr, para que dejando la apatía que gía, se ha enervado, y es preciso que
nezcan bajo el pie que se sustenta- ta civil. Dicen las personas enteradas, que
les acompaña con tanto perjuicio del despierte de su inercia. Hoy mas que el despifarro en la admiiiisliacion de esos
ban en estos terrenos empleados en
interés material, entren en las vías nunca se le consulta, se le oye por bienes es tan grande, que varias compañías
las viñas y no susceptibles de otro
de la legalidad, aspirando á la Justa el Supremo Gobierno en su Ministe- particulares ofrpcen lomar por 30 y 40.000
cuítiv'o; ni aquellas otras que siendo duros el arriando de propiedades que so-
baja proporcional de los cupos en rio de Fomento, y puede y debe re-
estimables por las parras que conte- lo producen 40,000 reales al año.
consideración- á ese fruto que en al- presentar á sus pueblos en esta Isla,
nían en sus cercas, y que elevaban
gunos terrenos producto de una eco- y excitar á los demtis como le está
su producción á tal estimación de
nomía obrada sobre un mismo terre- encargado, cumpliendo con su desti-
valores; sigan considerándose con el Según los dalos oficiales que hertios . ;
no dedicado en casi toda su esten- no. Y por último, el Procurador Ca-
mismo nivel, ni que siendo muy con- visto, se ha entregado por el minisleija
sion á las plantas tremeeinas se be- ballero Síndico de la Illtre. Munici-
siderable en las jurisdicciones de la de la Guerra á la Milicia nacional hasla
neficiaba en los contornos de las he- palidad de cada uno de los pueblos ti 1.° de noviembre el siguiente arma-
Ciudad de Telde, de las Palmas, y que han perdido ese cultivo de la
redades con las labores de aquellas mento:
la de Arucas este cultivo de la vi- viña están en el deber de excitar la
plantas temporales, y en otras solo Fusilas, carabinas y mnsquelones pa-
ña, se estimen las heredades como formación de los espedientes: los Mu- ra infanteria y artillería, y'2,330.
empleadas en su totalidad á los vi-
prouuctoras de un fruto que ha pa- Sables, 3,309.

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 39. GRAN CANARIA. Año primero.

RlOWeO DE NOTICIAS t INTERESES MATERMIES.


Las Palmas—Enero 27 d e 1855.
üc cri-^Rin'íi' ™ ^"'^ ahora los Mario"!, Jueves y Sábados do cada semana en una hoja suelta. Mas adulante y cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana —
bfc SUsO«lBt,_^ea esta Ciudad en la imprenta de la Verdul. líii loj du'mjs puntos por medio de loá Sres. corresponsales de este periódico.—PaEGlOá DE áüSCUlGlON. En esta Ciudad i rs. vu. al mes. En los demás
pantos de la Provincia la rs. vn. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

ADVERTENCIA. población. El banco de San Fernando se ha sus- territorial, sobre lodo, urge sobre manera.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Este pensamiento concebido en crito por 10 miMones de reales, y según
nuestras noticias, ascienden hasta otros
No habiendo sido po- los hermosos dias de la división pro-
diez mil ó doce millones las cantidades
sible á la redacción de EL vincial, y cuando todo anunciaba
para esta isla un porvenir mas ven-
suscritas por particulares. Noticias del Estrangero.
CANARIO, adquirir hasta Es probable que muy pronto se cu-
turoso, tuvo que realizarse luego, bra el total de 40 millones, dadas las Las últimas noticias de Constantinopla
ahora el papel doble en apesar del estado de desesperación y ventajosas condiciones de este negocio, que anuncian que el almirante Dundas dejaba
que había ofrecido hacer . desdiento á que nos habia reducido ofrece hoy, según tuvimos ya ocasión de el mando de la escuadra y que le reem-
la dominación Ortega, por cuanto indicar al combatir la resolución adop- plazaba Lyons.
la publicación del perió- tada por el Gobierno y por las C5rlps, —Ei Diario de Constantinopla confir-
aquella concesión tenia un plazo im-
dico, apesar de que no ha prorrogable y era preciso, ó renun-
mayores garantías que ningún otro de los ma la próxima marcha de Omer-Bajá á
que hace el Estado con los particulares. la Crimea al frente de 30,000 hombres.
perdonado dihgencia al- ciar a, un proyecto tan beneficioso á El dia 22 el rey de Grecia abrió en
guna para ello, y no que- los intereses de la sociedad en gene- persona la sesión de las cámaras, y en
riendo privar á sus sus- ral y al ornato y embellecimiento su discurso anuncio que «el interés gene-
La comisión de las Corles encargada ral le habia dictado una declaración úcn
del pueblo, ó resignarse á llevarlo á de informar sobre el proyecto de colonias
critores por mas tiempo cabo en las tristes circunstancias que agrícolas, ha aceptado el sistema inglés
neutralidad absoluta en la cuestión de
del aumento de impre- Oriente»
atravesábamos. délas informaciones, y en su virtud lla- El cuerpo IpgisJalivo francés votó el
sión que les resultaría re- En el día, la primera casa que se
mó en )a noelie del 30 h varías personas 28, por unanimidad, el nuevo emprésti-
que han hecíio estudios especiales sobre la
cibiendo los números en construye se halla situada en la ca- materia; y á los representantes de las so-
to de 500 millones de francos, y se es-
pera que lo mismo hará el senado. El
dicho papel, ha resuelto lle de Triana, y aunque lamentamos ciedades estranjeras que tratan de fomen- Moniteur dice, en la esposicion de moti-
qué en una calle tan ancha y que tar la población y el cultivo de nuestro
agregar al primer núme- puede considerarse por su posición país.
vos, que no se podia exíjir menos, por
que los recursos del anterior emprésli-
ro de cada semana otro como la principal de este pueblo, se La discusión fué interesante, y mo- lo estaban «mas que absorvidos.» Él em-
dificados varios artículos del proyecto, es
pliego de folletín, dando haya levantado aquella casa de plan-
de esperar que se consiga llevar la vida
préstito se hará como el anterior, por sus-
cricion, «sin escluir ningún otro medio.»
principio desde el núme- ta baja:, nó pod'^emos menos de elo- á los desiertos del Jlediodia.
El ejército turco de Asía pide refuer-
giar la elegancia y sencillez de su di-
ro siguiente con la obra seño, y la buena distribución de las
zos por su insuficiencia y porque los ru-
titulada Compilación de sos marchan sobre Erzeroum y Redout-
piezas que componen su interior. Asi -Kalé.
Leemos en la Soberanía Nacional del
los derechos de la Gran mismo es de elogiar también el ce- 10 del corriente: Un despacho del principe Menschi-
Canaria. De esta manera lo y actividad que por su parte han La Gacela de Madrid contiene el re- koff del día 20 dedidembre anuncia que
desplegado los señores que compo- glamento para la navegación del rio Pa- basta aquella fecha nada nuevo habia ocur-
los Sres. suscritores reci- nen la comisión de la sociedad, pues raná, aprobado por la asamblea legisla- rido delante de Sebastopol y que el fue-
birán cada semana la im- se puede asegurar que la casa la he- tiva de Buenos Aires, cosa que puede ser go de la artilleria rusa era muy certero
importante para el comercio español. — Se dice que el 7 llegó al cuartel
presión equivalente á los mo,s visto aparecer casi de repente. Igualmente publica la Gaceta los pliegos general Osten-Sacken, el cual tomó in-
dos pliegos dobles, y á la No dudamos que este proyecto, que de condiciones para el establecimiento da mediatamente el mando del cuarto cuer-
tiende á transformar nuestras viejas un correo semanal entre Barcelona y 3Ie- po de ejército. También se asegura que
vez poseerán una obra de casas, encuentre buena acogida en el norca, y las de la subasta para los que en los primeros dias de enero llegará el
un interés incontestable público, y que todos, sin escepcion han de establecerse entre Cádiz y las is- gran Duque heredero á Varsovia, doade
las Canarias. Esto último es tanto mas ur- pasará el invierno. La guardia imperial
enriquecida con multitud de clases ni de personas, se apresu- gente cuanto hace muchísimas semanas sigue entrando en Polonia.
de documentos históricos rarán á recoger billetes el dia en que nos encontramos privacios de comuni- ==La Gacela de Bieslau da noticias
que concluida, se verifique la rifa. caciones directas con esta provincia de Es- de la frontera de Transilvania hasta el 18.
é inéditos. paña. El hospedar principe de Stiibey pensa-
ba hacer dimisión de su cargo, líl últi-
Hace mes y medio que no se recibe mo firmón de la Puerta concerniente al
Leemos en el mira. 25. úe La Union. destierro y otras penas contia los boyar-
Sábado 27 de Enero. Por inviiarioii del Sr. Sevillano se
correspondencia de Canarias, hallándose
dos mas ó menos comprometidos cuando
estas islas á cuatro dias de navegación de
remiipion ayer en el niini-sleiio de Ha- Cádiz. se verifico la ocupación de los principa-
cienda la mayor parte de los capitalistas Nuestros santos y paternales ministros dos por los rusos, ha puesto al príncipe
En Jiilio del año próximo pasa- de esta cócte; con objeto de tratar de la no quieren, por lo visto, que sepamos de Stirbey en una posición falsa y violenta
fio y eXHctaraente en los mismos dias cuestión del empiéátilo de 40 millones que nuestros hermanos de Canarias, lo cual no respecto á las principales y mas podero-
en que el heroico pueblo de Madrid las Cortes han autorizado al Gobierno con- concebimos; si fuera vice-versa, se com- sas familias de Valaquia.
tratar para cubrir el déficit por la supre- prendería perfcrtamente; los Canarios no ==En una correspondencia recibida en
hacia pedazos el ominoso yugo que sión de las contribuciones de puertas y tienen motivos paia desear íí/6er de nues- 3Iarsella el 28 de diciembre, procedente
á todos impusiera un ministerio de consumos. tros gobernantes. de Constantinopla, se dice que después
vergonzosa memoria se recibió en Como era de esperar, los capitalis- de Ires salidas operadas por los rusos el
esta Ciudad una orden de ese mis- tas allí reunidos acordaron suscribirse por Muy pronto se discutirán las actas de G, el 10 y el 11 de diciembre, que han
mo Gobierno autorizando á varios de algunas cantidades. Canarias, que, como ya indicamos en otro si(,lo rechazadas por las tropas aliadas, la
«US vecinos para la formación de una Kl tipo acordado para la emisidii de número, encierran sapos y culcbías. guarnición de Scbaslopel, lia permaneci-
los títulos que han de depositarse en e| Y á proposito de Canarias ¿cuando se do inmóvil.
sociedad cuyo objeto era la fiíbrica banco de San Fernando, es de 33 1|3 por El general Liprandí maniobra sola-
hacen las reformas que aquellos pacíficos
Y rifa de casas eu el áica de esta 100, y el interés del dinero 7 por lüO. isleños reclaman con tanta justicia? La mente á la cabeza de 4ü,00ü hombres

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 40. GRAN CANARIA. lio príííiéí^d.
^ÜüM

,mtf.

Las Palmas—Eoero 30 de 1855.


Sn puliÜca por aliora los Mártoü, Jueves y Siibadus de cada sem-rma en una lioja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya heñios pedida á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana.—
SE SU.SCR11JÍÍ en esla (andad en la imprenta de la Verdirl. lin \<>i d nn is pu.ii.03 por mjdio délos .Sres. correspon.-i,de,-f da e.-ite periódico.—fllEGlOá DE riUáüiUGlON. En esta Ciudad 4 rs. vn. al mes. Kn lus cleinal
puntos do la Provincia lo rs. vn. por triniustres anticipados, franca. En la Península y Estrangero 20 rs. vellón por trimestre, francO;

