You are on page 1of 3

Curso de Liturgia

Ficha N° 6
Autora: Celia Escudero.
Docente, teóloga y liturgista.

Reflexión

Los gestos de la liturgia: su valor y significado

Para empezar este momento de profundización sobre la Liturgia,


pidamos al Espíritu Santo que nos ilumine para que con lo que
aprendamos sobre este tema nos haga capaces de llevarlo a nuestra
vida.

Empezamos por preguntarnos si somos conscientes de la manera en


que nos comunicamos con los demás. ¿A través de qué nos
comunicamos? ¿Sólo con la palabra?

No adelantar la lectura sin haber pensado las preguntas anteriores.

La mayoría de las veces se cree que es la palabra lo que comunica,


pero si observamos la conversación entre las personas, veremos que
hay otros elementos. Lo que dice la palabra va acompañado de
gestos con el cuerpo, cambios en la cara y a veces hasta la mirada
enriquece la comunicación. Todo el conjunto es el que expresa los
sentimientos, las emociones y el pensamiento de cada persona.

La Liturgia, entendida en un sentido amplio, abarca no sólo la


celebración de la Eucaristía sino que también incluye al resto de los
sacramentos y el rezo de la Liturgia de las Horas. A través de las
distintas celebraciones el pueblo creyente, la Iglesia, con su cabeza
Cristo, rinde culto de adoración y alabanza a Dios y realiza la obra de
la salvación.

En toda celebración litúrgica la participación de cada uno de los fieles


debe ser algo activo, ya que los bautizados también somos
celebrantes. Es un momento en el que de distintas maneras nos
comunicamos con Dios, ya que rezamos, hablamos, cantamos,
hacemos gestos. De esta manera nos comunicamos con nuestro
Padre, por mediación de Cristo nuestro hermano, e iluminados,
inspirados por el Espíritu Santo.

Ahora hagamos el esfuerzo de recordar los momentos de la


celebración de la Eucaristía, liturgia de la que participamos con más
frecuencia. Escribamos los gestos que hacemos desde el principio
hasta el final, no sólo nosotros, también los que realiza el sacerdote
©2009 SAN PABLO - Riobamba 230 - C1025ABF Buenos Aires- Argentina
Tel. (011) 5555-2400/2401 Fax (011) 5555-2425
Web: www.san-pablo.com.ar
Curso de Liturgia
Ficha N° 6
Autora: Celia Escudero.
Docente, teóloga y liturgista.

Pensemos qué posturas adoptamos a lo largo de la celebración.


Luego hagamos una lista de las respuestas que damos al sacerdote
cuando él se dirige a la asamblea, veremos que no son pocas,
aunque algunas se repitan.

En las celebraciones litúrgicas a través de nuestros gestos


manifestamos exteriormente una actitud interior que puede ser de
adoración, de alabanza, súplica, ofrecimiento, arrepentimiento,
alegría, oración etc. Se procura que toda la asamblea exprese su
unidad y la riqueza de su diversidad a través de los gestos.

Al comienzo de toda celebración litúrgica, el sacerdote y cada uno de


los miembros de la asamblea hacen la señal de la cruz sobre el
propio cuerpo, es la señal del cristiano que confiesa su fe en Cristo
que nos ha salvado, a la vez que invoca a la Trinidad de Dios,
misterio fundamental de nuestra fe.

- Con las manos se suele expresar una actitud de oración. El


sacerdote extiende las manos en las oraciones, y cuando se dirige al
pueblo de Dios en las moniciones, lo hace con las manos juntas.
También con las manos expresamos arrepentimiento, reconocimiento
de nuestras faltas, conversión cuando nos golpeamos el pecho. En el
saludo de paz nos damos la mano o un abrazo, significando nuestro
deseo de vivir reconciliados, de ser constructores de comunión en el
mundo, para recibir dignamente el Cuerpo de Cristo. Nuestras manos
en el momento de la comunión se abren y se extienden para recibir
el Cuerpo del Señor o también se pueden unir en actitud de oración,
para recibirlo directamente en la boca.

- Con nuestro cuerpo, a través de distintas posturas también


expresamos nuestros sentimientos ante Dios y la comunidad.

• de pie expresamos que estamos dispuestos a seguir a Cristo y


que en El nos sabemos resucitados. Durante gran parte de la
misa permanecemos en esta posición, que desde los
comienzos de la Iglesia es una posición de oración.
• sentado es la actitud del discípulo que escucha a su maestro,
también es una actitud de meditación.
• de rodillas expresamos nuestra adoración a Dios, pero es
también una actitud penitencial, de humildad. Es expresar que
reconocemos de nuestra pequeñez ante la grandeza del
Señor.

©2009 SAN PABLO - Riobamba 230 - C1025ABF Buenos Aires- Argentina


Tel. (011) 5555-2400/2401 Fax (011) 5555-2425
Web: www.san-pablo.com.ar
Curso de Liturgia
Ficha N° 6
Autora: Celia Escudero.
Docente, teóloga y liturgista.

• caminar procesionalmente, expresa nuestra condición de


Pueblo peregrino por la vida, hacia la casa del Padre.
• la postración es un gesto que realiza el sacerdote el Viernes
Santo, se arrodilla frente al altar e inclina totalmente su
cuerpo sobre el suelo para expresar la humildad, la nada del
hombre ante Dios.

Todos estos elementos nos deben ayudar a vivir la celebración de


nuestra salvación en la liturgia, esforzándonos por ser los adoradores
que el Padre quiere, según las palabras de Jesús: “…la hora se
acerca, y ya ha llegado, en que los verdaderos adoradores adorarán
al Padre en espíritu y en verdad, porque estos son los adoradores
que quiere el Padre.” Jn 4,23

Como manera de asumir el contenido de este tema, proponerse


prestar atención a nuestros gestos cuando participamos de la
Eucaristía del Domingo.

Terminar con una oración dando gracias a Jesucristo que por el


Bautismo nos ha hecho participar de su condición de Sacerdote, y
ofrecer por su mediación, el verdadero culto en el Espíritu que el
Padre quiere.

Diccionario Litúrgico

Liturgia de las Horas: Oración pública de la Iglesia, fuente de


piedad y alimento de la oración personal. Su fin es la santificación del
día, por medio del rezo de salmos, himnos, cánticos, preces y
oraciones y de la escucha atenta y meditativa de la Palabra de Dios,
de las enseñanzas del Magisterio y de autores eclesiásticos. Esta
oración también recibe el nombre de Oficio Divino.

Monición: Palabras que se dirigen a la asamblea a modo de


explicación o invitación. Las realiza el sacerdote en distintos
momentos de las celebraciones y también el guía cuando anima y
guía a la asamblea.

©2009 SAN PABLO - Riobamba 230 - C1025ABF Buenos Aires- Argentina


Tel. (011) 5555-2400/2401 Fax (011) 5555-2425
Web: www.san-pablo.com.ar