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Martes 30 de Enero. bían verificado en nuestro pais con íiacian elevar los precios dejos vinos, car- ¿Deque manera? Procúrale decíroslo.
Examinemos ante todo esa situación.
mas lata libertad. Si asi fuere, preci- nes y granos de Indas clases. .4quellas
causas han desaparecido y sin enrbaigo Al punto á que han llegado las cosas,
so es confesar q u e n o h a y discusión
esos precios siguen en el mismo estado y ante los resultadosdecisivOsque .se pre-
po.sible con personas que de vui mo- paran, importa mucho conocer á iondo lo.s
Nuestros lectores h a b r á n visto cuando no se encuentren en alza. El vino
do tan inaudito tergiversan las mas habiendo dejado de pagar 120 rs. en pi- hechos.
p o r los varios artículos q u e en nues- sencillas nociones de equidad V j u s - Empezemos por destruir uii error casi
pa se vende lo mismo que cuando tenia
tros últimos n ú m e r o s liemos publi- universal.
ticia, que cargársele al consumidor aquella Gracias á las nubes en que se ha en-
cado, copiados todos de los periódi- La luz q u e arroje sobre estos h e - cantidad; la carne libre también de los vuelto astutamente el origen de la ciíes-
cos de Madrid, que estos desde el ab- derechos de consumo ha subido á 2 rs. lion por el gobierno l'rancés, y que se Ini
chos la discusión q u e t e n d r á l u g a r
soluto hasta el democrático mas avan- 17 mrs. libia; el pan permanece á 28 complacido en ag^omeiar el inglés, hoy,
en el Congreso p o n d r á de manifiesto nirs., apesar de que las copiosas lluvias en Inglaterra comO en Francia, la guer-
zado sin distinción de matices, h a n al Gobierno y á las Cortes la i m p e - ra de Oriente, este gran desastre conti-
de estos úllímos días hacen esperar una
calificado de g r a v e s las actas de es- riosa necesidad de a d o p t a r i-especto exelenle cosecha de cereales, y el raais, ali- nental, se atribuye por lo cornnu alem-
t a s Islas. E s t o p r o b a r á á faz de la mento casi esclusivo del pobre, continúa perador de Piusia. ¡Que enor! la guer-
de nuestras islas medidas prontas y ra de Oriente es ciertamente un ciíínen,
provincia y de toda la nación que no reparadoras q u e corten de raiz los á 52 rs. 17 mrs. siendo a?i que la últi-
pero no el crimen de Niccdás. Demos á
es solo la fracción canaria la que ani- ma cosecha fue abundantísima y no hay cada cual loque le pertenece; llestablezca-
males sin c u e n t o q u e nos agovian yá motivos para abrigar temores respec-
m a d a de un espíritu de localidad vi- Hios los fueros de la \erdad. Después d e -
y de que t a n t a s veces se h a queja- to (Je la próxima. duciremos las íiadiraíes COnsecüeífCÍas,
t u p e r a b l e h a censurado sin m o t i v o do E L CANAEIO desde eí dia de su La codicia de los especuladores y su ¡Ciudadanos! El 2 de diciembre de
los actos incalificables q u e la Asam- aparición. corto número, hace que en medio de la 1851.— porque es preciso retroceder siem-
blea nacional está llamada á re- abundancia suframos escases, y que los pre áesla fecha; y tiiientrasBonaparle per-
Bien sabemos que esos males son
p r o b a r sin d u d a alguna, si, como efeclos que por la concurrencia debieran manezca en pié, de esta fuente funesta bro-
imaginarios en concepto de nuestros tarán todos ios sucesos, cualesquiera que
creemos, ha principiado para la estará precios cómodos, los haya hecho en-
hermanos de Tenerifi;. para ellos mien- sean, llevando en si mismos ese veneno que
E s p a ñ a u n a n u e v a era de legalidad carecer el monopolio de que son objeto.
t r a s la Villa de S a n t a C r u z absorva ha de hacerlos insalubres y producir al titi
Cierto que en en algunos casos como el su gaigref)a;=el 2 de diciembre, repi-
moralidad y justicia.
en sí la vitalidad de los d e m á s pue- de que hablamos; seria muy conveniente to, íi\v. Bonaparte hace lo que ya sabéis:
L a historia de esas elecciones blos y ejerza sobre ellos su paternal^ la adopción de medidas revolucionarias, comete iiu crimen, erige este crimen ea
que serán p a r a siempre célebres en jiisla y bienhechora tutela, todo mar- como el establecimiento del máximim pa- trono y se sienta sobre él. Schinderbames
esta Provinciñ, reciente se halla en ra poner coto á la codicia dy los monopo- se declara César, pero César necesita UM
cha p e r f e c t a m e n t e , y n u e s t r o eter- pedio. Ya emperador, el .« del pueblo es
lít m e m o r i a de todos, y si alguno la listas.
no miserere según dice con t a n t a opor- poca cosa; lo que mas importa es el s\
liubiese olvidado p u e d e leer los pri- t u n i d a d como gracia n u e s t r o a p r e - del Papa....
m e r o s n ú m e r o s de E L CANARIO, PTI ciable colega El Eco, solo les inspira Bonaparte el grande babia sido consa-
Por el ultimo correo de la Península grado: Bonaparle el pequeño quizo también
los que libres todavía de denuncias u n a sonrisa de compasión, c u a n d o llegado el sábado próximo hemos recibi- serlo.
que pudiesen dar el golpe de gra- no es de desprecio. D e todos modos do la triste noticia de la muerte del tmmo. Ué aqtii la cuestión.
cia al'úuico defensor de lo intereses esperamos con ansia el fallo de la Sr. ü . judas José Ronio Cardenal Arzo- ¿Consentirá el papa?
de nuestra patria, decíamos con toda Asamblea, t e m i e n d o .sinembargo q u e bispo de Sevilla, que ha fallecido en aque- Un ayudante decampo llamado de Coi-
lla Capilal el dia 11 del coriieote. Su to, uno de los hombres religiosos del dia
la indignación q u e tales hechos de- a u n q u e las actas se anulen, si n o se
larga permanencia en esla Ciudad, mirii- fué enviado á Antonelli, el (;onsalvi, del
bían inspirarnos, lo q u e h o y la divide la provincia, volveremos á iiioniento. La misión de esle hombre t u -
tras ocupóla silla Episcopal de esla Dió- vo poco éxito; pues si Pió Vil babia consa-
prensa de Madrid con voz mas elo- quedarnos sin representación, como cesis, y el sincero afecto que siempre pro- grado á Marengo, Pió IX vaciló en con-
c u e n t e ñ a repetido. h a sucedido siempre, y sucederá fesó á los Canarios, deben ser olios tantos sagrar al boulevardde Wonlmartre, ¡Gran
Quisiéramos ahora q u e nos díjseen m i e n t r a s Santa Cruz se a d o r n e con motivos que nos harán senlir si. ri.pre la conflicto para Mr. Bonaparte! ¿Que h a -
E L ECO y E L NOTICIOSO de Sta. Cruz el esclusivo título de Capital, y á pérdida de un paslor lan digno y virtuoso, cer?
de Tenerife, si la prensa de Madrid su sombra p u e d a causarnos el m a l que en medio de las arduas ocupaciones El César decidió hacer un regalo. E s -
de su elevado ministerio, no se desdeñó ta es la historia.
habla en este sentido por inspiración que en todas épocas h a e n t r a d o en
jamás de escuchar nuestras nocesidnd<s ¡Ciudadanos! Hay una iglesia latino-
nuestra, ó s i l o hace por la í n t i m a sus planes respecto de la G r a n - ó interceder por nosotios cerca del Go- católica, y otra greco-cismática. La grie-
convicción de los vicios que afean Canaria. bierno. ga cuyo gefe es el czar, oprime al sul-
tán con el peso de todas las Rusias. Aho-
aquellas actas, las mas escandalosas Canaria ha perdidnen en él un celo.ío ra bien: el sultán, poseyendo la Judea,
según las propias espresiones de aque- procteclor, las lelras uno de los liilcníns posee la tumba de Cristo. Prestad aten-
llos diarios, de todas las q u e se h a n mas brillantes, la ]g!eí;i:i un l'a.-ior ción á esto. ílace muclins siglos que la grau
Si on lodos los paises la ciioslion de
ejemplar y \irluu.-o y la iípafia uno de ambición de las dos iglesias griega y ro-
p r e s e n t a d o n u n c a a n t e u n Congre- subsislfiíicias es una délas mas impoilan-
sus mas eminentes varones ni.ii'a, es podei' penetrar libiemente en esa
so naciojial. tcs y (le mas liasociidoiicia para ú bioii tumba y oficiar en ella, no juntas y fra-
(!slar del pueblo, eu nueslras islas, por ternalmente, sino escluyendo la una á la
No sabemos si todavía nuestros
la falla de recursos y do iiulusliias lela- (lira, esto es, la lalina á la griega, 6 la
adversarios cegados por el egoísmo tivaiíieiile y por la escases de medios pa- Con la mayor salisfaccion domos ca- giiegaá la lalina. Eiitie eslas dos preten-
que les domina, se a t r e v e r á n á cali- ra adquirir, esa cueslioii loma unas pro- bida en nuestras columnas al biiilanle siones opuestas, ¿que hacia el ¡sbmiis-
h c a r de v a n a palabrería las sentidas porciones que la hacen mirar como la mas iro? .Mantenia la balanza,en equilibrio; (\s-
discurso pronunciado anie los refugiados
v'ilal y mas digna de (icupar la atención lo es, la puerta cerrada, y no df^jaba pe-
frases con q u e los enunciados dia- Europeos en Jersey por l\v. Víctor ilugo. netrar en la tumba ni á la ciuz griega,
rios hablan de las actas de C a n a n a s ; de lodos.
ni á la ciuz latina; ni á Moscow ni á Bo-
ílace va liempo que deplorábamos in- ma. ¡Gran pesadilla sobie lodo para el
no sabemos t a m p o c o si todavía de- «Proscritos: el glorioso aniversaiio que
leriormetUe la carestía délos artículos de celebramos en este momento, evoca el nom- Papa! ¿Queoíi-ecer, pues, á Boma paia de-
fenderán los actos de la Diputación primera necesidad, pero comprendíamos terminarla á consagrar v coionarii ('J'~
bre de Polonia en la memoria de lodos, y
provincial y dirán, como lo han di- que la exarcion de W. deirrlios de consumo la situación de Eniopa la hace íutervcnir sai.? Presentad el pioblrina á rilüCiuiave-
cho, q u e j a m a s las elecciones se ha- por una parle y la falla de lluvias porolra, en todos los sucesos. l o y o s responderá.—«^'ada mus sencillo;

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Súmero 41. GRAN C.^ Año primero.
mzs JsxisKXPSxaSí^izSi::: sa3rgisg«:agaaricEtaBn.yTE

"P^T

,-X %J'XJÉ£f

t!i liiJa'i

Las Palmas-—Febrero 1 de 1835.


ce- d„-^D,?,'ú' P ?- , , í • ' ^'•"'^'"! I ^''Í'"J"5 <1« C'»l' semana en uin haja su3lta. MJS adolaiUo v cuando Ueguo el pap:íl que va h«raoí pedido•, á la Peninsula, saldrá en un pliego dos vccc's prr somana —
ht qUaGRfBb.^n esta Uiiflad ¡Jii lA.iinpreuta da la- V^Bidul. En l.)S dainis pn'.uus por uudia ,de loi Sres. üonv.'ipí.nsaljs da «ue psnodi-o —FitliClOá DE ritüáGlUClON. Eu esta Ciudad 4 n. vn. al mes. En IDÍ demii.s
pairos da la. Provincia lo rs. vn. jior trimestros anticipadji, franco. En la Península y Estrangero 28 rs. vellón por trimestre franco

Jueves 1. * de Febrero. lidades y podemos comprobar la á los defensores de la "Unidad Pro- hijos generosos, que lo son Ins naturales
de las Islas todas de la Provincia, cuyos
exactitud de los hechos. vincial.., Confiamos, con todo, en que
Salgan ahora los que duden de nombres escribiremos con orgullo en nues-
sea cualquiera el partido que adop-
tras columnas, encuentran en su iglesia

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
las citas en que estos mismos he- ten nuestros adversarios, hablaremos Catedral la piedad que es su esencial dis-
' •Nunca m a s a propósito que en chos se apoyen, pi'eséntense en la siempre con la verdad de la historia, tintivo, porque jamas puedo negar su-;
la* 'bcaísion presente podría darse á lid, y verán cuan pronto queda con- con el testimonio de los hechos y ausilios y su reconocimiento á los que
fundida su ignorancia ó su mala fé. con las armas de la razón. guardan las fecundas semillas do la reli-
luz la obra qü'e liemos empezado gión que les inspiro y que saben conservar
á publicar ¿n nuestro núm. ante- Desde hoy abrimos francamente Ahora solp nos resta recordar á
pura y sin mancilla. Antes de trasladar
rior; Hoy que los representantes de las columnas de EL CANARIO á todos los que, como nosotros, hijos de la á su archivo, la carta de esa sincerado-
la Nación Española, congregados en los que decorosa y razonablemente Gran Canaria, amen á su patria, lean nación que nuestro distinguido paisano don
Ik'j Asamblea, Constituyente, van á quieran impugnar los hechos que se y mediten ese libro que ponemos ]\lanuel de Galdós diriire tan decorosa v
vayan publicando; pero con pruebas, en sus manos, porque es nuestra ver- dignamente á nuestro Exmo. ó lllmo. Pre-
o,cupai-sq ;de , la suerte de nuestras
no con palabras; con verdad, no coa dadeiM i-iistoria, la historia de nues- lado, quiere se consigne en la prensa como
islas; hoy qiie ya á fallarse la cau- el testimonio ftias relevante de su since-
sa porque tanto hemos sufi'ido; jus- falsía. El campo está abierto ya, y tros felices antepasados, la fiel es- ra manifestación pública y do la acción
to es que nosotros hagamos también en él retamos noblemente a los que presion de nuestros sentimientos, el de gracias que les rinde á lodos la Ciu-
el,postrero y mas poderoso esfuerzo quiei\in combatir con las armas de la documento auténtico c ind¡.sputa- dad de las Palmas de Gran Canaria.
pai-a presentar á la faz de la na- razón y de los hechos. ble de nuestos derechos y el blasón
Ignoramos aun cual sea la reso- honroso de nuestra amada patria. He aquí la carta.
ción entera nuestros santos 6 invio-
lablo,?-. d.erechps, legítimamente ad- lución de la Asamblea Constituyen-' En él hallarán tan solo verdad y jus- Exmo. é Ulrao. Sr. Obispo.
quiridos, nuestros títulos indisputa-, te' én la admisión de los Dipu- ticia, porque la justicia y la verdad
Tengo el honor de remitir á V. E. I.,
bles, nuestro pasado y nuestro por- tados por los pueblos afectos á Santa guiaron la pluma al escribirlo. por conduelo del señor don Blanuel Cas-
venir. Justo es, repetimos, que ha- Cruz de Tenerife: lo ignoramos tan ¡Ojalá que, como nosotroí^^, pue- tro, ciento setenta y nueve pesos en onzas
gamos todo lo que este a, nuestro completamente como lo ignora todo dan conocerlo y juzgarlo los que hoy de oro españolas, de valor de diez y sie-
, alcance en honor de la patria que el pais, y por eso se publica ahora ocupan los asientos de hj Asamblea te pesos en esta plaza; que me ha entrega-
la "Compilación de los derechos y Constituyente de la heroica nación do el señor Coronel don Domingo León
nos ha visto nacer, en obsequio de y Falcon, Teniente Gobernador de Sau
la' verdad y de la justicia, en desa- títulos de la Gran Canaria y de su Española. Crislübal, con especial encargo de que las
gravio de tantos males como nos ha Capital la Ciudad de las Palmas,, Para pontea á disposición de V. E. 1. para ayuda
(Dcasiónado la pérdida de esa Capitali- que no se crea que la gloria del de la conclusión de la torre de la Sania
dad, con que se engalana hoy un triunfo ó el sentimiento de la der- Iglesia Catedral de Canaria, cuya suma
Llenos de la mayor emoción y del go- ha sido recolectada de los individuos que
pueblo, que no ha tenido jamas, co- rota han guiado la pluma que ha es- zo que inspira la gratitud, debemos ocu-
crito esas páginas. espresa la lista que acompaño; y al mis-
mo la Ciudad de las Palmas, la san- par lioy algunas lineas do nuestro perió- mo tiempo recibirá V. E. 1. también del
cion respetable del tiempo, el hon- Si en el discurso de esta publi- dico íi nombre del Exmo. é limo. Obis- mismo señor de Castro dos onzas de oro
rb'srt privilegio de la antigüedad y cación, vencieren nuestros adversa- po de esta diócesis, del Cabildo catedral españolas con que yo contribuyo para
y delM. I. Ayuntamiento para consagrar la espresada obra.
un derecho, que su mas obstinados rios y los diputados por la minería nuestros votos a la generosidad de los
enemigos no se han atrevido á ne- de la provincia se sentasen en los Dios guarde a V. E. L muchos años.
habitantes nativos de nuestro suelo, y re- Habana y noviembre 'I I de 1854.—Exmo.
garle .nunca. escaños del Congreso Nacional, el sidentes en la isla de Cuba, que sin olvi- é lllmo. Sr. Manuel de Galdós.==Exm(i.
¿Y como se lo han de negar tam- autor no cesará en su empresa, para dar su phtria, contribuyen desde aquel c lllmo. Sr. Obispo de Canaria.
que nuestros defensores en éJ, ten- hemisferio á la obra de la primera y an-
poco, cuando esto seria hacer alarde ligüa iglesia, donde recibieron casi to-
del mas torpe esceptisismo.!' Negarlo, gan donde fundar sus pruebas, ar- Usía de las donaciones (¡uc se han liccho fii
dos las aguas santas de su regeneración. la [¡abana para la obra de la Ca-
• seria negar la verdad déla historia. mas con que combatir á sus adver- La pMiia que no envano produce hi- tedral de la Gran Canari-j.
En cada página de esta obra en- sarios, cuando llegue a, discutirse la jos Henos de virtudes, de amor y de ca-
contrarán sus lectores, documentos división de la provincia 6 la Capita- riño, ha visto que estos mismos estiiados DE CANARIA.
comprobantes de los hechos, docu- lidad de la villa de Santa Cruz. Si por la voz do su Pastor, han contribui-
por el contrario esas actas se anulan, do fieles y francos con el fruto de su R^ vn.
mentos de , cuya autenticidad nadie trabajo y laboriosidatl pata elevar la obra
, puede dudar^y. que el autor de ella seguirá también, no para que los malerial do su templo augusto, la mora-
. ha examinado escrupulosamente, y Canarios se glorien del triunfo, que da del Dios (le su creación. La patria no Sr, Coroníd don Domingo LPOU
meditado con madurez y detenimien- solo seria el de la justicia, sino pa- se olvida nunca; por mas que so aban- y Falcon. CSí)
to. No es esta un folleto aí»-eno de ra que nuestros legítimos represen- done por muchos años para trabajar en D.Fernando Ouiniana. i>UO
tantes estudien en ese libro nuestros la fortuna para !a cansada vejez, y para «Celestino Quintana 3Í0
pruebas y lleno de falsedad, que en- consagrarse a labrar el sepulcro donde
mas santos derechos, ilustren y ro- (d^enn Cabrera y su esposa
grandece extraordinariamente lo que esta madre piadosa meció la cuna feliz doña Dolores Ouiniana. 3i0
es en sí pequeño 6 insignificante, ó bustezcan sus pruebas y sostengan de la infancia: los recuerdo*! de su cli- «Rafael Jabiquet'^ 3.Í0
hace inmenso lo que no excede los firmemente en el santuario inviola- ma suave y de su eterna tranquilidad, «Domingo Boche. 310
límites de lo común. No es un folle- ble de las leyes los derechos incues- son incentivos parael corazón canario aun- «Juan Jabiquet. 340
tionables de la Gran Canaria. que le separen de su suelo la inramsidad (disteban González. ilú
• to que. se publica donde nadie pue-
del océano y el rigor de otras zonas. La
de combatirlo y negar sus acertos; nó, Esta pues, como hemos dicho, es voz de una madre, despierta siempre con DE T E N E R I F E .
aquí, entre nosotros mismos se dá á la ocasión mas oportuna para resol- sus ecos penetrantes las Obras mas de-
lu/, donde todos coiiocemos las loca- ver las dudas que puedan ofrecerse licadas del indeleble amor Glial, v sus D. Dominj'To amador. no

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número Í2. GRAN CANARIA. Año primero.

?H» ^% !):

ERIALES. í'l¡Uí!!)í!í i

Las Palmas—Febrero 3 de Í85S.


So publica por ahora los Marios, Jueves y Sábados de cada semana on una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel qua ya hemos pedido á,la' Pfenínsulá, saldrá eri un pliego dos veces por semana—
SE SÜSGlUBli on esta Ciudad'en la imprenta de laVtírdid.líii los djmis pualoi por medio délos Sros; corresponsales de este pefiódico.—PRECIOS DE SÜSCKICIOX. En esta Ciudad 4 rs. vn. al mes. Eil los domas
puntos da la Provincia lü rs. VH. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estrangerd 20 rs. vellón por trimestre, fíanco. , '

Sábado 3 de Febrero. ron ese real; de donde deducimos del Estado. Sin embargo, la aJíolícion éneío,' relativo á prohibir á los Diputii-
dos la admisicn de todo empleo, comisión
la natural consecuencia de que el de los derechos de consumo fue adop-

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
medio dé tener siempre recursos es tada casi universaimente (solo dos con sue'do, honores, gracias y condecora-
ciones ha.sta que se hayan disuello las
no invertir el dinero que sé posee en votos hubo en contra) por que los cortes á que pertenezcan y se hallen reu-
La supresión delosderechos.de: ¿astos qué nós0arl puramente preci-' representantes del país estimaron' nidas lasque les sucedan aun cuando re-
donsumo sobre -ciertas especies, él sos. Por esto, sin qué dejemos, de, mas importante, mas trascendental,, nunciasen antes la Diputación, demuestra
conocer el celo é interés dé los SreSj' d^ mas ínteres el bien estaí- de sus co- que ya se ya entrando en España en el ca-
déficit que deja en el presupuesto
que compoííen el Cuerpo muniéipal, mitentes, la dignidad de los hombres, mino déla moralidad. El lrá(i(o innoblede
municipal de esta Ciudad la falta destinos que se ha hecho en los parlamen-
de los arbitrios que con destino á poí cuya tíausa no combatimos abier- que la penuria del Tesorp; quisieron,, tos anteriores, hasta el punto de exceder de
las atenciones locales se cobraban tamente lá cantidad considerada co- sobre todo,' demostrar un santo res- 200 el número de Diputados que cobraban
en el concepto de recargo á aquel mo déficit ya que se la condeptua peto á l o s deseos del' pueblo mani- sueldo del Estado en algunas legislaturas,'
impuesto, los medios que deban adop- necesaria, nos cr'eemos sin embargo, festados en,las circutistanciasen que produjo lo que lodos recordamos: congre-
en el caso de exitat el patriotismo tuvo que hacer oír su voz poderosa:: sos que obedecían ciegamente todas las pre-
tarse para cubrir ese' déficit, y tensiones del poder, y que permanecía»
los que con este objeto ha puesto en de los niisffloíá Si^és.' para qué se ha-' dacríficaroh á ese deber el po^vehir'
ministeriales, para mengua de la repregeu-
practica el I. Ayuntamiento, son el gah todas las economías compatibles de la Hacienda^ quizas' el cifédito de,' lacion popular, cuando en la cámara c oflu
tema principal de la conversación coii el servicio publico y con el es- U Nación, todo.....pero á tqdo a n - servadora se levantaban voces indepen-
más importante que hace ya dias tado de los contribuyentes. tepiísiéron la; conveniencia ' de los diente* y se daba un votcf de censura al
pueb]os.-Si dejaron á los Ayunta- Gobierno. iCuau'as nobles aspiraciones ha-
A iene ocupando la atención de to- Pero ló principal, s^gun paijec^^ es,
mientos, la facultad ; de imponer, ar- brán quedado'debli'Uidas con;el cicuerdddo
dos. • ' que hay necesidad de esijir al pueblo la Asamblea!' '
un impuesto, ya consista en los 57,000 bitrios, sobre,las especies de consti-
Trátase, en efecto, de una me-
rs. ya en una cantidad nías ó menos mo, fué por no privar á los cuerpos
dida de alta trascendencia para el
reducida. La cuestión, pues, estriba en municipales, representantes mas in-
pueblo, porque es preciso cubrir la
resolver el medio que ha de emplear-* mediatos de laá necesidades de los Nuestros lectores recordarán los votos
cantidad de 57,000 rs. vn.; y esta ci-
se para hacer efectiva esa surna. que
ciudadanos,; dé la, facultad de obrar hemos hechos en favor de la libre emi-
fra es bastante considerable, cuándo
sión del pensamiento, en nn artículo de fon-
con ehtera independeacia. dentro de
ha de convertirla en dinero efecti- ¿Deberá continuar uria imposir do publioado en el numero 29 de nues-
su,cirquloi de acción; pero confiando,
vo una población que se halla ya cion sobre artículos dé consümOij,en tro periódico. Ahora tenemos la consola-
al propio, tiénijjo,'qué sé 'iisána; pru-
dora esperanza de ver cumplidos eso» vo-
exesivaménte cargada con otros im- los términos que existia antes^d,'^
flpiiciár y :equitíitivítráient^;(íe',gsa.^
tos, por haber tomado en consideración la
puestos, y q u e carece^ por otra par- 1845 en que el sisteina. tributario dti
cultadi'-si nS,.h¿bria>síd,b.4écla*áí M -
Asamblea constitoyeute una proposición
te, de ciertos auxilios y de ciertas aquel año estableció derechos párá
suscrita por seis representantes y contenida
iá 9ii_p;brái: pií.esto qu*e 'al éprisuhiidor
circunstancias que haciéndala, elevar é l Tesoro sobre los n'iishios'artieulcis.'* por el Sr. llívero, en la queseconsignan
qu^ í))a^,^'lé'|és .épt^ramen^ igual
á la altura que le corresponde y Hé aqui la priiíief a pregunta .que de-' ios principios que, según indicamos enlon-
:q.ué; SU' dinejrb.! ép,tre;e¿ la; caja del
proporcionando mas bien'éstalr á ma- be hacerse; á la cual contéstáimos res, debían ser, h nuestro juicio, la base
Estado,-ó en••• la del m'imiteipío;•• y-• al
de la legislación de imprenta.
yor número de individuos, hiciesen resueltamente en sen.tido negativo.,
;ciüd|da|ip. q u e s e ' v | rejistra'doyve;
' Hé «qui la proposicioü á (Jue alu-
algún tanto llevaderos los graváme- Esplicaremos las causas de nuestra
'dimos.
jado' á las puQrtas de ujia'/población
nes que sobre ella pesan; de mane- opinión, que nos parecen bastante
•le/importa- ló iMismo que los esbirros «Considerando los diputados que sus-
ra, que para nosotros; la cuestión de comprensibles. criben que poner trabas á la emisión del
qüi^,fé/aétiieneri- áeati' dependienteá
que se trata es, como para todos, una ¿Porque decretó la Asamblea pensamiento por medio de leyes o regla-r
de.la. Hacienda. & ,del Ayuntamiento!
mentes que coarten la liberlnd ¿e. impren-
de las que mas seriamente deben dis- Constituyente la abolicio» de los de-
El espíritu, pues, de la Asamblea ta, es .sancionar la esclavitud mental, la mas
cutirse. rechos de consumo en la parte que
fue suprimir la esáccion bajó^ todas
absurda y funesta de todas las violencias:
Vamos, pues, á manifestar nues- percibía el Estado? Por exesivos pa- Que aun cuando esto no fue.se tan
sns denominaciones, y seria muy es-
tra opinión .sobre ella, guiados única- ra el pueblo, por vejatorios, por ese evidente en buena leoriii, la práctica de
.traño que los Ayuntamientos fuesen
mente del deseo de acertar, ú de que principio de iniquidad y de deg'rada- medio siglo ha demostrado que semejan-
mas impopulares al buscar sus re-
cion que encierra una fiscalización tes trabas solo conducen á exasperar las
al menos nuestras reflexiones sirvati cursos que lo ha sido la Asamblea y
estrema, porque tal fue el deseo uná- •pasiones políticas, y á exajerar las ideas
de algo para que formen un juicio el Gobieriio. ' y opiniones; no sancionan frecuentemen-
próximo al acierto todas aquellas nime de la revolución y tal uno de te otra cosa que abusos de autoridad; y
los objetos de los acuerdos de casi He aquí porque nó.sotros no opi-
personas que, directa 6 indirectamen- cuando no.destruyen por completo la pren-
te, hayan de influir en la resolución todas las juntas populares; y cuen- namos en favor de la continuación sa, le prestan una induencia perniciosa
que deba tomarse. ta que esa resolución fue adoptada de los arbitrios sobre las especies que jamáslendria si se la dejase plenamen-
Nosotros somos inclinados á las por la Asamblea en píos momentos de consumo: en nuestro número .si- te libre:
en que una crisis espantosa estaba • guíente procuraremos desarrollar Que aun prescindiendo de los princi-"'
economías: creemos que un solo real pios y de los ejemplos, seria de todos mo-
pró.xiraa á devorar la Hacienda, en nuestro ^ pensamiento manifestando
que entre INNECES.AEI.'ÍMENTE en la dos inconveniente que cuando la nación
caja del.Tesoro, en la de los fondos que la palabra BAÑCARRÓT.Í estaba en los medios que creemos mas á pro- va h constituirse y cuando en el spno de
provinciales, en la de los municipa- los labios de todos los hombres poli- .pósito para reunir los fondos que i-e- las Corles han de hallar ilimitada discu-
, íes, en todas partes donde los ingre- ticos, en que era tal la escaces y ta- • claman las atenciones locales. sión todas las ideas y lodos los intereses,
les los apuros del Erario que no - la prensa no particípase de esa misma fa-
sos se destinen á obligaciones dadas, cultad íiiffiiiada de (iíscutir y de ilustrar.-
es una usurpación que se hace á la había fondos con que satisfacer la
,EI acuerdo de la Asamblea consliiu- Piden <i las Cortes so sirvan decretar
• persona ó personas que desembolsa- paga de Navidad á todas, las clases yenle ado.ptódo en la, sesión del día 12 de los arlirulos siguientes;

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 43. GRAN CANAKIA. Año primero.
1.1 JA^mjjH.^,;m:i!»ní^"^'!Ff'lfiitfHfl^-'rF.'"i'i""-mii'i"""""'"'•"'•••"" ••'"'*

(ibir^iMíl'-s h f)ijp r>í(li-()i|'f, I \í4 '^M i

;^ ^ ^^i». '"^k

' ¡ll fFi ^- ^ '^, €t' ITl n


i'vi íiin tiy TíFiíi!.

i p •;•! •;•(..<) ií!'>;'ii:Ua^

).i')ii'i'iii')ii')U <iij •<yu::'ri'>i ¡.•i'jü:


.i'i'l'i -^iUTiiMÍ! ii;t
.Las Palmas—Febrero 6 de 1855.
i!» l i l i r.
Se-publica por ahora lus Míu-fcs, Juovo's 'y-Sábados da cad i semana en una lioia su3lta. Mas .adalaule y cuarido lleg'u&'él'yaptíT'cfue Va hertlospqdido á !á Ponínsida, saldrá en un pliego dos veces p'or sfmaua,—
•SB'SUSGttlBtí on'esía'liiudlid' oh''^lii'ihi|irunta'do.li> VurAid. lio l o i d i i n i s pumos por iuodio düKís Sres. curro-íponsaleS (tai; esto, piíi-iídic.u.r-kjft&^^fl 1¡H^ óUáÜiUGlON. Ku esta Ciudad 4 x»j..vji.:. a],'"t"*- í^" '">* demás
j;)N|Uütií;4eMa .líroymcia.;Jji'i;-rs..ya.i pur ti'imesi/t'eá aiiticii>a(iod, fi^uico-: Kii U PeiiíiiáuLa, y EsJ-raagerq SO
" " rs. vellos
" por trimestre,
'* franco.
ictrí» fr;íní'.n '
"!. f;!<l!;!! s^tt-.^ú-íf
(iOij'iiKI OiíUlj üiiili'l - i , ' . í ; t ¡ ••)>! íi^iiíiiCí/i . í i i i i ¡ Ü ; ij¡i ifíí'U.i

' t e s ^ ( l e 1: e l i r e r o i ' .•'^ '^'''" ^^ íüSflcitV liabíá qüfe'ia!áid#*¡á'-'un que 'íio tiene mas que lo. necesario, es ata- crecido, antes que ser gravado el aliinenlí,»

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
nuevo recurso, arbitrar una nueva impo- üársü existencia,' quitarle uua parte de del hombre ó las utilidades que le.son ab-
sicion, después de haberse estado pagando sil sbr, lanzarlo quizás en la senda del solulamente precisas para su subsistencia,
durante un año á un precio exesivo uno cnnien para buscar el tanto (¡ue iie.cesüp Pero esto no es bastante: en nuestro paií
Espusimos va en nuestro numero an- de los artículos de primera necesidad. Pa- y do que le priva la sociedad. Los'íleos, •d.bnde'las'.'grandes fortunas no están muy
terior, las razones que, según nuestro en- ra.nosotros, la cuestión se reduce á un pues; los que .li,enea ese superíluo, son los generalizadas, un impuesto sobre el lujo
tender, demoÉ!ti',ab.a)\ la inconveniencia de simple dilema: ó continuación del impues- (jUe esclusivamentc. deben atender á los no produciría, la cantidad que se ¡lecesit
(jue continúe rijiendo un impuesto sobre to con todas las trabas fiscales que requie- gastos comunes, y en ello no harán mas ta. Veamos si hay algún otro medio de,
especies de ton3Unio'feh'^él''Tébhc£!pto de re, ó supresión completa de él: lo pri- que procurar su propia conservación, por- donde obtenerla.
arbitrios municipiíles.'•'"• '•"':'• "• mero no es admisible, cuando, como ya que ¡aydel áh en que los pobres apura- Nosotros creemos encontrarlo en los
Podría objel,ársenDSJ.,como lo hemos hemos dicho en nuestro anterior artícu- do su sufrimiento, perdida su esperanza criados de servicio..
oido después de escrito muj^sirpúltiniQ ar- lo, los Ayuntamientos no deben ser mas y, atacados ala vez por los mismos que ha. naturaleza ha ilotado al hombro
tículo, que, el.,A.yunlamionto al adoptar impopulares (lue el Gobierno para buscar .debieran sor su anip'avQj,^quieran,;í:Qmper de todas las facultades que requiere la
una imposición mas crecida que la que sus recursos; es,;.piics, preciso adoptar el jlos.lazds sociales que para ellos so con- satisfacción de sus necesidades: si láma-
aites existia, sobre l'íis carnes esclusiva- segundo partido. vierten en pesadas cadenas y reclamen la distribución de las riquezas ha hecho
uiente, como medió de Cubtii" éV déficit de Pero hay mas áü'ú.Cii favor de nues- •^tambíien su parte en el festín déla vi- que unos puedan valerse para su como-
su presupuesto, tuvo preséntela necesi- traopmion.. , n ,,Í; .¡ir; .I.TÍ,,/,.-' ..,.>Í. da! A •evitar esc día, mejorando la con- didad de las fuerzas y de las facultades
dad de abolir la fiscalización, y los in- . Por el método' adojitáúo '^AW feaew _j3icio^,^p- los pobres, es á b que tienden de otros, en cambio hay millones de in-
convenientes de establecer una adminis- : iodos los pensadores modernos; las cues- dividuos que tienen que utilizar, hasta !a
efectivo el déficit del presupUc.sto, uij'a fa-
I ración costosa conw sena necesario ha- tiones políticas se han convertido ya en muUiplicidad, sus facuítaties y sus fuer-
milia pobre que por cualesquiera circuns-
cerlo, subsistiendo la cMccion de dere- cuestiones económ'co-soc'ales; y la pro- zas, por no hallarse en-posición de pa-
tancias se vea precisada á comprar car-
chos sobre todas las especies que coui- tección, al trabajo, el amparo al pobre, el gar los brazos auxiliares (jue necesita-
ne diariamente vendrá, al fin del año, á
])4'cndiala tarifa de^ consumos;.',pero 'esa bicnesiiar de esa parte tan útil como des- rian. Pues bien; nada nos parece mas
pagar al Ayuntamiento la misma conín^
objeción carecería á toda§,.luqQS,¡de,,ün graciada de la humanidadj va siendo el justo que librar del impuesto al hombre
bucion acaso (pie otra familia perfecta-^
-apoyo lójióQriy;.razonablC; ¡utiív/j \'A pensamicíilo dominante détqdos,, asi de laborioáo, al (}ue éníl campo ó en el ta-»
;métit'e'a;comodada; mientras que la pri- jos filósofos como dolos hombres de Es- Uer trabaja sin descanso para obtener un
En efecto, al tralar dcMcstiTÍguirítin
mera tal vez no haya podido atender con tado. . ,
.mal se ha dejado subsislonte otro de no escaso jornal (]uc no le alcanza para pa-
desahogo á su manutención, y la segun- Desceu'diondo ahora de esta elevada
"'meuóá impoí'tancia: al querer suprimir Iks gar quien le ayude luego en las faenas da
'' d.á iia'' encontrado vlu gran sobrainte' qti e ••Mefá;'dS'los''principios al caso de que sü casa; y exijir ([ue contribuya á los
trabas fiscales, se ha dejado en cspect'a-
inyprtir en el lujo y los placeros.... No rílóS yéttím'ós otíupsindo, creemos, que muy
titá lá iusuliciencia del impuesto actual gastos sociales aipiel que reúne bastante
cometemos la injusticia de creer que cn^ bien pueden aplicarse á él, teniendo en
j/tla .necesidad de, adoptar, concluido que fortuna ó bastantes comodidades para
tre nuestros lectores haya alguno que con- ,,,consideración la entidad del impuesto y
«lia el ano, otro .nuevo arbitrio que cubra .-., ., ,. . , ° y .:,.< , entregarse al descanso cuando otros tra-
ff,,,. . •' v'u- '•"• 1,' sidere equitativo semejante medio de con- i las circunstancias de nuestra sociedcid. bajan-por él. Un impuesto proporcional
ebdelicit.c|ue en ultimo caso resulte; por- , -i •,
qíie es un hecliO que está al alcance, tíe Hágase que los 5t,000 rs. que forman el (¡ue pesé sobre las cabezas de familia se-
..{i)das!as inlehgencias, que una imposi- '•"• ¿Pero como podrá entonces atenderse dclicit del presupuesto municipal pesen gún el número de domésticos que tengan
ción indirecta'sin liscahzacion, es bula ó á'las obligaciones municipales? Anticipe- únicamente sobrólos (\mpueíhn pagar- á su si'.rvicio, nos parece, pues, un me-
cuando menos encierra en si el germen mos á li solución de esta pregunta algu- lo, y déjese en libertad á los que Mj;«e- dio de obtener cómodamente el resultado
<le continuos IVaudes que disminuyen de nas teorias generales sobre los impuestos, dea y .por, .consiguiente no deben . con- ([ue se apetece y que ha sido el lin (¡ue
;Una manera sensible sus justos rendimien- Para la cobranza de los fondos públi- tribuir: examínese el 'medio de (pie el nos hemos propuesto.
,;!.nlt íffliT')',' i i-) (;,.; cos debo procurarse no lastimar el bien impuesto venga á ser casi insensible para Por no hacernos demasiado difusos
r 'Sue'^'cl. Ayuntamienlo para'"no* es4i- '^^^^r de los individuos; sobre lodo, no exi- el rico y que sea descoro:ido-y hasta ig- no insistimos sobre este punto, entrando
."«loGeríñelalosenlas puertas y, sostener un iiíjs 'd,el pobre, á quien se debe protec- norado del pobre; procúrese armonizar la en los detallos de la ejecución de nues-
•';Í|fc(sohal créciíló,|;s^^háya; limitadó'':!^^^^ 'j^íij, amparo en vez de tender ásumir- exacción con la capacidad de las fortu- tras ideas: Creemos bastante lo dicho pa-
//'¿fti;gár'í^scaru9,s,,pprqué,puedehacer'j^^^ lebias en la miseria; debe hacerse que nas y se habrá dado un gran paso hác'.a ra (|ue se comprenda el pensamiento y
-¡[garios derechos irespcctiv os en el mata- --. contribuya para los gastos sociales, el ri- el adelanto material del pueblo. se utilice, si se le cree digno de eilsi,
i'derd'publiCOiparcceráá primera vista una ;'|/co' qué.iiéne iútci'.és en C^ Por nuestra parte vamos á indicar en beneiicio del pueblo, objeto á que se
'''ytjniajti, péi^ó para','n^osptftis''lio''p^á .? aumento de la: población, en la. satisfac- algunos objetos que, á nuestro juicio, reú- dirij'rán siempre nuestros Cí)nstanles es-
" " ' — • ' 'por,' que,desamparadas
,1 {sftYiijiUiQría, ' '* - "••—-•^' " ' las'én ' cío'n de^ las necesidades públicas,, no el nen las circunstancias apetecidas. fuerzos.
•- .'liradas de^' la población, .supriiuidos los pobre á. (luien nada importa mas que ha- Siguiendo nuestros princ píos,, cree-
'••ivjéntes del fisco, facultados los consumi- llar trabajo y pan; porqué ¿1 se,'iquisie-' mos digno do imposición todo lo (¡ue sea
jra.'quitarle un pedazo de ese pan (jueco- de lujo () de mero recreo. El que puede DE LA PENÍNSULA.
n,;()jiuerto,;^:íiii, .yivO'Sin que nadie les de- lue mojado en su sudor, acaso en sus lá- destinar una parte de su fortuna á gastos Leomos 011 la UNION (U.'l 11 de es-
.«.' tonga, claro es que seiían de amenguar grimas, para atender á gastos que nin- supérfluos debe tener otra parte á dis- l'i ini^s:
''' los productos del arbitrio en el matade- guna ventaja le producen, valdría mas lan- posición de la sociedad que le permite l*ai'PC(> que la comisión encargaí'a de
r.'dactar la nueva ley orgáidca de instruc-
".,,);jD, público" en' tanto cyanto importen esas ' zaiie de la sociedad, demostrándole que disfrutar tranquila y pacílicamcnte do los
ción púlilica luí Ihn'ado ya su trnfyj i h
:iiArodncc:ones clandestinas: de donde re- solo para el rico ha sido hecho el mun- goces que quiera proporc.onarse. Los ca- la rcsision (i(d seíinr miiiistio del r,>mo,
suUará necesariamente (¡ue saliendo falli- do, la vida y .todos sus goces. ballos de lujo, los coches, los perros do el cual dc-ícariamos que no liicicsfj p.sp('-
•fíos'toB cálculos que ^ e han- hecho, no El impuesto no debe recaer nunca caza y todos los demás objetos análogos I ai-muidlo la prcsoiilacioii á hi Asamblea
• alcanzando er{)róductó'del arbitrio ácu- ' sino sobre lo supcrñuo: privar de algo al deben sufrir un impuesto mas ci menos de un proyecto lan impinlaiilc.

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 44. GRAN CANARIA. Año primero.
..t7:3í;;!-:;:^;i.^"::ir-r:ní?aBTfrwKT
JltfllHliil IWfMU' nffTWI

»i- «".MTsír

•<^áj£jm

Las Palmas—Febrero 8 de 1855.


So publica por ahora los Marios, Juoves y Síbados ds cada somana on una hoja suelta. Mas adelanto y cuando llegue el papel quo ya hemos pedido á la Península, saldrá en un pliego dos veces por semana.
SE SUSCRIBE on esta Ciudad en la imprenta da la Verdad. Kn los demás puiucis por medio dj los Sres. corresponsales do oslo periódico.—I'IIECIOS DE SUáCRlGION. En esta Ciudad i rs. vn. al raes. ISn los duni
puntos do la Provincia lü rs. vn. por irimostros anticipados, franco. En la Poninsula y Esirangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Jueves 8 de Febrero. dificultades que al principio se ofre- pueblos de esta isla? La División no cúndalos, porque ya los tiranos no te-
nían h quien temer, y contaban con el
cían hubiera quedado bien pronto ter- produjo mal alguno al distrito de Te-
minada, si uno de los dos centros del apoyo de cien mil hombres para avasa-
nerife, y por el contrai-io muchos bie-
llar al pueblo; cien mil bumbres que
Gobierno Civil hubiese permanecido nes al de Gran Canaria. Privó a aquel mantenía este mismo pueblo con el su-
aqui; pero por desgracia, y des- de mayor fausto, es verdad, de que dor de las pobres clases trabajadoras!
Seguros hasta la evidencia ele
pués de la "Unidad provincial," que- ingresasen on la villa de Sta. Cruz Triunfó el dictador porque le apoya-
que lejos de haber sido la División ron los soldados, que al fin, como espa-
dó paralizada, justamente en la épo- mayor cantidad de metálico; pero
de la Provincia, i;na medida ilegal y ñoles, eran valientes, y aunque romo
ca precisa en que habia mayor nece- en cambio di5 nueva vida á un pue-
antipolítica, como se ha querido su- hombres condenasen la conduela del tira-
sidad de que se terraplenase y que- blo, á una isla, y facilitó la adminis-
poner y aun defendido obstinada- no, era preciso obedecerle, porque no
dase firme el cascajo de que se habia ti'acion en otras dos. ¿Y por que, pues, cabe otra coí^a en la disciplina mililar; y
mente, por los partidarios de la "Uni-
rellenado y que formaba su suelo se ha de sacrificar el bienestar de tres por esla razón halagan tanto á los gene-
dad provincial" ha sido por el con-
principal; para que las aguas fuertes islas importantes, al uc un solo pue- rales ambiciosos esas quintas, ctjva abo-
trario la mas justa y beneficiosa pa- lición no debe retardarse, sino lia .'ido
del invierno no arrebatasen laspiedras blo esclusivamente? La razón y la
ra toda la provincia no cesaremos no- ur.a frase vacía de sentido la que osten-
y la carretera quedara reducida a. un equidad rechazan esta idea antipolí-
sotros de aplaudirla y encomiarla, taba por norte de sus acciones el gobier-
estado peor del que tenia el terreno tica, anti-social y en estremo injus- no de la revolución de julio: Ciimjtlase la
ciertos de que en ello solo rendimos
antes de abrirse. Con el decreto del ta. Nosotros lo hemos dicho y lo re- voluntad nacional.
nn homenage á la verdad.
Sr. Sartorius, todas las obras públicas petiremos siempre, que ¡ay! do aquel Si las quintas, consideradas en su
Demuéstrese sino, por los que se han paralizado casi completamen- pueblo improductor que solo debe esencia, son funestas para las familias,
tanto la han impugnado, si las ven- te, perdiendo con esto el pan multi- toda su riqueza á la residencia de los en las cuales introducen el desconsuelo;
tajas que proporcionó á la provin- tud de jornaleros infelices, la isla una empleados, que le alimentan; por qué si son funestas para la agricultura, á
cia entera son ilusiones de visiona- quien roban millares de brazos en toda
via espedita y segura que habria re- cuando un acontecimiento cualquie- su lozanía; sí son funestas para la liber-
rios, 6 si guiados por un torpe espí- portado grandes beneficios, y mal ra de los que son tan comunes en la tad porque dan armas á los opresores;
ritu de contradicción, hemos procu- gastado en fin muchos miles de rea- vida política, venga á secar esa úni- si son funestas para los mismos soldados
rado combatir siempre las medidas les, pues que si continúa en el estado ca fuente, verá desaparecer de im- a quienes esclavizan y convierten en
mas justas, suponiéndolas incapaces en que hoy se encuentra, se irá des- proviso toda su mentida importan- verdugos de la humanidad, sube da
de producir bien alguno á los pue- punto su inconveniencia cuando vemos
truyendo lentamente, hasta que por cia, quedándose reducido á ser un que únicamente afectan á los pobres. Co-
blos. Demuéstrese este absurdo y último sea necesario comenzarla de pueblo insignificante y olvidado de mo si la indigencia de las clases proleta-
se habrán demostrado ampliamente nuevo ó hacer grandes composicio- todos. Séatios lícito al menos á no- rias, las privaciones del honrado artesa-
las ventajas de la pretendida uni- nes si algún dia se tratase de se- sotros, consolarnos con la idea de no, no fueran suíicienles para amargar su
dad provincial. De lo contrario solo guirla. que siendo de muy distinto origen penosa vida de penalidades y trabajos,
ae nos probará una tesis; pero una para que haya un empeño de parle de los
nuestra riqueza, solo procuramos, al
tesis que no tiene aplicación alguna Casi lo mismo podremos decir de que gobiernan la nación, en que todas las
pedir del Gobierno la división de la calamidades pesen esclusivamente sobre
en las circunstancias especiales en la carretei'a que se empezó con di-
Provincia, el bienestar de las islas, la benemérita clase jornalera.
que nosotros estamos colocados. rección al puerto de la Luz, y cuyo
que sino felices, gozaban al menos de Se proclama por todas parles MORA-
Seguros, no obstante, de que ni proyecto concebido durante la Divi- LIDAD. Vuela de boca en boca esla her-
paz y prosperidad entanto que nos
son ilusorias las ventajas que veni- sión de la provincia, se vino á reali- mosa palabra. jsiuiAnnAD es la exigencia
rigió el decreto de 17 de marzo de
mos presentando, pues que bastarian zar después de concluida ésta. La primordial que la nación proclama al ce-
1852. ñirse la suprema corona de su incuestio-
para demostrar lo contrario las prue- construcción especial de esta carre-
tera necesitaba de mayor cuidado y nable soberynia. WOIAUDAD suenan mil
bas que tenemos en tanta abundan- ecos por todos los ángulos de España.
cia, ni que es un necio espíritu de rapidez para evitar su pronta des- MORALIDAD gfila á su vez el gobierno, y
Concluye el ariiculo sobre conínhiicion
contradicción el que nos mueve a, trucción, pues elevada sobre el nivel (le sangre que empezamos ú insertar en el sin embargo, se traía de hacer un tráfi-
pedir la División de la Provincia; por- ordinario, era preciso resguardar sus nhmero anterior. co horrible ron la sangre do los ciuda-
que hemos tocado con la esperiencia costados con árboles colocados á cor- Sentado, pues, el piincipio de qup, danos. ¿Quién tiene facultades para exi-
tas distancias ó por fuertes paredes la creacioü de un numeroso rjórcilo éoio gir un tributo de SA^GRE? ¿Quién osa, en
los males que nos ha acarreado el el reinado de la tan cacareada «Blorali-
que impidiendo que las aguas abrie- arguyo inlenciones sospecliofas, cuando
decreto del Ministerio Sartorius, no dad,» apelar á las ruinosas quinla?, y
el pais entero está armado para sostener
cesaremos un momento de pntenti- sen anchas grietas, la despojasen establecer la sustilucion en cambio de
la tianquilidad inlerior y defenderse (¡o
zar á la Provincia entera los bienes insensiblemente de la tierra que la invasiones estianjeias, y que el ciear dinero? ¿Puedo haber mayor injusticia,
que entonces nos trajo y los males sostiene y descubriese por tanto el una nueva fuerza armada sido puedu te- mayor «inmoralidad,» iniquidad mas
relleno de piedra, que indudable- ner por objeto contrarrestar, cuando se atroz que nivelar el oro do los ricos con
que hoy deploramos.
juzgue oportuno, la voluntad del pue- la sangre de los pobres?
Prueba segura do cuanto hemos mente caerla también y vendría á
perderse una obra que ofrecía una blo soberano, ¿no es añadir el ChCarnio l'oco les im.porlaii las quintas á los
dicho es el actual estado de la car- íi la iniquidad y á la injusticia, pedir padres que viven en tuntuosos palacios;
retera que, durante la división se co- pronta y cómoda comunicación entre á este mismo pueblo DOSCHÍNTOS OCHENTA íes basta una cantidad mucho menor do
menzó eu esta Ciudfid, y cuj'a con- esta Ciudad y su Puerto. MILLONES paiael sosten del ijercito que la qno les cu'^sln el mas insiptriíicante
clusión habria facilitado ventajosa- ¿Negarán ahora nuestros contra- lia de reprimirle? f(>slin para libi'nr á su hijo del sorli'O, y
mente las comuicaciones de esta po- rios que si la "Unidad provincial" con- Los tristes acontecimientos del 26 d(! el hijo y el padre son acaso dos entes
marzo de 1848 prueban la veracidad de «iníitiles,» que viven en incesante liid-
blación con las del N. y O. de la is- tentó las aspiraciones de unos pocos nuestros asertos. ganza, lodcadcs (!« imbéciles lacuvos
la. Jlsta carretera, pues, comenzada ha sido fatal y ruinosa en un grado Desarmada la Milicia Nocional, tu- atentos h sus caprichos, y de írocrs mn-
i'elizmcnte y vcjicidas yalas primeras eminente al bien de casi todos los vo comienzo la época de los mayores es- leriales; pero el artcsarso licnraiio, que

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 45. GRAN CANARIA. Año primero.
wMtttaíiu^M

DE NOTICIAS £ INTERESES MATERIALES.


Las Palmas«—Febrero 10 de 1855*
Se publica por ahora loa Martes, Jueves y Sábados de riada semaaa en una hoja suelta. Mas adelante y cuando llegue el papel que ya hemos pedido á la Península, saldrá érl úa pliego dos Veces jíOt s e m a n a -
SE SUSCRIBE en esta Ciudad en la imprenta de la Verdad. Kn los demis puHtos por medio de los Sros. corresponsales de este periódico.—PREClOs Dh, áUSGKlClON. En esu Uadad i rs. vu. al mes. En los demás
pontos de la Provincia lii rs. VB. por trimestres anticipados, franco. En la Península y EstraHgdro 20 rs. Vellón por trirtlestré, franco;

dar cuestiones que se rocen con la bien y la felicidad de todas y cada


Sábado 10 de Febrero. do sin defensa la Gran Catlaria, no
política ó la administración no se una de las provincias de la Nación.
«abe á veces de que modo conti-

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
nuar su marcha. Si calla, y cierfa culpe, repetimosjá los Redactores-
los ojos á los males que por dó quie- Nosotros amamos como todo hom-
ra afligen á su patria, si cottsíente bre libre, la libertad del pensamien- Leemos en los periódicos de la Corle.
Cuando en Octubre del año últi- Cada día tenemos nuevos datos que
lo que á cada instante debiera de- to porqufí sin esa libertad, las ínstí- demuestran la nulidad de las actas de la.4
mo principió á publicarse E L CANA-
nunciarse ¿no hace traición á su tucioües liberales no pueden existir, elecciones de Canarias. Por el correo (IH
Rio, consagrándose á la defensa de
conciencia.' Si permite lo que en No- porque sin esa libertad, don precioso boy, según tenemos entendido, se han re>
las ideas liberales y al sosten de los milJdo al Congreso tres nuevas protestas
viembre le hubiera arrancado un gri- de Dios, garantía del hombre y del
sagrados derechos de la Gran Cana- firmadas por mas de 1,500 electores. Si
to de indignación, no es faltar al ciudadano^ única áncora de salvación
ria, no creyó nunca que después de esto es cierto como creemos, los que pro-
pensamiento digno y santo que pre- para el porvenir de los pueblos, la
una gloriosa revolución donde tan- testan de aquellas actas dscieiuien al nú-
sidió á sn aparición? reacción y con ella otra ominosa épo- mero de 3,500; es decir, que uniendo
ta ilustre sangre se habia derrama-
Así lo creemos, y con nosotros ca de opresídn y servilismo, de ver- esta cifra á los 1,000 votos que lian te-
do, y cuando una asamblea soberana nido alguno de los diputados vencido^, es-
gonzosas dilapidaciones y usurpacio-
estaba llamada á sancionar las con- todos los que sostienen vivo el fue-
nes escandalosas, volverá á aparecer cede con bastante á los que han tenido la
quistas del pueblo sobre sus constan- go del amor patrio, que después de mayor parte de los electos.
para la infortunada España.
tes opresores, no creyó repetimos, que nuestro forzado silencio parece ha-
á los cuatro meses de existencia ha- berse apagado en el corazón de la Nosotros, empero, con la fé en el
blara con menos libertad, que én Gran Caüaría. Pero iio por eso se éófazon, esperamos de la asamblea
aquellos primeros dias de su apari- nos juzgue sin recordar la posición constituyente la sanción de ese de- De la Península.
ción. Recórranse los números publi- en que nos encontramos, posición tris- recho sacrosanto base de toda liber- Concluyen las BASES DE L i CONS-
cados en Noviembre y Diciembre, te y desconsoladora para los que tad, y entonces cuando nuestra voz TITUCIÓN que empezamos á insertar en
véanse sus artículos de fondo, y en como nosotros solo aman la verdad y no encuentre trabas que la ahoguen, el número anterior.
cada línea encontraremos la prueba la justicia; para quienes no es un ni nuestro pensamiento grillos que
le opriman, E L CANARIO volverá á ser TITULO IV.
de esa misma libertad, perdida aho- oficio ni una especulación la tarea de
ra. Alli se denunciaban los males é escribir para el público, sino el sen- lo que fué, dirá la verdad sin temor 40. Cada provincia nombrará un dipu-
tado á lo menos por cada 50,000 alnnas
inconvenientes de nuestra adminis- timiento de un deber sagrado é im- y sin contemplaciones, denunciará de su población.
tración actual, alli se ponia de ma- prescindible, como leales, aunque os- los abusos donde quiera que los en- 11. Los diputados serán elegidos por
nifiesto la formación ilegal de la di- cuentre, y abogará en favor de la mo- tres años,
curos defensores de la libertad, y co-
putación provincial, sus incalificables mo hijos de una patria por tantos tí- ralidad y de la justicia, porque no TITULO V.
actos, alli se dio el primer grito de tulos digna .de mejor suerte y pró- otros son los sentimientos que sus 12. Las cortes se reunirán todos los
indignación contra esas elecciones, xima ahora auna decadencia degradan- Redactores abrigan. Hasta entonces años el dia 1." de octubre, y estarán reu-
escándalo de la nación entera; alli forzoso será tener paciencia y aguar- nidas cuatro meses consecutivos, conta-
te y vergonzosa. dos desde el dia en que se constituya el
se hablaba de la paralización de nues- Por eso queremos que todos se- dar: la esperanza es el bien mas pre- congreso, salvos los casos en que eliev
tras obras públicas y de las causas cioso que hemos recibido de Dios, no las suspendíere ódisolviere. Esta suspen-
pan y conozcan la verdadera causa sión en una 6 mas \eces no podrá pasar
que la motivaban; alli en fin pedía- de esa diferencia notable que se ob- la arrojemos de nuestros pechos y es- de un mes, y las cortes estarán después
mos con el acento enérgico de la ver- serva entre los primeros y los últimos peremos á mejores dias. Entretanto reunidas tantos dias como hubiere dura-
dad y del derecho un pronto reme- números de E L CANARIO; por eso que- los que crean que en la Gran Cana- do la suspensión.
dio á la critica posición en que Sar- ria se ha estinguidoel entusiasmo que Fuera de este plazo, las corles se reu-
remos que si alguno se cree con de- nirán cuando sean convocadas por el rey,
torius habia dejado esta Provincia. recho á quejarse, no lanze su acusf.- la defensa de sus justos derechos le ó en los casos prescritos en la Conslitu-^
Entonces se nos permitia hablar, por- cion á los Redactores. Los sentimien- ha inspirado si»!mpre, se engaña mi- cion por la diputación permanente de
que en eso no hacían nuestras auto- cortes.
tos que éstos abrigaban cuando E L serablemente; ese entusiiismo duei-
ridades mas que permitir lo que con- Cuando el rey disuelva las cortes con-
CANARIO dio principio á sn publica- me en el fondo de su corazón, la es- vocará olías en el termino de 60 dias, y
sentían y consienten en los periódi- ción y que tuvieron ocasión de espla- peranza le sostiene, y cuando deba las nuevas corles estarán reunidas hasta
cos de Tenerife. Pero en el día suce- nar en sus columnas en aquellos días despertar, despertará. completar los cuatro meses, contando el
de esto? Los artículos de E L CANARIO tiempo de las anteriores.
de verdadera libertad para el pensa- Nuestra débil voz eco de sus ne- 13. El senado nombra su presidente,
inspiran ya el interés que la defen- miento, no han variado ni pueden \ice-presidenle y secretarios.
cesidades y de sus aspiraciones se le-
sa de una causa santa les comunica- variar, porque somos liberales en su 14. Habrá una diputación permanen-
vantará entonces y se hará oir en to- te de corles, compuesta de cuatro senado-
ba? Sus columnas se leen con la avi- acepción mas lata, y amamos á nues- da la provincia y hasta en la nación res y siete diputados, que cuando las cor-
dez de otros tiempos? No en el día tra patria como verdaderos hijos de les no estén reunidas, velará por la ob-
entera, si es posible, para pedir con
sugeto E L CANARÍO á unas leyes que la Gran Canaria. Si las circuns- servación de !a Constitución y por la ga-
todas sus fuerzas luzca al fin en las lanlia de la seg'uridad individual, y con-
deseáramos ver rasgadas por la asam- tancias han variado, si por causas Canarias el día de las reparaciones, Aocará á las cortes en los casos que 1;,
blea nacional, luchando entre su de- que respetamos no se nos permite de la justicia y de la moralidad. misma previene, y en el que se mand Í
ber como eco de los intereses de su hablar como entonces, si nuestras exigir alguna contribución ó préstamo qu •.
Esto deseamos y esto .«ucederá si no esté aprobada por la ley de presupues-
patria, y el temor de que una denun- ideas de libertad y progreso, de me- los representantes de esa gloriosa re- to ü otra especial.
cia que aplaudirían con entusias- joras intelectuales y materiales para 15. El tribunal de cuentas será de
volución que ha asombrado á.la Eu-
mo sus enemigos, le obligue á aban- el país, no pueden estamparse en nues- nombramiento de las cortes, y el mismo
ropa, son fieles á los poderes que les nombrará sus contadores y demás de^jen-
donar la escena periodística quedan- tro periódico por el temor de abor- dienles.
ha otorgado el pueblo y desean el

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 46. GRAN CANARIA. Año primero.

PERIÓDICO DE ITICIAS E MEBESES IIATER


Las Palmas—Febrero 13 de 1855.
So publica loa Manos, Jueves y Sábados de cada semana.—SE SUSCRIBE en esta Ciudad en la imprenta de la Verdad. En los demás .puntos por medid de los Sres; corresponsales des este periódico.—PRECIOS
DE SUSCRICXON. En esta Ciudad í rs. vn. al mes* Ea los demás pontos de la Provincia IS rs. va. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
•UIHJÜ

entonces también habrá que recordar las


Martes 13 de Febrero. abandono? Nadie lo sabe. Pero si sa- llen encargadas de la obra, no des-
que sirven de apoyo á e.'^te voto particular,
bemos todos que el Municipio, en des- mayen en su empresa, arbitren y
sio perjuicio de lo cual puede y debe des-
doro de su dignidad, habita una ca- propongan á quien corresponda los
de luego notarse que si la mayoria desea
sa particular, con cuyo alquiler po- medios mas oportunos para llevarla que vayan al senado las eminencias se-
Desde que E L CANARIO apareció al término que apetecemos; porque
dría atenderse á otras necesidades riales, los grandes dignatarios de lu Igle-
en la escena periodística, después de esto es justo, justísimo y en ello es- sia y del Estado, todos, absolutamente lo-
imprescindibles: sabemos también
los infaustos días en que le plugo á tá empeñado nuestro decoro, nuestra dos, pueden tener cabida en el spnado
que aquella Corporación tiene un
un ministro arbitrario trocar los tran- dignidad, y el honor de un Cuerpo de origen popular. Reciban el bautismo
local propio y esclusívo, donde podriu político qne dá la elección del pueblo,
quilos de paz que disfrutaba la Gran- ilustre acreedor por todos conceptos
estar con mas comodidad y desahogo, cuya estimación procurarán así adquirir
Canaria, por otros de opresión j ter- á la mayor atención y miramiento.
donde estuvieran ordenados como es y conservar y ocuparán mas dignamente,
rorismo: ha desempeñado fiel y enér- De hacerlo asi quedará enteramen- el puesto que de otro modo deberían solo
debido y requiere la impoi-tancia de
gicamente la ruision que, como ór- te cumplido uno de los mas ardien- á las gracias, BO siempre honrosas, de los
los documentos que custodia y don-
gano de la opinión pública, ha toma- tes votos del pueblo Ca nario. que en último resultado harían semejan-
de se guardasen estos, tan fáciles de tes nombramientos.
do sobre sus hombros. En cumpli-
estraviar con las mutaciones que ha
miento, pues, de su deber ha venido Pero la mayoría déla comisión com-
sufrido su domicilio en estos últimos prende también entre los que, por haber
denunciando abusos, presentando he-
chos comprobados con la autoridad
años principalmente. Sabemos que De la Península. llegado á los mas alto» puestos de sus res-
hace doce se trabaja en el edificio pectivas carreras, han acreditado tener
indisputable de la esperiencia, pro- Concluye el Voto particular, que eni-
destinado al efecto y que á su conclu- un mérito disiinguido; á los que no tie-
poniendo mejoras, elogiando las que pezamos á insertar en nuestro número an- nen otro que el de su nacimiento, que ha
sión, cuando mas fácil parecía, se
se han hecho y se hacen, criticando terior. de valer de este modo, pagando una con-
ofrecen dificultades que no conoce-
seria ó chistosamente los males que tribución moderada para su clase, tanto
mos, se trabaja con admirable lenti- Otras razones apunta la comisión, que como la santidad de los obispos, el valor
nos aquejan. Todo esto ha hecho
tud, é ignoramos cuando tenga tér- ni á juicio de los dignísimos diputados y la pericia de los primeros capitanes, y
con la conciencia tranquila, con el
mino esa obra. ¿Porqué no se conclu- que componen su mayoría, pueden prestar el saber y las virtudes de los mas ilustres
ardor incansable del que tiene de su apoyo á su dictamen. Dicese que la forma magistrados, y los mas eminentes servicios
ye?
pártela razón y la justicia; porque al que se propone para el senado puede dar- de lodos los comprendidos en lascalego-
hacerlo así creia, como lo cree hoy Esta es la pregunta incesante del le mas representación y dignidad en la rias senatoriales. Esto es contrario á la
también, que era el único medio de pueblo, del pueblo que se ha esforza- consideración de otras potencias. Si hay igualdad que establecen nuestras institu-
que Las Palmas creciese en presti- do en contribuir con cuanto ha podi- algunas, que no es muy fácil en estos mo- ciones, mas contrario todavía al carácter
do para la continuación y conclusión mentos, que fijen en nosolros sus miradas, de nuestra nación y á las tendencias irre-
gio y en mérito á la vista y en el. es seguro que considerarán desde el pun-
de ese edificio; del pueblo que, no sistibles de la época en que vivimos. Ni
concepto de todos los que conside- to de vista que las convenga la penosa, puede siquiera, sin desnaturalizar nues-
ran á esta Ciudad como la principal de hace mucho tiempo, hizo el postrer tarea k que se ven condenados hace mu- tra Constitución, consignarse en ella la
la Provincia. esfuerzo, aunque en vano, según he- chos años los legisladores españoles; pe- existencia de ninguna clase privilegiada.
mos visto; del pueblo que nunca se ro ninguna, absolutamente ninguna, ha- Mas lo que'se niegue al privilegio y á
Poco hemos adelantado, es ver- brá cuya Constitución tenga analogía con
ha negado á cooperar en todo lo que laclase no impedirá que se conceda al
dad, y aun resta mucho que hacer la nuestra, que considere mejor que otros mérito yá laí ventajas, que son muchas,
tienda al adorno y belleza de la po-
para que llegue el caso de que E L el senado que se propone; y aun dado el de los individuos que á ella correi^pondan,
blación. Este pueblo mismo pregunta caso de que asi fuera, no podría semejan-
CANARIO, se ocupe en dar un voto de de modo que todos, sin escepcion, los que
hoy, ¿De donde procede esa apa- te preferencia influir de ninguna manera naluralmente formarían el spnado de real
gracias á los que lleven á efecto las
tía? en el ánimo elevado de mis dignos com- nombramiento, pueden formar el popular.
mejoras que cada dia proponemos y pañeros de comisión, porque seria men-
No se crea ahora que al trazar Para lo primero necesitan iiel favor de los
que tan ardientemente desean to- gua de sus claros nombres y de su bien ministros; para lo «¡egundo la conlianza
dos los habitantes de esta Ciudad. estas líneas, lo hemos hecho impul- acreditado patriotismo el tomar en cuenta desús provincias. Prescindiendo comple-
Hoy, cuando en fuerza de nues- sado por un sentimiento particular. para nada, al sentar las bases de la Cons- tamente hasta el momenlo de la discusión
tras repetidas insinuaciones, creía- No. Como órganos de la opinión pú- tilucion de E.«paña, la opinión deloses- de entrar en el examen de las consecuen-
blica, estamos constituidos en el de- trangeros. cias de una y olra elección, séarae per-
mos con razón, se habia adelantado
ber de pedir se atienda á sus recla- Lo que no puede negarse es lo que la mitido indicar que nunca tanto como aho-
algo en el trabajo que mas recla-ma
comisión dice, de que siendo el senado ra debe temer la corona designar quienes
la necesidad y el decoro de este pue- maciones. El, como no.sotros igual-
vitalicio, son sus individuos mas iiide- dchen ser los legisladores, y que nunca
blo, en la conclusión de las Casas Con- mente, reconoce y elogia la probi- pendienles, porque no tienen las aspira- (auto como ahora debe desenr que sean
s'storiale?, tenemos el disgusto de dad y el desprendimiento délas per-^ ciones ó temores de una nueva elección. las provincias las que los elijan libremenle.
ver que casi nada se ha hecho^ des- sonas que sin interés alguno y ani- iín efecto, este es el mejor senado para La lealtad y sensatez de 'a nación han
pués que por primerg,,; jVez,. tratamos madas solo del mas constante patrio- los senadores,- y es muy natural que pre- salvado á la dinastía reinante del grave
tismo han vigilado desde el princi- fieran á todas esta forma los que estén á pi'ligro en que la pusieron los que se gua-
de tan importante asunto,y qua aun ella acostumbrados. recieron detrás del trono hasta el momen-
ea mucho lo que resta para que, con- pio de la fábrica sobre los trabajos ¿Pero es esto lo que conviene? ¿Debe to en que creyéndole perdido lo abando-
cluido totalmente el edificio, se tras- que allí se han hecho; y la gratitud haber legisladores que se sobrepongan á naron; pero la nación quiere, y este es el
lade á él la municipalidad, como á de todo un pueblo es á nuestro en- la opinión pública, y que tengan ninguna deber de sus representantes, que para
casa propia, en donde pueda estar tender el mas solemne testimonio de especie de responsabilidad? que no se repitan los sucesos que nos tra-
con el decoro y la dignidad que me- su afecto. Esta es la cuestión que hay que re- jeron á aquella terrible crisis, se reformen
solver y que se resolverá por las cortes las instituciones políticas en el sentido mas
rece' su importancia y el pueblo que Lo que deseamos, lo que pedimos después de una detenida discusión, para liberal posible con la monarquía. Ya lo
representa. á nombre de todos, es que estas mis- lo que la comisión guaida las graves ra- han anunciado así las cortes á la reina;
¿Cual: es, pues, ja causa de tanto mas personas ó las que en el dia se ha- zones en que se funda su dictamen. Para ya la han dicho solemnemente que vana

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 47. .imm&íS. Año primero.

;.ui{¡ earfooíí sniíigt; i vvn'ifl;¡ «rm í J r / t ^ ^


)irf¡ !•) íí

aoiiiiV f)!t r:'J!j:) l'J ,OT)ffl!!*<


HH|! Oi, '',|H
ií;ri!(iij')
l'-i-J "Oíj
^•^
>;: oiup ,bf)?. > s i ii ,friol)í¡/t iií i.»j

•r-; &!f p !

FERIÓDIC (10 ,éíiiJ:Ji t»;


ATERÍALES,
•V-'i
ilSüOiiX

'tiilt'i

fiJi'idti'i
J>\"
i " L a s Palmas—Febrero 15 de 1835. al
lii.

Se pul)Iicd los Mártfis, JUBVes y Sátía'doS dé cada- semana:—SE SUSCRIBIR eiiesta Ciudpd en, la imprenta de la Verdad. En los de^as «pijntoS ,ppr;medi(J de los Sres. corresponsales de este periódico.—PRKCIOS
iCRlClON. En esta Ciudad 4 rs. va. al mes; En IbS dema^ pnntoS de lá Provincia'IS ris.vá.'portíiraestres anticipados, franco. Erl'lk'PeMnáíifá'^EÍátryíi^ero 20 rs. vellón por trimestre, franco.
DE SUSGRICION

Jueves 15 de Febrero. modos y segurosjr la .Gran-Canaria y glo anterior fijar sii .residencia arbi- de sus afanes.

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
;¡i( *(•> tUif) 'iiií^i
su Capital la Ciudad de las Palmas traria en Tenerife, por ser la que se Parece que la providencia, se ha em-
peñado en desvanecer nuestros temores.
iSti estaba sin duda llamada á ser el em- encontraba en el centro de las tres Las lluvias continuas que han caido des-
porio dé estas Islas. Asi lo recono- islas que entonces pertenecían á la l)ues y los dias templados que las han &)\-,
Cuando nos detenemos ,áf reidec- cieron, nuestros conq^uistadores, y corona y álli creara -por decirlo'asi cedido, han hecho que las mieses casi
cionar sobre el estado actual de la perdidas ya, hayan vuelto á recobrar su'
asilo decretaron y confirmaron por* la villa de Sta^Cruz^ .que; hasta fines verdura y la yerba que por todas partes
Ciudad de las Palmas, de esta anti^ espació de muchos siglos los monar- de ese mismo siglo, es decir hace nace abundantemente promete sustan-
gua y digna Capital de las Canarias, cas que sucesivámpnte ocuparon el cincuenta años, no era mas que vm ciosos pastos á los ganados,
y.^.íeqordamos lo que con sus pode-i • -(-i.lNunCa mejor que ahora es admirable
trono de las Éspañas desde Isabel barrio de la ciudad'de la Lasíütiái lá fecundidad de nuestro suelo, nuncm
rosos elementos de prosperidad y la Óatóíica hasta Fernando 7. °
T., 1 . • • • • - , • "•:••;;• Í^ÍMÍÚSÍ
mejor que ahora podemos conocer los Car)
engrandecimiento hubiera podido lle- M gobierno entonces ,^n,ye2, (}&, liarlos todos la excelencia de nuestro cli-^,
^„i:jy no podia ser de otro modo^
gar á ser si los ministros que se lian poseer en estas islas dus poblaciones ma, principalmente en estos dias en (jyf,
Figurémonos por un momento la verdura de los campos, la pureza def
sucedido en nuestra España desde de. tercer orden divididas entre si
esta población, que en el dia cuenta cieloy lo templado déla atmósfera, alien-.
el año de 1820, hubieran conocido por un odio mortal que se vá trans- tan al hombre laborioso á trabajar sifi
en Su seho'de M - á ' l S i m i l habitan- mitieríd(»'''áé'-'n'íiá'''^tf'ióti:rf'tíéwéH-í
mejor los pueblos que estaban lla- de"scanso, seguro de que sus esfuerzos no'
tes, con todas las autoiñdades y de- :. • • • • • ' • : • < : . ; ; / . v < < , < A ^ • : : • • • • ;
serán vanos.
mados á gobernar, no podemos-me- Clon y que consume,,,sus ;íuerzas e
pendencias propias de una capital y impide lastimosamente el completo Pero, vivimos por desgracia en un
nos de sentir tan deplorable suerte, país donde la pobreza y escasez de los
con la vida y el movimiento que es- desarrollo de sus respectivos medios
y no §§ tiíéa qué' M ^ •sentimiento medios, son un obstáculo insuperable pa-
tas le comunican necesar'aniente; su- de prosperidad, hubiera tenido una
nos lo inspira el recuerdo de los ul- ra dnp i'ar los frutos de la tierra. Con-
pongamos concluido su muelle, lim- capital digna del puesto qué dentro traidos solamente h deseos estériles,,/ sin
trages. usurpaciones y despojos que capitales para trabajar, nos vemos redu-
pio el fondo de su d'ársena y pro- de poco ocuparán estas islas cuando
todos los hijos dei la .Gran-Canaria cidos nada mas que a espei-ar de la n^T-,
longado por la parte del marisco la civilización se difunda por com- turaleza lo que ella nos ofrezca.
han recibido ahora y siempre • de la
que mira á S. Telrao para mayor pleto por el África central y por las Ricas serian las islas Canarias si, li-
villa de Sta. Cruz, ni que cegados
seguridad de las embarcaciones; po- vecinas costas del imperio de Map bres por algunos años de la excesiva carga
por el espíritu de partido 6 por mez- quepesa sobre ellas, pudiesen dedicar' es-
blado de hermosas casas el sitio que ruceos.
quinos intereses de localidad, trate- tos capitales á estender y mejorar su
ahora ocupan las huertas de S. Lá- El que se atreva á negar que la cultivo.
mos de colocar á la Ciudad de; las
zaro, y con BáÜes espácíosaá';^ até-' Giudíid 'de laé" Palrriafe puede reali-
Palmas á una altura superior á su
gres que se enlázaranVcóh lí\g' d'e.iS, zar cp.n^.y|entaj,as^ ql,,cua,dro que li-
verdadero mérito. No; decimos es^
Francisco y el Cano; con un dique geramente hemos bosquejado en las Del Estrangero.
to, porque tenemos de ello una com-
y un carenero en el puerto de la anteriores líneas, creemos se . atre*
pleta certidumbre, L9, Ciudad de las ALEMANIA.
Luz y un camino rodeado de árbo- vería á dudar también de la existen-
Palmas en posesión de la Capitali^
les qué hiciera del puerto t;ín arra; cia del Sol, si así convenía á sus mi-
dad que se le iisurpó, y por conse- Los periódicos franceses, que pasan
bal de lá, Ciudad; con 'grandes y ras é intereses particulares; porque por recibir comunicaciones semitoliciales,
cuencia reuniendo en su seno a d c
seguras carreteras que la unieran para todo el que conoce esta po- ó por lo menos oficiosas, y lo mismo. U
mas de los tribunales judiciales y
con los pueblos del Norte, Sur y blación, y sus elementos de prospe- prensa alemana emiten dudas serias sobre
eclesiásticos que .en ellg, siempre los resultados favorables de las nuevas con-
centro de 1* ísláj con su plaza de ridad és ésta una verdad innegable
han residido, la auioridad militar y ferencias de Yiena y sobre la sinceridad
mercado concluida y un puente que y que no necesita demostración,
civil con todas sus dependencias, el de la adhesión de Rusia á los cualio pun-
la pusiera en comunicación con la Lamentamos pues, no como hijos tos de garantía. Los periódicos ingleses
cuerpo consular, diputación provin-
calle de Triana; con su magestuosa de la Gran-Canaria, sino como hijos manifiestan la misma desconlianza. El que
cial y demás establecimientos pro-
Catedral acabada en áu'totalidad; de las Canarias, el que Las Palmas masinílnjo ejerce tanto por su imporlan-
pios de una Ciudad Capital, fuera
se encuentre en la triste posición cía, como por sus relaciones v su indepen-
en el dia una población de primer con el cauce del barranco cubier-
que toda la provincia conoce, por- dencia, el Times, declara que las negoeia-
orden que rivalizaría en impoi-tan- to de árboles frutales y paseos de- fíf^ffes'no deben interrumpir las hosiilj-
liciosos que se estendieran hasta el que si así no fuera, este archipiéla- dades, ni aplazar la toma de Sebastopol,
pia con los principales puertos de la
sitio por doiíde debieran cortarse sus go tendría á no dudarlo una Capí* porque la rendición do esla plaza será una
Península, que llamaría á sus mue-
aguas y darle otra dirección: con tal digna en todo de }as primeras garantía de paz para el mundo entero.
lles el comercio de todo el archipié-
provincias de España. No seria este, dice el mismo periódico, el
lago y que seria visitada;,.por todas otronueyo,, muelle} si se quiere, en primero y único ejem¡)lo de hostilidades
las naciones: comerciales del globo. la que ya no seria desembocadura ilírigídas con la mayor actividad en una
Colocada la Gran-Canaria en el del barranco; y en fin con nuevas Afortunadamente no lian tenido éxito parle de Eu o,¡a, en tanto que en olra
centro de las Islas á que da nom- casas, callesy y, establecimientos de los temores que nos aquejaban y que es- Sé hacían tentativas para poner a ellas tiír-
bre, dotada por la naturaleza de im todas clases, que la afluencia de es- pusimos en nuestro numeró del 9 di; enero, míno. Los resultados de la guerra han sí-
sobre la escasez de lluvias y en el que do siempre en estos caicos, los mas im-;-
suelo privilegiado'rqttóUe proporcio- trangeros, el aumento de la riqueza, invitábamos a la Autoridad Civil tomase portantes elementos de las negociaciones,'
na tres cosechas anuales, ;con; ciento consecuencia del comercio y supe- las medidas mas oportunas para impedir y es muy probable que lo mismo sucede-
tres heredamientos de agua que es- rioridad de nuestros productos agrí- la extracción de granos por lo mal que se rá en el curso de las disensiones ac-
presentaba .la estación. Hoy, por el con- tuales.
parcen por sus valles la vida y la colas haria brotar sin duda en esta trario, las noticias que, tanto del interior
fertilidad, éót 'un''chríi« befiígnó' y Ciudad,' Todo esto y otras mil co- de esta'isla como de las demás, nos lle- Lo cierto es que en tanto, Austria y
gan son las mas satisfatoriaj y lodo anun- Rusia tienen sus ejércitos frente h frenle. En
templado donde ni se conocen dos sas que omitimos pudiéramos tener
cia, si no una abundantísima cosecha, al CráctJvia y en sus ceicanias, Austria [\t>^
ardores del verano ni los hielos del si á un General ce.prichoso no se le menos la suficiente para sostener la espe- ne reunidos 52,000 hombres y 4 parques
nivierno, con puertos hermosos, có- hubiese antojado á principios del si- ranza del labrador y corresponder ai fruto de arlilleria de 17 piezas cada uno. Es-

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 48. GRAN CANARIA. Año primero.

PERIÓDICO DE NOTICIAS í INTERESES MATERIAL


Las Palmas—Febrero 17 de 185S.
Se publica los Martes, Jueves y Sábados do cada semana:—SE SUSCRIBE en esta Ciudad en la imprenta de la Verdad. En los denias 'puntos por medio délos Sres. corresponsales de este periddico.—PRECIOS
DE SUSCRICION. En esta Ciudad 4 rs. vn. al mes. En los demos pantos de la Provincia 13 rs. vn. por trimestres anticipados, franco. En la Península y Estrangero 20 rs. vellón por trimestre, franco.

Sábado 17 de Febrero. rá contento. El círculo de sus ne- hombres robustos que se lletan con- Tomamos de La Soberanía Nacional

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
cesidades es muy reducido, y solo sigo nuestras mas bellas y seguras el siguiente arlículo.
pide al que puede, en cambio de sus esperanzas, nuestros mas caros in-
incesantes fatigas, un corto jornal. tereses, nuestra riqueza en fin^ Por- Todos ]o3 espíritus serios reconocen
Todos los que, amantes de su jos vicios del régimen vigente, pero son
El no tiene al morir que legar á qué, esos centenares de brazos que mucbos ios que temen un cambio ra-
patria, miren por el bien y pros- sus hijos pingües herencias. Labo- desaparecen de entre nosotros, son dical,
peridad de estas islas, habrán espe- riosidad, amor al trabajo; hé aqui lo otros tantos que pierden nuestra «El progreso, dicen, se obra suave-
rimentado sin duda como nosotros que deja á sus descendientes, que agriqultura, nuestro comercio, nues- mente en las instituciones de un pueblo,
las mas dolorosas sensaciones, al ver á su vez también, dejarán igual he- tra reducida industria, cada día mas por medio de reformas parciales; las evo-
partir anualmente á las Américas reducida por efecto de las mismas luciones de la humanidad son lentas, la-
rencia á sus sucesores; trasmitién-
buques cargados de isleños, que boriosas, y vuestro error consiste en que-
dose asi de familia en familia esa emigraciones. rer precipitarlas; en querer relormas muy
van á buscar allí el pan lejos del laboriosa dependencia que es su es- Las leyes, impotentes contra el completas.»
suelo donde han nacido, y encon- peranza y su riqueza. El rico pues, que se espatria voluntariamente, no Procede este escrúpulo de una preo-
trar tal vez un sepulcro en estraños el rico que es el que mayor interés pueden impedir que el hombre, li- cupación que importa mucho combatir,
y apartados climas. y mas utilidad percibe, es sin duda, bre por naturaleza, vaya á otros paí- porque está universalmente esparcida, y
Triste, muy triste debe ser, á no «o puede haber otra mas funesta.
el que debe hallarse empeñado en ses á buscar el bienestar y la felici-
No, señores; el progreso no se rea-
dudarlo, para tantos y tantos infeli- que no le falten esos recursos nece- dad que no encuentra en el suyo. liza poco á poco en las instituciones dt?
ces en cuyos corazones no se haya sarios, ese poderosísimo auxilio, sin La razón repugna medida tan ar- un pueblo, lín el mundo de las inteli-
estinguido aun el noble sentimiento el cual nada serian su fortuna, su bitraria., por que la ley que detu- gencias camina, sí, lenta, laboriosamente;
del amor de la patria, abandonar bienestar, sino una palabra vana y viese al ciudadano que muere de pero es de pronto, en el espacio de un
para siempre el país donde han na- sin sentido. El rico, cuya prosperi- hambre y de miseria, seria bárbara año, de un mes, de una noche, quiz,i,
como hace su irrupción en el dominio de
cido y se han criado, donde han dad está fundada precisamente en y odiosa, y la justicia no puede per-
los hechos, cambiando las leyes de una
transcurrido quizá los mas hermo- esa clase proletaria, á quien tan mitir se esclavize á nadie cuando un manera completa, reemplazando, no una
sos dias de su existencia, romper cruelmente se trata y que pide so- precepto divino y humano le pres- vieja consecuencia por una consecuencia
los estrechos lazos de la familia, de- lo en cambio de su asiduo trabajo cribe su propia conservación. nueva, sino un viejo principio por un
jar desierta la mansión de sus as- una módica retribución, es el que principio nuevo, trayendo á la vida de
No obstante, la clase privilegia-
un pueblo, no tal ó cual reforma par-
cendientes y huir acosados por la debe evitar se repitan esas emi- da de la sociedad, los que por su cial, sino un vasto conjunto de reformas
necesidad lejos del suelo donde cre- graciones que disminuirán cada dia posición social disfrutan de las co- coordinadas entre si; en una palabr;i, sus-
3^eron disfrutar los mas puros é ino- nuestra agricultura, nuestro comer- modidades y placeres que el pobre tituyendo á iodo un sistema de legisla-
centes goces de la felicidad do- cio y nuestra industria hasta llegar está imposibilitado de gozar, se en- ción, lodo un sistema de legislación con-
méstica. Triste y desconsoladora, todos á la nulidad mas completa, cuentran en la imprescindible obli- trario.
teniendo tal vez los propietarios, gación de procurar á la clase prole- En otros términos; las revoluciones in-
repetimos, debe ser esta idea para
telectuales se obran por una lenta suce-
el Canario que ame tiernamente que miran con tanta indiferencia taria un bienestar relativo y en ar-
sión de ideas, pero las revoluciones ma-
estas aisladas peñas donde la suer- esas espatriaciones, que cultivar ellos monía con sus necesidades. En ma- teriales que les corresponden, las revo-
te le colocara y cuyo suelo está lla- mismos sus campos. El rico es el nos, pues, de esos mismos está el lucione!* legislativas, no se obran por una
mado á cultivar. ¡Felices los que hu- que mas interés tiene en que se medio, sino de evitar totalmente esas lenta sucesión de reformas.
eviten, no el pobre que poseyendo dolorosas emigraciones, hacer por lo Lo probaremos con hechos.
yen de él, si al cabo, y después de
en sí la fuente de su existencia, pro- menos que no sean tan frecuentes. En lugar de tomar un paitido resu-::!-
tantas fatigas llegan á encontrar to sobre el conjunto del régimen actual,
donde puedan ganar su subsisten- cura ir siempre donde mas valor Estos- medios son los que en otro os place mas modificarlo dia por dia, al-
cia y logran aun volver á cultivar se dé á su trabajo, aun cuando para artículo bosquejaremos ligeramente, terarlo parte por parle. Veamos, pues,
el campo de sus mayores y des- ello sea preciso esponerse á las pe- medios que aun cuando no son des- vuestros productos.
nalidades y molestias de un viaje conocidos de los propietarios, se los ¿Organizáis la caridad legal?... Pero
cansar tranquilamente en el polvo es corromper al pueblo. Para el pobre le-
de su patria. largo y fatigoso, á la inclemencia de recordaremos con todo, como un de-
gal, ya no hay familia, ¿Qué le impor-
Todos habrán reflexionado tam- otros climas enteramente distintos ber que estamos en la obligación
ta su anciano padre? Ahí están abiertas
del suyo; aun cuando para ello sea de llenar, pues en ello desempeña- Jas casas de beneOceneia.
bién, como nosotros, sobre el triste
necesario arrostrar las enfermeda- mos el mas laudable y digno de los Para el pobre legal, ya no hay mora-
porvenir de nuestras islas, si esas
des endémicas y peligrosas de] suelo objetos que nos hemos propuesto lidad. Llega á considerar la pobreza co-
frecuentes y destructoras emigracio- mo su estado natural; la limosna públi-
americano, y morir tal vez al sen- en nuestras tareas: "procurar el bien
nes no llegan á evitarse por los ca como su derecho. Que iisla le falle un
tar su planta en el país que haya de nuestra patria por todos los me-
medios indirectos que están á dis- solo día, y se armará contra la socie-
elegido. dios legítimos que estén á nuestro
posición de los que pueden y deben dad. En Inglaterra, la Cámara de los
alcance." Comunes nombra un comité para inda-
hacer agradable al pobre el suelo Bien conocemos que el origen
No salimos garantes de que nues- gar la causa de la multiplicación de los
natal, para que esos mismos no vean de este mal, que hace mucho tiem-
tras doctrinas tengan el éxito que crímenes, y este comité hace constar que
desaparecer su riqueza por falta de po nos aflige, está en otra parte; ya de los establecimientos de beneticencia á
fuera de apetecer; pero descansare-
brazos que cultiven sus propiedades. lo examinaremos; pero también es los tribunales de justicia no hay masque
mos tranquilos con la idea de que
Muy cortas son las exigencias del cierto, que existe entre nosotros, un paso. Otro inconveniente; cuantos m.is
habremos hecho cuanto ha estado de pobres so alimente, mas es preciso ali-
pobre. Désele trabajo con que pue- cuando debiéramos llenarnos de tris- nuestra parte para conseguirlo dig- mentar. En Inglaterra mismo, de 1801 á
da subsistir él y su familia, y esta- teza al ver marchar centenares de namente. 1814, sobre un aumento de población de

(c) Del documento, los autores. Digitalización realizada por la ULPGC. Biblioteca Universitaria.
Número 49. GRAN CANARIA. Año pHmerOe
SESP"

«A-

;i n¡ MHr

ERIODICO DE I\OTICIAS Í INTERESES IHATEKIALES.


.') !!•) -jr Las Palmas—Febrero 20 de 1855,
•>>.) o Si i.

Se publica los MártoB, Jueves y SAbados do cada semana. —SE SUSCRIBE en esta Ciudad ert ía imprenta do la Verdad. En los deraas puritos por ffledio de 1* Sres: corresponsales de este periódico.—PRECIOS
3CU1C1ÜN. En esta Ciudad 4 rs. vn. al mes. En los demás puntos de la Provincia 13 rs. VH. por trimestres anticipados, franco. En la Peuírisula y EstraHgero 20 r». vellón por trimestre, franco.
DE SU3CU1C1ÜN

© Del documento, los autores. Digitalización realizada por ULPGC. Biblioteca Universitaria, 2011.
Martes 20 de Febrero. brisas que tanto les perjudican, pu^ de aguas de invierno, canalizense los asociasen para tan útil empresa! L a '
rifiqueny refresquen nuestra atmos- barrancos^ póngase al frente de los patria les rendiría ün voto de gra-
fera, poniendo en movimiento, en trabajos personas inteligentes que cias, y miles de familias que huyen
fin^ los resortes de las ciencias y de dirigiendo á los labradores hagan hoy de nuestro Suelo, no envidia-
desaparecer la rutina qUe contrae rían las mentidas ventajas que mu-
Continuamente nos lamentamos las artes para mejorar y estender
nuestro cultivo á ciertos y deter- chos ilusos creen hallar en la Amé-
del abandono en que se hallan nuef- la industria agrícola, sín la que el
minados artículos, y que introduzcan rica, donde solo pueden vivir á cos-
tra agricultura y comercio, de la comercio de exportación y las ma-
al mismo tiempo nuevos ramos de ta de un trabajo duro y penoso, de
miseria á que nos vemos reducidos, nufacturas no pueden existir. De
producción, y entonces se cerrará inmensas privaciones, y donde al-
. d e los onerosos impuestos que gra- este modo únicamente podríamos
del todo el camino á las emigra- gunos compran con su salud ó su
van sobre nosotros, de las emigra- cortar el mal que nos amenaza y
ciones y solo el consumidor que na- vida una fortuna que no tienen
ciones qué despueblan nuestras islas que no conoceremos plenamente si- tiempo de disfrutar.
y dejan desiertos nuestros campos, no el dia en que nos veamos, des- da; produce será el que irá á otras
partes á ejercitar su vagancia y Celosos del bien público nos ocn •
y de la escasa ó casi nula concur- provistos de los brazos útiles y labo-
ociosidad. paremos alguna vez en el curso de
rencia de buques á nuestros puerto?. riosos. De este modo también, am-
nuestra publicación en indicar las
Bien conocemos que una parte de pliado sabiamente el cultivo, po- ¿Se duda de lo que decimos? A
mejoras que en nuestro concepto de-
estos males está en el general desa- drían dedicarse los nuevos terrenos la vista, próximos á nuestra Ciudad
bieran introducirse en la agricultu-
liento que reina entre los habitan- á la producción de primeras mate- hay terrenos regados solamente por
ra de las islas.
tes de la Gran-Canaria, por las me- rias, que aun cuando aquí no se las norias que han abierto los due-
didas que respecto á nosotros han elaboren, pueden exportarse al e.s- ños de aquellas propiedades. De ese
adoptado los gobiernos que se han trangero y ser un nuevo ramo de modo y aun mas fácilmente pueden
sucedido en España, desde princi- comercio, ocupándose al mismo tiem- practicarse los mismos trabajos al Incansables siemprp. en nuestro pro-
pósito (le maifestar ntodas aquellas uiPtlidas
pios _del presente siglo; pero así po en la recolección y primeras é 8. E. y S. de la isla. Nosotros hemoá
(|U(! tiendan á niejorar el aspecto público,
mismo confesaremos, que si bien es indispensables preparaciones muchos visto allí posesiones que siendo, ha- y hermosear la población, vamos hoy a
cierto que proceden la mayor parte infelices, que cada dia nbs deman- ce apenas seis años, una esten.sion Ocuparnos de los paseos que lodean ésta
de ese origen, también lo es mucho dan trabajo y pan y á quienes no estéril é improductiva, sott en eí Ciudad, del estado deplorable en que se
damos ni el uno ni el otro. dia hermosas haciendas que, corrien- encuentran y de los medios que, en nues-
que pudieran remediarse en algún tro concepto, debieran adoplarsíi para que
modo, si uniéndose los Canarios to- Y no se crea que lo dicho ante- do el tiempo, retribuirán con usura fueran dignos de la capital de Gran-Ca-
dos, impulsados por una misma idea, riormente sea una ponderación inú- á sus dueños de los capitales en naria.
til. E.varainemos en apoyo de esta ellas invertidos. Principiando por la parle del Norte
por un solo pensamiento esplotasen tenemos un larpo paseo que enlazándose
la riqueza que la Providencia ha verdad la superficie de nuestra isla, La organización de compañías con la carretera hacia la altura del Casti- ,•
puesto en nuestras manos y sacá- tendamos la vista por las incultas agrícolas y la estension del cultivo, lio de Mata so prolonga hasta la Ei'mita .
de S. Nicolás, costeando en toda su esten-
semos de tantos terrenos, incultos- llanuras de S. y E. de la Oran-Cana- harían mas suave también la pesa-
sion las faldas de la montaña de S. Fian-
hasta el dia, los tesoros y el bien ria y veremos cuanta riqueza posee- da carga del impuesto que hoy gra- cisco, y dominando no solo el barrio de
que en vano esperamos de estrañas mos en esos terrazgos que, lejos de va sobre la propiediidj pues siendo Triana, sino la bahia, el puerto y las ve-
aprovecharlos- dejamos que los alu- las mismas las necesidades y mayor gas y hueitas que se estienden por aque-
manos. lla paite de la Ciudad. Paseoés est(! que
viones los vayan arrastrando al mar. el número de contribuyentes, laa
En nosotros y nada mas que en cualquier estrangero admira por el vis-
Examinemos nuestras costas y ve- cuotas serían menores en propor- toso y variado panorama que desde alli
nosotros consiste una parte de nues- remos manar continuamente el agua se descubi'e, y que para nosotros és y lia
ción que en la actualidad.
tra miseria, y esta es la que debe- en abundancia sin que de nada nos sido siempre delicioso. ¿Pero, se puede en
Las ventajas que tales institu- el dia transitar por él? ¿lleune los requi-
mos evitar promoviendo las fuen- sirva, y confesemos ingenuamente
ciones proporcionarían al país en- sitos y condiciones que lodos deseamos
tes de la riqueza pública y particu- que el remedio de una parte de para que corresponda á la favorecida po-
tero nos mueven á exhortar á nues-
lar de los pueblos, aprovechando nuestro mal está en nosotros. sición que ocupa? ¿Se han utilizado allí
tros compatricios hagan la esperien- todos los medios que el terreno y la loca-
esos fértiles y abandonados campos,
En apoyo de cuanto venimos cia, seguros de que el ejemplo de lidad ofrecen? Contestaremos á estas pre- •'•
sacando á la superficie de la tierra guillas no solo con un nó desconsolador, •
presentando sirvan de ejemplo las estos y las utilidades que perciban,
esos torrentes subterráneos que van sino añadiendo que nunca nuestras auto-
norias y minas que algunos particu- animarán á muchos que por temor
á perderse en el mar sin que á na- ridades municipales se han acordado de
lares poseen en las costas de la is- ó apatía no hayan emprendido tan semejante cosa. Las casas que se estien-
die aprovechen, canalizando los bar-
la y que de pocos años acá se han útil trabajo. den por uno de sus lados, han sido cons-
rancos cuyas aguas reunidas en an- truidas al gusto y capricho de sus due- ,.|
multiplicado bastante. Pues bien, si
chos estanques proporcionarían un Seguros del éxito creemos así ños, unas avanzando sobre el paseo, otras
esto mismo que valido de sus fuer- ocultiindose como pobres vergonzantes;
fruto de verano en los terrenos que mismo que gran parte de los Ca-
zas particulares ha hecho cada pro- en cuanto á las fachadas mas vale no ha-
nada producen durante aquella es- narios depositarían en manos de la blar. Hay adi'mas de esto por el lado
pietario lentamente, se hubiera prac-
tación, dando otra dirección á las ticado por compañías agrícolas, los compañía agrícola capitales corres- o|iiieslo una muralla que separa el paseo
aguas invernales, que cada año des- pi'ogresós, habi-ian sido mas rápidos pondientes á sus haberes, para ob- de las huertas que llaman de S. Lázaro y -
S. Francisco, y esta muralla se encuen-
pojan sensiblemente la superficie de y seguros. Organízense pues, com- tener en cambio una participación tra por varias parles en el suelo, no solí»